Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1061, tiempo total: 0.016 segundos rss2

Deja Vu

Que odias la injusticia, piensas
mientras probando tu café,
clavas la mirada en el desconsuelo
de un alma desconocida.
-como nosotros ahora-

De repente,
tropiezas en sus ojos, con la memoria
de mis tristezas de ti
y reconociéndote juez y verdugo,
giras la cabeza fingiendo indiferencia.
-como aquella tarde conmigo-

¡Dos más de azucar señorita!
pides volviendo, melancólico,
a tu café, ahora amargo y frio.
-como tu vida sin mi-


-De la serie Bitácora de un viaje hacia ninguna parte
7
1comentarios 43 lecturas versolibre karma: 89

Se Desante

A veces teniendo el valor,
Nos faltan las fuerzas
Y nos quedamos.

Esperando otro día
Para poder huir,
Y nos consolamos.

Nos recostamos
sobre el costado herido,
Esperando sanar.

Siendo ciegos,
Siendo ignorantes
Que perecen.

A veces teniendo todo,
Nos falta el tiempo,
porque todo se congela.

Y las noches eternas,
Son caóticas,
Son un infierno.

Y la herida sangra,
Y toda cicatriz
Se vuelve abrir.

Porque somos fragiles,
Insensibles e intolerantes
A lo más pequeño.

Porque la constancia
De las cosas malas
Nos hace susceptibles.

A veces teniendo paz,
Hay voces en tu cabeza
Haciéndote estallar.

Porque los recuerdos
Son inmensos,
Y no perdonan.

Porque tenemos condenas
Que nos persiguen
Por la eternidad.

Porque huir,
No nos hace libres,
Y a veces no podemos escapar.
5
3comentarios 48 lecturas versolibre karma: 89

El hambre de Salomón

Salomón...
le pidió a Dios el tener sabiduría
y probó de eso
hasta lo que no debió probar
se le abrieron grandes las agallas de los ojos
y aquella hambre sin sueño
le arrebató el estomago
se lo llevó a rastras
¡¡¡Tan lejos!!!
Hasta donde se plantan el lindero y los límites
ese lugar inicuo
donde las cosas ya pierden el nombre.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
8
2comentarios 41 lecturas versolibre karma: 101

Día del libro (23 de abril)

Beber de las fuentes
que la mano de otros te ofrece.
Encontrar historias
y vidas afines y distantes.

Conocer,
aprender,
descubrir,
volar,
viajar,
sumergirte en un mar de sensaciones.

Dejarte llevar por vidas,
historias,
sentimientos,
anhelos,
deseos
y buscar en rincones ocultos otras puertas.

Llenarte el alma,
la mente,
el corazón,
y saber que aún puedes encontrar más.

LEER UN BUEN LIBRO.



Hortensia Márquez


Imagen: Escaleras de la Biblioteca Pública de El Barco de Ávila (mi pueblo)

etiquetas: día, del, libro
5
7comentarios 21 lecturas prosapoetica karma: 84

¿Qué queda de entonces?

Si te nombro
debo arrancar el hilo
cosido a los labios,
poner hierbabuena en mi boca
y dejar que me escueza la herida,
igual que me arden los ojos
de noche,
cuando aparece el pasado
poniendo un pétreo presente
en las pesadillas.

Catorce guerreros se cuadran
al regreso de junio en el calendario.
Recuerdan la rienda que dimos
tan suelta, tan ciega…
a un par de caballos de trote bisoño
pisando relojes de nubes
sin prestar cuidado.
Ignaros románticos fuimos…
¿Qué queda de entonces?
No lo tengo claro.

Quizá sea la nada de aquello
la que nos defina.
Perdida la huella de toda inocencia,
aumentan las canas e igual crece el fango
que pisa mi suela.
Y, entonces, ¿qué queda?

Maletas vacías contienen los sueños
que un día albergamos.
Los viajes, los planes, los hijos,
la casa, la mano cosida a mi mano
en cada paseo…
Ya todo parece la imagen de un barco
que tapa la bruma.
Tu olor se confunde con otros olores
que ya no recuerdo.

¿Qué queda de entonces?
21
16comentarios 89 lecturas versolibre karma: 122

Dystopia Cash Planet

”Where do you live?” they ask sometimes.
“I live in Dystopia Cash Planet” I answer back.
They call it The Blue Planet, but it is not.
It’s green as money buying everything.
It’s green as our brain looking for excuses.
It’s pale grey as rain writing post-it notes in windows
with words that you forget all the time.
We have a lot of religions, cultures, bad habits,
myths, fairy tales, nightmares, national pride,
we-do-like-this, we-do-like-that,
we-believe-this, we-don't-believe-that,
but we are all green inside
and our hearts are a one-dollar bill.
As all dystopias, ours will end up bad,
like in the movies when the sun collapses
and everything dies.
“Where do you live?” they ask sometimes.
“I live in Dystopia Cash Planet” I always answer back.
leer más   
4
2comentarios 23 lecturas english karma: 64

Libro de ausencias

Es en este libro donde te leo en reglones con letra mayúscula.
Y es que no se deja de sentir aún tu respiración aquí en mi cuello.
Tus dedos haciendo senderos en mi espalda
A buena mañana y con la luz entrando por la ventana de esta oscuridad sin ti.
He dejado que tu ausencia
se acerque a mi soledad y que le haga el amor, que se unan en un abrazo agitando los latidos.
Y es que te leo y no termino de repasarte
Y es que te amo sin ganas de olvidarte.
leer más   
9
5comentarios 105 lecturas prosapoetica karma: 103

Filtro etéreo

Sangre, fuego, agua y tierra,
en ellos me fundo como una ola
envuelta en la magia de la guerra,
enredada en las arenas de una caracola.
Estrellas, galaxias, universo que me encierra,
en ellos soy el apocalipsis de una pistola,
viajo en forma de meteoro en sierra,
muero después en lágrimas de escayola.
Fuerza, poder, omnipotencia que yerra
en los mayores confines de un “hola”,
dicho detrás de una puerta que me cierra
el puño de acero que me descontrola.
Furia, infierno y hecatombe gamberra,
como el tiempo mismo, que me viola,
me arruina el corazón con el eco que desencierra,
la rosa escrita en el amor de una pianola.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
3
sin comentarios 16 lecturas versolibre karma: 19

¿?

¿Existe una hora exacta,
un tiempo preciso para despedir
a los días que duermen
bajo el brazo de la abulia?

¿Se pueden desarmar las minas
sembradas bajo el campo rojo
de las cicatrices?

¿Se puede destrozar el reloj
que puntualmente marca
el minuto del retorno?

¿Se pueden abolir las leyes de la noche?

Tal vez
Tal vez no
Tal vez ya no importa
4
2comentarios 20 lecturas versolibre karma: 55

Piel dormida

Profeta y mago
que predices el dominio
de tu encanto
sobre esta piel dormida...

Con tu beso
asaltas la noche
y del relámpago de tu boca
se quiebran la sombras;
penetras ahora
la trémula estrella
víctima de tu sigiloso paso;
la que sabes tuya
y le reclamas pertenencia.

En el insomne palpitar
al fin obtiene recompensa
el desfallecer de tus anhelos.
Somos como aquellos desesperados
que se llamaban en silencio;
que se encuentran hoy
en el laberinto de sus cuerpos;
que se dicen todas las palabras
que por deuda se arraigaron...
Aquellos palpos serenos
a los que en sus sueños de fuego
y su lecho de rosas,
el deseo en descaro
presto les aflora
y en los secretos tácitos
de Lunas pasadas
encuentran tiernas sus razones perdidas...
y se pierden en las caricias
que desde siglos
les aguardaban.

Arribas y descubres
que el letargo de la tímida zarza
se devora
al sonido de tu voz...
que las cuerdas del arpa
se tensan
para interpretar
infinitas melodías de tus manos.

Ves que el paso
de mis columnas
pretende ser, solo por ti andado...
Que la hiedra del olvido
es en realidad
dulce miel
destilada de mí
al libar de tus labios.

Serás siempre
permisiva y voraz ansia
que consuma mis remansos,
cada vez que al ocaso
te disfraces de alba
y asaltes de nuevo
la nocturna alcoba
de esta, tu trémula estrella
que por ti solloza;
que por ti espera,
al palidecer del día;
al palpitar de tus dedos,
al roce de tu abrazo...




Yamel Murillo



La muerte perdida en el laberinto©
Caleidoscopio©
D.R. 2013
leer más   
13
8comentarios 74 lecturas versolibre karma: 117

Deja, amor, que el rocío te acaricie

Deja, amor, que el rocío te acaricie.
Asciende la escalera del suspiro
que mi pecho levanta al contemplarte
en un aire que es canto y es viento.

Deja que se encuentren tu sueño
y el mío allá donde el olvido
vela con sus lágrimas
los sollozos del amor.

Date a las corrientes y a las flores
que aguardan anhelantes
tu cuerpo entre la niebla.

Desátate tus ropas en el alba
cuando palidecen las estrellas
y deja, amor, que el rocío te acaricie.
leer más   
9
2comentarios 74 lecturas versolibre karma: 99

Mi equipaje

Escondí en mi equipaje
todos esos bellos recuerdos
que día a día la vida me los brindaba
guardados en mi equipaje están
donde no me hace falta nada,
pero si me sobra de todo
para que me acompañen siempre
a donde quiera que vaya.

MMM
Malu Mora



MMM
Malu Mora
leer más   
21
20comentarios 98 lecturas versolibre karma: 98
« anterior1234550