Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 333, tiempo total: 0.007 segundos rss2

Tristeza en Mi mayor

Estoy aquí, triste...triste de ti, de mi, de nosotros.
Estoy buscando tus ojos, tu amor, tu mirada triste y ausente.
Te busco en lugares concurridos, en los sitios donde acostumbras llorar y enla plaza donde dejaste un día abandonada tu tristeza.

Estoy aquí, triste, buscando tus ojos, tu amor, tu tristeza de mi, de ti, de nosotros.
Estoy aquí, tú eres la que me falta.
Mirándome de cerca podrías decirlo todo con un beso.
Mirándome de lejos sólo podrías matarme.

Pero yoestoy aquí, triste de tu boca, de mi boca y de ti.
A donde llevasté mi corazón herido de tu nombre?
A la noche que enmarca mi tristeza?
Al aire que me evita y pide espacio?
El abandono mío cerco mi tristeza y tu, la que yo amo, no está aquí.

Pero yo estoy aquí, sin ti, triste...triste de tus ojos, de tu pelo, de tu cintura y de mis brazos que extrañan tu vida.
Pero cuando tu estés triste, dolorosamente triste, aprende a llorar y busca mi boca.
leer más   
11
2comentarios 66 lecturas versolibre karma: 124

Soledad

Buenos días, soledad
sigues aquí
rebanando espacios
labrando sueños
que no se harán realidad.

Entras despacio
y te mueves al ritmo
de mi melancolía
cruzas caminos
evocas recuerdos
que no volverán.

Bailas pegada a mis sufrimientos
quemas la sal
atando imágenes
del bien y del mal.

Buenos días, soledad
será otra jornada
a merced de tu voluntad.

Seguiré viviendo bajo tu sombra
invocando el milagro
de aquella mañana
en que no despertarás.


--------

Fragmento de
CLARA ~ Cuentos & Poemas
10
8comentarios 63 lecturas versolibre karma: 128

La cita

Voy al encuentro de tus besos,
pero como siempre,
eres impuntual.

Llegas vestida de primavera,
y me imagino desprendiendo de ti
cada flor.

Que bello tú aroma de mar oculto.
Pero así como llegas, te vas.

Y en ese preciso instante en que te ibas,
llegó y me dio un beso la soledad.
leer más   
13
2comentarios 49 lecturas versolibre karma: 122

Presiento

Rescoldos que destilan quemaduras
nidos de perenne ampollas
que con las albas alumbraron muecas
pintadas con los labios del ayer

Presiento que regreso a esa noche
a esa noche ausente de aire
de estrellas que entornan sus ojos
y lunas durmiendo sin sueños
la soledad impera en mi piel
perfumada con dosis del olvido
y ajada del frio del desierto
mientras mi boca, esa boca
se enamora del silencio y la besa

Presiento que regreso a esa noche
a esa noche ausente de aire
leer más   
17
10comentarios 79 lecturas versolibre karma: 107

A La Melancolía Le Gusta La Compañía

A la melancolía le gusta la compañía.
Al igual que a la soledad le gustan las tardes y noches frías...

Me pregunto ¿Cuál habrá sido su verdadera razón de quedarse?
Si su desinterés por todo siempre la mantiene distante...

A la melancolía le gusta la compañía.,.
Y qué curiosidad,
La soledad es su mejor amiga...

Ambas tan desdichadas y al mismo tiempo llenas de vida...
Piezas que se atraen y pueden dar vida.

¡oh soledad!
¡oh melancolía!
Ambas tan partes de mi vida...
Aunque decidan quedarse
Devuélvanle al alma un poco de alegría...
leer más   
20
3comentarios 96 lecturas versolibre karma: 135

Aun por amor

Ahora dejamos inconcluso este atardecer.
Todo en está tarde
separó tú boca de mi vida
mientras la triste noche rodaba sobre mis ojos.

Ha pasado sobre mi alma
el origen de la piedad que viaja sin destino.

Tal vez como una paloma
se erizaba un trozo del alba en mi corazón.

Y yo pensaba en ti
con la ternura herida de ese miedo que en ti se disuelve.

Hacia donde fuiste?
Con quién estas?
Estoy aún dentro de ti?
Por que está tristeza de ti
se me quedó en el alma como una lágrima que no acaba de caer?

Cada atardecer busco algún indicio de tú bondad,
que pueda llevarme hacia el refugio de tus ojos.

Nunca, nunca te vayas en las tardes
por donde el corazón corre olvidando palabras.
leer más   
13
sin comentarios 63 lecturas versolibre karma: 116

La memoria de mi lápiz

No hay fuego, ni espera,
no hay saliva en estos versos
porque tu boca ya no está en mí.

No hay huellas en estos poemas
porque no hay tus manos

No hay color en mis letras
porque no hay tus pupilas conmigo

No hay instintos en mis escritos
porque tu espalda ya no es mía

No hay respiraciones en mis espacios
porque no hay vida si no es contigo.

No hay éxtasis en lo que escribo, ni leo
porque ya tu sexo no es mío.

No hay rizos en mis hojas
porque ya tu pelo no juega con el mío

No hay memoria en mi lápiz
porque ya tú te alejas de mí

No hay respuestas a mis preguntas
porque no hay parques en donde no te piense

No hay cicatrices en estos párrafos
porque mis heridas no son tuyas

No hay piel en mis textos
porque te desvaneces con otra lluvia...
...estando apagado

No hay más alma en mis cuentos
porque ya no tengo historia entre tus piernas

No hay lirios en mi poesía
porque ya no tengo tus pétalos
8
2comentarios 46 lecturas versolibre karma: 116

Arrastrados días

Arrastrados días.
Cotidiana monotonía.
La soledad, mi compañía.
La soledad, mi compañía en estas líneas.

Che-Bazán.España
leer más   
13
4comentarios 87 lecturas versolibre karma: 121

¿Para qué?

....

¿Para qué molestar a mi cuerpo despierto, cuando tu soñada carne ya marchó?

¿Para qué levantarme y asearme, para qué ir de nuevo a trabajar?

Transcurrirán monótonos los días,
con el trueno detrás de mi nuca,
esperando el rayo que cicatrice,
las profundas llagas de mis heridas.

¿Para qué reposar mi cuerpo agotado en el espacio infinito de mi cama?

¿Para qué dormirme sudando y despertar mil veces desnudo soñando?

¿Para qué seguir actuando en este escenario absurdo?

¿Para qué los aplausos de otros en un teatro vacío?

Para qué seguir si baja el telón,

¿Adonde ir?.

... allí.




@Inmalitia, Andrés García. © Septiembre, 2018
Imagen: Ilka Schönbein, La Vieille et la Bête
leer más   
20
12comentarios 91 lecturas versolibre karma: 128

Aquella tarde...

Aquella tarde fría y naranja,
conocí a una chica muy linda...
con una mirada tan cálida,
con su piel suave y unos ojos que brillan...

Aquella tarde mi alma contempló,
al ser más bello que pude ver...
Tenía unas manos que la tarde endulzó,
tanto así,eso que me hizo arder...

Aquella tarde no supe que hacer,
no supe expresarme como lo hago aquí,
no supe que decir y no pude sentir,
ese momento que me tocó vivir...

Aquella tarde no se repetirá,
y no volveré a encontrar a alguien igual...
leer más   
8
2comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 84

La pena de un hogar

A veces con el desgaste y la desidia
los cimientos se resquebrajan
y es allí donde
el frío habita en los besos
los silencios perpetúan las bocas
y las miradas hablan de ausencias
en lechos que respiran vacíos
y mesas con un único plato
mientras
en su decorada soledad
sus paredes visten penas
las cortinas no cubren desnudos
el sofá intacto en sus pálpitos
y tras sus puertas no se oyen risas

De repente, con la fortuna de un día
pintaron su fachada con el arco iris
para que la acariciaran otras manos
leer más   
11
7comentarios 82 lecturas versolibre karma: 97

Los hombres sin nombre

Sin memoria ni nombre
andan esos pobres hombres
en el ocaso de su vida
ansiando ya su partida.

Ve pasar los días
varados en los andenes,
se han tirado a las vías
pero ya no pasan trenes.

Ya no sienten odio o amor
han perdido el corazón
en su pecho hay un motor
que funciona sin razón.

Y a diario piensan con calma
romper el vitral de su alma,
cortar ese hilo rojo de su dedo
y anudarlo en su cuello.

Les susurra aquel barranco
a volar lejos del pasado,
sus vidas son lienzos en blanco
que jamás fueron pintados.

Pero no pueden pintar
aún el punto final,
ignoran que lo que mueve montañas
no es la fe, si no la guadaña.
leer más   
8
7comentarios 84 lecturas versoclasico karma: 97

El final es ahora + ze pequeño

En mi comienzo esta mi final
Thomas Elliot



El comienzo es sólo un final

el final es ahora
el tiempo se paraliza
. El silencio se detiene

los olvidos son momentos
los recuerdos son olvidos
.
Se fragua un nuevo camino
inconsciente
que no lleva a ninguna parte
. -Maravilloso sinsentido-
Crece y se encoge
, una palabra única
que no responde.

Aparecen los cómplices
el anciano tiempo
el ruiseñor enfermo
el mago eterno

y no sé luchar contra ellos
y no sé si quiero
, que me siento ajeno
en este silencio
que apenas comprendo

tengo miedo
Del pasado agreste
Del presente insulso
Del futuro ambiguo

tengo miedo hasta de mí mismo.
Y aun así, insisto en vivir
a pesar de la suerte
en la que nunca he creído.

Sobre el cielo eterno
Sobre el silencio efimero
Sobre el porvenir incierto
Sobre el pasado recorrido

A eso me aferro
leer más   
6
3comentarios 57 lecturas colaboracion karma: 92

Soledad

Hay un hoy,
hay un pasado,
bajo el umbral de estos arcos
naufragados entre mariposas rojas.

Hay la nostalgia de un hombre,
soledad de torre hundida,
Luna intensa
reventada una noche de abandonos.

Siguen cayendo los muros,
el silencio en las esquinas
horadando la paciencia,
sigue el frío visitando mis pies.

Es difícil el recuerdo,
huir de mis telarañas de memorias,
es difícil no soñarte
construyendo el horizonte
con tu sonrisa de Gioconda andina.

Duele.

Es tu pasión enferma,
es mi pasión que danza
entre estas peñas heridas,
es el pasado que brinca
con el ulular del viento.

Abandóname,
mi amor,
entre la niebla;
aquí quiero detenerme,
sintiendo que estos muros se derrumban.

Esclavo quedaré,
prendido de tus días,
aquéllos de recetas de amor presente
proyectadas en tus ojos heridos,
esclavo quedaré,
atenazado a tus espinas.

Ahora me iré con paso lento.

No alteraré tu fuga,
no inflamaré mi orgullo,
te dejaré en tu acera de esperanzas
callada como siempre,
con tu llanto acobardado,
con tu deseo de pasados inconscientes.

No estaré para contarte
que es el Sol llama en mi pecho,
que todo mi sentimiento es incendio
como hoguera de papel de poesía
o palabra impregnada por tus lluvias.

No queda tiempo para hablarte.

Sigue el Mundo girando,
muy despacio,
tú en tu orilla,
yo en la mía,
encogidos ante el fieltro
que creamos en latitudes diferentes,
en los amaneceres perdidos,
inclinados en mi cuerpo
como zarzas del desierto azaroso
que presiento
erguido con la Luna de esta noche.
12
13comentarios 112 lecturas versolibre karma: 118

Dos de azúcar, por favor..

Remuevo el café
Con mi dedo...
Te has llevado
La cuchara...
Dejando azúcar
En un sobre..
Que esparciré
Sobre la cama...
leer más   
13
21comentarios 140 lecturas versolibre karma: 112

Solo esta vez

Poco a poco lo fui encontrando. Cada vez más tan cerca de su alcance.
Lo vi escondido en rincones precisos, en coches limpios, en esquinas nocturnas.
En su lugar junto con los suyos.
No quería caer en la tentación.
Podía incluso saborear su aliento.
Pero llegó.
Una noche de frustración apareció con más rabia, de la común, la desesperación, agotando cualquier esperanza de una vida sin él.
Lo sentí acariciar mis labios, como se perfilaba hacia mi cuello.
No lo había olvidado.
Tan puro que su presencia me trajo el recuerdo de la primera vez. Tan llena de miedo y curiosidad que no pude resistir.
Poco a poco me fui enviciando.
"Solo esta vez" le repetía.
Igual que en el pasado, él no decía nada, se comportaba sigiloso, entrando y saliendo en mí.
Con que inocencia veía iluminar el cuarto.
Entonces terminó por consumirse en mi boca.
Se fue.
Escondí con prisa toda la evidencia de que estuvo aquí.
Tome un baño cuidadoso, abrí las ventanas esperando difundir su olor.
Finalmente me recosté sobre la cama, sin olvidar el asalto fugaz de un crimen perfecto.
Sin dejar de recordar "fumar mata".

-Enya R. Solis
leer más   
4
2comentarios 43 lecturas versolibre karma: 40

Mujeres perdidas

Para mi mala suerte todo había sido demasiado fácil.
Bastaron unos cuantos intentos de su atención, luego halagos, un interés ajeno a su vida, unas cervezas, un lugar cómodo y clandestino.
Tenía a mi alcance a una mujer bella, con poca autoestima, vulnerable.
Con una necesidad desesperada de afecto.
Otra pobre mujer que había caída en la idea moderna de seguir los pasos de los machos.
Ofrecer su cuerpo más que cualquier filosofía barata que bien podría cambiarme la vida.
Una más con pensamientos prestados, con ropa cara y olores intensos que provocaban dolores de cabeza.
Actitudes y modales de primer nivel, apariencia de inocencia y feminidad.
Todo un modelo de un asqueroso estereotipo.

Qué fácil era conseguir una así.

Adaptada a una miseria de palabras bonitas, aparentes gustos comunes, poco intelectualismo, disimulada comprensión.
Angie era su nombre, se le notaba un carisma único pero una gran falta de autenticidad.
Podría ser mejor que esto, estando en un lugar mejor que un motel caro.
Sin embargo, era aquella que ella podía llamar “vivir”.
Un significado tan bajo, tan decadente.
Se vería en unos años en el mismo lugar, despertando con la misma persona de hace tres años, o de dos meses, o del día anterior.
Era solo mediocridad repetitiva.

Y para dañadas como ella había dañados como yo.
leer más   
5
sin comentarios 19 lecturas versolibre karma: 76

Gajos de Sol

Extraño mi regreso
al vacío de la arena,
a mi propia alma solitaria
complaciéndome en otoño,
ardo en deseos
de volver a ser el ingeniero
de los caminos efímeros,
de cada uno de los versos
como gajo hijo de Sol
al que arrancar
de su ceguera incierta,
declaración litúrgica
de mis distracciones de horas,
y que cada sílaba
sea aleta caudal de un pez
gobernador de estrechos.
leer más   
13
9comentarios 104 lecturas versolibre karma: 96

Tú eres mi refugio

Tú eres ese refugio
de mis horas de nostalgia
donde mi sentimiento se esconde
cuando extraño tu compañía
cuando siente mi piel de tu piel melancolía
y se va secando sin tus suaves caricias

Tú eres ese refugio oculto
donde mi sentimiento vuela en busca de consuelo
cuando el silencio como niebla mi vivir ofusca
invadiendo y cubriendo mis días por completo

Tú eres ese refugio
donde escondo mi sentimiento
cuando la soledad viene y te reclama
en mis noches de insomnio y silencio
cuando sólo se escucha en la inmensidad mi voz,
mi voz que poco a poco se va apagando
que impaciente antes de extinguirse va llamando
a tu amor, mi amor eterno.

MMM
Malu Mora
leer más   
21
21comentarios 178 lecturas versolibre karma: 115

Noches

Noches quizá en una especie de lucro
de duelo y de soledad.
Vacías palabras escriben y regresan
solemnente sin tener siquiera prosperidad.
Noches oscuras, escasas, raudas y sin ánimo a brillar
Así son las mentes de muchos los cuales no se atreven a caminar.
leer más   
15
2comentarios 47 lecturas versolibre karma: 89
« anterior1234517