Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 166, tiempo total: 0.018 segundos rss2

Siempre elegante

Como Hades emergiendo desde la profundidad de mis entrañas,

el otro día casi te deseo el mal.

Pero lo hice bien,

deseé tu caída amortiguada sobre ese lecho neumático,

del color del que nunca tintaría mi cabello.


Lo hice bien, sí.

Porque estando a finales de verano,

una sabe que no puede pedir primaveras tardías,

y hay un estatus de madurez y maestría que mantener.


Para que no corra la sangre, corre la tinta,

y te escribo sobre fases lunares,

con la esperanza de que entiendas mis cíclicos demonios.


No hallarás nada más puro y veraz,

contenido entre curvas y sensuales aromas.


Porque en ese lugar en el que temo tu orden,

yo desordeno la ropa y silencio los insomnios.
11
5comentarios 62 lecturas versolibre karma: 97

Que está pasando

¿Que está pasando?

¿Que pasa con los sacerdotes obreros que no se levantan?
¿Que pasa con las religiones que no ayudan al hombre?
¿Que pasa con esas voces que siempre gritaron?
¿Que pasa con los católicos que no venden todo y lo siguen?
¿Que pasa con la palabra amor que no se práctica?
¿Que pasa con los valientes que no dan un paso al frente?
¿Que pasa con la justicia que solo dedican horas en entenderla?
¿Que pasa con el dolor y el hambre que cada día tenemos más?
¿Que pasa con la solidaridad y la tolerancia?
¿Que pasa con los silencios tantos silencios que nos abruma?
¿Qué pasa con los que sí creemos en un mundo sin yugos?

¡Tenemos que salir del letargo y

Gritar. Gritar. Gritar...!
leer más   
4
sin comentarios 31 lecturas prosapoetica karma: 60

Conticinio

Llegó la hora del sigilo,
empápate del momento
en que la noche se calla,
de ese instante de silencio.

Es como un soplo muy leve,
un segundo que es eterno
o un infinito tan breve,
es lo que dura un buen sueño.

Las estrellas están mudas,
cuando se detiene el tiempo,
y el reflejo de la luna
es su grito y es su verso.

Quietud sobrecogedora,
unión con el universo,
una íntima melodía
donde reinan...los secretos.
11
4comentarios 58 lecturas versoclasico karma: 109

Silence

¿Y a que le temes?
dejé a un lado los sin sabores que había tenido en el día,
extrañaba el olor a café de las tardes y esa serena brisa de recuerdos.
A mis oídos llegaban las serenatas de la melancolía,
mi otro yo hurgaba entre los pedazos de mi alma y pegaba a golpes las palabras de auxilio que exclamaba mi silencio.
Mis dedos tocaban el desvanecido azul del cielo y despejaba el gris de mis ojos...
Le temía al abandono y fui la primera en marchame.
leer más   
4
2comentarios 71 lecturas relato karma: 50

Verano vivido

VERANO VIVIDO PLATEADO AZUL Y BLANCO. 2010-08-29

I Parte.

Aquella tarde caracolas de mar volaban por el espacio, horas tempranas nos avisan
Al día siguiente el aire sopla de levante, moviendo velas múltiples en el horizonte del agua.
Alto como una torre va Miguelillo por la playa, observa con ojos vidriaos la esperanza
Altanero como una espada y fibroso, camina con pisadas firme sin voz ni palabra
Alguien le dijo al otro lado del océano hay una muralla, llena de enormes piedras
Altas como una torre fuerte y gruesa sin ventana.
Aleteaba con sus manos el loco de madrugada, sus manos giraban alrededor de su cuerpo como un paraguas.
Alas de un pensador lleno de vida sin vida sin esperanza, como el loco de Picasso
Desnudo y orinado mojado hasta los pies descalzo.
Al Dios de los vencidos, un desafío honrado.
Moviendo el Universo plateado.

El viento se cruzaba en mil direcciones limpiando y como un relámpago se iluminaba la calle,
Rostros sin expresiones paseaban sin ruidos
Pisadas huellas indelebles dejaban por el camino
Siempre el aroma de Tánger, en su mente loca de sabiduría pasadas y vivencias comidas
De día volaba el machuelo con sus ojos vidrios, y su plumaje nuevo
Olores a especies de colores tostados y ocres, rostros de bronce iluminados por el Sol

Cuerpos doblados en plata y blanco, y el negro como un regalo desafiando al espacio dorado.
Paredes de tonos azules, nos recuerda a cielos y mares.
Gestos de vida, brillante alegrías cogidos de las manos, energía positiva andando.
Lluvias de verano.

Luz seca abriendo veredas para caminar despacio, dentro del cántaro aguas y aires del pasado, lagrimas desterradas a los océanos.
En la plaza aves y reptiles, el calendario, el reloj, la sombra, se ha parado, Tánger camina lento y despacio.

El profeta andaba y buscaba, su pelo rapta blanco trenzado, cabeza y barba iluminada por el rayo
Sabiduría andando, silueta difuminada, soporte transparente y técnica mixta del pasado y presente
Dejaba una huella de dolor
En el espacio ausente
Entre la palabra la sonrisa y el llanto.

Silencio está cantado el gallo, solo en la alborada, me recuerda a Granada su Albahicin y sus gitanos .

Tornasoles giraban alrededor de su figura y el aire modelaba los árboles quietos
El mendigo lleno de todo y vacío de alimentos, caminaba lento, muy lento
Fuente de saber, universidad callejera con sangre, dolor, y miseria.

La sombra le acompaña y la tristeza es su compañera, truenos apocalípticos destruyen sus sueños, y su libertad se revela, profetas de los desiertos y los mares.
Poner orden en su cabeza, la dejadez, el miedo, golpea sus pies desnudos en las aceras
Es el testigo del milagro de los panes y los peces, y no tiene que comerse, solo sudor y barro a diario le acompaña.
Mañanas sin sombras, acarician sus miserias diarias, vientos de sabores tristes y húmedos en su cabeza,
Profeta de Chaouen
Sol con tormentas
Ser humano abandonado
De dolor y soledades desiertas.

Silencios rotos en estas calles estrechas, la montaña que se toca con las manos y brota de ella el agua, blanca, azul, serena.

La llamada a la oración descalza la conciencia, aunque libres, atados aún tronco florecido con mágicas recetas, creando con el viento caricias en sus manos.

Levitando la tarde ha perfumado sus existencias
Una mano poderosa, les lleva a crear y extasiar, la verdad de una fe llena de esperanzas
Primavera del profeta.

No son candados, ni si quiera son besos ni caricias que nos llegan, son ramas secas vidas enteras, sin fronteras
Tánger dormida y despierta
Media luna iluminada, el verdadero loco de Picasso, viviendo la mañana resucitada
Volveré despacio me sentaré en las puertas y ventanas de Chaouen, en sus silencios me dormiré.
leer más   
4
sin comentarios 26 lecturas relato karma: 48

Pequeño mensajero

Pequeño colibrí
que alegre bates tus alas al viento,
y a la ventana de mis días llegas,
rompiendo mi silencio ceniciento.
Traes color y aromas de romero;
hermoso colibrí
de mágicas plumas iridiscentes,
que mueves dibujando en un patrón
de infinitos deseos envolventes.
Mi alféizar iluminas,
y entrando directo en mis pensamientos
ya eres dueño de todos mis tormentos;
incumplidos deseos
devaluados en tristes gimoteos.
Mi pequeño adivino,
vuela con ellos hacia su destino.
Que si no he aprendido a decir "te quiero",
lo harás tú, mi adorado mensajero.
Y te entregaré el sueño;
tu victoria es mi empeño
que por mi cobardía en ti delego.
Dile por mí... "te quiero"




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/05/06/escribe-tu-relato-de-mayo-ii-la-periodist
21
27comentarios 130 lecturas versoclasico karma: 105

Sus Ganas... Nuestras Ganas

Sabes, sería imposible resistir las ganas de sonreír al saberme ahí, en ti; al saborear ese café caliente con mis labios... endulzados por ti, por tu aroma, tu sabor.

Imposible sería resistir el provocar tu sonrisa en tanto mis labios prueban de ti... saborear ese café después del amar, en la mar, ahí donde las olas sean la música que invite a nuestros cuerpos a sentir e ese vaivén de placer, en esa confusión de sonidos, entre las olas y tu gemir.

Al caer la tarde y el anochecer, todo puede suceder, convertirse en fugitivo, tal vez. Siempre hay que saber que el amor es un riesgo y el riesgo de jugar con fuego no lo es el quemarse, lo es la posibilidad de enamorarse y que hay riesgos, y fuegos, que valen la pena correr, probar, inquietar, mover... incendiar. Que al cruce de las miradas sea imposible ocultar ese fuego de la piel, te quiero recorrer.

Y después, sabrás que no hay necesidad de prestar lo que sin pedir puedes tomar, en tanto yo, en tu oído provoco lo que mis labios habrán de probar, al navegar en tu ser.

Toma mi mano, este encuentro hay que festejar, que los recuerdos permanezcan imborrables y las sonrisas sean esos gestos que nos delaten al andar.

Luis Oscar
raczoblue

5
5comentarios 59 lecturas relato karma: 72

Otro punto de sutura

Le dije al mar que según para qué mensajes, es mejor que la botella que arroje esté llena.


Me quedé mirando un reloj con agujas sin sentido,

rodeada de un cementerio de elefantes sin memoria,

pasando la hoja a un calendario de días inciertos.


La cara oculta del amor es liberar el sufrimiento en defensa propia,

masticar los cristales rotos y descubrir su dulce sabor.


Le puse voz al amor para no acallar la herida,

y me quedé con las letras en las manos.


Te escribí el mar y el cielo con la esperanza de ver una revelación en tus ojos,

pero sólo me vi a la deriva flotando en tu iris airado.

No sé en que marea te perdiste,

ni cuándo se hizo Noviembre y abandonaste mi silencio.


Solo sé que tu inclinación al derribo,

no pudo con mi revolución.
20
16comentarios 124 lecturas versolibre karma: 119

¿Dónde estás que no me encuentro?

Por la ventana de una sala de espera
que acumula ruido y años, huyen mis ojos
y yo voy con ellos.
Salgo a buscarte, dejando atrás el cuerpo,
ese jardín ajado que añora el rocío,
las flores, las ramas, la brisa, los trinos,
las alas, azules y verdes;
pero…
¿Dónde estás que no me encuentro?
Qué ganas de poner un sol
en medio de la noche…

Nadie sabe de esta quietud,
barahúnda que asola mi pecho
y tumba las horas sobre las horas.
Parezco una loca de brazos cruzados
que no necesita camisa de fuerza.
Todo controlado. Tengo yo una maña…

¡Por favor, que alguien calle a ese silencio!
Que solo quiero oír su voz.
21
8comentarios 92 lecturas versolibre karma: 105

Tanka

Muere en la boca
lo que callan los labios.
Eres silencio
ahogado y secreto
Tú, mi niña silente.
23
16comentarios 62 lecturas japonesa karma: 112

La Niebla

Niebla perpetua

ruido intenso

en el silencio

De mis adentros.


Confusion

no tengo noción

del sueño o la vigilia

Dentro de la desidia

y la destrucción.


Percepcion terrible

que suele aturdirme

que se empeña en decirme

que debo rendirme


Que se acabara todo

que no quedara nada

que no tiene sentido

la vida que vivo


que soy un esclavo

que no voy a ningun lado

que una pildora rige

el paso que sigue.


sigo perdido

en el bosque ruidoso

donde nadie habla

y asechan los osos


no habia entendido

que es mejor temer

que peder su sentido

que es peor el frio

que provee este rio.


Que hay belleza y poder

en el calor de correr

y luchar por temer

a todo perder.


Que es mejor que el corazon

salga por tu boca

abrir los ojos atento

sentir la sangre en tu cuerpo.

A perder el sentimiento

hundirte en lo intenso

dejar que te envuelva

y te atrape adentro

donde no importa nada

donde no queda nada

donde da igual estar muerto.
3
sin comentarios 15 lecturas versolibre karma: 32

En silencio

Me gusta probar el silencio
cuando en la habitación te espero
mezclado con los minutos que pasan
me sabe a suspiros y a deseo
desde el momento en que dices
esta tarde nos vemos
hasta que estén esparcidos
tus tacones y vestido por el suelo.

En ocasiones lo pruebo
como aperitivo de silencio
con las ansias de verte de nuevo
y de saber que no puedo.

Me gusta probar el silencio
con los mensajes que envías por teléfono
entonces me sabe a lo que quiero:
mirarte desnuda en la cama
mientras relatas tus proyectos
llenando de gestos la atmósfera húmeda
entre el techo y la sábana.

A menudo me gusta mezclar
en una copa de malos recuerdos
con un pedazo de luna menguada
el silencio con licor de soledad.
Y aunque tenga la advertencia
que produce el cáncer del alma
yo lo tomo para moderar
los dolores que me acechan.

Me gusta probar el silencio
con una porción de paz
así obtengo la fuerza y las armas
para enfrentarme a los miedos
para llegar con calma
al final del sendero
donde me aguarda en silencio
el silencio del final.

mello
leer más   
13
9comentarios 105 lecturas versolibre karma: 86

Amor, amor, amor

Amor

el infinito es
la presencia de tu ausencia en mi
leer más   
10
2comentarios 71 lecturas versolibre karma: 111

Alma fugaz

Saber que a más distancia menos olvido,
hilo de versos náufragos de pasos
lacerando rocas impregnadas de congojas,
sigilos musicales arrullando el nombre
que mi boca reserva al ribete de raíces,
nutriendo vidas como briznas de cielo,
derramando blues cenicientos
de pasado marchito en tierra beata.

Látigo de recuerdos en quejíos mudos
rompiendo la lágrima con acuse de destino,
certeza que mis abrazos se quiebran
en la ausencia de tu alma fugaz,
iluminando éste polizón de sueños .

Aferrado a los pálpitos de tu risa imaginada,
lienzo en el que escribir la esquela
de mi espera, lápida sin nombres,
sin fechas, solo la desolación de éste desierto
labrado en olas, en recipiente de corazón
disecado de ti y el aliento perecedero de hado,
sabiendo que únicamente el silencio nos ata.

Amén
leer más   
24
26comentarios 121 lecturas versolibre karma: 112

De un silencio blanco

De un silencio blanco.

La cercanía del espacio esta sin limite, una brisa mañanera nos invade la mente

y siempre el color es un camino nuevo en el horizonte.

No hay silencios en las texturas, nos regala un poema en el soporte

lleno de sabor a olores tempranos que nos despierta de mañana.

Surcos de arados oxidados y el hierro que fue de una fragua sin tiempo.

En las manos, solo una ausencia presente del pasado

nos llena la vida a golpe de sentimientos amados.
Como un Universo fragmentado lleno de luz profunda.

Como la puerta del noveno, con inciertos códigos en un futuro posible, nos avisa de una llave sin remedio, sin clave, sin fechas.

Partículas cubos de cromáticas visiones geométricas llenas de sombras perfectas, orden en el vacío.

Desordenando, alineando las formas.

En una composición brava y libre.

De belleza cuadriculada.

En este laberinto silencioso.

De un silencio blanco.
leer más   
12
9comentarios 105 lecturas versolibre karma: 101

Reflexión

Tenemos que tener cuidado amigos,
si abrimos nuestros corazones,
algunos personajillos entraran y nos lo destrozara sin más,
no es peligroso,
está protegido con nuestro cuerpo que flota siempre,
pero hay flechas continuas en diferentes direcciones que pueden destruirnos,
no es peligroso,
nada se destruye si no existe.
Somos polvo-aire integrado en el Universo.
Una vez levite en el espacio, lo consiguieron unos amigos
con su mente,
y otra vez una huija , marco en su tablero
que yo era de Marte.
Desde entonces navego en fantasmagóricas naves
de silencios,
intentado encontrar pistas de aterrizajes
donde posarse.
leer más   
10
3comentarios 69 lecturas prosapoetica karma: 100

Hay mañanas de invierno que nunca se olvidan

Hay mañanas de invierno
que nunca se olvidan.
Se escucha su algazara triste
sonando en el viento,
sus voces se posan sobre mi pecho
y son tantas y tan fuertes
que me cuesta respirar.

De ese frío recuerdo un temblor.
Su sombra, cosida a un temblor
y el amor
en posición de defensa
anhelando florecer.

La primavera prometió venir
y llover sobre mi boca.
¿Puedo quedarme callada?
Completamente callada.
Imagina que estoy hibernando,
recogiendo sueños,
dándoles calor…
Como si mi silencio
diera fruto a la belleza.
leer más   
16
10comentarios 118 lecturas versolibre karma: 106

Lo que queda

Tus labios callaron
y entonces habló el silencio,
de aquel corazón que llora
detrás de unos ojos secos.

Pesa ese dolor fugitivo y contenido,
desvestido de infortunios aparentes
y lamiendo en seco sus heridas.

Y así vives,
de cuatro frágiles hilos
que te sostienen.

En un postrero esfuerzo,
tu imaginación vuela
sobre el camino andado y,
maquillando el instante equivocado,
suplicas por las palabras que faltaron.

Deshaciéndote por dentro
intentas recuperar tu pasión por la vida;
esa,
que ya te bebiste.

La música perdió sus notas blancas.
Tan solo se escucha el eco
dentro un pentagrama vacío;
oscuro y negro.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/02/18/escribe-tu-relato-de-febrero-iv-christina
16
9comentarios 96 lecturas versolibre karma: 95

La tierra de las palabras

En la tierra de las palabras,
hay muertes que dan vida
El lenguaje hiere de metáfora a la escritura,
al mismo tiempo la nombra.
Palabras memorables,
violentas, tiernas, cotidianas,
con tonalidades y sutilezas,
con soledad, con amor,
con vértigo, con ruptura,
con calles y recovecos de la ciudad
con sueños y recuerdos,
con enfermedades, con tiempo, con indiferencia.
Y no solo las palabras, sino muchos silencios, los precisos
como aquellos abismos de quietud entre las notas,
entre el laberinto y la salida.
leer más   
4
sin comentarios 39 lecturas versolibre karma: 33

El desafío

Miré ayer el horizonte;
me encontré perdido y amenazado...
de muerte.

Estaba ansioso, desesperado e inerte frente a tu puerta.
Los clavos insanos se me han ido hasta las pupilas,
ya aprendí a controlar los golpes de mi cabeza...
Y de mi cuerpo.

Ahora, estoy solo y parado en el borde;
Ahora estoy solo y quemado por las nubes.
Estoy aprendiendo a estar solo, aprendiendo a caminar solo.

Los tímpanos se me vuelan cada vez que aullo a la luna.
Tus manos vuelven siempre en cada estación y en cada parada de autobús.

Por un momento el ayer se me olvidó

La sed volvió y se desparramo en mi
¿En ti?
¿No lo sientes?
Se que estoy listo para morir;
para dejar ir
¿Y tú?

Vamos tu puedes, abandonemos la puerta y los clavos de ayer,
miremos nuestras manos;
descubramos el horizonte detrás de esa ventana.

¿Quieres saltar?
Adelante. Estaré aquí.
leer más   
7
2comentarios 52 lecturas versolibre karma: 101
« anterior123459