Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 80, tiempo total: 0.021 segundos rss2

El pájaro

Con el tiempo las lágrimas donde estarán,
adonde habrá ido eso que las hizo brotar.
No hay tacto suficiente
cuando visitas de cerca a la muerte,

estar cara a cara,
te hará bajar la mirada
pero el tiempo que aguantas
será una victoria entre derrotas.

En la calle llueve y sale el sol
se pudre la manzana del pecado
y el tiempo en mi habitación

pasa como las hojas de un calendario,
volando, como siempre aspiró
el gusano de la manzana devorado.
5
sin comentarios 19 lecturas versoclasico karma: 58

Mientras nos miramos

Me miras... te miro,
y todo empieza..
Disimulo
y tú insistes.
Titubeo
y tú resistes.
Me sonrojo
y tú sonríes.
Te acercas
y yo tiemblo.
Tus ojos y los míos
quieren...
y sin más, se entregan.
Y la música...
mece envolviendo
mientras tus brazos me llevan.
Me susurras al oído y...
reímos.
Reímos y bailamos
en una danza interminable.
Abrazados...
sin medir los pasos
ni las distancias.
Y meciendo tu cuerpo
junto al mío,
tus labios me dicen
que a los míos desean.
Y el tiempo se para,
cuando tu boca y la mía
sellan sus labios besando.
Beso tierno... primero;
apasionado, caliente y
húmedo... después.
Y ya no hay freno
donde la pasión lo ocupa todo.
La danza se transforma,
los sentidos se agudizan;
casi duelen,
cuando tu cuerpo y el mío,
entregados se funden.

Fueron...
tus ojos cómplices
sobre los míos.
14
8comentarios 92 lecturas versolibre karma: 105

Miradas

En los ojos que se cierran,
los luceros de la cara
si entornados ya no brillan,
son las lunas que se apagan.

O se encienden de repente,
despertando como el alba,
y es abiertos cuando lucen
y fabrican las miradas.

Las tímidas, las esquivas,
las de mejilla rosada
que derriban a los párpados,
las que esconden las pestañas.

De soslayo, las furtivas,
las que dicen lo que callas,
chispeantes y sutiles,
las que a tu lado me arrastran.

O esas tristes y vidriosas,
de lágrimas anegadas,
de las perlas transparentes
que las pupilas derraman.

Circunspectas o vacías,
las perdidas en la nada,
las que seca la locura,
miradas enajenadas.

También las hay cristalinas,
tan nítidas y tan claras
que al mirar lo dicen todo
y te desnudan el alma.

Miradas al horizonte,
en ese punto clavadas,
son limpias y pensativas,
las colmadas de esperanzas.

Poderosas, cegadoras,
retadoras o que matan,
cándidas o desafiantes,
cómplices y vivarachas.

Y sobre todo amorosas,
profundas y apasionadas,
poderosas, seductoras,
las que besan..., las soñadas.
18
5comentarios 76 lecturas versoclasico karma: 120

El último vals

Es mi último vals.
He desoído los estertores
que acusan fastuosas protuberancias
en valles de andar descalza.
Listones,
que rasgan la seda en jirones…

Siento hormigueantes excoriaciones
en mi cuerpo
por tu silencio
que ahogan mis versos.
Es un anexo perverso;
acuíferos mutan infiernos…

Hay una bifurcación;
donde el ambiente nebuloso
deviene nácar más imperioso.

Tengo la aldaba,
y tú telepática mirada.

En el llanto está la alquimia
que abraza almas encumbradas.
Olvida la senda abigarrada
y busca el color de mi mirada.

Tiéndeme la mano en mi último vals;
el suelo está encerado
y nosotros enamorados.

Alma rimada.


Marisa Béjar,
leer más   
13
2comentarios 71 lecturas versolibre karma: 95

Lo imposible en tus ojos

El borde difuso de lo diáfano
El lenguaje esmeraldino de los seres sin habla
El rapto de las sirenas hacia la noche de todos los monstruos
Los signos arrojados a una orilla disuelta
Un abismo en el corazón del abismo
Que se contrae y se dilata
Con los labios de tu boca
Con la boca de tus piernas
La intensidad que interroga
Por el momento en el que nada existe.
7
sin comentarios 85 lecturas versolibre karma: 72

Miradas al alma

Sus ojos,
noche de verano.
Los de ella,
mañana de inverno.
Pero aún así,
templaban el clima
y paraban el tiempo.

-Mateo Pelassa
leer más   
13
sin comentarios 47 lecturas prosapoetica karma: 82

Miradas

Otra noche sin dormir y ya son varias.
Empieza a amanecer en una calle llena de gente.

Lleva un rato caminando sin rumbo y empieza a sentirse muy cansada pero de repente vio sus ojos y algo cambió.

Hubo muchos juegos de miradas hasta que decidió acercarse pero mientras iba hacia él apareció alguien que lo agarró de la mano.

En ese momento él dejó de mirarla y empezó a alejarse pero ella le gritó:

Sé que acabaremos juntos porque desde que te miré a los ojos vi al hijo que quiero tener.
leer más   
10
2comentarios 68 lecturas relato karma: 82

Kamikazes tatuados

Y fundirnos en un choque de miradas,
besar todos tus lunares
mientras acaricio tus cicatrices
mientras dibujo tus tatuajes sobre tu piel,
con la luz apagada,
y encuentro tus puntos débiles
esos que te hacen estremecerte.

Apoyarme en tu pecho
y respirar al son de tus latidos
diciendo que me voy a dormir
aunque sé que no quiero soñar
porque ya lo estoy haciendo.

No dormir pero no estar cansada,
quiero aprovechar cada instante de tu mirada.


Esos labios que siempre incitan a besar, esos labios que me hacen temblar.
Son las 6, la hora perfecta para verte amanecer
y los atardeceres a tu lado...
esos si que son mágicos.

Quiero al miedo de aliado
porque gracias a él hoy duermo a tu lado.


Aunque vayan desapareciendo los miedos,
el más grande (que a la vez era deseo) se ha cumplido ya.

Estoy volando tan alto,
conduciendo tan rápido,
tan borracha,
tan sin cinturón,
tan sin paracaídas,

que sé que el aterrizaje forzoso no va a acabar bien
pero me da igual
porque he disfrutado tanto de tus miradas
que las sonrisas tontas serán mi colchón.

Mentirnos con te odio mientras susurras un me encantas
y así, casi sin querer pero queriendo
me he vuelto una kamikaze
llena de misterios que para ti ya no lo son,
así, casi sin querer pero queriendo
me he enganchado a tu sabor
a la adrenalina de tus besos
y no quiero ninguna desintoxicación.

Quiero que se me siga acelerando el corazón cuando te tengo delante
y que no huyamos por caminos separados.

Quiero ser amiga mientras te beso la espalda
y quiero ser mucho mas cuando chocan nuestras miradas.

Prefiero sufrir cuando te vayas por seguir acelerando cuando me decían que pisara el freno,
a no haber cogido impulso cuando el destino me gritaba que te besara.

Me he quitado la coraza, he desnudado mi alma y que bien sienta dejarse llevar sin ninguna carga.

Y aquí estoy, escribiendo líneas sin sentido, caóticas, pero cósmicas
siempre pensando en el próximo momento en el que nuestras miradas vuelvan a conectar.

¿Me preguntas si te quiero? Busca la respuesta en mi mirada.
3
1comentarios 43 lecturas prosapoetica karma: 36

Miradas

Miradas que donde se dirigen
dan paz, que se regalan
como destellos de luces,
como rayos de sol
rebotando sobre la mar.

Miradas que no saben de precios
ni de intereses
miradas que se hacen consuelo
de corazones expuestos,
miradas que abrazan
como brazos abiertos.

Miradas como torrente de agua fresca,
que sonríen en cada parpadeo,
como lluvia de estrellas
en noches de desvelo
que te invita a tener sueños.

Miradas azul , verde o marrón,
miradas que con sólo mirarte
te hacen el amor.


MMM
Malu Mora
leer más   
13
4comentarios 71 lecturas versolibre karma: 74

Mirarte y que no me veas

Mirarte, otra vez.
Que no me veas, de nuevo.

Separarse no siempre implica
alejarnos de algo
de lo que quizá aún no hemos sabido
cómo deshacernos

es decir,

han pasado días
de lluvia que cala
de piel mojada
de tempestad con sin sentidos
llenos sentimentalmente
y emociones dormidas
por soñar entre pestañeos al
pensar, imaginar
unas manos grandes recogiendo un cuello
para besar
unos labios transparentes

han pasado personas
y habladurías,
saltos hacia ningún lado
carreras sin moverse del sitio

ha pasado, en realidad, nada

porque, aunque, ante, contra
sin embargo

a veces cambiar te conlleva
a volver adonde estabas en un principio
a veces elegir
y decidir sin saber cómo controlar
fingir

no sirve, no vale, si ahora, mismo
pasará:

mirarte otra vez
que no me veas, de nuevo.
9
4comentarios 87 lecturas versolibre karma: 82

Palabras de nuestras miradas

quizá no hablábamos

pero no
por orgullo, o distancia

quizá no hablábamos
por el simple hecho de que
nuestros ojos
decían palabras que una boca nunca podría superar.
9
3comentarios 54 lecturas versolibre karma: 85

Y:

Y qué bonito que te estremezcan por dentro con tan sólo mirarte.

@magiaenmiradas
leer más   
12
5comentarios 43 lecturas prosapoetica karma: 74

Miradas...

Primera; Ausente

Segunda; Indiferente

Tercerra; Tímida

Cuarta; Sostenida

Quinta; - ¿Qué pretendes?-

Sexta; Nos echamos un pulso

Séptima; Me puedes

Octava; Me buscas

Novena; Me tienes

Décima; Te tengo

Miradas...

Miradas que dicen,
Pero si preguntas callan

Miradas que cuentan,
Pero sigues sin saber nada

Miradas que gritan,
Sobre bocas selladas

Miradas que en verdad dicen,
pero jamás serán delatadas

- ¿Y ahora, qué?-
- ¿Ahora ?, ahora nada
son solo miradas...
leer más   
10
4comentarios 85 lecturas versolibre karma: 84

¿Donde nos perdimos?

¿Donde nos perdimos?
No sé si te perdí al encontrarte
No tengo concordancia sin agobiarme
No sé sí te perdí en el amanecer
O en la madrugada cuando te desnudabas
No sé si me perdí en el girasol
O en el café de las mañanas
En tus besos
En tus ojos
O en tu piel.
En tus faldas, echadas en mi cama...
En el árbol o en tus curvas
No sé si estás debajo o encima de mi
En el cigarro o en las cenizas
En mi pecho o en mi corazón
¿En que parte del libro nos perdimos?
¿A donde me mandaste los te quiero que me prometiste?
¿Y los abrazos...?
Bajo la mesa, hay una carta,
Escrita para ti...
Cuando quieras regresar.
leer más   
18
7comentarios 98 lecturas versolibre karma: 102

Agitan las miradas

Hay una historia detrás de la historia
Una sonrisa detrás de las lágrimas
Una fuerza incalculable detrás de los que bajan los brazos
Un montón de mensajes que vienen y van

Como si el contacto real no estuviera intervenido
Como dos personas que se encuentran
Y ya nada vuelve a ser igual
Se escuchan, se miran, se ríen

Cantan y bailan. Duermen y sueñan.
Agitan las miradas y gritan placer
Levantan los restos de ellos mismos
Inventan historias para crear recuerdos

Viven de futuros. No están acá.
Siguen sus caminos y se vuelven a encontrar
Como la primera vez. Como siempre
Como si el tiempo no fuera a correr

Borran los recuerdos. Comienzan otra vez
Avanzan sobre la noche
Sueñan cosas imperceptibles a los demás
Se miran a escondidas.

Se desafían a flor de piel
se perdonan la pasión.
Se encuentran los vasos vacíos
se desata un gran temblor.
leer más   
5
8comentarios 35 lecturas prosapoetica karma: 61

Miradas con sabores dulces:

Qué capacidad de sintetizar la vida tenéis aquellos que únicamente pensáis que lo importante es el color de ojos, que el azul es mucho más bonito que el verde o que el marrón está por encima de cualquiera.
Pero, ¿qué hay de la luz de la mirada? De ese fuego que arde dentro de cada uno prendiendo cada roce y cada instante, descubriendo un universo entero en una pequeña pupila en la que uno puede perderse sin límite de veces, en la que podemos bailar incluso cuando no nos sepamos los pasos, en la que podemos cantar tan alto como queramos, en la que podemos sentirnos libres siempre.
Qué bonito eso de ver brillar la mirada, de fijarse en cómo se enciende cuando hablamos de nuestro libro favorito o cómo se ilumina con cada carcajada que ha sido guardada hasta que no podíamos más y estallamos.
Estallamos y nos prendemos enteros, aunque era algo único porque ese fuego no quemaba, solamente nos encendía hasta hacernos brillar más fuerte que el Sol.
Quédate con esas miradas en las que puedas dar millones de vueltas hasta marearte, incluso con aquellas que a veces, en vez de Sol, sean Luna, sean la Tierra o incluso la galaxia entera. Esas miradas con las que sobran las palabras porque sabes todo lo que se esconde detrás.
Quédate con ellas y no las pierdas nunca.


@magiaenmiradas
5
2comentarios 20 lecturas prosapoetica karma: 65

Agua y arena:

Y quizá yo, al ser mar, tenga tantas ganas de deshacer mis olas en la orilla de tu mirada.

@magiaenmiradas
leer más   
12
2comentarios 44 lecturas prosapoetica karma: 84

Cómo no voy a perderme:

Cómo no voy a perderme contemplando las estrellas si en cada una de ellas veo la luz de tu sonrisa y cómo no voy a encontrarme en cada ocasión que siento tu latido en mi pecho.

Cómo no voy a perderme buceando en el océano de tu mirada y cómo no voy a encontrarme si en tus pupilas llego a la orilla.

Cómo no voy a perderme en la librería que nos conocimos si hay miles de historias por explorar y cómo no voy a encontrarme si cuando quiero darme cuenta, estoy escribiendo la mía propia.

Cómo no voy a perderme si te tengo a ti y cómo no voy a encontrarme si nunca me sueltas la mano.


@magiaemiradas
leer más   
5
3comentarios 42 lecturas prosapoetica karma: 68

Almas rimadas

Entre los arcos del claustro
se observan pasmadas.
Lo saben: son almas rimadas,
de texturas forjadas en vidas pasadas.

Peregrinan en distancia,
cautelosas acciones,
gratas sensaciones: conectadas.

Equidistantes miradas:
nostálgicas, soñadoras, embriagadas…
¡Férvida melodía en palabras imantadas!

El cielo reflecta un misterio.
Las flores exhalan fragrantes hologramas:
seducen el aire,
pomposo deleite
se instala en sus mentes.

En la galería clavan sus pisadas.
Él franquea el jardín,
sonríe: en el pozo la espera.
El agua cristalina gorgotea la misiva.
Ella recoge los bajos del vestido
verde infinito.
Salta el escalón, avanza frugal y etérea.

Son almas rimadas,
en medio del cosmos halladas.

Marisa Béjar.
leer más   
11
8comentarios 66 lecturas versolibre karma: 80

La Luna me está mirando

Mire usted señor o señora, nunca se sabe quién te escucha,
resulta que la luna me está mirando
y cuando la luna me mira,
un sentimiento de nostalgia invade mi alma.
Sé que no entiende de florituras ni de adornos literarios,
pero seguro que su música, la música de las palabras,
entra en tus oídos e inundan tu alma con su melodía.
La luna me mira porque está triste
porque cada vez hay menos enamorados
que blanden la espada del verso
para deleitar a su amada o a su amado.
La luna me mira triste y cada vez con menos remedio,
mire usted, pues su luz ha dejado de iluminar
los caminos de los románticos noctámbulos.
Esto si lo entiende ¿verdad?,
cada vez hay más luces que ahogan su rumbo,
el rumbo que te marca la luna.
Mire usted señor o señora,
una vez más nunca se sabe quién te está escuchando,
o quizá como la luna ya no alumbra,
todos los mortales nos hemos ensordecido.
La luna me mira triste señor o señora,
pues los que en ella confiaban para guiarse
en el camino, la han abandonado.
Ahora ya no cuentan su ciclo ni condicionan
su vida a la vida de los humanos.
Ella está triste porque me mira y nadie la está mirando.
Obsérvala bien caminante.
"Y EN EL FONDO TE DIGO"
Alfonso J Paredes Aly Parca
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
REGISTRO DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL
Safe Creative/Copyright
9
6comentarios 129 lecturas versolibre karma: 83
« anterior1234