Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 59, tiempo total: 0.012 segundos rss2

Ensimismamiento

Por qué no escribir de la noche
que nos reúne en torno nuestro.
Por qué no introspectar mis sentidos
y percibir esta inconclusa sinfonía.

En ocasiones conviene ensimismarnos;
sobre todo, cuando la luz se enfoca
en ese pequeño espacio de nadie más,
en que me encuentro conmigo mismo.
leer más   
14
sin comentarios 50 lecturas versolibre karma: 88

Luz

La sonrisa es lo último que debes perder.
Es tu arma.
La calma que desprendes mientras oyes,
cantas,
bailas,
hablas.
La seguridad en ti misma,
cuando nadie daba un duro por ti,
y ahí estabas tú.
Como el viento en Otoño,
repiqueteando las persianas
de una habitación
de cualquier adolescente.
Recordándole que aunque hubiesen vendavales,
tormentas tropicales,
cataclismos
o lluvias torrenciales
el Sol siempre estaba al otro lado de eso.

Y siempre era el que más ileso salía.
Por que el que brilla,
es sencillo,
da luz.
Y eso es lo que tú eres.
Luz.
leer más   
6
sin comentarios 35 lecturas versolibre karma: 80

No soy un viejo

NO SOY UN VIEJO

¿Pero qué le pasa al mundo? Creen que he perdido el juicio y me tratan como a un niño. Fíjate, me dicen que el “pis” se hace dentro del wáter y el “pas” no se unta en los sanitarios. Cuando voy al médico siempre justifica mis dolores con los años y “qué vamos a hacer”, el tiempo no pasa en balde. Si lo único que siento es que las piernas me duelen y por eso no puedo caminar bien. Es verdad que abrocharme los botones de la camisa me resulta imposible. Claro, si se ha puesto de moda hacer los ojales muy estrechos, así es muy difícil. La cremallera del pantalón no la subo hasta arriba porque tiene el cierre demasiado pequeño y cuando me entra una prisa no me da tiempo. Suelo utilizar los zapatos más anchos, ¡cualquiera acierta con el calzador! Me parece que el suelo está más bajo que hace un tiempo atrás.

¡Estoy harto! Continuamente me echan en cara que eso ya lo había dicho. ¡Pues claro! Lo que pasa es que nunca me hacen caso. Yo me acuerdo de las cosas y todo el mundo se empeña en convencerme que es a mí sólo a quien se le olvidan. ¡No hay derecho! Si sabré yo lo que pasa. He perdido vista. Ahora no veo como antes. Las últimas gafas que me compré no me las ajustaron bien. He ido varias veces al oculista y dice que sí, pero no me hace mucho caso, estoy seguro. Así que me cuesta meter las llaves en las cerraduras. A veces, no dejo la tacita del café en el centro del plato y se derrama algo, pero claro no se dan cuenta que las gafas están mal graduadas.

Me molesta que me griten. Me parece una falta de respeto. Encima, cuando lo digo me contestan que no les escucho. ¡Claro que les escucho! Y les da igual. Siempre se tienen que llevar el gato al agua. Si yo estoy en mi mundo, los demás estarán en el suyo, digo yo. La última proposición de mis hijos es que me ponga un sonotone de esos que se ponen en la oreja. ¡Lo que faltaba para parecer un robot distraído, ni de coña! No sé que se piensan. Yo me entero de todo. Ahora me han comprado un pastillero en el que meten toda la medicación de la semana. Dicen que así no se me olvidarán tomar las pastillas. Pero eso sí que es liar la cosa. ¡Si yo lo tenía todo organizado..!

Sé conducir perfectamente y no quisieron renovarme el carné. Pero no fue en la revisión rutinaria de Tráfico, sino mis propios hijos los que impidieron que cogiera el coche. No se fían de mí y creo que fue porque tuve un par de despistes sin importancia. Como si yo fuese la única persona que tiene despistes al volante.

Si les voy a llevar la corriente en todo lo que me recomiendan, tendría que comprarme un bastón, unas muletas o, mejor, un andador de esos que llevan ruedas y silla incorporada y, cuando se cansan de andar, se sientan. El sonotone, un calzador largo para no agacharme. El botón de llamada colgado al pecho para llamar a urgencias, la almohada eléctrica, cambiar el teléfono fijo y poner uno con números grandes y no sé cuantas cosas más. Creen que soy un viejo, ¡por favor!

Están empeñados en que venga una persona a casa para hacerme las tareas domésticas y mientras yo pueda eso no va a suceder. No soy ningún inútil. Las cosas me cuesta hacerlas, pero yo voy a mi ritmo y me apaño. Lo que más me entristece es que me he enterado de que posiblemente, la “única solución” sea entrar en una residencia de ancianos. “Unica solución”, ¿a qué? ¡Lo que me faltaba! Me quieren aparcar en el desguace de abuelos para que de allí me saquen con los pies para adelante. Además, ya me han dicho que mis ahorros deberían tener algún disponente más, por si acaso me pasa algo a mí. ¡Vamos que puedan hacer con mi dinero lo que les dé la gana!

Soy mayor. ¡Claro que soy mayor! Pero, NO SOY UN VIEJO.
10
sin comentarios 151 lecturas relato karma: 99

Lienzo

Y siempre diré
que aunque fuimos como un lienzo,
fuimos más en ese espacio
si despacio se ha extendido.

Que aunque fuimos dos extraños
¡¡más te extraño si te pienso!!
cuando pienso aquellos años
sin haberte conocido.

Y aunque sé que mis pinceles
a remojo te han soñado,
han secado en estas pieles
si a mi lado te han sentido.

Que aun dibuje tus comienzos
con la vista
y mis oídos...

¡¡hay más cuerpo en esta historia!!

si tú pintas mi memoria
entre cinco...

...mis sentidos.

Todos los derechos reservados.
Daniel Díaz ✍
5
1comentarios 42 lecturas versolibre karma: 65

20 anhelos

Dime que se ha marchado la violencia al país de la paz.
Dime que se habla en las plazas y en las mesas.
Dime que se aceptan los errores personales, las disculpas.
Dime que aumentan sin medida los abrazos de verdad.
Dime que los pájaros penetran en las casas.
Dime que las cerraduras ya no tienen sentido.
Dime que los deberes van de la mano de los derechos.
Dime que “por favor” y “gracias” son las palabras de moda.
Dime que en las calles no has encontrado a mendigos.
Dime que todas las religiones han descubierto que no son las verdaderas.
Dime que los políticos ahora contestan con monosílabos: sí o no.
Dime que en los autobuses de línea sólo se sienta quien realmente lo necesita.
Dime que hay tanta responsabilidad que ya no entregan medallas al mérito.
Dime que se ha muerto la desidia, el egoísmo y han desaparecido los espejos.
Dime que se mira más a los ojos que a las pantallas digitales.
Dime que los escolares salen al recreo y se dejan el móvil en clase.
Dime que los ancianos mueren en sus casas y los niños acuden al cementerio.
Dime que sientes las caricias de los árboles y el beso de los vientos.
Dime que respiras la vida cada segundo como el mejor regalo del mundo.
Dime que te amas.
Si no es así, guarda silencio. Estoy ocupado en conseguir que hables.
6
sin comentarios 167 lecturas relato karma: 62

Ni te imaginas

Ni te imaginas cómo me tiemblan las piernas,
imaginando tu aliento creando un camino entre ellas.
Ni te imaginas cómo respiro,
imaginando tu pelo entre mis manos, sudado, rizado.
Ni te imaginas cómo jadea mi mente,
imaginando que tocas todo lo que no me han sabido tocar.
Ni te imaginas mi curiosidad,
imaginando todo lo que creía que no me llegaría a gustar.
Ni te imaginas mis ojos,
imaginando los tuyos, buscándome, con lujuria.
Ni te imaginas mi boca,
imaginando la tuya, sobre cualquier recoveco que exista.
Ni te imaginas mis ganas,
imaginándote a ti,
conmigo,
en mi cama.
leer más   
12
2comentarios 102 lecturas versolibre karma: 74

Soy

Soy de las personas que aman la comunicación. El transmitir y entender. Soy de las que aunque no lo parezca, se esfuerza en cada letra, en cada estrofa. Milimetricamente cuidada. Soy de las que ama ver el Sol salir, y caer. De las que si tapas los ojos y sujetas con fuerza, se deja llevar.
También soy de las que camina sola. Aprendiendo siempre que uno es, no siendo con otro, que más que nada éste complementa, o mejora.
Soy de las que sonríe cuando ve un niño jugar, con entusiasmo o simplemente sonriendo. También soy de las que pasan miedo, no a la soledad, pero si a la incertidumbre de perderse en la comodidad de ella. Por que si algo es cierto, es que siempre he sido mejor sola, hasta el momento.
Soy de las que hablan, y no por ser escuchada, si no por que no me gusta que me manden callar, aún siendo fan del silencio (voluntario).
Soy de las que siempre van a creer en ti, pero solo y cuando tu lo hagas primero. Es muy fácil querer que hagan las cosas por ti.
Soy de las que viajan. De las que cuando se asoman a la ventanilla del avión y miran, sueñan. Soy de las que se van quitando corazas, esas que te hacen crear, para no sufrir, aun sabiendo que siempre es necesario, para crecer,
y creer, o dejar de hacerlo en según qué.
Soy de las que aprenden, para nunca dejarse nada en el camino. Nada que yo quiera saber, porque siempre se me pasa algo.
Soy de las que sueñan, con algo mejor, y no porque sea una ilusa, si no porque creo que todo siempre quede mejorar.
Soy de las que creen en los sueños de los demás, porque la ilusión de cada uno, mueve el mundo.
Soy de las que se han mentido a si mismas, para creer en algo que no es. viviendo en un engaño que no aporta nada. Soy últimamente muy selectiva. Mas que nada para crecer rodeada de lo que si vale la pena.
Soy de las que trasnocha, no sé porque, pero me es más fácil dormir, si se que lo he dejado todo aquí, en el papel, y para esto, me hacen falta horas.
Soy de las que entienden que hay que ser perseverante, y lo soy a ratos, porque me cuesta mucho la constancia, pero algo es algo.
Soy de las que se ponen en tu piel y piensan en como debe ser llevar tus zapatos. porque retomando este principio, me encanta transmitir y entender.
Soy de las que pagaría millones por saber qu piensa todo el mundo, aunque también sé, que muchos acabarían decepcionandome.
Soy de las que prueba, de a las que no les dan miedo los cambios, aunque estos, conlleven perderse.
Soy de las que llora, porque como la lluvia, limpia.
Soy de las que siempre te dirán arriésgate, porque lo he hecho y me ha salido bien, y mal.
Soy de las que luchan, porque siempre me ha parecido que lo fácil no vale la pena.
Soy de las que han roto el corazón, pero aún con miedo, sigo creyendo en el amor, porque jamás me ha defraudado cuando ha activado su maquinaria en mi.
También soy de las que los ha roto, y sigo creyendo que no siempre todo sale bien. Y que a veces duele,
y dueles.
Aún siendo todo lo que soy, a veces creo que no se quien soy. Y esto cada vez me gusta más, porque me dan ganas de seguir improvisando para conocer, de todas las que hay, mi realidad.
leer más   
11
1comentarios 119 lecturas relato karma: 71

Los sentidos

Aletargados como serpientes silbadoras,
Van tomando pequeñas muestras oscuras y
Alquitranadas, claroscuros e imágenes
Supervivientes de estridencias y humo.
Imaginarte es lo único que los mantiene latentes,
Hasta que vuelvas goteando del baño, como
Recién salida de un volcán bajo una noche diluviana…
11
1comentarios 42 lecturas versolibre karma: 79

Mi pequeña maleta

Esa manía, la mía,
de coleccionar detalles de todo tipo; grandes , pequeños,feos y bonitos
y guardarlos en esa, mi pequeña maleta.
Esa que tiene por costumbre acompañarme en todos y cada uno de mis movimientos
y hay veces que es ligera como una pluma y siento que vuelo
y otras, la siento tan pesada que no soy capaz de levantar mis pies del suelo ...
Y 'entonces desearía poder deshacerme de ella al menos, durante un tiempo, pero en el fondo sé, que jamás sería capaz , porque esa maleta es mi esencia
Y aunque a veces escueza y otra muchas duela, siempre se compensa con todos esos otros momentos de placer y felicidad.
Y si siento todo, es porque lo vivo y si lo vivo hay algún motivo, que casi siempre suele ser el mismo, aprender, aprender de cada viaje , trayecto o movimiento y aprender también con el tiempo a ser capaz de soltar lo malo, para poder disfrutar de esos fantásticos momentos de vuelo.

Y al final de cada viaje al abrir esa pequeña maleta,sentir; que ahí está todo lo que verdaderamente mereció la pena vivir .


@rebktd
leer más   
15
8comentarios 103 lecturas prosapoetica karma: 73

Vuelo

Hoy recordé
que ya no te recordaba
y una sonrisa
se dibujó en mi cara
y sentí que volaba
y como si mi pecho estallara
de tanto aire
como le entraba
y bailaba ,
como una loca danzaba
sin que nadie me parara
sentía la música que entraba
a través de mi ventana,
cada nota que sonaba
un pensamiento llevaba;
vi el vacío con su nada
me sentía acelerada,
creo que el miedo me hablaba
al sentir como temblaba,
pero fue un breve momentoi
un corto espacio en el tiempo;
recuperaba mi aliento;
un pálpito suspiraba
un sentimiento emanaba
y ahí,
comenzaba mi vuelo;
en otro cielo
con otro viento
sobre un mundo paralelo...


@rebktd
leer más   
14
4comentarios 72 lecturas versolibre karma: 89

¡Tan compleja!

Se me va la vida y nunca se presentó cabalmente como perfecta. Y es que su calce a veces es tan extraño, sus maneras al decir, su cadencia al volar y esos gestos al seducir...
Jamás la comprendí del todo, cambia el sentido de su lógica tan a menudo que me va dejando atrás cuando pienso que marcho a su paso.
Su trabajo me lo entregó un día en mano y finalmente, son todos deberes a realizar según las horas de un cronograma confuso y antipático. Y es con esos, sus ciclos, que siempre tan atareada me deja, me lleva y me trae, me ausenta y me enfrenta, me regala y me cobra.
Se me va la vida y todavía no termino de conocerla.
leer más   
10
5comentarios 118 lecturas prosapoetica karma: 79

Magia

Ella
Que no hay sombrero que sostenga,
ni truco que ella no se sepa
sin pañuelo que la cubra,
ni urna que la detenga.

Ella
Tan de todos y de nadie,
sensaciones; son del aire

Ella
Mi seísmo y mi volcán
ese incendio junto al mar
y en los ojos un caudal.
a punto de desbordar.

Ella
que es un todo siendo nadie
sensaciones; son del aire .

Ella
libre y bella
que me envuelve y me atropella,
que me eleva y desconcierta

Ella
magia
que se gana o se pierde.
que se siente o no se siente .
leer más   
18
5comentarios 122 lecturas versolibre karma: 74

Pájaro vs. pez

Cuando nací no sabía
si era pájaro o pez,
desconocía que era yo,
no quisieron decir mi nombre.

Me sacó del légamo una mano
en aquel charco del camino.
Hundieron los dedos
dentro del lodo de mis ojos,
me limpiaron la cara, del limo.

Al tirar de mí,
me llevé, en la cola, la pecina.
Dejé de ser pez.
Mis aletas se mezclaron con la arcilla
y ahora son aladas albardillas.

Finalmente silbé
con todas mis fuerzas,
una sonrisa trazó mi boca en pico.
Ahora, vuelo en el agua y nado en el viento.
11
sin comentarios 123 lecturas relato karma: 91

Origen

Del brillo, aprehende un destello,
del dolor, una lágrima perlada,
de la mar, heridas blancas de espuma,
de los senos, manantiales de amor,
de la cara, miel, de la cruz, hiel,
de la moneda, el interés,
de los sueños, tus fantasías,
del azúcar, un terrón de felicidad,
del azar, la gran ilusión,
del gorrión, el vuelo de la libertad,
de la amistad, el rumor de unos pasos,
de la nada, el infinito que te persigue.
11
2comentarios 163 lecturas prosapoetica karma: 71

claro que me escondo...

Claro que me escondo
aunque me desnude fuera
aunque no evite mirada
y sea capaz de retar de frente.
Claro que me escondo
aunque el sol me busque
en el reflejo de tu voz
y la luna se ensombrezca
ante toda mi presencia.
Claro que me escondo
y me quejo
que sediento suspiro
mientras vives
y que me pierdo

casi siempre

sobre pasos
que son mis pasos.
3
sin comentarios 73 lecturas prosapoetica karma: 30

Flor encendida

Flor encendida,
semilla,
en un hálito contenida.
Peregrina,
germen ambulante,
casi divina.
Te disemina un soplo
y se apagan tus estrellas,
pero fluye la vida.
14
2comentarios 138 lecturas prosapoetica karma: 72

Ardiente

ARDIENTE

En tus manos un suspiro,
en tus ojos la mar abierta,
en tus labios cántaros de agua
derramados en el río.

Dormida la playa seca,
inconsciente el desierto,
bajo tus gráciles pies
caminando a cielo abierto.

El murmullo de tus pasos
en la húmeda fronda
perturba mis sentidos
abrazado a tu sombra.

Envuelto en tus abrazos,
dibujado con pinceles,
soy cuadro en tus lienzos
latón fino de oropeles.

Gélida brisa, nívea flor.
Llovizna de otoño presente,
sofoca esta noche el calor
y serena un corazón ardiente.
12
sin comentarios 97 lecturas versolibre karma: 77

¿Sentir o no?

Eterno interrogante
de quien cura con amnesia
el daño que sufrió.
¿Sentir o no?

Caí al fango, aún lo recuerdo.
Marcas de barro son el rastro
de la errata.
Se me clava tu tilde todo el tiempo.
¿Sentir o no?

Soy una zombi sentimental.
El garabato de luna menguante
que pinta tus labios me alela,
y explota mi corazón bajo la blusa.
Mariposas y flores,
serpentinas brincando en el pecho.
Todos me miran y dicen:
«Ahí va otra loca con el amor atado al cuello».
Un collar que lastra el movimiento.
Creo que me ahogo.
¿Sentir o no?

La próxima vez, si es que hay próxima,
me pido un collar dos tallas más grande.

¿Sentir o no?
Sentir, sin duda.
Aunque solo sea porque, para ganar,
hay que apostar primero.
Estoy segura.
Llegará el alba
y los viejos pesares serán legañas
de otros eneros.
13
4comentarios 47 lecturas versolibre karma: 91

Sentir de Luna

Un rumor como de acero
recorre la noche bruna
y el miedo a sentir aflora
en una ciudad de luna.

El rumor hiere mi pecho,
es una herida de flor,
y en sus pétalos desangra
suaves perfiles de amor.

El pecho en sentir se ahoga
pues la flor rompe cadenas
de sentimientos esclavos
que vienen llorando penas.

Y en ese momento justo
en el que el latir se expande,
llega un abrazo de luna,
un sentir ligero y grande.

Entonces las azucenas
se me agitan en la piel
y en mis labios surge el verso
que dibujo en el papel.

Así, en papel, digo al mundo
que no lloro la injusticia
pues el sol llevo en mis ojos
y en el alma su caricia.

Y con luna y sol me alejo,
como el loco hacia la vida,
segando con mi guadaña
toda yerba mal nacida.
leer más   
8
2comentarios 32 lecturas versoclasico karma: 72
« anterior123