Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 101, tiempo total: 0.123 segundos rss2

Gajos de Sol

Extraño mi regreso
al vacío de la arena,
a mi propia alma solitaria
complaciéndome en otoño,
ardo en deseos
de volver a ser el ingeniero
de los caminos efímeros,
de cada uno de los versos
como gajo hijo de Sol
al que arrancar
de su ceguera incierta,
declaración litúrgica
de mis distracciones de horas,
y que cada sílaba
sea aleta caudal de un pez
gobernador de estrechos.
leer más   
13
9comentarios 99 lecturas versolibre karma: 96

... y que gires, mi sol

Y si tengo yo mismo
que ir a hacer girar el sol
y encender el candil
tras cada lucero
de tus tristes noches grises,
que así sea . . .

ya pongo la escalera
para treparme
a la bóveda celeste
y cueste lo que me cueste
he de alumbrar al fin
el quebranto en tu alba oscura
para que al fin
quizás
tras el destello
de una estrella fugaz
tú . . . te fijes en mi.

  . . . y que gires, mi sol.




~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-ago-10
leer más   
15
6comentarios 76 lecturas versolibre karma: 104

En esta cima...

Y en esta cima dispongo
que tú y yo es "nosotros",

que en esta u otra vida
juntaremos nuestros hombros

y que jamás de los jamases...

volveremos a estar solos.
leer más   
12
8comentarios 70 lecturas versolibre karma: 99

Seguirás palpitando

Y cuando se me acaben
mis lunas
mis instantes
mis días bajo el sol . . .

seguirás palpitando
en el centro de mi galaxia
. . . tú

mi estrella
 mi vida
  mi aliento
   mi todo
    mi amor . . .





~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-jul-31
leer más   
15
11comentarios 111 lecturas versolibre karma: 111

Senryu (fuego)

Me brillas sol
y en mi alma una explosión,
fuego de amor.


~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-jul-31
leer más   
16
15comentarios 111 lecturas japonesa karma: 110

• müki (ciervo) •

Asta de ciervo
  coronada de sol;
    bruma azul rosa.



~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-jul-23
leer más   
13
17comentarios 118 lecturas japonesa karma: 97

Un hombre de muy mala memoria

Érase un hombre de tan mala memoria
que cada vez que te miraba
te encontraba:
aún más sabor a café que la vez anterior,
aún más ojos color sol que la vez anterior,
aún más piel resplandeciente que la vez anterior.

Érase un hombre de muy mala memoria
¿o érase una mujer tan bella?
leer más   
7
1comentarios 31 lecturas versolibre karma: 53

El sol de sus ojos

Cerraba el sol de sus ojos
cuando quería soñar,
sabía que sólo bastaba
con cerrarlos y el mundo
de sus sueños se iluminaba.

Lo que no sabía es que cuando
sus ojos cerraba para soñar
se apagaba la luz que a mi mundo
sus dos grandes soles alumbraba,
dejándolo en completa oscuridad.

MMM
Malu Mora
leer más   
20
13comentarios 115 lecturas versolibre karma: 109

Senryu (se deshace)

Se me deshace
el sol en mi interior,
si tú no estás.






~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-jul-13
leer más   
20
24comentarios 142 lecturas japonesa karma: 120

El sol sale para todos

El sol sale para todos. III

Sus manos sus herramientas. 3ª Parte

Un día se enteró de una noticia, muy preocupante y triste José se marchaba de la ciudad, dejaba la tienda donde tanto sintió y sufrió, amó hasta la extenuación total del ser, otra vez la impotencia de la no solución al problema salvaje de sentir y amar.

Volvió a los recuerdos de su niñez, ese maravilloso campo extremeño, que siempre lleva impregnado en su cerebro y piel, salidas de excursión, al salir de clases. Pues en esa finca del terrateniente forastero y la señorita extremeña, heredera del lugar, donde los jornaleros esclavos de Franco, se ganaban el poco pan que llevaban a sus chozos- hogares, al final de la jornada. Había una gran capilla para misa de domingo, un cortijo palacio para los dueños y colegio donde las niñas y niños iban a clases a diario, y los señoritos calmar sus conciencias.

Las niñas y niños como él y sus amigos hicieron la primera comunión allá por el año 56, eso si después de hacer un pacto de honor entre todos, para no delatar al cura, los grandes pecados que tenían todos. Ese recuerdo lo añora y lo valora con plenitud y cariño, pues hubo una fiesta infantil, con comida extra y golosinas. Esa tierra de los valles alineados de los olivos y el magnifico bosque mediterráneo y la vid, cuando los pájaros nidifican en Primavera, y la soledad del tiempo no tiene hora ni edad.

Está sin aliento degollado en la sombra se va su vida y su vivir, ahora será imposible seguir se le cae su alma, no sabe que hacer, un dolor sin calmante, sin solución alguna.

Tiene que aprovechar el tiempo que le queda y acelerar todo, sus ojos a partir de hoy, tienen que hablar más que nunca, con la fuerza de su mente amará sin límite alguno.

El tiempo con una gran tormenta de lluvias y truenos, los rayos le ciegan sus ojos y el agua le hace aun llorar más, solitario, roto, frustrado, destruido, vació, con tanto que dar, se quedará tan solo como un desierto sin agua, sin respirar, sin vida.

Al cruzar la calle, ensimismado, distraído, y casi ciego, un autobús lo arroyó y sus ruedas pasaron doblemente sobre su cuerpo virgen.

Fin.
leer más   
4
sin comentarios 37 lecturas relato karma: 38

El sol sale para todos

El sol sale para todos. I

En aquellos años él estaba desierto, se sentía niño franquista y explotado, era la época del desespero la agonía y los desengaños, siempre cogía con sus manos, las herramientas de trabajo, aunque muy joven tan solo 9 años ya sabía del dolor y la pena, sus angustias y su soledad le acompañaba, estando junto a sus padres y hermanos, pero triste y recogido en sus pensamientos.

Un ser delicado y bello tierno y deseado, asustado, por su sentir desde hace 3 años, el tiempo cuando su mente empezó a sentir sus primeras emociones y felicidades furtivas, escondiéndose, sintiéndose culpable cada día, tan extraño y extranjero se sentía, que sus delirios e imaginación le transportaba, a un paraíso falso y sin ley.

Allá en los campos extremeños donde vivió de niño, el experimentó la sensaciones más bellas, juegos con sus amigos, ese paisaje lleno de olores salvajes, y ese olor a tierra mojada cuando pasaban las tormentas de verano, el tacto de los cuerpos nocturnos, las primeras caricias furtivas los besos, con los primeros escarceo y primarios del sexo.

Su educación fue mermando pues, no tenía tiempo, y el poco tiempo que fue a las clases, fue maltratado por sus profesores y tutores, tenía pánico ir a la escuela, por ese motivo no aprendió nada en las aulas, estaba el verdugo, con su palmeta y frustraciones, para desahogarse con los más débiles e indefensos. La faena le ocupaba la mayoría de las horas del día, su jefe le daba de comer casi a diario en su casa, era su salario y unas cuantas monedas que llevar, como ayuda a la casa de sus pobres padres.

A los 14 años, cuando aprendió a escribir y leer, se leía todo lo que le caía en sus manos, cuentos, libros, periódicos y revistas, aturdido y sin salida, dormía poco y su diversiones nulas, le gustaba la música, el baile, el arte, la poesía, sintiendo gran dolor por todo los que sufrían a su alrededor. Nunca entendió porqué le pasaba eso, era joven y los de su edad se burlaban de él, jamás le animaron los mayores, al revés se oponían a sus sentimientos más profundos y cotidianos, lo ridiculizaban y marginaban, no era como ellos, amaba a los vecinos, los amigos, hombres y mujeres, animales, la naturaleza y sus paisajes.
Como carne apaleada, muchas preguntas sin respuestas, andaba solitario por las calles de su ciudad, volaba con su imaginación a lugares remotos, lleno de luz con su verdad.

Sentía un amor prohibido sin fronteras ni vallas, ni alambradas, sin barrotes de hierros, que le frenara, él es feliz por dentro en secreto, no puede exteriorizar sus sen tires, está desbordado de amor, bellista por fuera y por dentro, entiende ahora esas miradas furtivas, que esos mayores le dedicaban a su paso, comprende todo lo que sucede a su alrededor, pero sigue su tristeza en soledad, se siente único, cree que no hay nadie, nada mas que él, en esta tierra inhóspita que le ha tocado vivir, con guerras, odios y hambrunas.
Sus herramientas sus manos.
Continuará…
El sol sale para todos.
leer más   
4
3comentarios 73 lecturas relato karma: 66

En las cuencas de mis ojos

La ola se refugia
en el centro de la esfera
del olvido,
el sol la contempla
pensativo,
y la engulle como sorbo
de caldo nutritivo...

el mediodía
camina con sus pies de fuego,
hace hervir los charcos
en los surcos
de mi frente;
y el helado vacío
en las cuencas de mis ojos,
añora
los blancos círculos gelatinosos
con sus aceitunas negras,
con los que otrora
observara el mundo
ensanchado
en su algarabía de luz;
cuando era un hombre común,
y las quilmas en mi espalda
cargaban
sus fanegas de esperanza...

hoy,
mis alas
han volado a la búsqueda
del espinazo
de otro Pegaso...

hoy,
mi vida
son los harapos
de un alma vieja,
llama extinguida,
fósil
de un espíritu ancestral...

hoy,
tan solo
la daga herida,
la llaga purulenta
en el centro de la ola,
en el centro de la esencia
del sol
de la inexistencia.



~~~~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-jun-25
leer más   
24
31comentarios 212 lecturas versolibre karma: 96

Que seas siempre Sol

Resbalas en los plagios,

Como Dédalos que engañan

A los alados Ícaros...
Y seguirás resbalando si en tu barrio

No encuentras a algún sabio que te diga

Lo que sabes, o debieras ya saber.

Quizá tú lo has sabido desde siempre:

Que seas liberal y generosa

Como el Sol,

Que a todos se nos da tan libremente;

Tan inocente y blanca, cual la Luna,

Como la Luna, Luna blanca y cálida,

A pesar del rigor de sus cenizas,

Luna gris, macilenta Luna pálida,

Sedienta de su Sol, Sol y más Sol...

Por eso, si es que lees estos versos,

Tú, la mejor, mi más querida Amiga,

No plagies a la Luna,
No mueras cual la Luna que agoniza

Toda la noche en ansia de su Sol.
Amiga, no seas Luna.
Sé siempre un Sol alegre,

Risueña, en Armonía melodiosa,
Amada, nunca odiosa, requerida

De Amor. Y siempre Flor, amada Flor.

Amada cada día,

Amada por ti misma,
Amada por los otros,

Amada por Amor.

Oh, Sol, siempre sé Sol,

No plagies a la Luna,

De noche, y cada día,
Sé alegre melodía,
Sin plagios, Corazón,
Sin máscaras. Sé tú.
Que seas siempre Sol.
4
sin comentarios 25 lecturas versoclasico karma: 47

Gliglicando

Pequeño homenaje al idioma de la Maga.

Era otoño en sus ojos
Soles cediendo
Destellos plateando
Dadesas galendes

¡Cómo alelaba en la cálida
Atruzca morada!

Si en sus párpados de felusa
Asisaba la redana
Cómo deseaba su gabanelo

¡Ya quisiera ser horliusaza
Y arribar su puerinonio!

Era otoño en la medaba
Soles cediendo
Destellos fulgentes
Dadesas galendes


@Natodg
¡Gracias Cortázar!
leer más   
15
3comentarios 90 lecturas versolibre karma: 95

Líquido, sólido, gaseoso

Fluyo como agua,
por entre los surcos del papel.
Me deslizo cual gota que resbala.
Si me abraso, me evaporo.
Si me niega, me congelo.
(Líquido)

Como roca firme.
Me posiciono en tierra,
me agarro,
me arraigo.
Me sitúo frente al mundo,
como megalito fuerte,
pero con fondo blando
(Sólido)

Etérea.
Vaporosa y suave.
Me deslizo cual nube
por entre los mundos que habitamos.
Por entre tus ciertos y mis aciertos.
Mis dudas y tus dedos.
(Gaseoso)

Fluiré como líquido, por entre los sólidos recuerdo, mientras burbujas de amor invaden nuestro espacio.
17
19comentarios 135 lecturas versolibre karma: 92

Oración

Mi rezo es un rosario de besos
diseminados en lo oscuro de la noche.
Oración ferviente de mi corazón
que palpita en la fe de tu bienestar.

Rito inquebrantable que ha construido
un hilo de caricias de mis labios en el cielo
destinados a rozar tu boca suavemente
y darte la vida de mi aliento.

Hilo inmenso que nos une
bordado entre nubes y estrellas
8
6comentarios 71 lecturas versolibre karma: 102

Vuelve

¿Cuándo volverás?
hilando versos en esta espera,
por verte, mi alma se desespera,
tengo tantos deseos
que tomes mi mano,
y camines de nuevo a mi vera.

Miro tu fotografía,
y mi alma se conmueve,
recuerdos que van y vienen,
de tí, alma bella, noble y buena,
que llevas en tus brazos el abrazo
de seda, que calma mi tristeza,
y mucho me consuela.

Estremecido mi espíritu,
en las noches te sueña,
mi mente aturdida,
te busca entre la niebla,
mis pupilas desgastadas,
te buscan,
en la luz de cada estrella.

Me sonríe la luna nueva,
menguando mi tristeza,
quiero imaginar
que tu dulce mirada,
sus rayos atraviesa.

¿Qué será de tu ausencia?
Quiero sentirte de nuevo,
que vuelvas a mí, como en aquel
viejo abril,
cuando en medio de mis tormentas,
a tí te conocí,
cuando mi noche amaneció,
y eras tú mi sol.

A tí mi sol...
leer más   
20
6comentarios 98 lecturas prosapoetica karma: 89

Cuestión de género

Donde él es y será Luna,
donde ella es y será Sol,
agitados en la taza del tiempo,
con la cuchara de la consciencia,
en círculos infinitos hasta que lo uno sea lo otro,
eternamente llevados por la inherencia.

¿Y tú?
¿Eres hombre, o mujer?
Mírate al espejo y observa lo que ves.
Eres ambos y ninguno,
pero sigues aferrado a tu heredada dualidad.
leer más   
4
1comentarios 31 lecturas prosapoetica karma: 60

Haikus

Haikus .

Solo camino
de noche a oscura
detrás sin mirar.

Pasan los días
viviendo la vida
en casa solo.

De no estar tú
la primavera sigue
sin descanso yo.

Nace el aire
en casa en silencio
suena y silva.

Vibra la brisa
hoja húmeda
de sal yodada.

Mayo florido
vereda de soleada
primavera sal.
leer más   
9
4comentarios 91 lecturas versolibre karma: 91

Haiku 2

Iluminadas
por una explosión de
continuo: el Sol.


@ChaneGarcia
...
leer más   
11
sin comentarios 66 lecturas japonesa karma: 89
« anterior123456