Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 4, tiempo total: 0.014 segundos rss2

Carta a quien me regaló una historia bonita que contar en un bar:

Con las siguientes líneas no pretendo hacer un acto de victimización, pues ya nos hemos reclamado lo suficiente.

Con las siguientes líneas sólo pretendo hacerme entender que esta será en verdad la última vez que te escribo.

Un repaso a nuestra historia y esta será la última vez.



Una última vez para observar nuestros errores, para reconocer nuestra impaciencia y nuestros actos apresurados.

Una última vez para hacernos conscientes de lo especial que fue cada día juntos y aprender a aceptar el fin de nuestro mundo.

Regalémonos una última vez y dejemos luego todo este juego.



¿Qué buscabas ese día de enero? ¿Qué buscaba yo leyendo tus versos?

Repito estas preguntas como si tuviéramos la verdadera respuesta del propósito de nuestro encuentro

Y a todo esto, cariño ¿Te encontré o me encontraste?

Hagamos como si eso importara por un momento.



Acaso si fui esa hortensia que se cruzó en tu camino

La decisión de cortarme mis raíces

¿La tomaste tú o fui yo?

Al final el que tiene el arma es el culpable ¿No es cierto?



Anduvimos juntos y anduvimos por un camino lleno de aciertos e inciertos

Después de una sola pero larga noche de desvelo.

Anduvimos juntos sin miedo y con el mundo esperándonos con los brazos abiertos

Pero ambos por dentro nos mentíamos y si quería ser sincera, entonces sólo a mí me mentía.



Qué tontería perdernos por extrañar viejos amoríos.

Qué tontería engañarnos al negar esos sentimientos.

Si vamos a hablar de culpables, entonces señalémonos.

Apuntémonos con la extremidad de acusación y llenos de odio alejémonos.



¿Acaso no puedes odiarme? ¿Acaso no puedes regresar y quererme?

Ninguno está para rogar amor, tampoco odio

Lo que sea que sentimos ahora, sólo nos queda reprimirlo

Pues a quién le importa, si algún día todos estaremos muertos.



El tiempo que perdimos, el tiempo que no recuperaremos

Todo ese tiempo ha valido lo que llaman: toda la pena del mundo.

¿También lo sientes así? ¿O son estas mariposas las que no me dejan ver todo lo que es y no?



Acompañada de este líquido negro y rodeada de personas que me escuchan hablar sobre ti

Cosas que no entienden pero que comprenderás perfectamente.

Quiero reírme de la manera tan bonita que llegaste y de la crueldad con la que te fuiste un año después.



Y a todo esto, no me fui porque así lo quise

Sentía poco a poco que en tu corazón no había espacio para todo mi cariño

Ahora, atrévete a negármelo y decir que podía recuperar mi pequeño espacio como ave sin nido.



Sigo hablando sobre nosotros y poco a poco todos se van aburriendo

No me importa porque nadie me conoce, tampoco quiero que lo hagan, pues pocos salen ilesos.

Mi líquido negro ya ha dejado de estar frío, pues llevo sosteniéndolo tanto al igual que mis esperanzas y mis sueños.

Por cierto ¿Recuerdas que te regalé mis esperanzas? ¿Al menos recuerdas que te regalé un poco de mis sueños?



Si vamos a hablar sobre mis sueños, déjame contarte que anoche te vi en uno de ellos

Llorabas mientras yo intentaba calmar tu dolor, pues ya estabas abrigado por otros brazos.

En este mundo, la que llora soy yo y tú no estarás para una noche de consuelo.



Pero que todo esto se quede aquí, advertí que sería la última vez

Y si no cumplí las promesas que alguna vez te hice consciente o no

Al menos esta, pienso cumplirla, pues no nos merecemos un maldito recordatorio que hemos fracasado en el dichoso amor y sus enredos.



Pero también quiero permitirme dejarte un recordatorio para todo el tiempo que no nos veremos.

Un recordatorio que tal vez me agradezcas, pues te ayudará a odiarme sin esfuerzo

Donde sea que estés, este recordatorio te llegará.

A nadie más le importa, pues algún día todos estaremos muertos:



En tu lecho de muerte te acordarás de mí

En tu lecho de agonía, tu cuerpo se estremecerá con mi recuerdo

Y te irás de esta vida con el deseo de haberme odiado, aún queriéndome tanto.
10
2comentarios 70 lecturas versolibre karma: 89

Loss

The sadness knocks to my door,
she comes with her friends.
I forgot pass the letch.

All is full of their colours.
The leaks grown in the walls
of the main room.

Only remembers bit
and the last part of his story
is broadcasted in TV.

He goes away.
Raining days.
Someone with his wing
clean my tears
while I feel a pain in the deepest.

Maybe the weather change next week
and if I see the heaven,
I will see a new star.

The blue season came
when he went away.
I couldn’t tell him goodbye,
I only showed him my smile.

I not remember what
were my last words.
I only know,
I held his hand.

I took care of him
as he was a Christ.
Maybe he never forgot this kindness
and he pass away dressed
with the tender coat
and the cloak of affection
5
sin comentarios 35 lecturas english karma: 78

Sobre eso llamado Depresión

Esa noche los cohetes asustaron a las estrellas

Ya no brillaron para nosotros las muy necias

Mientras tú en algún lugar empezabas a quererme a medias

Y me preguntaba cómo iba a borrar tantas huellas

Si alguna vez me podría olvidar de tus caricias

Si me podría quitar el aroma de tus colonias

Si tal vez algún día preguntando al cielo, regresarías.



Los días pasaban mientras morían las hortensias

El café se enfriaba y desaparecían las coherencias

Poco a poco te esfumabas detrás de esas gardenias

Y no había sido mi miedo quien en mi jardín las dejó colgadas

Dando paso a los miles de dolorosos días de nostalgia

Como si estuviera esperando aquella gran escena

Donde mi cuerpo como el tuyo, también escapara.



Me dijeron una y otra vez que estaba deprimida

Y no era cierto, así yo no me sentía

El enojo en grandes cantidades era lo que me invadía

Y con vino en la cama, no hacía más que ver tu copa vacía

Tu almohada sin un rastro de haber sido usada

La ropa que no pudiste recoger y que lloré mientras la doblaba

Tus libros que ahora son míos porque te da pena dejarme más abandonada.



Y puedo seguir contando cómo es que no puedo despegarme de esta cama

Cómo es que he perdido el interés sobre las cosas que amaba

Mucho antes de caer en cuenta que de ti estaba enamorada

Cómo es que ya no puedo pintar sin que mi pincel recuerde tu mirada

Cómo es que ya no puedo escribir sin que mi pluma evoque tu alma

Cómo es que ya no puedo cantar sin que Adele me haga compañía

Cómo es que ya no puedo bailar sin que mis brazos te busquen en la pista.



Qué pena me va a dar cuando me escuchen con este poema

Pero más pena me da no aceptar que esta Depresión me ahoga

A ti también, a ellos y a nosotras la depresión nos afecta

Nos infecta

Qué fácil resulta decir que ya hablemos y ayuda inmediata solicitemos

Pero para serte sincera, no me alcanza fuerza ni para eso

Perdí lo que más amaba y no me refiero a ese muchacho bonito y poeta.

Me perdí a mí misma.
leer más   
6
sin comentarios 18 lecturas versolibre karma: 73

Senryu (drops from heaven)

From heaven those drops,
tears in the sky of your eyes,
your tender sadness.


@AljndroPoetry
2018-ene-15
leer más   
17
10comentarios 94 lecturas english karma: 113