Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 71, tiempo total: 0.011 segundos rss2

El refugio de la belleza

Sentí como las mareas del miedo
arrasaban mis diques sin mesura.
Homérico drama que en mí perdura;
caterva cerval por la que yo cedo.

Dulce fagot que con sonido quedo
aplaca mis temores con ternura.
Melodiosa copia de una voz pura;
sosiego que por fusión me concedo.

Chisporroteo que inyecta y alienta.
Ansiado soplo que inspira y genera,
aliento necesario y entregado.

Refugio que la belleza fomenta,
como Morandi y su pintura austera,
de objetos y silencio deseado.


Publicado en:
cincopalabras.com/2017/07/16/escribe-tu-relato-de-julio-iii-el-pintor-
13
2comentarios 37 lecturas versoclasico karma: 85

Recuerdo...

Aún recuerdo cuando me mirabas y yo
me ahogaba en tus lágrimas,
aún recuerdo cuando me hablabas y yo
nadaba entre tus palabras,
aún recuerdo cuando me pensabas y yo
buscaba en tus recuerdos,
aún recuerdo cuando te fuiste y yo
morí en tu sonrisa.
leer más   
8
4comentarios 180 lecturas versolibre karma: 80

En ti

Desde que llegaste a mí
ya no necesito nada
desnuda quedó mi alma
prendida de amor por ti,
a pesar de tus ausencias
que se asfixian encerradas
en una urna sagrada
que hice solo para ti,
en la que atiendo el silencio
de tus palabras ahogadas
que susurran sentimientos
cada vez que pienso en ti,
como el goce de tus manos
que rozan mi piel tatuada
con la marca de tus besos
que arden en todo mi cuerpo
cada vez que sueño en ti.
leer más   
14
5comentarios 141 lecturas versoclasico karma: 94

No era tan fiero el león como lo pintan (Micro de 100 palabras)

El espectáculo debía continuar, aunque aquel traje decorado con purpurina, fuera lo suficientemente ridículo como para salir corriendo de allí.
Se fijó en un niño, que le observaba masticando chicle desde su asiento; y aún sintió más vergüenza.
Tenía que correr, y con un impulso atravesar el aro de fuego colocado en medio de la pista. Si se retrasaba, una palabra esdrújula llegaría disimuladamente hasta sus oídos: "¡Estúpido!" Acompañada por un golpe de látigo contra el suelo.
Imaginaba, que una noche de fuerte influencia lunar, se comería a ese tipo.
Lástima que los colmillos del disfraz de león, fueran inofensivos...



Publicado en:
cincopalabras.com/2017/07/09/escribe-tu-relato-de-julio-ii-la-cantante
11
13comentarios 40 lecturas relato karma: 98

Son tan pocas las palabras

Son tan pocas las palabras en el viento
que no me alcanzan para arrepentirme.
No quiero acostumbrarme al perdón
adulando a la vida con la costumbre
de querer solo vivir.

Pedir perdón.
Aún no porque tengo
que pedir perdón y arrepentirme,
me lo dice tantas veces el tiempo
que lo tengo impregnado en el corazón.

A veces quisiera tener la oportunidad
de rescatarme,
pero la valentía es una cobarde,
ya no posee ningún sentimiento amado
para poder olvidarlo todo y lograrlo.

Nunca he podido equilibrar la vida
y caminar en la cuerda floja,
son muchos los intentos fallidos
en los cuales solo tambaleo la realidad.

Ya perdí la cuenta de tantas veces
que solo me he dejado caer,
amo sobrevivir a la caída de un vacío
en un suspiro que no es fallido.

Ahora sé lo que es extrañar tu voz,
es una sensación de espanto,
porque no me acostumbro al silencio
de perdón al vacío de tu amor.

Es difícil avergonzarse cuando el miedo
siempre toma la delantera,
nunca es suficiente el esfuerzo
cuando simplemente tienes que seguir
bajo la metralla del odio todo el tiempo.

Mis ideas se duermen en un intento fallido,
en los sueños no puedo escribir
lo tanto que te quiero.

Son tan pocas las palabras
que se desprenden cada vez que no te veo,
que me he hecho invisible para ti.


Poesía
Miguel Adame Vázquez.
15/07/2017.
17
4comentarios 140 lecturas versolibre karma: 80

No es poesía

Ni intangible ni infinita,
ni extinta ni salvada,
ni caída ni victoriosa,
ni distante ni afín.
Sólo una palabra
nacida del alma
para morir
como todo
lo que late
por la vida.
leer más   
13
sin comentarios 58 lecturas versolibre karma: 78

No habrá recompensa para los malvados

- Allah, ya estoy aquí. ¿Dónde me esperan las setenta y dos huríes que me corresponden?

- Yo no pedí tal barbaridad en mi nombre. Nadie te espera.

Rubén soltó el bolígrafo sobre la mesa. Pensó que escribirlo le aliviaría, pero no podía dejar de mirar la cama vacía de su hermano.





Microrrelato 50 palabras publicado en:
www.cincuentapalabras.com/2017/07/no-habra-recompensa-para-los-malvado
7
3comentarios 51 lecturas relato karma: 81

La mirada del corazón (Microrrelato)

Esa casa era toda su infancia y los recuerdos se agolpaban en cada objeto.
Un océano azul se fundía con un luminoso cielo, en un cuadro colgado en la pared. Era un crío cuando su abuela lo pintó y él se extasiaba mirándola. Nunca entendió cómo podía hacerlo.
Se recordaba buscando fotografías en el viejo revistero. “Un asteroide estaría bien, o también un rinoceronte” Necesitaba una imagen para pintarla en el lienzo que le preparó la abuela. Quería sorprenderle con algo bonito... aunque ella no pudiera verlo.
Un pellizco le apretó el corazón. Igual que un Pizzicato genera una onda de sonido sostenido, así sintió, cómo la piel y el Alma, se le llenaban de melancolía recordando las palabras de su abuela, mientras ella rozaba con sus dedos su pintura ya terminada.
“Es muy hermoso. Puedo verlo, porque la belleza más valiosa, se ve desde el corazón”.



Publicado en:
cincopalabras.com/2017/07/02/escribe-tu-relato-de-julio-i-con-las-pala
9
10comentarios 43 lecturas relato karma: 90

Su corazón es para ti

En su sonrisa cristalina
cabía una perfecta alegoría;
visión dichosa de una vida por vivir.

Hija de un guerrero
que luchó como un león,
recuperando para ella
el tiempo que la vida le negó.

Por ella cruzó abismos insondables.
Peleó batallas contra el miedo.
Recorrió desiertos yermos de esperanza,
y fue prisionero, sentenciado y muerto,
el día que supo que la iba a perder.

Padre que por amor mueres
dando de ti lo más preciado.
Es tu corazón lo que le entregas
para que en su dulce pecho galope.

Fuerte y lleno de vida.
Para ella... tu regalo más hermoso.




Publicado en la Asociación solidaria "Cinco Palabras":
cincopalabras.com/2017/06/25/escribe-tu-relato-de-junio-iv-con-las-pal
10
11comentarios 84 lecturas versolibre karma: 88

Yo... te esperaré siempre (Microrrelato de 50 palabras)

Compañero de alegrías y penas. Siempre a su lado, conectando miradas confiadas en las que se entiende todo.

La velocidad cedió y un golpe seco lo arrebató del regazo amigo. Voló a través de la ventanilla. Solo en el arcén, ya no encuentra su mirada. Hace frío en el corazón.





Publicado en: www.cincuentapalabras.com/2017/05/yo-te-esperare-siempre.html
4
sin comentarios 11 lecturas relato karma: 58

Se buscan palabras nuevas

No es tanta mi demanda.
Solo palabras nuevas
que no me pongan
entre la angustia y el papel.
Soldados de paz
que no den guerra
planeando a ras del folio
una emboscada de tristeza.
¡Tampoco es tan difícil!

Quiero grafemas a granel,
vocablos desguazados,
tachones como cejas arqueadas
en forma de mohín
que sirvan de tribuna a los versos
que ya no escribo, porque me faltan
un puñado de ideas,
y el daño de la luz que no se apaña
para encenderme sin tus ojos.
Y ya que hablamos de ojos...
Quiero los dos de una lechuza
para no verte todos los días
que me acuerdo de ti.
7
8comentarios 59 lecturas versolibre karma: 99

Gracias, Ignacio...

Su familia estaba lejos y los detalles de lo sucedido tardarían en llegarles. Eso pensó cuando sintió el frío metal atravesando su espalda.
Supo por sus ojos, que los asesinos carecen de comprensión frente a la maldad de sus actos.
Ignacio, con su monopatín como única defensa, y sin hacer cuentas a su favor, intentó librar batalla contra el mal. Luchó con coraje, por salvar una vida que representa la de cualquiera de nosotros.
Gracias por ser, las uñas y los dientes de cada una de las víctimas que han sido o podrán ser. Gracias por enseñarnos a no agachar la cabeza y a entender, que como humanos, aún tenemos una oportunidad.



Publicado en Asociación solidaria cinco palabras:

cincopalabras.com/2017/06/11/escribe-tu-relato-de-junio-ii-juan-ignaci
9
4comentarios 78 lecturas relato karma: 84

Miedo de ti (Microrrelato 50 palabras)

Con miedo y dolorida le miró a la cara. En un intento suplicante le pedía que parase. Pero sus ojos inyectados en sangre y ciegos, ahora desconocidos para ella, ya no sentían su dolor. Un fardo contra el que descargar su ira. Un último golpe y todo se volvió negro.


Publicado en:
www.cincuentapalabras.com/2017/04/miedo-de-ti.html
8
3comentarios 87 lecturas relato karma: 74

Silencios

¿Cómo podríamos estar despiertos?
Si tu sueño habla de tener que estar muertos.

No es una anécdota que fluya sencillamente en el laberinto de las palabras.
Es un dolor angustiante que sangra por el esfuerzo de querer estar solo vivos.

Pero aquí está tu ataúd esperándote.
Se ha vestido de saco y pompa como si quisiera lucirse en una fiesta que emana dulces aromas de jazmín y rosas.

Tienes hambre y sueño eterno.
No es un vacío angustiante que pueda saciarse simplemente con la lectura de lo que será un buen principio de tu mismo fin.

Simplemente llegaremos a donde tengamos que llegar en su momento exacto.
Esperemos con calma que nos invada el silencio.
Porque ese instante será el mejor regalo en donde no está ya más tu voz.


Poesía
Miguel Adame Vázquez
06/06/2017.
leer más   
12
8comentarios 219 lecturas versolibre karma: 80

Esclavos de las palabras (Un poema de @Adamemiguel y @verinlechuza)

Nos convertimos
en esclavos de las palabras.
Ninguna mañana merecía amanecer
con un cielo azul y esplendoroso
si no florecía en nuestra boca.
De nada valió que amáramos
a un firmamento
que recorre la noche entre las estrellas
que iluminaban fugaces
los deseos de dos corazones
que siempre callan.

Dejamos de confiar en los pasos,
en ésa sonrisa poderosa
a la cual nada le importa
más que poder ser querido,
y ser feliz en un mundo
incompleto y desolado
donde las sombras
no son buen refugio
para esconderse del sol
despiadado,
lleno de mentiras
que consumen los deseos
y la última oportunidad
de perdonarnos.

Fue algo maravilloso...
Llevar el universo al corazón
y defender la eternidad
entre las galaxias,
éramos capaces de hacerlo
con sólo mirarnos.
Ahora no sabemos
si todo ha sido en vano,
pues la piel nos habla a gritos
del recuerdo, del pasado.

No querer que sea mentira,
saber que las estrellas se mueren
y no tener agallas para afrontarlo.
Así que simplemente
solo nos convertimos
en esclavos de las palabras
para esquivarlo.

En el próximo destino
escrito y sumergido en la memoria,
seguiremos esperándonos.
Quizá, ésta no era la vida
que prometían las palabras.
Nos quedaremos en silencio
esperando el milagro,
poder escuchar nuestras voces
en otra realidad posible,
en otro mundo.
Aunque no sea real
y todo esté inventado.
¡Qué más da si era mentira!
Jamás nos diremos nada...
si no seguimos soñando.
leer más   
13
17comentarios 79 lecturas versolibre karma: 89

Copia extra de amor (Microrrelato 50 palabras)

Preciosa con su bata blanca, podía escucharla tras el cristal enseñando a sus alumnos.
Era su cumpleaños y quería invitarla a comer. ¡Qué orgulloso se sentía de ella!. Y qué culpable por las lágrimas que derramó en su nacimiento. Lo supo después, ese cromosoma dividido… fue mucho más que amor.


Publicado en:
www.cincuentapalabras.com/2017/06/copia-extra-de-amor.html
8
7comentarios 54 lecturas relato karma: 62

Carta

Y te vas sin irte.
Vueltas y más vueltas en un infinito
lleno de nubes negras.
Qué día, qué mes decidiste morir?
Cuándo fue que decidiste ahogar la voz
en una balsa de aceite hirviendo?
La zeta que cuelga de tu cuello
engarzada al alma
es un sinsentido adorable.
Te miras al espejo y no te reconoces
cuando el tiempo te va cubriendo
de esa capa fina de impaciencia.
Apatía regional en un latido oscuro
que ensombrece
la luz de los días contados.
Muerdes tu propio silencio
para que deje de gritar
lo que soñaste cuando caíste en la marmita
de la contrariedad.
Nunca creíste que una sola letra
podría ser tu propio vestido
y ahora,
desnuda en cuatro versos mal firmados,
ni siquiera sabes si serás capaz
de sonreír
cuando el sol ilumine
la aquiescencia enclaustrada
en tus ojos cerrados.
15
12comentarios 103 lecturas versolibre karma: 71

Demasiado tarde

Se resentía de su rotura de menisco y el peso de las bolsas con las viandas para la cena, sumado a los tres escalones de entrada a la casa, le estaban matando.
Hoy era el aniversario de boda y quería sorprenderla con una cena romántica, que sirviera de catapulta para remontar ese distanciamiento que sufrían.
Sería una sorpresa para ella, acostumbrada a su poca o nula memoria para las fechas que son importantes recordar.
Una noche para disfrutarla en el cenador del jardín. Un buen vino, las estrellas y ese farol de testigo... harían el resto. Sólo necesitaba parar un segundo el tiempo, para decirle algo que hacía demasiado tiempo que le debía.
Sonó el móvil. Era ella.
- Hola… tengo guardia, no me esperes esta noche.
- ¿Hoy? ¿Justo esta noche? - Preguntó sorprendido y contrariado - Es nuestro aniversario. Esta vez no me había olvidado. ¿Tú sí?
Un silencio que duró más de lo debido, se adueñó del teléfono.
- No, no me había olvidado. En todos estos años, nunca lo olvidé. -Dijo ella al fin.
- Había pensado en preparar la cena en el jardín. Estaremos bien y podremos hablar tranquilamente como hacíamos antes.
- No creo que sea necesaria ninguna celebración. Pero tienes razón en una cosa; tenemos que hablar. - Añadió ella en un tono serio y firme.
El silencio de nuevo pesaba como una losa.
- Sólo necesitaba esta noche para decirte... que te quiero. - Dijo él, casi con un hilo de voz.
Al otro lado del teléfono, una respiración entrecortada anunciaba el llanto contenido de ella.
- Yo he necesitado saberlo y sentirlo, cada día y cada noche durante todos estos años. Te volviste frío, distante, lejano. Has llenado tu vida y tu mundo, entre tu trabajo, tus amigos, tus aficiones... Incluso con alguna aventura de la que nunca pensaste que me entraría. Contaban sólo tus sueños, tus proyectos y te olvidaste de los que podíamos compartir.
Tras las palabras de ella, de fondo, se oyó una voz masculina saludando a su llegada.
- ¿No estás sola, verdad?
- No.
- Te quiero
- Yo ya no. Es tarde para nosotros, lo siento.
Y el teléfono… enmudeció su voz para siempre.
7
2comentarios 41 lecturas relato karma: 66

Perdida

Ya había quemado
todo rastro de mis palabras
para cuando regresó el viento.
Imprudentemente,
dejé a mano mis últimas cenizas.
No hubo reflejos
ni luces
que iluminaran el alma.
El gris fue el color
regidor en todas las albas.
No hubo manos
ni pañuelos
que dijeran adiós a la fe rota
para siempre.
leer más   
9
4comentarios 71 lecturas versolibre karma: 61

Cuidado

Todas las espadas
matan cuerpos
aunque las manejes
con las máscaras,
pero puedes herir
mortalmente a un alma,
curiosamente
sólo con palabras.
leer más   
7
2comentarios 31 lecturas versolibre karma: 60
« anterior1234