Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 68, tiempo total: 0.022 segundos rss2

¿En Que Piensas?

Pienso en tus ojos, en tu mirada;
En tu boca, en tu sonrisa.
Pienso en tu cuerpo, en tu alma, en tu ser.
Pienso en poder ser, en poseer.
En eso pienso.
Y en algunas cosas más…
leer más   
14
12comentarios 84 lecturas prosapoetica karma: 95

Draft

This was me,
after all.
Just a draft.
An attempt on arts,
forgotten by the nightstand.
A delusional moment
of greatness,
Being sketched.



image by Dan Cretu
10
7comentarios 68 lecturas english karma: 86

Visceral

Ya no me sale.
No me sale fingir,
no me sale mentir,
no me sale aceptar.

Me colgué el cartel de
“Cerrado por gastroenteritis en el alma”,
cansada de vomitar tanto vacío,
tanto miedo,
tanta sonrisa mal entendida
y tanta frialdad mal arropada.

No me gusta vivir
en el lado oculto de los sentimientos.

Me puse una piel que encoge con la indiferencia
y ya comienza a apretar(me).
Me descubro y destapo
y me muestro y araño lo que me tapa.

Me gusta ser luz en la tiniebla,
apoyo en el cansancio,
pies en el camino
y dejar que me acompañe quien
sepa y quiera seguir mis pasos.





Hortensia Márquez



Imagen de la película "Eva al desnudo"
30
32comentarios 201 lecturas versolibre karma: 101

Miedo maestro

Éste óleo negro que me invade.
Savia que se petrifica.
Núcleo de fibra transmisora.
Equivalente a la mano
que abraza a la tráquea hasta que los pulmones se desinflan.
Me irradia lo irracional
hasta el deseo mismo del objeto del miedo.
Lo universalmente menospreciado,
que se ciñe firmemente frente al espejo.



imagen de @gabbynathan // @visualatelier8 (instagram)
13
5comentarios 83 lecturas versolibre karma: 99

Te vas alejando

Un nubarron de tristeza abraza mi ser,
me enseñaste lo maravilloso de conocerte,
mi corazón aprendió contigo a querer,
ahora me dejas sin rumbo... a la suerte,
puedo sentir, cómo el viento, de mí,
te aleja, y empiezo en soledad a perecer.

No fui lo que esperabas, me marcho,
pisando de este volcán de sentimientos,
las lágrimas, como la misma lava.

Mi alma quedará muda, porque las palabras
se marchitaron, entumecidas no encontraton
salida, ahogadas reposaron bajo los caudales
de tus desprecios, que lentamente me torturaron.

Y yo insisto, a veces desesperada te busco,
y puedo sentir tanto frío que congela mi corazón,
¿Qué más puedo hacer corazón?
solo darte las gracias por tu paciencia conmigo,
Gracias por tu amor, en mí no merecido,
gracias por lo que fue.
Solo sé que donde vaya, siempre en mí te llevaré.
leer más   
11
12comentarios 115 lecturas prosapoetica karma: 101

La Muerte a un mortal

Porque quieres que yo muera
ser que quiere el infinito
si el instante más bonito
trae sonrisas pasajeras.

Porque quieres ser eterno
perpetuando tu condena
Luego de sufrir tu pena
hay nirvana mas no averno.

No me oculto en el otoño.
Yo te espero aquí en la orilla
de mi isla de reposo
donde el viento trae mejillas
y el ocaso ojos llorosos
del tormento de la vida.

Si me llamas "cruel verdugo"
mi oz es llave de tu celda
liberándote del yugo
del que tu alma es prisionera.

Somos las hojas del árbol
que caerán en el otoño.

Al igual que este papel
Fue una vez parte de un tronco

Somos las olas del mar
que romperán en la orilla.

Al igual en la Pangea
Muchos de ellos no existían

Somos las nubes del cielo
que desvanecerá el viento.

Al igual que el firmamento,
será pasto de lo yermo.

Somos los rayos del sol
que oscurecerá el ocaso.

Ni siquiera su candor
vence al tiempo y a su paso.
leer más   
12
8comentarios 59 lecturas versoclasico karma: 86

Telaraña

Existe una oscuridad parcial que llena cada espacio de la figura terrible que se erige ante mí todas las noches
donde la saliva se me seca al tocar la punta de mi lengua con su dedo.
Todo a mi alrededor se torna estático.
Se sube sobre mí arrastrado su cuerpo en mi cuerpo;
sus uñas se enredan en mi cabello,
me sangra el animo y mis ojos son líquidos;
más allá de la violencia de mi cuerpo, aquello no me deja ver la finitud de mi ser;
está en mis pies, en mis manos;
en mis labios se vuelve seda de telaraña que se entreteje entre piedras;
piedras que se rompen con cada estallido que cae sobre mi naturaleza.
leer más   
3
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 37

Mitocondria

Quizás lo que me aturde es lo que me llena.
No hay manera de sentirse plena.
Últimamente, mis días transcurren de forma extraña y ajenos a mí.
Voy a destiempo.

Pienso.

Escucho piano;
deseo con fervor ser nota o el aleteo de un colibrí.
Pero nunca ser yo misma.
Quiero ser nota pero libre a la vez.
Ese piano no se toca solo,
a menos que mis propios dedos lo toquen.
Para saber tocar tengo que conocer el piano;
estar dispuesta a correr el riesgo de pensar en una nota,
y tocar la tecla equivocada.
A tocar de forma inconsciente,
buscando colores aleatorios y fortuitos, sin lógica.
Sin la lógica enfermiza de los músicos.

No quiero ser música, quiero ser yo.
Ser.
Afuera no sé qué pasa, me enferman.
No quiero saber.

Atrás se escuchan hojas susurrando viento,
y no quiero pensar en otra cosa.
Veo caminos para mí,
con forma de caracol sin caparazón,
sin baba que deje rastro.

¿El rastro es el ego?
¿Acierto a destiempo?
Acierto a destiempo.

No quiero.

Prefiero ser respiración de mitocondria.
Tomo el oxígeno de las notas del piano y el deshecho
me da grises azulados y anaranjados.
Grises.
Los blancos y negros son para los tableros de ajedrez.
Con sus estrategias e inteligencias de azul añil,
de rojo sangre derramada sobre piedra de acero.

Une Ceci
12
9comentarios 99 lecturas prosapoetica karma: 93

Inocuo

Camina discordante el ser inocuo,
se mira en el espejo
y su reflejo confuso
termina por aturdirle.

En su mente la luz es oscura
y la tiniebla es clara;
con escrúpulos contempla
su catarsis desastrosa.

El ser inocuo se ahoga
se enreda
se olvida
se mata.

En luna se convierte temerosa
y mira con detenimiento por la noche
una cúpula de sueños rotos
una cúpula de falsas ilusiones.

Cuando nadie le mira detiene su andar inconstante.
Añora lo que otros tienen,
desprecia lo que otros quieren.
Crea un mundo de fantasía...

Y el ser inocuo finalmente:

Se enreda
se olvida
se ahoga
se mata
con un ramo de sonrisas amargas
mientras espera el momento de su vida.

-Diana
leer más   
6
1comentarios 34 lecturas versolibre karma: 78

#3

Soy la marga blanca en tu muro,
disonante y plausible de alegorías vanas,
el claro brillante en tu inmensidad vacía,
que sucumbe a la eternidad fortuita,
consumiendo una lívida sintonía
que marca paso a la vida misma.

Y soy tu dios, y soy tu siervo.
Soy mas que el agua en el desierto,
cuando mas hace falta el destello
en la noche de las tormentas ufanas,
que vienen con cada tristeza tuya,
distanciadas, de cada promesa rota.

Si pudiera ser algo más,
sería la tierra en que te paras,
seca y cálida a tu paso,
sosteniendo el peso lívido de tu cuerpo
y abriendo los brazos para guardarte,
para ofrecerte el seno interno a tu deceso
haciendo con cada parte tuya, las mías.
leer más   
13
9comentarios 64 lecturas prosapoetica karma: 108

A los seres que empujan

Con un racimo de posible
comencé un desayuno de ganas.
No hay nada más cuerdo
que intentar lo que puede ser.

Me compré una bolsa de primaveras
y adorné este otoño que cubre.
No hay nada más sabio
que las segundas oportunidades.

Si no me ves, no es culpa mía,
es porque no me miras.
Ya no quiero esconder
las palabras bajo la alfombra.

Siempre hay puntos de apoyo
en este camino de incertidumbres.
No todo son piedras y palos.
Seres etéreos y suaves
que te envuelven y elevan
cuando otros tiran de tu pie hacia abajo.

Le regalo a la vida
un puñado de sonrisas,
y una cometa repleta de sueños.
No me visto por los pies
desde que se clavaron al suelo,
hora es ya de despagarlos
y saltar con las botas de siete leguas.

Esto se lo debo a quien me escucha,
a quien me lee y anima,
a quien me enseña y aprende conmigo.
Y también a mí misma,
yo sin mí no soy ni yo ni nada.

Descosí las costuras y
estoy dando nuevas puntadas
a estos abrigos que necesito.
Los atardeceres también son hermosos.

Me levanto por fin,
con un sinfín de cosas por hacer,
con un puñado de sueños,
un conjunto de amigos,
una sonrisa en los ojos
y una mirada nueva en los labios.



Hortensia Márquez



Imagen: de la película "Candilejas" (la gran Candilejas)
18
18comentarios 115 lecturas versolibre karma: 114

Quiero

Quiero que los lances de sol me calienten cada poro de la piel, cada cabello rebelde, cada pespunte en la voz, cada tristeza inerte.

Quiero flotar en motas de luz. En los grados que marca el mercurio, medidos con llamas y frentes pacientes.

Quiero navegar por tardes doradas. Por conjuros del norte y brumas moradas.

Quiero que los pilares del mundo estallen en cientos de prismas. Que pinten la calma entre vino y burbujas.

Quiero caer en sueños en vela. Mitad humanos, mitad quimera.

Quiero.

Caigo.

Quiero.

Vuelo.

Quiero.

Soy.

Luz.

Noche.

Sombra.

Fuego.
leer más   
12
16comentarios 76 lecturas versolibre karma: 109

Adiós - Bienvenida

Frágil y cansada la vida te vas
los años pesaron sobre tu espalda,
no te quieres ir, pero satisfecha y sonriente
con aceptación, entregas la cuenta
y pagas la factura al final...
Nadie el Adiós te quiere dar,,, cuando en
realidad tu alma solo un paso quiso
adelantar,,, al lugar donde se
descansa en paz.
Nadie ha venido a constatar que eso
sea verdad, pero es el lugar donde
todos iremos a parar...
Pero si consciente estoy el día de hoy,
comprendo que el lugar a donde vas
también a mí me espera.
Es el mismo donde reyes y esclavos,
pobres y ricos, poderosos y débiles, nos
tiene un espacio sin haber hecho reserva.
Me autoconsuelo diciéndome a mi mismo,
que un Adiós, el día de hoy te tuve que dar.
Pero ese valle de aguas tranquilas y pacíficas
es ahora tu regazo, quien te abre sus brasos
y te dice:
Bienvenida a este valle de celestial descanso...


Letizia Salceda,,,
leer más   
12
7comentarios 72 lecturas versolibre karma: 98

Me enamoro de las PERSONAS

Me enamoro de las Personas.
Las ideologías empiezan a resultarme
añejas y amorfas.
Son las personas las que me llenan,
con su sentir, su vivir, su transmitir.
Las que me hacen vibrar,
y reflexionar, y pasar horas
escuchando su tiempo,
leyendo su vida,
su alma,
sus sueños.

Me enamoro de las Personas.
Que le buscan una sonrisa
a cada limón.
Que te sacan los colores,
o llenan tu copa medio vacía.
Que te sacian la sed de conocer,
el hambre de descubrir.
Que te abren las ventanas
y te quitan telarañas.

Me enamoro de las Personas.
y sus costumbres, y sus manías,
y su mirada y su risa o su llanto.
Porque revolucionan mi pequeño mundo,
pintan de colores los grises con los que me levanto.
Me aceleran el pulso y me llenan de vida.

Me enamoro de las Personas,
que son Personas,
que huelen a Persona
y que se levantan queriendo ser mejor Persona.



Hortensia Márquez


Imagen: YO siendo persona, jajaja
26
27comentarios 153 lecturas versolibre karma: 105

La ciencia del caos

La creación tuvo eso
a lo que llamamos suerte.
Se mezcló con el destino,
cachitos del astro rey glacial
y estupidez atemporal.

Creó una bomba gaseosa
especulándose a si mismo
su implosión.
Esperó y esperó.
Lo hizo lo suficiente
como para que el nacimiento
fuese milagro y le pusieran
uno y mil nombres
que nunca llegó a entender.

Especificaron leyes
del comportamiento universal,
generalizando lo que nunca
pudo ser matemático.
Generaciones definidas a puñetazos,
amores animales
y venganzas de los mismos.
Vaivenes de la artística razón
con alas de cartón metalizadas
para un halcón de cabeza arenosa.

Y entre estos seres de la existencia
anómala del universo
creamos la ciencia del caos.

Esa que dice,
bueno, que interpreto yo,
que el azar se debe estudiar
desde la distancia.

Así que,
si la distancia se la queda el azar,
sera mejor que nosotros
nos peguemos lo suficiente
como para afianzar
que nuestro amor no es coincidencia.

Nosotros no estamos atados a la ciencia del caos.
Nosotros somos el caos de la ciencia del amor.
leer más   
19
5comentarios 105 lecturas versolibre karma: 112

Estamos bien

Eres una guerrera incansable,
lo vi hace tiempo en tus ojos
y, quizá antes, me lo dijeron ellas:
tus letras indecisas.

Escribías:
El invierno duele, o no.
Y te quedabas tan tranquila,
sonriendo a mis borrones,
intentos fallidos de expresión
alzados en el aire, como un globo
fugado de la mano de un niño.
Igual destino el de tus preguntas:
¿Hace falta
quemarse
para seguir viviendo?

Yo necesito del sur el sol
para respirar.
Si eso te contesta…

No es verdad,
tú no necesitas respuesta,
es evidente que sabes cuál es
el próximo anhelo,
precursor del descontento
que llegará después.

¿Qué más quiero?
¿Qué me dices de carencia
disfrazada de deseo?
¿Qué hay de nuevo en esas gotas
de alborozo que se encargan
de regarnos el verano cada día?

Bien estamos,
cada una a su manera.
Hace poco te expliqué
que me espera un vendaval.
A los ojos el viento. A los ojos la arena.
Y, detrás de eso,
nada queda.
Ya te contaré a qué sabe
el desamparo que elegí sin elegir.

Bien sigamos o sigamos,
al menos.
13
4comentarios 77 lecturas versolibre karma: 97

Finjo ser alguien que no soy

Finjo ser alguien que no soy,
finjo tener algo que no tengo,
finjo escribir en mis versos
con la tinta de mi cuerpo y
con miradas de adiós
que hacen de mí un pañuelo tan ligero
que puede llevárselo el tiempo.
Esconderme tras la máscara que dibujo
con adornos de palabras que me creo.
Confundir la realidad, abrazando la mentira
y sentir que la vida es así
Frágil es la armadura que vestí en su momento,
frágil es el reloj que marca tu tiempo,
frágil es la pluma en mi texto,
frágil es mi voz cuando no intento
ser quien soy.
Palabras tatuadas en mi cuerpo
que escriben de mí una verdad tan frágil,
que me hace seguir fingiendo.
¿Por qué? ¿Por qué hay que fingir en todo momento?
leer más   
22
10comentarios 215 lecturas versolibre karma: 99
« anterior1234