Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 23, tiempo total: 0.007 segundos rss2

Efigie de tu espalda

Sabiendo nada,
cual melodía de amor
arrugada en recodos,
con la rodilla en mis cenizas,
en cuya lápida están grabados
mis sentidos
y la efigie de tu espalda.

Certezas diluidas en despedidas
a corazón armado,
disparando adioses como anestesias
sanadoras del dolor,
cegando ojales que se desangran
por la falta de tus palabras.

¿Quién disparó el primer adiós?

¿De verdad importa?,
tal vez la memoria del abandono
desnuda la culpabilidad
para pintar falsos mañanas,
en los colores de alegrías
vacías de tu pecho.

Si a mi manera amo,
de la misma forma olvido,
sin arrinconar una coma,
mártires del primer adiós,
¡qué más da quien disparó!,
si la victima fuimos los dos,
sembrando éstos versos,
fríos, áridos, inermes,
en la efigie de tu espalda.

Amén
leer más   
28
20comentarios 158 lecturas versolibre karma: 107

La sala médica

La sala médica.

Acaricia el viento que viene
nos trae oscuro dolor
por horas de salud,
un precio que pagar.

En las salas infectadas
corre la sombra de la muerte.
Voluntarios con mucho amor
regalan su tiempo,
dulcificando el mal.

Gentes que nunca regalamos una medalla
ni un reconocimiento de agradecimiento
ni un abrazo, ni un beso.

Dan su alma, entregan su trabajo
y de respuesta reciben un exiliado
silencio.
leer más   
10
1comentarios 101 lecturas versolibre karma: 78

Amor

AMOR.

Palabra digna de un monumento
El más grande jamás creado
sin el no viviríamos nunca.
La vida nos regala varios de ellos, a lo largo de ella…
El amor a la madre al padre, que nos acaricia cuando nacemos y sentimos los primeros besos.

El amor a los hijos, nuestro camino dentro de la vida
sin esa sensibilidad y ternura jamás creceríamos.

El amor a nuestros seres queridos, que siempre tenemos cerca
Hermanos, amigos, parientes cercanos y lejanos.
El amor a nuestras mascotas, que cuidamos con mimos y respetamos

A la ciudad donde crecimos
Al libro que leímos
A la flor que olimos
A esa canción
A ese amigo.

Amor sin remedio, cuando abrimos los ojos y vemos latir el tiempo
Al unísono del Universo.

Con destinos diferentes, hacia un mismo horizonte perfecto.
Nuestro Planeta, casa con jardín, llenos de caricias, abrazos, ternuras, y besos.

Amor al ser amado, a ese que aceptas con retorno, sin pruebas, sin adelantos,
sin cambios, sin facturas, sin fisuras,
con lealtad, con libertad, con respeto.

Dándole el tú, dentro de su yo.
Dándole compañía, seguridad, armonía, equilibrio, paz.
Dentro de su cuerpo, tú cuerpo.
Besos.

El del hijo es la. LUZ.
El del amor sentido es. EL RELAMPAGO.
El de los padres es. EL ARCO IRIS.
El del amigo es. LA ALBORADA.
El de nuestro Planeta es. EL AGUA.
AMOR.
leer más   
4
2comentarios 126 lecturas versolibre karma: 65

Unha soa Bágoa

UNHA SOA BÁGOA

Sobran sentimentos
Choran os tempos
Terra de meigas
De fortes buxos
Bágoas, lumes de miserias
Non foron cacheiras

Os povos celtas
Construiron un fogar de resistenza
Lonxe,lonxe de males
Chora o tempo das cinzas
dun lume de floxa ledicia
Quen fora choiva dunha mente enfermiza...

DÓNDE Estás POEMA. FransisDeAquí
leer más   
2
sin comentarios 23 lecturas versolibre karma: 31

Nada se pierde para siempre

Nada se pierde para siempre,
nos queda el recuerdo que se aferra
a un futuro que soñamos porque vendrá después.

Es evidente el deterioro que no se borra con los años
solo se arrastran alargando el letargo de una lejanía,
eso lo hace más que un pequeño fragmento
elocuente de lo que fue el ayer.

Es notable el deterioro de mi vista cansada,
tal vez es por las tantas injusticias que he tenido que sentir,
pero aún así prefiero seguir fingiendo
que el tiempo es mi aliado travieso y celoso
que bromea con seguir jugando a la vida conmigo.

El vértigo al miedo seguirá imponiéndose
a un espacio que difícilmente se borra con la miseria
que flota por la frágil palabra.

Es muy cierto que me duele el sufrimiento
que va rompiendo mi esfuerzo para convencerme
que no debí de querer más que un poco más de todo.

Es muy cierto que me duelen los días que no se olvidan
con el duro amanecer que solo se desvanece,
pero aún así, tengo el deseo intacto
de poder decir que esas horas que me faltan
nunca las podré comprar con el dinero,
es difícil reconocer que la emoción prevalece,
a pesar que a la fuerza ya le falla la memoria.

En el ayer solías fingir que no existía mi presencia,
era más que un truco barato para consumir
tú vergüenza por no poder olvidar
a las ofensas que nunca se perdonan.


De nada te sirvió la disculpa fingida sobre un libreto viejo,
no fué más que un ruego falso que convencía a quienes solo son iguales que tú.

Tu pasado sofocó el poco aire que dejaste
en un ambiente viciado por tantas envidias sin fin,
ahora lo sabes muy bien,
nunca fueron rentables tus planes.

Hoy mi prosa es más fuerte.
Tu obsesión solo vivió para destruirlo todo,
pero nunca pudiste arrebatarme todo lo tengo,
mi sonrisa siempre será una evidencia visible
que el ocaso te ha ganado la pasada.

Nada se pierde para siempre,
me queda el recuerdo que se aferra
a una historia que lo tuvo todo,
que lo tiene todo porque rápido aprendió
a vivir un futuro sin ti.

Nada se pierde para siempre.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
27/07/2017.
17
7comentarios 309 lecturas versolibre karma: 96

Nunca podrá existir una soledad perfecta sin ti

Nunca existió la soledad perfecta,
no pude vivir en tu ausencia.

Nunca fuiste un mal recuerdo,
mi memoria te mantuvo impregnada
en su tiempo.

El tiempo fue invisible ante tu pérdida,
solo pude terminar siendo un hombre ciego
que envejece ante las horas del ayer.

El universo te extraña,
está vacío.
Solo le dejas un infinito inconcluso
entre mis versos.

Nunca serás un breve espacio en mi dolor
si no supiera cuánto te amo.

Nunca podré ocultar esas heridas
entre tantas palabras,
es inútil, ya lo sabría.

Nunca podrá existir
una soledad perfecta sin ti.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
27/06/2017
6
4comentarios 427 lecturas versolibre karma: 79

Nunca dejes de intentarlo de nuevo

Se vale abandonar las naves
en un solo olvido
Se puede enloquecer,
pero no quebrarse

Se vale ser feliz con el dolor,
pero nunca abandonar la belleza
que nace con la vida

Se vale vivir en una soledad perfecta,
en un mal recuerdo de domingo

Pero nunca se vale
dejar de intentarlo de nuevo.

Siempre valdrá la pena
persistir nuevamente
en ese bendito anhelo.


Poesía
Miguel Adame Vázquez.
22/06/2017
.
poesiasmigueladame.blogspot.com/2017/06/nunca-dejar-de-intentarlo-de-n
leer más   
25
16comentarios 685 lecturas versolibre karma: 82

Nunca fue suficiente

Nunca fue suficiente
todo lo que hice
ni lo que me quedó por hacer,
tampoco la gente que conocí
ni la que me quedó por conocer,
ni las palabras que dije
ni las que me quedaron por exponer,
pero ya nada puedo hacer.
Todo lo que andé
todo lo que soñé
todo lo que pude hacer
pero no lo hice.
No fue suficiente
todo lo malo que recibí,
ni lo bueno,
no estoy conforme conmigo
ni conmigo el mundo entero,
y me arrepiento
pero lo sigo haciendo.
Me faltaron sonrisas
me sobraron lágrimas
me faltaron caricias,
mas la mitad eran frías
y congelaban mi alma,
soltaban palabras
dañaban mi coraza
y fortalecían mi burbuja.
Y aquí me hallo
guardada y callada
gritando poesías
para salvarme un poco
de esta, mi vida
y sacarlo todo
para ocupar alegría
en mis más tristes días.
15
2comentarios 80 lecturas versolibre karma: 56

Las cosas que nunca le dije

Ahí estaba él, sonriente, despreocupado,
sin sospechar siquiera
con que fuerza estremecía mi mundo
con solo levantar su mirada hacia mí.

-y lo quise-

No supe explicarle cuanto lo amé
y es que el amor no se explica,
nunca imaginó cuantas canciones de amor sonaron en mi cabeza
con su voz como melodía
y sus palabras como letra.

-Y lo quise aún más-

Quise contarle del terremoto de pasiones
que estremecía mi piel
cuando accidentalmente me rozaba,
quise decirle
como se me oscurecía el mundo
con su "hasta mañana"
y como se volvía de insignificante el sol
ante la luz su "buenos días"

-Lo juro, quise-

Quise amarlo para siempre
y quise mil veces dejarlo de amar,
quise devolver el tiempo hasta sus brazos
y también quise hacerlo eterno
mientras estaba en ellos;
Quise morir en su piel
y renacer en un beso.

-Quise que fuéramos eternidad-

Fue tanto lo que lo quise
que aunque al final se fue,
nunca quise decirle adiós.
19
sin comentarios 911 lecturas prosapoetica karma: 54

Ahora

El eco de los pasos que no dimos
es el que ahora atormenta mi cabeza
y deja sordos a mis oídos.

El volumen del ruido es
directamente proporcional
a la inexistencia del camino.

Como un cerebro que no sabe nada,
excepto callarse,
y genera interferencias entre otros
que deberían comunicarse.

Ahora entiendo la fugacidad,
ahora entiendo el ahora o nunca
y las oportunidades perdidas.

Ahora es cuando comprendo
que es mejor arriesgarse
que quedarse al margen.

Quizá los precipicios,
por mucho miedo que transmitan,
estén ahí para que los saltemos
y descubramos un mundo mejor.

O, al menos,
salvemos nuestra ignorancia.
12
4comentarios 101 lecturas versolibre karma: 56

Siempre será la poesía quien me salvará de ellos

Tal vez deje transcurrir cada momento de mi vida tan rápidamente que no supe cómo contener a los recuerdos más preciados.
Tal vez fue un error el olvidar a los golpes que lastimaron a mis heridas más abiertas.
Pero nunca perdí en ningún momento la brújula que me alejaba del dolor más extremo.
Tal vez mis recuerdos ya no fueron tan claros como la memoria que es siempre inmediata.

Pero nunca fui una marioneta que se usa cuando se les da la gana.
Los recuerdos se fueron revoloteando uno a uno como aquella polilla que está bajo la luz que resplandece de una lámpara en medio de la densa oscuridad hasta cegarla.
Tal vez nunca pude decirte que era más que una causa perdida.
Porque nunca lograron con su tortura hacer crujir mi esperanza.

Ella me quedo intacta como una imagen nítida que nunca se borra con la vergüenza de poder recordarla.
Tal vez fui yo con mi libertad que ilumine con la poca luz que me quedaba.
Porque nunca fui solo una catástrofe final de mis emociones.
Jamás entenderán que nunca viví de una mirada que se cruza en la ausencia de los lamentos.

Tal vez nunca les mostré cómo detuve a los embates del viento.
Nunca fue necesario transcurrir en los recuerdos para vencerlos.
Fue mi poesía como un susurro intenso de la fuerza que vive en mi interior quien derrotó su ego.
Siempre será la poesía quien me salvará de ellos.


Poesía
Miguel Adame Vazquez.
30/03/2017
24
2comentarios 262 lecturas versolibre karma: 56

Aún en la distancia

Me castiga ser inevitable.
Y así llenar de nostalgia el sentido de urgencia en el cual se encuentra mi calma.
Y es que no puedo evitarlo.
Mis sentimientos llegan fortuitos cada vez que mi esencia arropa un pensamiento que se quiere alejar del sufrimiento que solo nos mata.

Yo sé leer tu esencia aún a la distancia de un cosmos en el cual simplemente voy como si nada navegando.
Es muy sencillo poder descifrar cada palabra que con mucho cuidado escribiste en tu vida.
Porque siento cada dolor que se derrama de tus ojos aún hinchados por estar siempre despiertos.
Yo puedo ver tu sufrimiento eterno y agrietado por un orgullo del tiempo.

Nunca debió escribirse así esta historia.
Merecía ser otra oportunidad.
Otro camino que supiera vivir sin la nostalgia.
Sin la soledad que poco a poco va deshidratando a todas tus fuerzas que aún te quedan para por vivir.

Tengo miedo de que tu poema termine degradando a todos tus soles y estrellas.
Y que solo quede de ti un montón de estrofas dolorosas de un amor no correspondido.
Tengo miedo de no poder juntar nuevamente cada pedacito de tu propio rompecabezas.
No te castigues por tener esa sensación extraña e inevitable de un corazón triste que solo llora por ti.

Aún en la distancia

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
21/04/2017.
11
4comentarios 373 lecturas versolibre karma: 63

Nunca morirá la poesía

Poetas muertos.
Nunca serán un montón de cenizas fértiles con las que los demás sembraron sus recuerdos.
Sus versos siempre volarán como historias de un pasado que siguió viviendo en cada una de sus letras que tanto amaron.
Ellos marcaron mi camino eternamente.

Fueron como esa voz que nadie escucha.
Pero que en su silencio se llena de momentos.
Nada sería de mí sin la ilusión de sus noches eternas.
Donde escribieron lo que a la mayoría solo quiere vivir en silencio.

No les importó el holocausto de una noche que nunca se apaga.
Nunca quisieron ser vendedores de historias.
Solo querían con su voz trascender por el universo.
Nunca les creyeron que fuera solo eso.

Los otros quisieron poner grilletes a sus palabras convertidas en poemas.
Querían que muriera su verso en el olvido.
Una y otra intentaron con el dolor y el amor borrar su pasado.
Pero todos sus intentos finalmente fracasaron.

El poema vivió.
Y como un remedio infalible su don nuevamente se fue esparciendo.
Un poema nunca morirá en nuestro recuerdo.
Tal vez su carne solo será un montón de polvo esparcido en un lugar muy lejano.

Pero sus lirios sobrevivirán al implacable tiempo.
Y su pluma seguirá fluyendo.
El poeta es un sobreviviente que perpetúa nuestro amor en cada letra que sufre por querer salir.
Un poeta no es más que un grito desgarrador de melancolía.

Poetas muertos que nunca morirán en los recuerdos.
Porque la poesía es solamente vida y la poesía vive y ama en ti.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
29/04/2017.
14
9comentarios 353 lecturas versolibre karma: 71

Hasta que el sabor de la victoria corra  imagen

No importa cuánto brille la noche con su fulgor
tu sonrisa es la más triste de nuestra existencia
se agotó el tiempo que alimenta
el poder respirar esperanza, amor y ternura.

Hoy todo es oscuro y frío,
solo el alma permanece caliente por sus ganas de vivir en un cuerpo completo
los sueños ya son ahora momentos robados
sueños de otros que no nacieron con el viento a su favor.

Hoy su única esperanza es no poder vivir mucho tiempo
porque lo tienen todo y a la vez no tienen ya nada
solo la montaña es testigo mudo que todo se agota
solo el río que suena caudaloso será una alegría al sentir tus pies descalzos.

Pareciera que tu rincón de glorias pasadas
será tu propia tumba en un presente que agobia
nadie me pregunta porque tu misericordia me ha dejado mudo
perderé la fe que alguna vez tuve a manos llenas.

Tus ojos son una luz opaca que pierde la sensibilidad de poder creer
ya no te alcanzarán los pasos por más que los alargues
el tiempo aliado del espíritu guerrero no será más ya tu vida
tu sangre pura es ya una sangre derramada.



A nadie le importa tu dolor y tu pasado
¿Quien te honra?
no eres más que un trofeo de los días domingos
¿Quien te da voz?.

Solo eres una sierra tupida de árboles frondosos y llenos de verdor
solo eres una lejanía que se borra con un solo olvido,
ellos mismos contemplan tu soledad muda
y ríen silenciosos porque ya no te quedan fuerzas para poder pelear más.

Te han roto el ciclo de la vida, para no poder volver a empezar.
pero no todo es un fuego perdido
solo los héroes anónimos, que en su honra te tomarán de la mano.
Y aunque temblorosos pero con sus pasos firmes sembrarán una chispa de la pura esperanza.

Un pequeño pedacito de fuego nuevo que calienta las manos desgastadas
por tanto crujir de la tierra en ellas te será dado
porque ellos arriesgaron todo cuanto tienen
sin pedir nada a cambio.

Solo les bastará ver en tus ojos una poesía de esperanza
y poder luchar por tu gloria que nunca te abandono
aunque mis ojos a veces no pueden contener el río amargo de tu propio dolor.
Nunca te abandonaré.

Sería abandonar lo que me construyó en mí nacimiento
seguiremos adelante
hasta que el sabor de la victoria corra con pies ligeros.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
22/10/2016

A mis amigos rarámuri de pies ligeros que nunca se rinden porque saben que no están solos.
2
2comentarios 137 lecturas versolibre karma: 14

Con los años que nos quedan  imagen

Con los años que nos quedan juntaré un aroma de rosas
y de las sombras que hemos vencido
te construiré una inmensa montaña
en ella a lo lejos, todos verán un jardín grandioso de girasoles.

A lo lejos, una pequeña cabaña escondida
con su gran chimenea
ahí estaremos juntos para siempre
intocables de las pesadillas que a veces acechan.

Con los años que nos quedan.
seguiré contemplando con pasión nuestra vida juntos
nuestro amor no tiene un solo destino
es como una historia escrita de deseos y fantasías realizadas.

En donde tú cuidas mis pasos y yo sostengo los tuyos
ese fue nuestro primer compromiso y lo veo realizarse con un solo testigo
esa cuerda triple no la destruirá ningún hombre
solo el tiempo y el apagador de suspiros



Con los años que nos quedan
será mi corazón quien con sus fuertes latidos
seguirá construyendo un mundo de eternas emociones
que juntas alimentarán todo lo que hemos querido.

Con los años que nos quedan
seguirán siendo muchas las noches en las cuales mi sombra será tu refugio
nunca me cansaré de cuidar tus sueños con mucho amor y cariño
de ese ladrón que en la ausencia roba los más sublimes latidos.

Con los años que nos quedan
tus años seguirán siendo años seguros
cada estrofa que sueño seguirá estando atada
a mis más puros sentimientos que por ti siento.

Con los años que nos quedan
no existirá para mí ningún reproche
solo le debo a la vida el precio por amor
que tú me has dado siempre sin llevar cuenta de ello.

Con los años que nos quedan
cada línea que escribo, cada verso que siento
cada palabra que mi mente divaga inquieta y rebelde
seguirá siendo como un caudal imparable que nunca se agota.

Con los años que nos quedan
seguirás siendo mi inspiración que nunca termina
mi razón perfecta para acompañar a la noche y a la luna
en sus frías travesías nocturnas.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
12/10/2016
A mí amada compañera de viaje
2
2comentarios 104 lecturas versolibre karma: 21

Sé fuerte  imagen

Sé fuerte esencia de mis suspiros
no dejes que te derroten las sombras que siempre acechan
a veces la incertidumbre de un mañana incierto
impide cerrar los ojos y soñar de nuevo.

Sé fuerte amor mío, sin fingir que el corazón no duele
no ocultes tu silueta al propio tiempo,
porque hasta el roble más grande se mueve
con la furia del huracán que no perdona.

Sé fuerte cariño mío
que nunca has estado sola
y nunca te faltará el manto de amor que te protege
se integra como la neblina que aparece de súbito cuando quiere.

Porque siempre tendrás la otra mano que te sostiene a ti misma
nunca olvides que eres una guerrera de tierra caliente
tu propia sangre es una estirpe de amor que siempre gana.
incontables son las almas gemelas que te acompañan.

Sé fuerte cariño mío
no lograrán tu derrota
aquellos que como fantasmas acechan tu memoria
quisieran ver tu sufrir y levantar los pedazos de cada parte de tu historia.

No conseguirán batir sus espadas en tu escudo fuerte
quisieran ver tus cenizas y esparcir con el viento tus recuerdos
no tendrán la oportunidad de ver tus pensamientos fugándose
hasta convertirse en más que un solo delirio que fallece.

Sé fuerte cariño mío
nunca serás una historia que la anécdota cuente
tu trazo es fuerte y con ímpetu mantienes
los caminos seguros de una vida en frente.

Sé fuerte cariño mío
así como nos enseñaron a proteger con astucia
cada palabra que aumenta los deseos.
nunca abandones la sabiduría de poder amar.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
08/08/2016
2
6comentarios 124 lecturas versolibre karma: 19

Después de la oscuridad, nace la luz  imagen

Después de la oscuridad nace la luz
aunque parezca ironía el desasosiego
no es en las sombras donde se oculta el murmullo
lo hace en el egocentrismo blasfemo e impuro
donde crece impune como un manojo de mala hierba devorándose todo.

Es ahí donde crece la esperanza sublime
nunca podrán terminar con todo lo que ha crecido en su tiempo
siempre sobrevive una poesía que no es cautiva
un pequeño retoño como ruego.

Un abrazo que es solidario y fiel a la memoria que es buena
nunca será la oscuridad tan cegadora
que no te permita ver la luz al final del camino
nunca podrán arrebatar tu esencia.

Esa fragancia de aromas de sueños
que siempre es una ilusión cautelosa
como una hermosa mañana
después de que huye la oscuridad
después de un reinado profundo que ata nace la luz.

Miguel Adame Vázquez
28/10/2016
2
sin comentarios 41 lecturas versolibre karma: 12

Nunca pierdas la fe  imagen

El mundo está enfermo de tanto tener
no cabe en sus manos tus sueños
esta cegado de poder
no luches en su campo estéril sin ilusiones.

Mantente fuerte y firme
en lo que realmente vale la pena
tu sabes muy bien que es lo que quieres
Despliega tus fuerzas siempre adelante.

El tiempo es un huracán insaciable que no perdona
nunca pierdas la esperanza de tener esa tenue luz
Aunque apenas se asoma,
siempre te ilumina el alma.

Es breve el espacio de un momento oportuno
pero siempre llega, nunca falla
No pierdas la fe, después de una oscura noche
amanece y nace la luz que ilumina a la calma.

El frío nunca doblegó a la fuerza interior
de un corazón que ama
ese calor de tu amor
siempre ha sido el alimento vital para mantener viva tu esperanza.

Nunca lo olvides
después de la tempestad
siempre viene la calma.

Miguel Adame Vázquez.
25/10/2016.
2
sin comentarios 88 lecturas versolibre karma: 23

Nunca dejaré que el tiempo dicte el final a todos mis pasos

Voy despacio caminando por una línea del tiempo que la vida me otorgó bondadosa.
Viendo apaciblemente como la lluvia hace crecer y retoñar prácticamente cualquier cosa.
No llevo prisa voy lentamente saboreando todos los colores de un arcoiris dibujado en mi memoria.
Disfrutando de los rayos de un sol incandescente que otorga vida a cuanto toca.

Voy calmando a todos los minutos que mis ojos contemplan.
Viviendo poco a poco todos los momentos que felizmente habito.
Sin titubear por la ansiedad que me ataca día a día.
Pensando que nunca desfalleceré por no saber lo que me depara un futuro incierto.

Voy simplemente amándome al amar a otros.
Creyendo en cada uno de ellos aunque nadie más los reconforte.
Para mí son héroes porque evitan pisotear a los tallos diminutos que en el suelo yacen.
Siempre serán mejores por rodear con sus pasos a la silueta que es débil.

Voy eludiendo a los que con un intento ésteril luchan por invadir mi memoria.
Nunca dejaré que la noche fría y espesa se quede con todos mis sueños.
Renaceré al reconstruir mi mundo con ellos.
Nunca me harán falta las poesías para poder componer el ciclo roto en el cual cada vez despierto.

Voy derrotanto a las pesadillas más oscuras.
Nunca dejando que marquen con cicatrices permanentes a la única misericordia que tengo.
Sobreviviré a todos los dolores de una noche extensa.
Nunca dejaré que el tiempo dicte el final a todos mis pasos.


Poesía
Miguel Adame Vazquez.
11/05/2015.
2
sin comentarios 374 lecturas versolibre karma: 24
« anterior12