Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1128, tiempo total: 0.008 segundos rss2

Mi azotea

Sentada ando en lozas rojizas,
A mi vista veo toda una pista
de cielo, de naturaleza, de vida.

Sobre mi posas, negra,
viendo en ti el pasar de los años.
Disfrutando de tu mera sonrisa.

Disfrutando de tu mirada con la mía,
de escuchar a los pájaros cantar,
de como el viento roza mis mejillas.

De las nubes gozo
cuando el sol las llenas de colores,
mientras tú, pidiendome caricias
sentada en lozas rojizas.
leer más   
13
4comentarios 94 lecturas versolibre karma: 96

Esencia oscura

Cuando la oscuridad salió a la luz,
un árbol de Navidad dejó de brillar,
miles de lágrimas dejó caer,
una familia reunida,
los murmullos cogían fuerza,
la esperanza parecía fluir
al igual que la asimilación de
que cualquier cosa podía pasar,
miles de noticias llegaban,
personas sin aliento de un lado a otro.

La vida estaba cambiando,
estaba cambiando la manera de pensar,
la manera de asimilar las cosas,
ya nada era igual.
Ya no había sonrisas verdaderas
ni lágrimas de felicidad,
tan solo una máscara para que el héroe no se ausentara,
tan inocente flor llena de oscuridad,
sus inmensas ganas de que todo pasara,
su inocente mirada sin saber nada,
con ganas de vivir y volver a su naturaleza.

Si supiera la maldad que recorre su cuerpo,
no querría estar donde está,
pero lo que no sabe es la falta que hace,
es como la medicina que le hace falta al enfermo,
como el agua a las plantas,
como la comida a los humanos o
como un ABUELO a sus hijos y nietos.
15
5comentarios 117 lecturas versolibre karma: 97

Mi coraza de mar...

Me voy a hacer una coraza
de arena, nácar y olor de mar,
para soportar las noches frías,
las mareas de palabras,
las palabras que marean...

Me voy a hacer una coraza,
para ser fuerte, dura, fría,
para abrigarme por las noches,
luchar en los días,
y que el olor de mar
me dé calma...
a mí... y a mi alma...
leer más   
11
4comentarios 153 lecturas versolibre karma: 54

Lo que no existe

Hay algo triste
en lo que no existe,
un fugaz recuerdo
de una luz dorada,
un salón de baile
de la Rusia Blanca,
y entre dos amores,
la estepa siberiana.

Hay algo triste
en lo que no existe,
una cohorte dorada
de yelmos bruñidos,
y blancos pendones,
y al galope,
Juana de Orleans,
que marcha a la muerte.

Hay algo triste
en lo que no existe,
humo de Ilión,
polvo de estrellas,
y Venus Afrodita
mirando sorprendida
su mano de la que, como rubí,
fluye el Icor de una herida.

Hay algo triste
en lo que no existe,
¿Qué misterio habrá
en lo insondable
del alma de lo que no es?
¿Puedes decírmelo , corazón,
antes de que se pare tu andar
en la ominosa muerte?
leer más   
11
2comentarios 118 lecturas versolibre karma: 79

Deseo

Primeramente tendría que hablar de esos versos estrellados que algún día se hicieron pasar por besos en un papel , donde ninguno de los dos terminamos de ser protagonistas.Una vida de cine.Un amor de película. El aplauso que precedía a la oscuridad.Apagamos las luces.Corremos hacia la puerta y cerramos de un portazo encerrando en un grito todas las poesías atrapadas entre sábanas o labios cada noche.

Tendría que hablar de todos esos motivos que fueron alguna vez el ritmo de nuestros corazones.silentes.como tu y yo después del cansancio que nos llevaron los reproches y que después fueron perdones.

Te voy a explicar las veces que miré tu camisa favorita, lago Tahoe ponía.Y podía leer de memoria tus ojos cuando algo no iba como esperabas.

Aunque para esperar , la que finalmente esperaba era yo.

Esperaba que provocaras cualquier gesto , mueca , seña , guiño para descifrar lo que querías decir pero nunca dijiste.

Y decido darme la vuelta esperando a que sigas detrás mía ,a que sigas las huellas que un día intenté dejar en tu vida y que borrabas con cada zancada tuya a algún lugar que no me llevaste nunca.

Y desapareciste como una estrella fugaz .

Y entonces pedí un deseo... No volver a esperar a alguien que no me espera nunca.
10
3comentarios 114 lecturas prosapoetica karma: 99

Qué esperas...

Ya sé que dices que soy una intensa
que me rompo casi sin tocarme
y me recompongo saliendo ilesa
de lo que me hace derrumbarme...
pero qué esperas de alguien que le gusta levantarse escuchando a Izal mientras abre la ventana y se despejan todos los miedos de la noche anterior.
Pero qué esperas de alguien que le gusta hacer trayectos largos en el tren consigo misma.
Pero qué esperas de alguien que no comprende que el amor bueno es el que te hace daño.
Pero qué esperas de alguien que quiere querer tan fuerte que no haga falta decirlo en voz alta porque se siente más un susurro que un grito.
Pero qué esperas de alguien que se pinta los labios y luego se lava los dientes .
Pero qué esperas de alguien que es despistada hasta decir basta.
Pero qué esperas de alguien que tira todas las mañanas el vaso de leche porque es demasiado pronto para ponerse las gafas y ver con claridad todas las cosas que a veces están a oscuras.
Pero qué esperas de alguien que lee y escribe poesía cada vez que la vida le da un respiro.
Pero qué esperas de alguien que lee el horóscopo semana si , semana también.
Pero qué esperas de alguien a quien le gusta el chocolate con galletas de chocolate.
Pero qué esperas de alguien que sigue buscándose en la estación donde se perdió una vez y aún no se encuentra ni se encontrará.- Ya no eres la misma, amor.- me digo.
Pero qué esperas de alguien que no quiere sumar besos sino multiplicarlos y elevarlos hasta ese techo que ninguno podemos tocar , cielo.
Pero qué esperas de alguien que piensa que nada tiene que hacer la poesía si no han visto sus labios.
Pero qué esperas de alguien que quiere llenarse de deseos hasta las pestañas.
Pero qué esperas.
Dime qué es lo que esperas.
5
1comentarios 57 lecturas prosapoetica karma: 49

Felicidad

Tu sonrisa,
la mía,
una mirada,
todo brilla.
leer más   
7
2comentarios 37 lecturas versolibre karma: 71

La Muñeca

-¿Te enamoraste de mí?
-(No podría estar más enamorado…)

-¿De estos rizos desordenados,
o de estos lentes anticuados,
que esconden mis ojos castaños?
No logro entender a la gente,
Los rumores invaden mi mente,
Y las cadenas se aferran tan fuerte...


-Dibujo en tus mejillas,
Con la pluma de mi poesía.
Navega en los ríos de tinta,
Seca tus lágrimas con la brisa.
Ya no veo el miedo en tus pupilas...


-Encerrada en esta caja con cinta
¡No quiero ser ejemplo para las niñas!
Ni de la mujer que esta perdida
Porque quieren cintura de avispa,
o vestir para llenar la vista
¿Que no le encuentran valor a la vida?
¿O no pueden sentir la hipocresía?

-Nunca fuiste una muñeca,
Rompe el paradigma que te encierra.
¡Iza la bandera de una guerrera!


Marcame a rojo fuego,
En mis labios y en mi cuello.
Desliza tu luz en mis tinieblas
Que con ternura y paciencia,
Me atrapaste en tu estela.
4
2comentarios 55 lecturas versolibre karma: 46

Soledad

Vieja y canosa es la soledad,
la soledad de sentirse solo,
la soledad de verse infirme,
de volar sin alas, viajar sin alma,
lavar los platos con tu sombra,
hablarle al espejo, vivir sin techo,
cantar a lo lejos, dormir con la noche
o un día saludar al viento
para que él te responda: "silencio".
De la soledad nace un misterio misterioso,
que a la vez muy conocido, por tener nada,
vacío, esperas, guantes blancos
y un desafío diario de abrazos de hielo.
La tan afamada amiga soledad,
y enemiga también, gemelas a la vez,
si una te apoya a ti mismo,
la otra te destruye con todos los miedos.
En ocasiones la soledad te da creatividad,
innovas una vida nueva,
pero también te escucha las peores mentes,
hasta oírte decir que eres del infierno.
Eterna soledad, ¿qué más serás?,
una hermana intolerable,
una cuna al bebé sin madre...
Un culto al homo invierno.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
4
1comentarios 18 lecturas versolibre karma: 55

Fiesta de verano

¿Fue casualidad que te reconociera entre tanta gente?
Que nos miraramos en el mismo instante
Ambos nos fuimos solos a casa
Ambos nos fuimos recordando al otro a casa
Echamos la culpa al destino cuando no nos salió saludarnos
Ahora contamos los días para vernos
Esperamos otro instante mágico
Alomejor aquella fue la noche indicada
Alomejor no te vuelvo a ver
Fuimos como el amor en si
Desapareciendo y volviendo a aparecer
leer más   
10
2comentarios 54 lecturas versolibre karma: 112

Tatuaje

Cobija mi mente tu sonrisa,
tu semblante en mis ojos grabado,
cincelada en mi retina
tu mirada se ha quedado.

Los besos con el fuego y con lacre,
con tus tiernos labios has sellado,
son caricias de tu boca
y cariño derramado.

Permanece incrustada en el alma
la huella de un amor eternizado,
y, en mi rostro, el hondo surco,
del sollozo emocionado.

Adorno, hijo mío, con tu nombre,
y el emblema infinito pintado,
mi piel con sangre y con tinta,
con todo mi amor tatuado.
11
4comentarios 37 lecturas versoclasico karma: 97

Furia

Espío entre las brumas de este cuerpo
como si fueran las olas del destino,
no existo, fluyo con las mares cercanas,
las de los segundos de este maleducado tiempo.
Ansío ser esa grieta en el suelo,
la que fue en su día cadena en sangre,
herida en el alma, bestia ingente,
un hosco círculo llamado agujero.
De él saldrá lo mejor, espero,
como una flor, semilla de un gran bosque,
un título cedido por el martirio de vivir,
con las raíces de la vida, color negro.
Con qué palabra me sueño,
con qué nación me han ungido,
si ya no poseo corazón,
lo he perdido todo por ser la voz de un muerto.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
12
2comentarios 32 lecturas versolibre karma: 117

Tensión sexual, no resuelta

El aire está inflamado,
espeso y sofocante,
tensiones y deseos,
ambiente delirante.

Se rozan nuestros cuerpos,
instante electrizante,
cuando la piel se eriza
y el rostro está radiante.

Responde a mi mirada
la tuya provocante,
a tus ojos esquivos
los míos penetrantes.

Mi corazón vibrando,
tu aliento jadeante,
mi cara sonrojada,
tu pecho palpitante.

Ambos lo deseábamos,
vernos era excitante,
más por algún motivo,
fuimos titubeantes.

Esa tensión sexual,
la tragedia insinuante,
pendiente quedó un día,
triste mudó el semblante.

Querías seducirme,
yo, que fueses mi amante,
¿si aún lo deseamos,
por qué estamos distantes?
18
13comentarios 97 lecturas versoclasico karma: 121

Niño roto

Lloró y lloró
Hasta que no pudo más
Cuando todo acabó
Ya nada era igual

En su rostro
Reflejada la pasión de su corazón
Todo vacío y desganado
Una cara triste que ocultaba algo
Algo llamado dolor
leer más   
13
2comentarios 58 lecturas versolibre karma: 114

Bienvenid@

Los días de tus menos dos palabras estrangulan los métodos, en tanto las más dos mías hacen requisición del recuento de los daños.

Son incoloros por inherentes al por qué de mis respuestas, malditas pordioseras de tus preguntas.

Bajito escuchó tu oído al trueno sonar de esta campanilla, seca ya de tu isotónica palabra.

No hilaré ni una sílaba...

Bajito será el paso de mi cansado pespunte.

Te deberé el portazo. Prometo ponerme a cuenta cuando notes tu triste sorpresa flotando sobre ese charquito de estrellas... el de un adiós sin interlocutor, que será tapete de bienvenida en el huérfano recibidor de la nunca despedida.


Amén.



Yamel Murillo



Cloroformo, papel y pluma©
D.R. 2010
leer más   
11
9comentarios 74 lecturas prosapoetica karma: 118

Los diez encuentros del dragón

Encontró desidia al vuelo, la llanura pareció un buen lugar para el descanso.
Los lúgubres pasajes gregorianos, que un vicio tornaron, las superficies de las aguas pintaron,
de sangre roja bermellón, de platinadas necesidades pequeñas y lacayunas.

Encontró tristeza y dolor, en abundancia la penitencia y la autocompasión.
Disentimiento y desgracia, aturdimiento y temblor, en las almas y corazones de los hombres,
sin desear abatir sus alas una vez más, en llanto rompió.

Encontró que, así como el mundo era un todo de miserias, deseaba aun así su amor.
Una esquirla al compás de la fe ardiente en su traspaso por los cielos, lo consiguió,
y aunque quisiese estar dormido, el dragón su mirada torció, a las hondonadas.

Encontró profundidad tan profunda, que insondable e indefinida se transformaba en ilusión.
Su amor a las alas, al viento y al fuego lo entorpeció, catacumbas recorrieron sus pesadillas,
y en ese lúgubre mar de espinas se hundió.

¡Si! Era amor y ardor, pasión y locura, la típica locura con la que ama un dragón,
Tan dura y tierna al mismo tiempo como un crisol, cuyo caparazón cae al infinito del firmamento,
y sobre él se alza una estrella, elevada a los cielos más azules.

Atento a esa mirada, fija y penitente el dragón encontró, que, de sí, todo lo que deseaba moría.
Y el sufrimiento humano se superaba y disentía de cualquier redención, se superaba, o se perdía.
Encontró entonces un lazo que lo ataba a lo terrenal, con lucida impaciencia.

Encontró deseos temerarios, trismegistos y sanguinarios, todo lo profundo del alma humana,
se irguió en su pecho hasta el fondo en donde ardía aquella llama, el homicidio, la violación,
la guerra, la violencia en toda expresión, y consigo el amor y las rosas tiernas de su devoción.

El dragón lo llego a entender todo, lo vio todo, lo percibió todo, trascendió a todo.
Todo había volado por entre sus escamas, darivas oscuras de lapislázuli, simbiosis de tierra y sol,
El dragón finalmente lo supo:

Cada una de las cosas que encontró morían tan lentamente, que su muerte era invisible,
Cada una de las cosas que encontró eran tan hermosas, tan profundamente hermosas,
Cada una de las cosas que encontró eran tan perfectas, tan inmensamente perfectas,
Perdidas en cigotos y en vientres, y en partos de la naturaleza,
Cada una de las cosas que encontró eran tan frágilmente bellas, y al mismo tiempo tan terriblemente malévolas.
Cada una de las cosas que encontró eran tan sencillamente, tan sutilmente silenciosas,
Aguardaban tanto su muerte intrascendente, su sentido perdido, sus pensamientos olvidados, su incitante temor, sus ideas entrelazadas, un mundo que caía para el dragón, a los pies de una cascada de lágrimas.

Amor. El dragón, finalmente murió, de amor a todo aquello que había visto, al bajar la mirada.
leer más   
3
1comentarios 20 lecturas versolibre karma: 41

Solo me queda olvidarte

Solo me queda soñarte,
y dibujar en mi mente
los perfiles de tu cuerpo
pernoctando en cada vértice.

Solo queda imaginarte,
anhelar esa entelequia
que ilumina cada noche
de ilusiones y quimeras.

Solo me queda observarte,
de reojo, desde lejos,
encubriendo las miradas
con cortinas de deseos.

Solo queda idealizarte,
convertirte en la leyenda
de la fábula del cuento
relatado en tus promesas.

Solo me queda versarte,
desear que en cada estrofa,
como ayer, rime el latido,
y los besos en tu boca.

Sofocar cada suspiro,
que se vele tu semblante,
ocultarte en la memoria…,
solo me queda olvidarte.
17
4comentarios 90 lecturas versoclasico karma: 115

Hilos de la memoria

Y cuando tú no estés
sentada en el sofá,
mis manos transeúntes
pedirán, nuevamente,
limosnas de tu piel.
12
3comentarios 45 lecturas versolibre karma: 113

Cádiz

Cádiz, confeti de brillos,
calima densa de tul,
de olas bordadas de plata,
brisa añil de juventud.

De cielos de eternos soles,
que doran piel y testuz,
de atardeceres que ciegan,
friso y portal de la luz.

Cádiz, de vientos dementes,
tormentos de la inquietud,
de playas de arena inmensas,
cobijos de multitud.

De esos mares infinitos,
donde desova el atún,
frituras y casas blancas,
de pleno acento andaluz.

Cádiz, es sal y la arena,
templado piélago azul,
es aire, agua y claridad,
es mi norte, que está al sur.
15
4comentarios 77 lecturas versoclasico karma: 121

Diminutivo amor

Átame al sol amable de tu recuerdo diario,
un recuerdito ufano de hombre solitario.
Llévame a la estación de vino que es tu mirada,
borrachita escalera que sube por mi alma.
Muchachita de cera, mírame suavemente,
que no pare de verte hasta la luz rompiente,
y que tu labio, entonces, resbale por mi boca
su saliva tan dulce, liviana y amorosa.
Sóplame con caricias hasta tu tiempo
que vaya pegadito a tu sentimiento,
figurita de papel cuando me arropas.
Linda aurora, bocadito de gloria,
préndeme como un tatuaje sobre tu piel
cogidito a tu aroma, por siempre fiel.
Pedacito de mar dónde buscar consuelo
que no esté muy alejado de tu misterio.
Cristalitos de escarcha son tus palabras
que clavaditas llevo en mis entrañas,
desde esa noche que fui sólo un sorbito
que tú bebiste poquito a poco.
11
4comentarios 48 lecturas versolibre karma: 118

Al final del día

Temo ver tu rostro severo
oscuro, duro, tenso

yo temo...
y muero...
porque al final del día

sé...
que vas a acecharme de nuevo.


* Por el respeto y la tolerancia. Ni una menos.
leer más   
14
19comentarios 114 lecturas versolibre karma: 121

Historia de un amor

Me aferré al miedo,
No creo.
Perdí el interés,
Lo dudo.
Algo perdí, a parte de perderte a ti.

La ilusión se fue
Pero las ganas continúan.
Conocer y disfrutar,
Volver a reír,
En la misma rutina, volver a llorar.

Esa puesta llegará,
Mi mirada se volverá a centrar,
Otra musa en la ventana,
Otro olor en la mañana,
Otra historia nueva que contar.
leer más   
6
sin comentarios 40 lecturas versolibre karma: 79

Hasta el acabamiento

Quisiera reflejar en tus límpidos ojos
mi anhelado ocaso, en la esperanza
de tu regreso imposible.

Mientras,
con los recuerdos opresivos,
con la tristeza en tu mirada,
con la tibieza en tu pecho,
pervivo en mi amor nulo.

Y el tiempo indiferente pasará,
y las caricias no regresarán;
y en la memoria,
el leve paso de tu existencia;
y en mi cuerpo decadente
ya rendido,
la penitencia mortal.

Tú, amor,
bendita filigrana de oro y plata
que hila mi corazón desgarrado,
brillarás entonces entre la sustancia inerte y dura.
Al fin, sigiloso huido
quedaré para siempre en Ella.
Y tú, alma mía,
eterna e infinita,
morirás para siembre en ella.

Luego, la fatalidad del silencio.




@Inmalitia, Andrés García. ©
leer más   
18
9comentarios 132 lecturas versolibre karma: 102

Disputa interior

Frío, calor
Los ojos muestran los llantos
La cara refleja el dolor
no es un dolor físico
Es un dolor interior
Una disputa entre lo que veo
Y lo que soy yo
Donde estará el infierno
Donde estará el cielo
Donde estará mi amor
Donde quiera que esté el "si quiero"
Que se quite el "no"
leer más   
6
sin comentarios 48 lecturas versoclasico karma: 83

Magia

Hazme un truco con tus manos,
que me hechice tu mirada,
cautívame con embrujos,
con sortilegios de cama.

Sedúceme con suspiros,
aliento de nigromancia,
alquimista de mis sueños,
la Reina de mi baraja.

Mi piedra filosofal,
mi sibila, bruja, mi hada,
el ritual de mi pasión,
del amor, conjuro y ánima.

Embrújame con tu cuerpo,
y que éste sea la cábala
que revele los deseos
y te desnude hasta el alma.

Anhelo un encantamiento,
hazme hipnosis con palabras,
fermentadas en tus labios,
que en tus besos brote magia.
9
2comentarios 61 lecturas versoclasico karma: 87

Elixir

¿Hay un remedio a mis males,
una cura a mis dolencias,
el consuelo a mis desvelos,
algo que alivie mis penas?

¿Un bálsamo a mis pesares,
a mi castigo, una enmienda,
un calmante a mis angustias,
solo el fin a esta condena?

¿Terminar con este oprobio,
que la pesadumbre ceda,
liberarme de este yugo,
cambiar grilletes por seda?

Existe, ¡claro que sí!
Habita entre tus caderas,
en el vergel de tu pubis,
en la y griega de tus piernas.

En tu piel muy delicada,
en esas carnes tan prietas,
en esos perfectos senos
de sorprendente belleza.

En tu boca, si sonríes,
en tus labios, cuando besan,
en el mágico momento
que me recorre tu lengua.

Llámalo brebaje o pócima,
préstamelo antes que muera,
yo digo que es elixir
que necesitan mis venas.
10
5comentarios 80 lecturas versoclasico karma: 109

El final de la fiesta

La última orquesta baja el telón,
las luces se apagan,
apenas ecos desafinados
de cuatro borrachas
que, alborozadas, gritan los éxitos
de cada charanga,
y cuando se rompen,
afónicas callan.

En el camino, tan desandado,
que me lleva a casa,
es mi compaña, la soledad,
y la luz del alba,
y una pareja de bellos jóvenes
muy enamorada,
que antes se besaban
y ahora..., separan.

Vasos rotos, alcohol tirado,
allí hubo jarana,
y solo quedan cuerpos cansados,
tristeza en la cara,
el gris recuerdo tornasolado,
de días de farra,
y la mayor pena...,
las fiestas se acaban.
26
12comentarios 154 lecturas versoclasico karma: 111
« anterior1234550