Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 120, tiempo total: 0.011 segundos rss2

Senryu (9)

Con nuestras lágrimas
escribo versos tristes
desde el silencio.
leer más   
9
7comentarios 51 lecturas versoclasico karma: 104

El grito

Grita mi silencio,
afónico,
que el tiempo pase
entre el vendaval de tu pulso,
sin sangre,
y la senectud de mi joven corazón.
Grita mi silencio,
en voz alta,
maldiciones a miedos,
ignotos,
ocultos entre tus sombras,
sin rostro.

Grita mi silencio
al tuyo
que como se encuentren
te deja sin palabras.


Grita
en
silencio.


Grita y hazme bailar
con la dulce nota sin vida
que se derrama por tus ojos
cumpliendo condena.


Grita.
Grítame.
Grítate.
Grita tu piel.
Grita. Ayer.
Hoy. Silencio.
7
2comentarios 17 lecturas versolibre karma: 78

Decidme, dónde pongo este silencio

Vería tus ojos, tus ojos, tus ojos.
Martín Lucía

Tendí las sábanas y las vi
agitarse y elevarse como gaviotas.

Anne Sexton



Porque voy a tener que pediros cobijo
para un silencio,
he venido despojada de palabras.
Solo traigo las esquirlas de las horas
de una noche de vigilia.

Muerdo el ansia con el ansia.
Qué poco sirven los sueños para amainarme
las olas…
Fijaos en mi pecho.
He sembrado dos gazanias a la espera
de sus manos.
Fijaos en mis labios.
Tengo por faro un lunar encendido
para que pueda encontrarme.
Fijaos en mi vientre.
Rumorean mariposas cada vez que veo
su nombre.

Decidme, dónde pongo este silencio;
pero callad, callad que solo puedo
oír su voz.
19
12comentarios 130 lecturas versolibre karma: 91

Silencio, sonido virgen

Que tu perfil, silencio, no se confunda.

Caricia de la memoria,

eco de lo indecible,

espacio de lo no dicho,

estado que precede,

lugar de asombro,

momento de escucha,

poesía sin palabras,

rebeldía del poeta,

sonido duradero.

De tanto silencio que aprendí,
ahora sé callar y aprendo a escribir:

En la montaña
alfombrada de ramas,
sonido virgen.
13
3comentarios 159 lecturas versolibre karma: 99

Mujer ceniza

Fui el silencio de tus labios
la sombra de un amor inacabado
un alma en fuga que se llevó el viento
la tristeza de un adiós inesperado
la contrariedad en tu vida
el palpitar de tu corazón enamorado
la del sueño imposible
la que rozabas con el corazón
llevándola como flor entre tus manos.
leer más   
14
6comentarios 146 lecturas versolibre karma: 78

Maltratada y Ultrajada

Le conocí, me enamoró, me casé ¿Y para qué? Para vivir en absoluto silencio, para vivir con miedo, para estar en el anonimato sin que nadie sepa casi de mi.
Me equivoqué, pensé que iba a ser siempre igual, siempre el mismo chico dulce y amable, el mismo chico que con sus miradas, sus cartas y sus rosas conquistaron mi corazón.
Un día de repente empezó la desconfianza, la vigilancia, la prohibición, los celos, era una agonía, era tener miedo constantemente, era verdaderamente un infierno.
Cambió sus miradas enamoradas por miradas de obsesión, las cartas por insultos y encontré la violencia en lo que antes eran rosas, le entregue mi cuerpo y me lo devolvió golpeado, amoratado, señalado y ultrajado.
Época que ya pasó, pero quedó en mi corazón, en el recuerdo de una mujer marcada, una mujer a la que le costará salir adelante, una mujer que a pesar de todo es fuerte para seguir su camino, pero esta vez con los ojos bien abiertos.

(Este relato está basado en historias reales, algunas mujeres son afortunadas de poder contar sus historias, pero otras por desgracia no tuvieron la oportunidad, que descansen en paz.)

Davinia Mesas Lorenzo
4 de Enero de 2017
La Poesía De La Vida – Artes Literarias –
© Derechos de autor
4
4comentarios 61 lecturas relato karma: 57

Silencios

Silencios que no se ven pero se sienten
los importantes, los que te advierten.
Escucha el silencio del rio al pasar,
sus historias y secretos nunca mienten

Silencios perfectos, átonos, monocordes,
los silencios de las estrellas,
de lo agujeros negros, del universo,
esos son los grandes silencios
rodeados de arcanos.

El silencio de los elementos
del viento moviendo el trigo,
de la lluvia fecundando la tierra,
del sol, de la naturaleza
del tierno amanecer, del mar,
o es que alguna vez los oíste tu hablar.

En el amor hay silencio,
el de las caricias y besos,
el de los recuerdos,
el de dos miradas apasionadas
que en silencio y en secreto,
se aman sin decir nada
Silencios felices, como el silencio
del nacimiento, porque al mundo
venimos en silencio.
Y en la placenta gran misterio,
solo tu y el silencio, la quietud y la calma.
El sueño infinito del feto,
que espera en silencio a romper la barrera.

Silencio en blanco y negro,
triste, tétrico, silencio fugitivo
es el silencio de los muertos
silencio apático y retorcido,
silencio que se mece en mis oídos
silencio voluptuoso, silencio sin sonido.

El último silencio, infinito
el silencio de los silencios
inexorable, midiendo la herrumbre
de la historia, el silencio del tiempo.
Metrónomo fiel a su destino
medida de lo humano y lo divino
silencio absoluto sin principio ni final.
Silencio de la materia
de lo vertical y lo horizontal,
silencio del big-bang y la entropía universal,
Ssshh, Sssshhhh, Sssssshhh, Sssshhhh
el último de los silencios, párate a escuchar.

Camaleontoledo*
leer más   
20
4comentarios 115 lecturas versolibre karma: 80

Silencio

¿No lo oyes?

En la noche cuchichea mientras duermo,
y lo escuchas en las cumbres si no hay viento,
ni del ronco ni del fresco,
o lo silba en el desierto
el polvo denso…

Pero atiende,
que no murmura la corriente
en el río seco,
¿y en el cielo?
en el cielo se deslizan los milanos
si no hay truenos,
y ahora, ni siquiera en el vacío
se oye el eco.

Si no hay fieles en el templo,
no se escuchan ni lamentos.

En los ojos, solo habla el parpadeo,
y la voz de la boca es el aliento
que te dice lo que calla con un beso.

El clamor del fuego
es solo una vela en movimiento,
y el de los anhelos,
son las voces, que en mi cerebro,
turban los pensamientos.

Es un ruido frío e intenso,
de la locura, es el tormento,
es la respuesta al desconocimiento,
y la sola compañía de los muertos.

Escucha atento…
Es el ¡silencio!.
18
9comentarios 104 lecturas versoclasico karma: 90

Miradas que callan, silencios

Silencio.
Tus miradas callan, y mi boca
presa del hechizo de tus labios
es incapaz de oír lo que mi corazón protesta.

Hasta el mismo polvo de las estrellas
en las marcas de la luna crea herrumbre,
y se oxidan hasta las mismas flores
en el invierno del recuerdo y su letargo.

Ojalá y fuere el ave que surca el aire
y la playa del desierto, el oasis
en medio de la montaña; y recorrer
hasta los siete mares de tu cintura.

Silencio.
Suspiro de nuevo bajo el alféizar de la ventana.
Me he vuelto a quedar dormido pensando en ti.
Aunque, tal vez, no estaba tan dormido después de todo.
leer más   
11
sin comentarios 59 lecturas versolibre karma: 84

Tu sombra en silencio

Contemplo a la luz del fuego,
tu perfil dormido,
sombra cimbreante.

En la vigilia de tu éxodo
en pos de una nueva vida
o muerte.

Tu sombra,
compañera de viaje,
también me abandonará.

Con un tizón,
trazo el contorno de tu sombra
que me abrazará
cuando tú no estés,
en silencio.
14
4comentarios 351 lecturas versolibre karma: 78

Salado silencio ahogado

En el mar se hunde
tu grito en voz callada,
silencio en sal;
tu garganta se ahoga
con tu pena en salitre.
No hay sirena o tritón
que sale tu tristeza,
pues sollozante
te llora un mar azul
y un cielo oscuro.


@SolitarioAmnte / xi-17
leer más   
19
21comentarios 124 lecturas versoclasico karma: 101

El Silencio De Mi Habitación

Me encuentro a oscuras en esta habitación,
lugar donde los más escondidos secretos
deambulan por los rincones sin contemplación
y se recrean en mi mente muy dispuestos.

Las rejas de mi ventana
se convierten en pared
dejando la vida muy lejana
y olvidando mi alma en su red.

La puerta permanece cerrada a cal y canto
no me deja salir para curar mi corazón,
me tiene prisionera en este horrible desencanto
y encadenada en mi propio caparazón.

Caí en una profunda desesperación,
era el fin de mi persona,
me di cuenta que el silencio de mi habitación
había acabado por completo con mi vida.

Davinia Mesas Lorenzo
4 de Noviembre de 2017 (Imagen de la web)
La Poesía De La Vida- Artes Literarias -
© Derechos de autor.
leer más   
10
10comentarios 111 lecturas versolibre karma: 91

La Escalera

Hay hojas en las escaleras.
 Van subiendo lentamente los peldaños,
 como pasando siglos enteros,
 con ganas de querer llegar hasta ti.

  Allí, encontrarás el calor y el cobijo
 que desde el principio del mundo se escapó y
 nadie sabe dónde; tal vez, fueran a este cuarto
 donde llenaste las páginas de un libro de sueños.

  El último obstáculo es la puerta,
 siempre cerrada y sin pintar.
 Allí, se van amontonando:
las unas sobre las otras; y sus voces
entonan la canción del silencio.

 En esta escalera interminable,
cuyo primer peldaño, subo; hago un viaje
sereno, claro, luminoso y perfecto;
sabiendo que para abrir la puerta
todos habremos de morir.
leer más   
12
sin comentarios 48 lecturas versolibre karma: 80

Habrá poesía

Mientras haya verano y primavera
sea la luna en el horizonte plata
y brillen en la noche las estrellas
no morirá la poesía, habrá poetas.

Mientras haya rosas rojas
se escuchen los silencios
y amanezca un día nuevo
no morirá el verso, habrá poetas.

Si el viento susurra a la mañana
la sangre corre por mis venas
mientras no se apague el sol
no morirán mis letras, las tuyas,
las suyas o las nuestras, habrá poetas.

Mientras con la poesía
se cincelen las letras
para sacar palabras bellas
y las palabras hagan versos
y los versos rompan cadenas,
habrá poesía, habrá poetas.

Y mientras haya corazones
que sientan emociones
halla odios, amores y penas
habrá poetas.

Camaleontoledo*
leer más   
17
11comentarios 102 lecturas versoclasico karma: 83

A. Paco

A Paco.

El Azul marino, en los océanos profundos.
Azul arriba claro e intenso.

Azules los ojos de seres humanos
que enamoran nada mas verlos.

Azul el horizonte-mi deseo,
de la alborada extremeña.

Azul nuestro planeta.
Azules las pinturas-dibujos del pintor poeta.
Azules de libertad y la palabra.

Azul el verso, azul la lluvia, azul el hielo.

Azul la línea que junta el aire
con el mar.

Azul marino transparente,
de nubes claras y bellas

Paco Merino, tus obras,
azules, bellas, azul.

Llamada del eco
el sonido del silencio
hablan de ti
del más allá.

Pintor. Extremeño, fallecido en Ibiza, año 2.000
A los 52 años.
leer más   
8
sin comentarios 50 lecturas versolibre karma: 75

Chinatown

San Francisco, de North Beach a Chinatown
Día de Acción de Gracias, 1982.

París, de Bellevile a Le President, Chinatown
Año Nuevo del cerdo 2007.

Nueva York, de Brooklyn a Canal St., Chinatown
Julio-Agosto 2016.

Oscura tienda china,
tos seca tras una pantalla de humo,
jaula de madera de patos,
arroz, sacos,
judías,
té,
pescado seco,
soja,
algas secas,
pipas de fumar,
budas,
boles,
sombreros de paja,
ábacos,
pinceles,
barras de tinta,
polvo.

Cielo sin fronteras,
atemporal.

Ancianos chinos recogiendo botellas de plástico
de turistas.
Ancianas chinas arrastrándolas hasta el coche
del joven chino
con tos seca tras una pantalla de humo.

Ojos que no miran,
que ya han visto,
solo observan.

Meditan mientras deambulan
entre sueños y recuerdos,
aquello que fue.

Silencio sereno,
voces anestesiadas por el polvo,
sabiduría ancestral obviada,
olvidada,
rechazada.

La luna mira hacia otro lado.
¿Cuántas vidas y muertes entre medio?
Gemelos opuestos,
ni vida ni muerte,
ni blanco ni negro.

El vacío,
la no existencia,
el no lugar.

Es aquí, hoy.

La mente, el recuerdo.
10
3comentarios 147 lecturas prosapoetica karma: 75

¡Ya se acabó el verano!

¡Ya se acabó el verano!
Dicen los viejos que lo dice el viento,
que tras los montes sopla
esta mañana más limpio y más fresco.

Algunas nubes blancas
de la tormenta de ayer son recuerdo,
alivio del agosto,
y aunque los campos siguen polvorientos
-tan seca está la tierra que ya llueve,
ya vuelve el agua al cielo-
verdea el castañar y brillan negras
las moras que bordean los senderos.

En el prado algunos quitameriendas
púrpura han brotado, y a los insectos
los charcos que aún quedan
sirven de improvisado abrevadero.

Ya se acabó el verano;
la virgen y el santo a la iglesia han vuelto,
terminadas las fiestas.

De sus hijos y nietos, ya extranjeros,
se despide la sierra.

¿Marcharon los jóvenes con el viento?

Bajo el manzano de la vieja escuela
no hay ya niños ni juegos,
ni nadie que recoja
las manzanas del suelo.

Quizá un tractor recorra la ladera
del calvario y en la val suene el eco
del grito del pastor;
o tracen los vencejos
aún sus círculos sobre la plaza.

Sin embargo, bien lo saben los viejos,
ya se acabó el verano...
¡ya comienza el silencio!


Foto: Miguel Ángel García (flic.kr/p/zistmM, CC BY 2.0)
leer más   
25
19comentarios 197 lecturas versoclasico karma: 93

Silencios en ascuas

Me pierdo entre tus besos,
silencio.
Aquellos tan candentes,
eternos.
Penachos de mi alma,
te pierdo.
Entre risas y murmullos,
me alejo.
De ti y de tu persona,
no veo.
Más que cenizas en el polvo,
y muero.
Sin ti y sin tu aliento,
el infierno.
leer más   
4
sin comentarios 39 lecturas prosapoetica karma: 57

En todas las cosas, tú

No puedo recordar
cuántas veces dije tu nombre,
ni las veces que vi tu rostro
en las cosas que me rodeaban.
Pero mi memoria guarda
en todas las células de mi cuerpo,
tu sonido, tu olor, tu sabor,
las sensaciones que me dejaste
y aún tu silencio, que a diario
vacía mi existencia de a pocos,
desde aquella vez que partiste,
para no estar más a mi lado.
Y a pesar, estar siempre presente
en todos mis días.
leer más   
12
4comentarios 81 lecturas versolibre karma: 70

Momentos de Tormenta

Tener justo el tiempo para escribir
ondear en el interior
zarandear los latidos
quemar los miedos.
Hoy el amanecer es gris
no hay olas azules
las nubes las opacan
y se revuelcan enfadadas
en la arena.
Hoy no hay pieles desnudas
a los sueños los espanta el viento
arena y sal calando sin piedad
el lugarcito intimo donde se tejen.
Hoy la boca se seca, se respira con dificultad, hoy llueven tristezas
la mirada se vuelve tormenta.
camina el silencio tan pesado que deja huella.
9
3comentarios 76 lecturas versolibre karma: 81
« anterior123456