Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 172, tiempo total: 0.010 segundos rss2

Angustia de esperanza

¿A cuántas cosas renunciamos por vivir?
¿qué vida estamos viviendo?,
miro a mi entorno, solo veo
cuerpos sin vida, en tonos neutros.

Vida que transita por una vía
con estación en el olvido,
vida escrita, sangrada,
con renglones arrugados.

Felicidad, felicidad,
felicidad, felicidad, felicidad...
cuanto más te pronuncio,
menos sentido tienes para mí.

Nos esforzamos por perseguir
metas llenas de tópicos,
cuyo destino suele ser
la indiferencia, el ostracismo.

Animal que habitas en mí,
te escapas en cada amanecer,
tan solo quiero
encerrarte,
poder descansar.

Descansar de mí,
arrancándome la fuente
de todo mi sentir,
de todo mi callar,
negando mi nombre.

El mañana ya pasó,
el ayer no llegará más,
el hoy . . . .
el hoy,
una sucesión sin descanso,
del ayer, del mañana....

Mientras me abandono
al infinito del purgatorio,
solo tu nostalgia
me devuelve a la realidad,
de mi angustia por no tenerte,
mi esperanza por olvidarte.

Amén
leer más   
8
7comentarios 25 lecturas versolibre karma: 83

Nocturno

Esta noche no habrá letras,
Habrá amor.

Amor,
Del que hemos sembrado hace mil siglos,
De ese que renace con el amanecer.

Ese que se pronuncia con el alma,
Y no con los labios,

Amor,
Que te rodea con brazos de felicidad,
Y te envuelve hasta la iniquidad.

Esta noche no habrá letras,
Pero haremos poesía.

Poesía,
Que se escriba en la piel,
Que se tatúe hasta los huesos,

Esa que se lee entre sabanas,
Y se disfruta a media mordida.

Esta noche no habrá letras,
Pero se escribirá nuestra historia.

Historia,
Que es difícil de contar,
Porque es incomprensible.

Esa que se cuenta a media noche,
Porque la luna sabe ser amiga.

Esta noche no habrá letras,
Pero seremos tu y yo.

Dúo de locos,
Que se entrega y enfrenta la tormenta,
Que no sabe rendirse.

Tu y yo,
Como hemos sido esta eternidad.
Como seguiremos hasta el final.
14
6comentarios 90 lecturas versolibre karma: 96

Depredadores

Era mi inseparable y yo su retorno
Ella tomaba el camino de vuelta
Y yo iba ya de regreso.

De nosotros y nuestras manos
El principio y el fin…

Éramos lo mismo y a la vez lo de nadie
Éramos como las estaciones.

La una viene y la otra se va
Tú te quedas y alguien vuelve.
leer más   
11
2comentarios 47 lecturas versolibre karma: 98

Frío

Frío, tengo frío. Hace 40ºC fuera y yo tengo frío. Hace 0ºC fuera y yo con frío. Frío, helada, me siento sin ser capaz de entrar en calor. Frío, necesito frío, la cabeza fría para aclarar ideas, el corazón frío para poder decidir lo más adecuado.

Frío, estoy helada, no siento las manos, no siento tu voz, no me noto palpitar el corazón, frío, está frío, estoy fría.

Mirada fría, no puedo mirarte de otra forma, tengo que verte cómo eres realmente, ver cómo me siento realmente. Frío, fría el alma, mas esta nunca estuvo cálida, no podía estarlo pues por mucho que el órgano que me da vida la intentaba calentar a base de latidos de amor, tú no dejabas calentarla. Esa zona, la más profunda de una persona, la que sólo puede estar cálida si una se siente bien de verdad, esa que se calienta con la felicidad y se hiela sin ella

Frío, tengo frío, en pleno verano y yo con abrigo, o, ¿quizá sea invierno?, no importa, tengo frío. Nieve en mis hombros, nieve en mi espalda, que me hielo, que me falta el aliento, que las lágrimas no caen porque están congeladas.

Frío, maldito frío, ¿cómo te echo de mis entrañas? Frío, maldito frío, ¿por qué no intentas quitármelo? Frío, maldito frío, ¿cuándo conseguirás ser tú mismo y descongelarme? Frío, maldito frío, que quiero que se aleje sin que tú te vayas de mi vida. Que te amo, que te necesito, que te amo, que eres mi vida, que te amo, que no sé cómo vivir sin ti, que te amo, pero que tengo frío y que no eres capaz de quitármelo, que nos helamos los dos, que nuestras almas están juntas, pero juntas por el frío, que ninguno de los dos somos felices, que yo te amo, que te quiero pero que no soy feliz, que me amas, que me quieres, pero que no eres feliz.

Frío, mi amor, tengo mucho frío, y no hallo más que una solución…
8
sin comentarios 23 lecturas prosapoetica karma: 89

Me soltaste

Una tarde como estás
Te llenaré las manos de mis lunares

En una tarde como estás
imaginarás...
lo que es tener el corazón en puntadas
con todas las estaciones en tus manos
sin barreras, sin salidas, y sin abismos
sin aire y sin límites;
sin respiraciones y, sin palabras
y sobre todo sin pedirlo.

Una tarde como estás
te aprieto contra mi cintura
y nos vamos a recoger las flores
que brotan del suelo en la montaña.

Una tarde como estás nos
arriesgaremos a vivir con soledades.

Una tarde de estás
cuando te sientas así
sabrás que soy yo
que el inicio de todo
lo empezamos nosotros.
leer más   
9
4comentarios 66 lecturas versolibre karma: 103

Amarillo

Y por qué?

Si no eres tú, no es nadie.
Porque solo tú me haces pintura,
me conviertes en color;
me haces pincel, paleta, espacio.
Me conviertes en tu retrato.

Porque cuando recorro tu recorrido
y vuelvo de tus memorias
me haces paisaje.
Nos hacemos naturaleza.

Por eso te quiero a ti.
porque todos tus cuadros están en amarillo
y eso es mucho para alguien
que ha visto toda su vida en gris.
leer más   
11
4comentarios 80 lecturas versolibre karma: 104

Respirar

Solo deseo verte natural como todo el mundo te ve
Y no anaranjado con mis letras azules que escribo


*
Eres tú, y no lo sabes, eres tú
y cada vez que te vas siento apagarse las velas
y morir los nuevos intentos y resucitar.

Y cuando vuelves, contigo vienen los girasoles
Y las olas del mar de mi café regresan desesperadas.
Y hasta los veranos retroceden y comienzan
las hojas a cambiar de tono.
Eres tú,
lo sé.
Y hasta las estrellas lo saben
Eres tú.



**
Eres tú; en mí, lo sé.
Eres lo que se incendia en mis noches y lo que los magos hacen desaparecer,
eres viento, intensidad, más no desastre.
Cuando te vas los barcos y el agua se van contigo
y hasta mis lágrimas te llevas.
Veo morir todos los recuerdos que recorren mi sangre.


*

Y cuando vuelves; todo el mundo lo sabe
quemas todas las velas del mundo
preparas el infierno en tus ojos,
llega el mar y con ello los barcos.



**
Llegas por los pasillos que intento olvidar.
Me recuerdas a mis memorias de ayer
no intento olvidar, solo acabar.
Eres el último amor que deseo recordar.
Mis raíces tienen el recuerdo de los dias gloriosos de ayer,
regrese la mirada a mi rostro… y no al comienzo.
Por favor no te vayas de aquí.
No me olvides,
Yo recordaré.
Estoy construyendo memorias.
leer más   
4
2comentarios 32 lecturas versolibre karma: 78

Un paso

Sólo las letras pueden apagar estos sentimientos tan putrefactos que desplaza mi ser,
irradio energía negativa y divago entre pensamientos inquietos,
la soledad es una eterna compañía bastante maligna que ahoga mis buenas intenciones.
¿Qué hay de mí?
sólo pedazos rotos de lo que pudiese ser: yo.
Entre sosiego y falta de virtudes, voy entre caminos rancios,
caminando entre vidrios rotos con los pies descalzos.
caminando desnuda entre las multitudes,
gritando en silencio ocultando la tristeza.
A veces soñamos ingenuamente el futuro e idealizamos fantasías estúpidas, aferrándonos a la fe sin medida de una buena vida ,
mientras caemos en el abismo de la realidad siendo aplastados por el pasado.
¿Qué hay de mí?
Una perra voraz de sentimientos e ilusiones,
de letras canallas y mártir de los recuerdos.
Mi existencia se hace trizas y me voy desvaneciendo en las llamas del olvido,
me siento y espero, tomo aire y me pregunto ¿vale la pena escaparse de todo esto?
Estoy cansada de ésta hostil realidad,
hoy me siento y...
Sólo me espero.
leer más   
4
sin comentarios 58 lecturas relato karma: 63

Conteo Regresivo

Yo escribí 1 vez que te quería;
ahora lo recuerdo 2 veces y,
de las 3 memorias mías
4 veces tus olvidos!
leer más   
13
6comentarios 78 lecturas versolibre karma: 104

Estaciones y tú

Por supuesto, en la nieve
Por supuesto, en el fuego
Por supuesto, con todas las estaciones en invierno
Por supuesto, contigo.
leer más   
1
sin comentarios 35 lecturas prosapoetica karma: 18

Lo que sobra de mí

Tú eres lo esencial
yo, solo accidente.

Puedes ser invierno
o una terrible primavera;
el toque marrón en el otoño
y el pálido en un suspiro.

Siempre soy yo la necesidad
y tú el vicio de siempre.
De siempre y, a ratos, más doliente.
leer más   
10
4comentarios 95 lecturas versolibre karma: 101

Noche fugaz

Si tan sólo pudiera describir lo que veo en este momento.
Tal intensidad que me hace querer brillar,
cada pincelada trazada,
cada color fundiéndose.
El momento perfecto entre una noche fugaz y un eterno amanecer.
Queriéndome desprender,
deshacer de lo que me impusieron.
Trazando mi propio camino,
justo al costado de todo.
leer más   
6
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 69

La balanza

El cierto parecido a un boomerang
deja consecuencias innatas,
se lanzan esperanzas
y vuelven harapos
de miedo y debilidad.

Advertencias escritas
con letra pequeña
astutamente disfrazadas,
si le sumamos
un caótico estado de inmediatez
y prescindimos de su lectura
caeremos en la telaraña
de engañosos besos.

El almacenar risas inventadas
para luchar contra la adversidad
acelera el estado hipócrita
que mañana llevaremos por bandera.

El espejo,
él nunca miente,
muestra las arrugas
y las conversaciones
de la mente con el reflejo.

Desproporcionados y absurdos objetivos,
sólo el sacrificio
para escalar estadios
nos hará libres.

Quiero contemplar maravillas,
visitar múltiples infiernos
para así buscar el punto de equilibrio
en la balanza de la vida.
leer más   
11
7comentarios 83 lecturas versolibre karma: 117

Des (habitarnos)

Habitarnos:

Me pregunto si recuerdas esto:

Las palabras que nos cobijaron a las 3 de la mañana,
las notas de voz de los celulares desvanecidas y,
el mínimo sudor que exhalamos desde dentro y,
tu
intención
que
ya
es
mía.


Mi piel debajo de tus rodillas,
la mano inexperta tendida sin rozar apenas.
El cuerpo mío y tuyo desvanecido;
un silencio apaciguado en la oscuridad de tu habitación y,
la nostalgia
de
nuestros
cuerpos
atraídos
esa
madrugada
leer más   
5
2comentarios 43 lecturas versolibre karma: 66

Suplica I

Déjame entrar, justo ahí donde nadie más ha entrado.
Déjame robar aquello que nadie más ha descubierto.
Déjame enloquecerte entre mis dedos.

Permíteme el deseo jamás pedido, jamás realizado.
Permíteme ser yo quien despierte todo en ti.

Déjame tatuar mi nombre en cada parte de tu cuerpo.
Déjame desvanecer cada duda que haya en tu mente.
Déjame rodearte entre mis caricias nocturnas.

Te pido a ti, entre los gritos guardados de mi alma.
Te pido a ti, entre mis arranques de locura.

Déjame ser la sonrisa dibujada en tu rostro a diario.
Déjame ser tu amante cada minuto, cada hora.
Déjame amarte sin miedos, sin dudas, sin límite.

Quiero ser el frío de la noche rozando tu cuerpo.
Quiero ser la locura entre cada pensamiento.

Déjame ser la ladrona de cada uno de tus suspiros.
Déjame enredarte entre mis piernas cálidas.
Déjame encantarte con mis besos.

Concédeme ser aquella que llegue hasta tu alma.
Concédeme un millón de momentos a tu lado.
Concédeme ser aquella que jamás olvidarás.

Déjame mostrarte más de mí hoy.
Déjame perderme en ti siempre.
4
sin comentarios 21 lecturas versolibre karma: 47

Derechos Humanos

…porque tomar conciencia puede hacerte más infeliz, pero también te hará saber, y así poder creer y luchar.

Te lo digo a ti, que piensas que no va contigo. Te lo digo a ti, que golpeas tu pecho con una mano mientras con la otra golpeas tu conciencia, y la partes para no sentir.

Rodeados de ladrones mancos, de asesinos sin armas, de violadores sin “cojones”… Rodeados vivimos de gente que aparenta no ser, y son. Rodeados vivimos de gente que no quiere mirar, que no queremos mirar.

…y mientras, él habla de libertad de camino a un polígono, ella habla de infancia viendo a aquel niño con harapos sucios, ellos hablan de paz olvidando a quien dispara en una guerra que no le concierne si quiera, ellas hablan de amor escuchando los insultos de ese tipo que dice querer a quien los recibe…, mientras, todos hablamos.

Y, es que, todos creemos ser valientes y ser conscientes, porque hablamos, pero, ¿quién es capaz de plantarle cara al que insulta o darle la mano a quien lo soporta?, ¿quién es capaz de querer conocer la verdadera realidad de una guerra?, ¿quién es capaz de denunciar?, o simplemente, ¿quién ha dejado de frecuentar polígonos?

Porque como dijo Edmund Burke “lo único que necesita el mal para triunfar es que los hombres buenos no hagan nada”, sólo eso, recuerda sólo eso.

Derechos humanos que todos deberíamos tener, derechos humanos que creemos que todos tienen, derechos humanos que ni tu vecino quizá tenga. Derechos humanos por los que debemos concienciarnos, por los que debemos creer, por los que debemos luchar, derechos por los que quiero que me des la mano.
leer más   
7
sin comentarios 30 lecturas prosapoetica karma: 65

Conmigo

Te llevo a mi lado,
en este costado herido que vas curando al paso de los días.
Te llevo marcando mis pasos en el cielo más estrellado,
Navegando juntos en el universo.


Te beso, tan fuerte y lento;
te disfruto cada segundo para saborearte.
Te abrazo, quitando las telarañas de tu mente,
borrando las heridas del pasado.

Te llevo conmigo,
hasta en las noches en que nuestros egos se confrontan,
cuando nos ganan las guerras internas y nos desechamos.
Te llevo conmigo,
en los días caóticos cuando mis labios se vuelven mudos y
mi alma grita tu ayuda.

Te deseo, tan intensamente,
con todos tus defectos que hago míos.
Te admiro, tan inalcanzable,
que aún en la cercanía, mis manos no te pueden tocar.

Te llevo a mi lado,
junto con las memorias que consumen hasta mis hueso
Por tanta felicidad.
Te llevo a mi lado,
Haciendo una tormenta en el paraíso,

Haciéndome tuya.
5
sin comentarios 16 lecturas versolibre karma: 41

• efímero veintiocho •

Tengo la constante sensación
de estar perdiendo el tiempo,
de llegar tarde a cada estación,
sentir que siempre es invierno.
Miro por la ventana,
ese constante azul grisáceo,
imitando mi interior:
no puedo dejar de pensar
que las agujas me persiguen,
que las horas se me echan encima,
que me matan las rimas.
Quiero leer toda la poesía escrita,
escuchar cada melodía compuesta,
visitar cada país existente,
saber de todo un poco y,
de lo que me apasiona, todo.
Quiero cantar sintiendo las notas,
tocar los instrumentos que me hacen llorar,
escribir los versos más trágicos cada noche,
ayudar incondicionalmente y cambiar el mundo a mejor. ¿Está mi afán
de ser inconformista
matándome? ¿O está el dolor que siento por querer más y más
despertándome?
El aburrimiento
de la rutina
está consumiéndome:
necesito abrir las alas
tirarme por el puente
que no sepa volar
y caer contracorriente,
cambiar incansablemente,
destrozarme los huesos,
rehacerme. ¿Por qué no puedo
ser feliz
con lo que todo el mundo lo es?
¿Acaso estoy condenada
a sentir este vacío? ★ //
11
3comentarios 78 lecturas versolibre karma: 91

El tiempo en ti

A veces me siento como
invierno
muerto y dejado llevar por la corriente

Otras, en cambio, soy de otoño
marrón,
pálido y muerto hasta un suspiro.

Pero hoy, hoy en cambio,
me siento ausente de ti;
sin respiración.

Me siento lejano, quizá distante.
Me siento distante, quizá de ti.
Me siento de ti, quizá hoy
Me siento hoy, quizá en la vida
Me siento en la vida y quizá
solo quizá
en
la
muerte.
leer más   
11
2comentarios 60 lecturas versolibre karma: 88
« anterior123459