Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 2472, tiempo total: 0.008 segundos rss2

Cuentos

Cuando las perdices escuchan:

"Érase una vez"


huyen aterrorizadas.
15
3comentarios 39 lecturas versolibre karma: 132

Futuro

Sucede que pasas

y me recuerdas todo mi futuro.
14
2comentarios 86 lecturas versolibre karma: 140

Espectacularmente Enamorada

Hoy conocí al amor…

Este vestía un pantalón de mezclilla y una

Camisa vaquera a cuadros.

A pesar de no ser de la ciudad un

Caballero con racimo en mano.

Tan educado y calmado que ni una

Gota ha tomado.

(Suspiros)…. Tan solo ahora

Su nombre necesito conocer para que

Amor no sea solo mi interés.

Saber ¿quién es?

Un caballero respetuoso ó solo

Un juglar* de sentimientos y emociones.

Espero corazón que tu compartas los gustos

Por él como mis ojos deseos de estar con él.

Conocer un amor que no se rompa en decepción

¿Hoy en día es lo común?

Escuchar por interés y no solo quedar

Como Inés para sacar provecho como Rafael.

Entiendo que no solo por sentir cosas en el cuerpo

Es amor sincero y verdadero.

Aunque este tan enamorada no puedo dejar de

Estar preocupada.

Espectacular no es ser dramática para llamar

La atención sino lista para no perder la precaución

De otro roto corazón.
5
1comentarios 35 lecturas prosapoetica karma: 76

Una niña

Hay un nosotros que vive por siempre
si cerramos los ojos y volvemos
donde el tiempo era la historia
de “ Había una vez… “
y frente a la orilla
y su horizonte una niña
con ganas de ponerse a escribir
de vivir…


Pero el tiempo vuela
y se escapa en un suspiro de las manos
y nos acordamos cuando a veces es tiempo
de recordar esos sueños con lápiz en mano
y otras el destino nos daña tanto el alma
que ella no puede, no quiere recordarlos…


Y no es culpa del tiempo
y no siempre el destino
es quien nos quiebra
a veces inconscientes
las ambiciones,
postergan los sueños
porque creen
que todo lo pueden
y no, no es así…

Yo no tuve orillas
ni sueños con promesas
que llegan a otras playas
buscando castillos de arena
y príncipes azules, no tuve a esa niña
ni ambiciones que lleven perdida
sólo un par de ojos color esperanza
que grababan la vida
mientras conocía la mentira
la verdad y la mentira…

Pero hay, siempre hay
abrazos que sanan
y techos llenos de sueños
que cada noche acarician el alma
para vivir mil historias
donde aparezca esa niña
en cualquier orilla
y viaje por el mundo
y el mundo brille
inmenso en su ojos
cada vez que vean
en el viento volar una hoja…


soundcloud.com/lola-bracco/una-nina (Lola).
16
15comentarios 89 lecturas versolibre karma: 132

Tiempo

Nunca trates al tiempo como a un amigo,
siempre se está marchando;

trátalo como al amor, sin detenerlo.
16
sin comentarios 70 lecturas versolibre karma: 125

El amor es rojo

El amor es rojo, de carmín mordido
y tiene la falsa pretensión de cambiar la vida
¿A quién entregaste el tiempo?
porque la libertad es carcelera de intenciones,
una línea que si la sobrepasas hay otra línea
con un ejército de felicidad y largo invierno
y hay disparos y una última bala
¿Quién necesita la revolución?
¿El que tiene alas?
porque los que tienen más alas esperan,
vuelan para ver que nadie se acerque donde no están,
porque no preocupa que dos vayan agarrados de la mano,
ni el sabor de sus canciones con velas encendidas;
preocupa que haya quien baile con los árboles,
que su silencio no descubra lo que canta
y es entonces cuando cargan sus armas.
20
4comentarios 103 lecturas versolibre karma: 117

Silencio

Silencio para aquellos héroes,
Piedad para los renegados,
Un cielo de diversos colores,
Vendaje al corazón atravesado.

Otra lágrima al río,
Otro reproche al aire,
Ni de mi sombra ya me fío,
La historia de un don nadie.

Pájaros que escaparon,
Tiempos oscuros y frustrantes,
Un esfuerzo no es en vano,
Cuando la muerte llega al instante.
leer más   
3
2comentarios 28 lecturas versoclasico karma: 46

Micropoema

Me miraste

y era lo que quería escuchar.
15
1comentarios 70 lecturas versolibre karma: 141

Ella

Ella,
no es nada del otro mundo;

es todo de este.
25
1comentarios 80 lecturas versolibre karma: 114

El hombre enamorado de la luna

Llega la noche y el hombre
Sale de su casa antes de
La primera estrella de la noche
Las estrellas representan las velas para su
Cita y la oscuridad el gran vestido
De gala de la luna.

El hombre presenta una rosa
De bienvenida a su amada
“La luna”.
A veces esta gordita
Otras, medio contenta.
En algunas ocasiones delgada
Pero otras veces más joven.
Con el pasar del tiempo
Ella es más hermosa,
Mientras yo decaigo.

Sé que algún día moriré
Y ya no veré a mi amada
Pero mi alma subirá con
Ella.

Pido a los dioses que
Mi alma se convierta
En un cuerpo celeste
Para poder abrazarla y
Estar a su lado.
Mi amada y querida Luna.
6
3comentarios 34 lecturas prosapoetica karma: 89

Palabra

Como una mariposa el libro en tus manos
y el tiempo aletea y pasa
y observo su vuelo y quiero ser palabra.
18
2comentarios 71 lecturas versolibre karma: 112

Destino o condena

Había intentado huir pero, como si viviera un bucle maldito, siempre acababa en el mismo camino, franqueado por el verde frescor de las hojas de las viñas que tanto le recordaba otro frescor; el sudor de aquel cuerpo del que conocía todos los rincones, incluso los más oscuros y cálidos.

Había intentado quemarlas. Llegó incluso a acudir a ese camino con cerillas y un botellón de gasolina. Las pisoteó, arrancando sarmientos y ramas vivas para preparar la hoguera. Pero no podía soportar la idea de reducirlas a cenizas. Sabía que la viña tenía alma y encerraba el secreto de su verdadero amor.

Había intentado concentrarse en cultivar girasoles, pensó que sería una buena elección: los girasoles son bellos y fáciles de cuidar. Los girasoles se esforzaban mucho en crecer y contentarlo. Los girasoles…
... los girasoles no eran viñas. Pensaba que una vez que has vivido la poda, el llanto de la vid, su resurgir, la vendimia…. una vez que has probado el jugoso fruto, todos los demás cultivos son de segunda categoría.

Había intentado casi de todo. Pero se dio cuenta de cuál era su destino. Maldición o fortuna era viticultor y aquella era su viña.

María Serrano
5
2comentarios 31 lecturas relato karma: 55

El menú de la música

La música es un platillo
Que se sirve de diferentes
Estilos alrededor del mundo.

Unos lo disfrutan picante y atrevido.

En otras partes son platillos regionales.

En algunos lugares son crujientes y ácidos.

Otros son originales y novedosos.

En otras ocasiones unos son combinaciones
De unos con los otros tipos de platillos.
No olvidemos los platillos refinados
Para conocedores.

Si importar el tipo de platillo que
Tú disfrutes, solo te deseo
Provecho.
4
3comentarios 22 lecturas versolibre karma: 52

Lo que no pude decirte

Lo que no pude decirte
antes de que partieras
es que eres hermosa
por dentro
y por fuera.

Que me encanta tu risa
porque es contagiosa
que me gustan tus ideas
porque se parecen a las mías.

Que valieron la pena
nuestros sueños de niñas
todos se han cumplido
en su debido momento.

Que estábamos a un pasito
de la felicidad
aunque pareciera distante
bastaba seguir luchando
y yo nunca iba a dejarte.

Lo que no pude decirte
te lo dije mil veces
te lo dije todo y más
te quiero amiga, te extraño hermana.

~
Dedicado a mi mejor amiga Mary
Feliz Cumpleaños en el cielo
Septiembre 8/2018
11
2comentarios 51 lecturas versolibre karma: 111

Poemas sentimientos del corazón

Poema #1:


El regocijar tu presencia me permite conocer tu esencia.

El regocijar tu amistad me permite conocer tu personalidad.

El regocijar tu voz me permite conocer tu feroz determinación.

El regocijar tu vida me permite conocer tu sentimiento de cómo la vez.

El regocijar tu sentimiento me permite conocer tu alma.

El regocijar tu alma me permite reconocer tu karma.

Pero lo que más regocijo de ti es que me permitas interactuar con tu presencia.

El de poder por unos instantes él estar cerca de ti, sentir que solo somos nosotros.

Pero el regocijar tu relación con tu novio me permite conocer tu amor devoto.


Poema #2:


Pretendo encontrar un corazón que comparta los mismos sentimientos que mi corazón

Provoca en el nombre del amor: Lealtad, sinceridad, equidad, empatía, sinceridad, respeto,querer, vivir y la lista sigue…

Pero los sentimientos del corazón no parecen ser limitados porque entre mas convives con ellos, más te estrujan a los deseos y anhelos sobre el amor. Un amor puro brillante como si fuera bendecido por los dioses que solo les espera una vida plena y placentera.

Los sentimientos del amor pueden ser caprichosos al escoger un corazón con el cual convivir.

Tal vez el corazón sea el órgano mas envidioso de todo el cuerpo, ya que no permite disgusto, sino es el corazón que desea a su lado, entonces aunque no lo quiera hará todo porque este a su lado. No respeta a los otros corazones que también quieren el mismo corazón que desea.

Pero los sentimientos son más fuertes en otros corazones que sobre pasan al tuyo. Dejando que como mal perdedor se corrompa de ira, malicia, desprecio y mas… sobre ese otro corazón que no concuerda con los sentimientos del tuyo.

Sentimientos del corazón ó de la mente que nos muestra un espejo que puede ser roto en varias partes y solo queremos ver lo que queremos ver, nos encamina en la neblina haciéndonos sentir cómodos pero con un sentimiento falso esperando a que se convierta en verdadero.
5
3comentarios 36 lecturas prosapoetica karma: 90

Palabra

Me di cuenta,
tus alas estaban mojadas,

cuando te abracé
cambié mis ojos en tus lágrimas
y sé que pudiste volar;

lo escuché.
16
sin comentarios 55 lecturas versolibre karma: 126

Tiritas

Tiritas para la sed.
Agua helada para el corazón.
No sé nada(r)
y a estas temperaturas
le sobran grados de inclinación.
Mato miedos
a cañonazos
para ser la excepción de esta regla
que no mide inviernos
si la sostienen tus manos.
Me siento en mi pupitre,
asiento,
el salitre me resbala.
Evito que echarte de menos
se convierta en costumbre.
Acostumbrados
a no temernos.
Así todas
son primera.
Sin segundo que pase
ni postre que proceda.
Cúrame de ti.
De esta maldita (a)dicción
que llama a cada cosa por tu nombre.
(Re)mátame
y no vengas a mi funeral.
Sabes que odio las rosas.
20
12comentarios 110 lecturas versolibre karma: 128

Alas

Alguna vez he visto,
en ese silencio de quien mira por la ventana,
ese silencio de si eres ave, vuela,
a un cielo que necesite alas;

porque los cielos también vuelan.
19
1comentarios 83 lecturas versolibre karma: 121

Vuela conmigo

Cada día acudía al mismo lugar para poder observar el maravilloso espectáculo.

Admiraba su hermosura, la brillante gama de colores de sus plumas, su elegancia al volar, las acrobacias que hacían todos juntos en el aire.. Pero, sobre todo, esperaba para verlo a él.

Era absolutamente increíble.
Aquel papagayo de pico elegantemente curvado, pecho del color del sol y alas azul turquesa, la dejaba sin aliento con solo aparecer en el firmamento.
Diariamente esperaba que llegara el momento en que se recortaba su figura en el sol del mediodía, y se acercara majestuoso hasta la rama dónde ella, y su pequeño y agitado corazón, aguardaban. Entonces pasaba por encima volando, daba un par de vueltas y desaparecía; repitiendo un ritual diario que ella no alcanzaba a comprender.

Soñaba con acompañarlo en su vuelo. Practicaba durante horas para mantenerse en forma: debía ser muy veloz para poder estar a la altura de un pájaro tan fuerte. Pero se sentía muy estupida, creía que él nunca se fijaría en ella…era solo una pequeña golondrina de plumas oscuras y vientre color arena, pero con fuego en el corazón: el mismo que decoraba las plumas de su cabeza y mentón.

Un día se lanzó a volar con él. No lo pensó, simplemente lo hizo. Sabía que la vida de las golondrinas es muy corta y no la pasaría agazapada en esa rama.

Y así pasaron muchos días.
Ella volaba a su lado, feliz y risueña, mientras él la miraba de reojo, cada día más intrigado por saber de aquella pequeña avecilla.

– ¿ Por qué lo haces? – Preguntó él intrigado.
– Disfruto volando a tu lado. ¿Por qué lo haces tú?
– Estoy cautivo en este zoológico. Mi trabajo es participar en este ridículo espectáculo. Me alejaron de mi hogar cuándo sólo era un polluelo. Ya no recuerdo lo que es la libertad.
– Pero tú también puedes ser libre, solo tienes que volar conmigo lejos de aquí, hacia el Sur…
– ¿Y la comida? ¿Un lugar para dormir? ¿Qué haríamos si hace frío?
– Yo te enseñaré a conseguir comida, a beber en las fuentes y charcos, a resguardarte de la lluvia en otoño y del sol ardiente en verano, a buscar tierras cálidas para pasar el invierno…

Él pensó que no estaba tan mal en aquel zoo. Tenía una cómoda existencia, comida en abundancia y nunca pasaba frío.

– Solo tienes que volar conmigo, lejos de aquí, hacia el Sur….- repitió ella a modo de despedida. A partir de ese momento cada día que siguió acompañándolo se despedía con la misma frase.

Una noche él la pasó en vela. ¿Ansiaba la libertad o simplemente estar con aquella pequeña golondrina que cada día le alegraba por unos instantes?

Al día siguiente ella no vino a acompañarlo. Ni al siguiente. Ni al otro.
La vida de las golondrinas es corta. Mucho más que la de los papagayos.

Él no vió su pequeño cuerpecito yaciendo en la rama dónde lo esperaba cada día. Así que se fue a buscarla. Y voló lejos de allí, hacia el Sur...
5
4comentarios 49 lecturas relato karma: 84

El Espejo y Yo

EL ESPEJO Y YO

El espejo me dice
que ya estoy viejo
que los años no pasan en vano
y que no he hecho nada con mi vida.

Yo le digo que esta equivocado
que si he hecho mucho
pero seamos sinceros
no he hecho nada.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Septiembre 2018
leer más   
20
5comentarios 74 lecturas versolibre karma: 113
« anterior1234550