Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1806, tiempo total: 0.013 segundos rss2

Entre lineas...

Y aunque no me leas y
nunca te de por hacerlo,
quiero que sepas...

Qué yo te seguiré escribiendo.
Entre lineas...
Poesías, llenas de tantos
sentimientos, de esos que
desbordan el alma...

Entre lineas...
Te escribiré, estas poesías
que llevan tu nombre.
llenas de caricias que
estremecen cada poro
de la piel.

Entre lineas...
Estas palabras que
forman versos, te
acarician. el alma...
son versos que salen
de este corazón sincero...

Entre lineas...
Te escribo, estas poesías,
que te hacen tocar el
mismo cielo, con las
yemas de los dedos...



© Derechos de autor
leer más   
4
sin comentarios 28 lecturas prosapoetica karma: 48

En Tierra viva (Sedoka)

Es madre tierra
la que serena acoge
meciendo en dulce seno.
Vida y milagro
que abrazado en el agua,
por su manto se extiende.


Imagen by @ChadKnight
14
2comentarios 52 lecturas versoclasico karma: 99

Sombra

Va el sol de vez en cuando
y reposa en sus maderas,
algunas parejas se besan ahora allí,
entre un eco de olvido y hojarasca.
El tiempo no tiene propiedades;

el olvido sí.
13
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 93

Fe ciega

Yo
no creo en hombres
ni en religiones.
Porque el engaño
ya me persigue sin tener que buscarlo.

Porque soy desastres,
tempestades,
calamidades
y
terrores.
Sin que nadie me desee,
ni me castigue por desobedecer.

Porque sé demasiado.

Tanto
que aún sin creer en religiones
sé que he bailado con ángeles,
para luego engañarlos con demonios.

Sé que he pedido de rodillas
y me he postrado ante diosas
que solo desconocía.

Sé que he jurado en vano
para estar llena de pecado
porque prefiero el dolor antes que el vacío.

Sé que he renunciado al cielo
porque me veía en los ojos
de alguien que me vendió un falso paraíso.
Y hemos acabado en la misma cama en el infierno.

Sé que he rezado a todo lo equivocado
cuando he visto que ni Dios era tan santo.
Porque todo el mundo busca estar lleno de algo.

Sé que no creo en nada más
que en mí misma.

Porque no malgasto el tiempo
ni en hombres
ni en religiones.

Pero es ahora que llegas
que de ti me hago devota.

Porque tú
eres mi única diosa
y mi única verdad.
10
1comentarios 62 lecturas versolibre karma: 95

Enigma en tus ojos coral

En ese brillo
de tus ojos coral
cual ancho y hondo océano
yace el enigma
que cual vida en un soplo
inspira hoy al poeta.



@AljndroPoetry / xi-17
@SolitarioAmnte
leer más   
20
14comentarios 120 lecturas versoclasico karma: 109

(Chöka)

Blanco algodón
viste tus secas ramas,
que dibujando
sobre el azul del cielo,
te representa
completo y renovado
mientras vuelve la vida.
13
8comentarios 70 lecturas versoclasico karma: 100

Mujer Colonia

Fragancia perecedera,
Mujer colonia,
La euforia,
Del aroma es caduca,
No vale la pena,
Una ráfaga de pasión,
Que no huela,
Que no dure,
Que sólo duela...
Mal perfume,
De un instante...
Y yo que nací galante,
Y gusto por lo perfumado,
Se me hizo corto,
Y me quedé anonadado,
Cuando al rato,
Ya no olía a ti,
Siquiera a mí,
Olía a nada,
Eso es lo que fuiste mujer perfumada,
Mujer perfume,
Todo lo que baja a veces no sube,
Y tu fragancia se quedó en el frasco...
Menudo chasco.
7
sin comentarios 19 lecturas versolibre karma: 69

Cita

Algunas veces quedo conmigo,
son esas citas a las que te cuesta ir,
lo hago disimulando la contrariedad con una sonrisa,
como si no pasara nada.
Habrá conversaciones, las de siempre,
no hablaré de ti, aunque seguro se me notará
en algunos silencios, te preguntaré por la vida,
y habrá un eco de distancia
y, me mentiras y lo sabré, siempre ha sido así,
es como si conociese tus noches,
es como si desconocieras mis olvidos.
Algunas veces quedo conmigo
y es inevitable desconocernos
hasta que nos digamos adiós
y la sonrisa desaparezca.
14
8comentarios 76 lecturas versolibre karma: 93

Dicen

Dicen que me escondo,
que tengo coraza de hierro.
Pero por algo no ven al cóndor
en época de invierno.

Dicen que peco de bueno,
que, por ello, soy tonto.
Pero se extrañan porque estoy de acuerdo
y, a la vez, para mí no hay mejor piropo.

Dicen que temo a lo desconocido,
que la actitud es de cobarde.
Pero no saben que con todo lo corrido
no hay dolor inimaginable.

Dicen que soy frío,
que pierdo mi adolescencia.
Pero tengo los bolsillos llenos de vacíos
y no los llenan sus creencias.

Dicen que no salgo de mi refugio,
que es poco lo que pido.
Pero no entienden que es sucio
y que no me siento protegido.

Dicen que pienso demasiado,
que no obtengo beneficio de ello.
Pero no conocen el rechazo
ni lo que escuece en el sobre el sello.

Dicen que he perdido juventud,
que no la he aprovechado.
Pero no conocen mi actitud.
Soy el barco que ignora el faro.

Dicen que acabaré explotando,
que no es bueno ser egoísta sentimental.
Pero no sospechan que me estoy reservando
y seguiré haciéndolo hasta el final.

Soy veloz cuando hay que ir lento
y no me luzco aunque lo televisen.
Y es que aún estoy a tiempo,
pero eso no lo dicen.
9
sin comentarios 40 lecturas versoclasico karma: 95

El mar muere en unas manos

El mar muere en unas manos.
Ella cierra el candado que simboliza el amor,
él, la mira,
paso a su lado,
igual no saben que la vida es el cementerio del amor,
sonríen y se besan,
algún día les abandonará hasta su casa,
después de haber parido uno o dos silencios.
Sin saber por qué me abrazo a la brisa
y sonrío,
igual es porque envidio su inocencia,

o quizá es porque ya conocen el futuro.
4
sin comentarios 30 lecturas versolibre karma: 59

Colateral

La plaza, las palomas, las migas del tiempo,
el hambre de los días,
alguien se sienta en un banco,
hay aleteos de cuentos viejos,
las aves picotean cada segundo de la vida,
los niños persiguen el vuelo de la muerte
y gritan alegres y sonríen;

ellos no saben que hay más guerras que palomas.
12
sin comentarios 42 lecturas versolibre karma: 94

Hojas

Te quedas mirando las hojas que caen.
Pasan autobuses,
en ellos siempre hay niños que lloran,

aprenden a ser otoño.
16
4comentarios 83 lecturas versolibre karma: 94

En el nombre del blues

Cuando amanece y llego a casa,
alucinado y borracho,
con múltiples tiros de cocaína
entre ceja y ceja,

escucho a Ella Fitzgerald para calmar
la nostalgia de inocencia,
de un hogar
en mi corazón.

Dios tiene voz de mujer, me digo,
y ya no puede cantar.

La belleza se para
en mitad del milagro

y su voz

sigue sonando
como una poderosa grabación.

Pero ya no puede cantar.

Y yo no puedo escribir
el siguiente verso blanco
porque el infierno
ha robado mis lágrimas.
14
4comentarios 77 lecturas versolibre karma: 89

Mi mundo... Mi poesía

Mi mundo es un tambaleante
universo de versos y cual es táctica
de luz, que se alterna en los polos
del vaivén del amor, que me mueve
a escribir estos versos...
leer más   
12
4comentarios 153 lecturas versolibre karma: 91

Dentro de mi mundo

Dejo caer letras cálidas
que calientan un día frío
dejo caer la caras pálidas
y doy pie a un nuevo desafío

Desató torrente de rimas
que son parte de mi escritura,
expresando sin que me reprimas,
y cubriéndome con una armadura.

Vengan voces internas sutiles
que me dictan pedazos de amor
recuerdos iluminan como candiles,
en historias que gritan clamor.

Versos que en días necesito,
para dar color y tapar soledad,
arraigado a mi piel un grito,
a la tristeza reto con necedad.

Ser feliz palabras, con mucho poder,
pocos entibian la necesidad de afecto,
en un egoísta mundo que no quiere ceder,
donde la risa falta como ingrediente perfecto.

Me abrigo bajo la sombra de mi alma
froto versos con rima para usar de talma,
para enfrentar la fría necedad
de quien se muestra con falsedad.

Las letras de mi alma
9
sin comentarios 44 lecturas versolibre karma: 99

El chico del Metro...

Ahí estaba ese chico, de
ojos verdes, y pelo castaño.
sentado en ese vagón del metro,
con sus auriculares puestos,
escuchando música. y la mirada
triste y algo perdida.

Su mirada triste, y las lágrimas
a punto de aparecer, y romper a
llorar...
pero intentaba aguantar, esas
lágrimas, ese llanto, que dentro
gritaba sin parar...

Tal vez, porque no quería que
le vieran llorar, no querría
derrumbarse allí mismo.
prefería esperar y llorar
en su soledad...

Se me encogió el corazón,
al verle así...
Tan triste y desolado.

Cuando su móvil sonó, era
una llamada, tal vez, era su
amigo, que estaba preocupado
por él.
porque seguro apenas,
ni ganas tenía de salir.

y al llevar los auriculares puestos,
todo el vagón pudo escuchar
lo que él, le contaba a su amigo...

Y entonces...
Comprendí, esa mirada triste,
y desolada, estaba sufriendo
por un amor...

Le contaba que ella le dejo,
porque decía que ya no sentía
nada...
que el amor que sentía por él,
se esfumo...
Ya no había magia entre
ellos dos.
no le dio más motivos, solo un
¡Qué te vaya bien! y un
amargo adiós...

Una despedida algo amarga,
un amor que nunca olvidara,
porque con ella, descubrió...
Lo que era, amar de verdad...
Había perdido la ilusión de amar,
pues no había amado a nadie
como la amo a ella... Tan
intensamente...

Decía, que no quería volverse
a enamorar,ni saber nada del
amor...
¡Estaba dolido!
sufriendo por este desamor...

Y llego mi parada, y me baje,
y ahí le deje a él, en ese mismo
vagón, con su mirada triste,
y esas lágrimas, que al fin,
terminarían en aparecer.
con dirección a una nueva
vida, para olvidarse
de ese gran amor, que le
había roto el corazón...

© Derechos de autor
leer más   
5
4comentarios 54 lecturas prosapoetica karma: 73

Noticias

A los niños
incluso las peores noticias
se las dan con una sonrisa.
Cuando vengas o vaya
y tengamos que decirlo,
que sea con el gesto serio,

que no nos pille desprevenidos.
14
sin comentarios 49 lecturas versolibre karma: 90

Con nocturnidad

¿Quién en sus labios puede sentir
la plenitud de la noche estelar
si la noche se ha esfumado como la poesía
dejando un mar de viento carmesí?

Nadie. Nadie lo hará.
Nadie te vio partir.

¿Quién ahora podrá escribir
lo que dicta la dama blanca
con su vigilante presencia
sin con sus versos morir?

Nadie. Nadie lo hará.
Nadie te vio morir.

Quiero volver a tu noche juvenil
oscura y marina donde mis ojos
puedan descubrir todas tus estrellas
contando la gran historia sin mí.

No podré. No lo haré.
Tú me hiciste escribir.

Ahora que la noche no quiere existir
ni en tus labios, ni en mis ojos
queda ya luna, flor y aliento
para oponerse al frío que ha de venir.

¿Por qué?¿Por qué no estás?
¿Quién me lo ha de decir?

Los dedos helados, sin gracia ni porvenir
los ojos forzados de tanta luz artificial
que quema, abraza, estorba y espanta
la belleza sublime de la noche sin fin.
leer más   
11
2comentarios 47 lecturas versolibre karma: 88

Tus huellas

Déjame seguir las huellas de tus pisadas y acompañarte por los caminos de la vida sin importar peligro alguno. Permíteme luchar a tu lado; mi pecho será tu escudo, mis brazos, serán tu espada. Guíame por los senderos de lo divino. Juntos, forjaremos nuestra propia historia, a golpe de sueños y esperanzas, trabajoso en el yunque ardiente de nuestro destino.
4
sin comentarios 32 lecturas prosapoetica karma: 60

Despertar

El áureo abrazo de Helios, acariciaba la suave brisa que Eolo insuflaba para dar la bienvenida a la Aurora de rosados dedos. Rebosante de vitalidad, el mar saludaba a los cortados riscos de los acantilados, regándolos con su blanca y virginal efervescencia. Las montañas, coronadas de níveo manto, eran testigo de todo lo que acontecía en los profundos y verdes valles de la región, donde los hombres y mujeres que allí habitaban, daban las gracias a los dioses por un nuevo día.
3
sin comentarios 28 lecturas prosapoetica karma: 52
« anterior1234550