Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 2123, tiempo total: 0.029 segundos rss2

Carta a quien me regaló una historia bonita que contar en un bar:

Con las siguientes líneas no pretendo hacer un acto de victimización, pues ya nos hemos reclamado lo suficiente.

Con las siguientes líneas sólo pretendo hacerme entender que esta será en verdad la última vez que te escribo.

Un repaso a nuestra historia y esta será la última vez.



Una última vez para observar nuestros errores, para reconocer nuestra impaciencia y nuestros actos apresurados.

Una última vez para hacernos conscientes de lo especial que fue cada día juntos y aprender a aceptar el fin de nuestro mundo.

Regalémonos una última vez y dejemos luego todo este juego.



¿Qué buscabas ese día de enero? ¿Qué buscaba yo leyendo tus versos?

Repito estas preguntas como si tuviéramos la verdadera respuesta del propósito de nuestro encuentro

Y a todo esto, cariño ¿Te encontré o me encontraste?

Hagamos como si eso importara por un momento.



Acaso si fui esa hortensia que se cruzó en tu camino

La decisión de cortarme mis raíces

¿La tomaste tú o fui yo?

Al final el que tiene el arma es el culpable ¿No es cierto?



Anduvimos juntos y anduvimos por un camino lleno de aciertos e inciertos

Después de una sola pero larga noche de desvelo.

Anduvimos juntos sin miedo y con el mundo esperándonos con los brazos abiertos

Pero ambos por dentro nos mentíamos y si quería ser sincera, entonces sólo a mí me mentía.



Qué tontería perdernos por extrañar viejos amoríos.

Qué tontería engañarnos al negar esos sentimientos.

Si vamos a hablar de culpables, entonces señalémonos.

Apuntémonos con la extremidad de acusación y llenos de odio alejémonos.



¿Acaso no puedes odiarme? ¿Acaso no puedes regresar y quererme?

Ninguno está para rogar amor, tampoco odio

Lo que sea que sentimos ahora, sólo nos queda reprimirlo

Pues a quién le importa, si algún día todos estaremos muertos.



El tiempo que perdimos, el tiempo que no recuperaremos

Todo ese tiempo ha valido lo que llaman: toda la pena del mundo.

¿También lo sientes así? ¿O son estas mariposas las que no me dejan ver todo lo que es y no?



Acompañada de este líquido negro y rodeada de personas que me escuchan hablar sobre ti

Cosas que no entienden pero que comprenderás perfectamente.

Quiero reírme de la manera tan bonita que llegaste y de la crueldad con la que te fuiste un año después.



Y a todo esto, no me fui porque así lo quise

Sentía poco a poco que en tu corazón no había espacio para todo mi cariño

Ahora, atrévete a negármelo y decir que podía recuperar mi pequeño espacio como ave sin nido.



Sigo hablando sobre nosotros y poco a poco todos se van aburriendo

No me importa porque nadie me conoce, tampoco quiero que lo hagan, pues pocos salen ilesos.

Mi líquido negro ya ha dejado de estar frío, pues llevo sosteniéndolo tanto al igual que mis esperanzas y mis sueños.

Por cierto ¿Recuerdas que te regalé mis esperanzas? ¿Al menos recuerdas que te regalé un poco de mis sueños?



Si vamos a hablar sobre mis sueños, déjame contarte que anoche te vi en uno de ellos

Llorabas mientras yo intentaba calmar tu dolor, pues ya estabas abrigado por otros brazos.

En este mundo, la que llora soy yo y tú no estarás para una noche de consuelo.



Pero que todo esto se quede aquí, advertí que sería la última vez

Y si no cumplí las promesas que alguna vez te hice consciente o no

Al menos esta, pienso cumplirla, pues no nos merecemos un maldito recordatorio que hemos fracasado en el dichoso amor y sus enredos.



Pero también quiero permitirme dejarte un recordatorio para todo el tiempo que no nos veremos.

Un recordatorio que tal vez me agradezcas, pues te ayudará a odiarme sin esfuerzo

Donde sea que estés, este recordatorio te llegará.

A nadie más le importa, pues algún día todos estaremos muertos:



En tu lecho de muerte te acordarás de mí

En tu lecho de agonía, tu cuerpo se estremecerá con mi recuerdo

Y te irás de esta vida con el deseo de haberme odiado, aún queriéndome tanto.
10
2comentarios 70 lecturas versolibre karma: 89

Sobre eso llamado Depresión

Esa noche los cohetes asustaron a las estrellas

Ya no brillaron para nosotros las muy necias

Mientras tú en algún lugar empezabas a quererme a medias

Y me preguntaba cómo iba a borrar tantas huellas

Si alguna vez me podría olvidar de tus caricias

Si me podría quitar el aroma de tus colonias

Si tal vez algún día preguntando al cielo, regresarías.



Los días pasaban mientras morían las hortensias

El café se enfriaba y desaparecían las coherencias

Poco a poco te esfumabas detrás de esas gardenias

Y no había sido mi miedo quien en mi jardín las dejó colgadas

Dando paso a los miles de dolorosos días de nostalgia

Como si estuviera esperando aquella gran escena

Donde mi cuerpo como el tuyo, también escapara.



Me dijeron una y otra vez que estaba deprimida

Y no era cierto, así yo no me sentía

El enojo en grandes cantidades era lo que me invadía

Y con vino en la cama, no hacía más que ver tu copa vacía

Tu almohada sin un rastro de haber sido usada

La ropa que no pudiste recoger y que lloré mientras la doblaba

Tus libros que ahora son míos porque te da pena dejarme más abandonada.



Y puedo seguir contando cómo es que no puedo despegarme de esta cama

Cómo es que he perdido el interés sobre las cosas que amaba

Mucho antes de caer en cuenta que de ti estaba enamorada

Cómo es que ya no puedo pintar sin que mi pincel recuerde tu mirada

Cómo es que ya no puedo escribir sin que mi pluma evoque tu alma

Cómo es que ya no puedo cantar sin que Adele me haga compañía

Cómo es que ya no puedo bailar sin que mis brazos te busquen en la pista.



Qué pena me va a dar cuando me escuchen con este poema

Pero más pena me da no aceptar que esta Depresión me ahoga

A ti también, a ellos y a nosotras la depresión nos afecta

Nos infecta

Qué fácil resulta decir que ya hablemos y ayuda inmediata solicitemos

Pero para serte sincera, no me alcanza fuerza ni para eso

Perdí lo que más amaba y no me refiero a ese muchacho bonito y poeta.

Me perdí a mí misma.
leer más   
6
sin comentarios 18 lecturas versolibre karma: 73

Micropoema

No tengo miedo a que te vayas,
tengo miedo a que te marches y te quedes.
5
1comentarios 43 lecturas versolibre karma: 64

Falta de ortografía

Sé que amarte
es la única forma de decir a la vida
que estamos equivocados,
porque el amor es un error;

es la falta de ortografía más bella del alma.
11
2comentarios 94 lecturas versolibre karma: 90

No existe

No existe el silencio,
lo busco por tu cuerpo
y no lo encuentro;

no existe.
19
3comentarios 110 lecturas versolibre karma: 106

Jugando

Yo sigo jugando con tus recuerdos,
con tus idas y venidas,
con tus besos en mis nodos.

Yo sigo jugando al escondite con mi corazon,
intentando que la razón no le encuentre,
por qué entonces será mi fin
, y el tuyo.

Yo sigo jugando a recrear(te) en mi cabeza,
a imaginar(te) paseando por las calles de Málaga
agarrado a mi,
desde tus ojos.

Yo sigo jugando a que te tengo
bajo las sábanas, clavado en mi,
bailando a compás de mis caderas.

Sigo jugando porque lo prefiero así,
sin concesiones ni promesas,
sin roturas.

A mí gusto.
Cuando me apetece(s).
Ya se me irán las ganas de jugar...
leer más   
16
6comentarios 63 lecturas versolibre karma: 108

Es la luz

Es la luz
y sabes,
a veces me duele tanta claridad
y el apagarte,
o el dejarnos entre las sombras de las heridas;

por eso no quiero irme de mi dolor,
de tu luz.
13
4comentarios 93 lecturas versolibre karma: 98

El proveedor

Frotando allí
insistente está la yema
tratando de exprimir de mi fruta el zumo
ácidos calores que desde adentro vienen
gotas de negra magia
que sirven para volver a los hombres locos.

A veces siento
que para ti soy sólo un tinajero
me acudes cuando necesitas de mis llagas
mueles sin piedad la pulpa primitiva
encendiendo el sol de ese guisante.

A veces me siento como un preso
dentro de esta, mi mujer cautiva
hay sitios de mi que desconocía franco;
pero llegas tú con tu machete de rabia
y disipas toda esa maleza.

¡Ah!... ¡El dolor de los terrenos nuevos!
hasta que del ardor brote el cayo
y sea entonces
un pan comido entre los dos de acostumbrados.

A veces me siento como un exprimidor de jugos
me usas como tu objeto cotidiano
un crisol; un matraz de Erlenmeyer
donde puedes jugar con tus artes fatuas.

A veces me siento lleno de vacío
cuando me columpias con tus manos
hacía ese abismo...
Tú, sólo miras
mientras tuerces esa sonrisa de media cara
arrojándome a las llamas del pasmo.

Sólo tengo tiempo para dibujar muecas
me retuerzo en las sábanas como lo haría el gusano
llevo en los ojos el palpitar de un loro
apreto los dientes cual perro con rabia
brota la baba
y asperso la saliva.
Escupo el grito de un mono arisco
ardo aferrado a los dos filos de la cama.

Tú... Impávida
sólo observas y esperas
a que el tulipán bermejo
vomite sus galaxias
sus semillas liquidas
sus colores de niebla espesa
sus jugos...
escasos y codiciados
de como tú, nigromante, bruja lunar.

Me sueltas
arrojándome como un muñeco-colilla
mientras aún me calcino en lo de tu silla eléctrica
últimos estertores
luego, vacío total.

Dime: ¿Qué soy para ti?
¿Sólo una avellana enterrada...
en lo profundo de un tejido de hojarasca?
¿Una ánfora diminuta...
capaz de derramar la miel sus leches?
¿Sólo soy tu proveedor de mascarillas...
para cuando intentas renovar una juventud antigua y gastada? ¿Ah?
¿Qué soy?



@ChaneGarcia
...
leer más   
7
7comentarios 76 lecturas versolibre karma: 99

Leerte

Cuando te leo
con voz pequeña, casi silencio,
las palabras se hacen más grandes
y la vida.
22
4comentarios 106 lecturas versolibre karma: 118

Sin Retorno

¿Para qué volviste?

Creíste la ceguera un punto de trance
y el balance obvió los valores rojos;
donde escondiste el secreto
murieron los silencios que dijeron
tanto viento pasajero.

Te presté atenciones y oídos
me quedé sordo de tanto escuchar
y el odio ahora me abraza dolido
esperando una última oportunidad.

Nunca quise esperanzas,
latidos y hemorragias casuales.
Solo quebranté un poco los mares
para llevar a mi ego de paseo.

Sin retorno.
leer más   
8
6comentarios 46 lecturas versolibre karma: 93

Si no existes

No quiero pensarte si no existes,
ni darte forma en una hoja,
pero me asalta esa esa razón incómoda
que se aloja entre mis miedos
y me predispone a buscarte
dentro de mis vacíos.
17
2comentarios 103 lecturas versolibre karma: 95

Te Perdono Papá

TE PERDONO PAPÁ

Yo no te conocí
jamás pudimos vernos
jamás te pude preguntar
¿porque me abandonaste?
dicen que mucho nos parecemos
¿puede ser que sí?
al fin y al cabo
aunque nunca supiste ser un padre
fuiste el padre que la vida me dio
por eso odiarte no puedo
y hasta el cielo te digo
te perdonó papá.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Junio 2018
leer más   
15
4comentarios 55 lecturas versolibre karma: 91

Es esta pequeña lluvia

Es esta pequeña lluvia de soles encendidos
que encharca las amapolas de la noche
y nos quema el agua entre cenizas
y somos viento,
no queremos aún que llegue el alba,
ni saber quiénes somos,
sólo un esbozo de soledades
en esta pequeña lluvia de soles encendidos.
21
4comentarios 121 lecturas versolibre karma: 99

(Podría haber sido) Una historia de amor

Sentado en Urgencias
Espero mi turno
La pantalla de esperas
Refleja algún número

Mientras tanto, pienso
Que es como cuando
aguardo, impaciente,
Tu nuevo mensaje.

Sentada en tu cama
Esperas tu serie
La pantalla de fondo
Refleja tu rostro

Mientras tanto, piensas
Que es como cuando
aguardas, impaciente
Mi nuevo mensaje.

(Podría haber sido)
Una historia de amor.


Evan Huygens
leer más   
11
2comentarios 107 lecturas versolibre karma: 86

Puente de agua

Ella en el cabello una guirnalda
y hasta ella un puente
y el puente es de agua,
la noche teje margaritas mojadas
y hay sed en tu cara

¡Ay el puente de agua!
¡Ay esa guirnalda!
10
1comentarios 65 lecturas versolibre karma: 89

Nunca te digo

Nunca te digo
que amamos como la primera vez
pero sin miedos,
o que los miedos están ahí,
esperándonos,
a que todo termine.
10
sin comentarios 53 lecturas versolibre karma: 81

Intimidad

En la intimidad podemos tocar la piel de todo,
hablar sobre lo que nos preocupa,
ser tú, ser yo,
sin obcecaciones sociales de un nosotros.
la calle es una mentira con moda frágil;
ahí somos una mentira más.
13
sin comentarios 64 lecturas versolibre karma: 81

Micropoema

Somos esos silencios,
esperándonos,
al borde los labios.
25
2comentarios 97 lecturas versolibre karma: 94

Micropoema

Ya ves,
somos más pequeños que una lágrima
y más grandes que cualquier miedo.
15
2comentarios 65 lecturas versolibre karma: 87

¿Que es un Amigo?

¿QUÉ ES UN AMIGO?

¿Qué es un amigo?
un amigo o amiga
es aquel que esta allí cuando lo necesitas
cuando buscas una palabra de aliento
un consejo
un abrazo.

Un amigo es a veces tan o más importante que un familiar
no es fácil encontrar a un buen amigo o amiga
en el peregrinar de la vida
la amistad es algo tan maravilloso
tan especial
que es difícil de describir con unos versos
con unas líneas.

Hay amigos que están allí siempre que los necesitas
y hay quienes están pero no lo parece
hay amigos que están físicamente presentes
y otros que a la distancia son una voz de aliento
hay amigos en la poesía
en la vida
en las etapas diversas de la vida.

¿Qué es un amigo?
lo es todo
y más todavía.

Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Junio 2018
leer más   
8
2comentarios 79 lecturas versolibre karma: 83
« anterior1234550