Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 561, tiempo total: 0.020 segundos rss2

El hambre de Salomón

Salomón...
le pidió a Dios el tener sabiduría
y probó de eso
hasta lo que no debió probar
se le abrieron grandes las agallas de los ojos
y aquella hambre sin sueño
le arrebató el estomago
se lo llevó a rastras
¡¡¡Tan lejos!!!
Hasta donde se plantan el lindero y los límites
ese lugar inicuo
donde las cosas ya pierden el nombre.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
8
2comentarios 41 lecturas versolibre karma: 101

ᑭEᖇᖴEᑕTO

Tienes el nombre perfecto. Eres perfecto. Tus manos poseen fuerza, fuerza que invita al deseo de ser tocada por ellas. Firmes, tensas a puños cerrados entre brazos cruzados; arduas, vitales; dominantes de la debilidad de los míos...

Mis rodillas flaquean ante tu postura lejana y maldigo mi subordinada cobardía. Te escribo líneas blancas entre muslos, sin dedicatorias expresas; con tu nombre cerrado al calce, sobrio e inquietante pero abiertos al temor de descubrirte por entero a mi merced dentro de mis besos.
Al llegar el turno de tomar el trono, lanzas a mí tu pan como a espectadora de la Roma de tu circo. Apenas esconde la túnica de mi hambre el pezón erguido despierto en mi suspiro.

En el comedimento,
a la zafiedad
le apetece la extrañeza
de dos pieles que se inhalan,
con premura y sin olvido...




Yamel Murillo


Confesionario II
Caleidoscopio©
D.R. 2015
leer más   
11
4comentarios 63 lecturas prosapoetica karma: 106

La Muerte Desnuda

Se extiende un mantel en el sueño del bosque.

Ella, con el lomo tatuado de días
lleva los años burlando la sed
la esperanza de comer lo que sobra del amor
pero no se afinca en el sueño
intenta brillar, ser real
acariciar los segundos de plenitud
aunque todo sea una broma
y la noche termine de atravesar
la noche que guarda el sol
el hogar de la lástima
donde el alcohol no corre
galopa incansable por el abismo
réquiem sobrio de la exactitud
y el tiempo de descanso.

Ella despertó algún día
enfrascando la incertidumbre
sin saber si esperara tanto
la muerte desnuda.
leer más   
6
1comentarios 35 lecturas prosapoetica karma: 75

Sin título...

¡Y de repente!...

Una vez más se vio
ante el abismo y
vio, como el mundo
se le caía, encima...

Pero ella,
tan valiente,
luchadora...
No dudo ni un
segundo, otra
vez en volverse
a levantar de
nuevo, a sonreír,
a secarse esas
lágrimas
derramadas por
sus mejillas.

Y replicó para si misma:

-Estoy bien,
¡Sigue adelante!
Yo puedo con todo...


© Derechos de autor
Isa García
leer más   
7
6comentarios 74 lecturas prosapoetica karma: 79

Mi país

Me gustan
los campos de su cuerpo,
crearé tribus
con mis sentidos
acampando en sus laderas,
beberé el horizonte
sorbo a sorbo
las lunas y lunares
dormire en su gramilla
besaré sus grietas
desmayando mi lengua
sobre sus aguas,
ese será mi país
territorio de deseos
esperando despertarse.
leer más   
6
4comentarios 48 lecturas prosapoetica karma: 79

Yo también...

Yo también pienso en los sueños
y en dónde quedaron los mismos
ya que ahora no los veo,
no los siento,
y se me escapan, tantas veces,
que hasta dudo que existieran.

Aunque sé que soñar es de niños
y de locos,
que los hombres no sueñan
porque no tienen tiempo para ello.
Se dice que la vida es actividad y movimiento
y en ella no hay tiempo para los sueños
y sí para vivir, solamente, el presente.

Pero es entonces,
cuando pienso en ese momento mágico,
cuando me elevé con las golondrinas
en la primavera,
cuando me posé con la cigüeña
en el campanario de la iglesia,
cuando volé, como las gaviotas,
sorteando las olas
y me quedé balanceando en el aire
mirando a las resacas llegar,
para dormir en las playas
y estirarse por la arena.

Es también, en ese instante,
cuando bajo hasta el río,
cuando cruzo los montes,
cuando subo a las cumbres vacías,
cuando atravieso los valles,
cuando paseo por los pueblos olvidados,
cuando encuentro la libertad de la naturaleza
en los marjales
y hasta veo a los rebecos nadando entre los juncos.

Porque es ahí donde los sueños se desnudan,
donde se bañan a la luz del día que comienza,
donde se purifican de todos sus pecados,
donde muestran su inocencia,
porque solo tienen una cara,
donde sacan las palabras que no pueden decir,
y que se ahogan en su alma,
donde le preguntan a la luna
lo que otras personas no han podido decirles,
donde hablan con dios y hasta juegan con Él,
en ese duermevela de locura e inocencia...

...Me paro aquí y noto el sudor del "sueño".
El sudor que destila el alma,
el que se desprende de unas pupilas
que gotean un agua cristalina,
es el sudor de unos labios temblorosos
que musitan un nombre en el silencio,
y es la agitación de un pecho que quisiera gritar
lo que se guarda,
lo que oculta y no se atreve,
porque todo está en el sueño,
en esos sueños que se buscan,
que se escapan,
que he vivido y que he tenido
al alcance de la mano
y que, ahora, ya no sé dónde se han ido.

Al final, cuando despierto,
me digo que quizás el sueño ha terminado
hace tiempo, y que yo mismo,
sea solo ese rescoldo
de un sueño inacabado,
sin principio ni final.

Rafael Sánchez Ortega ©
09/04/18
6
6comentarios 36 lecturas prosapoetica karma: 89

Voy a imaginarte

Voy a imaginarte, igual que se siente la brisa en las noches de verano. Cerraré los ojos conteniendo en las pestañas el aliento de tus labios, el sabor que te pongo cuando sonríes y dejas al silencio ensimismado o estas ganas locas de amarte que se aferran a mis muslos.

Cerrar los ojos... y verte. Y no poder pensar en otra cosa que salir corriendo y buscarte y respirarte despacio y llenarme de brisa, y… amarte. Amarte siempre.
Debo hacerlo, amor. Debo, de alguna manera, hacerte visible en mi boca; llamarte a viva voz matando el ensueño y volverte real entre mis manos para no soltarte nunca.

Todas las noches huelen a junio salpicado de estrellas, a tus dedos deslizando hacia abajo el tirante de mi vestido. Huelen a besos, a tu ombligo junto al mío. A veces, saben a julio vestido de serpentinas, a miradas en la terraza mientras se pone el sol o al calor que aparece de pronto y me recuerda a ti. ¿Sería una locura pensar que, cada noche, agosto me abraza entre maizales y espigas? ¿Que me toca el vientre con estelas de espuma acariciándome igual que tu lengua? Seguro que sí...
Entonces, la realidad llega de la mano de septiembre para ponerme en mi sitio y decirme que todo es un sueño y que estamos en abril.

Voy a seguir imaginando que ya no te imagino; que de tanto pensarte, ya estás aquí. Que el mundo se para, que eres real... que estás conmigo.
leer más   
12
8comentarios 64 lecturas prosapoetica karma: 111

Secretos de poetas

Los poetas conocen
el efímero secreto
de la eternidad,
transpirando nocturnos
e inhabitados destellos
de sus inquietas entrañas,
despedazando insomnes
palabras que no moriran,
bajo el sol de una vela
derramandose en la hoja,
la mano temblorosa,
temerosa y frágil
sueña un verso trás otro,
los ornamenta,
los cincela y pule
para que nadie se atreva
a enterrarlos en un anaquel,
bajo una tumba de polvo
sin miradas hambrientas
sin la caricia de unas manos
enamoradas del silencio.
leer más   
8
6comentarios 87 lecturas prosapoetica karma: 91

Ella y Él

ELLA Y ÉL

Ella ha sido madre y señora. Una mujer luchadora capaz de mover cielo y tierra por sus hijos ha sido amiga y compañera de aventuras en peregrinar de ambos.
Todo se lo ha contado y ella le ha entendido porqué sabe que el ha tenido la confianza de ver en ella a la mujer luchadora y sabia que sabrá darle el mejor consejo por su bien tomando en cuenta el cariño tan grande que le tiene al ser producto del amor y se engendrado en su vientre donde juntos estuvieron por muchos meses como si fueran un sólo ser.
La conexión entre ambos es tan grande que muchos los han atacado y los envidian pues para ellos no es normal el cariño sobrehumano fuera de este mundo que aquella valiente mujer y su hijo se tienen.
Algunos le han dicho que la abandone que el ya esta viejo pero el sabe que es ahora cuando ella más lo necesita porqué ella ha sido su compañera de vida y aunque muchas compartirán su cama ninguna estará con el en las buenas y en las malas como ella.
A ella le dedica estas líneas cargadas de amor, cariño y respeto por ser la mejor madre, amiga y compañera.
El valor de una mujer es tan grande que definirlo no podemos.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Abril 2018
leer más   
10
4comentarios 70 lecturas prosapoetica karma: 103

Gorriones

Gorriones, gorriones,
en tu cielo raso,
hasta el ocaso
visten de espuma,
la obscura bruma
que en tu cintura
ancla mis sienes,
y tus gorriones
que van y vienen
como las olas
que nada temen,
hicieron nidos
en mi cabeza.
leer más   
11
8comentarios 66 lecturas prosapoetica karma: 109

ҽԹIԵɑƒíօ

Era el humo de una balada nocturna
y el tedio de su soledad azul.

Era la boca del laurear tímido y los nudillos hechos polvo, queriendo derrumbar los muros del silencio asesino.

Era la herida del labio. El dominio de su virgen de sueños infames y pasados de coitos rotos.

Era el bouquet a madera y a llanto;
a bríos y orgullo traspapelado.

Era la tez pura... la fotografía de mis constelaciones revelada en el cuarto oscuro de mi cielo personal.

Era él, compás quedo en sus cabizbajos ojos; cuerda gutural detonante de una perla líquida al insinuar de un amor desesperado.

Era el estoque al corazón que defendía.

Cierta noche, apretó los dientes, los puños y una sutil injusticia...

Su par, dentro de ellos, sintió un despedazarse
lento, como su llegada
y el precipitarse al vacío,
del último sueño.




Yamel Murillo




Incisiones
El Diario de Paloma©
D.R. 2018
leer más   
10
7comentarios 49 lecturas prosapoetica karma: 112

Pies gastados; hambre siempre nueva

Cada vez que caminamos se nos gastan los pies
y consumimos así un trozo de vida
con el hambre en el saco se busca el pan
y olvidamos la belleza de las cosas sencillas.
Donde hay hambre
hay poco lugar para que crezca un poema;
sin embargo...
la poesía es como el amor
que en el lugar donde falte
es menester que la hagamos temporaria
que nos eche raíces en todo el cuerpo
y que alimente a los ojos
para que podamos ver la otra cara
detrás de la faz de las cosas diarias.

La poesía siempre va a estar ahí
al acecho...
en el horror que come en la calle con rostro de niño
en el amor que se cuelga de unos besos
en lo auténtico de toda esa gente rara
en lo sincero y lo crudo de los hombres presos
en esa flor terca y arriesgada
creciendo allí
justo donde no debe.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
11
5comentarios 61 lecturas versolibre karma: 116

Mis manos y mi mente

A veces cuando yo escribo mis manos se mueven solas,
pienso en una palabra y en el papel pongo otra.

De cierto que yo no sé lo que con mis manos pasa
a veces escriben cosas, palabras y más palabras.

¿Será que mis manos y la mente se entienden a mis espaldas
hablando algún idioma que mi razón no alcanza?

Mi mente me dice observa ¿vez la rana en la ventana?
está cuidando esa rosa que nació por la mañana,
de ella está enamorada y la mira hipnotizada,
y aquel sinsonte que canta posado en aquella rama
pasa sus días tristes suspirando por la rana.

Me cuenta que mi gallina del perro está enamorada
que la vaca del vecino es muy vaga y descarada
que mi laurel tan hermoso se ha vuelto muy vanidoso
que mis claveles y jazmines conversan con querubines
que mi gata blanca sueña convertirse en una nube
para atrapar las estrellas y traerlas para ella…
que el tiempo se siente el amo de todos nuestros espacios,
que el hombre es como un gigante atrapado en un instante.

Mi mente me dice cosas que la verdad yo no entiendo
pero mis manos van solas y las siguen escribiendo.
leer más   
11
12comentarios 158 lecturas prosapoetica karma: 99

Los signos de abril

¡Ah! ¡Cómo se ve que es primavera!
Una ensalada de verdes por doquier
brotes de "whisky" en su color cogollo
del mango anunciando flores.
En el aire con su tejido de trinos
y en ese olor como de virgen que pasa
entre jazmines y anturios de nieve.
En ese cielo sin mácula
con su azul-Valencia
como el de un "blue-jean" desgastado
por el abril del Sol.
El espacio impoluto de degradé y de niebla
ese leve "smog" de tul en el poniente.
De este Apolo en guerra por la mañana
rivalizando con la Luna...
gibosa la nata en su cuarto menguante.
¡Ahhh! ¡Uno respira hondo...
y se siente todo este abril abriéndose ante los ojos!
Ante esta paz que sé que no durará.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
7
2comentarios 45 lecturas versolibre karma: 90

Árbol con voz de fauno

¡Háblame!
¡¡Háblame!!
¡Árbol, háblame!
Sé que me sientes
sé que me respiras
cuando rozando te paso por ahí.
Cuando te me siento a tocar la lira
y mullo un hueco en el cojín de tu raíz.
¡Háblame!
¡¡Háblame!!
Con esa voz de madera
con el murmullo de hojarasca
como aquella antigua fuente retorcida en sauce.
¡Háblame!
Con lengua de lápida
como si tus palabras no tuvieran revés
cual hechizo inicuo pronunciado en lava
¡Ah! ¡Esa magia roja con la que nunca puede negociarse!
Esa inevitablilidad en la ley de las cosas
frente a lo cual
es mejor apartarse y dejarla seguir.
¡Háblame!
Como lo haría el jazmín que sostiene a la brisa.
¡Háblame!
Del segundo equinoccio de la tarde.
¡Háblame!
De los laberintos que tu memoria esconde.
¡Háblame!
Con tu claroscura voz de fauno.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
5
6comentarios 47 lecturas versolibre karma: 83

Tibio Corazón

El corazón transpiraba
los nervios hablaban por el
hamacó sus palabras izadas
a mano alzada sobre tu piel.

Donde ha visto libertades
vio egos repitiéndose,
maniobras abordables,
andenes de neón.

Aún exhalaba su aire
respirando entrecortadamente
(el amor se escribe despacio
para hacerse rápido).

El corazón,
tibio corazón:
una razón exacerbada
cebada de trances.

Cada latido es un miedo,
un pliego perenne
pereciendo en declive
al aljibe del deseo,
museo servil
de la inconsciencia.
La ciencia que graficó
su amada incoherencia.
leer más   
11
6comentarios 70 lecturas prosapoetica karma: 106
« anterior1234529