Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 251, tiempo total: 0.011 segundos rss2

La hora

¿Cual es la hora de las letras?
la hora en la que Dios
nos escupe musas en la nuca,
para que olvidemos las guerras,
la hora en que tus labios
se vuelven gorriones
y mis manos se desvelan,
¿cual es la hora de los poetas?
la de los vinos en la mesa,
y los locos recitando
prosas cuerdas,
la de mi amor
tiritando de calor
sobre tus piernas.
leer más   
2
sin comentarios 12 lecturas prosapoetica karma: 26

Asumiendo

Digamos que si,
que para mi fue un hecho lo vivido,
que en aquella tarde si hubo entrega,
y hubo besos, y caricias,
y que todo eso no es mentira.

Asumamos este delirio,
esta vieja locura que aun no me sana,
que soy todo un tonto, y que te quiero...
Qué este loco tuyo llegó a mirarse en tus ojos
de todas las formas y en todas las edades,
siempre a tu lado en el idilio indisoluble de saberse único,
irrepetible en tu vida y en la mirada que libre,
no tenía que ocultarse.

Asumamos que me vi besando tus años,
acariciando tus canas y queriéndote enteramente mía,
aceptemos que fui yo quién te creo en mi mundo
como una estela de luz, gigante ilusión desbordada.

Asumamos que hubo dos almas
fundidas en comunión con su Dios
y que aunque pase el tiempo,
nuestra historia será para siempre
testimonio fiel de un amor incalculable,
amor que se dio de lleno muy pronto y que fugaz,
reunió en su cúspide a dos amantes ciegos,
acostumbrados a la rutina fútil de amar en silencio.
11
5comentarios 53 lecturas prosapoetica karma: 78

¡Viva la revolución!

Amo la revolución en tu pecho
la rebeldía de tus ojos afilados,
tus puños con alas al viento
el coraje de tu vientre eterno.

Amo el grito de tus letras
de tus dientes mordiendo el tiempo,
de tus pasos marcando libertades
tu resistencia a la peste y la mentira.

Amo tu soledad en la multitud
la subversión de tus labios rojos,
la bandera rebelde en tu pollera
y tu frente siempre alta ante el escarnio.
leer más   
3
1comentarios 10 lecturas prosapoetica karma: 40

Soy

La poesía, mis alas…mi cuerpo, mis ojos, mi entorno,
Mi escucha, mis palabras, mi olfato, mi historia, mi todo.

Soy yo quien vela el vacío de la ruidosa escucha,
Quien en las tinieblas de un dragón se crispa y gatea
Soy quien lenta corre en las tinieblas de lucha
quien sonriente levanta vuelo y torpemente se golpea.
Soy quien se desliga de escamas
y las cuezo en la olla, olla opacada de mi balcón.
Quien celebra la bendición de demonios fúnebres, ennegrecidos!
Quien duerme entre hojas empapadas de versos caídos.
Soy quien ve llorar las nubes en la tasa oscura del café
Quien ve bailar carcajadas, escuchando las risas de un no sé quién.
Soy quien en laberintos se esconde, y pierde su ropa sin cesar
Soy quien reaparece en el mismo camino, con tan solo un suspirar.
Acaricio y beso a la Becqueriana luna
Soy yo quien teme al frío, y entre brasas se acuna
Soy quien elocuente se empapa de un otoño abismal,
la de los ojos vacíos, sueños abiertos...Eterno desvarío!
Soy quien muere en vida, pero aún viva
se enaltece rezando a un Dios al exclamar:
pues todo el tiempo me dice
Eso eres tú, poesía y nada más!
leer más   
10
3comentarios 53 lecturas prosapoetica karma: 73

Delirio Nro. 1

“¿Aun así me amarías?
¿Inmerso como estoy en este mar de incoherencias
flotando en grises nubes que se derraman gota a gota desde el cielo?
¿Serías capaz de quererme así?

Espera, aun no respondas,
Deja que te hable antes:

....

El eje de la tierra se ha movido conmigo dentro,
Los témpanos de hielo se mezclan con el océano,
La sal inunda las aguas heladas y un pequeño pez,
Siente el frío calarse en sus espinas.

La sensación le quema, le hiere y escose sus escamas
Ya no puede nadar, siente que se ahoga. Está lleno de miedo.
Siento pena por él y no puedo ayudarle, aún agita sus aletas, su fe por vivir es inmensa.

Acércate, rodéalo con tus manos, tu calor le hará bien,
¿Qué dices? ... Te escucho.
Sí, yo también te amo”.
3
sin comentarios 3 lecturas prosapoetica karma: 38

Enjaulado

Viendo caer a un pájaro atrapado en su jaula...verlo morir ante mis ojos... por no poder hacer lo que en él era algo natural... Volar...
Pienso, en la paradoja de su muerte.. Pienso, entonces.. en un ser " superior", al que se le supone consciencia de sí mismo, un ser con capacidad de cambio y crítica de su entorno. Un ser con lo que algunos llaman " alma", un ser que se pregunta por su esencia...
que puede usar sus manos para liberarse de su jaula...

Y sin embargo, aquí sigo, viendo pasar la vida...
pero con más preguntas que respuestas...


- compartiendo reflexiones con la esencia del alma-
leer más   
3
2comentarios 26 lecturas prosapoetica karma: 55

La Vida ya Hizo su Faena

La noche me cubre de nostalgia
la mente rueda a años luz
imágenes borrosas dispersas,
los recuerdos llenan cada rincón
(pienso) debo ponerle un lazo a la mente.

Los recuerdos más felices
se vuelven dolor, la mente
en defensa propia olvida
atrapada en este mundo
de inalcanzables cimas.

Si me diera la oportunidad
de hacer todo nuevamente
pero la vida ya hizo su faena
estoy pisando la marca
límite del tiempo,
la vida ha tatuado diariamente
en mi cuerpo cada línea.

La ruleta ha girado
¿a donde me llevará?

Nunca podrán decir
que no lo intenté
fuerza y voluntad
nunca faltaron.

Ahora solo queda esperar
lo que marque la rueda.

MMM
Malu Mora
leer más   
9
9comentarios 64 lecturas prosapoetica karma: 92

A mi país

“La rutina de amarte me evoca un gran dolor, un sismo desgaja mi alma,
La nieve de tus páramos arropa cada predio en mi interior,
Mi espíritu se encoge, ¿Qué nos ha ocurrido?

De tu cielo, emerge la luz de un sol que no calienta,
Un chubasco envuelve la costa y te siento,
Cada lágrima tuya es un portal que nos refleja,
Desde tu simiente nos lloras, nos sufres.

Yo sé que te duele, tus lágrimas se esparcen en nosotros,
En el ruido de las hoyas vacías, en el repiquetear del hambre,
Sobre el niño que empapado delinea en tu suelo un arcoíris de tierra;
Me apego a ello, a esa forma de soñar que me ofrece fuerza.

En la superficie de un charco... una nube, sigo andando y se riega,
El niño entonces me sonríe y se percata de mí presencia,
Ha dejado de pintar el cielo, extiende sus manitas y me obsequia su prenda.

Sabe se ha hecho de un gran tesoro más en su inocencia, no le importa;
Tú como madre fiel te das sin límites, amándonos sin fronteras ni reserva,
Obsequiándonos frutos de tus nobles árboles,
Nos haces ricos y así nos alimentas.

Todavía mis dedos huelen a aquel mango,
Aun veo en el rostro del niño mi bandera,
Amarilla en una franja, como todo el oro del mundo nunca ha podido tenerla...
Azul en sus ojos brillosos y en tus profundas lágrimas, veo sus dientitos con blancas estrellas.

Diviso el rojo en sus mejillas,
Color de la sangre de quiénes añoran tu abrazo y lejos de ti, con tus noticias se desvelan.

¿Cómo puedo ayudarte mi amada y noble Venezuela?

Estos colores me han conducido hacia ti,
Son ahora parte del milagro al cual me aferro,
En el que quiero permanecer sin dolor,
Inmerso en el idilio perfecto de quién se sabe libre,
Caminando de la mano de mis afectos, yendo hacia el futuro
En el país que dio a luz la libertad de un continente,
El sueño dulce de vivir junto a ti, mi invaluable tierra”.
4
sin comentarios 16 lecturas prosapoetica karma: 65

Quizas

Puede ser el deseo imposible de quererte,
quizás el uróboros ineludible de mi comunión contigo,
pero aun así te me presentas, hora y día de siempre,
con la misma sonrisa envolvente,
inconfundible mirada canela,
ungiendo mi existir en el vacío.

Quizás deliro y deliro, y te observo
y sigo viviendo...

Quizás me he convertido en el ancla triste
de un barco que ha naufragado,
hundido en el deseo infame de escribirte,
de buscarte y humillar todo vestigio de mi mismo.

Quizás fue la nostalgia,
quizás soy yo.
2
sin comentarios 12 lecturas prosapoetica karma: 30

Polvo de estrella

En alas del tiempo
sigo un rumbo incierto,
siento mis cuerpos en uno
y en ese sentir, me diluyo,
así como quien en la búsqueda de un algo
se consigue a si mismo, embriagado y desnudo,
mera luz de chispa divina,
en esencia polvo de estrella.

Amante del silencio,
respiro el éter milenario y vuelvo a mi simiente,
allí donde encalla mi alma desbordada
construyo un sendero fijo hacia tu verdad.
Nuestros silencios narran historias,
fuentes de todo secreto,
sigues observándome de la misma forma
y en el pestañar
nos sabemos vivos,
entendemos que continuamos existiendo.

En este pequeño inmenso momento juntos,
me busco empapado en tus ojos eternos,
Allí donde concebimos al mundo en una nueva forma,
clavo en tu ser mis esperanzas y en el abrazo
suspiro hundido en tu dulce aliento,
Que dicha es poder entonces palpar tanta luz,
decir y con razón que desde hace lustros
te estado esperando...
Qué desde hace mucho y demasiado tiempo
te quiero…
Qué no hay estrella que para ambos no brille,
Que no estamos solos y en mi habitación
creamos galaxias de amor y de ensueño,
que así es nuestra vida, así de grandiosa,
así de inmensa mi cielo.
4
sin comentarios 11 lecturas prosapoetica karma: 41

Orando

Orando
tras tus huellas indelebles
me pierdo sobre mis pasos,
sin una luz
que me lleve,
mi vida, es un cuerpo
sin abrazos.
Dejo mis sueños
en tu frente,
y despierto llorando
sin ocaso,
amaneciendo penas
imposibles,
tratando de mentir
otro fracaso.
Me sacude la luna
nuevamente,
rogando el insomnio
de los mansos,
imaginando que me amas
irascible,
muriendo en las agujas
paso a paso.
leer más   
11
1comentarios 56 lecturas prosapoetica karma: 82

Soñar

Un sueño pequeño
horada mis noches
inquieta mi nido,
marchita mis flores.
Un sueño indigente
sin pompas ni luces,
un sueño poeta
sin rimas que lucen.
Tan pequeño
es mi sueño
que duerme
en mis dedos,
y solo quiere una casa,
con páginas y versos.
leer más   
3
sin comentarios 25 lecturas prosapoetica karma: 34

Espejismo

“Hoy tu imagen me visita nuevamente,
Ilumina mi presente y me hace prometer un verso más,
Esta vez no busco soltarla, voy a ahogarme en ella!
Yo sabré darle poesía en esta noche.

Espejismo cargado de besos y sonrisas descuidadas,
bañado en vino, suspiros cerrados y cálido sabor a lluvia fresca
De un amor imposible de ocultar y en mi desierto,
labra el oasis perfecto de un magnífico sueño".
5
sin comentarios 32 lecturas prosapoetica karma: 57

Adicto

La noche me embriaga de rocío,
me asomo al balcón de tus ojos,
y fumo sin respirar, me transporto,
a otros mundos, a otros ritos.
Mis ojos convertidos en diques
retienen mis sueños,
fumando un libro,
viajando en el tiempo,
adicto sin remedio,
y mis ojos gastados
con restos de tinta
en las pestañas,
que no se quieren rehabilitar.
leer más   
8
3comentarios 73 lecturas prosapoetica karma: 89

La mesa está servida

Me gustaría intercambiar silencios contigo,
si es posible, en penumbras, sin abrigos,
que hable nuestra piel, sin testigos,
y que nuestras lenguas se sirvan,
de lo que ya está servido.
leer más   
12
4comentarios 142 lecturas versolibre karma: 84

El bar "malavida"

Borracho de muerte,
vomitando versos,
en el bar de "malavida",
el poeta respira
el humo de su suerte,
de su sangre negra,
volcada en servilletas,
que casi siempre echan,
en el cesto de vivir.
Nadie escucha sus sollozos,
nadie lee sus penas,
y a las alcantarillas drenan,
sus espantosos sueños,
en el bar sin dueño,
donde el hombre va a morir.
leer más   
8
1comentarios 91 lecturas versolibre karma: 80

Simple

Tengo un tren en mi cabeza, con varios versos pasajeros, a veces bajan en mi estación, otras sólo esperan, en el banco de mi corazón.
leer más   
11
3comentarios 58 lecturas versolibre karma: 87

Los pies

Hay pies con alma de arena
que se confunden con las playas,
dejan huellas efímeras
imposibles de hallarlas.
Hay pies con alas
de piel de cordero,
vienen a buscarme
bajo el frio invierno.
Hay pies de cortezas
de árbol, añejos y sabios
dejan su marca
y nos muestran camínos.
Hay pies olvidados
en el hielo de la guerra
enterrados en el miedo
bajo la nieve y la tierra.
Hay pies descalzos
arrastrando indiferencias
exiliados por el tiempo
mendigando paz,
Hay pies adorados
sangrando en un madero
besados por un niño
que no sabe que creer.
leer más   
5
2comentarios 51 lecturas prosapoetica karma: 66

Toujours se rëve!

Un rostro, una mirada,
Dos ojos, el cielo,
Delirio imposible de aguantar
Porque ansió abrazarle, cantarle a mi amor todo lo que se.

Dos oídos, un alma
Y allí le reconozco...
Tu nombre se hace mi mantra: Lo repite mi mente sin cesar,
Quisiera arraigarme en ti, en cada respiración, en cada pestañeo,
aun si fuera solo un pequeño cometa en tu infinito universo.
11
3comentarios 44 lecturas prosapoetica karma: 71

Ausencia

A su paso tan sólo dejó un quejido de ausencia y mil años de inútil peregrinaje.

Como un vagabundo sin corteza espinal que recorre el fuego tocado por el zafiro de la noche.

Sus ojos de Arabia convirtieron el calor del invierno en un balcón con vistas al mar.

Un Mediterráneo que, por poco visto, inunda las playas de arcilla y las olas de suspiros.

Una música de inframundo, donde el protagonista era el duelo y la antagonista la lluvia, sonaba durante la despedida triunfal.

Es difícil hallar solución al descontento.

Es brutal lanzar abrazos al mundo y obtener por respuesta golpes de furia en las costillas.

A su paso tan sólo abandonó certezas y una pizca de sabiduría compartida por el intercambio sellado con saliva y sangre.

Hay momentos en que la risa no es una muerte de la razón, sino una extravagancia de las emociones. Una promesa incumplida.

Hubo dos manos que de tanto entrelazarse se anudaron como sogas marineras. Y el salitre del mar se unió a la dulzura de la montaña y hubo una explosión de consecuencias irreparables.

Y mi garganta intenta gritar con una furia de esqueleto insensible, donde las palabras ni siquiera sirven para lanzar ráfagas de rabia hacia la luna.

Ahora sus pasos se enfilan hacia el sur y mi ánimo hacia el molino de sus labios.
17
6comentarios 178 lecturas prosapoetica karma: 78
« anterior1234513