Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 140, tiempo total: 0.031 segundos rss2

Desnuda

Hoy te espero desnuda,
Desnuda te espero.

Desnuda entre los colores verdes y rojos,
Los papeles húmedos y mojados de aceite
De la avidez de la existencia humana.
Desnuda donde habite todo,
Donde no habite nada.

Durante un segundo, estaré en plata
E iré susurrando a las águilas muertas
Del negro páramo oscuro,
Situado entre las distintas colinas perpetuas
Y mi vaivén del centro inerte.
Hoy se desvanece Alejandría,
Hoy soy humana,
Hoy, vendré a verte.

Gitana y de cristal estaré entera,
Reflejando poesías y tintas visibles
Que, durante el esparto, las conchas mentirán
En el caer del océano y el espectro.

En neón estará tatuado el mundo,
En neón estará entero.

Hoy iré deslizándome en tierra firme,
Mientras mi victoria y las águilas,
Rodean la bóveda de tu coraza
Hercúlea, yo, en tu cima
Tú, en la mía.

Escurre tus labios sobre la arena,
Siguiendo las distintas huellas.
Funde los besos con el irisar del mío
Y siéntete uno con mi mismo ser.

Hoy te espero desnuda,
Desnuda te espero.
leer más   
8
3comentarios 82 lecturas versolibre karma: 93

Mi esencia

Llevo más de un centenar de días en la sombra,
escribiendo a oscuras
huyendo de los fantasmas
con los que antes bailaba.

Con miedo a no ser capaz,
incluso temiendo no volver a ser real,
agazapada en mi cama
sintiéndome a salvo entre las sábanas.

Y es que sólo necesitaba eso, estar sola.

Antes mi cabeza estaba ordenaba,
mi cuerpo disfrutaba,
había encontrado el punto entre la noche y la mañana,
y en ese caos cósmico bailaba.

Pero llegó el inicio de una nueva etapa
llegó enero y algo en mi mente cambiaba,
los años pares sólo traen desgracias
y tenía un presentimiento que no se equivocaba.

Un clic pero a la inversa,
en vez de engranarse, mi mente se desordenaba
y ya nada funcionaba;
había perdido mi esencia.

El principal problema
era que no sabía si quería encontrarla
porque no sabia siquiera
por dónde empezar a buscarla.

Negocié con el infierno una tregua
quizás sólo necesitaba una pausa
tomar aire para volver a la guerra,
o al menos entender qué me pasaba.

Pero el precio era mi alma,
y no estaba dispuesta
a vaciarme para volver a sentir calma,
prefería quedarme donde estaba.

Sin embargo, me acostumbré a la inercia,
a ese no sentir nada
a quedarme atrapada en la tormenta
entre cenizas, acomodada.

Dejé de buscar la salida de emergencia,
empecé a llevarles la contraria
a todos los principios que guardaba
junto con aquellas cartas que nunca enviaba.

Decidí seguir navegando a la deriva
pensando que quizás encontrara
un salvavidas como por arte de magia,
alguien que me devolviera la calma.

A pesar de no haber vendido mi alma
seguía sintiéndome vacía
es decir, no sentía nada,
ya nada me hacía flotar como una madera en el mar.

Demasiado tiempo para pensar,
y algunas copas de más,
hicieron que todo se diera la vuelta
y entendí que si realmente me quería salvar
tenía que equilibrar mi balanza
en el punto exacto entre pensar y dejarme llevar,
mi cabeza lo sabía
pero mi cuerpo no podía más.

Sin embargo, me di cuenta
(y no era la primera vez que lo hacía)
de que nadie me iba a salvar
si de lo que huía no estaba fuera.

Cuando huyes de ti, nadie te puede encontrar.
Cuando no puedas más, tienes que parar.
"Cómo te van a entender si no te sabes explicar".
Pero no tienen que entenderte, a veces sólo un abrazo basta.

Al final todo volverá a ser, o así me suelo engañar.
La esencia cambia, como una llama
y no tiene por qué ser mala la nueva etapa
las piezas diferentes también encajan.
13
5comentarios 69 lecturas prosapoetica karma: 102

Miedo

Cuando era niño
me dijo mi madre:
"no tengas miedo
siempre estaré
aquí a tu lado"
Hoy que ya no está
me siento abandonado
mis lágrimas han brotado
y nadie las ha limpiado.

Nunca termina el miedo
y pasa que con la edad
camina siempre a tu lado
y te castiga sin piedad
miedo a quedarte en soledad
a no encontrar el amor buscado
a caminar bajo la tempestad
y de problemas empapado
a no andar el camino
que te lleve a la libertad
y añoras volver a ser niño
cuando todo era felicidad.
11
4comentarios 37 lecturas versolibre karma: 83

pequeñas cosas

sueño con tu malestar,
con tus desidias y tus miedos,
parto con ellos desde el sur
hacia la ciudad
para resolverlos y esconderlos;
y rescatarte,
aunque sólo sea,
inconscientemente,
porque no me lo has pedido.
hago estas pequeñas cosas
y muchas otras
porque luego,
al despertar,
siempre estás tú.
leer más   
13
6comentarios 92 lecturas versolibre karma: 114

Cabalgar tus miedos

Cabalgar tus miedos
descorrer el velo
escalar la montaña
y alcanzar el cielo…
remontar esos
profundos miedos
nos permite conocernos
y entender
muchos puntos ciegos.
leer más   
13
8comentarios 118 lecturas versolibre karma: 112

El sueño

He tenido un sueño, estaba en un paradisíaco paisaje lleno de luz y vida, yo era el único ser humano, rodeado de tortugas grandes, pequeñas, y diminutas cuando andaba, tenía que tener cuidado de pisarlas a las más pequeñas y también mucho miedo, de ser devorado por las mas enormes y grandes.
Un lugar digno de un paraíso, y desesperado sitio de temor, prudencia, miedos y alegrías. No llegué a ser en este sueño feliz, por un lado las tortugas diminutas que podía pisar, y por otro las grandes que podía devorar me.
leer más   
6
2comentarios 46 lecturas relato karma: 76

Paredes blancas, cuadros y plantas

Entre paredes blancas, cuadros y plantas
Bajo mi mirada descansas
Risas, besos y esperanzas
Solo somos dos almas
Manos entrelazadas
Todo bajo sábanas
Ahora solo hay lágrimas
Nada está en su lugar
Te fuiste
Esta casa ya no es un hogar.
8
3comentarios 74 lecturas versolibre karma: 92

Maquillaje

Y al salir el alba despierto
con un café y un cigarro,
ahogando la pena
de la noche anterior,
la lucha con esas bestias
que desgarran la razón.

Y las maquillo sin ganas
las visto de colores
para ocultarlas,
durante el día no pueden salir,
no salen, no les gusta.
Duermen mientras
tú intentas sosegar
la angustia interna
con otro café y pastillas,
para poder ayudar
a que no sea tan duro
salir a caminar.

Maquillo mi cara y mi alma,
maquillo mi corazón,
que no se vea la desdicha
que yace en mi interior.
Y luego me quito la máscara
Y vuelvo a ser yo,
con el mismo miedo y angustia
que la noche anterior.

Se que volverá a pasar
yo lo intentaré parar,
aunque la vida me deje en ello
lo debo controlar.
Pero fallo, caigo al suelo
y me rematan,
y la noche vuelve a ser,
larga,
eterna,
sucia y lenta
hasta que llega un nuevo amanecer.

Y otro café ya en la mano
y las pinturas a mis pies
para pintar mi retrato,
sólo el que yo dejo ver.
leer más   
1
3comentarios 34 lecturas versolibre karma: 7

Debajo de la escalera

Debajo de la escalera
reverberan voces agoreras.
En las grietas asoman manos descarnadas
con tretas despiadadas.
Es una hacienda yerma
donde sestea la afrenta.
La acústica está insonorizada a la esperanza,
pues cerúleas almas
devinieron brunas
y ahora vagan erráticas en la inmunda espesura...

Debo subir la escalera
con porte incólume a la tragedia.
¡Las voces no pueden adueñarse de mi propia esfera!

¿Y si sólo fuera un trampantojo?
Puede que quienes braman
sean daltónicos en karma.

Los peldaños claman mis pasos:
¿Para blandir mi corazón al horror
o mutar a un “Yo” mejor?

Logorreico mensaje
insurrecto en paz anhelante.


Marisa Béjar, 17/03/2018
leer más   
11
5comentarios 71 lecturas versolibre karma: 103

Alba niña

Alba niña , despertar del sol,
primer rayo que nace
deseando ser resplandor...

Quieres levantar el vuelo
ansiosa de buscar otro cielo
inmenso y díafano para volar

Antes de aletear haces planes,
piensas, mides el tiempo
y el espacio que recorrerás

te elevas en vuelo intentando
cruzar a otro cielo dejando
huellas de estelas en el manto estelar

te sientes perdida en la inmensidad
buscando tu corazón otra manera de latir,
recuerda siempre niña

que la vida es como tu espejo
sólo devuelve el reflejo
de lo que enfrentes en él

no te paralices, no tengas temor
cuando se vive en el amor
difícil es fracasar

prefiere ser la que aprendió a soñar
y siempre sentir ese espacio,
ese goce de ser gaviota en libertad

Soñar es ver el lado hermoso de la vida,
ya realizados los sueños casi nada son
quedarse a vivir en ellos

despúes de gozarlos intesamente
y si el sueño termina
habrá que volver a soñar .

Los sueños viven dentro
tú eres de sol un despertar
en cada alba niña echalos a volar.


MMM
Malu Mora
leer más   
15
20comentarios 114 lecturas versolibre karma: 122

Espíritus derrotados

Espíritus derrotados en amarga desazón.
¿Por qué torturáis mi Alma?
Escapad de mis entrañas y descubrid vuestros complejos.
¿Por qué disfrutáis con mis lamentos?
Me dan náuseas vuestros cuerpos,
pierdo el sentido en el hedor de vuestro aliento.
Dejadme emerger de mis cenizas,
no anuléis mis fuerzas, no me hagáis enloquecer.
Permitid por esta vez, que el sueño una realidad sea
y marchad lejos de aquí.
No dejéis una huella, ni siquiera un solo rastro.
Quiero volar con el viento, quiero cantar con el pájaro
Y vivir mi vida entera, sin hallar en mi interior,
más espíritus derrotados.
15
12comentarios 79 lecturas versolibre karma: 88

Sin miedo al amor

Sin saber si amaremos cada punto bueno o malo,
Si es incompleta o completa dichosa perfección,
Deseando por entregarnos de cuerpo y corazón.
No podemos encubrir sentimientos malos da cada situación,
nos corroerá, porque nunca se habló o se aclaró.

El amor hace que dos corazones latan al mismo ritmo,
Al hacerlo quebramos esa conexión que nos une,
Que el sentimiento vivido por dos cuerpos hará que se acabe.
Desestabilizara la sincronización de ese sentimiento que llaman mito.

Sinceridad al compartir todo tipo de sentimientos malo o bueno,
Amar es comprender los errores, gustos de las propias personas.
Ser fiel a la persona a la cual nos entregamos de corazón y cuerpo,
Pero hay que entender que necesitamos ese momento a solas.

Por más celos envidia que nos intenten imponer,
El amor terminará siempre por vencer.
El amor sirve de un escudo al mal presente,
Hay envidia al amor de dos personas que lo demuestren.

¿Por qué razón necesitamos el amor?

Por hacernos sentir jóvenes, fuertes y felices dispuestos a vivir el día
pero estamos vulnerables a la maldad y envidia.
leer más   
4
sin comentarios 35 lecturas versoclasico karma: 62

Rota

Rota, por dentro, rota como si una niña me hubiera tirado contra una pared y los trozos los hubiera escondido en cualquier cajilla, pero dentro hay pedazos rotos, como mi alma en mi cuerpo.

Rota y asustada, como la niña que fui, como la niña lo está.

Rota, asustada y confusa, por no saber, por no querer y por no poder. Porque el futuro se ve, a veces quizá, como el pasado, maldito.

Rota el alma que intenta escaparse cuando me falta aire. Roto el corazón que trata de latir de alguna forma, y duele. Rota la mente que no me deja en paz, rota porque, quizá, nunca estuvo entera.

Rota estoy, lo sé, rota porque no quiero repararme, porque siento que no debo o no puedo pegarme. Rota por el miedo a mis pedazos, por mis miedos quizá.

Rota sí, y, ¿qué? Es mi maldición, mi propia tortuta y debo vivir rota, aprender a hacerlo, aprender a vivir con mis miedos, con mis pedazos forzando el llanto.
6
2comentarios 58 lecturas prosapoetica karma: 61

Del amor y esos miedos

My worst habit is my fear and my destructive rationalizing.
Sylvia Plath

Dentro del miedo no hay donde esconderse.
Benjamín Prado


Hoy le tengo miedo a nada, que debe ser igual o parecido a perderse por las calles de la única ciudad que has recorrido un millón de veces. Ya me encontraré, te dices a ti misma, avanzando con el paso decidido de unos pies que no solo no reculan, mucho menos, se detienen. Un despiste, eso es. Seguro que ha sido cuando iba pensando en... ¿qué más da? Ya me encontraré, repites sonriéndole al error que ya casi has olvidado, aunque es pronto todavía para saber dónde estás.

Hoy es uno de esos días que se empeñan en gustarme. Y lo intentan a mi estilo, como cuando trato de agradar poniendo empeño y consigo, con maestría, lo contrario. Pues igual...

Que por qué odio el mes de marzo, me pregunta el desconsuelo. Porque atrás quedan dos meses que debí haber vivido y no guardo ese recuerdo. Me pasa todos los años. No me extraña el arrastre de apatía que acarrean las semanas. Me divierto por las tardes deseando para luego, de manera más segura, cuando ya estoy dormida —el momento pertinente que utiliza mi ambición, la ocasión que dibuja en el aire los mejores castillos—, y creo que logro, algunas veces, pisar el rabo de la esperanza.

Hoy me infunde respeto esta ausencia de miedo. ¿Qué le pasa a las cuerdas del trapecio? ¿No está el viento soplando su molesta cantinela? ¿Ya le aburre la partida al descontento? ¿Y el naufragio?

¿Debería preocuparme?
13
8comentarios 115 lecturas prosapoetica karma: 98

Cartas al sentimiento: Miedo

Escrito al miedo:

Pienso llevarte de la mano al cementerio.
Pienso cavar yo mismo el agujero,
y leeré mis propios versos en tu entierro.

No creo que nadie te eche de menos.
Para ser sincero,
hace tiempo que no te quiero;
será porque no te comprendo.

Será porque eres sólo un agujero en el cerebro,
una masa informe y negra,
que vive dentro.

Yo mismo,
te llevaré de viaje,
de vuelta al infierno.
Y no será del que yo vengo.
Será mucho peor,
por ser sólo un sentimiento.

Quizá te vivas a tí mismo,
te mires al espejo, e igual que al tiempo,
te condene a ser humano,
a odiarte eternamente,
como yo me siento.

Será entonces,
cuando me pidas que tape tu agujero.
Será tarde,
y juro que nadie más que yo,
velará tu entierro.
- no pienso ser blando,
te lo prometo -
Más que nada,
porque no eres cierto.

Sólo queda resolver algo:

De qué flores
quieres el centro.
Creo que mis dalias combinarán perfecto
decorando tu agujero,
pues el negro será la única luz que veas,
para que te acostumbres a tu propio nombre,
para que te sientas reflejado, y completo.

Con cariño,
hasta que te meta dentro.
Siento que cada vez, falta menos.

@A. Rheinn
Cartas al sentimiento: Miedo.
#RheinnPoetry
leer más   
15
21comentarios 105 lecturas versolibre karma: 111

Florecer en invierno

El miedo al error,
a repetir con pasión la tristeza,
a florecer en invierno,
a que me recorra escarcha por las venas.
leer más   
11
4comentarios 80 lecturas versolibre karma: 104

Peter Pez

¿Que soy?, ¿un pez con boca de hombre?
¿Quizá con agallas de cristal?
Si, eso, soy un pez con escamas de metal
flotando bajo el mar.
Un Nautilus por el kraken perseguido
o pez de la zona abisal, de la oscuridad
un torbellino de luz, envuelto en fealdad.

Del corazón, del lagarto
sin cola, soy latido.
Gorrioncillo en vuelo
huyendo del lindo gatito.
Bicho de almeja vieja, encogida,
al roce del cítrico traidor.

Miedo que viaja en Business Class
gobierna mi vida, mi autonomía, y yo,
como siempre, voy en clase turista
con más pena que gloria, con billete
de ida vuelta a las estrellas
pudiéndome quedar, me acojono sin más.

Mis propios pensamientos me persiguen
la anhedonia de mi cabeza, hace zozobrar
mi cuerpo, sonrió no sé porque, sin querer me rio,
quizá de mi destino, quizá de mi camino,
un claro de luna, quiero descansar
El miedo sigue siendo libre y viajando
en Business Class, y yo, y yo, tengo miedo de viajar,
prefiero resguardarme y mi rincón, como un cobarde.
leer más   
15
8comentarios 77 lecturas versolibre karma: 104

Besos de sapo

Quisiera volver a nacer sapo,
esperar el ósculo
fertilizante de alas,
de primaveras,
mirar el futuro a los ojos,
certeza de que el vacío
huirá a la ciénaga del pasado.

Beso de sapo sanador de princesas,
que huyen de sonrisas lúcidas,
buscando refugio en la noche trémula,
donde su boca libe el deseo
por el abismo, la necesidad
de saciarse con el légamo del arrebato.

Sanador de triunfadores
escondidos tras el artificio,
madriguera de recelos
por abrir sus entrañas,
descubrir los espumarajos
de obviedades.

Sapo de lo cierto, lo carnal,
tangible de los sentidos
amalgamados con sudor,
muro de esencia sin maquillaje,
fronteras, pasadizos ni atajos,
lo inevitable de escalar
como premio a la constancia.

Ofrendo besos de sapo
suturando la ficción,
abriendo escaparates, vidrieras ,
sin edulcorantes del dolor,
sangrar para sentir vida,
que el viento del albedrío
insufle emancipación
del desasosiego al error,
abriendo calles a los infinitos.

Amén
leer más   
23
17comentarios 168 lecturas versolibre karma: 105

Pasos en la noche

Aquella noche era como todas,larga,fría y oscura.Tenía la sensación de no estar solo en aquella habitación,mi aliento recorría la estancia con su color blanquecino, golpeaba mi imaginación un simple reflejo de calor(marcando mi piel como la carne de gallina). Me levante asustado, tembloroso, un simple sonido me haría gritar en la oscuridad,encendí la luz y una sombra recorrió aquel pasillo en un solo segundo -Quien anda ahi? -Pregunte a sabiendas de estar solo,baje los escalones intentando mantener una compostura que en sí ya había perdido,escuche un sonido de unos pasos,la madera del piso superior rechinaba con un sutil suspiro.-Quien anda ahí?- Volví a gritar, pero esta vez mi voz denotaba el miedo que ya estaba dentro de mi ser,nadie respondía, pero aquellos pasos seguían marcando una misma dirección,me arme de valor y volví a subir los mismos escalones que hacía unos minutos bajará.Aquel pasillo volvía a estar delante de mi, el fondo la luz no lograba iluminar todo lo que había, aunque conocía perfectamente lo que el fondo podía esconder me acerque muy despacio y encendí la última luz iluminando todo aquel pasillo.
Nada, lo que había era nada,simple sugestión, un momento! y los pasos que escuchaba, también eran cosa de mi mente? no podía ser,mire cara a la ventana y entonces me entró el pánico,la ventana estaba entre abierta, el viento movía con sigilo las cortinas, me acerque rápido y cerré la ventana como un rayo,volví a sentir que no estaba solo,como un loco empecé a hablar como si estuviera acompañado por alguien, intentaba autocomvencer aquien estuviera allí conmigo de que eramos tres en aquella casa.
Volví a oír los pasos, está vez estaban muy cerca de donde yo estaba,tan cerca que podía sentir hasta su respiración,me acerque despacio, muy despacio, estaba cagado de miedo y entonces la vi,una maldita Lechuza había despertado todos mis miedos aquella maldita noche...
leer más   
6
4comentarios 59 lecturas relato karma: 70

Todo roto

Todo lo roto y defectuoso del país, estos que saquean
lo de todos
y se lo llevaron a paraísos
fiscales
robando al pueblo.
Los mentales Neandertales
mentirosos
con caras de marionetas
que elevan sus sonrisas
al más falso euro de madera,
los que bajo juramento
venden a sus madres
al mismo dios de oro
y sus creencias.
Judas de miserables negocios
cal viva de la peste corrupción
que sus hijos
heredan y heredaron
con fondos buitres
que matan y queman,
manojos de casquería
podridas
que visten de seda.
Juran en falsos testimonio
y duermen con el mismo
diablo y leyes, prostituidas
corruptas, indignas, y
ciegas.
Mi pueblo, pueblito, falto de todo
lleno de miedos, le cortaron
las alas, los pies, hasta
los dedos
ya no grita
le cosieron
la boca
con hilo
de acero.
leer más   
4
sin comentarios 28 lecturas versolibre karma: 54
« anterior123457