Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 107, tiempo total: 0.023 segundos rss2

Nuestro Fuego

Con el frío,
los barrios altos
huelen a leña
quemada

los bajos,
al fuego
más carnal.

Cada uno se abriga
como quiere
o puede,

en Invierno.
12
7comentarios 40 lecturas versolibre karma: 96

Incongruentes los dos

Yo,
bebo
sin sed
y
grito
silencios

Tú,
huyes de mi
sin dar
un solo
paso.
21
9comentarios 95 lecturas versolibre karma: 89

Quizás

Simbad el marino,
quizás Willy Fog,
Lawrence de Arabia
o el gnomo Gruñón,

Puede que Espinete,
o en pleno esplendor,
Alaska y su bola
que lo adivinó.

¿Sería Chanquete?
¿Sería el temor
que "El exorcista"
en mi cuerpo infundió?.

Quizás sean la pista
"Los Goonies" o "ET",
o el ciego budista
de "Kung Fu" tal vez.

Madona, Mecano,
Sabina o Buñuel,
quizás Michael Jackson,
los Beatles también,

No hablemos de Lorca,
Quevedo o Dalí,
Beethoven y Mozart
y genios así.

Y más Buenafuente,
o Pepe Rubianes,
o Eugenio de frente
y su copa en los bares.

Quizás todos ellos
inspiren en mí
poemas de ahora
que son lo que fui.
leer más   
13
18comentarios 121 lecturas versolibre karma: 99

La despedida

A la hora de la despedida
las palabras se agolpan en el silencio,
lo que se debe, se quiere y se calla
se mezclan en un homenaje al adiós.

Al partir, la expectativa del recuerdo,
la ansiedad de la partida del ser amado,
el amor rendido, el amor callado,
la alegría de la marcha,
la tristeza de la separación,
todo se funde en nostalgias
y sentimientos mudos.

Te vas y en la hora de tu marcha
nada ha de quedar dentro,
no hay angustia, si esperanza,
esperanza de que al partir
encuentres tus alientos,
los anudes, los estreches contra
tu pecho y los hagas tuyos.

No hay expectativa
de recuerdo ni olvido,
pues en mí nunca te habrás ido,
partes hacia la lucidez de tu futuro,
a creer en la persona que eres,
hacia metas y lugares insolentes
para la soledad y los temores.

No recelo por tu ausencia,
sí por tus silencios,
no temo por tu predicción,
sino que en cada crepúsculo
dejes que el albor oscurezca tu razón.

Partes y en tu marcha
parto con tu equipaje, en tu corazón,
para que la soledad
no forme parte de tus alforjas,
ni el desaliento o las dudas y miedos.

Partes y permanecerás siempre aquí,
en mi corazón, en esta plaza
de la vida donde nos encontramos,
nos miramos y en silencio nos hablamos,
es tiempo de partida, no de desolaciones.

Por eso, en tu despedida,
el silencio es el mayor de los ausentes,
el júbilo el nido de nuestras palabras,
en tu despedida mi sentimiento más elevado,
que simplifique lo que quiero
callar y decir es, te amo.

Amén
leer más   
22
4comentarios 111 lecturas versolibre karma: 104

Que no bailen los fantasmas

Que no bailen los fantasmas
con tu mente y si lo hacen
que sea a tu ritmo.

Maricel 18/06/2018

www.youtube.com/watch?v=ZoEwR9_Sy_M
4
2comentarios 68 lecturas versolibre karma: 76

Ưñබ꒚ dƎᒺ čƠƦබƵóƝ

Sentir que no hay más salidas
para vivir que la muerte,
con el dolor insoportable
manado en las uñas de mi corazón,
arañando las paredes de la esperanza,
en caída que me conduce de forma inexorable
al abismo de mis cenizas.

¢α∂α sєηтι∂σ, υηα тє¢lα ∂є ριαησ,
мαяƒιl ∂єsgαsтα∂σ ρσя єl яσ¢є ∂є lαs lágяιмαs.

Abandonarme a inviernos,
resignado,
astillarme hasta convertirme
en los huesos de mis tañidos,
arriar las velas del futuro,
el mismo que me abandona
en las dunas de una garganta
que resiste, que no canta.

Solo el dolor esculpido
en las uñas de mi corazón,
que no puede sangrar más,
no hay suficiente sal, ni savia,
no hay suficiente espera,
no hay suficiente abandono.

Únicamente la voz de tu tinta
me impele a orillas
donde cada mañana muero…


მოéղ
leer más   
11
4comentarios 97 lecturas versolibre karma: 83

Te extraño

Te extraño querido amigo...
Hoy mi mesita está vacía.
Extraño nuestra hora de tomar café
"El mío caliente y cargadito por favor"
Siempre esa es tu petición, aunque
a media tasa frío está.
Te extraño amigo mío.
No te veo en el loveseat, donde después
del café, acostumbramos platicar y reír y....
quien sabe, después del segundo eterno del
silencio, lo que sucederá...
Mañana ya volverás, flores nuevas habrá
En el jarrón, una en mi cabello que te haga
recordar la bella melodía Madrigal....

Letizia Salceda,,,
leer más   
11
11comentarios 110 lecturas versolibre karma: 92

ԌіГѦՏѺLЄՏ ү ӍѦГԌѦГіҬѦՏ (Colaboración con @Pequenho_Ze)

Decapando muecas
hasta encontrar la sonrisa,
la que brotó entre girasoles
y margaritas,
sonrisa que chinó mis sentidos,
versos musitados en los cepos
de la soledad, moliendo sus muros,
trueque de vuelos sin nido
por raíces con playa en su jardín.

Detuve el tiempo
en la única mirada que supo atravesarme.
Me acosté en las manos
de un desaliento demasiado grande
respirando ceniza
hasta descubrir que la vida
guarda una sorpresa en cada esquina,
y a pesar de la distancia
aún fui capaz de sonreír.

Obsequiarte ramos de años
con el color del iris de mis tañidos
alimentar tus ganas con olas,
con el olor a tierra de mis ojos,
enseñarte como tu alma ronronea
cada vez que mi aliento roza tu deseo,
amarrar nuestras vidas en te amo
como cortinas de nuestros mundos.

Y detrás de los velos
fundir en un beso todas las desdichas,
acariciar la luz con la oscuridad sentida
que vive en los amantes fugaces.
Llorar sin lágrimas, verter las caricias
y ahogar en sí mismo
el inmenso mar de la melancolía.

Girasoles y margaritas, amantes en tiempos de cenizas de muro…..
leer más   
16
17comentarios 177 lecturas colaboracion karma: 93

Que sin ti...

Que sin ti;
ni universo, o verso,
ni canción.

Que sin ti;
ni brisa, o marea,
ni emoción.

Que sin ti;
ni soplo, ni vida,
ni ilusión.

Que sin ti;
ni el alba, ni una ola,
ni el amor.



~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-may-18
leer más   
18
14comentarios 104 lecturas versoclasico karma: 90

Mi sentido Animal

Leona: para proteger de la amenaza a mis críos.

Oveja: humilde y obediente a la voz de mi señor.

Cabra montesa: para huir lejos a un recoveco de la gran montaña cuando
me rompan el corazón.


Camaleón: para pasar por desapercibida ante el peligro.

Osa: para darte un rico abrazo en el crudo invierno.

Petirojo: para cantarte una melodía en tu siesta del mediodía.

Gacela: para correr con agilidad cuando te vea cruzar el portal y con simpatía darte la bienvenida.

Delfín:para hacerte una fiesta de encanto cuando triste estés.

Murciélago: Mi radar en operación, para detectar a tiempo la calamidad. (ese me está fallando últimamente)

Hormiguita: pequeñita pero trabajadora para construir un hogar.

Colibrí: con ágil aleteo para llevarte buenas noticias.

Minino: para ronronearte cuando no puedas conciliar el sueño. (aunque este no le guste a Alejandro)

Caballito de Mar: Leal hasta siempre cuando mi amor verdadero llegue en un barquito por altamar.

Letizia Salceda,,,
leer más   
11
8comentarios 80 lecturas versolibre karma: 89

Solo un día más

Busco un lugar que no existe.
Luchare un día o dos luego, se que me cansaré.
Espero un año o dos, nada tiene sentido.
Busco una respuesta a una pregunta,
Que no sé, cuál es.
Si hay un error seguro que soy yo ese error.
Quiero vivir libre, pero ni la vida, ni la libertad existen.
Es algo que se venció hace mucho.
Porqué solamente existe este día,
Que no es ni mi vida, ni mi libertad.
Porqué es solo un día más.
leer más   
6
6comentarios 40 lecturas prosapoetica karma: 69

"(Te) quiero"

Resbala por la espalda como una gota de aceite rodando en un cristal, sinuosa, toma velocidad cuando no encuentra resistencia. Se cuela por la acanaladura entre las vértebras, serpentea.

Salpica como alfileres los estímulos nerviosos, sacude el menú perfecto de la razón. Los postres los lleva al primer puesto, los aperitivos los lanza lejos, quiere bocados entre fogones con don de gentes. Los que hablan sin decir nada, los que provocan carcajadas entre cerezas y crumble de fresas.

Huellas que recorren el portulano de su piel, navíos surrealistas que vuelan entre tormentas. Apagan velas. No necesitan timón, se rigen por los susurros al oído, y viran con la cintura, se anclan entrelazando las piernas.

Se agarran como crustáceos a las rocas. Se sienten como las ondas sísmicas, se cruzan y se estimulan. Se abren como nenúfares intensos, flotan como pequeños dientes de león sonámbulos, mecidos por el viento. Cálido. Trémulo.

Esa palabra mágica que palpa todo el cuerpo, que bebe las entrañas. Esa palabra etérea que rompe muros y murallas. Esa. Esa es la palabra.

Tan gratis. Y tan cara.
leer más   
10
21comentarios 88 lecturas versolibre karma: 116

chöka


Y Qué hay en La Luz
de tu oscuro silencio
Y Qué hay en el trazo
de ese, mi ansiado beso;
Y qué hay en nosotros
¿El poema sin rima ?
¿ ...Rosal sin rosa ...?
¡Dime! Hay vida en mi; en ti ...
o será que hemos muerto



@rebktd
leer más   
35
37comentarios 218 lecturas japonesa karma: 121

Estoy viva

Necesito.

Tus labios quemando mi piel,
que me recuerden que estoy viva.

Viva.

Para sentir tus manos infinitas
recorriendo sin rumbo
mi cuerpo.

Y tu voz,
como un río
que dibuja surcos eternos
entre veredas de placer.

Tus labios.

Lava
sobre mi piel,
me van quemando
milímetro a milímetro...


Y yo tan hecha a ti,
tan hecha a tu epicentro.


Con tantas ganas de vivir.



9.4.18 Rita.
15
10comentarios 136 lecturas versolibre karma: 115

A los seres que empujan

Con un racimo de posible
comencé un desayuno de ganas.
No hay nada más cuerdo
que intentar lo que puede ser.

Me compré una bolsa de primaveras
y adorné este otoño que cubre.
No hay nada más sabio
que las segundas oportunidades.

Si no me ves, no es culpa mía,
es porque no me miras.
Ya no quiero esconder
las palabras bajo la alfombra.

Siempre hay puntos de apoyo
en este camino de incertidumbres.
No todo son piedras y palos.
Seres etéreos y suaves
que te envuelven y elevan
cuando otros tiran de tu pie hacia abajo.

Le regalo a la vida
un puñado de sonrisas,
y una cometa repleta de sueños.
No me visto por los pies
desde que se clavaron al suelo,
hora es ya de despagarlos
y saltar con las botas de siete leguas.

Esto se lo debo a quien me escucha,
a quien me lee y anima,
a quien me enseña y aprende conmigo.
Y también a mí misma,
yo sin mí no soy ni yo ni nada.

Descosí las costuras y
estoy dando nuevas puntadas
a estos abrigos que necesito.
Los atardeceres también son hermosos.

Me levanto por fin,
con un sinfín de cosas por hacer,
con un puñado de sueños,
un conjunto de amigos,
una sonrisa en los ojos
y una mirada nueva en los labios.



Hortensia Márquez



Imagen: de la película "Candilejas" (la gran Candilejas)
18
18comentarios 114 lecturas versolibre karma: 114

Rueda que rueda

Esta rueda descarriada

se mira y se decepciona

por tener mil cicatrices

días previos a su boda.


Esta descarriada rueda

se piensa y se enorgullece

al darse cuenta del daño

que al final no llegó a hacerse.


Esta rueda tan cobarde

hace el amor compitiendo

con la sucia valentía

mientras se está convirtiendo.


Rueda, rueda gitanera;

tórnate caliente en ti.

saca tu fiel cobardía

y mátala con su fin.


Ay, rueda agraciada,

pero qué fuerza tienes.

Descarrílate brevemente

y vuelve revolucionada

a seguir con tu evolución.

Y si aún no siente amor,

ya devoción sentirá

cuando por ti misma tú

tomes tu control.


youtu.be/1th7QuJmdUQ
4
sin comentarios 15 lecturas versolibre karma: 50

ꟼié ↄAmdiAbo (Pié cambiado)

Dicen que en cueva cerrada no entran osos,
(ma pierdo con tanto refrán),
o era ¿dime con quien andas y te diré donde vas?
ande yo caliente (más que las pistolas del Coyote)
pégate ducha fría….y así

La sensación de que voy a pié cambiado (dıé ɔɐɯqıɐpo)
de que amanece solo en ilusión ajena,
que los crepúsculos solo florecen en despedidas,
desear lo que se esconde bajo los puentes,
que las preguntas solo son mías,
las certezas, con sus arboledas,
huyen del tiempo pasado, por pasar,
comprarme unos palillos para escribir poesía japonesa.

Quien ríe el último es porque ha llorado antes,
que no hay mal que dure cien años
ni lágrima que lo aguante,
que más sabe el diablo por amar, por desamar, que por diablo,
al buen tiempo mala baba,
si no te la doy en la entrada, recibo con la salida…
(a falta de ducha fría)

Traspasar risas por ₚᵢé cₐₘbᵢₐdₒ,
sin red ni esperanza como rímel de mis zozobras,
comprar lágrimas de alegría
para inundar la pata coja de las decisiones,
saltar a la comba como prescripción
contra los charcos clavados en el camino,
porque siempre que llueve…te mojas.
(y así…. )

Amén
leer más   
24
21comentarios 172 lecturas versolibre karma: 113

Un bocado de sandía

Reducida hasta lo más esencial, surqué los mares moleculares. Los golpes de elementos que chocan como por arte de magia. Y el Hidrógeno se enamora del Oxígeno, y en su abrazo implosivo se derriten en agua, y me fluyen como al morder una porción de sandía.

Con mis ojos bebo clorofila, me destella el verde más refrescante, me eriza toda la piel, es selva, es una sonrisa viva.

En las plumas de un jilguero despliego el vuelo, serpenteo, planeo, zigzagueo, goteo... ¡Tin-tin-tin!, y me escurro por rocas calizas, mis manos desnudas, la mente vestida.

Y me acurruco en los labios, suaves dunas en puestas de sol. Me deslizo entre curvas, la boca es un lienzo prohibido a pleno color.

Que me deslizo, me simplifico, me complico.

No sé si abrazar lo más pequeño o explotar al compás del universo entero. Igual me doy una vuelta en mi nube de barro, por si llueve chocolate, dulce y amargo.


[Porque ya sabes que lo pequeñito puede ser realmente espectacular]
leer más   
14
16comentarios 134 lecturas versolibre karma: 110

Ѕоlо эl аↁіóѕ ѕаиБѓаↁо (Colaboración con @Pequenho_Ze)

Media luna enclaustrada en un recuerdo
tan vano, tan miserable,
que cada vez que se clava
la sangre se hace palabra sin voz.
Alguien llora
cuando asoma a la ventana
el pétreo rostro del olvido.
Qціzáѕ ѕэа Ўо.

O quizás el reflejo de tu adiós en mis lágrimas,
estos desiertos de sequedad en mi garganta,
la necesidad de gritar a mi tristeza
que no hay pájaros a los que subirnos,
solo fanales por las que saltar,
beberme hasta la última gota
de este piélago de recuerdos
cuál saetas garabateadas en nuestras puertas.

Una eternidad hecha un instante
en la que ahogar la sangre que comprime
todas las arterias maceradas al vino
de nuestras madrugadas
y al final, cruce de caminos,
enésima incerteza acurrucada en las palmas de las manos
que agarran nada, que arañan todo.
Y una muerte solitaria golpeando la puerta
de lo que fue una mesa puesta para dos.

Cavando mi propio fosa entre suspiros de seda,
tejidos en soledades donde me acompañas,
me aferro a los cuencos del olvido para recordar
como último bastión de mi cordura,
con la certeza de que no hay escapatorias ni disfraces,
únicamente este desasosiego clavado en una nota
"no podrás renunciar....ѕσℓσ єℓ α∂ιóѕ ѕαηﻭяα∂σ "
leer más   
26
21comentarios 190 lecturas colaboracion karma: 118

Blanca mariposa

Esa blanca mariposa,
tan de recuerdos, cautiva,
feliz a mi lado iba,
bailando un palaciego vals vienés.

De tanto en tanto,
también lo alternaba ,
con un cortesano,
minué francés.

Diré, si fuera factible argumentar,
sin provocar musical enfado,
que más que de un baile formal,
bien se pudiera tratar,
de la secular Coimbra un fado.

¡Oh mágico romance de mi ayer lusitano,
que evocaba con su danza,
tan distinguida princesa,
convertida por arte de birlibirloque,
en renombrada artista portuguesa!

Borboleta que sobrevuela abril libando flores,
junto a un caminante al que entrega en mano,
desde aquel su bello Oporto hermano,
ramilletes lilas, enlazados de amores.

Baila y baila, mariposa,
baila feliz a mi lado,
mientras mi sombra en el suelo se estira,
buscando su pareja argentina.

Entrecruza si quieres conmigo,
un tango porteño de altos vuelos,
la danza de los siete velos,
o un pasodoble cañí,
si Málaga mora, estuviera aquí


Esa blanca mariposa,
se adentró al fin, sin mí,
entre trigales que son mares,
mecidos por el viento que ondea verdes olas,
que no alcanzo a describir.

Creí que la perdía,
hasta que de pronto volvió hacia mí,
ignorando la corola,
de una erguida,
y de rojo carmín, encendida
amapola.

Agitó sus alitas,
para decirme a su modo adiós.

Lo hizo,
con donaire de actriz de moda,
en el escenario del aire vestido de boda.

Se fue poco a poco coqueta alejando,
con su traje de novia de estrecha cintura,
pero siempre consciente y segura,
de que yo la seguía mirando.
leer más   
9
9comentarios 98 lecturas prosapoetica karma: 105
« anterior123456