Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 40, tiempo total: 0.016 segundos rss2

Telegrama falso

Se venden
dos chupetes
sin usar,
y uno usado
una vez.
Nada más.
10
1comentarios 60 lecturas versolibre karma: 101

Madera en rama

Ahí va tu corazón;
despellejándose a medida
que la luna escribe
sombras en lienzo helado.

Si tuviera la razón,
desnudaría soles
mientras eclipses crecieran
y detuviesen el tiempo en vano.

Y este daño que sufren los años
detendría a los astros
para comulgar y absolverse
de todos los pecados.

Un nuevo día comenzaría
en este antiguo mundo,
partiendo de ocho:
nueva vida al gato.

El trato se convertiría en rato;
las ratas en caballos blancos,
y los blancos fallecidos
en su corazón.
20
4comentarios 97 lecturas versolibre karma: 102

Agudeza

Se acumulan los espasmos
a la par que los sarcasmos,
y vanse besando flores
entre filas de algodones.

Alcahuetas visten llamas
en tejidas y floridas,
de mármol y retorcidas,
columnas romanas blancas.

La blancura de sus techos,
desgastados con el tiempo,
hacen amarilla mella
en los templos de purezas.

La piedad al Vaticano:
conclusiones que sacamos
cuando andamos sobre espinas,
siendo espina y siendo clavo.

Así vamos, ignorando
luces y faros de guía,
y atendiendo a las heridas
hechas por clavos y espinas.
11
sin comentarios 44 lecturas versolibre karma: 111

Dulce paradoja en vida

Vaya.
Tanto la oración suya como el escrito mío
han resultado ser sin existir.
Me explotaron en la cara
ambas, adicción y cobardía,
y lo plasmo ahora aquí.
Sí.
Porque ya era hora;
hora de ser decidida.
Aunque sea por mi musa de hoy
y no por mí.
18
sin comentarios 82 lecturas versolibre karma: 87

Historia de plata

Un abuelo le dijo a su nieta,
a quien le apasiona lo brillante,
que que existía una piedra
más bonita que el diamante.

Se confunde a menudo
con oro no pulido.
Pareciera de aluminio,
grafito o hierro sulfuro.

Tenía otros minerales
aquel abuelo de plata,
cada uno con su historia,
y él con sombrero de paja.

Pero era la pirita
la que hacía que su nieta
brillara al contemplarla
mientras lucía la gema.

Con la luz apagada
duermen ambos la siesta.
En cama, con pereza
echan su cabezada.

Ella no puede dormirse,
pues le recuerda su mente
aquella piedra presente
que le pesa y la desviste.

Cuando despierta el abuelo,
en el salón ve a su nieta
ante la piedra despierta,
soñando con su gran vuelo.

“Hora de irse a ‘casica'”,
le susurra a la niña.
“Te acompaño a la puerta,
da besos a la abuela”.

Ya todos se despidieron,
y al llegar a casa encontró
la maravilla que estaba
en el bajo del pantalón.

Brillaba tanto al mirarlo
que la nieta no pensó
que era su merienda
en aluminio envuelta.

Y lo miró.
Y sigue inmersa
en la belleza
de aquella piedra
que un día vio.

Y en su ‘casica’
la trasladó,
bañada en plata
la mente suya
en camisón.
5
1comentarios 29 lecturas versolibre karma: 71

In the right hands

In the right hands,
golden fingers under gold.
Blue silver hides
because it's right that they left.
Golden silver sings
to the eternal rings
begging for golden gold,
only getting silver.
And golden golden gold
prays to see the eternity
from the first water they lived in.
But they're grownup.
It's late for gold;
they've been silver,
and now they're waiting
to be stardust.
On the other hand,
golden silver's still on time.
They've been silver, and now
they're about to be silver gold,
and change what we believe we know.

Will they be the ones?
9
sin comentarios 49 lecturas versolibre karma: 74

En tres días

Es muy gracioso,
en ocasiones celebramos
los aniversarios
y no los cumpleaños.
Dedicamos más tiempo y esfuerzo
al día de casados,
del orgullo
o de la muerte
que al del nacimiento.
Y es que al nacer tienes toda
la vida
por delante,
ya sea que vivas
Cien años, días u horas.
Tal vez por eso
no se celebre tanto
mientras se puede.
Y por eso tal vez
no se quiere dejar de celebrar
una vez el nacido
tumba los pies.
Y es entonces cuando
se comienza a festejar
esa cantidad
de fechas
en soledad.
Y las raíces, retorcidas,
vanse soltando del tiempo
a medida que este
nos suelta de la vida.

Pero de momento,
en tres días,
otras raíces vendrán.
8
2comentarios 85 lecturas versolibre karma: 89

Complejos flamencos

Flamencos comunes grises
confundidos con pelícanos;
Segismundo, Hamlet e Ícaro
flamencos rosas repiten.
Vaivenes que sin piedad
atacan al atraer
criaturas con porqués
que se encuentran en la mar.
Basta de tanto misterio.
Lo que pasó en verdad fue esto:

Tras tres años sin saber de la playa,
una muchacha acudió a visitarla.
Ese agua mágica necesitaba;
ese elixir de su acústica ansiaba.
Sirenas y flamencos saludaban
en la playa de la isla en la que estaban,
de aguas cristalinas y olas que alcanzan
alturas que asustan hasta a las hadas.
Con las gaviotas ella se asustaba.
Creaba música al son del ballet.
Arte es de lo que vivir deseaba.
Tratando de salir, no recaer,
de la tentación casi está alejada;
A la rutina ahora falta volver.
8
2comentarios 83 lecturas versoclasico karma: 77

Cuerdas

Algo más claro.
Hoy observaba fijamente
Y apartaba la mirada de otras ausentes.
Mientras, esta se mantenía en alerta azul.

La inseguridad de los “casi” es un tormento,
Pero casi huele a despedida.
Una más, y una menos.
Por fortuna, volveremos a empezar.

¿Sí o no?
¿Bien o mal?
¿Inglés o francés?
¿Ser o no ser?

Terreno ajeno.
Mitos de cavernas.
Obstrucción en el aire
Y piña sin piñón.

Las piñatas con sorpresa,
Las preguntas con respuesta,
Las flautas traveseras al viento
Y las cuerdas frotadas al violín.
10
sin comentarios 46 lecturas versolibre karma: 91

Romancillo a una gitanilla

Parece engreída
Desde la distancia;
Viviendo el pasado
Con bloqueo y ansia.
En todo primero
Se le maldecía:
Débil mentecata
Que no calla y chilla.
Infantil e inculta;
No divina y diva;
Adivinar cree
Con su mala escucha.
Pasaron los meses,
La niña se acerca.
Conversa con todos
Y hay arte en sus venas.
Cultura a raudales
Recorre su alma;
Pasión y sudor
La hacen más humana.
Y es que es tan cercana,
Tiene esa potencia,
Ese gran poder
Y algo de inocencia.
Poca estupidez
En su cerebro.
Lorca ocupa toda
Su mente y su cuerpo.
Y su escucha pésima
Se transforma en aire.
El viento transporta
Estados del arte.
Eso es ella: viento.
Fuego de ilusión
Al son del Teatro.
Genio y más de un don.
14
2comentarios 109 lecturas versoclasico karma: 86

Only writing, not celebrating

Well, this year is the last one.
I won't celebrate today no more.
Go wherever you want,
and shine
with your beloved.
I let you go, so please
let me stay.
I'll make my own star,
and I'll shine with them
here on Earth.
My heart is no longer buried with yours,
because you're now free,
and I am so.
That doesn't mean I am forgetting you, no way.
I'll always have
a little hole
in my heart
thinking of you.
Always, A.J.
3
sin comentarios 26 lecturas versolibre karma: 39

Cáscara de celofán

Camino por veredas
de verdades de saldo,
alcantarillas de sueños,
arrastrando la posibilidad,
lo inmoral de sentarte
frente a la mentira,
darle el pecho
para engordar la muerte
de la realidad afilada.

Cáscara de naranja,
amargor de paladar,
segundero marcial
de actos envueltos
en papel de celofán.


Frío entre mis manos,
versando soledades,
sin importar metas,
ni razones, ni amarguras,
como hebra áspera,
rechinando futuros,
puerta sin mirilla
cegando convicciones.

Loaré el evangelio
cándido del deseo,
ciénaga concubina
de mis pasos
con el camino velado,
asiré mis dedos
a la ventana de mi
alma obstinada
y un corazón de cordones.

Amén
leer más   
27
12comentarios 106 lecturas versolibre karma: 118

Bandera blanca (@pequenho_Ze, @hotel_k & @sarrd8r)

Las riendas aprietan
el polvo de los zapatos,
el corazón emparedado
en la última despedida,
ha amordazado todos los ünguentos
que tenía preparado,
para la posible caída sin red
desde este extraño trapecio.

La importancia del camino
ha cedido a las paredes,
y todo son muros pesados que se ciernen
a ambos lados
de mi complementariedad.

De latidos absortos,
paralizados en laberintos,
ladrillos de silencios con los que
se alimentaron nuestros diques,
sima de nuestro perdón bastardo,
hoquedad de cielos y promesas.

¿Y ahora qué?,
no se pueden levantar imperios
cuando la fractura se ha extrapolado
en un no volver.

Me cosí ambas manos a la espalda
para no desgarrar las distancias
-cada vez más largas-
con besos de aire,
con una ineludible culpabilidad
que se esconde tras una dignidad
demasiado canalla para ser certera.

Levantando estaciones
donde esperarnos,
sin renunciar al billete de vuelta
a la casilla de salida.

Será mejor hacer ovillos de silencio
y tomar carreteras secundarias
con los ojos vendados.

Muerdo las penas para conservar
el sabor de la última palabra,
y me quedo a observar cómo arden
las últimas fuerzas.

Quemando mis naves
como acto desesperado
de habitar en tu isla,
clavar mi bandera blanca,
derribar despedidas,
recolectando esperanza
para plantarla en tu orilla.

Amén
leer más   
20
36comentarios 203 lecturas colaboracion karma: 101

En casa hace frío y no es por el invierno

En casa hace frío
y no es por el invierno.
El café se enfría,
mis manos se enfrían,
las ventanas se enfrían,
las sábanas se enfrían.
Mi familia se descompone
y las lágrimas se enfrían,
como un polluelo
cayendo del nido
hacia el asfalto frío.
18
10comentarios 107 lecturas versolibre karma: 105

Dos

Dos caminos una sonrisa,
dos vidas entrelazadas
por el calor de una amistad,
risas calzadas
sin las prisas del tiempo.

Dos vidas una sonrisa,
quimera construida
desde los sueños,
aprisionados, anudados,
en el pañuelo de la ilusión.

Dos sueños una sonrisa,
anhelos separados
ante la necesidad,
la distancia como escollo,
devastados por la parca.

Pero siempre
que se cierra una puerta
se abre una esperanza,
pues los esquejes
son el espejo de sus madres,
una sonrisa para dos caminos.

Amén
leer más   
13
13comentarios 92 lecturas versolibre karma: 113

Día sin nada

Dibujo imágenes en tu recuerdo
con los colores del sosiego,
la paleta de la compañía clandestina,
de la felicidad con la jaula abierta
de un día sin nada.

Con el segundero de la nada adelantado,
haciendo equilibrio
sobre la barandilla de lo mundanal,
entre mi torpeza y la seda de mi ambigüedad,
las rodillas de la reflexión desgastadas,
por tu ausencia, tu silencio, la falta de tu nada.

Arrastrando los pies de las prisas,
conjugando tiempo y bondades,
mareas que arrastran los vocablos,
la nada es un trueno que rebota en tu silencio.

Cuando los pasos no tienen destino,
únicamente camino, hendeduras en el horizonte,
colgado del aire cual zurrón,
la arena como confidente de historias deshechas,
de los hilos de la mirada, del agua que nace en la orilla,
de mi vida sin musa, pies descalzados del ruido,
mis manos en los bolsillos del tiempo,
únicamente queda el hambre de ti,
montaña de hojarasca de libertad.

Desde la ausencia, la necesidad ,
respiro la sal de instantáneas,
madera carcomida que recorre mi médula,
de flores empapadas de tu piel,
éste sol de tristeza como sombrero,
del cansancio de no encontrarte.

Camino solitario hacia estaciones abandonadas,
donde no regresas ni parto, el tiempo es una silla,
y mi nada una mariposa que aletea huracanes.

Te esperaré en éstos pasos que arrastra la brisa,
en éste invierno de aves, con las piedras de mi mochila
abandonadas al tropiezo de otros,
el viento en mi nuca anunciando,
que tras el cristal de la cárcel de lo obvio,
cada fonema perdido en tu nada
atropella mi vida en un segundo imperfecto.

En éste árbol inclinado, preso de su sombra,
no hay angustias, ni torpezas,
solo lo simple, la nada,
donde el agua de tu mirada
refresca ésta rueda loca
arrastrada por las mareas.

Con mis velas plegadas, creí verte en un rincón,
sentada en el suelo, con tus medias verdes,
una chaqueta marrón, un libro en tus manos,
y entre tú y yo, un día sin nada.

Ponme un sello sin remite,
una dirección sin letra,
un vocablo primo que intime con amor.

Como línea discontinua de nuestra distancia,
hoy es un día sin nada, donde la prisa
se despoja de sus pétalos y tú no estabas.


Amén
leer más   
22
5comentarios 129 lecturas versolibre karma: 122

Mi Musa

Cada mañana al abrir mis ojos,
al tedio y al fárrago de lo conocido,
tengo la certeza de mi perdurable pregunta,
ésa que me acompaña en soledad,
la cansina búsqueda
de una constante inalcanzable,
eres mi siempre desconocida camarada,
mi Musa muda y ausente.

Cuando creo verte, escapas a mis sentidos,
si intuyo comprenderte brincas al olvido,
¿qué quieres o esperas de mí?,
muéstrate!!! , enséñame tu semblante,
no me mortifiques con tu dulce llamada,
para marcharte y dejarme con tu compañía.

Exilio que me lleva a la nostalgia,
a seguir palpando para verte,
saboreando para escucharte,
respirar para apercibirme
que estás detrás de mí,
mas por muy rápido que me gire,
en tu espera, nunca te alcanzo.

Hoy me giré y no brincaste, te miré
y me llamaste por todos mis nombres,
hoy tu esencia me has revelado,
me has explicado como mi propia ceguera
era la tuya, que mi angustia
por reconocerte, te ocultaba de mí.

Hoy Musa ya no eres muda ni ausente,
sino mi fiel compañera,
asistente de emociones,
haces que todos mis sentidos exploten,
que lo inexplicable sea natural,
que este manantial fluya cual bálsamo
para sanar todas mis heridas del alma.

Hoy he conocido que la libertad
está en mis palabras, en mis sentidos,
en narrarle al mundo mi lava interna
que lucha, en su desesperación,
por ser incomprendida,
el amor, la pasión, mis intuiciones,
mis locuras y contradicciones,
mi esencia, lo que fuí y dejé de ser,
mi manera de sentir, mis fantasmas
y mi más certera realidad, todo aquello
que soy tengo y abrazo,
gracias a ti mi Musa, Inspiración.

Amén
leer más   
26
8comentarios 84 lecturas versolibre karma: 100

No le busquemos más significados al no

No, una simple palabra de dos letras, que puede llegar a significar mucho o a no significar nada.
No, esa palabra que tenemos desde pequeños todos aprendidos, siempre nos hemos regido por ese vocablo. Pero qué pena que aún haya gente que siga pensando que no es sí.
Que aún haya maltratos por un no, que aún haya víctimas por un no, ese no que el hombre convirtió en sí, ese no que la mujer gritó sin saber que se perdería sin poder huir. Ese no que todo el mundo calla por miedo a lo que pueda ocurrir, ese no, es lo que debemos evitar.
Dejad de inventar más significados hacia el no, no es tan solo negación.
No más no, no más indiferencia, no más desigualdades. La desigualdad no lleva a nada, todo es caos y destrucción, peleas y guerras. Siempre estamos intentando romper esas barreras, vivir en armonía pero si luego llega un animal y decide estar por encima de todo, todo se chafa. No se puede vivir así, no, todos somos iguales, todos. Da igual el sexo, la ideología, la cantidad de dinero que tenga uno u otro todos somos iguales. Así hemos nacido, iguales, todos hemos nacido de una mujer. Una mujer que fue fuerte y valiente, que fue capaz de mantenernos a todos en su vientre. Cuidando a esa criatura durante nueve meses, siendo el escudo y la barrera para que nadie interferirá en su paz y tranquilidad. Es casi inexplicable como el ser que nació de ese vientre es capaz de hacer dado a una mujer o peor aún, a la propia mujer que lo tuvo en su interior.
Tengo un sueño, que la mujer deje de ser esclava de este mundo machista que nos domina y oprime en tantos aspectos y desigualdades. Que los hombres amen a las mujeres sin abusar de ellas, que no haya daños físicos y psicológicos a tantas féminas que se han quedado perdidas y encarceladas en la mente de un machismo opresor.
Ojalá el sueño se hiciera realidad. Ojalá algún día desaparezcan los no.
leer más   
5
sin comentarios 37 lecturas relato karma: 62

Las dunas del recuerdo

Perdido en las dunas del recuerdo,
recomponiendo las piezas
de éste puzzle que la vida
y los errores dan forma,
con la pala de lo imprevisible,
encuentras tesoros con el calor
que da los brazos del niño
que se niega al abandono del olvido.

Me siento en el refugio
de la sonrisa tatuada por instantes,
diapositivas de un pasado bordado
en la camisa de la melancolía,
recuerdos que detienen el tiempo
y ensancha la memoria.

En esta duna de recuerdos,
un niño aun corre por su albedrío virgen,
guiado por la inconsciencia,
por su falta de comprensión
por los vocablos y las promesas.

Recuerdos de piedras con forma de plaza,
de muros hechos para que los sueños
trepen por las enredaderas del presente,
de parques de media luna
con hado en el dolor o la lucha.

En ésta duna de recuerdos
permanece varada la inocencia de una espera,
sostenido por el vidrio de mi mirada,
extendiendo los brazos a la llegada
de una voz que aviva el latido
de la promesa contenida,
del niño que duerme enterrado en el tiempo,
que se despereza ante las dunas de su recuerdo.


Amén
leer más   
24
4comentarios 87 lecturas prosapoetica karma: 86

La vida

Ella es tímida
Y es atrevida
Ella baila
Y también camina
Ella se pinta
y se desvirga
Ella canta
es divertida
Es sonrisa
y mediodía

Ella es así...

Ella es viento
y es aliento
Ella vuela
y también
se estrella
Es primavera
Y austera
Ella es ladera
Y acera
es chismera
Y consejera

Ella es así...

Ella es rosa
Y es hermosa
Es airosa
cariñosa
A momentos avariciosa
Y con vena caprichosa
En instantes bulliciosa
Y en otros tan silenciosa ...

Ella es así...

Ella es dura
lleva armadura
Con su fisura, ella apura
Otras veces es cordura
pinceladas de locura
con momentos de amargura
Y a base de su rasura
es como que ella madura

Ella es así....

"La vida "

@rebktd
leer más   
14
11comentarios 98 lecturas versolibre karma: 85
« anterior12