Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1805, tiempo total: 0.010 segundos rss2

No Hay Mayor Sabiduría

NO HAY MAYOR SABIDURÍA

No hay mayor sabiduría en el mundo
que la de aquellos hombres y mujeres
con miles de experiencias vividas
a través de sus largas vidas.

Son nuestros mayores
ancianos, viejitos como les quieran ustedes llamar
son los más sabios que existen
pués por muchos años aprendierón duros oficios
para sobrevivir en otros tiempos
muy diferentes a estos que hoy vivímos.

Debemos de respetarlos
aprender de ellos
no ofenderlos
y entender que ellos son los más sabios del mundo.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
De Mi Libro "Hombres y Mujeres Sabios (La sabiduría de los Ancianos)", Lulu 2018 Estados Unidos.
leer más   
12
2comentarios 66 lecturas versolibre karma: 106

Los Años que Ya No Regresan

LOS AÑOS QUE YA NO REGRESAN

Yo amo el recuerdo de las desnudas edades,
cuando doraba el sol las marmódeas deidades.
Charles Baudelaire

Los años que ya no regresan
esos que vivimos junto a aquellos que han partido
esos que vivimos siendo muy jóvenes
siendo muy niños.

La sabiduría que nos envuelve hoy en día
como parte de la experiencia vivida
a través de la dureza vivida
en estos años que ya nos han consumido.

Hombres, mujeres, ancianos
aborígenes, extranjeros, nacionales
sin importar de donde seamos
todos hemos vivido
todos hemos aprendido
todos somos sabios de la vida.

Los años que ya no regresan
esos que siempre extrañarémos
pero que nos han hecho más sabios.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
(De Mi Libro próximo a publicarse: "Hombres y Mujeres sabios (La sabiduria de los ancianos) que fue Finalista del Premio Literario Reinaldo Arenas versión Poesía-Creatividad Internacional, Miami Florida USA 2017).
leer más   
9
2comentarios 96 lecturas versoclasico karma: 100

Y Llegaron

Y LLEGARON

Y los vi llegar
sin previo aviso
llegaron a este mundo
para destruirlo todo
sin piedad
sin remordimiento alguno
seres sin conciencia
sin corazón
sin alma
que llegaron
y lo destruyeron todo.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Noviembre 2017
leer más   
14
sin comentarios 57 lecturas versolibre karma: 88

El Sicario, El Matador

EL SICARIO, EL MATADOR

Se encomienda a Dios cuando sale de su casa
y besa el crucifijo que lleva colgado en el cuello
mientras carga su arma lista para la acción.

Se persigna y se encomienda a su Dios al salir
sabiendo que a otro inocente la vida ha de quitar.

Es una misión como todas
sin importarle si ese sujeto familia ha de tener.

Yo soy lo que soy y eso cambiarlo no puedo
es lo que siempre se dice a sí mismo
y a aquellos que tratan de persuadirlo para hacerlo cambiar.

Hijo tengo miedo que un día
termines muerto como un perro
por venganza de aquellos que has matado
sin justificación.

Si hay justificación madre mía
la plata, el dinero esa es mi justificación
gracias a mi ustedes comen
y se visten también.

Toma tu plata y lárgate entonces
que dios te acompañe
si es que el mismo lo quiere hacer.

Es hora de acabar con mi misión
si es que tu misión no acaba contigo primero.

Sale a toda prisa en su moto
el sicario, el matador.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Febrero 2018
leer más   
6
4comentarios 55 lecturas versolibre karma: 71

En este País tan Nuestro

EN ESTE PAÍS TAN NUESTRO

Se sumergen en la inmundicia
en la misma mierda
sin importarles un carajo
el que dirán.

Para ellos solamente
importa el dinero y el poder
son ratas de cloacas
que llegaron a grandes puestos
no para gobernar
ni para ser gobernados
sino para robar
y dejar las arcas del Estado vacías.

Son ratas vestidas de etiqueta
que llegan con promesas
con engaños y falacias
para escalar posiciones en las altas esferas del gobierno
dicen una cosa cuando están del otro lado de la cerca
pero cuando trepan
¡ay carajo! es que vemos sus verdaderos rostros.

Son basura en movimiento
que saben que nadie les hará nada
porqué en este país no existe la justicia
(por lo menos para el rico)
pero que el pobre ese ciudadano de a pie
ese si esta jodido
porqué hasta por robar una gallina
le echan sus buenos años de cárcel.

En cambio esos de gobierno
esos empresarios presumidos
que le roban al pueblo
y al país entero
les basta con devolver un poquito de ese dinerito robado
para seguir caminando
libre y campante
por las calles de mi patria
como santos, como ovejas, como monjes inocentes
puros como una virgen
y transparentes como el agua.

Así estamos de jodidos
en este país tan nuestro
donde la corrupción es la comida de todos los días
el pobre sigue siendo pobre
el rico sigue siendo rico
con la única diferencia de que ahora no son ricos
ni millonarios
son más que eso.

Mientras no despertemos
y dejemos de votar
por la misma porquería
seguiremos jodidos
en este país tan nuestro
tan tuyo y tan mío.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Enero 2018
leer más   
5
sin comentarios 42 lecturas versolibre karma: 68

Escribir

Ayer leí el primer te quiero que escribí,
no ha envejecido,
luego miré él ultimo y es igual,
las palabras no envejecen,
después miré tus ojos y los míos en ellos
en una forma de comprender el gesto de la escritura
y escribir con la mirada otro te quiero.
12
2comentarios 37 lecturas versolibre karma: 96

Yin Yang infernal

En busca y captura
Preso del karma
Enfermo sin cura

Nada verdad.
Todo mentira.

No hay paz
-sin ira-
No hay luz
-sin oscuridad-.

Noches de invierno
Tuyo es el cielo
Mío el infierno

Nada crece.
Todo muere.

No hay martes
-sin trece-
No hay vida
-sin muerte-.

Evan Huygens
leer más   
13
11comentarios 52 lecturas versolibre karma: 95

Eclosión

La rosa marchita
La fugacidad del tiempo
La casa en ruinas
La estatua incompleta

El sol apagado
El país sin bandera
El canto funerario
El último aliento
leer más   
4
sin comentarios 15 lecturas versolibre karma: 45

A la mierda

Que ha venido el espejo
a romperse ante mis ojos
y hay entre añicos recuerdos,
cicatrices del pasado mal borrado.
Ahí estoy,
leona de siete,
gacela de doce,
jorobada ballena de dieciocho.
Ahí estoy,
despierta y dormida,
trémula e hiperactiva,
hieriente y dolida,
magia, primera vez y rutina.
Se me clavan en las yemas
púas enhiestas de memoria
que el recogedor no arrastra.
Era mi vida,
era yo, mi yo real y fingido,
era Clara, nítida
era turbia y tétrica
en la imagen virtual de la pared.

¿Qué es lo que nos queda ahora?
Ahora que ya no me puedo ver,
Ahora que ya no me puedo odiar,
Ahora que ya no me puedo querer. Así.


Que le aspen a los granos,
las erupciones del Etna,
las cicatrices de infantería.
Que le aspen a la nariz en escalera
y los ojos perdidos
y los labios de madera.
Que me aspen tus cánones
y que ahora vivan
mis brillos
mis olas coloidales
mis rayos imperfectos
mis pelos del ombligo
mis pústulas sin freno
mis cañones desnudos
y la raja de mi falda.
Que se desagañite el gato viejo
con sus cuarenta años de maldiciones,
que se destrocen las muñecas
tus fabricantes de espejos,
los que promueven la guerra,
los de autocares naranjas,
los que me alzan en armas
contra la sangre en mis venas.

Que me aspen, compañeros,
que yo no busco dar pena
que ya no me compadezco
que ya no me llama la tierra.
Compañeros, cargad balas,
y a la autodefensa plena.

A la mierda tus espejos,
a la mierda tu sistema,
que corra roja la sangre
y no solo entre mis piernas.
A la mierda, a la mierda,
a la mierda vete,
y queda.
Que ahora ya me conozco,
que ahora que ya no me temo
que ahora que es en mis brazos
el refugio de tu hierro;
ahora puedo elevarme
como una rapaz en su vuelo
y planear seria y grácil,
guillotina en tu pescuezo.

Ni patriarcado ni clase,
ni censura ni veneno.
Tengo bien alta la frente
y bien tapiados los miedos.
Atrévete a clavarme el puño
con los restos de tu espejo,
atrévete y recoge la furia
que cultivaste sin saberlo.

Cansada estoy de morir
y de vivir frente al miedo.
Cansada de vivir sin pan,
deslomada y sin un techo,
con las carnes cenicientas
y los pensamientos rotos.
Pero que no se hable más,
que hay punto y final al hielo.
y arderéis, como hierba seca,
en el corazón del fuego.
leer más   
6
3comentarios 17 lecturas versolibre karma: 77

Mirarse al Espejo

MIRARSE AL ESPEJO

Mirarte al espejo
y no saber si eres quién antes eras.

Mirar tú reflejo
y sentirte cada día más solo.

Mira tu rostro y ver como el tiempo transcurre lenta
y dolorosamente por el mismo.

Repasar lo que ha sido tu vida
y sentirte vacío.

Mirarte al espejo
y sentir que eres otro.

Así es la vida
cuando sabes que estás vacío por dentro.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Febrero 2018
10
2comentarios 57 lecturas versolibre karma: 96

Nosotros

Si eres luz, olvido de sombras, acaso
silencio en la mirada,
si cae tu ropa, bendigo el otoño,
si llega la noche, temo al alba,
y eres tú y soy yo, brotando en la libertad
que nos roba los miedos.
13
2comentarios 56 lecturas versolibre karma: 101

Magnolia Liliiflora

Eres el tacto con el papel
Eres, tal vez
La hoja de libro perfecta

Sí para mí
Siendo tú misma
Eres magnolia liliiflora

Quisiera respirar tu aroma
y encontrar, finalmente
La fragancia divina
leer más   
12
4comentarios 87 lecturas versolibre karma: 92

El dolor era un lugar extraño

El dolor era un lugar extraño,
miras el equipaje, las camisas dobladas,
el pañuelo de seda,
un adiós que ocupa poco lugar,
acomodas un libro para las esperas
entre jerséis vueltos del revés,
una niebla de verano te respira,
sabe un poco a café y amores fugaces,
ríes, como quien sabe reír las verdades,
cuando marchas hay mucho de confesiones propias
y el destino no es la absolución,
abre la ventana quien la abre,
muere el que muere,
es silencio quien es silencio,
te sientas al borde la cama
con la nostalgia de saber que no es tu cama
pero si los sueños,
después te levantas, cierras la maleta,
el dolor era un lugar extraño.
14
5comentarios 104 lecturas versolibre karma: 94

En Una Tarde de Primavera

EN UNA TARDE DE PRIMAVERA

En una tarde de Primavera
una mujer rompió mi corazón.

Sin previo aviso
esa mujer
mató mi amor.

Y es que por otro
a mi me cambió.

En una tarde de Primavera
una mujer malvada.

Sin piedad alguna
a mí me mató.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Febrero 2018
leer más   
12
sin comentarios 95 lecturas versolibre karma: 93

Los ahora

Mirarte de frente, darnos cuenta que somos
una solicitud de espacios, luego sentirnos llegar
de la impaciencia, después habrá otros después,
calla, sólo estamos mirándonos.

Los ahora son imprudentes, irreflexivos, casi ajenos,
porque están llenos de arrebatos de otros tiempos,
tienen hambre, muerden, viven, son capaces de amar,
son lluvia entre el sol, abrazan, acarician, prometen,
calla, sólo estamos mirándonos.

Nada cede a la furia de la vida, la verdad es una mentira,
un ocaso que permanece como un instinto de los días,
es la vida, es la emoción que sobrelleva la ropa,
no importa la palabra, el grito, el silencio,
sólo estamos mirándonos, calla,
después habrá otros después como este ahora,
calla.
13
3comentarios 63 lecturas versolibre karma: 113

Lo que queda

Tus labios callaron
y entonces habló el silencio,
de aquel corazón que llora
detrás de unos ojos secos.

Pesa ese dolor fugitivo y contenido,
desvestido de infortunios aparentes
y lamiendo en seco sus heridas.

Y así vives,
de cuatro frágiles hilos
que te sostienen.

En un postrero esfuerzo,
tu imaginación vuela
sobre el camino andado y,
maquillando el instante equivocado,
suplicas por las palabras que faltaron.

Deshaciéndote por dentro
intentas recuperar tu pasión por la vida;
esa,
que ya te bebiste.

La música perdió sus notas blancas.
Tan solo se escucha el eco
dentro un pentagrama vacío;
oscuro y negro.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/02/18/escribe-tu-relato-de-febrero-iv-christina
15
4comentarios 71 lecturas versolibre karma: 95

Soneto. Mi barca en vida

Mi barca, en vida, navega implacable
sujeta a vaivenes libres del aire.
Ante cualquier tempestad sigue estable
y no admite bochornos ni desaire.

El río y el mar, con gesto apelable,
la mecen en las olas del socaire.
Remos y velas la hacen navegable
respirando aire puro y más aire.

Se impregna de agua, humedal que desangre
nieves y lluvias que operan sin sable
del nacimiento a la muerte del río.

No hay brusquedad ni más rastro de sangre
que un balaustrado sudor responsable
que alivie a mi barca del sol y el frío.
leer más   
4
sin comentarios 51 lecturas versoclasico karma: 60

Sueños de Alas Rotas

SUEÑOS DE ALAS ROTAS


El sueño es un ángel de alas rotas;

se olvidó de que el mundo cabe

en nuestros ojos.

(Del Poema 44 del Libro Áncora y otros poemas

De Gustavo Batista Cedeño, Panamá).


Existe un mundo maravilloso

Donde la vida y la muerte se agarran de las manos

Donde la hipocresía y la mentira son una sola

Donde los sueños no existen y las metas no se cumplen.


Un mundo donde los niños lloran y las niñas sufren

Donde los pobres son más pobres y los ricos son más ricos

Donde la violencia predomina y la justicia no hace nada

Donde los delincuentes llevan saco y corbata.


Un mundo lleno de mentiras y falsedades

De políticos corruptos y dictadores

Donde la poesía ya no existe y los sueños se han roto

Donde las ilusiones se perdieron en medio de la noche.


Pero todavía en medio de la inmundicia

Existimos seres llenos de luz y sueños

Que buscamos tumbar las paredes del odio

Y los sueños de alas rotas.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
(Poema del Libro: Mis Sueños de Alas Rotas y otros Poemas, Antología Personal Lulu Estados Unidos).
leer más   
9
2comentarios 68 lecturas versolibre karma: 94

Día 50: Bitácora de una viajera

Día 50 de 365:

El aroma a vino me hace viajar.
Tú estás aquí, de pie junto a la chimenea.
Mis manos bailan en mis caderas y tú, solo me deseas.
Bailo descalza,
mi ropa cae lentamente.

Me siento eufórica,
mis células están activas,
poseídas por el vino,
la lujuria,
el deseo.

Hagamos el amor,
desnudemos la noche,
contemos constelaciones
y seamos solo uno.

Bebe vino en mi nombre,
haré lo mismo en mi cuarto;
porque imaginarte,
es la mejor medicina estos días.

— Bitácora de una viajera | Lilith. Ángel Enamorado.
5
sin comentarios 47 lecturas prosapoetica karma: 54
« anterior1234550