Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 154, tiempo total: 0.027 segundos rss2

Martirio

Se agotaron los resquicios para esconder mi tristeza
es tan grande que no me cabe en ningún espacio
se cuela detrás de mis ojos
se transparenta en la piel de mi pecho
me pesa sobre los hombros

Quisiera creer en la posibilidad de vivir dos existencias
una triste y otra feliz
pero no hay puerta cerrada
que ahogue los gritos de mi soledad

En las noches
la oscuridad se revienta en mis sienes
y mi agonía se estira perezosa
hasta alcanzar la última estrella

Este tormento que lleva tu nombre
aniquiló mi sonrisa
se me instaló en los huesos
y los deshizo de amargura desde adentro
aún no decido si esto es amor o es odio
14
2comentarios 70 lecturas versolibre karma: 93

La soledad...

Llueve sobre mi soledad
Y mi rostro bañado en lágrimas
De este sombrío día
Guarda una mirada taciturna
Que se pierde en el horizonte
Donde el cielo se une con el mar…
Te busco, entre el oleaje de mi playa
Y tú no estás…
Te busco entre la bruma espesa
Y no escucho tu voz…
Sólo viene a mí
El eco de mi voz sobre la arena
Ansío ver tu silueta
En las sombras de las gaviotas
Que vuelan a la playa, buscándome…
Me llaman, me nombran…
Mi cuerpo languidece en la playa solitaria…
Sola yo…con mis gaviotas
Con mi arena, con mi mar
Con mis olas rompientes,
Con mi bruma, mi brisa salobre
Que me enreda los cabellos.
Sola yo…con tu recuerdo
Te llamo, te nombro…
Me responden las olas
Me gritan tu nombre…
¿Dónde estás?
¿Quién te alejó de mis brazos?
¿Dónde te ocultas de mi mirada?
Ahora caminas una vida
Indiferente a mis caricias
Indolente…ausente…
Te vas…desapareces como el sol en el ocaso
Mientras mi cuerpo,
Se funde con las olas
Y desaparece con el día…
12
sin comentarios 49 lecturas versolibre karma: 79

A la maula

A la maula con la señora
que escribe sin razón
habla un murmullo al viento
que en su ulular distraído
la quieta voz desvanece

A la vida con ella, la vieja
en el rostro ajado los surcos
que horadan granos de arena
la muerta mirada distante
fija en horizontes perdidos

¡Que la historia la disculpe!
o que alguno la condene
el alma cargada de siglos
sus enjutos hombros encoge
hacia dentro la vista pierde

Al interior sintiente
ella otra vez vuelve
leer más   
11
3comentarios 72 lecturas versolibre karma: 76

Sin ti

Es ver pasar los días,
las jornadas y cada uno de los segundos
del reloj de la vida
sin ti.

Es el respirar el aire denso
de un julio ya marchito
y un otoño que se precie
sin ti.

Es el efímero silencio de la noche
y la lenta madrugada tras la cruenta
y funesta pesadilla de recuerdos
sin ti.

Es el contraste del alma poeta,
es la bravura, la tempestad serena,
es imaginarme una vida contigo
sin ti.
leer más   
6
2comentarios 36 lecturas prosapoetica karma: 59

Lo difícil es salir entero de una historia de amor

-He conocido a una mujer.
De esas compañías que te hacen pensar.

-¿Y cómo es?

-Es sana, inteligente, algo melancólica.
Pero de una belleza
a todas luces cautivadora.

-Creo que la conozco.

-No. Pero la conocerás.

-¿La conoceré?... ¿Y cómo se llama?

-Soledad.
leer más   
10
4comentarios 98 lecturas versolibre karma: 71

Me he olvidado

Miro a mi alrededor y pienso:

¿cómo he llegado hasta aquí?

¿cuándo se vació mi cuerpo?

¿por qué dejé a mi alma huir?

Ahora sé que es perdido este tiempo,

fui ingenua al jugar contigo al amor

¿de qué sirve un anillo en el dedo

sin una caricia en el corazón?

Estoy desencantada

de mi cuento de hadas.

Pena es el resultado

de mi sueño alcanzado.

Quiero que me diga tu mirada

que en verdad hubo, hay y habrá,

pero solo escucho tu desgana

y me desmorono un poco más.

Sé que hay una salida,

pero no tengo fuerzas

para enfrentar la vida

que espera tras la puerta.

Deseo sentirme como una niña

inocente, de tu mano soñar,

mas no sé qué hacer con las heridas

tan hondas, que no cesan de sangrar.

Asumo que mi futuro es adorarte,

seguirte y servirte, arrastrándome inerme,

vagar yerma es mi destino, ya que

te quiero tanto que he olvidado quererme.
9
1comentarios 58 lecturas versoclasico karma: 68

Tras el umbral

Mirada perdida
vacía
sombría
soledad forjada
tras huellas quebradas
en la lejanía
guiando sus pasos
unos pies descalzos
en grietas abiertas
supuran ;
alerta !

Al anochecer
en frío cartón;
no hay lazos
ni flores
ni notas de amor
sus huesos quebrados
no obtienen descanso
es el duro asfalto
mojado en su llanto.

Vergüenza vestida
amanece el día
disfraz de vaquero ;
no hay látigo
ni cuernos
ni montura de cuero
tan solo un sombrero
que yace en el suelo
hay tripas vacías
gimiendo por dentro
y piden consuelo.

Y así día tras día
un espíritu más
qué pocos verán
y muchos, ignorarán
encarcelado trad el umbral
por el qué quizá ya nunca
volverá a pasar...


@rebktd
leer más   
8
sin comentarios 35 lecturas versolibre karma: 67

Edén sin retorno

Mi voz muere ante el puñal argentado de tu lengua lacerante hecha delirio
Estoy aquí
parado
[AL OTRO LADO]
del edén Edén sin retorno
en donde se sucumbe
ante la esperanza muerta
leer más   
9
7comentarios 60 lecturas versolibre karma: 76

El olvido

Entristecen Los colores,
la tarde se hace bruma.

La realidad se confunde entre los aromas del pasado.
Grises ojeras que son la huella dormida de un recuerdo.

¿Cuándo se hizo mudo el tic-tac del tiempo?
¿En que momento se cubrió de aridez mi alma?

Manos arrugadas que tiemblan sobre el vestido viejo
¿A dónde partió mi esperanza?

Una a una, como lágrimas perdidas,
caen a mis pies, las hojas secas y amarillas del olvido.
12
2comentarios 62 lecturas versolibre karma: 76

Lo Confieso

Lo confieso,
no siempre soy feliz.

Aunque vean que sonrío, no siempre quiero estar presentable, hay días en que te necesitas elemental y sin adornos, y tu alma solo precisa escuchar tu propia voz.

Hay otros días en los que te aterra saludar y oras implorando que el mirar al suelo te haga invisible, son días en que te elige la soledad o tal vez eres tu quien la elige a ella y la abrazas fuerte; Aquellos días en que hasta tu reflejo se niega a tropezarse con el espejo y

¡como cuesta sonreir!

Pero hay otros,
¡Ay! esos días brillantes que te masajean la esperanza, amanece y el sol baña de magia las aceras, todo se hermosea ante tus ojos, la gente se vuelve buena, los viejos trajes te vuelven a quedar y el cabello brilla compitiendo con tus ojos, esos días en los que por todo sonrío y

¡qué fácil se me hace!

Y sí, lo confieso, no siempre soy feliz aunque me vean sonreír

y lo que no me atrevo a confesar es…

…que casi siempre depende de usted.
17
sin comentarios 164 lecturas prosapoetica karma: 76

Escritores

Somos letras,
un papel adherido
a la soledad de quien
nos lee...
leer más   
16
9comentarios 105 lecturas versolibre karma: 86

Intimidad

Si busco guardar mi mente en clausura,
y a mi alma de esta vida tan mundana
en la penumbra de mi conjetura,
una luz se filtra por la ventana,
el viento, en silbo hosco, por la ranura,
su olor en un recuerdo con desgana...
Y turban al albor mi intimidad,
ni a solas puedo estar en soledad.
15
3comentarios 74 lecturas versoclasico karma: 105

En tu soledad

Es tu soledad no elegida
te abruma, te asesina…
¡Vente a mi lado!
¡Llámame!
voy en un sobre
con sellos
de caricias
y besos.
leer más   
10
2comentarios 63 lecturas versolibre karma: 83

La sed

Mi sed fue mi amarga guía
arrastrando mi alma rota
hacia la fuente donde hervía
el dulce mar de tu boca.

Mis pies cubiertos por el polvo
que nacía tras tus pasos,
te seguí como un ciego loco
perdido en la palma de tu mano.

Quizás merecía el desierto,
y mi apasionada soledad,
pues recorriendo tu cuerpo,
me disoví en tu humedad.
leer más   
14
3comentarios 47 lecturas versolibre karma: 82

Es Cierto

Es cierto, amor, la vida es senda triste
y nuestro viaje es corto y pasajero.
Somos como una luz que se resiste,
a morir cada noche en un lucero.

Somos como la niebla, transparentes,
como el río que crece y se desborda.
Cercanos al temor de las vertientes
y ajenos al arribo de las olas.

Me dices que tu cántaro se quiebra
y se vierte en tus ojos ambarinos.
Es cierto amor, tu lágrima es la hebra,
que silenciosa cose tu destino.

Me dices que el recuerdo te atormenta
y se oprime tu pecho y se desboca.
Es cierto, amor, cuando el dolor te tienta,
se te mueren los besos en la boca.

Pero aunque el corazón tengas herido
y la vida te de sus sinsabores.
Recuerda amor, que yo que te he querido
¡Quiero asirte a la luz de mis albores!
11
7comentarios 61 lecturas versoclasico karma: 87

El hombre de tus sueños


Yo sé que estoy lejos de ser
El hombre con el que soñaste.
Sé que has visto mis tantos e innumerables defectos
Y te has preguntado
Qué haces conmigo.
Sé que a veces te arrepientes, me aborreces,
A veces incluso dudas si me amas,
Y quisieras salir lejos, y no verme más.

Yo quiero sentir tu amor.
Quiero que sepas que me he esforzado,
Que he sentido el tedio en tus palabras,
He sentido tu distancia y
He debido callar el hecho de que sienta
Que tu amor por mí se ha ido muriendo.

Lo sé, yo sé de antemano
Que no soy el hombre con el que soñaste.
Probablemente no sea inteligente,
Puede que ni siquiera llegue a ser
muy atento a los detalles como tú.
Probablemente parezca, a veces, estar abatido,
O que mi sobreesfuerzo por trabajar
Y conseguir dinero me haga estar ausente,
Muchas veces.

Pero quiero que sepas que me esfuerzo,
Que quiero ser el hombre de tu vida.
Quiero hacerte feliz,
Quiero que seas mi familia, mi motivo,
Mi fuerza y mi vida entera.
Soy consciente de mis fallas
Pero trato de corregirlas para ti,
Incluso más que por mí mismo:
Un hombre sabe que cuando se entrega
Hasta de sí mismo se olvida,
Porque después de Dios
Solamente está su mujer y sus hijos,
Aunque casi nunca, ni nadie lo vea.

No soy el hombre de tus sueños,
Pero créeme, estoy intentando ser
El hombre que sobre todos
Haga honor a tu nombre,
Haga valor de tu grandeza de ser mujer.
Haga mérito de ser el que escogiste por voluntad.
Dé sentido a tu vida,
Dé impulso a tus otros sueños.

Yo sé, porque aunque no lo diga siempre,
Estoy seguro de que lo que hago
Puede ser muchas veces desagradable para ti:
Quiero que sepas que lo siento.
Reconozco que soy más torpe de lo que quisiera,
Y no tan eficiente como tú
En las cosas de la casa, o los niños.

Yo sé que no soy el hombre de tus sueños.
Pero quiero que sepas que te amo más que a nada.
Que me estoy esforzando por hacerte feliz.
No sé si pueda conseguirlo al final,
Pero créeme, lo estoy intentando.

leer más   
4
sin comentarios 44 lecturas prosapoetica karma: 40

Licor de araña

Soy una araña en mi agujero
oscuro y pegajoso.
Aquí estoy condenadamente a salvo
esperando pacientemente a mis víctimas.
No estoy hecho para andar libre bajo el cielo, no,
pues el mundo es bello sin mi asquerosa presencia,
sin mis largas patas en los ojos de nadie.
Los seres como yo vivimos en oscuros agujeros.
Pero tenemos hambre y sed como cualquiera.
Estamos hechos para tejer y esperar,
mover despacio las mandíbulas
y mirar con diez pares de ojos negros.

No tengo prisa porque no se acaba mi belleza,
no se acaba porque no la tengo.
Tejer, mi condena es tejer,
cuando mis pensamientos ocupan mi abultado vientre,
que segrego en seda de palabras,
palabras grises salidas de mis tripas,
mi interior amargo que atrae a hormigas curiosas,
polillas o mariposas,
pequeñas, atrevidas, extraviadas.

Cada cien o mil años una cae en mis redes.
Mi bilis negra es el veneno
que te va disolviendo las entrañas
para beberte poco a poco.
Y cuando de ti no quede más que una carcasa vacía,
cuando en mis redes no quede más que tu recuerdo,
entonces, destilando licor de araña,
seguiré tejiendo hilos de melancolía.

Foto: www.verpueblos.com/castilla+la+mancha/ciudad+real/solanilla+del+tamara
13
9comentarios 178 lecturas versolibre karma: 77

Marioneta

Todo mi cuerpo
disfrutaba de su presencia;
mis instantes
sus instantes eran.

Se divertía.

Tenía las manos más literarias que yo había leído.
Y en sus ojos habia letras.

Toda mi actuación
eran de un primer lugar en un concurso.
Actuaba de acuerdo a los principios de su boca
como una marioneta.
...

de uno de mis primeros cuentos.
leer más   
8
2comentarios 51 lecturas versolibre karma: 72

Nostalgia

Esa tarde se fue toda mi vida
en rieles de pesado ruido,
con un tren que se llevó a quién ofreciere luz a mis tinieblas,
en adiós impronunciado,
maletas de recuerdos y mala suerte de querer.

Hoy la nostalgia me arropa como otrora y tu,

tu ya no estás,

no estarás jamás,
nunca más",
4
sin comentarios 18 lecturas prosapoetica karma: 42

Renuncia

Ese día...

Por completo la tormenta inundó tu corazón ya débil,
el murmullo de un beso resonaba aun entre las sábanas
y yo, yo fui un estúpido al dejarte ir
sujetándote a mi,
procurando resguardar tu corazón herido.

Ese día la ciudad no era de los dos,
no nos pertenecía más y la plaza ya no era tan bella,

Estábamos solos otra vez.
4
1comentarios 28 lecturas versoclasico karma: 49
« anterior123458