Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 126, tiempo total: 0.017 segundos rss2

Nostalgia

Esa tarde se fue toda mi vida
en rieles de pesado ruido,
con un tren que se llevó a quién ofreciere luz a mis tinieblas,
en adiós impronunciado,
maletas de recuerdos y mala suerte de querer.

Hoy la nostalgia me arropa como otrora y tu,

tu ya no estás,

no estarás jamás,
nunca más",
4
sin comentarios 18 lecturas prosapoetica karma: 42

Renuncia

Ese día...

Por completo la tormenta inundó tu corazón ya débil,
el murmullo de un beso resonaba aun entre las sábanas
y yo, yo fui un estúpido al dejarte ir
sujetándote a mi,
procurando resguardar tu corazón herido.

Ese día la ciudad no era de los dos,
no nos pertenecía más y la plaza ya no era tan bella,

Estábamos solos otra vez.
4
1comentarios 28 lecturas versoclasico karma: 49

Cambio

Quiero afrontar el cambio que se aviene,
que ya no aguanto más esta amargura
y no espero más suerte que la dura
tarea de alcanzar lo que no viene.

Errado he estado en cuanto me sostiene,
toda mi psicológica estructura,
mis valores: burbuja y armadura
que en tedio y aislamiento me retiene.

Quiero abrazar lo nuevo y lo distinto,
hacer pedazos mi ego adoctrinado,
hacer por una vez caso a mi instinto.

Sólo me aqueja el lastre tan pesado
de aferrarme a mi propio laberinto,
perdido en mi caverna y mi pasado.

Imagen: estatua del dios Mithra (MNAR, Mérida).
leer más   
13
5comentarios 69 lecturas versoclasico karma: 80

Pulsión de vida

Qué cálido puede ser tu aliento,
sirve de cobijo en el vago recuerdo,
en éstas largas horas
cuando me enfrento al hastío y miro, y miro
Y te busco.

Y no hay alguien.

En mi delirio, siento de nuevo ese hilo de vida tibio,
me hace fuerte, me inunda por completo y creo,
creo que el mundo está a mis pies,
que a mis pasos habré de hallarte y con ello podré sentirme vivo
¿lo entiendes verdad?
volver a ser yo mismo.

Ya deja de herirme, desdobla tu orgullo y,
Devuelve lo que te has llevado.
4
1comentarios 28 lecturas prosapoetica karma: 49

Imagina

Cuando estemos solos,
imaginame en cada pétalo de la flor
que aun en su olor,
percibe el secreto de un amor inagotable.

Cuando no estemos juntos,
no llores, ahoga el hastío en los recuerdos,
en el ocaso de mi renacer contigo,
solo así estaremos cerca,
por favor
no te marchites.
19
3comentarios 142 lecturas prosapoetica karma: 87

Grito al vacío

"Su corazón es un laúd colgado, no bien lo tocan, resuena."
Este Madrid es una ciudad vacía.

Se vive un claustrofóbico vacío en sus aceras

Tantos ojos y tantas miradas ciegas por su neblinosa atmósfera.


Este Madrid del engaño
Esta noche no hay nadie en los andenes
Nadie lee ya en sus campos
los ancianos se retiraron de los bancos
Y las palomas no acudieron a la costumbre.


Nada hay ya en sus hogares
Y nada recorre sus calles
(O más bien nada es lo único que las recorre)
Tan sólo el infernal ruido del tráfico sin conductores
El chirriante crujir del metro en hora punta abarrotado de cadáveres
O las voces inextricablemente amontonadas en el caos.


Él se mira
Se mira al espejo todas las mañanas
Y pregunta al reflejo
Pregunta al vacío:
"¡Reflejo que miras mis ojos en frenesí! ¡Reflejo que miras sin reflejo, que miras de frente a mi abismo en tu pureza! ¿Puede el vacío ser sin que nadie lo vea?"

Y en esta ciudad vacía de Madrid
Resuena en disfonía un laúd colgado
Nada, nadie, puede oír
Y sin embargo, yo sé que resuena.


Como un grito ahogado
que del vacío emerge
y en el vacío se estrella.
leer más   
10
sin comentarios 68 lecturas versolibre karma: 75

Saudade

Y entonces se fue, se marchó,
con mucho miedo abandonó al amor que con toda entrega
le había obsequiado un universo para los dos,
donde cabrían enteros sus sueños,
sus anhelos y hasta su inquieta cordura.

Saudade a gritos y en silencio
en su desvelo, le abandonó.
De tanto duelo enmudeció su risa y
no supo cuando ni cómo había perdido a su ilusión,
ya no estaba más,
ya no besaba, no sonreía,
se había esfumado y con ella
el dulce comulgar de dos almas
que soñaron con amarse,
eclipse atemporal de rosas marchitas.

A través del viento
el silencio pronunció su nombre,
un milagro tuvo lugar muy cerca de él
y no lo percibió,
el mundo gira sin que lo note...
en su humilde caparazón el sonido no tiene lugar,
su voz se funde en sollozos y persiste,
buscando un motivo que le haga de nuevo
elevarse al infinito.

Saudade de besos,
el grito de mi corazón amordazado.
9
2comentarios 49 lecturas prosapoetica karma: 88

El hombre de tus sueños


Yo sé que estoy lejos de ser
El hombre con el que soñaste.
Sé que has visto mis tantos e innumerables defectos
Y te has preguntado
Qué haces conmigo.
Sé que a veces te arrepientes, me aborreces,
A veces incluso dudas si me amas,
Y quisieras salir lejos, y no verme más.

Yo quiero sentir tu amor.
Quiero que sepas que me he esforzado,
Que he sentido el tedio en tus palabras,
He sentido tu distancia y
He debido callar el hecho de que sienta
Que tu amor por mí se ha ido muriendo.

Lo sé, yo sé de antemano
Que no soy el hombre con el que soñaste.
Probablemente no sea inteligente,
Puede que ni siquiera llegue a ser
muy atento a los detalles como tú.
Probablemente parezca, a veces, estar abatido,
O que mi sobreesfuerzo por trabajar
Y conseguir dinero me haga estar ausente,
Muchas veces.

Pero quiero que sepas que me esfuerzo,
Que quiero ser el hombre de tu vida.
Quiero hacerte feliz,
Quiero que seas mi familia, mi motivo,
Mi fuerza y mi vida entera.
Soy consciente de mis fallas
Pero trato de corregirlas para ti,
Incluso más que por mí mismo:
Un hombre sabe que cuando se entrega
Hasta de sí mismo se olvida,
Porque después de Dios
Solamente está su mujer y sus hijos,
Aunque casi nunca, ni nadie lo vea.

No soy el hombre de tus sueños,
Pero créeme, estoy intentando ser
El hombre que sobre todos
Haga honor a tu nombre,
Haga valor de tu grandeza de ser mujer.
Haga mérito de ser el que escogiste por voluntad.
Dé sentido a tu vida,
Dé impulso a tus otros sueños.

Yo sé, porque aunque no lo diga siempre,
Estoy seguro de que lo que hago
Puede ser muchas veces desagradable para ti:
Quiero que sepas que lo siento.
Reconozco que soy más torpe de lo que quisiera,
Y no tan eficiente como tú
En las cosas de la casa, o los niños.

Yo sé que no soy el hombre de tus sueños.
Pero quiero que sepas que te amo más que a nada.
Que me estoy esforzando por hacerte feliz.
No sé si pueda conseguirlo al final,
Pero créeme, lo estoy intentando.

leer más   
3
sin comentarios 40 lecturas prosapoetica karma: 34

¿Donde nos perdimos?

¿Donde nos perdimos?
No sé si te perdí al encontrarte
No tengo concordancia sin agobiarme
No sé sí te perdí en el amanecer
O en la madrugada cuando te desnudabas
No sé si me perdí en el girasol
O en el café de las mañanas
En tus besos
En tus ojos
O en tu piel.
En tus faldas, echadas en mi cama...
En el árbol o en tus curvas
No sé si estás debajo o encima de mi
En el cigarro o en las cenizas
En mi pecho o en mi corazón
¿En que parte del libro nos perdimos?
¿A donde me mandaste los te quiero que me prometiste?
¿Y los abrazos...?
Bajo la mesa, hay una carta,
Escrita para ti...
Cuando quieras regresar.
leer más   
17
7comentarios 53 lecturas versolibre karma: 102

Haiku sobre la soledad

Piso un bicho,
un crujido retumba.
Eco interior.
14
1comentarios 67 lecturas versoclasico karma: 74

Tú conmigo sí, pero yo contigo no

Es que tú conmigo sí, pero yo contigo no.
Entonces comenzó todo, los pensamientos, los quebraderos de cabeza, las preguntas sin respuestas, las lágrimas sin voz, los gritos que rompían en un silencio, las situaciones inestables, las quejas sin fin...
No se dio cuenta hasta que ella volvió a aparecer, le volvió a tender su mano, gélida, huesuda y oscura, y ella, como vieja amiga que era de ésta la abrazó, porque ella esa su soledad, su amiga, la más vieja y la más fiel. Fue entonces cuando lo comprendió:

Él contigo sí, pero tú con él no.
leer más   
6
1comentarios 44 lecturas relato karma: 55

Aliada

Esa soledad amiga mía
que habita en mi alma,
iza la bandera del silencio
declarando ser fieles aliadas.

Mientras algunos la evitan
yo le ofrezco refugio,
mientras otros le huyen
yo extiendo mi mano
y le doy abrigo.

Su dualidad estremece:
a veces blanca, otras negra;
maldición para muchos,
bendición para unos cuantos.

Maldita, bendita...
no consientas que te arrastre
hacia la locura.

Intrépidos son los que aceptan su desafío:
te jalará los pies
te clamará sin rodeos
te arañará un millón de veces
mientras escuchas sus carcajadas.

Pero ve,
aprende a domarla,
que no te sosiegue
cíñela a ti sin vacilación.

Ahora sé tú
quien la prive de su libertad.

Deja que brame,
que lance fuego,
hazle saber que descubriste
el misterio.

Oblígala a izar
la bandera blanca,
pero tú, querida,
ya NUNCA le des PAZ.

-Aria Nahual
(Marzo 18/2014)
10
8comentarios 41 lecturas versolibre karma: 83

Tan dentro de mí

Te has quedado tantas cosas de mí
que no he sabido por dónde empezar
a curarme las heridas
que me dejaste a cientos
borrando sonrisas a pares
para empezar a darme cuenta
que te sido echando de menos.

He tirado pensamientos por la terraza
cartas por la ventana de mi habitación
y aunque sin razón me dejaste
todo empieza desde hace tiempo
a tener algo más de razón.

Te has quedado tan dentro de mí
que no tengo fueras para olvidarte,
me hiciste débil con tu ausencia
siendo tú la reina
que ganó a este alfil la batalla.

El eco de tu voz
sigue siendo el mejor canto
que haya oído jamás
aunque ahora tengo que conformarme
a respirar sin escucharte
y a ser el mayor sordo en tu cantar.

Te has ido tan lejos de aquí
que soy incapaz de ir a buscarte
no dejaste señales,
no dejaste mensajes,
no dejaste dirección, sólo un punto y aparte

Y aunque fueras un día mi norte
en el sur de aquellas miradas
que escondíamos bajo los acantilados de nuestros sueños,
terminaste por ser abrazos rotos
sobre mi calma,
esbozos de un amor
sobre esos lienzos
que pintábamos juntos
batallando contra la pasión que nos enfrentaba
10
sin comentarios 464 lecturas versolibre karma: 79

Soledad

No hay sonidos en el aire
en el firmamento la luna está sola
brillando en la oscura noche
sombras opresivas caen sobre mi,
el viento mi cuerpo atraviesa.

Sola estoy esta noche
a la luz de la luna llena
lloro a mis recuerdos
buscando en mi memoria
felicidad en mi ayer.

El tic tac de mi reloj
cuenta con prisa mis días
su alarma me recuerda
que aún sigo viva.

Lentamente la luna
se va ocultando
dando paso a la alborada,
sola estoy viendo nacer el día.

De pie entre la espesa bruma
de un paisaje ciego oscuro
aguardando el futuro
que no sé si llegará.

Mientras el sol por el horizonte
su luz despunta el alba.

MMM
Malu Mora
leer más   
12
8comentarios 87 lecturas versolibre karma: 88

El viejo silencio de la soledad

El viejo silencio merodea la noche,
es frío porque la soledad
sube cautelosa por el alba
de unos días grises.

No puedo olvidar que estuve ahí
por mucho tiempo escondido,
en el aire espeso de mi propio miedo,
siempre tratando de ignorar a tus ojos
que no se les escapa nada.

No tuve miedo,
el miedo es un lujo momentáneo
que sólo acelera a los nervios,
esos que sudan desesperados
porque no pueden explicar lo que siento.

Quizás estoy cansado de buscar de nuevo
y comprender que el vacío
no es un estado incompleto.

Quizás se que en el olvido
nunca existirá una memoria rota,
y que se necesita por lo menos de dos
para poder saciar la zozobra
de un tiempo perdido en el odio.

Te has acostumbrado a devaluar tu memoria,
que solo sigues diluyendo
tus hermosos ojos en una mirada
que se pierde en el hastío vacío.

Nada puedo hacer por ti en esas horas
finales en las cuales estás encerrada
bajo la sospecha de un viejo tiempo tirano.

No puedo evitar que el dolor abandone
a un corazón maltrecho,
así que solo huyes de la tierna protección
de un fraterno abrazo.

Miserable es tu esperanza
en esa última oportunidad
para poder tejer un sueño amado,
nunca fuiste paciente
por ese beso anhelado.

Quizás estoy cansado
de tener que parar,
nunca fue mi baluarte la paciencia,
siempre preferí salir corriendo
y tratar de cambiarlo todo,
aunque en ese cambio
se quedará mi propia vida.

Nunca he querido morir
lejos de tus manos cariñosas,
odio verme en el olvido
de un amor pasado
que solo se quedo con mis confusiones
de un viejo silencio que merodea a la noche.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
14/07/2017.
15
7comentarios 201 lecturas versolibre karma: 76

Con mis ojos llenos

Yo tengo los ojos llenos de arenilla salada.
Ahí voy.
Tratando de entender cuál es mi parte de todas ellas.
Deshago para hacer,
honro al hilo leve.
Desbarato de la labor su silencio,
no grito.
Beso las costuras,
agradezco el secreto pero no callo: desnuda soy menos obvia.
52
3comentarios 62 lecturas versolibre karma: 88

En la tormenta

Lanzo al vacío un suspiro insípido,
con el chapotear de la lluvia menciono tu nombre y sólo se disipa,
ruge mi querer desvanecido,

Todas las tormentas albergan en sí mismas
la energía cumbre de una nueva vida,
Algunas vienen con su magia para purificar y
otras libran transiciones internas como la mía:

En esta tormenta de arena
una ventisca azota mi renacer con violencia,
palidecen mis dunas,
un color miel las arropa,
¿Has visto alguna vez la luna en medio de un desierto?
Se rodea de pequeños faroles que alumbran las soledades del mundo;
en el peregrinaje de todos
son un amplio auxilio para quién les invoque,
buscan brillar para todos sin pertenecerle a nadie,
trayendo los milagros que te permiten hallar un oasis en medio del silencio.

Exiliada la tormenta, quedas tú,
en un palpitar nuevo te hayas renacido,
como si la mano de Dios te esculpiese de nuevo,
así de libre, así de vivo… Por ello vive la tormenta y no temas,
un verdadero TÚ aguarda a tu encuentro.
7
sin comentarios 30 lecturas prosapoetica karma: 61

pantallita

Jamás tenías tiempo para mi
Inventabas excusas tan tontas
Y yo me callaba
Tu fingías que escuchabas.
Creyéndote el mejor
Fingías saber de todo
Darte cuenta de todo
Pobre ingenuo
Nunca te enseñaron a no jugar con fuego.
Las cosas pasaban frente a tu cara,
Y de repente ya no me importaba
Que no tuvieras tiempo
O que no me escucharás.
"Las tecnologías sirven
Para acercarnos a los que tenemos lejos"
Pero tú te has olvidado de quienes tenías cerca.
Y de repente
Ya nada importaba
Era yo quien ya no te escuchaba.
"El mundo gira"
Ellos decian
Las cosas pasaban
Y tú nunca lo notabas
Ahora había alguien más
Al que si le interesaba escuchar.
Ahora había alguien más
Que ponía las cosas en su lugar .
Pero tú ahí estabas
Frente a esa pantallita
Sin ver la que ocurría .
Ahí estabas tu
Sentado de madrugada
Ignorando quien ya estaba
Solo que en cuerpo
Pero ya no más en alma.
Y un día se te acabó la batería,
O quizás del otro lado
Ya no había nadie en la pantallita,
quizás ese día te aburriste
Y quisiste abrazar
A eso que Tanto ignorabas.
Cuál fue la sorpresa
Al ver
Que allí tampoco
Nadie quedaba,
Que quien estaba allí
Ahora está en otro lado
Con alguien que aprendió a dejar la pantallita a un costado
Con alguien que aprendió a escuchar
Y no finca darse cuenta de todo,
TODO lo que en realidad no sabía.
Tu pantalla se apagó
Y entonces notaste
Que ya nadie allí quedó.


casimentirapoesias.blogspot.com.ar
3
sin comentarios 34 lecturas versolibre karma: 33

Resurrección

Sin dolor no hay victoria,
Sin amor no hay dolor,
Sin soledad no hay busqueda,
Sin ti no hay yo.
leer más   
13
1comentarios 32 lecturas versolibre karma: 75

Vacío

Oscurece.
El tiempo me mira
con sus ojos inexorables
desde el fondo del reloj,
desde lo hondo del espejo,
desde la repisa
donde está la foto,
donde nos vemos
tan felices en otro tiempo.

Supongo que amanece
en este momento,
en algún lugar,
en alguna ciudad,
en algún pueblo.
Y espero que ahí estés.
Porque aquí,
en el rincón que te reclama,
en el vacío donde desvanece
la llama de tu mirada... oscurece.
leer más   
13
12comentarios 161 lecturas versolibre karma: 72
« anterior123457