Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 2204, tiempo total: 0.048 segundos rss2

Alli donde el huerto

Allí donde el huerto florece
y la hirsuta piedra
ve pasar
bandadas de estorninos,
se encuentra la humilde
losa
cubierta de crisantemos.
tres cruces, cuatro
-quizás media docena-,
el viajero al cruzar
bajo el pétreo arco oxidado,
mira un instante y prosigue
su lento caminar. La parca
suave ha silbado ¿O ha sido el viento?
Hay rosas y enredaderas
y un mirlo que quiere unirse
al juego de las miradas.
Tanta gente, tan cambiante, tan diversa
y la losa siempre
la misma,
morada verde esponjosa
compañera de la piedra.
¿Quién guardará en su memoria
aquel instante, aquella hora?
La torre
-ventana oval en sus entrañas-
prolonga su débil sombra
hasta el centenario olmo,
urdimbre de raíces entretienen
la incierta marcha del dedal
que busca ingenuo la sonrisa
allí donde no queda
más que un halo de
esperanza
en la última palabra,
que leyó el Padre
en sus latines.
leer más   
11
2comentarios 36 lecturas versolibre karma: 100

Enamorarme de Ti

ENAMORARME DE TI

Yo no sé tú
pero tu sonrisa me ha cautivado
me has atrapado con tan solo mirarte
con esa picardía que transmites
que sin darme cuenta
lo que en broma comenzó
bien podría hacerse realidad
y enamorarme de ti pudiera Yo.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Julio 2018
leer más   
13
5comentarios 49 lecturas versolibre karma: 105

Lo que no sabemos

Lo que no sabemos el uno del otro
es un imán que nos despliega
y nos hace sentirnos cerca,
nos introduce en un diálogo de piel,
en un argumento con el beneplácito del sexo.
De lejos es el conocimiento,
de cerca la comprensión,
dentro es un argumento que se rompe.
Qué no aprendimos para que el después exista,
para que estemos en la espera del futuro,
para que no seamos dos desconocidos.
13
sin comentarios 51 lecturas versolibre karma: 101

Tiemblo

Tiemblo al roce de nuestra piel,
al choque de nuestras sonrisas,
a mis manos acariciando tus costillas,
al amanecer naranja en tus mejillas.

Tiemblo y me diluyo en tu ser,
al calor suave en tu vientre,
al helado toque en tus pies,
a las mancha perfectas y resilientes.

Me abrí paso para estar en tus sueños,
mas me diste visa para habitar en tus suelos;
adorando con mis dedos tus montañas,
besando en secreto tus paramos.

Le aposté a quedarme como refugiado,
gané trono y corona a tu lado;
aposté por un ratito de vida sin prolongación,
y me recompensas con inmortalidad.

Y tiemblo por trigésima vez contigo,
porque desde el beso dictas el destino.

Niorv Ogrin
13
8comentarios 70 lecturas versolibre karma: 97

Espera

Espera,
aún no ha llegado el tiempo,
aún seguimos siendo mañana;

aún está todo en orden.
6
sin comentarios 30 lecturas versolibre karma: 76

Onírico

Quizá no hay nada más,
solo espacio onírico y árido.
O quizá se olvidó aquél sonido,
que producen los labios al decir "jamás".

Yo observo el amanecer,
una y otra y otra vez;
no es el mismo color, lo sé,
porque dibuja lineas en mi piel.

Pero esta noche buscaré calor en mis pies,
buscaré fuego a mi mente inflamable.
¿Por qué depender de los labios
para acompañar este ocaso?

Quizá no aprendí a conjugar,
cuando del estar sin estar
simplemente no se halla,
y completamente se falla.

Quizá no queda nada más,
y no hay un objeto por intentar;
un reflejo naranja traspasando la ventana,
y la soledad acechando la puerta.

Al ocaso las letras son mi epitafio,
para al alba no renacer en vano.

Niorv Ogrin
15
8comentarios 117 lecturas versolibre karma: 104

El Reflejo en el Espejo

EL REFLEJO EN EL ESPEJO

Miro en el espejo
el reflejo de los años
un rostro diferente
al que alguna vez conocí.

Recuerdo tristemente
cuando a la muerte me enfrenté
cuando me encontré en ese camino
entre la vida y la muerte.

Me miro al espejo
y veo mi rostro ya cansado
agotado por los años
por los golpes de la vida.

Sufro en silencio
cargando una cruz
que me agobia lentamente
que me atormenta por las noches.

Vivo sin ganas de vivir
caminando entre las sombras y el rocío
siguiendo el camino de la luz
que brilla a lo lejos.

Recuerdo tristemente
cuando hace unos años
me encontré frente a frente
con esa sombra que viene y que va siempre
para recordarme que aún estoy aquí
sufriendo en silencio
en medio de la soledad absoluta
frente a aquel espejo
que sólo refleja un espejismo
de aquel hombre que alguna vez existió.

Me miro al espejo
soñando con el amor
con acabar con estas penas
que agobian mi alma
mi corazón
mi mente
con dejar atrás la cruz del dolor
que cargó día a día
y noche a noche.

Miro ese reflejo
soñando que soy otro.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Julio 2018
leer más   
10
8comentarios 75 lecturas versolibre karma: 102

Heridas

Tantas veces sucede
que muestras todas tus heridas
y te las hacen más grandes.
19
1comentarios 83 lecturas versolibre karma: 112

Cada Llanto Es Un Poema

Cada llanto es un poema
Y cada poema un salvavidas
Y cada vida salvaguardada
Rescata también otras vidas
Y asi justifica el poema su existencia
Y asi justifica…la vida…su alegría.
leer más   
5
4comentarios 34 lecturas versolibre karma: 77

Sabes

Sabes,
cuando los amores se estropean,

es porque los corazones aún funcionan.
14
sin comentarios 109 lecturas versolibre karma: 110

Ese tu silencio

Eres como el silencio de los gatos,
con un cierto aire de culpabilidad
cuando dormitas sobre mis rodillas
y siento el palpitar alevoso de tus uñas
y, en mi inocencia, ya no cuento
las vidas que te he visto morir.
19
2comentarios 76 lecturas versolibre karma: 104

El Bailarin

Pensamientos flácidos,
la fiesta va decayendo;
¿a quien le importa si mañana llueve,
o si los charcos son dulces?

Las ojeras de azulados resultados,
definen la edad mental del enamorado;
las palabras sobran dentro de este marco,
y la evidencia disipa el ensueño.

Miro hacia atrás, en el columpio,
los motores quebraron ese umbilical,
las luces opacaron una identidad,
que se resume a un ente en el asfalto.

El vino se mezcló con hambruna,
el móvil se perdió entre giros;
el vomito ahogó a las ninfas,
y el acero apunta a la cabeza.

En un ronroneo camuflado y tedioso,
cae ebrio el bailarín piadoso.

Niorv Ogrin
2
sin comentarios 32 lecturas versolibre karma: 40

La última vez...

Me guía la penumbra.
Te encuentro
pero no estás.
No sos vos, ya no.

Te vas y solo eso me dejas:
Oscuridad.

Estalla el miedo.
Lastima el detalle.
Ahoga el estar.

Es tarde hasta para decir Adiós!
5
1comentarios 47 lecturas prosapoetica karma: 53

Pasar sin verte

No puedo pasar sin verte
Sin acogerte entre las ramas tibias de estos brazos
Sin que tu pelo se mezcle en lo frondoso de mis ganas
No podria hacerme ausencia
Con estas ganas de dejar hojas viajeras en tus rizos
Como vos rizos en mis ramas
No puedo dejar de sonreirte con esta estática de árbol
Sabiendo que necesitas una sombra para mitigar el cansancio
Entonces tampoco puedo dejar de ser agua
Que sacie tu fatiga de camino
No puedo
Y ya hasta me es extraño castigo no hacerlo
No acunarte a susurros en mis letras
No llenarte de besos metafóricos a distancia
Ya no puedo ser ausencia
Cuando quiero ser tierra
Donde tranquila germines
Y de despertares en atardeceres encuentre a tus pupilas de hojas
No puedo, ya no puedo pasar sin verte
En esta ceguera que aclaraste
En ese sol que pusiste en esta oscuridad premeditada
Crimen o auto crimen
No poder pasar sin verte.

Marcelo ezequiel
leer más   
8
3comentarios 40 lecturas versolibre karma: 87

Libertad

Esta noche parece ser eterna,
deseo en la boca se destila;
aunque ella no visite taberna,
sus besos saben igual al tequila.

Para besar no buscamos caverna,
solo el momento que se apila;
como el fuego que sutil hiberna,
nos arde en las piernas intranquilas.

De la recamara fuimos al baño,
y el baño jamás sudó en vano,
jamás se quedará en el pasado.

Con besos cerramos el viejo año,
no puede tildarse amor profano,
porque nunca habíamos amado.

Niorv Ogrin
leer más   
15
6comentarios 47 lecturas versoclasico karma: 103

No duermas

No duermas,
porque te haces del tamaño de tus sueños
y la cama ya no sirve,
ni el mundo.
16
2comentarios 88 lecturas versolibre karma: 106

Rima perfecta

Me obsesioné con la rima perfecta,
La busqué hasta hacerme un lío,
La busqué por montañas y cuestas,
Por ciudades, mares y ríos,
Y sólo al final me di cuenta,
De que la rima perfecta,
Eran tus labios con los míos.
leer más   
15
4comentarios 79 lecturas versoclasico karma: 100

Cartapacio

Apunté la dirección de su mirada,
con los colores para cada ocasión;
lunes y martes rubor claro,
y los miércoles su boca sin pincelada.

Su aroma quiebra mi decisión,
cada jueves le cuelga su amparo;
los viernes de fotografías llena mi cartapacio,
porque los sábados decae la intención.

Los domingos en confesión reparo,
lo que provoca su vida en mi espacio,
una daga tibia o la bala helada,
concluirá el crudo curso de este aro.

Agazapado, acercándome despacio,
profanare los sueños de su mirada,
daré fin a esta absurda obsesión,
cuando mis rodillas rocen su palacio.

Atando sus manos, lamiendo sus gritos,
ausencia de velas para este rito.

Niorv Ogrin
10
2comentarios 37 lecturas versolibre karma: 115

Ya aprendí

Ya puedo ponerme enfrente de ti
y decirte que nada necesito,
ni ver tus ojos,
ni morder tus labios,
ni oler tu piel de lluvia,
ni trenzar tu cabello entre el deseo;

ya aprendí a mentir.
19
3comentarios 102 lecturas versolibre karma: 115

Rostros

Tu rostro murió.
Todavía extraño el reflejo
palabras aparte, te olvido
espejo que reserva mi mente
laterales quietos que lastiman
mueven el mundo importando
el ciclo urbano de las esquirlas
que hallaron sitio en mi corazón.

El dibujo es un croquis
diseño austero de ese dolor
caminas sigiloso en los agujeros
por donde atraviesas tu sur
un surco abierto en las flechas
imagen conductora del sentimiento.
Tu rostro murió, hace tiempo.
Se olvidó el norte aquí.
leer más   
6
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 89
« anterior1234550