Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 111, tiempo total: 0.028 segundos rss2

Podría ser que pasara

Entre pecho y espalda
ruge encadenada
en silencios envuelta
y sola
transita la noche
de roca en roca,
de ola en ola,
sobre la almohada

Podría ser que pasara

Que cesaran los diapasones
el lenguaje de su resonancia
Que el aire no avivase la brasa
perdida en banal ignorancia

Podría ser que pasara

Que el camino tornase en pedregal
abrupto, bicéfalo, intransitable

Que la luna oculta deshilara
en entroncados y rígidos espinares
finas texturas
y sedales

Que un día sempiterno
se abrazaran
por entre los huesos
la carne y el alma
tu nombre y el mío
3
sin comentarios 27 lecturas versolibre karma: 19

Soy el mismo, no he cambiado

Soy el mismo, no he cambiado.
Mis ojos verdes siguen llevando a rastras
millones de años de llagas y lamentos,
y frágiles deambulan recuperando pedazos
de aquellos sentimientos que se rompieron
con el paso del tiempo.
El resto de mi cuerpo es una mera cicatriz
que todavía sigue cicatrizando,
y que quizá, con el paso de los días,
se acabe arrojando azufre y alcohol
para hacer que hierva por dentro
y muera todo lo necrosado que aún quedaba vivo.
Las miradas inútiles se proyectan sobre mis párpados
y se refractan de la misma manera sobre las almas de los niños
que yacen en el suelo, por debajo de mis miedos
y mis enormes pesadillas; a cada cual más terrible,
a cada cual, más despiadada.
Sigo teniendo pesadillas con todo lo que me rodea.

¿Y si el mundo, preso de la desesperación
acaba por sumirme en una vorágine de sentimientos
que van en contra de lo establecido?
Permítanme entonces decirles que ya soy algo fuera de lo establecido.
Que nunca me arrepentiré de haber dado el paso
y que quizás ya no soy el mismo.

Ahora he cambiado. He abierto las puertas de este armario
y he dado un paso al frente a la vida,
al no tener miedo por lo que uno siente
a simplemente dejarse llevar por los vientos,
como veletas ondeando en las finas rocas
de una fina colina, varadas frente al mar.

Nunca me cansaré de decirlo.
Soy el mismo, no he cambiado
pero a la vez lo he hecho.
Han pasado unos años desde que he descubierto mi nuevo yo,
y me arrepiento tal vez de no haberme dado cuenta antes.
Pero ya es demasiado tarde para seguir culpándome
por algo de lo que ni siquiera tengo culpa.

Esta es la hora:
la hora en que tengo que empezar a quererme por lo que soy,
sin miedo a decírselo al mundo, pese a las represalias.
¡Qué represalias! No puedo callarme más.
Me estalla la boca cada vez que tengo que cerrarla por miedo
a sus odiosos qué dirán.
Harto de sus juicios de valor, harto de sus sinsentidos.
Harto de que no nos dejen amarnos seamos como seamos.

Soy el mismo, no he cambiado.
Mi poesía me acompaña en el camino,
mis letras son la musa,
mi corazón un velero viejo,
y mi alma vaga buscando todavía
un amor de verano, un amor eterno.
De esos que solo se encuentran una vez,
aunque sea en París, o en una calle de Toledo.
leer más   
19
6comentarios 69 lecturas versolibre karma: 87

No consigo olvidarme de ti

He estado reflexionando, preguntando, buscando en todas partes algo que me haga dejar de sentirte dentro de mí.
No lo he conseguido.
Me he echado la culpa a mí.
¡Por tonta! ¡Por tonta! ¡Por tonta!
He sacado mis sentimientos, los escribí en un papel y los quemé.
Tampoco funcionó.
Entonces le pedí a las estrellas, a la luna y al cielo nocturno que por favor fuera yo por la que quisieras venir.
No pasó.
Harta de sufrir intenté entender qué es lo que me gustaba de ti, y no encontré nada.
Busco y busco pero no hay nada.
Solo sé que hay amor.
¡Si no hay nada no hay amor!
No paran de repetirlo en todos lados.
Si no hay amor, que alguien me diga qué es la pena y qué es el dolor.
Si no hay amor, decidle a esos ojos que no me miren más por favor.
Si no hay amor
¡Ay si no hay amor!
Si no hay amor,
Entonces no hay ni tú,
Ni yo.
leer más   
5
2comentarios 52 lecturas prosapoetica karma: 65

Un lugar el cual debo llamar hogar

Naces frágil en un mundo imperfecto
con llantos
y la necesidad que te protejan.

Con el sueño de un padre responsable
y una madre presente
así será , me cuidaran
hasta cada amanecer.

Dos años mas tarde
desde el nacimiento
el sueño yace roto
empiezan a quebrar mi ser
una familia rancia
que me acogen en su nido
con escasees de amor
y con odio en sus interior.

Seres rotos
que te añaden a su colección
de una casa vacía
donde queman tus alas
y la llama no deja de arder,
pero es mi lugar
el cual debo llamar hogar.

Frías mañanas
que se vuelven cansinas
con cada nota de su voz,
mis sentimientos amanecen taciturnos
esperando ser salvado
de esta agonía.

A mis dieciséis
mis ganas de vivir escasas,
cansado de sentirme un error,
tuve un intento
pero el deseo de un buen viaje
a lo desconocido,
me friso
escogí perderme en los ojos de nadie
y contemplar el eterno cielo gris.

Mi piel lastimada
el dolor mudo
y la inocencia robada
no era suficiente para ser defendió
por algún desconocido,
solo quería sentirme amado
y tener con quien hablar en las tardes nubladas
como aquel día que un señor mayor me toco sin permiso
solo era un niño,
quizás no lo entendías
pero le debo llamar hogar.

Me sentí olvidado
y entendí que era un crío abandonado
en la casa de los amigos de su padre,
el sueño de que regrese
aunque fuera demasiado tarde.

Crecí en cases
con miedo y agonía
sin una voz propia
con marcas en mi cuerpo
perdí mi color
en la batalla
y aun cubro los moretones
por el que dirán.

Llegue al final
agradecido por su labor social ,
me marche sin odio a mi tirano
olvidando los detalles
A punto de iniciar un viaje
Aunque me convierta el villano
de esta antigua historia.

escritor:
jhonbellido
7
3comentarios 68 lecturas versolibre karma: 104

Fantasma

Mece el cielo las nubes
en un infinito lecho
iluminado por las estrellas.

Arde el dulce fuego
de tus ojos grises
quemando mis entrañas.

Enreda maliciosamente mis dedos
el negro profundo de tu pelo,
desatando una peligrosa tormenta.

Despojas de poder a la armonía,
situando en su lugar al caos
e implantando tu severa ley.

Pienso en ti y te desvaneces,
como una fugaz ilusión
como un sueño presente.
leer más   
14
3comentarios 68 lecturas versolibre karma: 95

Sueño Vacío

Ironía,
como si la vida fuera un dónde
y la muerte un cuándo,
como si por estar dormido mientras cometías el crimen
no fueras culpable.

No sé donde a(r)mar
para construir ese puente
y llegar a ti,
sin caer y desvanecerme
como una gota de agua en desierto.

Llevando mascaras clandestinas
y tal vez engañar a la muerte
una vez más.

Es tan extraño
sentir la pasión enjaulada
la persuasión desordenada,
entre un montón de vidrios rotos
mientras la busco sin parar.

Odio soñar contigo
sentir que me abrazas como antaño
y despertar
para verme exacta
en soledad.

¿A donde se fueron esas ansias de descubrir el mundo?
¿Como se puede fatigar algo tan bello en una noche,
algo que creímos inmarchitable?
leer más   
15
5comentarios 93 lecturas versolibre karma: 85

Melancolía

La añoranza de tus besos,
recordar cada caricia,
aflicción por no sentirte
a mi lado cada día.

Con el canon Pachelbel
anegarse las pupilas,
y ser ondina en mis sueños
y musa en mis poesías.

La nostalgia de tu cuerpo,
evocar cada sonrisa,
el desconsuelo porque hoy
noto más tu lejanía.

Sentimiento de tristeza,
que quede el alma vacía,
soledad y muchas lágrimas,
dime si es melancolía.
3
sin comentarios 40 lecturas versoclasico karma: 40

Melancolía

Concentrado en la soledad de mi habitación,
acompañado por una copa y un cigarro,
mirando a través de la ventana,
cómo un manto azabache cubre el cielo nocturno.

Casi no transitan automóviles por la vía,
algunas personas caminan y una pareja conversa entre sí,
unos gatos corretean por el jardín,
mientras que, asomado en la ventana,
veo la Luna cubierta por un manto de plata.

Son horas dominadas por la introspección:
¿Quién soy? ¿A dónde voy?
Tantas horas y jornadas sin respuestas,
para un alma que vaga por la inercia la inacción.

¡Tantas inquietudes! ¡Tantas interrogantes!
¡Cuántos demonios acosan a un alma aturdida!
¡Cuántas vicisitudes agobian a un ser solitario!
Que en el día a día busca disipar las tinieblas que le rodean.

Resulta fútil la espera de soluciones mágicas.
Es apremiante afrontar y vencer cual Teseo
a los Minotauros que dominan mi interior:
miedos, inseguridades y nostalgias.

Crisis y angustias, torbellinos sin cesar,
pensamientos que no se disipan,
mientras observo por mi ventana,
cómo la vida avanza sin parar...
leer más   
5
2comentarios 44 lecturas versolibre karma: 61

Escombros

Estoy cansada
de vernos en el suelo
y envidio a las aves
que se burlan de nuestra condena humana.

Con los pies llenos de tierra
y el rostro de tinta derramada
miramos hacia arriba
esperando encontrar un nuevo Sol
que nos abrigue mejor.

Buscamos vida en los escombros
y encontramos desesperación.
Buscamos esperanza en las ruinas
y encontramos lágrimas.

¿Por qué nos gusta tanto ver hacia atrás?
¿Por qué nos dejamos amarrar?
Y si alguien se atreve con valentía
a responder tales incertezas
pido al cielo que le alcanzen las palabras.

Un carácter de hierro
fue forjado con reprensión.
Una sonrisa forzada
fue torcida por amor.
Un corazón duro
alguna vez fue blando.

Así fue,
así será.
10
3comentarios 81 lecturas versolibre karma: 98

Gruesas gotas

Gruesas gotas,
profundas como dedos,
caen sobre esta fría piel que espera,
triste, carente del tibio beso de las caricias
con las que tratas de dar brillo a mi oxidada armadura.

Triste noche tormentosa esta de un día frío y gris,
en la que sólo me acompañan rayos y centellas,
la gota fría de tu ausencia.

Desaliñada mi alma,
dejada,
sin afeitar,
sin gana alguna de cualquier idea que me distraiga,
que me separe del camino que lleva
hasta el dolor autoinfligido,
que acompaña el sabotaje perfecto
a un corazón que no está roto
porque no puede romperse algo que
no existe lejos del abrazo de tus largas piernas,
una cavidad torácica llena
solamente del vacío de una fosa abisal
por la que me hundo si despierto y no estás,
si te lloro y no te siento,
si pronuncio un "no pasa nada" tan mentiroso
como un "no te deseo",
como "un no te amo".

Necesito retener el sueño químico que me invade
para sentirte bajo el calor de nuestra cama
en esta noche que dejó encharcado
el claro de luna que me acompaña
mientras te busco con unos pies
que sólo saben tropezar sin tus sonrisas.

Te amo. Duérmeme.
leer más   
6
4comentarios 44 lecturas versolibre karma: 77

Insomnio

El amor es un sueño
pero tengo insomnio,
obligándome a ver
eternamente la noche.

A veces me pregunto
si tú también estas despierto
si tú también escuchas ese ruido
que se mantiene como un dolor de cabeza.

Insomnio sin censura
Insomnio sin belleza
Insomnio sin quien.

Negando por años
sangrando en minutos
heridas viajeras.

Nada teatral
sólo una extraña rutina
que desespera
y llega a los huesos.

Y sigo pensando
que mis ecos tienen destino,
y que este cuchillo
se quedará sin filo,

Sin filo.
13
7comentarios 115 lecturas versolibre karma: 111

Y aún

Te he buscando
en el mismo fondo
de un vaso vacío donde
un día hubo vino;
en los ríos secos
donde tu agua dejó surcos.
en las calles solitarias
donde no acaba de irse
tu recuerdo.
Te busco amado mío,
el más amado,
en las olas de un mar
que se lleva de golpe
la huella de tu pie sobre
la arena. Busco tu rostro
en caminos que no van
a alguna parte.
Te veo en poemas sombríos
donde no se da sepultura
a amores no olvidados,
me desgarran por dentro
y lloro una lágrima que
no logra caer de mis ojos.
Te veo en la luna celestina
que escucha mi lamento
y sabe mis secretos.
De mi día,
tu nombre es mantra,
de mi noche,
la fantasía de mi sueños.
Y así voy,
de la mano de tu lado
abrazandome al vacío,
repleto de tu recuerdo.
leer más   
21
12comentarios 91 lecturas versolibre karma: 112

Sinestesia sin anestesia

De un verde chillón
eran las motas de sus ojos,
que gritaban como locos
la ironía del adiós.

El marrón pedía perdón
por ser pasto de reflejos,
quienes aún hacían más bellos
a matices sin razón.

Acaricio la emoción
recordando los destellos
que se esbozan en el lienzo
de sus ojos, con amor.

Su pupila, con fervor,
husmeaba en mis recuerdos
que callaron como puercos
la alegría del perdón.

Y por ello se marchó,
y caló en mi corazón
que tuvo un acto reflejo
y mi vista enmudeció.
leer más   
19
5comentarios 103 lecturas versoclasico karma: 94

In Memoriam

Ha pasado tanto tiempo,
tantas noches, tantos días.
Junto a la melancolía
conversamos otra vez.

Quiero hablarte sobre el clima
sobre el paso de los años,
como desde tu partida
nada ha sido lo que fue.

Los recuerdos en el viento
con fragancia de tristeza
se convierten en quimeras
de otro frío atardecer.

Caen lágrimas de la lluvia
donde hay dos niños jugando
el que quise ser de antaño
y el que nunca más seré.

Remolino de recuerdos,
sentimientos de impotencia,
de pensarte de momentos
sin poder volverte a ver.

Y esta atmósfera tan densa
cargada de mil preguntas
donde espero mil respuestas,
esas que nunca tendré.

Los consejos que me diste
y también los que faltaron
recordar intento en vano
se fundieron en ayer.

Extrañando tu ocurrencia,
los días de pesca robados,
todo el tiempo que pasamos
y aquel que no pudo ser.

La neblina del pasado
va borrando tu silueta
y solo tu eco resuena
cuando pierdo lucidez.

En medio de la amargura
maldiciones mil pululan
en mi mente, y se derrumba,
no acepta esta realidad.

Pero...

En mis noches mas oscuras
aun tiene brillo la luna
que al oído me susurra
que en mi mente vivo estás.
19
10comentarios 69 lecturas versoclasico karma: 128

Discípulos del miedo

La inmensidad del estar despojado
te da valor.
La sospecha de amor sin recompensa
te presta amaneceres.
La melancolía sin duelo
mendiga amor,
tortura nocturna del no-me-olvides.
Clandestinidad que te devora
y vomita caridad.
Apetito humilde, hartazgo de promesas,
instantes de miseria sin papeles,
besos furtivos en el balcón
de la muerte.
13
4comentarios 88 lecturas versolibre karma: 109

Tiempo, olvido y un servidor

Ah...el tiempo, el tiempo
¡poderoso enemigo!
el señor don tiempo...
Siempre elástico y sin conciencia
absorbiendo historias
trocando pasados por presentes.

Contestando a veces
algunas preguntas
y preguntando machacón
por respuestas que no existen.

Rajando interiores
como navaja afilada.
Desfaciendo entuertos
y entuertando líos.

Tratando siempre
con malas artes
de promover
a su triste socio.
Señor olvido.

Incluso a veces
levantando muertos.
Y minuto a minuto
enterrando vivos.

Desvaneciendo leyendas.
Olvidando amores.
Olvidando momentos.
Recordando olvidos.

Inmenso océano
tragicómico.
El puto tiempo
y su querido amigo.

Esta noche de borrachera
no le haré preguntas
ni respuesta le daré.

Esta noche oscura
como buenos compañeros,
o como si lo fuéramos,
beberemos hasta caernos redondos
en una absurda esquina.

Beberemos juntos, los tres.
Tiempo, Olvido y yo.

Eso sí.
Antes pagaré la cuenta.



Refranillo popular: "Si bebes para olvidar
paga antes de empezar."

J. Robles
leer más   
19
18comentarios 123 lecturas versolibre karma: 102

Hikari

a LH

Desprendidos versos
Como arrancadas hojas
Besos aún vivos
Flores de cerezo al viento
Narcotizan memorias
Revoloteando al cielo
Hacia las nubes
que presienten lluvia
Atajando los rizos
de tu cabello
Hija del sol y la luna
Desde el infinito
Que engendró tu estrella
Ventisca de sueños
Arrastran palabras
Que aun te quieren tocar
Transfigurada en doncella
De mil y un destellos

Ah, se detuvo el aliento
Como hojas secas caen
Cenizas de poema
Sobre un árbol muerto
En la ígnea roca
En la bruma del recuerdo
Envuelve todo el silencio
Los mudos colores del cielo
En éste trasfondo gris
Llovizna que en sollozos
Aún te quiere nombrar
Aferrándose a encontrarte
Transfigurada deidad
De mil y una leyendas
En un amanecer nuevo.
leer más   
13
4comentarios 117 lecturas versolibre karma: 94

Cuando el ser se despide

Porque hasta tu cuerpo
seductor entre miles de andróginos
lastima
cuando ya no se puede amar.


Porque hasta el silencio
excitante rencor
se quebranta ante la indiferencia.


Y no sé extrañar
entre el fuego
de la distancia.


Somos diapositivas olvidadas
hechas cenizas en mi cigarro
y morí en la hoguera
de tu boca.

Y no supe renacer
cuando me declaraste
el olvido
el destierro
de mi cielo prohibido
de tus labios encendidos
de desamores abiertos
en la eternidad
que nos amedrenta.
leer más   
18
8comentarios 104 lecturas versolibre karma: 98

La maldita ventana

Una carrera de gotas de lluvia,
bajando frente a mi rostro
y la mirada que se prende a ellas
mientras siguen su curso al fondo
agolpadas en charcos al cancel.

Mirar llover, mirar la soledad,
un reflejo de realidad sin matiz.
Y ese gris que se abraza a todo,
¡Cómo quisiera un abrazo así!,
incoloro, pero lleno de afecto.

Veo a través de esa tristeza líquida,
rozando aquel muro cristalino,
pensando que en algún momento,
podría escurrir como todo afuera
pero nada cambia ese olvido
y la añoranza, sobre todo cuando
la maldita ventana sigue ahí.
leer más   
8
4comentarios 101 lecturas prosapoetica karma: 96

¿Melancolía?

Haces de la tristeza tu musa;
del alquitrán formas versos,
del gris oscuro tomas su color,
conviertes lo dulce y fresco
de las gotas de lluvia
en lágrimas amargas en tus ojos.
La grandeza del silencio
lo tomas como tortura.
La oscuridad de la noche
la haces tu compañera.
Traes amores no olvidados
y los riegas en tus versos,
los desentierras de tu pecho,
te recrea el dolor de su recuerdo.
En cada letra, la melancolía deja su huella,
te leo, y no comprendo tu tristeza,
la vida te ha dado tanto.
¿Porqué no tomar el beso
y bienvenida del alba?
¿Porqué no apreciar el canto
del ave temprana y llevárselo hasta el alma?
La belleza existe, hasta en la sublime
caricia del viento,
en pisar descalzo la húmedad del pasto,
en la lluvia, que da vida a tu rostro y cuerpo. Quizá, un día de estos dejes que las mariposas
y el color de la rosa y su aroma visiten tus versos; y permitas, que rayos de luz y el calor
del sol guíen tu pluma.
leer más   
17
8comentarios 116 lecturas prosapoetica karma: 101
« anterior123456