Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 115, tiempo total: 0.043 segundos rss2

Sin título...

La vida me
supo mejor.

El día...

Qué
nuestras
miradas
se cruzaron...

© Derechos de autor
Isa García
leer más   
11
3comentarios 100 lecturas versolibre karma: 88

A quién?

.
A quién le importa si te amo?
si me quieres, a quien?
si tus labios acaso me besaron
ni cómo, ni cuando…

A cuántos, si de tu cuerpo
hice versos inspirados
en caricias de tus manos?
o con sólo mirarlo,
y si tus ojos
derritieron de deseo mi cuerpo
y fue nuestro ese instante…

A quién le importa de nosotros ?
más que a vos, más que a mi,
cuando solos, cuando juntos,
nos amamos
así…

Lola Bracco®©
.
14
9comentarios 120 lecturas versolibre karma: 102

Nunca Olvides

Nunca olvides que te amé
que cada error no fue traición
fue querer, al contrario
fue necesidad que habites
mi corazòn y no perderte.

Nunca olvides
de lo peor, lo mejor
de lo mejor que fue todo
y en eso recuerda
está mi corazón.

Nunca olvides
que quererte me ha dolido
que mi amor arrastro hoy
por ambos herido
y este cuerpo
me lleva sin fuerza
y rendido.

Nunca olvides
mis ojos sinceros
celosos, pícaros
impulsivos
curiosos
de saberte
cada instante
y de asfixiarte
por solo mirarte
un instante.

No olvides
si me has querido
los mejores momentos
los de risas y mirarnos
los de cuerpos enredados
los de esas noches
de soñarnos abrazados.

Yo, no olvidaré nada
porque fuimos todo
porque en mi queda
grabada la piel
de tu recuerdo
y en mis sentidos
tatuado tu amor
y tu esencia
viva de recuerdos. (Lola)
leer más   
20
6comentarios 91 lecturas versolibre karma: 113

En una mirada

Abrazar con mis ojos tu mirada
para que nunca se vaya,
para que duerma en mis sueños
recostado en mi almohada…

Abrazar y aferrarme a tu pecho
para llevar en mis sueños sus latidos
mientras te amo con los cinco sentidos
y el sexto, nos cuida a un costado escondido…

Y sentir que se puede amar con la misma intensidad
cuando sabes viajar con la mente y el cuerpo a cualquier lugar…

Porque cuando entregas el alma ella sólo ama
y el cuerpo se deja acariciar de momentos
sintiendo temblar los labios y erizándonos
la piel…

Y abrazar un por siempre cada instante
para revivirlo, para hacerlo eterno
y a nosotros en el tiempo…

Ese tiempo que a veces tirano
nos suelta la mano, y otras
enamorado de una hora
se hace cómplice
para retenerla
y nos regala unos minutos
para en una mirada poder abrazarnos
entregándonos el alma… (Lola)
18
8comentarios 225 lecturas versolibre karma: 108

Él...

Él camina y busca
busca el amor de su vida
de esa vida que necesita
para poderse encontrar
para que su corazón
entibie a su alma
y darle paz a la razón…

Él camina sólo
aunque esté rodeado
no ve a nadie a su lado
sigue buscando esa mirada
que lo espera perdida…

Tiene tiempo
tiene fuerza
tiene la juventud
de la edad del amor
de su vida
no tiene tiempo
de pensar medidas…

Lleva el paso decidido sin brújula
sólo su instinto, las manos tibias
de las esperanzas encendidas
la sonrisa contenida, sólo para ella…

Él lleva el amor en los ojos
y aunque todos los miran
no se detiene en otros
sabe que
cuando llegue el momento
el mundo bajo sus pies, girará solo
y él se verá reflejado, en la mirada perdida
de ese amor de la vida, tan buscado
atemporal y sin fronteras
él camina, la busca, no espera… (Lola)
15
9comentarios 149 lecturas versolibre karma: 110

Sin título...

De la
luz de
tu
mirada.

Nacen
mis
poesías...

© Derechos de autor
Isa García
leer más   
5
sin comentarios 42 lecturas versolibre karma: 72

Senryu. (Oyes?)

Oyes mis ojos?
te gritan y susurran
mudos deseos...
leer más   
26
10comentarios 114 lecturas japonesa karma: 117

Poemas al caballero

Algo grava su alma

desde los tiempos,

clavado como estigma

evocándole el destino.


Soñante de mujer oscura

hembra azul de rojo pelaje,

siempre marcada

siempre libre.


Huye de tan viva tentación

abriendo su carne,

entregando su espada

a un dios que no le escucha.


No olvidó su especiado aroma,

ni la extensión de su caricia

y es la cruz sobre su pecho,

señal perpetua donde ella habita.


Hallada por un instante

reconoce sus ojos tras los barrotes,

él no sabe entonces

que la prisión está de los hierros hacia fuera.


Más el amor en su mirada,

más aguzado que su acero,

atraviesa su ánima,

le habla de castigos y condenas,

le dice que al final de sus lágrimas,

eternamente le espera.
13
6comentarios 77 lecturas versolibre karma: 100

¿En Que Piensas?

Pienso en tus ojos, en tu mirada;
En tu boca, en tu sonrisa.
Pienso en tu cuerpo, en tu alma, en tu ser.
Pienso en poder ser, en poseer.
En eso pienso.
Y en algunas cosas más…
leer más   
14
12comentarios 96 lecturas prosapoetica karma: 95

Hoy Sevilla no es Sevilla

Se secó el Guadalquivir,
ya no brilla la Giralda,
¿Qué fue de ese mes de abril,
donde fuimos todo y nada?

Con el llanto en la mirada,
se estremece por Campana,
llorando desconsolada,
la Esperanza de Triana.

Ni siquiera el Pali puede,
mitigar con sevillanas,
la tristeza que se adhiere,
y se clava en las entrañas.

Hoy Sevilla no es tan bella,
no deslumbra con su gloria,
hoy se descolgó una estrella,
y murió una gran historia.
leer más   
6
sin comentarios 48 lecturas versoclasico karma: 78

Del mar y la roca (Colaboración con @sarrd8r )

En todos sus mares de roca se abrieron fisuras
por donde se filtraba cada gota de melancolía.

Escondiéndose del sol en una periferia de estrellas ya apagadas,
certezas tintinean en silencio,
el rumor de recuerdos súbitamente inalcanzables.
Globos que se escapan entre mis sueños,
volviendo a su cosmos,
ilusiones de azules y blancos
de su falda al viento.

Dime norte,aire de runas,
eres aliento del pasado labrado en mi roca?

Soy lo que escribiste en la arena
y el mar no quiso borrar.


Lloraré hasta vaciar la sal de cuantos océanos nos distan,
cada ola será latido de reloj acercando nuestras manos.
Voltearé crepúsculos en la yema de mi lengua
por pronunciar tu nombre.
No quedarán valles ni cimas sin bautizar,
tallaré tu figura en cada cumbre,
en mi roca,
en tu ausencia.

Entre aullidos desbordados,
alcanzarán mis ojos a tus ojos
y a través de tu mirada,
regresaré a tu alma.

Amen.
leer más   
13
17comentarios 128 lecturas versoclasico karma: 118

Äṁäṗöḷä ṿïṛġëṅ (Colaboración con @Loue)

Su fresco aire se filtró de mañana,
suspirando entre
las flores de mi primavera.

Meciendo los cabellos de mis latidos,
exhalando el ansío
por vivir entre sus manos.

Arrebolado despeinó mis ensueños
en la brevedad de su caricia,
cincelando en mi cuello un secreto deseo.

Tatuar ósculo rozado, furtivo,
como amapola vírgen
en campo de trigo.

Con la timidez de la brisa,
desnuda tras mi incauta sonrisa,
esbocé un dulce beso a escondidas.

Esperando hallarme, desperezarme,
como crisálida de luciérnaga,
abrir mis alas para que descubra el cielo.

En el aleteo de su ternura,
cerré los ojos en su silente pecho,
me inundo en la eternidad de su abrazo.

Abanico mi mirada
en la marea de sus pestañas,
pellizco del alma regado en un cruce,
recorriendo ese instante que transita
de mis ojos al álito del deseo.

Amapola virgen que siembro en la comisura de su boca
leer más   
20
11comentarios 127 lecturas colaboracion karma: 96

Miguitas de magdalenas

Tenía un abrigo naranja para los días que pesaban. Hacía livianas las penas.

Los labios vestidos en color frambuesa. Dejaban su marca en las tazas de café, como el que lanza miguitas en el camino para no perderse. Cada sorbo, una huella en el mapa.

Sentada en la mesa con flores naturales. Madera suave, pulida por el paso de vidas y manos llenas, corazones rotos y sangre en las venas.

Ella observaba el bullicio de la gente pasar por el ventanal de la cafetería. Era coqueto, el escenario ideal para practicar, con las comisuras rizadas, la magia de la mirada.

Miraba los gorriones llevándose restos de magdalenas en el suelo. Miraba repartidores de vida agitada. Miraba jardines que aguardan la lluvia.

Despacito se fijaba en los besos en las esquinas. Los bolsos llenos de rosas sin espinas.

Miraba caminando vidas desoladas. Preocupaciones a cuestas del que muere en el trabajo. De los que viven en treinta metros cuadrados.

Miraba cejas sinceras. Extraños que se cruzan y se saludan con la chispa del "buenos días" de verdad.

Miraba bufandas suaves. Pañuelos al viento. Corazones blanditos y almas que rugen con puro estruendo.

Miraba el amor del calcetín desemparejado con el que aparece en el otro pie de repente.

Miraba fuentes incesantes. Gotas de vida. Periódicos altivos y gafas tímidas.

Y miraba.

Porque ver no es mirar. Cuando uno mira, le pone el alma. Toca la puerta del pecho. A veces se entra de puntillas. Otras, suenan campanas y se alborota el cabello.

Déjame que mire, decía. Déjame que me beba el tiempo.
leer más   
12
12comentarios 105 lecturas versolibre karma: 98

senryu (15)

Hay quien enciende
tu música interior
con la mirada.

@Vientosdelalma
leer más   
24
11comentarios 109 lecturas versoclasico karma: 100

Infieles astrales

Dejamos dejamos la tv encendida, las cortinas entre abiertas y el todo en los pómulos de la incertidumbre, un beso volcánico en los glúteos de la noche, mientras la razón danzaba en los genitales de la locura. Entre miradas que se diluían en una desnudez precipitada el corazón desde una micro SD de 8 GBS optó por dormirse, y salimos de ese cuarto oscuro donde colgamos la piel en el frío del espacio, para olvidarlo todo incluso nuestra existencia, y cruzamos el cableado, la radio, los posters, las personas que confusas caminaban entre la espesura, nos besamos, nos miramos, la luna no estaba, éramos dos almas, dos avenidas paralelas, un par de velas derretidas, o algo más que un par de lenguas rotas y asfixiadas, nocturnas, insípidas e incoloras como el agua o el viento, tan perdidamente encontrados en cada taza de té que Laura prepara, en las todas de Juan o en los calcetines de Fernando, estuvimos en todos lados en las migajas de Gretel, en los brazos de una Alicia que muere en la país de las maravillas, en la caja de Pandora de Sabina o en los tobillos de Jackson, tal vez nadando como peces tras las abejas irritadas de Bécquer, de tú, de yo, de nadie, explorando el universo en los laberintos de la humanidad nos convertimos en los dioses de nuestras fantasías y de este secreto que nadie imaginaría. Mañana amanecerá y regresaremos a nuestras vidas, yo bajo las mismas sabanas de Laura, ella junto a las almohadas de Fernando, locos porque caiga la noche para desdoblarnos otra vez
leer más   
4
1comentarios 44 lecturas prosapoetica karma: 51

ԌіГѦՏѺLЄՏ ү ӍѦГԌѦГіҬѦՏ (Colaboración con @Pequenho_Ze)

Decapando muecas
hasta encontrar la sonrisa,
la que brotó entre girasoles
y margaritas,
sonrisa que chinó mis sentidos,
versos musitados en los cepos
de la soledad, moliendo sus muros,
trueque de vuelos sin nido
por raíces con playa en su jardín.

Detuve el tiempo
en la única mirada que supo atravesarme.
Me acosté en las manos
de un desaliento demasiado grande
respirando ceniza
hasta descubrir que la vida
guarda una sorpresa en cada esquina,
y a pesar de la distancia
aún fui capaz de sonreír.

Obsequiarte ramos de años
con el color del iris de mis tañidos
alimentar tus ganas con olas,
con el olor a tierra de mis ojos,
enseñarte como tu alma ronronea
cada vez que mi aliento roza tu deseo,
amarrar nuestras vidas en te amo
como cortinas de nuestros mundos.

Y detrás de los velos
fundir en un beso todas las desdichas,
acariciar la luz con la oscuridad sentida
que vive en los amantes fugaces.
Llorar sin lágrimas, verter las caricias
y ahogar en sí mismo
el inmenso mar de la melancolía.

Girasoles y margaritas, amantes en tiempos de cenizas de muro…..
leer más   
18
19comentarios 197 lecturas colaboracion karma: 93

Ojitos tristes

Se dejaron la chispa, su luz, en alguna esquina. En la intersección entre el bombeo de la sangre y los equilibrios al soñar. Entre las caricias y las espinas.

Cuántas veces se cerraron con todas sus fuerzas para soñar más alto. Para sentir más fuerte.

Cuántas se cerraron flotando en lágrimas, esferas transparentes, imperfectas por la gravedad, que las deforma y las arrastra por las mejillas hasta que saltan del pómulo al suelo.

Cuántas miradas al centro de la Tierra. Como en un viaje de aventuras, indagando la manera de llegar al tesoro.

Cuántos cruces furtivos en escaleras. Entre la multitud. Conectaban a la perfección. Con miedo, y a pesar de eso, seguían buscándose. Como luna y lobo.

Cuántas miradas a las estrellas. Guardianas de esperanzas. Luces que duermen al alba.

Cuántas conversaciones en silencio. Cuánto pueden hablar unos ojos.

Y mis pestañas abrazaban las tuyas. Mis retinas guardaban tu esencia. Mis párpados eran lienzos de tus locuras. Ventanas de mis colores.

Ojitos tristes.
Ojitos cansados.
Ojitos dulces.


Llenos de magia. Pintados de flores.
leer más   
12
23comentarios 121 lecturas versolibre karma: 96

Desde aquel día

Y aquí me tienes, frente a ti
Sentada mirando tus ojos
Y tú los míos
Escudriñándome sigilosamente, lo se
Me doy cuenta, soy observadora
Me miras y te sonrío
Te parece un sueño que este frente a ti
Lo deseabas tanto y yo no tanto
Pero al final, cedi ante tu encanto
Me gusta tu sonrisa, me decías…
Me gusta tu encanto me repetías…
Y aquí seguimos mirándonos,
Y el café enfriándose..
Tomaste mi mano con ternura, y la besaste
Acariciaste mi cara, y me diste un beso
Desde ese día, ya no fuimos dos..
Tu cuerpo y mi cuerpo se fundieron en un
Abrazo y fuimos uno solo…
leer más   
4
2comentarios 60 lecturas prosapoetica karma: 55

Puertas abiertas

Ya se abren las puertas
que en otros mundos
se cerraron por falta de uso.
Los caminos van sinuosos
hasta ellas, pero son cómodos y frescos.
Ya no importa si fue o no.
Sólo quiero mirar hacia el cristal transparente
que muestras lo que hay al pasar el umbral.

Siento que miro en etéreo
y me gusta ver en neutro
lo que fue difícil mirar durante tiempo.

Estoy cómoda en estos pies
que sostiene la autoaceptación.
Ya no me importa como me miras.
Ya no me importa quién me ve.


Tengo un espejo de vuelta y media,
que me muestras casi lo que soy.
Siempre queda un ángulo muerto,
ese que aún no resucité.

Ya no busco lo que sé que no está.
Me conformo con las palabras que tengo,
con dos rayos de sol,
una mano que me da apoyo
y un horizonte por descubrir.




Hortensia Márquez



Imagen: de la película "Rebeca"
15
18comentarios 123 lecturas versolibre karma: 96

Ojos submarinos

Los tuyos son azules.

Rompen el suelo.

Hunden mis mapas de batimetría.
leer más   
10
10comentarios 97 lecturas versolibre karma: 105
« anterior123456