Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 101, tiempo total: 0.010 segundos rss2

Cuando soy tormenta

Solo escribo cuando soy tormenta,
cuando se desbordan mis muros de emociones
y en la corriente me arrastran las tinieblas.

Desgarrando heridas sobre las antiguas,
vía de escape a las decepciones,
cuando se consume la llama exigua,
cuando se me ensucian los callejones.

¡Simplemente siento!
La hiel de las noches en vela,
el paso de la vida que quema,
y lo escribo entre gritos de silencio.
leer más   
16
5comentarios 108 lecturas versoclasico karma: 69

Lecho de recuerdos

Mis dudas se convierten en desastre,
jugando con mi corazón cobarde,
no sé de que hago alarde,
si me deshago cada tarde
en tus recuerdos.

Y cada noche es un incendio
en este catre,
donde escribo en silencio
cada frase del sepelio
de la vida que nos parte.

Y ya no puedo más...
solo espero que no leas estos versos,
que no lleguen las notas de los lamentos
de los pasos tan lejanos en el tiempo,
de los besos que dejaron tantos huecos.

Y me arropo entre las sábanas
con cicatrices en mi pecho,
rodeada de todas mis máscaras,
abrazándome este corazón maltrecho,
vadeando los escombros de la catástrofe.
leer más   
5
sin comentarios 56 lecturas versoclasico karma: 50

Sentimientos

La fuerza del sentimiento a la conquista perfecta.
El abrazo que abraza sin remedio libre como
el viento que nos desea.
Siglo tras siglo.
El ser humano
enamorado.
Bella palabra
clavada en el
Alma.
Los sentimientos
hablan.
leer más   
5
sin comentarios 26 lecturas versolibre karma: 63

Conceptos

Impotencia
¿Qué tendrán tus letras
que le faltan a las mías?
Decisión
¿Qué me faltará a mi
para verte cómo tú a mi?
Ignorancia
Perdónenme, tan solo...
quiero volver a errar.
Inocencia
Retroceder y volver a caer,
ahí,
entre tus espacios.
Espera
Es eterna,
efímera e inútil
Despedida
Jamás,
ya que yo,
no sé decir adiós.
leer más   
15
3comentarios 76 lecturas versolibre karma: 89

A tan sólo un instante

Con unos trozos de carbón para los ojos, una zanahoria por nariz y unas ramas formando los brazos, sus dos amores terminaron el muñeco de nieve; y felices, canturreaban dando vueltas a su alrededor.
Aunque hacía frío, el cielo estaba despejado y el viento en calma. Respiraba paz disfrutando de la escena, hasta que percibió, que un extraño silencio, solamente roto por las voces de los niños, lo envolvía todo. Un instante después, una especie de siseo, cada vez más intenso y cercano, hizo que los niños se parasen mirando al cielo. Un misil de fuego atravesó la casa y el jardín, arrasándolo todo. Parecía el despecho de un ser del inframundo, cobrándose por ese momento de felicidad.
El río cercano se tiñó de rojo y un denso humo negro lo llenaba todo.
Alguien, en alguna parte decidió, que había comenzado el fin del mundo.





Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2017/09/03/escribe-tu-relato-de-septiembre-i-el-escr
12
12comentarios 89 lecturas relato karma: 92

Patines embargados

Llueven mecedoras
con adornos de ausencia,
llueve indigestión,
volumen, peso y ardor.

¿Dónde está la sal de frutas?

Seguro que va
en dirección opuesta
dibujando las desganas
que no he podido levantar.

Estoy dispuesto a entregarme
a la más pulcra sencillez,
dejar rompecabezas histriónicos
en unas tranquilas mil palabras.

Me han prescrito pasos
con visados caducados
y ahora tengo miedo
a que los duendes
me den collejas
y los gigantes me pisen.

Prometí entenderte
pero tanta povidona yodada
y apósitos para tapar
los zarpazos del recuerdo
me han dejado bajo de defensas.

Vuelvo a ser cachorro,
vuelvo a ser estigmatizado
con la espiral de corazón sucio
y mente pequeña.

Sin ojo clínico
y palabras para la galería
la conciencia aún no está limpia.

Quedan embargados
mis patines de futuro
con los que pensaba continuar.
leer más   
10
1comentarios 67 lecturas versolibre karma: 81

Reunión

Te reúno en mi palabra
porque me sabes a fruta fresca,
a pan recién horneado,
a lluvia en medio de la sequía.
Y te celebro entre recuerdos
de amores que no fueron,
de amores que perdí,
y de amores sin olvido
que me hicieron sucumbir.

Te reúno en mi palabra
porque desnudas mi silencio
y arrojas mi edad cansina
a los abismos de la pasión.
Pero no puedo pronunciarte entera
porque tu nombre rebasa a gritos
mi escasa voz susurrante.

Te reúno en mi palabra
porque tu nombre se me asemeja,
pero las cosas que hay en ti,
por creación o por experiencia,
las hay en mi invertidas,
y aunque hayamos llegado
al mismo punto
en el que se encuentra
la noche con el día,
divergen nuestras miradas
pues mientras tú bajabas sonriendo
yo entre lágrimas subía.
leer más   
12
1comentarios 54 lecturas versolibre karma: 78

Tal como éramos

Ya no se miraban, ni hablaban, ni se tocaban. El futuro que un día pintaron juntos, se transformó en una sucesión compartida de días anodinos.

Hoy era su aniversario. Cada uno por separado y en silencio, buscarían recordarse en las sonrisas compartidas que dejaron atrás. Mañana... lo volverán a olvidar.





Microrrelato de 50 palabras, publicado en:

www.cincuentapalabras.com/2017/09/tal-como-eramos.html?showComment=150
15
10comentarios 79 lecturas relato karma: 85

La carta

Ese trabajo hizo de su vida un carrusel, que giraba y giraba al borde del abismo. Se puso las gafas y tomó la carta que descansaba sobre su regazo. Imposible contar las veces que la habría leído. Volvió a hacerlo en silencio, mientras sus ojos se llenaban de lágrimas. Sería la última vez. Acercó la hoja de papel a la vela prendida sobre la mesa y la dejó quemarse sobre el mantel de hilo. El humo dibujó formas caprichosas en el aire. Una pequeña y oscura mariposa parecía despedirse para siempre.
El coche de los cristales tintados, paró frente a la casa. Venían por ella. Le preguntarían por la carta y por él. “Jamás encontrarían a su hijo, jamás”. A ella tampoco.
El veneno hizo su parte… antes de que terminasen de arder sus recuerdos.





Publicado en:
cincopalabras.com/2017/08/27/escribe-tu-relato-de-agosto-v-nancy_lh331
9
5comentarios 82 lecturas relato karma: 90

Mi cuerpo tu libro

Me gusta que me leas
Que enganches tus ojos a mis letras
Que me pienses
Mientras acarician tus pupilas mis palabras.
Me gusta el roce de tus dedos
en mis páginas de piel escrita,
mi perfume de libro poético
entrando en tu nariz.
Me gusta ser la poesía en tu boca
Mientras bebes a sorbos
Y mezclarme con el café en tu garganta.
Volar en tu mente entre líneas perversas
Acoplando mi cuerpo a tu sentir.
leer más   
10
1comentarios 55 lecturas versolibre karma: 85

Voces

Mojándose la cara con agua helada, temblaba incapaz de reconocerse en la imagen del espejo. Nervioso, daba vueltas en el dedo al sello de oro con el escudo del rancho. Había trabajado duro para darle esplendor y crecimiento. Nadie entendería que lo abandonara todo sin más.
Tan sólo una nota sobre la mesa del despacho: "Necesito irme, no me busquéis".
Todo empezó con un click inesperado de su mente. Alguien hablaba dentro de su cabeza y no era capaz de controlarlo.
Mientras apretaba sus mandíbulas, el desconocido rostro le sonreía con ironía.
Sabía que uno de los dos debía morir...




Publicado en:
cincopalabras.com/2017/08/20/escribe-tu-relato-de-agosto-iv-desde-el-c
10
4comentarios 82 lecturas relato karma: 95

Quiero Morirme

Quiero morirme viendo el mar
Y que me lleve la marea
Pasar como pasa una brisa
Ser un grano más de arena

Como el vuelo de una cometa
En el viento sin volar
Flotando sin más
Mientras mi corazón espera

Que mi cuerpo se haga sal
Y se disuelva
Que me muera en soledad
A solas con la enfermera

En la camilla de un hospital
Atacado por la morfina
Mientras contemplo una postal
y se me olvida la vida

Mirando a aquel gaditano litoral
Que me tuvo como hijo
Enderezarme y pensar
En que es lo último que digo

-Vida, que puta fuiste.
leer más   
5
1comentarios 24 lecturas versolibre karma: 54

Yo no sé

Yo no sé por qué no tengo voz
que pueda cantar a todas las cosas
y reunir en una sola frase la vida.

Será porque se me juntan las palabras
y quieren salir todas en tropel,
o que se me hace escasa la existencia
tan circunstancialmente adquirida.

Será porque las palabras no entran
o tal vez unas a otras se aturden
y no salen como quisiera
y a lo mejor no sé
como debiera saber.

O tal vez ocurre que sigo buscando
la palabra exacta,
que refleje mi esencia
que aún no ha sido completada,
que aún no ha sido consumida,
para dejar de ser yo
y convertirme en poeta.

O será
que debo
cantar
a cada
cosa
por pequeña
o insignificante
que fuera,
y esperar
que ella
se diga
así misma…
leer más   
13
1comentarios 60 lecturas versolibre karma: 75

La magia era esto

Abrió el libro y se sintió embriagado por un olor a polvo y sueño que le hicieron sonreír entusiasmado por la nueva aventura que tendría lugar aquella noche.
Un vigor inusitado le impulsaba a pasar las páginas y seguir el recorrido de hormigas negras, dibujadas sobre el papel de color arena, a través de las horas vacías de tiempo y llenas de intriga.
Pero el abrazo de Morfeo llegó a él y sus ojos empezaron a cerrarse, mientras su cabeza buscaba reposo ante la mágica senda de palabras que habían sido su luz en la noche y su oscuridad en el día.
6
sin comentarios 33 lecturas relato karma: 68

El amor que me sobró

He de sentarme a pensarte. Y mis pensamientos, huérfanos serán de ti.
Pensarte.
Tanto pensarte, hasta que te desvanezcas en la ruta.
Imaginarte.
Tanto imaginarte, hasta que te desfigures en el recuerdo.
Eso haré con las ideas que, a falta de ti, han quedado sin dueño.

He de tragarme los besos no dados.
Como chocolate caliente, transitarán el estrecho espacio en mi garganta.
Y, tropezando unos con otros, harán las pases con el susto de sentir tu gusto en mi estómago.
He de masticar tus besos nonatos, hasta hacer un bolo de suplicio, que alimente las larvas en mi panza.
Futuras mariposas, destinadas a morir por falta de una historia, en las que ser protagonista.

He de congelar los abrazos, pendientes de darse. Entumecidos, mis brazos quedarán amorfos y sin sentido. En la artritis prematura, sucedida de tu ausencia, he de medicarme con indiferencia vana.
Como vano es este intento de no desear tu abrazo.
Como ausente es el roce de mis poros en los tuyos, cadenciosa molestia, esta, maldita!....de no tenerte.
He de macerar con mis dedos tus abrazos.

Han de quedarse ciegos, mis ojos!....cansados de no mirarte.
Desesperada, por buscarte entre las cosas, mirarte entre las voces.
Mis pestañas, revolucionan y se apagan.
A media asta, fallecen cabizbajas.
Renuncian a erguirse, tratando de guarecer, tras ellas, lo que fue, sin parecerlo, la última imagen convertida en tesoro y recuerdo.
Ha de gritar con llanto mi mirada, ciega, enardecida y sorda….

Como sordos mis oídos! He de taparlos! Como hacen los locos…aturdidos por tanta voz adentro…todas gritando, todas! vociferando promesas de asfalto. Duras y rugosas…pero ninguna de ellas, ninguna! tu voz!!!
He de quedarme sorda….para siempre! Maldito todos los sonidos que no son tu grito ni tu llanto…
Mueran todos ellos, las voces vacías de tus palabras y hartas de tu silencio.
He de quedarme sorda, y así no escucharé mi propio lamento.

Y mi boca estallará en gotas gordas de dolor.
Mi garganta, atorada con tus besos, los primeros, los del medio, más los últimos… todos!,
ahogándome con desencanto; gritando, avara, tu nombre, hasta gastarlo, hasta escuchar un sordo pitillo de arrullo… que, diluido en el viento, se vierta como lluvia en este amor que me sobró…
este amor del que no pude hacer entrega.
Este amor sin domicilio ni remitente.
Amor de los caídos, de los ausentes.
Los prisioneros y los cautivos.

Derechos de Autor: Gnosis Rivera
Derechos de Imagen: Pública
Vaso y cuchara, blanco y negro
Obtenida en la red.
9
3comentarios 89 lecturas prosapoetica karma: 88

Palabras de nuestras miradas

quizá no hablábamos

pero no
por orgullo, o distancia

quizá no hablábamos
por el simple hecho de que
nuestros ojos
decían palabras que una boca nunca podría superar.
9
3comentarios 51 lecturas versolibre karma: 85

Se esconden las palabras

Se esconden las palabras,
huidizas a mis desencantos,
a través de amargos llantos,
rasgando todos los mantos
de veneno y mentira amarga,
aún no sé donde encontrarlas.

La fuente se ha agotado,
después de tantos días,
se secó esa corriente fría
de brillantes luces del pasado
y antiguas sombras de melancolía
de las que mi pluma bebía.

Volved a mí volátiles,
vívidas pesadillas,
ninfas frágiles,
figuritas de arcilla,
entre mis dedos ágiles,
de vosotras me alimento.
leer más   
11
1comentarios 58 lecturas versoclasico karma: 95

Por un nuevo amanecer

Sus ojos se movían inquietos, mientras sus manos, brazos y piernas iban perdiendo fuerza. Pronto reparó, en que ya no tenía control sobre su cuerpo. Una nebulosa opaca giraba en torno a su cabeza instalándose en su pensamiento. Le costaba reflexionar sobre sí mismo y su entorno.
“Ese puñetero brujo le dio un bebedizo extraño y estaba funcionando.” -Pensó
Las primeras notas de Adagio en sol menor, le sacaron del inquietante sueño, justo un instante antes de que amaneciera.
Con su cama frente al inmenso ventanal y tan inmóvil como el día anterior, hoy, volvería a contemplar un nuevo amanecer.




cincopalabras.com/2017/08/06/escribe-tus-relatos-de-agosto-ii-con-las-
5
5comentarios 55 lecturas relato karma: 60

Me apartaré
de las palabras
que a diario hieren
sin conmiseración,
de las que adulan
con desenfado,
y de las que tratan
de convencerme
inútilmente
que hay un dios,
una ciencia,
una utopía posible,
en la que no
estás incluida tú.
leer más   
8
3comentarios 52 lecturas versolibre karma: 77

Encuentros que pasan de largo

Cuando el semáforo estuviera verde los dos se cruzarían en la calzada. Sin mirarse disimularían no reparar en el encuentro.
Su corazón estallaba cuando pasó a su lado. Una ráfaga de aire trajo su aroma característico. Sabía que durante los próximos diez años, se culparía por no haberle dicho nada.




Publicado en:
www.cincuentapalabras.com/2017/08/encuentros-que-pasan-de-largo.html?s
10
7comentarios 108 lecturas relato karma: 84
« anterior123456