Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 2212, tiempo total: 0.010 segundos rss2

Lápida y Pira

…El mar la mar, como un himen inmenso,
los árboles moviendo el verde aire,
la nieve en llamas de la luz en vilo.
La Tierra.
BLAS DE OTERO.



Tu urna, tus cenizas,
los ápices de tu vida,
y aunque azota el viento,
cuido tus recuerdos, tus esquirlas.

Mira los campos, como no cesan por ti,
como persevera el cielo, en su azul de porvenir.
Y camino al cementerio, las chimeneas y bocanadas,
del frío haciendo climaterio, y un rumor a lápida y flor,
amortajada en algodón.

Tu ofrenda, tus estertores,
llevo en dulce ramillete, esta noble vida de sin sabores,
a tibio son de martinete.

Mira como continúa el llanto,
de tus hijos, de tu hermano,
como reverdece tanto,
del horizonte calcinado.

Y planto tus restos,
Entre salmos y oraciones,
para que crezcan árboles,
orquídeas y canciones.

ROGERVAN RUBATTINO ©
8
5comentarios 44 lecturas versolibre karma: 101

Natura

Se va a acabar el viento
y tú suspiras de alivio.
Si no valoras ni tu tiempo,
¿qué te separa del martirio?

Y de espaldas al abismo
se cae admirando el cielo.
Y ves reflejado lo mismo
que te arrebata el miedo.

Palmeras de soledad rugen
en contra del mar, que lastima.
Porque hiere al que sí sude
ante futuros que depriman.

Cataratas de azul blando
que estrangulan al más oso.
La corriente guía al barco
por la crueldad de su Mar Rojo.

Bondades varias en desiertos,
que carecen de buenos oasis.
La tregua son ojos abiertos
intentando ofrecer casis.

Me desahogo en lagunas,
mentales, para ser exacto.
Prescindo de todas las lunas,
sólo necesito el tacto.

Bosque que encierra cordura,
presa de una nube negra.
No hay más que ver a Natura
y los secretos que encierra.
4
2comentarios 52 lecturas versoclasico karma: 69

Senryu


Seré la luna
de elixir en tu boca
Seré tu luz




@rebktd
leer más   
12
2comentarios 35 lecturas versoclasico karma: 107

Como si aún no nos quisiéramos

Cómo explicas el hecho de que te he llamado
y has contestado,
si antes odiabas las llamadas
pero esta vez me has hablado.
Así,
como si nunca nos herimos,
como si esperaras que te invitara a mi casa
la tarde de un domingo,
como si quisieras que dijera
que aún sueño contigo.

Jamás admitiría que a veces
(cada noche) te escribo,
que camino y espero encontrarte de frente
con el vaso vacío
para así tener la excusa más tonta;
Invitarte a beber agua
o café
o unas diez cervezas hasta emborracharnos
y terminar enamoradas
compartiendo mis almohadas,
de nuevo.
9
2comentarios 58 lecturas versolibre karma: 92

Estratega

Flores regalas
falsa sospecha de fraguar
la falacia que tiñe tu gusto
averiguando tu lengua en silencio
chocas la rabia contra el paladar.

A mí no me engañas
intentas disimular el penar
la exhalación del suspiro bendito
cuando alcanzas alivio de manos
diseñando el plano y el plan
absurdo el ingenio al investigar
las pieles que ya has horadado.
leer más   
2
sin comentarios 11 lecturas versolibre karma: 30

senryu (14)

Siempre serás
árbol de mis poemas
savia y raíz.
leer más   
6
2comentarios 25 lecturas versoclasico karma: 69

Tanka (noche ajenjo)

Y se distiende
la seda del crepúsculo,
y va arropando
la tez de tus suspiros;
abrigo en noche ajenjo.



@AljndroPoetry
2018-feb-19
leer más   

etiquetas: crepúsculo, noche, seda, ajenjo, tanka, poesía japonesa
6
1comentarios 26 lecturas versoclasico karma: 81

Soneto. Marcelino, 100 años imprescindible

En el recorrido vital y humano
no todos vimos su filosofía
ni sabemos luchar día tras día
con el puño encerrado en una mano.

Las cien luces que hoy lucen, nunca en vano,
son pura sabiduría y empatía
de una voz que desgranó su porfía
en los clasistas que se dan la mano.

Un sindicato no es algo invisible
ni ha de mecer la cuna en su batalla
porque El Capital no es irreversible.

... Y, si alguien lo tachó de imprescindible,
Marcelino se alzó con la medalla
de hacer sindicalismo más creíble.
leer más   
6
3comentarios 56 lecturas versoclasico karma: 71

Entre la niebla

A veces me despierto y todo ha desaparecido,
A veces me despierto y no tengo recuerdos,
A veces me despierto y tengo que buscarme entre la niebla.

Otras veces es la niebla
la que viene a buscarme
un abrazo blanco llega
y luego, desaparece.
Casi siempre es la niebla la que viene,
para hacerte olvidar quien eres,
con su aliento y con su voz
sobre el valle y en mi pecho,
la niebla vuelve y yo olvido
y ya no me quedan recuerdos
de su magia y de su nombre.

A veces me despierto y todo ha desaparecido,
A veces me despierto y no tengo recuerdos,
A veces me despierto y tengo que buscarme entre la niebla.
leer más   
12
2comentarios 35 lecturas versolibre karma: 85

Sin título...

Poder volar contigo,
y tocar las estrellas,
de este cielo,
alumbrando la
ciudad...

Vamos de la
mano, al compás,
de la música de
este viento...

Tú y yo,...
Alma y corazón...


© Derechos de autor
Isa García
leer más   
3
2comentarios 31 lecturas prosapoetica karma: 34

Diluvio Sobre La Pluma

La tinta que cae de golpe
sobre bases de una obra
seca cuando muere el día
vive en arte más que nunca.

Los relojes corren carreras
siempre pierden contra el tiempo
de turno el sutil espectador
garabateando mente al viento.

La paciencia cuentagotas
lleva un vaso medio lleno
traza una nueva inspiración
desarrollo siempre en negro.

Una inagotable misión
buscando en territorios
cada tramo, cada región
versos para el purgatorio.

Lucidez a mano alzada
sobre simple y adornada
el poeta no se detiene
frena con vientos del alba
para poder guarecer
sus sueños sobre pestañas
noches de inspiración
sobran para otro mañana.
leer más   
8
2comentarios 52 lecturas versoclasico karma: 99

Soneto. Globos de insulina

Un manojo de globos en mi mano
necesita un espacio displicente
y una nube despejada, indigente,
necesita un soplo de viento sano.

En tanto si pierdo como si gano,
ya nada podrá ser tan complaciente
como ver tu sonrisa, entre la gente,
emerger por doquier del altiplano.

En un despiporre de "tomatina"
y un subidón de glucosa - de insulina -
estallan los globos en cada esquina.

Narcótico impregnado en cocaína
que haces buen uso de la medicina
sin hacer raya, - de nariz -, ni espina.
leer más   
5
sin comentarios 22 lecturas versoclasico karma: 77

Soneto. Sonajeros y amaneceres

No hay más té ni discurso en mediodía
al entrar en tus ojos sin permiso,
pues como un niño que fui y que quiso
aprender, ... te reté en melancolía.

Tu nomenclatura es mi melodía
y aunque los otros te hagan caso omiso,
yo disfruto el suelo en el que te piso
y en la luz que me regala otro día.

Aspiro amaneceres de funciones
en retablos de música y canciones
que me traen tus recuerdos más sinceros.

Boquiabierto quedo de atribuciones
en los sueños que, sin perturbaciones,
nos agitan como a dos sonajeros.
leer más   
6
sin comentarios 31 lecturas versoclasico karma: 74

Dique VII

Pregunté por cuál morfema
roza el mundo
y me integra

Volví
a lo más profundo
de lo suyo

Llegué a la orilla
con el pincel
de otro amigo

Mas dime cuenta
que esa era otra
mañana de tijeras


"Diques y Cementerios"
12
5comentarios 57 lecturas versolibre karma: 99

Noches de ausencia...

Quedarme sentada
esperándote y
pensándote, en este
silencio de la noche,
donde las lágrimas ya son
parte de esta rutina,
invadiendo mi ser.

Y me digo para mi misma..

¿Y ahora qué hago,
como dejo de pensarte,
si no puedo?.

Si cada
cosa o persona
que veo, me recuerda
tanto a ti, todo el
tiempo.

Y cómo te echo de menos...

La luz del atardecer
se apaga, dejando salir
a la luna, triste y solitaria,
al igual que este corazón,
por la falta de tu amor...

y el silencio, de nuevo
me arrebata, siento
que ya es esclavo de
mis sentimientos.

Y en mi mente y corazón,
un laberinto se ha
creado, al irrumpir
en las noches, tu vago
recuerdo.

Solo quiero dejar de
pensarte, y tenerte
a mi vera de nuevo...

Y que el silencio,
de las noches, sean
sonrisas en vez de
lágrimas, inundando
este corazón.

Y quedarnos
sentados, en silencio,
juntos los dos,
contemplando este
cielo estrellado...


© Derechos de autor
Isa García
leer más   
6
sin comentarios 46 lecturas prosapoetica karma: 66

Soneto. Estrellas

El volcán de mi alma, sin más abrigo,
se me infecta de lava sin salida
y otro año, que acaba, se muere en vida
esperando el abrazo de mi amigo.
Mi corazón solitario es testigo
de carencia de afecto sin medida
y el dolor, que es más dolor sin herida,
me impregna soledad si no es contigo.
El mundo está lleno de caras bellas
y hay millones de personas buenas.

(Pero...) ¡ Sólo tú me elevas a las estrellas !.

El mundo está lleno de caras bellas
y hay millones de personas buenas.

(Pero...) ¡ Sólo tú me elevas a las estrellas !.
leer más   
15
2comentarios 101 lecturas versoclasico karma: 87

Ahora sí sé lo que quiero

Quiero subir tan alto como pueda
para estar cayendo durante toda la eternidad.
Pues sólo así el frío de ahí fuera
podrá abrazarme sin que hable la ciudad.

Quiero darte la espalda durante un segundo
y que me parezca un castigo infinito.
Pues es lo que me enseñó vuestro mundo,
me lo tienes que quitar para que valore el hito.

Quiero que me grites en la cara
y te quedes tan a gusto como puedas.
Pues va a ser tu más preciada bala
antes de que veas cómo mi otra voz me enreda.

Quiero que el oro y los diamantes hagan reverencias
a todos los que sangran por el premio.
Pues tan sólo desde su inconsciencia
se puede entender que permitan el asedio.

Quiero detectar con tiempo, cual radar, a los alcahuetes,
y ver su marcha con remordimientos en la nuca.
Pues me gustan los niños adultos sin juguetes
y los demás están más de más que nunca.

Quiero que no cuenten conmigo
porque ya ni decepciono.
Pues el cuco siempre vuelve al nido
después de días sin su todo.

Quiero tenerlo aun sufriendo de más
porque no merezco lo que espero.
Pues estuve delante y detrás
y ahora sí sé lo que quiero.
5
2comentarios 49 lecturas versoclasico karma: 58

El muro invisible

Enorme era el muro que se le enfrentaba; era tan alto que llegaba a rasgar el cielo. “¡No desfallezcas! Has llegado hasta aquí y has de superar esta gran muralla llamada miedo”, pensó. El hombre observaba. La respiración se acelera, los músculos se tensan, el corazón resuena con fuerza. Es hora de partir. Recuerda siempre quien te enseñó a caminar.
4
2comentarios 33 lecturas relato karma: 60

Patria

¿Qué es la patria? La patria son tus ojos, y hasta donde alcanzan tus brazos mi frontera. La patria son las voces de la gente, cada amanecer, cada luna, cada sueño. La patria son los niños, los ancianos y sus historias; los hombres y mujeres libres que caminan en una misma dirección. ¿Qué es la patria? La patria es la tierra, sin importar su color.
6
sin comentarios 49 lecturas prosapoetica karma: 67

Hokku

Viento otoñal
Sueña la blanca vela
llegar a puerto


@ rebktd
leer más   
20
10comentarios 71 lecturas versoclasico karma: 99
« anterior1234550