Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 278, tiempo total: 0.033 segundos rss2

Ojos de un niño de mar

Guarda,
envuelta en el pañuelo,
una peseta como paga de domingo,
ve a adquirir las pipas
en la tienda vieja de la anciana
a la que sisarás galletas despìstadas.

Regresa a la lectura
de los libros de aventuras de Tom Sawyer
y de Huckleberry Finn,
al puzzle inacabado
a resguardo bajo la cama de tus padres,
y al chispazo en una hoguera
sin vanidad y sin prisas.

Recuerda la cruz de ceniza
cuando se manche tu frente de miércoles,
el vestido de almirante
con el que disfrazaste tu primera comunión,
el picor estrenado en el Domingo de Ramos
con un pantalón de felpa,
las mangas dobladas de tu camisa.

No abandones nunca,
entre las cajas destempladas del olvido,
las tardes lluviosas de abril,
ni tampoco los agostos tórridos
hinchados con polvo y con pólvora festiva,
no olvides jamás,
dentro de tu desván de renuncias,
el vapor de las mañanas nubladas de sábado
o el zumbido de la lonja
en la subasta de un noviembre cualquiera.
9
6comentarios 68 lecturas versolibre karma: 92

El pequeño espacio en el que vivíamos

Recuerdos que evocan
el pequeño espacio en el que vivíamos,
tú y yo...
en aquel tiempo en que los días
eran insultantemente cortos
y las noches largas travesías por los bosques
en silencio
y con el corazón peligrosamente lleno.

Nos bastábamos tú y yo
y acaso pequeños antojos de alimentos del alma
que nos hacían, si cabe,
todavía más humanos e indefensos
en las poderosas tinieblas del invierno.

Nos amábamos,
en silencio,
sin más abrigo
que el de nuestros propios cuerpos
bañados en polvo...
exultantes de dicha.

Los sonidos de la noche
eran nuestro único nexo con la realidad
y el azar que nos había llevado hasta allí
era el del tiempo deslizándose
suave y lentamente
a través de nuestra propia historia improvisada.

Todavía siento tu respiración en mi rostro
y veo tu cara desdibujada
por millones de hechos acontecidos después,
tu cara desdibujada
a través del espejo
en el que me he proyectado desde entonces,
tu cara ausente,
perdida entre las sombras de mi propia imaginación,
aunque tus manos,
tus manos las recuerdo aún
y me acarician todavía el alma
y tu voz...
que me susurra cada mañana,
hasta el final de mis días
porque en la noche solamente queda
un silencio redondo y opaco.
leer más   
11
10comentarios 69 lecturas versolibre karma: 102

Lady Shazam

Cuando de nuevo pierdas la cabeza
por saber el nombre
de otra canción que te vuelve loco,

recuerda a aquella mujer
que durante largo tiempo amaste
y que nadie sabía decirte entonces
cómo se llamaba;

la misma
que por fin fue tuya, que su gemido
era tu música en la rutina,
hasta que vino a reclamarla
otro amante, otro
escenario, otra vida.

Pongamos que su nombre
es Lady Shazam,

la que, a veces, de repente
te devuelve la radio
con un golpe de añoranza,
mientras sigues lavando
los platos rotos
de aquellos días.

(Abel Santos // Inédito)
11
9comentarios 144 lecturas versolibre karma: 99

Dueña de tus besos

Tus besos
Llevan mi nombre
Desde el primero
Que te di ...


Si los bautizas
En otros
Seguiran
sabiendo a mí...


"Y en tu boca llevarás, sabor a mí. ."
leer más   
11
6comentarios 95 lecturas versolibre karma: 94

Volver o ....

Lamentado seas y regreses en breves momentos.
Recordando.
Recordándome.
Anhelando nuestros fieles y juntos momentos.
Aquellos cuales tú mismo no querías que se convirtieran en un miserable recuerdo.
Aquellos cuales en mi rostro tú solo querías verlos.
En mi piel.
Y en mis besos.
Qué simple lo tuviste para irte.
Pero tristemente el volver se te hará un eterno regreso.
leer más   
6
2comentarios 51 lecturas prosapoetica karma: 84

Recuerdos

Tuvimos este año recuerdos que serán eternos, que sin duda jamás olvidaremos, hoy es tiempo de partir no más lejos de lo que hoy estamos, sin duda es difícil y triste a la vez, porque nos faltó dejar el orgullo y decirnos más palabras bonitas; mañana tal vez me cueste imaginar un día sin ti, y sin duda será difícil cuando este con otra persona y un recuerdo indunde el momento.
leer más   
4
2comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 63

De Todos Los Destinos En Mi Corazón

¡Echar anclas!, mirad aquella sinfonía en piano
Escuchad a nuestro leal silencio, siendo él
Sientan las sabanas, impregnadas de buen augurio
Contemplad aquello, presagiando querer

¡Mi amada!, contempladme acudiendo al recuerdo
Mermando ideas de olvido con banalidades
Abrigando en mis manos un caudal de momentos
Trayendo tempestades a tus otorgados mares

¡Escuchen todos!, negaos a concebirla Quimera
Aceptad este fragmento de realidad sin mezquindad
Vean lo cierto en la farsa
Aunque hiriente resulte esta contrariedad

¡Señores!, Ostentosos lugares cobijo en este mundo
Un orbe que una vez entregue
¡Mi amada!, te cristianizaste en mi mundo
Un mundo en el que anclas eche
10
2comentarios 71 lecturas versolibre karma: 105

Tiempo y recuerdos

El ayer descubierto en el ahora
en el pequeño enjambre
de recuerdos que tú añoras...

Tiempo detenido en un segundo,
aquel en el que los extremos
tal vez
y sólo quizás, se tocan...

en tu pequeño submundo de historias viejas
tan tuyo y tan nuestro,
tan profundo.... el que nos toca.

Realidad difusa...
espacio no acotado de soñadores.
leer más   
19
18comentarios 130 lecturas versolibre karma: 103

Vete

Aún sigues aquí,
En el recoveco de mis sueños,
Déjame sentir,
Vuelve a hacerme pequeño,
Déjame vivir,
Quiero verte luego,
Déjame ir,
Que yo ya no vuelvo.

Limpia mis paredes,
Destruye mis muros,
Y los que no ceden,
Son los que dudo,
En estos apareces,
Tú y yo desnudos,
Los miro a veces,
Y se me hace un nudo,
No por lo que fue,
Sino por lo que pudo.

Y al final de esta historia,
No queda más que eso,
El adiós a mi memoria,
La libertad del preso,
Lo que llegó a la gloria,
Sin salir ileso,
Un recuerdo que odias,
Una diosa a la que rezo,
Un adiós que obvias,
El deseo de un obseso,
Una triste parodia,
Por un simple beso.

Yo fui escoria,
Por querer en exceso.
leer más   
21
4comentarios 82 lecturas versoclasico karma: 100

Cuando salgo de su casa

después de visitarla otra vez, escojo la calle que peor me va para regresar. Lo hago porque ella siempre sale al balcón para alargar la despedida. Me busca con la paciencia de quien puede abarcarlo todo y cuando, al fin, da con mi silueta en el tapiz de la plaza, alza y mueve despacio su mano, con la misma cadencia que muestran los años pasando ya para los dos, y yo me giro varias veces para imitarla mientras camino, sin detenerme, para no quitarle valor a un nuevo "hasta luego". De todo lo que me da, ésto es lo que recuerdo con más ternura. Bueno, habría que añadir que, una lejana mañana de octubre, dio a luz a mi madre.
leer más   
9
4comentarios 57 lecturas relato karma: 76

Rutina

Como cada día,
claudico en silencio
al caer la noche,
a la rutina
de encender tu rostro
en mis recuerdos...

para alumbrar mis sueños.

mello
leer más   
17
6comentarios 74 lecturas versolibre karma: 89

José

A José, pasa rápido el tiempo, casi un año que partiste y en estos días la fecha de tu cumpleaños...


Duerme plácido y tranquilo
cubierto por tierra de campo.
Tu foto en la cubierta sonriendo,
miles de pájaros trinando.

En el cielo suena la música de tu alma
llevando tu recuerdo a personas
que hablan en su pensamiento en calma
tanta maravilla que en su corazón accionas.

Nunca estarás solo amigo mío
hay tantos que por ti han seguido
tu alegría les ha dado tanto brío
rescatando lo contigo vivido.

En Esperanza duermes para siempre
en la quietud hermosa de los prados
con tu sonrisa bella de noviembre
que nos dejó a todos tu legado.
leer más   
3
sin comentarios 23 lecturas versoclasico karma: 56

Pertenezco a esos días...

Días color naranja,
con aroma a frío,
abrigados por el sol.

Dicha de una inocencia
sin gusto a realidad.

El tiempo hizo de las suyas.
El invierno siempre regresa.

Se siente el frío,
vuelven esos días,
vuelven sin color naranja,
sin calor del sol.
Sólo vuelven esos días...
Y traen frío!
6
2comentarios 48 lecturas prosapoetica karma: 60

Memoria a largo plazo

entre pequeños relatos
armo cada recuerdo
unos arman tu sonrisa
otros dictan tu belleza
sin contar los rebeldes
que siempre están
presente y pendientes
para que no salgas
de mi cabeza
ellos tienen el aroma
y la dulzura con que besas
atesorando un poco
de ti en mi.
leer más   
5
2comentarios 36 lecturas versolibre karma: 73

Hoy soy niña

Hoy doy libertad a mi mente
y oxígeno a mi corazón

Descanso, vacaciones
del enrevesado mundo adulto
y arropada por sueños placenteros
despierto con ojos de niña
donde el mundo rota
alrededor
de juegos infantiles
de pureza en las miradas
de risas generosas
y de algún que otro sollozo
desconsolado

Por un día, soy esa niña
que pinta garabatos de colores
habla con lengua de trapo
corre por los parques
hace travesuras
y cree en los cuentos
hadas y Reyes Magos

Hoy doy libertad a mi mente
y oxígeno a mi corazón
leer más   
7
2comentarios 52 lecturas versolibre karma: 87

Chocolate para Rafael

Exquisito brebaje que me lleva a la infancia
amarga dulzura llena de sabor
compañero fiel de la leche más sana
en tazones repletos de alegría y amor.

Mi madre en las fiestas lo servía sin falta
era el premio más rico, el invitado de honor
el líquido humeante nos llegaba a la boca
y en esos inviernos nos daba calor.

Cada cumpleaños lo compartí con familia
los amigos y la gente de alrededor
y en las noches de pascua que eran tan frias
nos entibiaba el alma con su dulzor.

Por eso a ti que compartiste tu casa
y me llevaste a esos años de tanto sabor
te traigo hoy una mágica taza
de chocolate dulce con gotitas de amor.
leer más   
9
4comentarios 79 lecturas versolibre karma: 100

Sin título...

Su mente,
luchaba
contra su
corazón.

Para ver, si
así, entraba
de una vez
en razón.

Qué este amor
que por él,
sentía.
No iba a
ninguna
parte...

Pero el corazón,
una vez más,
no hizo caso
a la razón.

Y se dejo llevar...

Por sus
sentimientos,
sin saber el precio
de este amor.

Ella, sentía
AMOR, de
verdad.
Para él, solo
era una más,
de su lista de
amores, que
vienen y van...

Y así quedó,
de nuevo,
desilusionado,
decepcionado
y roto, el corazón.

Llorando entre
sus recuerdos...


© Derechos de autor
Isa García
leer más   
4
2comentarios 50 lecturas prosapoetica karma: 57

El lobo

Bajo la luna llena,
el lobo se convirtió en hombre.
Carne moribunda,
desgastada.
Se queda solo,
irremediablemente solo.
Surge de un silencio encantador,
cubierto de un fino rocío.
Susurra, chasquea
y se asienta en el vano oscuro de la puerta,
acechándome.
leer más   
12
4comentarios 91 lecturas versolibre karma: 99

Carta a quien me regaló una historia bonita que contar en un bar:

Con las siguientes líneas no pretendo hacer un acto de victimización, pues ya nos hemos reclamado lo suficiente.

Con las siguientes líneas sólo pretendo hacerme entender que esta será en verdad la última vez que te escribo.

Un repaso a nuestra historia y esta será la última vez.



Una última vez para observar nuestros errores, para reconocer nuestra impaciencia y nuestros actos apresurados.

Una última vez para hacernos conscientes de lo especial que fue cada día juntos y aprender a aceptar el fin de nuestro mundo.

Regalémonos una última vez y dejemos luego todo este juego.



¿Qué buscabas ese día de enero? ¿Qué buscaba yo leyendo tus versos?

Repito estas preguntas como si tuviéramos la verdadera respuesta del propósito de nuestro encuentro

Y a todo esto, cariño ¿Te encontré o me encontraste?

Hagamos como si eso importara por un momento.



Acaso si fui esa hortensia que se cruzó en tu camino

La decisión de cortarme mis raíces

¿La tomaste tú o fui yo?

Al final el que tiene el arma es el culpable ¿No es cierto?



Anduvimos juntos y anduvimos por un camino lleno de aciertos e inciertos

Después de una sola pero larga noche de desvelo.

Anduvimos juntos sin miedo y con el mundo esperándonos con los brazos abiertos

Pero ambos por dentro nos mentíamos y si quería ser sincera, entonces sólo a mí me mentía.



Qué tontería perdernos por extrañar viejos amoríos.

Qué tontería engañarnos al negar esos sentimientos.

Si vamos a hablar de culpables, entonces señalémonos.

Apuntémonos con la extremidad de acusación y llenos de odio alejémonos.



¿Acaso no puedes odiarme? ¿Acaso no puedes regresar y quererme?

Ninguno está para rogar amor, tampoco odio

Lo que sea que sentimos ahora, sólo nos queda reprimirlo

Pues a quién le importa, si algún día todos estaremos muertos.



El tiempo que perdimos, el tiempo que no recuperaremos

Todo ese tiempo ha valido lo que llaman: toda la pena del mundo.

¿También lo sientes así? ¿O son estas mariposas las que no me dejan ver todo lo que es y no?



Acompañada de este líquido negro y rodeada de personas que me escuchan hablar sobre ti

Cosas que no entienden pero que comprenderás perfectamente.

Quiero reírme de la manera tan bonita que llegaste y de la crueldad con la que te fuiste un año después.



Y a todo esto, no me fui porque así lo quise

Sentía poco a poco que en tu corazón no había espacio para todo mi cariño

Ahora, atrévete a negármelo y decir que podía recuperar mi pequeño espacio como ave sin nido.



Sigo hablando sobre nosotros y poco a poco todos se van aburriendo

No me importa porque nadie me conoce, tampoco quiero que lo hagan, pues pocos salen ilesos.

Mi líquido negro ya ha dejado de estar frío, pues llevo sosteniéndolo tanto al igual que mis esperanzas y mis sueños.

Por cierto ¿Recuerdas que te regalé mis esperanzas? ¿Al menos recuerdas que te regalé un poco de mis sueños?



Si vamos a hablar sobre mis sueños, déjame contarte que anoche te vi en uno de ellos

Llorabas mientras yo intentaba calmar tu dolor, pues ya estabas abrigado por otros brazos.

En este mundo, la que llora soy yo y tú no estarás para una noche de consuelo.



Pero que todo esto se quede aquí, advertí que sería la última vez

Y si no cumplí las promesas que alguna vez te hice consciente o no

Al menos esta, pienso cumplirla, pues no nos merecemos un maldito recordatorio que hemos fracasado en el dichoso amor y sus enredos.



Pero también quiero permitirme dejarte un recordatorio para todo el tiempo que no nos veremos.

Un recordatorio que tal vez me agradezcas, pues te ayudará a odiarme sin esfuerzo

Donde sea que estés, este recordatorio te llegará.

A nadie más le importa, pues algún día todos estaremos muertos:



En tu lecho de muerte te acordarás de mí

En tu lecho de agonía, tu cuerpo se estremecerá con mi recuerdo

Y te irás de esta vida con el deseo de haberme odiado, aún queriéndome tanto.
10
2comentarios 75 lecturas versolibre karma: 89

La Añoranza

He advertido cruzar en acechanza
En la hora rezagada, la neblina,
Llevando celebrada por mezquina
Un anhelo intangible: la añoranza.

Ni el corazón perdura no se afianza
En la yema lozana... cristalina...
Y de simpleza gozo mano fina,
Da la suerte vital de la esperanza.

¿Será ese lanzamiento entorpecido
Que amasa el receptáculo o la aurora
el tesoro más lento por pausado

Del hombre que en la tierra es sostenido?
No obstante va en la sombra, cual traidora
esconde corazón esperanzado. -

Amalia Lateano
Seudónimo : Gala Grosso
7
4comentarios 50 lecturas versoclasico karma: 84
« anterior1234514