Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 262, tiempo total: 0.062 segundos rss2

...y me duele

…y me duele tu aliento en mi sangre, isla mía,
tu último grito sin voz, esa que te quebraron,
y te dejaron inmersa, arrodillada en tu adiós…

Maricel 05-08-2018
leer más   
15
17comentarios 195 lecturas versolibre karma: 120

Cobardía

Los poetas somos tantas palabras,
tanto romance y pasión
pero al momento y hora de enfrentarnos
realmente al amor somos tan cobardes,
teniendo en frente mil y una oportunidades
de gritar los sentimientos derramados en papel
sólo nos retraemos
y encerramos en la habitación del silencio
y allí perecemos
lamentándonos el haber desperdiciado el momento dado
y volvemos a llorar entre hojas todo lo que sentimos
y gritamos con toda nuestra alma en nuestras letras,
en cada palabra una utopía,
y dejamos florecer un poco más ese amor guardado,
y por Dios,
dónde esconder tanta cobardía.
leer más   
9
4comentarios 46 lecturas versolibre karma: 98

Silent Hill

Silent Hill



En la ciudad eterna,
Dónde la niebla es dios
Y dios es una bestia,
Que se alimenta de dolor.

En este páramo,
Dónde la oxidada nieve
Mueve el paisaje
Y trae un fétido hedor.

En este paraíso torcido,
Reino de memorias fragmentadas,
De almas ya olvidadas
Que aún pueden gritar.

Aquí me encuentro,
A veces.
Puedo escapar,
Pero las alarmas me adormecen.

Y las enfermeras empiezan a chillar
Y la podredumbre a arrastrase
Y mi piel comienza a calcinarse,
La oscuridad me engulle una vez más.

Despierto de nuevo.
Reo de este tiempo circular,
El lago Toluca veo
Y tu silueta más allá.

Bienvenido a casa,
Bienvenido a tu hogar.
María aguarda,
No le hagas esperar.
leer más   
6
1comentarios 22 lecturas versoclasico karma: 71

Noches

Noches quizá en una especie de lucro
de duelo y de soledad.
Vacías palabras escriben y regresan
solemnente sin tener siquiera prosperidad.
Noches oscuras, escasas, raudas y sin ánimo a brillar
Así son las mentes de muchos los cuales no se atreven a caminar.
leer más   
15
2comentarios 41 lecturas versolibre karma: 89

Tristeza de amor

Me enamoró
Su tristeza

Y lloré de amor

El ya la amaba
Mucho antes

Antes que lo hiciera yo..
leer más   
24
12comentarios 91 lecturas versolibre karma: 96

Si algún día

Si algún día
al buscarme no me encuentres,
no te preocupes por mi,
solo piensa volvi a donde pertenezco

Si al querer verme,
la ansiedad brota de ti,
no te preocupes,
encontraré la forma que me sientas.

La vida es un tobogán de emociones
y nadie sabe lo que pasará,
o que subida o bajada nos tocará ,
pero si sabemos que acabará.

Recuerda que no hay principio sin final,
no hay dolor que no se calme jamás,
ni pena que deje de pesar,
O resignación que no termines de aceptar.

Cuando en la noche en soledad
una lagrima en tu mejilla sientas resbalar,
de inmediato limpiala,
recuerda, no me gustaba verte llorar.

Hay muchos seres
que renacen,
que emergen
que se convierten
y yo no seré la excepción

No quiero verte que entristeces
porque si me quieres ver,
sabes donde encontrarme,
cierra tus ojos y abre tus brazos.

Estaré en cada lluvia que te moje,
en cada pajaro que veas,
en cada sonrisa que te regalen
y en cada estrella que aparezca.

Ahi a tu lado,
abrazándote o de la mano,
resguardando tu sueños,
viéndote llegar a ellos
celebrando que sigo en tu recuerdos.

Las letras de mi alma.
leer más   
15
9comentarios 106 lecturas versolibre karma: 87

Pensar es...

Lo extraño de pensar es,
volver a vivir,
algo que ya no está,
que se pongan los pelos de punta,
al recordar una tempestad,
que se caigan las lágrimas,
al recordar una amistad,
que se escape una sonrisa,
al recordar aquellos días de felicidad.
Y tan extraño es pensar
que no acabaré jamás
13
9comentarios 92 lecturas versolibre karma: 106

Sin ti...

Sin ti,
Mi alma vaga en el olvido,
Sin ti,
No le veo el sentido al amor,
y sería de por vida un dolido...
Contigo,
Mi vida ya esta completa,
seria la persona más afortunada,
por fin habré pasado esta larga odisea,
y mis ideas ya no estuvieran erradas...
Pero lamentablemente estoy solo,
Y sin ti,
Podría morir,
y si llegara a morir,
que sea por ti...

leer más   
5
2comentarios 31 lecturas versoclasico karma: 60

Melancolía

La añoranza de tus besos,
recordar cada caricia,
aflicción por no sentirte
a mi lado cada día.

Con el canon Pachelbel
anegarse las pupilas,
y ser ondina en mis sueños
y musa en mis poesías.

La nostalgia de tu cuerpo,
evocar cada sonrisa,
el desconsuelo porque hoy
noto más tu lejanía.

Sentimiento de tristeza,
que quede el alma vacía,
soledad y muchas lágrimas,
dime si es melancolía.
12
5comentarios 108 lecturas versoclasico karma: 83

A dónde van tus pies

Me enviuda el ánimo,
se desalienta el sol,
llueven las tempestades,
el cielo pierde el control.
Nefastos son los días,
mi alma duerme como un caracol,
la meta ya no está lejos,
ya veo en el horizonte ese farol.
"¡La felicidad!", dicen algunos
que viven bebiendo del alcohol;
ojalá fuera yo líquido,
uno que por dentro huele a etanol.
Puede que estalle de agua ardiente,
si algún día me hallo sin mi rol,
entonces me serviré a tus pies,
calzada siempre de eterno charol.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
7
3comentarios 50 lecturas versolibre karma: 89

El sendero del desamor

Te abracé, aún cuando no tenía brazos
Sostuve nuestro amor, aún cuando no existía
Te amé, aún cuando tu amor escaseaba
Me perdí en tu mirada, aún cuando tus ojos escapaban de la mía.

Camine junto a ti, por el largo sendero de la discordia, y no solté tu mano cuando la tempestad nos azotó.

Cambie mis metas, creencias y temple
Para agradar a tu oscuro corazón
Me vi morir frente al espejo, para verme renacer junto a tí.

Te veía dormir por varias horas
Eras como un ángel que me hechizaba con su sola presencia.
Acaricie tu pelo, aunque este quemaba mis manos
Bese tu alma, y saboree la hiel disfrazada de miel de tus labios.

Y cuando me asomaba a tu pecho, no oía latir tu corazón
Pero juntos brillabamos como la luna llena, aunque tu luz era más brillante que la mía

Con mis propias manos, sobre la arena levanté nuestra casa, y con lágrimas regue las rosas marchitas de nuestro edén.

Una noche oscura, una tormenta muy fuerte, arrasó con nuestra casa, y las rosas de nuestro edén yacían despedazadas sobre un suave susurro de dolor

Ahí estabas, pero no encontraba tu mirada
Ahí estabas, pero ya no sentía tu calor
Ahí estabas, desgarrada en medio de una encrucijada, en la que nuestros caminos se bifurcaban

¿Donde estas ahora?, dulce dueña de mis pensamientos
¿Donde estás, ahora que nuestro brillo menguó ?
Las cenizas de mi corazón vuelan con el viento , donde antes nuestro amor ardió

Todo fue una mentira, que un diciembre nació
Una dulce mentira, que mi corazón creyó
Ahora mi alma se condena en el averno
que el dolor creó
Me condeno silencio, y me amarga la existencia, que tampoco está noche escucharé tu voz.
leer más   
7
2comentarios 55 lecturas prosapoetica karma: 73

Déjame

Quizá... no soy lo que quiero ser, tal vez deseo más de lo que puedo tener.
De pronto me reprime mucho la idea de no ser feliz en mi totalidad y sobre todo de estar limitada sólo a una parte de las cosas.
Siento hacer de algunos momentos de tu vida un caos... Un estrés. Siento amargarte algunos instantes de tu vida...
Jummmmm... Pero aunque no lo creas, lo siento más YO
Siento ser así.
Siento en ocasiones pensar como siento
También siento estar cansada y que no tiene sentido estar así, vivir así

Le pido a Dios por mi por lo que soy y por lo que él quiere que sea...
Pido para que pare ya! Todo lo que me afana me aflige me frustra
Pido para que comprendas como soy que necesito... que no juzges mi forma de ser y mucho menos te alejes cuando más lo necesito
leer más   
4
sin comentarios 31 lecturas relato karma: 52

Deseos Imposibles

Desearía volver a empezar contigo,
para así no olvidar por lo que yo vivo...
Desearía que eso vuelva a existir,
para volver a sentir,
ese sentimiento que me hizo feliz...
Desearía que lo nuestro llegue más profundo,
para así yo ser,
la persona más feliz del mundo...
leer más   
3
sin comentarios 45 lecturas versoclasico karma: 30

Una sonrisa de sufrimiento...

Detras de esa sonrisa,
Hay una oscura realidad...
Una realidad,que no se compara
a las demás...
Una realidad,que nunca va a cambiar...
Solo se dejara llevar las cosas con el tiempo,
Y así olvidar,este sufrimiento...
Un sufrimiento,que ha marcado su vida...
Un sufrimiento que recordará,
Día a día...
Un sentimiento,
Que se volvió un sufrimiento...
leer más   
5
sin comentarios 26 lecturas relato karma: 45

La última vez...

Me guía la penumbra.
Te encuentro
pero no estás.
No sos vos, ya no.

Te vas y solo eso me dejas:
Oscuridad.

Estalla el miedo.
Lastima el detalle.
Ahoga el estar.

Es tarde hasta para decir Adiós!
5
1comentarios 74 lecturas prosapoetica karma: 53

Después de ti

Después de ti

la sombra inasible del tiempo,

el repiqueteo de tu mano abierta

oliendo a despedida,

la orden imperiosa de recordar,

la multitud acorralándome.

Después de ti

ni el orgullo,

ni el clavel,

ni yo mismo.



Alfredo Vento
leer más   
6
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 77

Preguntó ( no es necesario que lo voten tenía esas ganas de reeditarlo)

Preguntó:

Como te sientes?
A veces optimista otras decaigo.
Cuando menos lo espero
el miedo me toman por sorpresa
a cualquier hora del día o en cualquier oscura esquina

No le importa que el sol brille,
o si la tarde está fría, me toma donde se le antoja,
donde se le da la gana, hasta hacerme toda suya.

Muchas ocasiones me despierta por las noches
con la mente a oscuras, buscando a tientas un camino
en el que pueda vislumbrar una chispa de futuro,
pero la incertidumbre gana, va anulando mi sueño
y sumo a mis noches una noche muy larga
una más de desvelo.

Y no me dejan nutrirme las interrogantes,
y los pensamientos que como ejambre de abejas
zumban y hacen preguntas
dentro de mi ya cansada mente,
me asustan y no me dejan hacer nada,
a tal grado que me inmovilizan en algunas ocasiones,
y por segundos vuelve a tomar mi voluntad.

Y el cansancio prematuro que se siente,
que te abraza, donde el peso se acumula
y ese cansancio de meses de años,
el cansancio de un cuerpo que ya no puede más
que ya no sabes si te pertenece,
ha sido tan maltrecho que cuando te miras al espejo,
otro rostro ves en su reflejo.

Y te buscas y no te encuentras
no sabes en que sección de ese laberinto de consultorios
y decenas de cuartos ambulatorios
o en que tratamiento casi obligatorio
por tu vida, allí se quedó hundido en ese negro sofá frío.

Dónde se acabaron las ganas?
Dónde se acabó la voluntad?
Donde un lastimado y herido cuerpo
no pudo dar una muestra de fortaleza más?

Y no aguantó en su carretera de venas
una pincha más, y un grito ensordecedor
pero silencioso disfrazado de sollozo
se rebela y quisiera desvaneserse
hasta quedar liso transparente, inexistente

y como novios al final de una relación,
balbuceando dices a la enfermera,
para que no se sienta mal cuando ya no puede más.

" No eres tú , soy yo"

Pero la más dolorosas son esas agujas de muerte
que atraviesan el corazón sin piedad
que esa gente sin sentimientos,inhumanos
que sin conciencia como gusanos

sin tocarse el corazón ni detenerse
a pensar un segundo te apuñalan
con sus comentarios y deseos mortales
como si ellos fueran de una raza aparte
que nunca el infortunio les fuera a tocar
y creyendóse dioses te condenan

Y el cansancio de una mente
que no para y no deja de dar vueltas
pensando lo que vive, por más que lo intente,
con desesperación busca una salida
a tan grande círculo de zozobra y dolor.

Y allí está! Claro que aparece
y no cualquiera lo tiene
las sonrisas, la alegría
de esas caras que te miran con amor,
las que te vuelven a la vida,
las que te dan medallas de vencedor.

Así la batalla a la lucha
por la vida diaria,no es nada comparada
con su decicación, hoy te lo digo, las mejores armas,
las que vencen, las que razgan y cauterizan el dolor
es la más grande, es sólo una , llamada amor.


MMM
Malu Mora



foto tomada en alguna clínica de cualquier parte del mundo
leer más   
13
12comentarios 119 lecturas versolibre karma: 97

Soy el mismo, no he cambiado

Soy el mismo, no he cambiado.
Mis ojos verdes siguen llevando a rastras
millones de años de llagas y lamentos,
y frágiles deambulan recuperando pedazos
de aquellos sentimientos que se rompieron
con el paso del tiempo.
El resto de mi cuerpo es una mera cicatriz
que todavía sigue cicatrizando,
y que quizá, con el paso de los días,
se acabe arrojando azufre y alcohol
para hacer que hierva por dentro
y muera todo lo necrosado que aún quedaba vivo.
Las miradas inútiles se proyectan sobre mis párpados
y se refractan de la misma manera sobre las almas de los niños
que yacen en el suelo, por debajo de mis miedos
y mis enormes pesadillas; a cada cual más terrible,
a cada cual, más despiadada.
Sigo teniendo pesadillas con todo lo que me rodea.

¿Y si el mundo, preso de la desesperación
acaba por sumirme en una vorágine de sentimientos
que van en contra de lo establecido?
Permítanme entonces decirles que ya soy algo fuera de lo establecido.
Que nunca me arrepentiré de haber dado el paso
y que quizás ya no soy el mismo.

Ahora he cambiado. He abierto las puertas de este armario
y he dado un paso al frente a la vida,
al no tener miedo por lo que uno siente
a simplemente dejarse llevar por los vientos,
como veletas ondeando en las finas rocas
de una fina colina, varadas frente al mar.

Nunca me cansaré de decirlo.
Soy el mismo, no he cambiado
pero a la vez lo he hecho.
Han pasado unos años desde que he descubierto mi nuevo yo,
y me arrepiento tal vez de no haberme dado cuenta antes.
Pero ya es demasiado tarde para seguir culpándome
por algo de lo que ni siquiera tengo culpa.

Esta es la hora:
la hora en que tengo que empezar a quererme por lo que soy,
sin miedo a decírselo al mundo, pese a las represalias.
¡Qué represalias! No puedo callarme más.
Me estalla la boca cada vez que tengo que cerrarla por miedo
a sus odiosos qué dirán.
Harto de sus juicios de valor, harto de sus sinsentidos.
Harto de que no nos dejen amarnos seamos como seamos.

Soy el mismo, no he cambiado.
Mi poesía me acompaña en el camino,
mis letras son la musa,
mi corazón un velero viejo,
y mi alma vaga buscando todavía
un amor de verano, un amor eterno.
De esos que solo se encuentran una vez,
aunque sea en París, o en una calle de Toledo.
leer más   
19
6comentarios 74 lecturas versolibre karma: 87

El sol sale para todos

El sol sale para todos. I

En aquellos años él estaba desierto, se sentía niño franquista y explotado, era la época del desespero la agonía y los desengaños, siempre cogía con sus manos, las herramientas de trabajo, aunque muy joven tan solo 9 años ya sabía del dolor y la pena, sus angustias y su soledad le acompañaba, estando junto a sus padres y hermanos, pero triste y recogido en sus pensamientos.

Un ser delicado y bello tierno y deseado, asustado, por su sentir desde hace 3 años, el tiempo cuando su mente empezó a sentir sus primeras emociones y felicidades furtivas, escondiéndose, sintiéndose culpable cada día, tan extraño y extranjero se sentía, que sus delirios e imaginación le transportaba, a un paraíso falso y sin ley.

Allá en los campos extremeños donde vivió de niño, el experimentó la sensaciones más bellas, juegos con sus amigos, ese paisaje lleno de olores salvajes, y ese olor a tierra mojada cuando pasaban las tormentas de verano, el tacto de los cuerpos nocturnos, las primeras caricias furtivas los besos, con los primeros escarceo y primarios del sexo.

Su educación fue mermando pues, no tenía tiempo, y el poco tiempo que fue a las clases, fue maltratado por sus profesores y tutores, tenía pánico ir a la escuela, por ese motivo no aprendió nada en las aulas, estaba el verdugo, con su palmeta y frustraciones, para desahogarse con los más débiles e indefensos. La faena le ocupaba la mayoría de las horas del día, su jefe le daba de comer casi a diario en su casa, era su salario y unas cuantas monedas que llevar, como ayuda a la casa de sus pobres padres.

A los 14 años, cuando aprendió a escribir y leer, se leía todo lo que le caía en sus manos, cuentos, libros, periódicos y revistas, aturdido y sin salida, dormía poco y su diversiones nulas, le gustaba la música, el baile, el arte, la poesía, sintiendo gran dolor por todo los que sufrían a su alrededor. Nunca entendió porqué le pasaba eso, era joven y los de su edad se burlaban de él, jamás le animaron los mayores, al revés se oponían a sus sentimientos más profundos y cotidianos, lo ridiculizaban y marginaban, no era como ellos, amaba a los vecinos, los amigos, hombres y mujeres, animales, la naturaleza y sus paisajes.
Como carne apaleada, muchas preguntas sin respuestas, andaba solitario por las calles de su ciudad, volaba con su imaginación a lugares remotos, lleno de luz con su verdad.

Sentía un amor prohibido sin fronteras ni vallas, ni alambradas, sin barrotes de hierros, que le frenara, él es feliz por dentro en secreto, no puede exteriorizar sus sen tires, está desbordado de amor, bellista por fuera y por dentro, entiende ahora esas miradas furtivas, que esos mayores le dedicaban a su paso, comprende todo lo que sucede a su alrededor, pero sigue su tristeza en soledad, se siente único, cree que no hay nadie, nada mas que él, en esta tierra inhóspita que le ha tocado vivir, con guerras, odios y hambrunas.
Sus herramientas sus manos.
Continuará…
El sol sale para todos.
leer más   
4
3comentarios 74 lecturas relato karma: 66

Hoy Sevilla no es Sevilla

Se secó el Guadalquivir,
ya no brilla la Giralda,
¿Qué fue de ese mes de abril,
donde fuimos todo y nada?

Con el llanto en la mirada,
se estremece por Campana,
llorando desconsolada,
la Esperanza de Triana.

Ni siquiera el Pali puede,
mitigar con sevillanas,
la tristeza que se adhiere,
y se clava en las entrañas.

Hoy Sevilla no es tan bella,
no deslumbra con su gloria,
hoy se descolgó una estrella,
y murió una gran historia.
leer más   
6
sin comentarios 48 lecturas versoclasico karma: 78
« anterior1234514