Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 177, tiempo total: 0.022 segundos rss2

Colorida Indeferencia

La memoria es ingrata,
una cárcel de castigos perpetuos
y de sentencias constantes
¿Quién puede salvarse de sus ecos?

Me siento una extraña
en mi propio lugar
con la sinceridad apretándome el cuello
y las luces apuntando hacia mí.

Me siento una extraña
cuando veo mi reflejo en tus ojos
cuando no reconozco mi nombre
en tus labios.

¿Qué tanto tenía que estar sumida en desconsuelo
para que me vieras?
¿Qué tanto de mí necesitabas llevarte para llenar tus maletas?

Y si tus oídos sordos no hubieran estado,
¿me habrías escuchado?
Si tus manos liberadas hubieran estado,
¿me habrías sacado de ese hoyo?
Si tus pies cuerdos hubieran estado
¿me dejarías aun?

Tal vez si pinto mi rostro
de colorida indiferencia
te sea más placentero
que ver la gris realidad.

Ya es tarde
las campanas han sonado
el sol se ha escondido
¿de qué te sorprendes, pues
si yo también me he ido?
2
sin comentarios 17 lecturas versolibre karma: 29

Nostalgia

En la noche nostalgia,
Deseo de ti.
De que me abraces como entonces,
que me acaricies bajo el manto tibio de la noche.
Nostalgia de pedirte “dame”
mientras tus ojos traspasan toda mi piel
y me cubren de fuego consumiendo mi ser.
Nostalgia de tus labios húmedos
que como manantial me mojan y me bautizan.
Nostalgia de tu hombría
invadiendo mi más íntimo espacio,
llenando por completo todo lo que soy y seré.
Nostalgia de tus manos sabias
que me reconocían
como pájaros volando sobre su nido.
Nostalgia de ti,
que me construiste rama a rama,
que me podaste los miedos
y me regaste las ganas
y me diste infinitas razones
para volar sobre montañas,
remontar los cielos
sabiendo que me esperas y me amas.
leer más   
11
5comentarios 56 lecturas versolibre karma: 92

Espíritu

El espíritu muere lentamente,
desarraigado de lo que ama y conoce,
va poco a poco perdiendo su esencia,
enfrentando sin mucha valentía a la noche violenta.

Con un agónico suspiro el espíritu recuerda.
Camina un desesperado valle de ilusiones extrañas;
camina y no puede detenerse.
No se quiere ir, déjenlo quedarse.

No importa la hora ni el día
el espíritu no quiere morir,
añora esa vida que no es suya,
sueña con una respuesta definitiva.

Al final del día
el espíritu muere atado
sufriendo la letalidad de la lejanía.
¡Pobre espíritu maldecido y bendecido!
Ahí va despidiéndose sin ironías.

Es un canto amargo al viaje,
su voz es lo único que escucho
y escucho su voz romperse
mientras desaparece entre las sombras.

-Diana
leer más   
9
3comentarios 40 lecturas versolibre karma: 81

Usted, usted

Sabe
Usted siempre acercara mi vida a la muerte,
pero también me salvará de ella

Sabe
Usted es el abismo entre mis grietas,
pero también es el aire para subir de él

Sabe
Arránqueme las entrañas, devuélvame al abismo...
pero nunca nunca niegue mi existencia

Sabe
Usted es la armonía de la canción más bella,
pero también es el suceso en donde sonará tal canción…
de luto

Sabe
Usted es lo que yo siempre esperé,
pero también es lo que siempre se me negará

Sabe
Usted es el sacrificio de la vida,
pero también es idolatría para la muerte

Sabe
Usted es las letras que en este instante escribo,
pero también es la persona que nunca lo leerá

Sabe
Usted es instante,
pero también eternidad

Sabe
Yo solo soy acompañante de su soledad

Sabe
Cada mañana recuerdo que yo suelo amar,
pero también recuerdo que ese amor no es hacia usted

Sabe
Usted es luz y armonía en este espacio indivisible,
pero también es las leyes que lo gobiernan… siempre indescifrable

Sabe
Usted son los espacios de los mejores poemas que se han escrito,
pero también corresponden a mis silencios

Sabe
Cada mañana despierto en una situación incómoda por no tenerle,
y por no tenerle mi situación aún es más incómoda

Sabe
Deseo ser su vuelo por entre el trinar de los pájaros,
pero igual deseo ser ese vuelo para que se aleje de mí

Sabe
Usted es siempre siempre dolor, siempre siempre ausencia...
usted es siempre siempre misterio.
Y yo siempre siempre acompañante

Sabe
Siempre pensé en la ausencia como la falta de usted,
aunque también la ausencia (ahora) es la falta de mí

Sabe
Es idílico pensar en un encuentro más,
aún más idílico es pensar en que usted piensa en mí

Sabe
Ahora ya nada importa,
eso quiere decir que todo aun importa

Sabe
Siempre quise ser la autonomía de su cuerpo,
pero no imaginé que un cuerpo seria en partes igual al mío

Sabe
Arránqueme las entrañas, devuélvame al abismo...
pero nunca nunca niegue mi existencia

Sabe
El amor es tan complejo que aun las leyes son inservibles para su funcionamiento,
pero también es tan fácil que gobiernan el vuelo...
leer más   
6
2comentarios 24 lecturas versolibre karma: 84

Insomnio

El amor es un sueño
pero tengo insomnio,
obligándome a ver
eternamente la noche.

A veces me pregunto
si tú también estas despierto
si tú también escuchas ese ruido
que se mantiene como un dolor de cabeza.

Insomnio sin censura
Insomnio sin belleza
Insomnio sin quien.

Negando por años
sangrando en minutos
heridas viajeras.

Nada teatral
sólo una extraña rutina
que desespera
y llega a los huesos.

Y sigo pensando
que mis ecos tienen destino,
y que este cuchillo
se quedará sin filo,

Sin filo.
13
7comentarios 74 lecturas versolibre karma: 111

Sin título...

Otros besos
que dar.
Otros cuerpos
que tocar,
nuevas caricias
por descubrir...

Otros abrazos
que dar.
Otros nuevos
amores vendrán
y empezaran...

Pero...
Con una única
diferencia...

¡Qué nunca
seras tú!...


© Derechos de autor
Isa García
leer más   
9
4comentarios 40 lecturas prosapoetica karma: 81

In Memoriam

Ha pasado tanto tiempo,
tantas noches, tantos días.
Junto a la melancolía
conversamos otra vez.

Quiero hablarte sobre el clima
sobre el paso de los años,
como desde tu partida
nada ha sido lo que fue.

Los recuerdos en el viento
con fragancia de tristeza
se convierten en quimeras
de otro frío atardecer.

Caen lágrimas de la lluvia
donde hay dos niños jugando
el que quise ser de antaño
y el que nunca más seré.

Remolino de recuerdos,
sentimientos de impotencia,
de pensarte de momentos
sin poder volverte a ver.

Y esta atmósfera tan densa
cargada de mil preguntas
donde espero mil respuestas,
esas que nunca tendré.

Los consejos que me diste
y también los que faltaron
recordar intento en vano
se fundieron en ayer.

Extrañando tu ocurrencia,
los días de pesca robados,
todo el tiempo que pasamos
y aquel que no pudo ser.

La neblina del pasado
va borrando tu silueta
y solo tu eco resuena
cuando pierdo lucidez.

En medio de la amargura
maldiciones mil pululan
en mi mente, y se derrumba,
no acepta esta realidad.

Pero...

En mis noches mas oscuras
aun tiene brillo la luna
que al oído me susurra
que en mi mente vivo estás.
19
10comentarios 63 lecturas versoclasico karma: 128

Ocaso blanco

Soñé que era el ánade
que sobrevolaba un mar de quincalla.
Mi Ser quebró aguas encadenadas
en osamenta
endiablada.
Batí mis alas bajo la torva mirada del leviatán
en busca de un reino naftalino
que exponencialmente se hallaba perdido…
Descorrí las sórdidas hordas del destino,
la amnesia siempre fue mi hogar favorito.
Ahora finó el enumerador de mis días.
En mi sepelio el ánade insomne me arrulla
un cántico enigmático:
<<¿Acaso
el ocaso
es blanco?>>.

Marisa Béjar, 04/05/2018
leer más   
11
4comentarios 76 lecturas versolibre karma: 99

Lamentación

No seré más, sino una imagen
que difuminada por el tiempo,
desaparece.
¿A dónde me encontrarás,
sino grabada en tu mente?
Búscame allí, y verás cómo el lápiz
del recuerdo dibuja una lejana mirada,
que aturdida, dice que te ama.
Mis ojos lentos se escondieron,
como en el ocaso se esconde el sol,
se ocultaron heridos,
por la tristeza y por dolor,
esperaron tanto, ver tu sonrisa,
que les acariciares con tu amor.
Ya los años me han vencido,
y en mí pesa la frustración,
¿para qué hablar del corazón,
si su llama fatigada se apagó?
Y yo,
Yo...
No seré más, que esa imagen
difuminada, que el tiempo se llevó.
leer más   
4
2comentarios 25 lecturas versolibre karma: 57

Nostalgia de papel

Podría llamar nostalgia
a la horma que se instala en mi pecho
y da forma a un treinta y seis
de firmeza en la pisada.
Sería, también, la humedad de unos ojos
en pretérito imperfecto,
que decían, cuando no supe entenderlo,
que no iban a mirar de otra manera.
Una pena simulada y, sobre todo,
sola habitante en mi cuerpo de teatro,
abierto siempre a la función que interpretaban
dos siluetas, una noche de verano.

Una verdad contada de mentira.
Eso era la tristeza de no verte.
Ocultar melancolía
o pedirte que no vuelvas
deseando, intensamente, que lo hicieras
como una mujer sedienta
que desprecia agua fresca en la fuente,
fuente única en la tierra.

Odiarte.
Un odio que, de puro liviano,
provoque risa en lugar de rabia.
Que todos pensaran que no deseo verte,
que arrinconé tu recuerdo en una esquina
del olvido
y parezca, realmente, que pasé
de una vez, todas las páginas;
que echaba de menos… no a ti,
al vintage de añoranza que nos une,
todavía.

Podría llamar nostalgia
al papel que desempeñan mis versos,
recordando tu sonrisa despeinada,
el escudo de tu mano delatando timidez
a la hora de reírte,
o el brillo de esa mirada rijosa
en momentos que no volverán a mirarte.
Reconozco que es demasiado atrevido
afirmarlo, expresar que te sigo esperando
como agua de mayo,
a la sombra de estas letras,
mientras duerme el reloj sobre mi hombro.
20
16comentarios 113 lecturas versolibre karma: 118

Haiku de la frontera IV

Estoy helado,
sueño con lo que dejé.
Dulce nostalgia.
13
4comentarios 144 lecturas japonesa karma: 110

El amor en tiempos de insomnio (Con @MiguelAdame)

La oscuridad se revela entre las palabras vanas
abandonando el candor de una adolescencia virgen que no duerme
aprendió a volar en tiempos de insomnio con un deseo nuevo
bailando con la música entre los versos viejos.

Fue el alba que nunca ocurrió,
muriéndose entre mis dedos
perdiéndose en medio de una mirada incinerada,
ocultándose en la luna sintiéndose desgraciada.

La noche se vuelve taciturna al velar por tus versos
amante oscura, escondedora de deseos
tu figura es historia que recuerda tus besos
trágica mañana que no durmió en sus sueños

La mente palpita llorando sus manos oscuras
no supo mantenerse en secreto, sufre en lamentos
noche, niña jovencita de ojos ausentes
viven cansados por no suplicar ante el delirio de una melodía insolente.

El amor en tiempos de insomnio
tiene un recuerdo ausente
criatura inquieta que en mi lengua hierve
sedienta de nostalgia por un alba que con la mirada muere.
leer más   
19
17comentarios 140 lecturas versolibre karma: 116

En busca de ti

Perdona los agravios invadidos de mi pasión,
son rastros plenos de una locura interminable,
que celosamente han buscado mi redención,
una búsqueda exhausta hacia lo inalcanzable.

Intento tocarte e imaginarte cual sueño profundo,
pero temo el despertar de un día oscuro,
en el que tu presencia se haga un pasado,
y a falta de ti el tiempo me sea un triste futuro.

Donde estas tu mi dama excelsa,
mi carmin vivido y profundo,
pinta mi corazon enamorado,
destierra la soledad, crea la fantasia.

Mujer sin nombre aun, yo te busco,
muéstrame el rostro que aun desconozco.

Invademe de nueva vida, sea quien seas.
Solo quita esta pena, esta desdicha.
Estrechándome a tu pecho, lléname de dicha.
Y borra toda época de las despedidas.

Seas quien seas y donde estés,
te busco, te intento alcanzar.

Niña sin nombre, te quiero conocer.
Deja que este humilde servidor te encuentre.
Solo dame una señal antes de perecer.
Dame un "yo soy ella" que a mi vida entre.

Seas quien seas, responde....
por que yo aun busco con quien compartir un nuevo día.
leer más   
9
6comentarios 75 lecturas versolibre karma: 113

Si tú no estás...

Me despierto en
mitad de la noche,
con mis pupilas
algo dilatadas, de
tanto pensarte,
ya se me nubla la
razón...

Y acabo derramando
lágrimas, al invadirme
este recuerdo tuyo,
en mí...

Y en la madrugada,
en esta noche tan
apaciguada, me
acompaña mis
versos, hablando
de nosotros dos.
mientras tu recuerdo
divaga por mi mente.

Irónicamente sonrió
al pensarte, aunque
tú, no estés
aquí a mi vera...

No veo a la luna
su belleza, como
cuando juntos
la contemplamos.
Y este amanecer
junto a ti, era
especial...

Pues las noches
sin ti, son algo
amargas.
Y el despertar de
este amanecer,
pierde su magia,
si tú, aquí no
estás...


© Derechos de autor
Isa García
leer más   
6
3comentarios 81 lecturas prosapoetica karma: 76

Complemento

A todas mis nostalgias....



El otro
ese que no soy yo
atentando
contra todo
escalando el muro
de mi humanidad
buscando
remueve
trayendo consigo
nostalgias
cosas
casos
y mundos perdidos.


En medio
del punto revuelto
de mi vida
formará parte
de este
este extraño lugar
que hoy
sin querer
le extraña.
9
4comentarios 59 lecturas versolibre karma: 91

Cartas

Hoy me he tropezado con algunas cartas antiguas. Casualmente son todas tuyas. Las tengo en el cajón de la mesa bien colocadas. Generalmente, no me apetece releerlas porque las cartas, después de un determinado tiempo, pierden encanto y ganan humedad y nostalgia. Pero esta noche ando volando bajo y quise detenerme en ellas. Lo mejor de tus cartas era que estaban impregnadas de sentimiento. Se podían leer tus besos, tus caricias, las canciones que nadie conocía, las películas que vimos, las que quedaron por ver… Estaban cargadas de pequeños detalles y de unas ganas enormes de seguir adelante a pesar de todas las vicisitudes. Tus cartas eran tu alma encerrada en un sobre y miraban el presente para pensar en el futuro. La verdad es que cuando tengo alguna de tus cartas en la mano pienso en lo efímero que es todo últimamente.
leer más   
15
8comentarios 263 lecturas prosapoetica karma: 97

Poemas para un adiós

I

PASARÉ POR LOS MISMOS SITIOS
pero habrán cambiado.
Escucharé nuestras canciones
con oído distinto.
Mi habitación
ya no es mi habitación.
Mis libros
no son mis libros.
El atardecer
no parece el mismo atardecer
y yo ya no soy el mismo.

II

NO DEBEMOS VOLVER A LOS LUGARES
en que fuimos felices hace tiempo.
Los jardines se agostaron para siempre;
sólo quedan hojas secas de recuerdos.


III

CUANDO UN AMOR SE ACABA
es como si un mundo
se hubiera destruido.
En el espacio quedan
flotando en el vacío
los restos del ocaso
y una nostalgia de recuerdos
que antes eran de los dos
y ahora son de cada uno.
12
10comentarios 80 lecturas versolibre karma: 103

Reflejos

A veces,
me echo de menos a mí mismo.

Me gusta pasear
sin destino cristalino
junto al mar,
y ver cómo las olas
agonizan en la orilla
con perfume melancólico
mientras escucho
lejanas canciones
que nadie conoce.

En otras ocasiones
recorro la ciudad
acompañado de mi soledad,
y veo reflejado
en los escaparates
antiguos amores
que pasaron por mi vida
como un dulce sueño,
y que ahora respiran
una amarga pesadilla.
leer más   
16
8comentarios 59 lecturas versolibre karma: 111

La maldita ventana

Una carrera de gotas de lluvia,
bajando frente a mi rostro
y la mirada que se prende a ellas
mientras siguen su curso al fondo
agolpadas en charcos al cancel.

Mirar llover, mirar la soledad,
un reflejo de realidad sin matiz.
Y ese gris que se abraza a todo,
¡Cómo quisiera un abrazo así!,
incoloro, pero lleno de afecto.

Veo a través de esa tristeza líquida,
rozando aquel muro cristalino,
pensando que en algún momento,
podría escurrir como todo afuera
pero nada cambia ese olvido
y la añoranza, sobre todo cuando
la maldita ventana sigue ahí.
leer más   
8
4comentarios 100 lecturas prosapoetica karma: 96

Ella era una canción

Era mi vida un ave turbia
llena de profundo miedo,
era gris como las nubes de octubre
y fría como un témpano de hielo.
Era pájaro herido volando en desconsuelo
y una estrella sin vida apagada en el cielo.

Luego vino ella con sus ojos de fuego
y una eterna primavera colgada en sus cabellos,
y vino a ser como una rosa plantada en mi huerto,
como una mariposa azul desatada en su vuelo
esparciendo primaveras, prodigando consuelos,
en jornadas intensas de amor y de sexo,
de lujuria desgarrada en un mar de deseos,
de trasnochadas noches, de tiernos desvelos.

Ella era una canción, una flor, un beso,
que vino a liberarme de donde estuve preso;
pero, una noche de mayo, se apagó su luz,
se cerraron sus corolas, murieron sus anhelos…

Mientras caía la tarde tras un aguacero,
abrió sus agitadas alas para volar de nuevo
y yo volví a estar triste y volví a sentir miedo
porque en cada cielo con sus nubes grises
llega hasta mi alma un triste recuerdo…

Y empieza a llover...

Y siento que muero.
leer más   
4
sin comentarios 21 lecturas versolibre karma: 65
« anterior123459