Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 146, tiempo total: 0.012 segundos rss2

Tanka (noche ajenjo)

Y se distiende
la seda del crepúsculo,
y va arropando
la tez de tus suspiros;
abrigo en noche ajenjo.



@AljndroPoetry
2018-feb-19
leer más   
7
1comentarios 32 lecturas versoclasico karma: 85

Pasos en la noche

Aquella noche era como todas,larga,fría y oscura.Tenía la sensación de no estar solo en aquella habitación,mi aliento recorría la estancia con su color blanquecino, golpeaba mi imaginación un simple reflejo de calor(marcando mi piel como la carne de gallina). Me levante asustado, tembloroso, un simple sonido me haría gritar en la oscuridad,encendí la luz y una sombra recorrió aquel pasillo en un solo segundo -Quien anda ahi? -Pregunte a sabiendas de estar solo,baje los escalones intentando mantener una compostura que en sí ya había perdido,escuche un sonido de unos pasos,la madera del piso superior rechinaba con un sutil suspiro.-Quien anda ahí?- Volví a gritar, pero esta vez mi voz denotaba el miedo que ya estaba dentro de mi ser,nadie respondía, pero aquellos pasos seguían marcando una misma dirección,me arme de valor y volví a subir los mismos escalones que hacía unos minutos bajará.Aquel pasillo volvía a estar delante de mi, el fondo la luz no lograba iluminar todo lo que había, aunque conocía perfectamente lo que el fondo podía esconder me acerque muy despacio y encendí la última luz iluminando todo aquel pasillo.
Nada, lo que había era nada,simple sugestión, un momento! y los pasos que escuchaba, también eran cosa de mi mente? no podía ser,mire cara a la ventana y entonces me entró el pánico,la ventana estaba entre abierta, el viento movía con sigilo las cortinas, me acerque rápido y cerré la ventana como un rayo,volví a sentir que no estaba solo,como un loco empecé a hablar como si estuviera acompañado por alguien, intentaba autocomvencer aquien estuviera allí conmigo de que eramos tres en aquella casa.
Volví a oír los pasos, está vez estaban muy cerca de donde yo estaba,tan cerca que podía sentir hasta su respiración,me acerque despacio, muy despacio, estaba cagado de miedo y entonces la vi,una maldita Lechuza había despertado todos mis miedos aquella maldita noche...
leer más   
6
4comentarios 42 lecturas relato karma: 70

Si me bastara...

Si me bastara tan solo una noche
para entender por qué mi voz titila
en los párpados sellados
cuando todo está aturdido
ya desde el alba,
hallaría la forma de elevar
el temblor de mis palabras
desde mi retina
hacia esas respuestas oscuras
que guarda la noche.
Tan solo esa noche...

¿Y si es ahora?
¿Y si esa noche llegara?
—Me pregunto.
Si es ahora...
ahora, que el sol ya se hundió
entre mis huesos,
dejaré un resplandor en el aire
—como balsa de aceite—
y volver así a prender la almenara
olvidada en mi garganta.

«Ya tengo abiertos los ojos...
Dile a la noche que venga».

Mientras tanto,
cimbreo los brazos del sol
alrededor de mi espalda
y espero despierta el regreso
del susurro que me falta.
leer más   
19
25comentarios 192 lecturas versolibre karma: 115

Lumbre

Tu inusitada sonrisa me enseño un rico mundo
que se mueve en el insoslayable placer que
genera tu cabello cuando se libera en el aire.
Afortunado me enciendo en el ocaso naranja
de cielos despejados y besos que cabalgan
el curioso terreno que encierran tus labios.

Cuando tu cintura se estaciona en mis manos
vemos un futuro indubitable que pertenece
a nuestros ojos y a nuestros pasos y a la palabra
que juntos al unísono pronunciamos sin recelo.
Seremos poetas mientras nuestras miradas duren
más allá de la noche y menos allá del tiempo.

Porque si algo se aprende cuando el sol germina
y la luna se cosecha, es que el romance
surge donde no existe tiempo, ni espacio
las almas se unen en un lugar que desconocemos
los cuerpos se conquistan con el corazón desnudo
y el amor es lumbre, que nace dos manos entrelazadas.
5
1comentarios 33 lecturas prosapoetica karma: 71

Noche tecnológica

Dejemos afuera los celulares que
este espacio se hizo para soñar el amor
aquí la velocidad no cuenta en nada
vale más un beso lento que un cuerpo sin ropa.

El erotismo es un juego de paciencia
donde hay que aprender a tocar los botones
no se permite distracción de ningún tipo
y siempre es mejor con los ojos cerrados

Haz a un lado el internet y la tecnología
recibe la notificación de un beso anunciado
¡en serio! No hagas caso al mundo virtual
y dejemos que la noche nos haga realidad.
6
2comentarios 49 lecturas prosapoetica karma: 62

Noche mustia y solitaria

Cuando la blanca luna más calienta,
por mi morada vaga siempre un hombre
vestido con mi traje y con mi nombre.
Se dirige al balcón, donde se sienta
a la espera de un tren de doce pisos,
y contempla el silencio que lo envuelve
en la extraña estación resbaladiza.
Se fuma la ciudad, triste y ceniza,
y nunca coge el tren que nunca vuelve.
16
4comentarios 87 lecturas versoclasico karma: 95

Mis Costuras Del Alma

Cómo explicar esto.
Tengo miedo.
Miedo de soltarnos.
Que por estas costuras del alma que
no nos dejan demostrar los sentimientos
nos dejemos ir.
Abandonarnos.

Es extraño.
Cómo se puede querer tanto a una persona y
no ser capaz ni de dar una simple caricia,
besos que no sean los de ida ni de venidas,
un simple abrazo...

Ni yo misma me lo explico.
Quisiera saber,
por qué hago esto.
Por qué hacemos esto.
No hay cosa que más quiera que tocarte,
sentirte cerca.
Saber que estoy contigo.

Desprenderme de esta coraza y
volar juntos sin mirar atrás.
Alejarnos del precipicio.

Sigo mirando hacia delante y
veo un futuro longevo contigo.
Pero a veces pienso que
nos puede ganar este descuido.

No soy de romper mis propios esquemas y
esto se tiene que solucionar.
Tengo la esperanza de
que esto funcionará.

Sólo necesito que me desvistas.
Que me desvistas el corazón y
ser consciente de que tengo tu aprobación.

No me puedo imaginar como sería
si esto se acabase.
Mi vida estaría vacía.
Se que aún estando sin tí,
yo te querría.

Verte todos los días y saber que
no sería capaz.
Nuestra amistad ni siquiera duraría.
No sería la misma.

Soy algo fría y tú eres mucho peor.
Pero por ahí dicen que
todo lo puede el amor.
Sólo espero que
aunque no lo expreses,
pienses lo mismo que yo.
Que no me sueltes.
Que intentes buscarle solución.

Descóseme.
Que de lo demás,
ya me encargo yo.
leer más   
18
8comentarios 86 lecturas versolibre karma: 103

Noche de luna (@horten67 & @AljndroPoetry)

La blanca luna
lunar del firmamento
brilla brillante,
opaca estrellas y astros
mientras canta a la noche.

Broche nocturno
prendido en este manto
luz azabache,
tu reflejo en el río
tiñe de blanco y plata.




@horten67 & @AljndroPoetry
2018-ene-18
leer más   
18
20comentarios 178 lecturas colaboracion karma: 102

Nocturno

Esta noche no habrá letras,
Habrá amor.

Amor,
Del que hemos sembrado hace mil siglos,
De ese que renace con el amanecer.

Ese que se pronuncia con el alma,
Y no con los labios,

Amor,
Que te rodea con brazos de felicidad,
Y te envuelve hasta la iniquidad.

Esta noche no habrá letras,
Pero haremos poesía.

Poesía,
Que se escriba en la piel,
Que se tatúe hasta los huesos,

Esa que se lee entre sabanas,
Y se disfruta a media mordida.

Esta noche no habrá letras,
Pero se escribirá nuestra historia.

Historia,
Que es difícil de contar,
Porque es incomprensible.

Esa que se cuenta a media noche,
Porque la luna sabe ser amiga.

Esta noche no habrá letras,
Pero seremos tu y yo.

Dúo de locos,
Que se entrega y enfrenta la tormenta,
Que no sabe rendirse.

Tu y yo,
Como hemos sido esta eternidad.
Como seguiremos hasta el final.
14
6comentarios 96 lecturas versolibre karma: 96

Noche de Paz

La noche quizás debía ser fría, una noche cualquiera de un ordinario día. Pero algo insólito y extraordinario había de ocurrir. Una Luz inusitada, invisible y etérea llenaba el aire. Ovejas y pastores trataban de conciliar el sueño, cobijados bajo un manto pringado de millares de tenues estrellas con sus ojitos entrecerrados. La magia viajaba desde lejanas tierras, cargada de oro, plata y mirra, montada en camellos, con coronas sobre sus cabellos. Un pesebre, alguna vaca y algún buey, y tal vez hasta algún asno despistado serían testigos de un milagro; del Milagro. Un nacimiento profetizado. Un rey, el Rey había de ver la luz imperfecta de nuestro mundo. Una estrella de resplandor alucinante, un niño, un Mesías, un Salvador. La Luz.

Quizás fue otoño,
o tal vez fue un invierno.
Noche de Paz.


@AljndroPoetry / xii-17
leer más   
17
23comentarios 137 lecturas versoclasico karma: 130

Noches sin tí.

Una noche sin ti.
Te extraño.
En mi reloj aun es ayer.

Dos noches sin tí.
No levanto cabeza.
Aún estás conmigo.
Aunque sea en mis sueños.
Ahí es donde comprendí que
no todas las pesadillas tienen
porque ser horribles.

Tres noches sin tí.
Ya no me llamas.
Me limito a escuchar música y
ver series en mi cama.
Nuestras fotos y nuestras
risas partidas comunican.

Cuatro noches sin tí.
Me dejaste a las once en punto.
Mi reloj lleva cuatro noches
marcando las once y cinco.

Cinco noches sin tí.
Tu ausencia me quema.
Parece que me ha quedado
un vacio de veinte años.

Seis noches sin tí.
Sólo he llorado
escuchando a Rafa
y leyendo a Elvira.

Siete noches sin tí.
Mi madre ha besado mis ojeras
y he salido de mi jaula
por mi propio pie.
Dejando al lado de mi cojín
una nota de despedida.

Ocho noches sin tí.
Me he ido a pasear a las afueras
de la ciudad y ha llovido.
Ha llovido como si partiesen
un corazón y lo dejasen frío.

Nueve noches sin tí.
Todavía no te olvido.
Pero he conseguido salir a sentir
cómo me acaricia le brisa y ha barrido
los fantasmas de mi pasado.

Diez noches sin tí.
He dejado de huir
porque ni tú ni nadie me sigue.
Sólo me sigo yo.
Avanzo sabiendo que tu recuerdo
se ha quedado atrás.

Once noches sin tí.
Ya no pienso en olvidar
y por ello sé que te estoy olvidando.

Doce noches sin tí.
Voy a darme una oportunidad.
He conocido a alguien y soy yo.
La única persona que me puede amar.
leer más   
3
sin comentarios 29 lecturas versolibre karma: 35

Fue una época

UNA vez sabes cómo empiezan las noches
y cómo las noches acaban…

vienes de tomarte
unas cervezas tranquilo

los mirlos alborotados de siempre están
en la cuerda floja
quieren elevarse por encima de la música
con otra línea más
que se sale del pentagrama

a cierta edad subes rápido las calles
antes de que lluevan cristales

meditas no sufrir en público
que han cambiado
tantas cosas

ella está al otro lado del hilo telefónico
entras en casa
enciendes la luz

sólo quieres una vida con ella
cigarrillos y leer
Tiempos muertos de Roger Wolfe

escuchando
Noches de baladas y blues
de McCoy Tyner

deseando
que el universo te dé a probar
un poco de su silencio

como un nuevo narco
que deja que pruebes
el material con el que se estimula

el suficiente
para volver a escuchar su voz mañana
hacer entrar en razón al mundo.
leer más   
7
2comentarios 58 lecturas versolibre karma: 77

Luna

En la noche zarpa altanera
surcando piélagos de oropel.
Su brillo hiende las aguas,
tiñendo el mar de color plata.

Timonera de luceros,
veladora del silencio.
De los sueños desvelados
ella hace de serena.

En la noche ella es la reina,
su reino, la quietud.
Con prestancia inusitada
hace alarde de grandeza.
leer más   
14
5comentarios 58 lecturas versoclasico karma: 87

Ensimismamiento

Por qué no escribir de la noche
que nos reúne en torno nuestro.
Por qué no introspectar mis sentidos
y percibir esta inconclusa sinfonía.

En ocasiones conviene ensimismarnos;
sobre todo, cuando la luz se enfoca
en ese pequeño espacio de nadie más,
en que me encuentro conmigo mismo.
leer más   
14
sin comentarios 56 lecturas versolibre karma: 88

Noche muerta

En el medio de la noche muerta,
Noche sola y fría
Eterna y fugaz,
Como grilletes en inocente;
Deambulo ciego.
No se que busco, pero vago…
Quizá caiga, quizá muera
Quizá nada, pero sigo errando
Sin saber para qué,
Porqué o hasta qué…

Arrastro la tragedia de estar vivo
Y cegado,
Sintiendo las uñas del destino
Arrancando tiras de mi piel
Destripando mis entrañas
A cada paso,
A cada suspiro o lamento
Sin matarme como condena,
Añorando el día de yacer
Marmóreo y pálido,
Pasto de la vida.

Siendo un muerto viviente
Llegaré a ser causa de vida;
Gran injusticia hacer que siga
Que renazca en otros seres
Después de sufrir ciego
Cada noche de desamparo
Aunque el sol levante ampollas
Aunque las estrellas guíen
Aunque mis lágrimas me aplaquen la sed.

Cada noche en que mi noche no cesa,
Se me parte el alma de desconsuelo.
Otro ciclo más de impostura,
Más tiempo para disfraces nauseabundos,
Alabanzas descarnadas,
Tierra que no acoge,
Risas que son muecas,
Besos; mordiscos desgarrados
Y corazón de dolor empedrado,
Que solo promete dolor.

Es desgracia bíblica vivir muerto
Esperando que la vida se vaya;
La muerte pueda triunfar
Que se pueda descansar,
Sin pensar,
Sin llorar,
Y…, sin amar.
leer más   
6
2comentarios 40 lecturas versolibre karma: 73

La noche

Un día cargado de momentos,
Compartimos anécdotas, risas
Historias y lamentos.
Ahora llega la noche,
La soledad invade mi alma
Me refugio en el placer y la calma.

Enciendo un cigarro
El humo se lleva los problemas
Vacío todo el carro.
Pienso en su sonrisa,
Ojalá fuese para mí.
(Me conformaré sin ti).

Pero la noche me trastorna,
Evito malos pensamientos
-Algunos ya no hay forma-.
Ella siempre está presente
En mis sueños te puedo ver
(En la vida, jamás te tendré).

Un día cargado de momentos,
Suspiro satisfecho y me levanto.
Seguiré pensando durmiendo.
Los sueños me invadirán de nuevo
Tú y yo, con un futuro divino.
(Ya seguiré mañana mi camino).

Evan Huygens -Señor T.-
leer más   
19
6comentarios 110 lecturas versolibre karma: 98

Colillas

Luces encendidas
y corazones encerrados,
brillando y latiendo
bajo un cielo estrellado

calma natural
en un clima helado,
mente saturada
en un lugar despejado.

Vestigio de algo,
luz brillante pasajera.
Pensamiento efímero,
oculto en su madriguera.

sentimiento calido
que llena el pecho,
humo bocanado
que llega al techo.

Lluvia de luces
caída desde arriba,
deseo a estrellas fugaces
que solo son colillas.
leer más   
9
6comentarios 67 lecturas versolibre karma: 82

Con nocturnidad

¿Quién en sus labios puede sentir
la plenitud de la noche estelar
si la noche se ha esfumado como la poesía
dejando un mar de viento carmesí?

Nadie. Nadie lo hará.
Nadie te vio partir.

¿Quién ahora podrá escribir
lo que dicta la dama blanca
con su vigilante presencia
sin con sus versos morir?

Nadie. Nadie lo hará.
Nadie te vio morir.

Quiero volver a tu noche juvenil
oscura y marina donde mis ojos
puedan descubrir todas tus estrellas
contando la gran historia sin mí.

No podré. No lo haré.
Tú me hiciste escribir.

Ahora que la noche no quiere existir
ni en tus labios, ni en mis ojos
queda ya luna, flor y aliento
para oponerse al frío que ha de venir.

¿Por qué?¿Por qué no estás?
¿Quién me lo ha de decir?

Los dedos helados, sin gracia ni porvenir
los ojos forzados de tanta luz artificial
que quema, abraza, estorba y espanta
la belleza sublime de la noche sin fin.
leer más   
11
2comentarios 53 lecturas versolibre karma: 88

Intensamente

Entre la penumbra se dejan ver,
con los sentidos desenvueltos
y la piel extendida
sobre la revuelta cama.
Yacen bajo el aire encendido
hirviendo en su esencia lúbrica,
con los olores aún mezclados,
elevándose sobre sus cuerpos
como informes espíritus de pasión.
En un caos de dolorosa dicha
producen intensos sonidos
que explotan en cálida armonía.
Entonces, se miran en silencio,
se silencian con la mirada,
y hunden la voz en el suspiro.
Por un instante, el cielo se apagó.

Pero el fuego renace,
y en la eternidad de los cuerpos
se encuentran nuevamente.
La ropa sin ser recogida,
la noche sin haber terminado,
el día muy lejano aún,
y el sueño que no llega.
Nada les impide ahora,
ni hay cosa en este mundo
que les importe más
que seguir intentando
envolverse mutuamente,
para tratar de ser una sola.
Intensa y dulce,
ruda y feliz.
leer más   
8
sin comentarios 68 lecturas versolibre karma: 79
« anterior123458