Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 70, tiempo total: 0.012 segundos rss2

Exilio voluntario

Es fama que hace tiempo
Las aguas inundaron
La Tierra corrompida.
Es fama, que no es cuento
De lumbres o de viejas.
Quizá lo has olvidado,
Como olvidas tus ojos
En el fondo de un vaso
O abandonas tu cara
En los falsos espejos...
Porque viene de antiguo
Que las conchas besaron
Las copas de los árboles
Y las aves bebieron
En corrientes salobres,
Y una fuente de plata,
Y unos labios de niebla,
Que hayamos olvidado...
Pero existió el Diluvio
(O, al menos, eso dicen).
La Biblia no lo niega,
Lo teme Babilonia
De Súmer, sumergida
Por barros y oros varios,
Se saben los desastres,
Se ve en pagodas chinas,
Está en profetas incas,
Y en templos africanos...
Y está en cuentos de ahora.
Lejanos artificios
De don Jorge Luis Borges
No acallen las verdades
Del Tiempo de las Lluvias.
Acaso ya recuerdes...
Naciste en este valle
De lágrimas y llantos.
Y, aunque no lo vivieras,
No olvides, buena amiga,
Los cielos ya pregonan
El iris de tus ojos.
Los cielos te recuerdan
Las viejas alegrías,
La vida del presente
Y el miedo a lo futuro...
No caigas en el pozo
Del olvido. No dejes
Entrar a la tristeza.
No emprendas, buena amiga,
Exilio voluntario
De tus ojos, tu risa
Tan hermosa y feliz,
Exilio de tu vida,
Exilio del pasado,
Exilio del presente
O del futuro incierto.
No dejes que te agobie
Nada ni nadie nunca.
Recuerda tu pasado,
Disfruta del presente,
Confía en lo futuro
Y sueña que este mundo
Podría ser mejor.
Que tú puedes cambiarlo,
Que tú puedes hacerlo,
Que tú lo harás, sin duda.
No temas nunca más,
No temas, buena amiga.
No vayas al exilio
De todo y de ti misma.
5
1comentarios 41 lecturas versoclasico karma: 54

Arista

Vivo en una arista. Mi camino es estrecho como dos líneas continuas en autopista, peligrosas en sí mismas…
Siempre transito el mismo sendero, es una línea blanca infinita; es una arista. Separa mundos; mundos antagonistas: los sueños y el tedio.
No hay vértices entre ellos; son insurrectos al consenso.
Debo transitar, sin dejarme apresar, ambos quieren atraparme sin piedad.
Los sueños drenan el aire de un delirante misterio que dirigen mis pasos hacia ellos. Cálidos y bellos deseos: aquella casa que tanto anhelo rodeada de árboles frutales donde el aire almibarado me besa a su paso. Buganvilla lila cayendo en cascada sobre mi pérgola amada. Mientras contemplo mi estanque enamorada; flores de loto moteando el verde ramaje pretencioso que emerge del fondo.
¡Ay! ¡Qué feliz me siento allí! Y más al verlo venir a lomos de su corcel gris…
El tedio me embota la mente, advierte que aquello no será para siempre, mostrando un rictus de muerte si acato y voy con el oponente.
Resuenan sus villanerías, creen que mis sueños son meras bufonerías. Sus risotadas sabotean mi paz, giro sobre mis talones y una protuberante faz me asesta el fétido aliento de la orfandad.
Estoy agotada, caeré postrada en una morada. La arista se estrecha, el horizonte se niebla. Palpo la densidad brumosa en mis manos temblorosas… Aullidos silbantes y voces cavernosas inyectando miedo en mi ser pusilánime y tambaleante.
Miro al suelo, pero no veo nada, quiero volver a mi arista; allí en indiferencia era artista.
Ahora el suelo es cenagoso, hay lucha y alboroto; ya no crecen flores de loto.
¿Me hallo en el tedio? ¡Los sueños no pueden ser tan horrendos! En el tedio estaban inertes, no reinaba esta desazón permanente.
Creo que mi ser inconsciente se fue a la pérgola, y ahora llora su pérdida.
Oigo un lisonjero gorjeo, atiendo, pero no lo entiendo. Avanzo y yerro en mis pasos.
Postrada ante una losa aguzo la vista para ver la inscripción borrosa. La bruma se condensa en relojes de arena y pierdo la pisa.
Extiendo la mano, puedo palpar los trazos… Y en ese momento un ser afelpado se apoya en mi hombro, y en tono armonioso susurra: <<Fueron los ecos del tedio que en lodo hundieron tus propios sueños. ¡Despierta!>>


Marisa Béjar,
leer más   
6
2comentarios 42 lecturas prosapoetica karma: 89

Valor

"Póngame un camino equivocado; con extra de kilómetros, para pagar el arrepentimiento a plazos". Me he dejado a la mitad tantos de esos, que estoy empezando a ser partidaria de tomar el trago de valor -que sale mucho más barato-, por amargo que sepa, para mirar al miedo a los ojos y soportar todo lo que eso conlleva; incluido el buen sabor final de boca.
Claro que cuesta hacerse amiga del lobo que amenaza con morderte, no lo hagas.
Y no lo mates, no hace falta.
Mientras no coma más que tú, no tienes que preocuparte por nada.
3
sin comentarios 23 lecturas prosapoetica karma: 43

Solo la desolación se acordó de ti

Cómo no sentir desolación,
solo bastó un instante para hundirme
en el vacío que provoca la angustia
de tener que salir huyendo de la muerte,
esa que no vacila ante la mínima provocación.

Solo quisiera poder olvidar a ese dolor
que trajo la tristeza a mis ojos,
ellos eran en el ayer como tú,
dos lumbreras juguetonas y alegres.

Han devastado mi consuelo,
ya no puedo disfrutar de la noche
impregnada de una lluvia que canta con fuerza.

Solo me ha quedado el miedo,
ese recuerdo de mal espíritu que cae
como una bruma espesa en un corazón
que ya no respira.

Solo me ha quedado el terror
para no poder vivir con la paz
de una mañana bella.
Cómo le explico que deje de llorar
si son sus manos tan pequeñas.
Nunca conseguirán sujetar
a ese rostro que tiembla.

Amor.
!Qué significa esa palabra en sus mentes!
¿A caso no fue Dios quien dio de su amor?

Nunca importó el color o el idioma de la tierra
que parió sus vientres.

Mi cuerpo se apretuja en el silencio,
ya no puede aguantar más el escándalo
que ensordece al sentimiento de no verte.

La noche llueve.
Llora infinita por tu ausencia que duele.

Mañana saldrá el sol recuperando lo que ayer
solo escurre hasta el cansancio.

!Como le explico que en esa nueva mañana que florece
ya no estarás para reír por cada una de sus travesuras!

Solo la desolación se acordó de ti.
Que no me extinga la oscuridad.
No tengo miedo.
Nunca podrás condicionar a mi camino
porque no soy botín de tus miedos.



Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
19/08/2017.
11
3comentarios 158 lecturas versolibre karma: 96

Nightmare

Todos se vulelve oscuro ya no hayo tu vos no siento tu presencia ya el aliento se vuelve moribunda

Ya casi siento que me haces falta mi corazón empieza a dejar de latir.

Estoy entre la cuerda floja que guiará mi muerte o seguir vivo o huir como un cobarde.

La estrella se perdió mi camino se vuelve más oscuro y no veo nada abajo siento el desespero de los caídos

Camino por esta cuerda que me separa de mi vida y el destino.

Y una luz aparece y despierto sin aliento muerto del miedo por aquella pesadilla.
leer más   
9
sin comentarios 47 lecturas versolibre karma: 75

Pesa

PESA

Formar parte del pasado pesa,
aun habiendo un lazo fuerte
que me une a ti eternamente,
me exiges que lo crea y pesa

Me arriesgue con alguien más,
no dijiste nada en el momento
y aun así sentí tu incertidumbre,
te alejaste sin decir nada

Tengo lo que pedí
a manos llenas
en bolsillos rotos
y sólo sé que te perdí

Me pediste respeto y tiempo
para vivir tu duelo y pensar,
yo solo quiero abrazarte,
fuerte el miedo amordaza

El dramatismo de los días
se torna cada vez peor
con un trágico estupor,
mañanas silentes y frías.

Mi único refugio fuiste tú,
mi íntima amiga
la que al final,
dijo estar enamorada de mí

Palabras que siempre quise escuchar
leer más   
14
sin comentarios 71 lecturas versolibre karma: 71

Miedo

Cuanta verdad acompaña.
la mutilada alma en decadencia,
cuántos caminos empaña
cuando te falta insistencia.

A tu tristeza, hazle campaña
cambia tu actitud de penitencia,
tus ojos ya desempaña,
se libre, no pongas resistencia.

Cabizbaja no ganarás batalla,
con fuerza interna el miedo agredes,
para ser una luz que estalla.

Si te lo propones, puedes,
tus temores y vergüenza amuralla,
y el miedo derriba como paredes.

Las letras de mi alma.
12
1comentarios 40 lecturas versoclasico karma: 78

Miedo

- ¿Pero por qué tienes tanto miedo?
- ¿Miedo? ¿Yo?- se rió sarcásticamente.
- Sí, lo veo en tus ojos.
- La mirada no siempre dice la verdad, eso tan sólo son tonterías que escritores desquiciados con su propio ser os meten en la cabeza. Luego pasa lo que pasa. Os ilusionáis.
- ¿Y qué hay de malo en eso?- pregunté- prefiero creer en algo e intentarlo antes que temblar a cada paso que doy por temor.
- ¿Estás hablando de mí?- entrecerró los ojos con desdén.
- Eres tú el que se ha dado por aludido- repuse- si tan sólo te quitaras esa coraza que no te deja ser libre de ti mismo, si quisieras intentar lo que ya das por perdido, si no fueras tan cobarde como para saber que irte es difícil pero quedarte y afrontar las cosas, aún más, pero que vale tanto la pena...
- ¿Y cómo sabes quién soy yo si, ni yo mismo lo sé? ¿Y qué pasaría si probara a cumplir toda esas barbaridades que acabas de nombrar?
- Porque creo en ti. Y si lo hicieras, no alejarías a tantas personas que una vez estuvieron a tu lado, conseguirías que alguien te quisiera como, en el fondo, quieres querer.
- Todo aquí dentro es un caos- me dio la espalda- no soy ni mucho menos recomendable para nadie, ¿quién querría estar con alguien así?
- Yo- se dio la vuelta y miré al suelo. Mis mejillas ardían.
- ¿Tú? - noté un tono irónico en su contestación.
- Nunca me ha gustado lo normal. Eres diferente- conseguí reunir el valor necesario para mirarle fijamente a la cara- pero nunca has tenido la valentía necesaria como para dar oportunidades, a mí, la primera. He sido, a tu perspectiva, invisible. Y me parece bien. Pero cuando tengas la suficiente madurez como para darte cuenta de esto, quizá ya no me encuentres si decides buscarme.

Apretó los labios.
Si no hubiera sido porque sabía que era él, habría jurado que por un momento sus manos rozaron las mías intencionadamente.
5
2comentarios 31 lecturas relato karma: 43

Si te vas

Si te vas, llévate los miedos,
todos aquellos que clavaste
en mi espalda, ataste a mis dedos.
Llévate todas esas dudas,
esas preguntas que sembraste,
llévate mis respuestas mudas.

Si te vas, no olvides llevarte
esa incertidumbre que agobia
mis deseos. Puedes colgarte
esos insomnios con que vistes
todas tus noches, y esa fobia
a la luz cuando te desvistes.

No te olvides de tus pestañas
postizas, pulseras doradas,
mi retrato… por si me extrañas.
No olvides llevarte además,
la caja donde están guardadas
las ilusiones… si te vas.

Y cuando vuelvas otra vez,
solo trae la certidumbre
con que lograste amarme… ayer.

@mello
leer más   
11
5comentarios 79 lecturas versoclasico karma: 88

Miedo

Tengo miedo de las noches, de mi cama.

Tengo miedo de soñarte, de sentirte en mi cabeza.

Tengo miedo de perderte para siempre, de perdernos.

Tengo miedo de que nunca deje de sufrir, de llorar y de anhelarte.

Tengo miedo a que aparezcas con tus condiciones, tus confusiones, tu miedo.

Tengo miedo a querer besarte, tocarte y abrazarte.

Tengo miedo al final, que yo decidí, a nuestro final sin comienzo.

Tengo miedo al odio, a odiarme.

Tengo miedo a seguir amándote.
5
sin comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 43

Frente a un espejo

El miedo atravesó tu cuerpo
sin sangre, sin marcas,
frente a un espejo sin efecto, sin truco,
te han vencido las sombras.
La vida huye de ti sin remedio,
nada más real,
ese tipo triste y decadente eres tú,
esa mierda eres tú.
leer más   
8
2comentarios 58 lecturas versolibre karma: 83

La flor

Vives en un vaso con un poquito de agua;
y víctima de mi miedo, te he arrancado para sentirme,
menos triste.

Te maté porque te necesitaba;
y cuando corté tu tallo, en aquel parque,
sentí en mi pecho, el dolor de una puñalada.

Mas no podía irme sin ti,
hubiera añorado tu compañía;
y, tal vez -¿porqué no?-
el muerto hubiese sido yo:

¡Ah!

Te amo y por eso te maté.
leer más   
5
sin comentarios 39 lecturas versolibre karma: 56

Feardom

Tengo miedo de que entres
a la oscuridad donde yo resido.
Miedo a encadenarnos
y perder el brillo de nuestros ojos.

Miedo a que tu sonrisa sea fingida
y que mi aburrimiento esté disfrazado.

Miedo a que mis anhelos se congelen
y yo congelar tus sueños.
Miedo a no dejarte ir cuando lo necesites,
miedo a que me retengas.

Miedo a quebrarte en pedazos
y que me mires con rencor.
Miedo a desgarrarnos sin piedad
y olvidar nuestro pacto.

Miedo a que no me sueñes.
Miedo de soñarte tanto...

Tengo miedo de enviarte al destierro
y obligarte habitar en una tierra desierta.
Miedo a despojarte de todo
y convertirte en un vagabundo.

Miedo a volar contigo,
terror a volar sin ti.

-Aria Nahual
(2014)
Fotografía: en algún lugar de Chiapas
9
2comentarios 74 lecturas versolibre karma: 77

Dormir o soñar

Comienza por zozobrar la tarde
y todo se hunde
en la profundidad de la noche,
las horas de espera,
el tiempo perdido,
ese instante efímero.
Lo vivido,
lo vívido,
lo que transcurre tangible
aunque sea disperso.
Lo ruidoso y ya en ruinas,
lo rebelde que no cesa de dar batalla.
Lo tenebroso bajo diferentes cielos,
la belleza de lo mortal.
Lo arrebatado de las rutinas,
las huellas que dejamos con la vida.
Lento, pero inexorable.
Con estrellas cambiando los rasgos del cielo
y la misma luna de siempre
bajo otra mirada;
de negro abundante o calva.
Al tocar el fondo de sus arenas movedizas,
todo es dejarse soñar
o dormir en el intento.
Los miedos existen,
el insomnio
y los fantasmas.
El instinto manda
aferrarse con las uñas
o encontrar el ritmo de la brazada
para llegar a buen puerto al alba.
Agotados, pero a salvo
para volver a comenzar.
leer más   
10
5comentarios 244 lecturas versolibre karma: 71

Fantasma con miedo

Más que pensar no puedo,
sólo pasos cosecho,
recojo distancias sin tiempo,
la noria llevo dentro.

Avanzo y nunca llego,
desgasto mis alas en vuelo,
como del hambre que tengo,
sólo un poco me muero.

Más que pensar no puedo,
siento, siento y siento...

Sólo sigo el rastro
de las curvas de tu piel.

De vez en cuando te veo,
hay salsa en tus movimientos,
como un fantasma con miedo,
intento desaparecer,
del campo de tu aliento,
de las curvas de tu piel.

Sólo pasos cosecho
de algo me ha de valer.
Borro las huellas que dejo,
así no sabré volver.
11
3comentarios 62 lecturas versolibre karma: 84

-1- Carcinoma (Miedo)

La dueña de la fuerza únicamente ¡Soy Yo!

Me estremecí de miedo ,
miedo de sentir al escuchar esa palabra ,
miedo de sentir en mi, sus pasos siniestros
miedo a ese espectro que oscurece la vida
miedo a pensar que debo ser valiente
miedo que en primera batalla me vence
miedo de ser la guerrera que todos quieren
miedo a tener miedo que es lo que me estremece
miedo, temor al desconocido dolor
miedo a al miedo de sentir miedo
miedo al miedo de la gente,
miedo a la misma muerte.
Y en el mismo miedo busco sentirme fuerte
el miedo hace que de inmediato recuerde
que hay personas que no deben conocerlo
porque otras más de su fueza y amor dependen.

Sentir miedo paraliza y eso sería hacerlo dominante y fuerte .
Y la dueña de esa fuerza quién domina la situación eso siempre lo tuve claro y presente,
cuando la vida no te dan ninguna opción.
Eres tú quien debe ser amorosamente fuerte!

MMM
Malu Mora
leer más   
3
3comentarios 49 lecturas prosapoetica karma: 60

Cobarde

Quise frustrar
una parte del pasado
arrancando el corazón
a todo cuanto latía
con una rabia contenida
como desde hace milenios.

Quise despojarme a conciencia
del inconsciente encadenado
a tus manos.
Porque tus manos
son producto del amor,
y el amor engendra vida.

Es preciso decir,
que no me daba cuenta del daño
mientras los ojos y el alma
le daban la espalda a tus milagros.
Quise quedarme sin nada
antes de que volviera el dolor
y me enfrentara contigo.

Ahora, apenas sin aliento,
hago latidos del recuerdo
y los echo a volar
hacia el rumor de tu vientre
que alberga melancólico
razones para no olvidarme,
como un ramo de flores cortadas
que no acaba de secarse.

Sólo cabe esperar
que des media vuelta
y te marches,
pintando mi insolencia
del color del miedo arrepentido
con esas benditas manos
que hace algún tiempo,
agarraban las mías para salvarme.

Me lo merezco.
La soledad por amante
y como morada, tu olvido...
Por cobarde.
leer más   
9
10comentarios 84 lecturas versolibre karma: 81

Me deshice de miedos

Y me deshice de mis miedos,
las tristezas esparcí al viento
limpié lágrimas con mi dedos
me abracé con fuerza a mis sueños.

A mi cara dibujé una sonrisa,
cerré mis ojos sentí la brisa,
estrellas brillantes me cubrían.

La noche avanza, pasa de prisa,
mañana la luz de un nuevo día,
a mi vida sonrisas confía.
MMM
Malu Mora
leer más   
15
6comentarios 145 lecturas versolibre karma: 73

El poder del caos

El poder del caos.
Vacío infinito de las mentiras.
Que me mantiene cautivo en el miedo al dolor del sufrimiento que acaece a todos.
Esclavo de emociones que no he podido dejar ir.

Mi mente divaga errática por la infelicidad de lo que solamente soy ahora.
Realmente quisiera caminar sin exhalar ningún reclamo.
Pero no lo hago.
Prefiero nuevamente solo callar.

Hasta que en el silencio profundo de la bondad nace mi propio agradecimiento.
Y solo entonces doy gracias por la sencilla simplicidad que satisface al equilibro de mis propios sentidos.
Respirando atento hasta limpiar mi mente de todas las situaciones que solo me dañan.
Abandonando al viejo resentimientos que solo pudre mi viaje alegre de la vida.

Tal vez seguiré andando con los pies descalzos de la desdicha.
Tal vez mis días serán simplemente cortos y oscuros.
Pero el poder del caos no poseerá mi vida.
El control del día es mi propia manera de amar a la felicidad.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
28/05/2017.
12
6comentarios 392 lecturas versolibre karma: 64

Micropoema Exorcismo

Te arrinconé contra tus temores
te expliqué "son solo fantasmas"
quise exorcisar tu miedo y tu fobia

entonces ...
decidiste que yo era la poseída,
y con pavor, me echaste de tu vida
leer más   
8
2comentarios 43 lecturas versolibre karma: 60
« anterior1234