Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 66, tiempo total: 0.014 segundos rss2

Soneto en silencio

En tu gélido silencio fenezco,
en la ausencia de tus tibias palabras,
carencia de tus caricias macabras.
En el silencio también desfallezco.

¡Qué un amor como el tuyo no merezco!
Lo dices y se encabritan las cabras,
y con tu silencio me descalabras.
Un minuto de silencio te ofrezco.

Déjame morir en mudo silencio,
qué ya contigo ni loco me mudo,
ya no me mudo ni la vieja ropa.

La muerte de las palabras presencio,
se destildan con un teclazo rudo,
y mi barca no bufa viento en popa.


@SolitarioAmnte (vi-17)
leer más   
10
12comentarios 50 lecturas versoclasico karma: 97

Necesitando silencio

Un estruendo,
dentro...
Evidentemente que os comprendo: los ostias, la esterilidad,
los salivazos, las puñaladas por la espalda.
...nuestros antepasados hacían lo mismo.
Y jamás fallaban.

Pero yo, un intento de poeta,
manifiesto que la vida es maravillosa,
que la noche y tu piel son majestuosas,
la luz de los libros,
el cd de Bach, los pájaros del parque,
conducir la bicicleta, estar en pijama todo el domingo,
salvar al atún,
destruir las gasolineras,
y, para que figure…
bla bla bla, y con todas mis facultades,
creo que dios debería hallarse en algún lugar.

Se necesita el silencio.

Aunque el silencio está repleto de árboles que murmuran
acunados por el viento, arrullos al despuntar el día.
De veleros lejanos y onomatopeyas de ferrocarriles.
De nombres mitológicos, del goteo del paraguas,
de páginas que se pasan, de saltos sobre charcos,
de moscas, de perros,
de princesas apoyadas en el alfeizar,
de príncipes republicanos.
El silencio es un hundimiento de acuario,
un nubarrón que llora,
un pétalo que se desprende,
una brizna solitaria, una hilera de hormigas,
e incluso algunas veces, un Muisca
escuchando el estómago de la madre tierra.


Canet
leer más   
10
5comentarios 68 lecturas versolibre karma: 81

Perdón, acabo de despertar

Escribe tu número en mi antebrazo
y piérdete entre la gente,
recojo mi cetro que anda vigilando
el espacio entre el guardarropas y la barra.

Dobla la esquina
y justo a la derecha
espera en el callejón,
llego en unos minutos
con polvo de Ángel en la cartera.

Mejor conversemos poco,
continuemos siendo hielo,
si me muerdes o te muerdo
¡que continúe el silencio!.

Un sexo irreverente,
unos magullados
zapatos de Claquet,
otro bosque chamuscado
otros labios sin miel..

Salgo de la calle "Escualo"
dirección al barrio
con los ojos pegados
y la sensación de haber escapado
de un crematorio ebrio.

Los héroes se equivocan,
las heroínas se inyectan,
la cara oculta de lo dictado,
todo o nada.

Las personas de gran Estatus
controlan el gotero,
deciden la frecuencia
con las que nos irán eliminando.

La mayoría de las veces
los seres que escribimos
rumiamos demasiado
nuestra propia desidia.

Nos escondemos, aparentamos,
la mayoría de las veces
es comparable con esos pescadores
que antes de zarpar hilo a hilo
tejen su red de sobrevivir.

Al igual nos hemos convertido
en tejedores de palabras
para gustar o sobrevivir,
olvidando que los golpes
de la vida porta vísceras parlanchinas
y no hace falta ir rebuscando
en sopas de letras.

Disculpen
¿Por dónde iba?,
ah, tengo que poner café.
leer más   
15
5comentarios 76 lecturas versolibre karma: 82

Silencios

¿Cómo podríamos estar despiertos?
Si tu sueño habla de tener que estar muertos.

No es una anécdota que fluya sencillamente en el laberinto de las palabras.
Es un dolor angustiante que sangra por el esfuerzo de querer estar solo vivos.

Pero aquí está tu ataúd esperándote.
Se ha vestido de saco y pompa como si quisiera lucirse en una fiesta que emana dulces aromas de jazmín y rosas.

Tienes hambre y sueño eterno.
No es un vacío angustiante que pueda saciarse simplemente con la lectura de lo que será un buen principio de tu mismo fin.

Simplemente llegaremos a donde tengamos que llegar en su momento exacto.
Esperemos con calma que nos invada el silencio.
Porque ese instante será el mejor regalo en donde no está ya más tu voz.


Poesía
Miguel Adame Vázquez
06/06/2017.
leer más   
12
8comentarios 214 lecturas versolibre karma: 80

Shhhhh Silencio!

Shhhhhh! Silencio! Shhhhhh! Alto! Para!
Calma! Respira! Apacíguate! Calla! y escúchame.
Deja ese constante afán de silenciar mi palabra.
Que pretendes, a caso un silencio mortal ?
O estrepitosamente adueñarte de mis letras
y después para siempre acallarlas ?
Shhhh! Silencio, calla ! Escúchame y marcha.
Saca vuelta a mi mente retírate con tu escarcha
Y anda anda , sigue, sigue tu camino,
sin sonido alguno, callado ,incierto y sin destino .
Que yo nunca te dejaré entrar, nunca !!
No permitiré que me invadas .
Tengo miles de palabras en mi mente
y en mi corazón muy bien resguardadas.
No intentes silenciarlas, jamás ocurrirá , no lo intentes ,
siempre saldrás vencido silencio.
Shhhhh ! vete! que mi pecho hace ruido
siempre que palpita de emoción.
Y por amor, armonioso
late siempre este corazón .
Que estoy casada con la alegría ,
que no ves mi sonrisa ,
no escuchas mis carcajadas?
Shhhh! Calla silencio,escúchame y marcha.
Que yo nunca te dejaré entrar nunca ,
Jamás silenciarás mis letras,
jamás silenciarás mis palabras.

MMM
Malu Mora
leer más   
6
2comentarios 94 lecturas versolibre karma: 59

Más sobre el silencio

Hay una pequeña pista en la voz del silencio; es como si escuchara el batir de unas alas que todavía no aprenden a saltar sobre el vacío.
leer más   
9
4comentarios 58 lecturas prosapoetica karma: 67

Se escucha

Solo se escucha un reloj y el silencio,
solo se escucha el tic tac y un lamento,
se escucha una voz a lo lejos
que parece el susurro de un te quiero.
leer más   
10
2comentarios 52 lecturas versolibre karma: 60

Ecos de un amor

Ecos de un amor

Escucho ecos. Voces lejanas.
Vuelan en el viento, surcan
En el aire como aullidos
De un amor que estremece.

Escucho el corazon agitado
Bamboliante la sangre
Inquieta y encendida
Como el alba y como este amor
Tan fuerte y tan precipitado.

Escucho tu voz., escucho tu aliento
la noche comienza y el fin esta cerca
Tus dulces labios parecen acabar
En ese suspiro final en ese eco mortal
Precioso e imperfecto como este rito...

Escucho tu eco alli agitado
Por ti y por mi piel
Surcando el firmamento
Y ya solo quiero terminar
Junto con tu suplicio...
3
sin comentarios 38 lecturas versolibre karma: 36

055

Tengo tanto silencio...:
silencio en la habitación,
silencio en la estantería,
silencio en el papel en blanco,
silencio en los garabatos,
silencio en los párpados,
silencio en la saliva,
silencio en las entrañas,
silencio en los sentidos,
silencio en la caricia.

Me envuelvo en el silencio durante la noche,
aprendo del silencio, lo elevo
a la categoría de didáctica para la supervivencia.

En silencio despierto,
en silencio
mi despertar de vida.

Se ha cobijado una cría entre mis pechos.
Hay paz en su aliento, tacto invisible de terciopelo.
Tal vez sea un latido entre el ser y el mundo.

Silencio.
14
2comentarios 100 lecturas versolibre karma: 76

Tu voz

Hoy amanecí
así,
queriendo escuchar,
por recordar,
lo apacible de
tú voz
o los tonos patronos
de tú música.
Hoy, otra vez,
con fluidez,
amanecí extraviada.
Y es que el silencio
pendencio
y a veces no me alcanza.
Aún si puedo pintarle afilados dientes
y nombrarme valiente.
Soñé toda la noche cosas extrañas,
telarañas.
Y en cada uno de esos sueños
te buscaba
sin poder vencer
y descansar librada.
Porque dormir
así es carencia,
aunque me envuelva
el calor de mí almohada.
leer más   
14
10comentarios 120 lecturas versolibre karma: 76

Haiku del trueno

Rompe el silencio
el fulgurante rayo
atronador.


@SolitarioAmnte
iv-2017
leer más   
10
3comentarios 48 lecturas versoclasico karma: 71

Guarda silencio y escucha

No quiero guardar silencio y tener que escuchar el horror de este mundo.
Es cruel tener que asomarse por la rendija del infortunio y no poder hacer nada por detenerlo.
No quiero ni pensar que tal vez sí podríamos hacer algo para evitarlo.
Pero hemos olvidado en el recuerdo el amor para arreglarlo.

Alguna vez mis manos fueron lo suficientemente sensibles para hacerlo.
Solo me bastaba con tocar el cántaro roto de las desdichas.
Tomaba todos los pedazos rotos y los vaciaba de la común epidemia de la avaricia.
Nunca me importó el tiempo que se llevará para poder conseguirlo, valía la pena lograrlo.
Uno a uno cada pedazo de horror de los recuerdos marchitos quedaban en mi presente solos.
Sin ningún significado que lograra lastimarme.

Ahora sueño con la buenaventura de las palabras.
Que prometen tener un mejor futuro no solo con vivir una mejor sonrisa.
No puedo ocultar el brillo de mí alegría por cada poesía que estoy seguro romperá las cadenas que nos atan.
Nunca renunciaré al sabor de la esperanza, es como ese jarrón roto que con mucho cariño se repara.

Pronto apartaremos a todos ruidos que solo nos aturden y no permiten que hagamos un alto.
Guardaremos silencio y escucharemos el lamentable horror que envenena hasta morir a este mundo.
No será nada agradable lo que nuestros ojos descubran.
Pero tal vez, solo tal vez, solo así podíamos no renunciar a la última oportunidad que tenemos para cambiarlo.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
12/04/2017.
17
4comentarios 326 lecturas versolibre karma: 58

Bocajarro

Me escucho pensar y es como si alguien más estuviese frente a mi. Presto atención a esa voz; se parece a la mía pero me habla de mi con crudeza y definitivamente yo no lo haría. Lo hice muchas veces, lo recordaría.
Dice pocas cosas que comprendo y comparto, el resto, el resto son locuras que no saldrían de mi boca jamás. Lo dicho, no soy yo. Le sonrío para que se calme y es que si a veces funciona conmigo, debería de ser igual con los demás.
¡Lástima! No lo logro.
Lastima. ¡Que cruel!
Tal vez si subo el volumen de la música... La música aplaca a las fieras, dicen... Que lo digan más alto, ésta no se enteró.
¡Ya basta! No quiero escucharte.
Vasta. No te extiendas.
¡Esa voz, esa voz! La conozco, lo sé. Pero es áspera y me corroe la mirada mientras el frío me corre por la columna vertebral.
¿Qué está diciendo? Yo no soy esa. ¿Quién le dio vela en mi entierro?
Necesito escapar antes que me aviente un bofetón que no sabría como devolver. Eso de poner la otra mejilla no se me da bien casi nunca.
¡Silencio! No lo soporto.

¡Silente, yo!
leer más   
6
2comentarios 111 lecturas prosapoetica karma: 45

Sumud

Sumud conocía la tierra palmo a palmo. Paseaba con un bastón hecho de rama de olivo y una kuffiya alrededor del cuello. A pesar de su ceguera, Sumud sabía que no quería abandonar la tierra de sus antepasados.

No podía ir al colegio y por eso solía sentarse en silencio frente al muro a dibujar una llave sobre la arena, porque los dibujos, al igual que las palabras, significan cosas.

Un día ese silencio le habló.

Sumud se asustó.

—Tranquila, te noto cansada —dijo el silencio.
—Sí —le contestó Sumud—. Estoy cansada de vivir como los mayores, ¡soy una niña!.

El silencio no supo qué decir. Sumud no paraba de rascar el muro con su bastón.

—¿Sabes? —le dijo Sumud—. Me gusta el silencio que hay entre nosotros.

El silencio no contestó. No hacía falta. Cada vez hablaban menos, pero se entendían más. Lentamente, Sumud fue recuperando la sonrisa.

—Oye, ¿qué hay detrás del muro? —preguntó Sumud.
—Lo que tú quieras —respondió el silencio.

Aquella noche Sumud no pudo dormir. Se sentía diferente. Sin saber cómo, se descubrió sombra de llave dibujada por la luna que, silenciosamente, abría el muro de par en par, dejando ver el rostro de Handala.


* Handala: El personaje de un niño refugiado palestino pobre y descalzo que es testigo de la ocupación israelí, se ha convertido en un símbolo de la lucha contra la injusticia.

* Sumud en árabe significa Firmeza, la impenetrable solidez. Sumud es el sentimiento de apego a la tierra, es el espíritu de resistir ante todo. Sumud es también el principio adoptado por el movimiento palestino de liberación nacional de no abandonar la tierra. Sumud es un fondo monetario, establecido en la cumbre árabe de Bagdad de 1978, para desalentar la emigración de palestinos de los territorios ocupados por Israel en 1967. Sumud era el nombre de un campo de refugiados que resistía las políticas israelíes de reducir radicalmente el número de palestinos que viven en Jerusalén y que, en la primavera de 1998, fue arrasado. 75 familias quedaron sin techo.

3
sin comentarios 73 lecturas relato karma: 24

Lo que soy

Soy silencio ,
cuando mis ojos surcan tu cuerpo,
soy silencio,
cuando tu perfume aterciopelado
enardece mi ser, que mudo, grita de placer.

Soy silencio,
cuando el secreto de tu sexo llama,
a las puertas de la carne de mi verbo,
haciendo que el infierno sean,
pequeñas llamas de un incendio.

Soy silencio,
cuando por fin nuestras almas,
se complementan como los versos,
cuando nuestros cuerpos se desbordan,
como Nilo en el desierto.

Soy silencio,
Cuando estás a mi lado y sólo te miro,
y tus labios acarician mis labios
y los gritos de tu cuerpo son mis gritos
y sólo suspiros y sólo silencio y sólo dormimos.

Dedicado a mi amiga y amante CE
leer más   
18
2comentarios 34 lecturas versolibre karma: 60

Extravío

Hoy fui a tocar tu cuerpo
No lo encontré
Mi mano solo aire sintió

No recordaba que ya no vivo
Soy espíritu
Sin saber que lo es
leer más   
10
4comentarios 73 lecturas versolibre karma: 49

La poesía

¿Qué le debe el hombre a la poesía?
Quizás le deba un suspiro
que oculto nace y respira;
quizás palabras que alienten
al hombre y a su desidia.
Habrá movido montañas;
roto murallas y espinas.
Atemorizó a valientes
reforzando al que temía.
Quizás no le deba nada,
o quizás, solo tal vez,
le deba la rebeldía,
el corazón despojado,
la verdad y la mentira.
Palabras rotas que al viento
nos trajeron la alegría;
han sido llanto nacido
de las almas destruidas;
alimentaron al pobre
y a todo aquel que bebía
su fruta llena versos
que manaba en la sequía .
Pregunto, si puedo hacerlo,
¿qué le debe el hombre a la poesía?
Si le sacó de las cárceles;
si le devolvió la vida.
Hizo renovar sus fuerzas
dándole la valentía
para enfrentarse a tiranos
enmascarando herejías.
Quizás no le deba nada
o quizás, sólo tal vez,
todo el amor que respira,
las esperanzas de humano;
la piel de frío aterida;
el corazón hecho piedra
que ni en infierno ardería.
Pero ¿qué nos da un poema?
¿Romanceros?, ¿Elegías?
¿Cantares?, ¿versos?, ¿estrofas?
¿Sonetos, Odas y Liras?
¿Encadenadas palabras
que resuenan, que deliran?
Por preguntarme, pregunto,
¿qué le debe el hombre a la poesía?
Quizás no le deba nada
o tal vez,
tal vez le deba la vida.
leer más   
11
6comentarios 55 lecturas versolibre karma: 51

Tu silencio será una mirada vacía

Cuantas veces evite que te rompieras en mil pedazos.
Nunca me importó tener que quebrar yo mi vida.
Preferí manejar mi dolor, que ver tu herida con un sufrimiento lleno de cicatrices inútiles.
Simplemente te deje mi amor como un sacrifico perfecto.

Nunca debí humillar mis sueños para soportar de ti todos los defectos.
Debí gritar No, cuando solo el Sí, era la única respuesta.
Solo termine siendo un escudo viviente de tus propios afectos.
Un egoísta indolente al no poder dar mi amor con los límites fuertes.

Hoy mis letras trajeron oscuridad a tu vida.
Tal vez fue porque la soledad necesitó de tu compañía.
Tu silencio ahora será una mirada vacía.
Solo seras un rincón roto, porque la deuda contigo se pago con mi partida.


Poesía.
Miguel Adame Vazquez.
27/03/2017.
15
2comentarios 215 lecturas versolibre karma: 60

Voces

Tantos mapas,
y ninguno me lleva a ningún lado.
Es morderse la propia alma
con una insensata voracidad;
es decidir
de todos los ojos,
cuál escalar.

El final del tiempo vendrá marcado
por demasiadas esquinas rotas,
y al mirar atrás
no podrás oír mi voz llamándote,
aunque en tu ventana huela a grito
y en mi cabeza las voces
nunca dejen de callar.

Se me han ahorcado las palabras
colgándose de tus dedos,
y tú ni siquiera las viste saltar.
leer más   
16
6comentarios 45 lecturas versolibre karma: 58

La Verdad.....

Dime si tu, ¡oh bella sirena!, eres sincera:
De tus labios humedecidos resalten deseos marinos,
Vestidos celestiales
Serena melena azulada
Poses cariñosas
espiren en mis ojos como la VERDAD.

Es poesía mi memoria
acabada y ensombrecida

Vivo Hoy
de vivir Mañana
y siempre pasa lo mismo......vivo sin ser nada......
leer más   
6
sin comentarios 48 lecturas versolibre karma: 56
« anterior1234