Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 27, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Vuelo para soñar

Ahogado en sus penas en la orilla del río contempla una avioneta.
Sorprendido, lo único que se halla en su mente es el pensamiento de él dentro de esa avioneta. ¡Que feliz sería en esa avioneta!, Todo sería lo que dejaría abajo y él, emocionado, acojeria lo nuevo sin pega alguna en la boca. Pero sabía perfectamente donde estaban sus pies , su trabajo y su futuro, pues difícil es otra vida para un muchacho de campo que tiene por pasión escribir y soñar con ver la ciudad
leer más   
5
2comentarios 35 lecturas prosapoetica karma: 66

Tarde lluviosa

En aquella tarde lluviosa y apagada, el sonido de las gotas de agua contra el asfalto no era lo único que se escuchaba en su cabeza
¿Sería el canto del cielo lo que le hacía pensar o solo la tristeza que el tiempo compartía?
Era curioso pero esa tristeza en el ambiente es lo que atraía su amor
Un amor oscuro pero puro como ninguno donde, dentro del mayor dolor, se encuentra una llama de esperanza que pervive gracias al amor que él sentía hacia el mundo y su gente
leer más   
8
4comentarios 40 lecturas prosapoetica karma: 100

A kind of magic

Well, here’s another ‘Nothing-at-all Day’.
So, let’s see what was up here and there.
Has anything changed in your world?
Has anyone changed their way?

We could take a walk on the wild side.
Or we could walk together, walking on the moon.
And we could work hard to create a chance
For the unlucky ones to live a better life.

No, today was a very special day,
Spent with three pieces of my heart.
Spent with the ones that are simply the best.
The ones that will not be forever there.

Let’s let the rain wash away all the pain of yesterday;
Because we’re only coming home when we live life day to day.

Stop worrying about growing up,
Because we’re only growing when we learn by our skin, not by our brain.

Don’t you worry child.
Sooner or later you will understand
That we are what we think.
That our mind can kill us alive.

Thank you so much for this detoxifying day.
It was one of the most exotic and magical.
Your hearts are the hugest.
Your souls are the wisest.
3
sin comentarios 36 lecturas english karma: 43

Poema: Emoticón Romántico

Una pequeña carita para

Expresar mi amor, que

Solo lo puedes ver tu en

Privado.

Un icono para demostrar

En un mensaje sencillo

Todo lo que tú me haces

Sentir y reaccionar.

Desde una carita amarilla hasta

Animalitos. Todos con un corazón

Para demostrar que tú tienes el

Mío.

No lo tomes a mal si

Solo te mando eso en

El mensaje, solo que

Para mi es difícil expresar

Tan sentimientos puros

Que me sonrojas aun

En mis pensamientos.

¿Genio o moda? el que

Invento el emoticón, porque

Ha salvado las

Torpezas de los

Enamorados.
2
1comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 30

Confesión II

Te dije “amor”,
Arriesgando todo, el sol, la luna, el universo.
Pero te dije amor.

Te dedique todas mis letras,
Y no me leíste,
Me saboreaste.

Te dije amor,
Y tu sonreíste,
Y yo me rendí.

Te dedique mi poesía,
Aquella reliquia tan mía,
Ahora toda tuya.

Y no hubo miedos,
Sino besos,
Y el tiempo se detuvo.

Y en cada caricia,
El sol nos delató,
Y la luna reía mientas partía.

Y te dije amor
Al amanecer,
Y el mundo cayó a tus pies.
16
2comentarios 84 lecturas versolibre karma: 90

Cara de muerta

El postigo abierto a medias,
Celosía de mi ansiedad
colorín que antes cantaban,
cuando triste estaba…
Los cerezos se han secado.
¡Alma cántaro!
no ves, que las nubes
se las lleva, el viento
Y que el viento,
no te quiere tocar.
Y sí, te digo que,
Tienes, cara de muerta
y sí, te digo que no,
Que manía es la agonía.
Que ahora lo entiendo;
Es una solea.
No es, un sí, o un no, ¿un ojalá?
¡Alma de cántaro!
si viajas al pasado no hay ná
Que ahora ¿quieres estar?
¡Me rio! No hagas trampas,
Después lloras. Cara de muerta, alma cántaro.
14
1comentarios 81 lecturas versolibre karma: 77

Palabras del Alma

Sólo aquel que anda a solas por el camino
o camina en paralelo contigo ,
conoce lo lastimoso del sendero, de oscuras noches
y caminos temerosos y extenuantes miedos .

Se necesita además un alma abierta,
y un corazón alerta para escuchar esas palabras mudas que a diario te dicen,
quién de la mano te acompañan en esta vida ruda .

Porqué las mejores palabras las que llevan amor y fortaleza
las que mejor se escuchan son aquellas que salen del alma.

Palabras mudas que te dan fuerza para el combate
una guerra sin tregua que no avisa su comienzo
es así de traicionera te agarra desprevenido ,
¿defenderte? ni lo intentes, te manda derecho a la guerra
a luchar por tu vida y tus intereses.

Palabras del alma que se funden en abrazo
son palabras que no se dicen con fonemas
pero hablan suavemente con amor y caricias
que te dan alivio que te dan consuelo.
Te dicen que les importas, que te quieren
y su deseo es que te recuperes.

Esas palabras silentes que en esencia son como incienso
como aire ,como humo que van al cielo.

Esas palabras tienen la fortaleza
la fe que necesitarás para romper esos miedos
que te mantendrán erguido porque por momentos
te quiebras , sufres ,tiritas y temes.

Sólo Él sabe la magnitud del sufrimiento
que postrado por ahora te tiene .

Vivamos con gratitud con la fuerza que dan
quienes ayudan a enfrentar y lidiar con esos reveses.
Cuando la vida te agarra por los hombros y con fuerza te sacude
te amedrenta , te estremece una y otra vez tratando de superarte
hasta que te derriba y te vence .

Si así fuera y a la vera del camino esa flaquita huesuda
silenciosa nos sorprende
y se cruza en nuestro destino para que no avancemos
porque quiere de la vida arrebatarnos de sus brazos .

¡Pues expiramos que caray!
Pero con la sonrisa en los labios , de haber vivido plenos
pero que cuando hubo batalla pelea dimos .

Piensa , todo valió la pena , alegría , amor e incluso sufrimiento
pues este último es la sal, un preciado condimento muy especial
nunca debe de faltar pues nos hace valorar
lo bueno de la vida y la gente de buenos sentimientos.

Si te vas primero escríbeme tus textos
tus pensamientos , tus versos,
que yo tus letras buscaré en las nubes
y en lo inmenso del cielo.

No dejes de escribirme , tú sabes que te quiero,
con ese amor que pocos conocen
que nada tiene que ver con el cuerpo.

Si antes que tú yo parto, te escribiré en la brisa
para que mis letras viajen hasta el otro continente
y lleguen frescas a tu encuentro .

Recuerda nadie parte del todo, cuando se queda a vivir
como un hermoso recuerdo .
Mientras tanto brindemos por la vida
que a todos sale a su encuentro.

MMM
Malu Mora.
leer más   
5
4comentarios 258 lecturas relato karma: 64

• efímero diecinueve •

Te miro a lo ojos
ese azul que me saca del pozo
que me arrastra hasta por fin experimentar
dos almas uniéndose hacia el puro gozo.
Me sujeto entre tus brazos
me alzo como dueña de tu descontrol,
de tus intentos de contener
tu bestia interior: ansias de poseer
[me].
Me entrego a tu olor
de animal condenado
a amar todos mis "yo",
cada uno de mis diablos.
Te arrodillas y posas
tu cabeza en mi pecho,
pareciera que sólo entonces
mi corazón reviviera
para que solo tú
escucharlo pudieses.
Ante ti caigo
hacia el egoísmo amargo,
sabor paraíso merecido,
que me ofrecen tus ganas
de amarme,
eres el universo impredecible
que más que guiarme
hace que gustosa me pierda,
consigues que las pasadas guerras
no puedan con su tragedia alcanzarme,
mas las cicatrices abiertas
secan las lágrimas que creía eternas
y con la sal de ellas
se curan también ellas solas:
por fin,
ya no estoy muerta.
★ //
leer más   
9
3comentarios 71 lecturas versolibre karma: 67

• efímero once •

Te miro
y el miedo desaparece.
Dejo de mirarte
y el terror me invade.
¿Cómo puedes
solo quedándote
o yéndote
crear algo tan distinto en mí? Sé de la importancia
que le das al tiempo.
Nunca te he dicho,
al menos explícitamente,
lo mucho que le temo:
pasa,
rápido,
sin darte cuenta,
y siempre parece
que llegas tarde
a todo,
a la vida,
pero justo a tiempo para
arrepentirte
de no haberlo aprovechado.
Así de trágico es
ese movimiento de aguja,
se nos clava
en el alma
a las personas que son
como tú y como yo:
con más ganas
que limitaciones;
menos horas
que ilusiones. Sin embargo,
no estoy aquí para hablar
de miedo,
de lágrimas
o de tiempo.
Eres,
es cierto,
una mezcla entre lo bueno
y lo malo existente,
pero por más que intento
que lo malo me calme
por ser a lo que estoy acostumbrada,
solo me demuestra
lo que ya creo puedo decir en voz alta:
eres vida ;
lo más parecido a la vida
que conozco.

Eres tragedia y tregua,
rendición y grito de guerra,
abrazo y tormenta. No puedo negar
que adoro ese movimiento
de guerrero indomable
y niño indefenso
cuando me coges de la cintura. Jamás pensé que encontraría
un espejo en alguien.
No me reflejo en tus ojos,
tampoco quiero hacerlo,
no querría ver mi alma
dentro de ti:
creéme, te matarían
tantas incertidumbres,
tanta magia retenida,
tanta bondad altruista
e impotencia y culpa desmedida.
No me reflejo en tus ojos,
me reflejo en tu corazón.
En la forma en que me miras,
y no en tu pupila.
Gracias,
gracias por haberme enseñado
que el amor no es arrodillarse,
que no tiene nada que ver con alturas o niveles,
que hincar la rodilla
o ponerse de puntillas
es solo para abrazarte la cadera
o robarte un beso. ☆ //
16
2comentarios 110 lecturas versolibre karma: 86

• efímero veintidós •

Hoy ha sido de esos días
en los que recuerdas idas y venidas
y te encuentras a ti misma
siendo una desconocida.
He salido de la zona de confort
que tanto me ahogaba, y yo,
tan joven e inexperta
he comenzado a tener la mente abierta.
De nada sirve
temblar y prohibirte
no cambiar y mentirte
diciéndote que puedes ser feliz
sin abandonar o sin irte.
Nunca me he definido,
porque nunca me ha gustado limitarme,
porque soy todo, soy nómada y navegante:
infinitas ganas me caracterizan,
ese afán palpitante
que a alzarme me obligan.
He roto las cadenas
que un pueblo y un vacío
me ahogaban en penas,
agua en los ojos y oídos:
no podía escuchar mis latidos
gritándome que escapara
hacia el olvido y no volviese
jamás a llamar a nada ni nadie
hogar o nido.
Hoy ha sido de esos días
en los que he mirado hacia delante,
con esa agonía del conformado errante,
y he aprendido a no reconocerme en el antes,
sino en un futuro incierto y apasionante
en el que gustosa puedo reflejarme.
He entrado al barco,
que sé que desde siempre me espera,
he saludado a mis acompañantes:
determinación,
ambición,
inconformista fiera.
Ese ansia por saber,
por querer luchar
sin miedo a perder,
querer gritar,
sin temor a desfallecer,
querer amar
sin privarme de ser.
De nada sirve
agarrarse al pasado o arrepentirse,
hay muy poca arena en ese reloj
para no aprovechar nuestro otorgado don
de poder evolucionar, escribir un nuevo renglón,
improvisar y cambiar el guión.
Nunca me he engañado,
ni he descartado sueños
por de "imposibles" etiquetarlos.
No he leído sobre enormes ciudades
triste por no poder gozar de sus escondidos lugares:
he trazado mapas,
hasta muy tarde,
sin fijarme en lo que puede salir mal,
señalando lo que puede hacerme volar.
He roto el disfraz
en el que durante tanto tiempo
me quisieron encerrar,
aquellos que tanto dolieron
ya no me pueden alcanzar.
Hoy ha sido de esos días,
en los que recuerdas mirar hacia atrás
sólo para poder divisar
cuánto camino llevas superado,
sonreír y señalar
cuánto te queda por experimentar. ★ //
11
1comentarios 174 lecturas versolibre karma: 78

Vislumbre

El sueño más loco del mundo:
bajo la copa de un árbol
escucho una voz,
era el árbol.

"Joaquín, niño mío
has sido bendecido con la felicidad eterna,
las mujeres más bellas,
la belleza en cada una de tus proezas,
la virilidad y la gran prestancia.
Irrigarás la sangre tan ansiada
por los vampiros del deber
cuyas calles anegadas
no han parado de llover;
lloran sus rubias y vigiladas
promesas del saber.
Serás único e irrepetible”.

Le dije: "No soy Joaquín,
soy otro intruso
que hubiera deseado llamarse así”.
leer más   
6
4comentarios 57 lecturas prosapoetica karma: 89

• efímero veintiocho •

Tengo la constante sensación
de estar perdiendo el tiempo,
de llegar tarde a cada estación,
sentir que siempre es invierno.
Miro por la ventana,
ese constante azul grisáceo,
imitando mi interior:
no puedo dejar de pensar
que las agujas me persiguen,
que las horas se me echan encima,
que me matan las rimas.
Quiero leer toda la poesía escrita,
escuchar cada melodía compuesta,
visitar cada país existente,
saber de todo un poco y,
de lo que me apasiona, todo.
Quiero cantar sintiendo las notas,
tocar los instrumentos que me hacen llorar,
escribir los versos más trágicos cada noche,
ayudar incondicionalmente y cambiar el mundo a mejor. ¿Está mi afán
de ser inconformista
matándome? ¿O está el dolor que siento por querer más y más
despertándome?
El aburrimiento
de la rutina
está consumiéndome:
necesito abrir las alas
tirarme por el puente
que no sepa volar
y caer contracorriente,
cambiar incansablemente,
destrozarme los huesos,
rehacerme. ¿Por qué no puedo
ser feliz
con lo que todo el mundo lo es?
¿Acaso estoy condenada
a sentir este vacío? ★ //
11
3comentarios 118 lecturas versolibre karma: 91

Buzón de enviados

I

En la oscuridad
desde la cama
el espejo
parece una ventana


II

te quiero
te extraño
necesito saber de mí


III

Agradezco a Dios
el tiempo que tuvimos
si fuésemos hermanos
no seríamos amigos


IV

Escucho cuando llamas
Vengo
porque te encuentro


V

Para cuando podamos
volver a vernos
estos Poemas
volverán a ser nuevos.
17
2comentarios 113 lecturas versoclasico karma: 118

Adaptar

Adaptarse.
Para volver a apreciar el azul del cielo. Para no olvidarnos de que todo siempre continua. Adaptarse para seguir en movimiento, para no paralizarnos por culpa del miedo, para volver a respirar por que queremos, no por inercia.
Seguir el circulo. Entender que no eres un punto en el planeta. Eres una fuente de vida, de oportunidades, de valor.
Añadir cercanía, acortar distancias. Ser menos distante y entender que las proximidades suman.
Adaptarse para seguir creando, creciendo, aportando. Dar sentido a las cosas. Evitar el vacío de lo que no llena, emancipar a la tristeza y someterse a la alegría. Seguir sus protocolos. Sonreír, soñar vivir.
No contar minutos, añadir emociones.
No perder los estribos, encontrar los amarres.
Adaptarse.
leer más   
5
sin comentarios 25 lecturas versolibre karma: 70

Las palabras se confabulan

Aunque a veces parezca que no la extraño, que permanezco distante y a la deriva, yo la pienso constantemente y la quiero cerca, confiado en robarle tiempo al tiempo cuando solos nos disfrutemos plenos.

Aunque los días continúen acumulándose y parezca que falta una eternidad para vernos, la siento conmigo en cada uno de mis pasos y me reconforta la idea de que próximamente nos encontraremos.

Aunque todo parezca improvisado y no haya planes concretos, crece en mí esta emoción que siento ahora donde las palabras se confabulan para expresar cuánto la quiero: por la soltura de su sonrisa, por la cadencia de sus letras, y por compartirme sus anhelos más secretos.
leer más   
2
sin comentarios 73 lecturas prosapoetica karma: 20

Lo que no puedo decir

Lo que no puedo decir lo respiré sobre tu pelo

Lo que no puedo decir lo pensé cuando sonreíste mirando al reflejo

Lo que no puedo decir me lo quitas de la boca



Envuelve la mano la piel

Y empieza el grito ahogado de unos dedos

Que cálidos suben sobre el escalofrío

De una espalda acostumbrada a aguantar

La yema se desliza sobre los relieves

Y noto las alas golpeando por escapar.



Lo que no puedo decir se desliza invisible

Nunca sabrás que paré el tiempo

Para dibujar en tus labios un interrogante

Para algún día besarte y exclamar

Que de dos interrogantes surge el tallo

Y si salivas sobre el carmín

Nace la rosa.



Lo que no puedo decir pasa cuando acabas de hablar

Y en tu pupila dibujas criaturas y monstruos

Dispuestos a matar para proteger

A la niña que juega a tocar nubes

A mover estrellas

A encorrer la luna.


Sólo di mi nombre

Huiremos al mar

Dejaré mis dedos como escalones

Y tus manos podrán tocar

Las nubes

Llenarás de colores

Mi mundo negro y blanco

Serás frío para mis llagas

Cuando llegues

Cuando diga lo que no te puedo decir

Cuando cuente indefinidamente

Todas las palabras que he escrito ya

Y no te he dicho

Todo lo que no te he dicho

Ahora.
6
3comentarios 90 lecturas versolibre karma: 46

Fragmento

Cristales ahumados,
verdades compuestas
entre versos
y competencias erróneas,
sin fuerzas.

Se desmorona el alma,
cuando las palabras se desgarran,
el cuerpo se asfixia
y los colores se empañan.

Pedazos de piel
se filtran en el filamento del caparazón,
entonces comienza la brama,
lo primitivo se posiciona como prioridad,
flamante entrada
de la culpa
y una que otra falsa velada.

Lágrimas que fingen felicidad,
han desecho las etapas del año,
las han convertido,
en un ramo de flores de antaño.

Mis párpados pesan de recuerdos inválidos,
cuentos inventados
y frases de historias
en tintas extintas.
leer más   
3
sin comentarios 122 lecturas versolibre karma: 23

He vuelto

El roce de una mano en mi espalda, escalofrío.
Los pelos de punta, el corazón a mil, helado. Y un susurro al oído con voz familiar pero rota:
-Aquí estoy, como te prometí antes de morir...
leer más   
6
sin comentarios 37 lecturas relato karma: 54

• efímero quince •

No puedo mentir y decir
que me sorprende que vuelvan los demonios
al lugar del crimen,
a comprobar si el corazón que mataron
en efecto
ha dejado de latir.
No les exime
que solo fueran flechas,
que no hicieran más que encender la mecha
de mi llama escondida,
que no me rompieran del todo,
que no me definiesen huída
aunque causaron terror,
que echaran de algún modo
a mi niña interior.

Vuelven,
arrastrándose,
y no pueden,
se arrodillan,
ante mí ceden,
se queman
con las cenizas de mi ya resurrección:
el fénix del perdón
no puede ofrecerles redención. ¡Me duele más a mí!
No saber perdonar,
olvidar o entregar
una segunda oportunidad
a quienes me dejaron
para sola morir.

Riéndose dispararon,
y llorando se arrastran,
orgullosos me mataron,
y arrepentidos media vuelta dan
y dicen que me aman.
¡Tarde!
No puedo abrir la puerta
de una casa que derruyeron.
No puedo mostrar estar muerta
ante quienes me destruyeron.

No puedo afirmar
necesitarles ahora,
he aprendido a volar,
lejos de todo cuanto me ahoga.

Ya no me sirven
vuestras sucias palabras,
cada "perdón" y cada "déjame volver", "sé quererte como mereces", "no supe valorarte"...
ni vuestras sucias mentiras
creadas desde la angustia
que os asola
en la soledad
al veros al fin
como lo que sois:
monstruos que no supieron
alargar la mano y acariciar
aunque fuese un poco
las cuerdas que yo
desde mi pecho
eché incondicionalmente
al fondo del pozo
en el que siempre viviréis.

Lo siento,
y no estoy pidiendo perdón,
como diría Loreto Sesma.
Siento el fuego en cada mota de polvo en las que me convertisteis creándome un escudo,
jamás podréis volver a herirme,
alcanzarme,
amarme...
destruirme. ☆ //
4
sin comentarios 65 lecturas versolibre karma: 36

• efímero catorce •

Siempre he pensado
en el amor
como un príncipe alado
llegando
en el momento justo,
posándose en mi ventana,
y que su voz,
más que romperme el alma,
me llenase de ganas.

Quizá hablo de un vampiro,
unos ojos azules,
un pasado triste
y unas labios letales,
ladrones de suspiros.
Tal vez hablo de romanticismo,
aquello que parece haber quedado en el olvido,
un espejismo,
un vengador cansado de la inútil batalla contra el nihilismo,
sintiéndose huído.

No puedo negar
lo que siento al mirarte,
no eres un cuento de hadas,
eres una obra de arte.
Más trágico que Shakespeare,
más sincero que Bukowski,
más bello que cualquier metáfora de Benedetti y mejor que la salvación que me ofreció Sesma.
No he necesitado hundirme
para necesitar tus manos,
ni gritar al vacío ahogándome,
para necesitar tu voz.
No estoy como antes enamorada, pues no he muerto desgarrada
presa de miedo ante tu bestia interior,
no he idealizado a tus monstruos:
les amo como son.

No eres un principe,
no apareces salvando el mundo;
tampoco eres un antihéroe romantizado,
no eres un dios griego poseedor de infinitas habilidades ni un animal con el cual pueda compararte y crear mis estúpidas canciones.
Eres tú,
humano,
defectuoso,
imperfecto,
con cicatrices que no cuentan historias de batallas míticas perdidas y aún así las veo más hermosas que las que en la Ilíada son definidas.

No me amaron como soy.
Me idealizaron, me adoraron,
me describieron como diosa, como loca,
como víbora venenosa.
No amaron mi sencillez, ni adoraron lo extraño y tan infravalorado que es el amor incondicional que ofrezco.
Y por eso te lo entrego.
Sin ataduras, no hay abrazos comparados con la posesividad, ni cadenas jurando proteger.
Me echas a los leones,
orgulloso, confiado,
sabiendo que soy la reina de la selva tan solo siendo yo,
con todo, ganando,
solo por ser humana como tú -de los que no quedan-
sin más,
y cuánto de caos y belleza se esconden entre tú y yo,
pareciendo
tan solo
"nosotros". ☆ //
4
1comentarios 57 lecturas versolibre karma: 37
« anterior12