Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 183, tiempo total: 0.037 segundos rss2

Como Adán

Con el frío en sus rodillas el constructor de rutas
crece hundiendo su calzado,
esparto de sus alpargatas viejas
en el viejo barro.

Oculto en la humedad de su mirada prófuga,
humano fugitivo,
con la sorpresa y el asombro de sentir
el fuego en sus pulmones,
el arte de vivir respirando a puñaladas
la conciencia de pertenecer al aire,
inicia desde el rincón de su desidia
la marcha hacia las nuevas coordenadas
que aún no reconoce.

Avanza al pairo,
sin su brújula,
abandonando entre la noche que se nutre de cigarras
las huellas atrasadas,
despojando de los matorrales de sorderas
las veredas,
las nuevas advertencias de las Lunas,
desoyendo en las estrellas las palabras,
olvidando.

Va sin rumbo.
Eso piensan los que observan sus harapos.

Cuando lo llama la distancia
desaloja los alfanjes y las dagas,
las aleja,
y frecuenta la frecuencia de su lecho,
concierto inocente
de rastrojos arrojados por corrientes
ante las puertas del atardecer del tiempo,
inocuo aspersor inerte de vericuetos sordos,
aspereza del poeta oculto
en la residencia humilde de su pecho.

Haciendo lagos
con las huellas que sus pasos han dejado
hurga en el desenlace de los puentes
y la presencia entre las mantas
de las banderas acalladas,
intuyendo los diluvios enmendados,
confirmando,
desde unos pies escritos,
la sequía abandonada
en el rincón donde hablan los incendios.

Con un pedernal enciende yesca
para iluminar ante el calor de la mañana
el canal donde moran
los secretos y el olvido,
y sin saberlo recauda un manantial de lágrimas,
y esquiva los alfanjes y las dagas;
se las regala al tiempo.
leer más   
13
13comentarios 122 lecturas versolibre karma: 114

Propia rutina

Inútil, el tiempo se avergüenza

murmurando palabras rotas.

Lento y desdeñoso en el tic tac,

que derrumba toda otra compañía,

en la rutina repite su estribillo

misterioso de horas, años y enigmas.

Señor de desmesuras, abandona

toda ausencia e infortunio

en una pura ansiedad vencida.

Inmóvil no brinda otra cosa más que silencio,

un silencio insomne en su propia ruina.
7
1comentarios 27 lecturas prosapoetica karma: 75

Siembra en un lienzo

Siembra con alas en tus pies un remolino
que le haga cosquillas a las piedras,
abriga entre las manos un pincel
que se impregne de acuarelas y de agua,
que cuente cómo descubres los colores
surgiendo desde el sosiego de tus ojos.

Vuela con los dedos calzados de viento,
desprende desde el cielo sin miedo tu plumón,
y cubre lienzos con la voluntad de tus óleos,
y sueña entre los círculos que dibujes
el milagro y el abrigo de tus vidas
y la sorpresa del caos en el orden de las ramas.

Hoy es día para que los hombres callen,
es jornada de jardines, de bancos vacíos,
día para pensamientos nutridos de fuentes
y espejos de silencio brotando de los suelos.

Hoy es jornada para conversar con los paraguas,
pedirles permiso para que nos instruyan
con sus frases revueltas de nubes alteradas
por la voluntad que rebosa en su bautismo.

Callemos y escuchemos.
leer más   
10
8comentarios 70 lecturas versolibre karma: 86

Tarea

He plantado flores de azahar

para abrirte caminos invisibles

por si te pierdes entre lunas

para que siempre quieras regresar.


He dejado de tejer,

de sembrar migas de pan

en forestas aparentes,

porque no he venido a envejecer.


He rehuido el no sentir

aunque duelan las demandas,

viviendo como fuego latente

sin nada que le alcance a herir.


He cargado la roca

moldeando la paz

para que no temas la caída

para que siempre te recoja mi boca.


He inventado melodías

letras en luminosas espirales

manando de fuentes misteriosas,

disfrazando silencios y alegrías.
12
13comentarios 94 lecturas versolibre karma: 107

Gente...

Hay gente allí afuera
gente que camina sin mirarse
que piensa sin hablar, gente...

Gente, caminando junta
y a millones de pensamientos
de distancia…

Gente, como todos
cuando pisamos la acera
y todo olvidamos
para hacernos la carrera
y su rutina…

Gente, que va y vuelve
que no se detienen
que llevan la mente ocupada
y el alma atrapada
muerta de frío
vacía y olvidada…

Por eso cada noche
yo me escapo
para mirar en la oscuridad
donde de día no camino
no veo a nadie
y en silencio
a la acera desolada
yo entonces
esperando que me escuche
le hablo… (Lola)
18
9comentarios 122 lecturas versolibre karma: 124

Constanzamente

Te bailo desnuda
sin siete velos
para tus desvelos.

Por pura piromania
el placer de ver arder
la buena madera de la que estás hecho.

Con ingenua alevosía,
dejándome hacer.

Por amor caníbal
en ágape voraz de carnes
batalla a pequeña muerte.

Desde siempre
hasta el nunca de tu sonrisa.

Leal a mis principios y finales
a todo lugar donde estás tú.

Vehementemente,
siendo el antidios de todas mis entregas
creyentes de ritual de encaje negro
adoración de la piel
y sus accesorios.

Arraigadamente,
para que no exista deseo de fuga
pero sí de regreso.

En la quietud de un no parar
con nudos sostenidos
y graves inflexiones.

A través de los silencios
bajo lluvia de letras
sin paraguas, sin medida.
8
6comentarios 98 lecturas versolibre karma: 98

Concierto de silencio

Canto mis penas en un concierto de silencio.
Golpeo... de la guitarra las cuerdas
que suenan como mi último aliento.
Dejo que las notas me recorran
todo el cuerpo
y me estremezco cuando observo
al público que no tengo delante,
que soy yo, solo soy yo y yo y yo.

No queda nadie.

No quieren escucharme.
Piden que la música se calle
y yo me rebelo,
rasgueo los acordes con fuerza.
De la guitarra las cuerdas,
cuerdas mudas que no suenan
ya.
leer más   
15
14comentarios 132 lecturas versolibre karma: 101

Una caricia

El breve espacio
que te miro a los ojos
una caricia
me sostiene en silencio
abrigando ilusiones.

@Vientosdelalma
leer más   
13
4comentarios 91 lecturas versoclasico karma: 94

El dolor del silencio

Él siempre se va
talando el árbol caído,
arrancando la raíz,
hiriendo la tierra,
que pretende curar
con lágrimas secas
y palabras yermas.

Y tú te quedas
con la soledad ahogándote
y él con su vida en estéreo,
condenándote a guardar silencio,
a buscar un refugio,
e iniciar un encierro,
donde la noche no acaba
y siempre es invierno,
donde los gritos son afónicos
y el corazón, seco.

"Pero el amor duele",
eso nos dijeron,
masoquismo barato,
sumisión y descontento,
disfrazados de romanticismo
y falsos "te quiero".
10
5comentarios 77 lecturas versolibre karma: 95

Lorca Federico

A Lorca:

Una paloma blanca con cuello azul metalizado
revolotea por la Alhambra, buenos días cielo.

Federico, las fuentes de Granada lloran lágrimas de princesa destronada y por el Sacromonte los gitanos bailan entre calderos de bronce y plata, hazaña que solo ellos saben sacar de su alma.

Los pétalos caen de una buganvilla en la
ventana, la bulla a lo lejos se confunde con la alborada
prodigio de la naturaleza
puya acerada.

Después del crepúsculo
la mortífera metralla.

Llenó el horizonte de dolor y olvido
quejidos del alma.

El silencio lapidado la palabra
el creador y la escritura.

Fundirse como injerto en el árbol, por la mañana.
leer más   
13
8comentarios 109 lecturas versolibre karma: 94

Siempre elegante

Como Hades emergiendo desde la profundidad de mis entrañas,

el otro día casi te deseo el mal.

Pero lo hice bien,

deseé tu caída amortiguada sobre ese lecho neumático,

del color del que nunca tintaría mi cabello.


Lo hice bien, sí.

Porque estando a finales de verano,

una sabe que no puede pedir primaveras tardías,

y hay un estatus de madurez y maestría que mantener.


Para que no corra la sangre, corre la tinta,

y te escribo sobre fases lunares,

con la esperanza de que entiendas mis cíclicos demonios.


No hallarás nada más puro y veraz,

contenido entre curvas y sensuales aromas.


Porque en ese lugar en el que temo tu orden,

yo desordeno la ropa y silencio los insomnios.
13
11comentarios 165 lecturas versolibre karma: 97

Que está pasando

¿Que está pasando?

¿Que pasa con los sacerdotes obreros que no se levantan?
¿Que pasa con las religiones que no ayudan al hombre?
¿Que pasa con esas voces que siempre gritaron?
¿Que pasa con los católicos que no venden todo y lo siguen?
¿Que pasa con la palabra amor que no se práctica?
¿Que pasa con los valientes que no dan un paso al frente?
¿Que pasa con la justicia que solo dedican horas en entenderla?
¿Que pasa con el dolor y el hambre que cada día tenemos más?
¿Que pasa con la solidaridad y la tolerancia?
¿Que pasa con los silencios tantos silencios que nos abruma?
¿Qué pasa con los que sí creemos en un mundo sin yugos?

¡Tenemos que salir del letargo y

Gritar. Gritar. Gritar...!
leer más   
4
sin comentarios 59 lecturas prosapoetica karma: 60

Conticinio

Llegó la hora del sigilo,
empápate del momento
en que la noche se calla,
de ese instante de silencio.

Es como un soplo muy leve,
un segundo que es eterno
o un infinito tan breve,
es lo que dura un buen sueño.

Las estrellas están mudas,
cuando se detiene el tiempo,
y el reflejo de la luna
es su grito y es su verso.

Quietud sobrecogedora,
unión con el universo,
una íntima melodía
donde reinan...los secretos.
12
4comentarios 71 lecturas versoclasico karma: 109

Silence

¿Y a que le temes?
dejé a un lado los sin sabores que había tenido en el día,
extrañaba el olor a café de las tardes y esa serena brisa de recuerdos.
A mis oídos llegaban las serenatas de la melancolía,
mi otro yo hurgaba entre los pedazos de mi alma y pegaba a golpes las palabras de auxilio que exclamaba mi silencio.
Mis dedos tocaban el desvanecido azul del cielo y despejaba el gris de mis ojos...
Le temía al abandono y fui la primera en marchame.
leer más   
4
2comentarios 163 lecturas relato karma: 50

Verano vivido

VERANO VIVIDO PLATEADO AZUL Y BLANCO. 2010-08-29

I Parte.

Aquella tarde caracolas de mar volaban por el espacio, horas tempranas nos avisan
Al día siguiente el aire sopla de levante, moviendo velas múltiples en el horizonte del agua.
Alto como una torre va Miguelillo por la playa, observa con ojos vidriaos la esperanza
Altanero como una espada y fibroso, camina con pisadas firme sin voz ni palabra
Alguien le dijo al otro lado del océano hay una muralla, llena de enormes piedras
Altas como una torre fuerte y gruesa sin ventana.
Aleteaba con sus manos el loco de madrugada, sus manos giraban alrededor de su cuerpo como un paraguas.
Alas de un pensador lleno de vida sin vida sin esperanza, como el loco de Picasso
Desnudo y orinado mojado hasta los pies descalzo.
Al Dios de los vencidos, un desafío honrado.
Moviendo el Universo plateado.

El viento se cruzaba en mil direcciones limpiando y como un relámpago se iluminaba la calle,
Rostros sin expresiones paseaban sin ruidos
Pisadas huellas indelebles dejaban por el camino
Siempre el aroma de Tánger, en su mente loca de sabiduría pasadas y vivencias comidas
De día volaba el machuelo con sus ojos vidrios, y su plumaje nuevo
Olores a especies de colores tostados y ocres, rostros de bronce iluminados por el Sol

Cuerpos doblados en plata y blanco, y el negro como un regalo desafiando al espacio dorado.
Paredes de tonos azules, nos recuerda a cielos y mares.
Gestos de vida, brillante alegrías cogidos de las manos, energía positiva andando.
Lluvias de verano.

Luz seca abriendo veredas para caminar despacio, dentro del cántaro aguas y aires del pasado, lagrimas desterradas a los océanos.
En la plaza aves y reptiles, el calendario, el reloj, la sombra, se ha parado, Tánger camina lento y despacio.

El profeta andaba y buscaba, su pelo rapta blanco trenzado, cabeza y barba iluminada por el rayo
Sabiduría andando, silueta difuminada, soporte transparente y técnica mixta del pasado y presente
Dejaba una huella de dolor
En el espacio ausente
Entre la palabra la sonrisa y el llanto.

Silencio está cantado el gallo, solo en la alborada, me recuerda a Granada su Albahicin y sus gitanos .

Tornasoles giraban alrededor de su figura y el aire modelaba los árboles quietos
El mendigo lleno de todo y vacío de alimentos, caminaba lento, muy lento
Fuente de saber, universidad callejera con sangre, dolor, y miseria.

La sombra le acompaña y la tristeza es su compañera, truenos apocalípticos destruyen sus sueños, y su libertad se revela, profetas de los desiertos y los mares.
Poner orden en su cabeza, la dejadez, el miedo, golpea sus pies desnudos en las aceras
Es el testigo del milagro de los panes y los peces, y no tiene que comerse, solo sudor y barro a diario le acompaña.
Mañanas sin sombras, acarician sus miserias diarias, vientos de sabores tristes y húmedos en su cabeza,
Profeta de Chaouen
Sol con tormentas
Ser humano abandonado
De dolor y soledades desiertas.

Silencios rotos en estas calles estrechas, la montaña que se toca con las manos y brota de ella el agua, blanca, azul, serena.

La llamada a la oración descalza la conciencia, aunque libres, atados aún tronco florecido con mágicas recetas, creando con el viento caricias en sus manos.

Levitando la tarde ha perfumado sus existencias
Una mano poderosa, les lleva a crear y extasiar, la verdad de una fe llena de esperanzas
Primavera del profeta.

No son candados, ni si quiera son besos ni caricias que nos llegan, son ramas secas vidas enteras, sin fronteras
Tánger dormida y despierta
Media luna iluminada, el verdadero loco de Picasso, viviendo la mañana resucitada
Volveré despacio me sentaré en las puertas y ventanas de Chaouen, en sus silencios me dormiré.
leer más   
5
sin comentarios 56 lecturas relato karma: 54

Pequeño mensajero

Pequeño colibrí
que alegre bates tus alas al viento,
y a la ventana de mis días llegas,
rompiendo mi silencio ceniciento.
Traes color y aromas de romero;
hermoso colibrí
de mágicas plumas iridiscentes,
que mueves dibujando en un patrón
de infinitos deseos envolventes.
Mi alféizar iluminas,
y entrando directo en mis pensamientos
ya eres dueño de todos mis tormentos;
incumplidos deseos
devaluados en tristes gimoteos.
Mi pequeño adivino,
vuela con ellos hacia su destino.
Que si no he aprendido a decir "te quiero",
lo harás tú, mi adorado mensajero.
Y te entregaré el sueño;
tu victoria es mi empeño
que por mi cobardía en ti delego.
Dile por mí... "te quiero"




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/05/06/escribe-tu-relato-de-mayo-ii-la-periodist
21
27comentarios 147 lecturas versoclasico karma: 105

Sus Ganas... Nuestras Ganas

Sabes, sería imposible resistir las ganas de sonreír al saberme ahí, en ti; al saborear ese café caliente con mis labios... endulzados por ti, por tu aroma, tu sabor.

Imposible sería resistir el provocar tu sonrisa en tanto mis labios prueban de ti... saborear ese café después del amar, en la mar, ahí donde las olas sean la música que invite a nuestros cuerpos a sentir e ese vaivén de placer, en esa confusión de sonidos, entre las olas y tu gemir.

Al caer la tarde y el anochecer, todo puede suceder, convertirse en fugitivo, tal vez. Siempre hay que saber que el amor es un riesgo y el riesgo de jugar con fuego no lo es el quemarse, lo es la posibilidad de enamorarse y que hay riesgos, y fuegos, que valen la pena correr, probar, inquietar, mover... incendiar. Que al cruce de las miradas sea imposible ocultar ese fuego de la piel, te quiero recorrer.

Y después, sabrás que no hay necesidad de prestar lo que sin pedir puedes tomar, en tanto yo, en tu oído provoco lo que mis labios habrán de probar, al navegar en tu ser.

Toma mi mano, este encuentro hay que festejar, que los recuerdos permanezcan imborrables y las sonrisas sean esos gestos que nos delaten al andar.

Luis Oscar
raczoblue

5
5comentarios 86 lecturas relato karma: 72

Otro punto de sutura

Le dije al mar que según para qué mensajes, es mejor que la botella que arroje esté llena.


Me quedé mirando un reloj con agujas sin sentido,

rodeada de un cementerio de elefantes sin memoria,

pasando la hoja a un calendario de días inciertos.


La cara oculta del amor es liberar el sufrimiento en defensa propia,

masticar los cristales rotos y descubrir su dulce sabor.


Le puse voz al amor para no acallar la herida,

y me quedé con las letras en las manos.


Te escribí el mar y el cielo con la esperanza de ver una revelación en tus ojos,

pero sólo me vi a la deriva flotando en tu iris airado.

No sé en que marea te perdiste,

ni cuándo se hizo Noviembre y abandonaste mi silencio.


Solo sé que tu inclinación al derribo,

no pudo con mi revolución.
22
18comentarios 147 lecturas versolibre karma: 119

¿Dónde estás que no me encuentro?

Por la ventana de una sala de espera
que acumula ruido y años, huyen mis ojos
y yo voy con ellos.
Salgo a buscarte, dejando atrás el cuerpo,
ese jardín ajado que añora el rocío,
las flores, las ramas, la brisa, los trinos,
las alas, azules y verdes;
pero…
¿Dónde estás que no me encuentro?
Qué ganas de poner un sol
en medio de la noche…

Nadie sabe de esta quietud,
barahúnda que asola mi pecho
y tumba las horas sobre las horas.
Parezco una loca de brazos cruzados
que no necesita camisa de fuerza.
Todo controlado. Tengo yo una maña…

¡Por favor, que alguien calle a ese silencio!
Que solo quiero oír su voz.
21
8comentarios 101 lecturas versolibre karma: 105

Tanka

Muere en la boca
lo que callan los labios.
Eres silencio
ahogado y secreto
Tú, mi niña silente.
23
16comentarios 116 lecturas japonesa karma: 112
« anterior1234510