Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 108, tiempo total: 0.024 segundos rss2

Senryu. (Oyes?)

Oyes mis ojos?
te gritan y susurran
mudos deseos...
leer más   
26
10comentarios 105 lecturas japonesa karma: 117

Poemas al caballero

Algo grava su alma

desde los tiempos,

clavado como estigma

evocándole el destino.


Soñante de mujer oscura

hembra azul de rojo pelaje,

siempre marcada

siempre libre.


Huye de tan viva tentación

abriendo su carne,

entregando su espada

a un dios que no le escucha.


No olvidó su especiado aroma,

ni la extensión de su caricia

y es la cruz sobre su pecho,

señal perpetua donde ella habita.


Hallada por un instante

reconoce sus ojos tras los barrotes,

él no sabe entonces

que la prisión está de los hierros hacia fuera.


Más el amor en su mirada,

más aguzado que su acero,

atraviesa su ánima,

le habla de castigos y condenas,

le dice que al final de sus lágrimas,

eternamente le espera.
13
6comentarios 74 lecturas versolibre karma: 100

¿En Que Piensas?

Pienso en tus ojos, en tu mirada;
En tu boca, en tu sonrisa.
Pienso en tu cuerpo, en tu alma, en tu ser.
Pienso en poder ser, en poseer.
En eso pienso.
Y en algunas cosas más…
leer más   
14
12comentarios 84 lecturas prosapoetica karma: 95

Hoy Sevilla no es Sevilla

Se secó el Guadalquivir,
ya no brilla la Giralda,
¿Qué fue de ese mes de abril,
donde fuimos todo y nada?

Con el llanto en la mirada,
se estremece por Campana,
llorando desconsolada,
la Esperanza de Triana.

Ni siquiera el Pali puede,
mitigar con sevillanas,
la tristeza que se adhiere,
y se clava en las entrañas.

Hoy Sevilla no es tan bella,
no deslumbra con su gloria,
hoy se descolgó una estrella,
y murió una gran historia.
leer más   
6
sin comentarios 45 lecturas versoclasico karma: 78

Del mar y la roca (Colaboración con @sarrd8r )

En todos sus mares de roca se abrieron fisuras
por donde se filtraba cada gota de melancolía.

Escondiéndose del sol en una periferia de estrellas ya apagadas,
certezas tintinean en silencio,
el rumor de recuerdos súbitamente inalcanzables.
Globos que se escapan entre mis sueños,
volviendo a su cosmos,
ilusiones de azules y blancos
de su falda al viento.

Dime norte,aire de runas,
eres aliento del pasado labrado en mi roca?

Soy lo que escribiste en la arena
y el mar no quiso borrar.


Lloraré hasta vaciar la sal de cuantos océanos nos distan,
cada ola será latido de reloj acercando nuestras manos.
Voltearé crepúsculos en la yema de mi lengua
por pronunciar tu nombre.
No quedarán valles ni cimas sin bautizar,
tallaré tu figura en cada cumbre,
en mi roca,
en tu ausencia.

Entre aullidos desbordados,
alcanzarán mis ojos a tus ojos
y a través de tu mirada,
regresaré a tu alma.

Amen.
leer más   
13
17comentarios 124 lecturas versoclasico karma: 118

Äṁäṗöḷä ṿïṛġëṅ (Colaboración con @Loue)

Su fresco aire se filtró de mañana,
suspirando entre
las flores de mi primavera.

Meciendo los cabellos de mis latidos,
exhalando el ansío
por vivir entre sus manos.

Arrebolado despeinó mis ensueños
en la brevedad de su caricia,
cincelando en mi cuello un secreto deseo.

Tatuar ósculo rozado, furtivo,
como amapola vírgen
en campo de trigo.

Con la timidez de la brisa,
desnuda tras mi incauta sonrisa,
esbocé un dulce beso a escondidas.

Esperando hallarme, desperezarme,
como crisálida de luciérnaga,
abrir mis alas para que descubra el cielo.

En el aleteo de su ternura,
cerré los ojos en su silente pecho,
me inundo en la eternidad de su abrazo.

Abanico mi mirada
en la marea de sus pestañas,
pellizco del alma regado en un cruce,
recorriendo ese instante que transita
de mis ojos al álito del deseo.

Amapola virgen que siembro en la comisura de su boca
leer más   
20
11comentarios 121 lecturas colaboracion karma: 96

Miguitas de magdalenas

Tenía un abrigo naranja para los días que pesaban. Hacía livianas las penas.

Los labios vestidos en color frambuesa. Dejaban su marca en las tazas de café, como el que lanza miguitas en el camino para no perderse. Cada sorbo, una huella en el mapa.

Sentada en la mesa con flores naturales. Madera suave, pulida por el paso de vidas y manos llenas, corazones rotos y sangre en las venas.

Ella observaba el bullicio de la gente pasar por el ventanal de la cafetería. Era coqueto, el escenario ideal para practicar, con las comisuras rizadas, la magia de la mirada.

Miraba los gorriones llevándose restos de magdalenas en el suelo. Miraba repartidores de vida agitada. Miraba jardines que aguardan la lluvia.

Despacito se fijaba en los besos en las esquinas. Los bolsos llenos de rosas sin espinas.

Miraba caminando vidas desoladas. Preocupaciones a cuestas del que muere en el trabajo. De los que viven en treinta metros cuadrados.

Miraba cejas sinceras. Extraños que se cruzan y se saludan con la chispa del "buenos días" de verdad.

Miraba bufandas suaves. Pañuelos al viento. Corazones blanditos y almas que rugen con puro estruendo.

Miraba el amor del calcetín desemparejado con el que aparece en el otro pie de repente.

Miraba fuentes incesantes. Gotas de vida. Periódicos altivos y gafas tímidas.

Y miraba.

Porque ver no es mirar. Cuando uno mira, le pone el alma. Toca la puerta del pecho. A veces se entra de puntillas. Otras, suenan campanas y se alborota el cabello.

Déjame que mire, decía. Déjame que me beba el tiempo.
leer más   
12
12comentarios 105 lecturas versolibre karma: 98

senryu (15)

Hay quien enciende
tu música interior
con la mirada.

@Vientosdelalma
leer más   
24
11comentarios 108 lecturas versoclasico karma: 100

Sin título...

La vida me
supo mejor.

El día...

Qué
nuestras
miradas
se cruzaron...

© Derechos de autor
Isa García
leer más   
6
1comentarios 48 lecturas versolibre karma: 73

ԌіГѦՏѺLЄՏ ү ӍѦГԌѦГіҬѦՏ (Colaboración con @Pequenho_Ze)

Decapando muecas
hasta encontrar la sonrisa,
la que brotó entre girasoles
y margaritas,
sonrisa que chinó mis sentidos,
versos musitados en los cepos
de la soledad, moliendo sus muros,
trueque de vuelos sin nido
por raíces con playa en su jardín.

Detuve el tiempo
en la única mirada que supo atravesarme.
Me acosté en las manos
de un desaliento demasiado grande
respirando ceniza
hasta descubrir que la vida
guarda una sorpresa en cada esquina,
y a pesar de la distancia
aún fui capaz de sonreír.

Obsequiarte ramos de años
con el color del iris de mis tañidos
alimentar tus ganas con olas,
con el olor a tierra de mis ojos,
enseñarte como tu alma ronronea
cada vez que mi aliento roza tu deseo,
amarrar nuestras vidas en te amo
como cortinas de nuestros mundos.

Y detrás de los velos
fundir en un beso todas las desdichas,
acariciar la luz con la oscuridad sentida
que vive en los amantes fugaces.
Llorar sin lágrimas, verter las caricias
y ahogar en sí mismo
el inmenso mar de la melancolía.

Girasoles y margaritas, amantes en tiempos de cenizas de muro…..
leer más   
18
19comentarios 195 lecturas colaboracion karma: 93

Ojitos tristes

Se dejaron la chispa, su luz, en alguna esquina. En la intersección entre el bombeo de la sangre y los equilibrios al soñar. Entre las caricias y las espinas.

Cuántas veces se cerraron con todas sus fuerzas para soñar más alto. Para sentir más fuerte.

Cuántas se cerraron flotando en lágrimas, esferas transparentes, imperfectas por la gravedad, que las deforma y las arrastra por las mejillas hasta que saltan del pómulo al suelo.

Cuántas miradas al centro de la Tierra. Como en un viaje de aventuras, indagando la manera de llegar al tesoro.

Cuántos cruces furtivos en escaleras. Entre la multitud. Conectaban a la perfección. Con miedo, y a pesar de eso, seguían buscándose. Como luna y lobo.

Cuántas miradas a las estrellas. Guardianas de esperanzas. Luces que duermen al alba.

Cuántas conversaciones en silencio. Cuánto pueden hablar unos ojos.

Y mis pestañas abrazaban las tuyas. Mis retinas guardaban tu esencia. Mis párpados eran lienzos de tus locuras. Ventanas de mis colores.

Ojitos tristes.
Ojitos cansados.
Ojitos dulces.


Llenos de magia. Pintados de flores.
leer más   
12
23comentarios 120 lecturas versolibre karma: 96

Desde aquel día

Y aquí me tienes, frente a ti
Sentada mirando tus ojos
Y tú los míos
Escudriñándome sigilosamente, lo se
Me doy cuenta, soy observadora
Me miras y te sonrío
Te parece un sueño que este frente a ti
Lo deseabas tanto y yo no tanto
Pero al final, cedi ante tu encanto
Me gusta tu sonrisa, me decías…
Me gusta tu encanto me repetías…
Y aquí seguimos mirándonos,
Y el café enfriándose..
Tomaste mi mano con ternura, y la besaste
Acariciaste mi cara, y me diste un beso
Desde ese día, ya no fuimos dos..
Tu cuerpo y mi cuerpo se fundieron en un
Abrazo y fuimos uno solo…
leer más   
4
2comentarios 57 lecturas prosapoetica karma: 55

Puertas abiertas

Ya se abren las puertas
que en otros mundos
se cerraron por falta de uso.
Los caminos van sinuosos
hasta ellas, pero son cómodos y frescos.
Ya no importa si fue o no.
Sólo quiero mirar hacia el cristal transparente
que muestras lo que hay al pasar el umbral.

Siento que miro en etéreo
y me gusta ver en neutro
lo que fue difícil mirar durante tiempo.

Estoy cómoda en estos pies
que sostiene la autoaceptación.
Ya no me importa como me miras.
Ya no me importa quién me ve.


Tengo un espejo de vuelta y media,
que me muestras casi lo que soy.
Siempre queda un ángulo muerto,
ese que aún no resucité.

Ya no busco lo que sé que no está.
Me conformo con las palabras que tengo,
con dos rayos de sol,
una mano que me da apoyo
y un horizonte por descubrir.




Hortensia Márquez



Imagen: de la película "Rebeca"
15
18comentarios 123 lecturas versolibre karma: 96

Ojos submarinos

Los tuyos son azules.

Rompen el suelo.

Hunden mis mapas de batimetría.
leer más   
10
10comentarios 97 lecturas versolibre karma: 105

Sinestesia sin anestesia

De un verde chillón
eran las motas de sus ojos,
que gritaban como locos
la ironía del adiós.

El marrón pedía perdón
por ser pasto de reflejos,
quienes aún hacían más bellos
a matices sin razón.

Acaricio la emoción
recordando los destellos
que se esbozan en el lienzo
de sus ojos, con amor.

Su pupila, con fervor,
husmeaba en mis recuerdos
que callaron como puercos
la alegría del perdón.

Y por ello se marchó,
y caló en mi corazón
que tuvo un acto reflejo
y mi vista enmudeció.
leer más   
19
5comentarios 103 lecturas versoclasico karma: 94

Hay muchas miradas

Hay muchos colores en una mirada,
y hay muchas gamas que nos dejan su marca
quedando grabadas o no dicen nada.

Hay miradas intensas que aplastan
Miradas tan duras que hielan el alma
y llenas de nada entierran tus ganas.

Hay miradas muy tiernas y muy claras,
miradas tan suaves que hasta ensalzan
tan llenas de amor alientan las almas.

Y otras miradas de intenso color,
miradas que cegadas de deseos
desnudas de alma, no llevan amor.

Hay miradas perdidas que vagan vacías
y hay miradas de arcoíris vestidas,
que buscan algo que llene sus días
leer más   
22
18comentarios 175 lecturas versoclasico karma: 111

Cosquillas A Los Sentidos

Y aún se me eriza la piel
Por un beso, por el roce exacto,
En el vibrante lapso,
Por un suspiro seducido
Y retenido
En el saliente
De esta vacilante laringe…

Por un duelo
Entre tus ojos y mis ojos
Color de miel.
Cuando te atrapo
Apoyado al final del pasillo
Mirando mi envés
Siempre que me vuelvo,
Y cada vez.

Y es que no sabes, ni sabrás,
Cuántas instantáneas encumbradas
Vas sembrando
En cada esquina de la casa,
En esas fraguadas miradas.

Florecen en el rincón más sublime
De la caja dónde guardo
Mis mejores primaveras.

*
(Te divierte, lo ves,
Jugar a hacer cosquillas
Al conjunto más resguardado
De mis silvestres sentidos. )
leer más   
15
13comentarios 110 lecturas versolibre karma: 110

Tan solo su mirada

Dame una hora, un minuto,
tan solo una mirada….


El tul de la soledad desertada,
susurro de piano en noche gris,
céfiro deshecho en pétalos,
la sed tirana de mis labios
por calar la piel del deseo.

Dame la vida con tan solo un segundo,
tan solo….


Reptar con las rodillas
de mi vanidad vencida,
conjurando su nombre
cual elixir de vida,
por un roce de su aliento,
el hálito del mío
en la armonia de sus cuerdas.

Dar la bienvenida a la vida
con tan solo su mirada….


Fenecer a tres besos de su sombra,
cual acto de redención al renuncio
de no ver más amaneceres
que su alma desnuda
en la agonía de una vela.

Rasguear las cuerdas del cielo tan sólo con su mirada

Amén
leer más   
34
23comentarios 151 lecturas versolibre karma: 116

Revisé mis crónicas

He vuelto a leer mis crónicas,
Y pude entender cuando escapé,
En el registro de mi historia
Yace el momento exacto
De cuanto me traicioné,
Cuando tenía el fuego
A merced del cuerpo
Y lo dejé desvanecer.

No entiendo cómo pude
Dejarme ir de esa manera,
Sabiendo lo difícil
Que es volver a mí,
Sabiendo todo lo que golpea
Cuando no estoy en mí.

Es necesario tropezar
Tantas veces como sea necesario
Volver a mí cuantas veces
Me pierda en el escenario.

Hoy las células de mi neurona,
Se atienden con la fragilidad
De la falda de quien me acompaña,
Quien me fue a buscar de la nada
Y supo divisarnos entre tanta lástima.

Me siento,
Pero aun hay agua que no quiero beber,
Aun hay una fina capa de vidrio en el suelo
Que cuesta desprender.
8
3comentarios 80 lecturas versoclasico karma: 90

Hoy nada de hacer lo normal

Salgo de mi casa hoy es un día genial,
despliego las alas y corro hasta el parque,
salto la cloaca y le hago un desmarque
al perro de ese tipo que me ladra al pasar..

Y pienso que hoy…hoy estoy contento…
sin ganas de hacer lo normal…

Busco entre las plantas algo que me haga ilusión,
y veo un par de rosas sin venir a cuento.
Oiga jardinero de verdad lo siento!
pero yo las cogí por una buena razón.

Y es que hoy.. hoy ya ni lo intento..
Hoy nada de hacer lo normal!

Tenga usted señora, se las merece más que yo,
la señora aminora y me da un apretujón!
“Gracias muchachote, eres muy atento!”
Su sonrisa lo merece, créame no le miento.

Porque hoy… y no me lo invento…
hoy veo lo bueno y ya está!.
Hoy nada de hacer lo normal!
Hoy vengo con ganas de…..libertad.
leer más   
11
4comentarios 102 lecturas versolibre karma: 84
« anterior123456