Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 45, tiempo total: 0.022 segundos rss2

Ven que te cuente al oido

¿Qué desgarra mi alma?
siento que la luz se apaga,
quedo en silencio y en calma,
pues es esa que sabes que amaga.

Es esa que tu y yo sabemos
y que no nombramos por miedo,
pero más relajado me quedo
porque ya nos conocemos.

No te tengo miedo,
no te tengo ganas,
tampoco te odio, ni puedo,
ni a tus palabras vanas.

¿Qué desgarra mi alma?,
¿quien llama a mi puerta?
qué extraña esta calma,
qué silencio impera.

Como en las noches de estrellas y abierta,
qué extraño sabor que altera
pues mi carne se siente mureta,
aunque sigue viva mi alma.

"Y EN EL FONDO TE DIGO"
Fdo.: Alfonso J. Paredes
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
www.safecreative.org/
imagen recopilada de internet
11
4comentarios 78 lecturas versolibre karma: 87

Que los atardeceres son más largos

Fueron quedando las sombras tempranas,
las tardes frías del oscuro invierno
contemplando el anochecer eterno,
sale tardío el Sol por las mañanas.

Llegan las tardes de luces profanas
que empujan las oscuras al infierno,
ya se marchó el sombrío eviterno
y destellos entran por las ventanas.

Se acabaron los inviernos amargos
y sus tardes oscuras y tempranas
de juegos aburridos , carilargos,
las luces despiertan de sus letargos.

Por manifestar contento te afanas:
¡que los atardeceres son más largos!

"Y EN EL FONDO TE DIGO"
Fdo.: Alfonso J. Paredes
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
TEXTO PROTEGIDO POR LA L.P.I.
SafeCreative/Copyright
Imagen recopilada de internet, fuente: s03.s3c.es/imag/_v0/770x420/1/7/4/atardecer.jpg
10
8comentarios 72 lecturas versolibre karma: 83

Sueños rotos

Como vasos de cristal fino
al caer contra el duro suelo
se rompen en mil pedazos.

Se separan al desplomarse en el camino
los sueños en profundo duelo,
sueños rotos y en los brazos
una silueta a la espera de algo divino.

Caen lágrimas sin consuelo
de sus ojos y sus caras en mis regazos,
cristales rotos, ¿sueño o alucino?

Me ilusiono y me desvelo
al contemplar entre mis brazos,
mil cristales en mi sueño negrestino,
en mis sueños rotos que revelo.

Contados poco a poco y a plazos,
sueños esparcidos por el suelo
hecho añicos y a retazos
como pedazos de río cristalino.

Solo sueños, sueños Rotos.

"Y EN EL FONDO TE DIGO"
Fdo.: Alfonso J. Paredes
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
TEXTO PROTEGIDO POR L.P.I. SafeCreative/Copyright
14
7comentarios 104 lecturas versolibre karma: 78

Tú te escondes

No sé cómo encontrarte,
Te busco por los lugares que recorrimos jun-tos,
Y no te encontrare,
Entonces el firmamento y veo que la luna y las estrellas se esconden,
No entiendo por qué,
Sede que te fuiste no sé si quiero encontrarte para amarte u odiarte.
leer más   
4
sin comentarios 34 lecturas versoclasico karma: 59

Saberlo es lo único que pido

Estaba acurrucado en mis harapos y con mis cartones dispuestos, cenando mi trozo de pan duro con una caja de vino, todo preparado para pasar una noche más, cuando pensé: ¡hoy es Navidad!. No me había dado cuenta, era para mí un día más.

No sé por qué extraña razón comencé a reflexionar, con lo tranquilo que estaba, haciendo lo que hacía muchos años estaba acostumbrado. Pero esto fue lo que pensé:

¿Cómo he llegado hasta aquí tan equidistante
entre lo que un día fui y donde ahora estoy?,
ahora no sé a dónde voy,
de dónde vengo y sólo me queda un instante,
para saber, no lo que quiero, sino lo que doy.

¿Qué lugar es este, en este día?
¿qué quieres que te pida, si lo que me das lo desperdicio?
Solo quiero que no me veas, que no me mires,
para que tu conciencia quede tranquila y te gires
para no verme y que mi imagen no te saque de quicio.

Dame un trozo de pan para mañana
y una nueva caja de vino,
así tu conciencia fáctica queda tranquila
y creerás que tu obra navideña has cumplido.

Vigila mejor tu vida y conserva lo que tienes,
no sea que paseando yo algún día,
tenga a bien compartir contigo
aquel trozo de pan y nueva caja de vino

que, para apagar tu conciencia,
me diste en este lugar tan equidistante,
a donde llegué un día, con lo que yo había sido
y me que daré con las ganas de saber.

¿Dónde diablos estoy, cómo he llegado hasta aquí?,
y, sobre todo, ¿cómo estoy contigo?
Saberlo es lo único que pido.


Fdo.: Alfonso J. Paredes
"Y EN EL FONDO TE DIGO"
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
SafeCreative/Copyrighy
leer más   
13
5comentarios 81 lecturas versolibre karma: 85

Peces te sueñan

Voláis tan alto y desde mi refugio
parando al tiempo os evocaré un día más.
Lo extraño de este letargo
sería sin duda, no volver a aquel regazo
cuando siempre vuestros peces,
asilo a mis olvidos dieron.

**Ilustración; Amanda Cass
5
sin comentarios 32 lecturas versolibre karma: 72

Te nombro y te vuelves breve

Te descalzas con la delicadeza
de un silencio

y te conviertes en canción.

Te abrazo y te vuelves viento
en una ciudad escondida.

Te nombro
y te vuelves breve

tan breve como los sueños
que siempre recordamos.
11
1comentarios 59 lecturas versolibre karma: 89

Que no habrá un mañana sin un ayer

Quedan horas por volver
a ser un niño ilusionado
o un joven enamorado,
que escancia tus palabras
en la copa de beber.

Y tu corazón me abras
como adulto apasionado,
su pensamiento ha madurado
no habrá un mañana, sin un ayer.

Que mañana ha de nacer,
no puedo asegurar,
una corriente que te lleva
hasta lo mas profundo de tu mar,
para así poder encontrar
una vida nueva
o un mañana, sin un ayer.

Ya no quiero resolver
lo que dejaste atrás estancado,
lo que no llegarás a realizar
y te esperaré sentado
para darte tiempo a pensar,
que no hay un mañana, sin un ayer.

Quedan segundos por saber
que el futuro ya ha llegado
Y el segundo que ha pasado
forma parte del ayer.

Y en el instante antes de suceder
se le puede llamar mañana,
si te asomas a la ventana
verás que no hay un mañana, sin un ayer.

Fd.: Aly Parca,
"Y EN EL FONDO TE DIGO"
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
14
sin comentarios 93 lecturas versolibre karma: 76

Recuerdo

Recuerdo como jugabas con el mar desafiando sus olas,
recuerdo como jugabas con las olas,
desafiando su mar.

Recuerdo que te ganaron un día y que te pude salvar,
que echando un pulso al destino, desafiamos las
olas y desafiamos el mar.

Al mando de este barco, que no tiene donde anclar,
a la deriva navego, entre tu mar y mi mar.
12
4comentarios 73 lecturas prosapoetica karma: 91

Vuelven las Almas a llorar

Sí, te lo digo de corazón y te lo digo al oido
con el susurro del sentimiento herido.
Se repiten las historias vanales e importantes
que quiero aprender para no olvidarlas, ni olvido,
no ser cazado por la indiferencia de los ignorantes.
Sí, lo miro y lo vuelvo a pensar,
que para poder seguir siendo vivo,
en realidad te digo,
que vuelven las almas a llorar.
Aquellas que algún día fueron escritas
con la sangre de tantos mortales maltrechos,
de aquellos que golpe en pecho, no tenían piedad,
ni a posteriori lo pensaron sus hijos convencidos,
fueron por ello mal nacidos,
cuando hicieron alarde de maldad
contra aquellos que creian sin derechos.
Al recordar la historia con horror gritas:
"En tealidad te digo,
¡que vuelven las almas a llorar!".
De mi próximo trabajo "Y en el fondo te digo" Fdo.: Aly Alfonso J Paredes Aly Parca TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
www.safecreative.org
6
2comentarios 63 lecturas versolibre karma: 83

El recuerdo de dos manos que jamás se juntan

Te deseo que duela.
Que me eches de menos.
Que yo no esté.
Que creas que yo te amaba
y un día comprendas,
como la patada que despierta del sueño
en la peli Origen, que NO,
que no era cierto, que nunca te amé,
que fui un producto de tu imaginación.
Que nunca estuve ahí como tu si.
Que ojalá fuera verdad
las veces que parecieron verdad,
pero resulta que los ojalás son cosa de dioses
y como conjunto resulta que tu y yo nunca lo fuimos,
aunque hubieras perdido la mano
si la hubieras puesto por apostar por esa verdad,
que resulta que ya no lo es.

Te deseo esa sensación,
la de entender que nunca fuimos dioses,
que nunca fuimos dos.
Ese extraño vacío de asumirlo.
Y si hablamos de dimensión
también te deseo la misma.
Exactamente el mismo espacio
que ha ocupado en mi alma; tu ausencia.
Exactamente la misma ausencia.
Y te deseo que aparte su mano de la tuya
y que se te quede grabado a fuego ese instante
en el que estuviste a milímetros de distancia de sus manos,
distancia que nunca jamás consiguió corromperse.
Porque “un jamás” existió en ese instante de distancia
en el que vuestras manos apenas llegaron a rozarse
junto con ese gesto de desprecio o de rechazo
que solo tus ojos y tu alma fueron capaces de apreciar
y que cuando ese recuerdo se te venga,
cuando sin querer se te venga
de nuevo ese instante al pensamiento,
se te caiga alguna lagrima de esas gilipollas
que unen la ausencia que tienes en el alma
con el recuerdo de dos manos que jamás se juntan.
Te deseo que todas las soledades
parezcan la misma pero no,
ni de coña, para nada lo son.
Has madurado tanto.
Has crecido tanto por dentro,
que ya no duelen ni la cuarta parte,
y te deseo
que dentro de los trozos de la soledad mas hermosa,
la soledad de estar contigo
y amarte a ti mismo con todas tus fuerzas,
sientas las fuerzas para continuar
con tus sueños, tus metas y aspiraciones,
que no dejes de amar jamás,
que no te rindas, por favor, no te rindas.

Sobre todo, ámate hasta la extenuación,
hasta llorar de amor.
Y lo mas importante;
deseo que a ti
si te sirva de algo mi ausencia,
por que a mi.
no me ha servido
para absolutamente nada
que tenga que ver con avanzar
hacia alguna parte que merezca la dicha,
la tuya.

(Si entras en el link podrás ver estas letras locutadas en video)
10
3comentarios 74 lecturas versolibre karma: 82

Te vi marchar

Te vi marchar... abandonando en el olvido tus recuerdos, engañando a tu corazón.

Te vi marchar... luchando en contra de esas emociones, dejando mi alma vacía.

Tu sombra se fundió en la noche oscura.

Te vi marchar... sin dar vuelta atrás, olvidaste mis sentimientos, abandonado mi corazón llena de emociones.

Te vi marchar... sin decir adiós, sin dejarme hablar.
4
sin comentarios 16 lecturas prosapoetica karma: 46

Quien crea fácil hacer un soneto

Quien crea fácil hacer un soneto,
es porque no se ha visto en otra inmerso
que hacer con once sílavas un verso,
cuenta dos cuartetos mas dos tercetos.

Con rimas consonantes yo me espeto,
contando las sílabas estoy inmerso
para endecasílabo hacer un verso,
harto difícil, merece respeto.

Si llegado a este punto no desiste
en insistir cometiendo osadía,
con bandera de ingorante blandiste

al ritmo de una bella poesía,
llegando al verso catorce dijiste:
¡lindo soneto, bella poesía!


Y EN EL FONDO TE DIGO
Fdo Alfonso J Paredes
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
REGISTRO DE LA PROPIDEDAD INTELECTUAL
SafeCreative/Copyright
14
4comentarios 111 lecturas versoclasico karma: 81

Una noche como otra cualquiera

Enciendo una barra de incienso —el tabaco de imitación usado por los que no fumamos— para recrear las nubes en nuestra habitación. Deben ser las tres y media, por lo menos. No voy a comprobarlo. He puesto el despertador de espaldas, contra la pared, lo he castigado. Eso le pasa por correr. Le he dicho mil veces que no vaya tan rápido, que me mareo siguiendo los giros de las manecillas, pero él, a lo suyo.

El flexo encorvado mirando hacia el folio, parece una réplica de mi propio cuerpo cansado. Debería acostarme. Seguro que encuentro en la cama algún sueño que aún no he soñado. La infusión se ha enfriado en el vaso. A falta de ron, un té verde haciendo las veces de pócima encantadora. Quería brindar esta noche, beber de un trago, de un golpe, de un daño que arañe la lengua y reviente el estómago. Quizá, en ese idioma, el de la embriaguez, pueda aborrecerla por un rato, escupiendo sus protestas, sus promesas, sus propuestas que dejaban la puerta abierta al ensayo sin importar el desastre que vendría a ahogarnos. Aún recuerdo sus discursos de palabra enérgica, siempre posada sobre la oportunidad, con la razón indiscutible por bandera. Verdaderos soliloquios disfrazados de altruismo y sinceridad, con zapatos de respeto y chaqueta de bondad. Ojo, que no la odio, el odio se lo debo —todavía—. El rencor nunca ha tenido sitio en el sofá de mis enfados. En su caso, me gustaba respetar los pretextos que me daba, mientras maullaba su nombre subida al tejado, gastando esas vidas que ya luego, ya nunca, he recuperado. A lo mejor —no es seguro—, me duele recordar su asombro hecho pregunta. Que por qué no pude seguir esperando... Me acabo de beber el té de un trago y me ha sabido a tequila de primera. Ahora, ahora me gustaría gritarle al oído la respuesta a su incógnita: ¡Me cansé de aguardar en el banquillo a la espera de oír el cambio! Se me enfriaron los músculos, se entumeció mi ilusión. Jugó el partido sin mí.

Embriagada con el agua sucia que acabo de beberme, a estas alturas de la madrugada donde solo la luna parece despierta, soy capaz de entender los regates que me hizo, sus entradas, sus goles, sus ansias, sus marcas. Supongo que el tiempo transcurrido tiene algo que ver, también. Las dudas, los miedos, incluso, la culpa... en frío, se llevan mejor.

Me he asomado a la ventana, ni una estrella. Corre brisa. Me recuerda al aire que ella rompía a su paso. Lo digo otra vez para ver si me oigo: debería acostarme. Si quiere que la olvide, no quiero. La poesía está de mi parte.
11
13comentarios 167 lecturas prosapoetica karma: 92

¿Qué es un Poeta?

Un poeta es aquel que describe los poemas,
un poema es una situación simple y natural,
bella y a la vez con vida propia como un mural
que activa los sentidos y recorre las venas.

Un poeta es un iluso a tiempo parcial
sin filosofía lógica pero con audacia filosófica,
es un caos dentro de una necesidad lógica
para hacer sonar las letras a música celestial.

Un poeta es aquel que coloca los sentidos
haciendo con las letras bellas poesías,
con ritmo, vida, color y sin rendir pleitesías
a aquellas que jamás lleven sonidos.

Un poeta no es sólo aquel que escribe poesía,
sino el que ve de forma natural un poema,
sin restricción de forma ni imposición de un tema,
es aquel que la reconoce en cualquier momento del día.

¿Qué es un poeta?, ¡y yo que sé señoría!,
sólo pienso en el día que lo empezó a ser,
quizà en primavera, un hombre o una mujer
unieron palabras para hacer una bella melodía.

Y EN EL FONDO TE DIGO

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
REGISTRO DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL
www.safecreative.org/license/copyright
14
6comentarios 68 lecturas versoclasico karma: 79

En mi tejado de tejas rojas

En mi tejado de tejas rojas, anida un gorrión,
de canto chirriante y avispado vuelo,
va y viene con su alimento que recoge del suelo,
me gustaría acariciarlo y tocar sus plumas de algodón.
Ya regresa con comida para sus crías en su pico
amarillo espiga y de esta escoge su trigo,
regresa al nido al calor de su abrigo
repartiendo orgulloso el alimento rico.
Se asoma al borde de la teja con el pecho henchido,
alardea orgulloso frente a la corneja, con su trino
chirriante música celestial en su oído fino,
qué sinfonía escucha mi oreja y penetra en mi oído.
En mi tejado de tejas rojas hay un algarabío,
por la mañana cuando sale el sol,
cuando se oculta en las largas tardes de estío
iluminados los campos con sus colores de arrebol.
Ya regresa de nuevo y en su, pico un caracol engarzado,
míralo que gracioso y orgulloso el gorrión,
que asomado a las tejas rojas de mi tejado,
entona altanero y henchido su pecho una canción.


"Y EN EL FONDO TE DIGO"
Fdo.: Alfonso J. Paredes
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
REGISTRO DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL
Safe Creative/Copyright
15
sin comentarios 104 lecturas versolibre karma: 89

La Luna me está mirando

Mire usted señor o señora, nunca se sabe quién te escucha,
resulta que la luna me está mirando
y cuando la luna me mira,
un sentimiento de nostalgia invade mi alma.
Sé que no entiende de florituras ni de adornos literarios,
pero seguro que su música, la música de las palabras,
entra en tus oídos e inundan tu alma con su melodía.
La luna me mira porque está triste
porque cada vez hay menos enamorados
que blanden la espada del verso
para deleitar a su amada o a su amado.
La luna me mira triste y cada vez con menos remedio,
mire usted, pues su luz ha dejado de iluminar
los caminos de los románticos noctámbulos.
Esto si lo entiende ¿verdad?,
cada vez hay más luces que ahogan su rumbo,
el rumbo que te marca la luna.
Mire usted señor o señora,
una vez más nunca se sabe quién te está escuchando,
o quizá como la luna ya no alumbra,
todos los mortales nos hemos ensordecido.
La luna me mira triste señor o señora,
pues los que en ella confiaban para guiarse
en el camino, la han abandonado.
Ahora ya no cuentan su ciclo ni condicionan
su vida a la vida de los humanos.
Ella está triste porque me mira y nadie la está mirando.
Obsérvala bien caminante.
"Y EN EL FONDO TE DIGO"
Alfonso J Paredes Aly Parca
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
REGISTRO DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL
Safe Creative/Copyright
9
6comentarios 127 lecturas versolibre karma: 83

Senryu (fuego para dos)

Un café, un té
y fuego para dos.
Romance al alba.


@SolitarioAmnte / vi-17
leer más   
12
sin comentarios 38 lecturas versoclasico karma: 93

Se escucha

Solo se escucha un reloj y el silencio,
solo se escucha el tic tac y un lamento,
se escucha una voz a lo lejos
que parece el susurro de un te quiero.
leer más   
10
2comentarios 56 lecturas versolibre karma: 60

Sombra soy

Sombra soy

Porque volviste a salir sombra si en mi vida ya no hay sol que te refleje.

Ya se que es tenerte sin humedecerte cuando al agua tocabas, no sentías e impoluta ibas de mi mano que llena de vida no sentía ni calor ni frió y sin darme cuenta sombra también me volvías.

Algo cambio mi vida y sombra sin sombra me convertía, ya no te quiero ni te requiero, mis pasos ya no te necesitan, vete! que ya no añoro ni sueño recorrer caminos sin huellas con el sol a mis espaldas y tu silenciosa compañía.

Ya en mi vida no hay un sol que te refleje ya supe lo que se siente tenerte, sombra de mi vida.
leer más   
6
1comentarios 50 lecturas versolibre karma: 54
« anterior123