Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 50, tiempo total: 0.014 segundos rss2

Sentidos de hojalata

Soy ciego
en un mundo
donde cada día
nace un nuevo color.

Soy sordo
en una tierra
que da a luz
todas las sinfonías
que Beethoven y Bach
jamás pudieron componer.

Me he quedado
sin lengua
en este universo
de sabores exquisitos.

Soy un sabueso
sin olfato
a la caza del zorro plateado
de la felicidad.

Me he arrancado la piel,
esa que nunca supo comprender
de epiteliales tejidos,
ni de los varios vocablos
con sus 'ermis' sufijos.

¿De qué me sirve ahora
ese aluvión de caricias?
¿Para qué me llueves ahora
tempestad de ilusión?

¿Cómo podré ver
a qué sabe un arcoiris?
¿Y cómo escucharé la luz
del olor a tierra mojada
bajo mis pies descalzos?

Carente de sentidos;
voy en busca de un mago,
un espectro, un hada,
un ángel, un espíritu,
o cualquier forma incorpórea
que tengan los milagros;
acompaño a un mísero y cobarde león,
a un vacío hombre de hojalata,
y un espantapájaros con cabeza de chorlito
(todos son parte de mí)...

quizás,
__ para mí también,
____ exista un nuevo corazón.



@AljndroPoetry / xii-17
leer más   
11
10comentarios 34 lecturas versolibre karma: 119

Cuarto Vacío. (2016)

Entre cuatro paredes el encierro dentro de mi infortunado y caído corazón.

Te fuiste y desvaneciste como la primavera me trajo el cruel y despiadado otoño, los soles que alumbraron mi destino se apagaron ya ninguno brilla como tus estelas.

Ningún remedio ni cualquier forma de vida inteligente podría curar este vacío que esta tan hondo como el mar.

Nuestro amor alguna vez fue como el aura de una estrella y alguna vez se tenia que sofocarse como una antorcha y apagarse.

Iluminaste mis caminos pero todo se envolvió en tinieblas oscuras que no me permiten avanzar a hacia aquel añorado futuro porque se extinguió como las llamas de nuestros dos corazones que se volvieron ceniza y el viento se llevo tus besos y tus caricias.

Por las noches la soledad me cubre con su manto de melancolía las lágrimas tocan cada cicatriz que la vida me dejo en este órgano vital que no deja de pensar en ti.

en el vacío de este cutre cuarto mi alma condenada vaga por cada rincón de la habitación lleno de culpa y dolor.

El calor que me brindabas con cada a brazo que nos dábamos ya no están para darme ese cálido ardor que como sol calentaba mi congelada anima antes estabas tu para alegrar mis días y mis noches y como lucero guiaba mi rumbo en este turbulento océano lleno de tempestad y ruinas en el que navego ya no hay tierra en el cual caminar y si tu no estas ya no es lo mismo sin ti.

Porque eras mi desafío eras el destino el cual debía de conquistar eras la mas bella de todas las rosas de mi huerto y ha hora estoy en este cuarto lleno de sufrimiento y mi aliento empieza a debilitarse y caigo en un sueño tu estas allí tan bella y radiante como el día en que te conocí.
leer más   
9
6comentarios 57 lecturas versolibre karma: 89

El cónclave del horror

El cónclave del horror.

Es el cónclave del horror; los congregados parlotean un idioma algebraico.
Seres que son tragafuegos de su propio dolor para posterior deflagración del interlocutor.
Hay buhoneros que engatusan a los peregrinos con amplificada ingeniosidad, creando pareidolias afines con su voluntad.
La cordura está obturada, la necedad instaurada.
Apoltronados en el sillón los eruditos deben hallar el epigrama.
La tierra se quiebra y se abre en traviesas de madera. Algunos logran saltar y contemplan el vacío con rostro contrito. Otros caen en manos de entes hediondos y zaparrastrosos de voz estropajosa.
Los sabios dirimen desde una hornacina tallada en alabastro. Los alaridos estallan en el aire quebrando la roca, las esquirlas anuncian el fin de su asidero. El tiempo se distorsiona y las guirnaldas devienen granadas.

Marisa Béjar.
leer más   
10
4comentarios 79 lecturas prosapoetica karma: 69

En Deuda Conmigo Misma

Llegué desnudando mi alma,
me despojé de todo el amor
en cada entrega, en cada beso,
y en cada beso también
me fui entregando entera.

Cuando marché no me lleve nada
vacié mi corazón por completo
como hacen los verdaderos poetas,
que se van entregando en cada letra
hasta despojarse íntegramente
de todos sus sentimientos.

Cuando marché nada me llevé,
quedé limpia,todo te lo entregué ,
hasta quedar completamente vacía,
como hacen los amantes en esas noches
de pasión y de lujuria.

Cuando marché nada lleve
en cada entrega me fui despojando
de mi amor, de mi pasión, de mi ternura,
hasta quedar completamente vacía
y caí en cuenta al pasar de los días,
que todo a mi misma,todo
me lo debía.

MMM
Malu Mora
leer más   
13
6comentarios 71 lecturas versolibre karma: 79

No existe el vacío

“y no existe el vacío
si quieres colmarlo”
—Ernestina de Champourcin—



Si lo llenas, el vacío volverá siempre a colmarse.
Resbalará por el borde del recipiente
y mientras se deshabita,
—de nuevo—
inundará de brisas marinas,
flores exóticas y olorosas
dentro de cuentos huérfanos
en busca de dueño,
todo lo que a su paso, de golpe,
la riada desbordada ahogue.

A mí, confieso, me gusta el agua en todas sus formas:
dulce o salada,
y nadar no es un hobby,
es el estilo de vida que profeso.
Y sé que cansa,
que moja,
y que nunca podré atraparla.
Sin embargo,
yo siempre vuelvo
allí,
a su cauce,
a ese mismo lugar
que habita mi primer y último recuerdo,
donde me sumerjo desnuda
y despojada de miedos
bajo las olas que embisten mi mar.

Y me hundo de nuevo
y, —de nuevo— me hallo,
me lleno,
de ese vacío que no existe
si colmarlo quiero.

@nuria_sobrino
12
9comentarios 112 lecturas versolibre karma: 87

Desesperación

No se trata de que no me mires, ciegos juntos sin tocarnos

Estar sentada al lado, mi mirada dibujaba en tu cara

Como siempre volando a tus delirios cabalgaba entre los horizontes perdidos del alma.

Agrupando mis pensamientos, dejé libre mis alas posándose acariciándote mis sentimientos en esta madrugada.

Me asesinaste sin razón aparente, hoy.
Con todos los trastos posibles, me distes muerte en esta hora helada

En que mataste el tiempo para siempre.
Encontrando consuelo en la nada.

Vacío precipicio donde un agujero negro traga.
Cuando te asesinan por entero el alma.

Mi cuerpo lo dejaste vivo
En esta madrugada helada.
leer más   
7
2comentarios 60 lecturas versolibre karma: 75

El silencio

El vacío llenó el silencio de mi cuerpo marchito
fueron tantos los momentos que se fueron rompiendo
que nunca me di cuenta de ello,
lentamente se fueron convirtiendo en cenizas
y arena que se acumula en el reloj del tiempo.

Sí que me rendí sin oponer resistencia,
no soporté a ese cansancio que con tanto
peso recayó sobre mí rota adversidad,
nunca aprendí a disimular a todas esas preocupaciones
que tenuemente me fueron extinguiendo.

Mutilé sin remordimientos a todas las preguntas
que me incomodaban
y que no me permitían saberlo todo
fue lo más sabio ante la duda que amarga
solo me quedé con las palabras que son valientes,
ellas nunca dudaron ni un ápice en desnudarse
de la vergüenza de una intemperie impaciente.

Tal vez solo fui testarudo y en mi necedad repetí
los mismos errores de siempre,
tal vez esta vez fue diferente,
yo mismo recogí todos los pedazos
que la incertidumbre dejó regados por todos
los pensamientos que no soportaron
así como así simplemente perderme.

No puedo comprender por qué tú a veces te vences,
yo también he estado muchas veces
en ese último lugar de un precipicio infinito,
sin ninguna luz que me enseñara el camino
para no caerme de frente,
nunca vacilé en el sacrificio con tal de que tú
pudieras respirar nuevamente.

Se nos acabó el tiempo y a diferencia de ti
yo nunca le vi el caso de tener que lamentarme
por lo que no pudo ser, por lo que no fue,
nunca supe a ciencia cierta por qué los otros
quisieron que tú fueras de esa manera.

Ya no tiene caso recordarlo, seremos historia,
definitivamente solo un relato que se cuenta
entre los rumores vanos,
una anécdota que se evapora en los segundos inmediatos,
eso seremos ahora que a nadie más le importa
el desenlace de nuestra poesía rota.

Solo me queda las ganas de saber un poco más a ti,
antes de que me convierta en un poema
que vivió en el breve espacio entre tus ojos
y la única verdad que se atrevió a desafiar a la costumbre que con tantos siglos se apoderó
de mi perseverancia sin tan siquiera parpadear.

El vacío seguirá llenando el silencio de mi cuerpo marchito, lentamente se irá convirtiendo
en cenizas y arena que se acumulan
en el reloj del tiempo de lo que pudimos ser algún día
y nunca más lo fue.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
10/09/2017.
18
6comentarios 587 lecturas versolibre karma: 84

Profundidad

Llegó profundo
en donde habita la soledad del silencio
ahí ninguna ventana está abierta
no existe memoria que se acongoja
por lo que ha olvidado ayer.

Solo se borró para dejar espacio
a otra historia que nace,
como ese suspiro que duele
porque es un camino que no tiene un final placentero
es como una vida que no quiere ser recordada
de esa manera tan triste en donde sólo los murmullos tienen su combustible para poder incendiarlo todo.

Nada se puede hacer para evitar lo que es inevitable,
el mundo sigue girando sin detener su marcha,
no bastaran los buenos deseos,
tampoco será suficiente el corazón que es bueno,
simplemente pasará
y en el desierto incierto de la calumnia
esperaremos el olvido
este pasará sin detenerse en el tiempo
para poder entonces olvidar.

Llegó profundo
en donde habita la soledad del silencio
ahí ninguna ventana está abierta
no existe memoria que se acongoja
por lo que ha olvidado ayer.

Profundidad.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
27/08/2017.
14
4comentarios 187 lecturas versolibre karma: 91

Vacíos

Estás,
____tan llena de vacíos.

Vacíos
____incapaces de anegar
____los infinitos de la poesía.

Y yo,
____tan lleno de ti.

¡No, espera!
____Más propio es decir...

Y yo,
____tan vacío de tus infinitos.



"Pero quién habla en la habitación llena de ojos.
Quién dentellea con una boca de papel.
Nombres que vienen, sombras con máscaras.
Cúrame del vacío -dije." ~ Pizarnik





@SolitarioAmnte - viii-17








S a y o n a r a
leer más   
18
16comentarios 153 lecturas versolibre karma: 84

Grito al vacío

"Su corazón es un laúd colgado, no bien lo tocan, resuena."
Este Madrid es una ciudad vacía.

Se vive un claustrofóbico vacío en sus aceras

Tantos ojos y tantas miradas ciegas por su neblinosa atmósfera.


Este Madrid del engaño
Esta noche no hay nadie en los andenes
Nadie lee ya en sus campos
los ancianos se retiraron de los bancos
Y las palomas no acudieron a la costumbre.


Nada hay ya en sus hogares
Y nada recorre sus calles
(O más bien nada es lo único que las recorre)
Tan sólo el infernal ruido del tráfico sin conductores
El chirriante crujir del metro en hora punta abarrotado de cadáveres
O las voces inextricablemente amontonadas en el caos.


Él se mira
Se mira al espejo todas las mañanas
Y pregunta al reflejo
Pregunta al vacío:
"¡Reflejo que miras mis ojos en frenesí! ¡Reflejo que miras sin reflejo, que miras de frente a mi abismo en tu pureza! ¿Puede el vacío ser sin que nadie lo vea?"

Y en esta ciudad vacía de Madrid
Resuena en disfonía un laúd colgado
Nada, nadie, puede oír
Y sin embargo, yo sé que resuena.


Como un grito ahogado
que del vacío emerge
y en el vacío se estrella.
leer más   
10
sin comentarios 86 lecturas versolibre karma: 75

Coyotes en mi alma

Sal, tierra y ancla:
coyotes en mi alma.
Anexión de aullidos:
libélula y colmillo.
Ya no suspiro,
tampoco gravito en el vacío…

Marisa Béjar.
leer más   
13
6comentarios 162 lecturas versolibre karma: 80

Punto en el vacío

Vacío.

Un punto.
Yerto.
Yermo.
Inerte.
Calmo.
Mudo.
Invisible.
Infinito.

Un botón.
Un toque,
divino,
sobrenatural.
Una explosión,
descomunal,
colosal.
El tiempo.
El alfa.

Vertiginosa
expansión.
Átomos.
Polvo.
Gases.

Estrellas,
planetas,
galaxias,
agujeros
negros,
cuerpos,
cuerpos,
y más
cuerpos
cósmicos.
Luz.

Un sol
Un planeta.
La Tierra.
Un milagro.
Otro
toque divino.
La vida.
Tenaz.
Ínfima.
Crecimiento.
Multiplicación.
Verde.
Aire.
Oxígeno.
Agua.
Criaturas.
El hombre.
Fuego.

El amor.
El odio.
Guerras.
Paz.
Más guerras
que paz.
Dolor.
Sufrimiento.
Placer.
Gozo.
Agonía.
Soledad.
Alegría.
Compañía.
Sueños.
Desilusión.
Conquistas.
Imperios.
Locura.
Arte.
Religión.
Ciencia.
Invención.
Destrucción.
Apocalípsis.
Armagedón.
Un parpadeo
en el infinito.

Finita
eternidad.
Colisiones
cósmicas
colosales.
Fusión.
Fisión.
Abismal
contracción.
Infiernos
engullendo
infiernos.
Otra
efímera
eternidad.
Singularidad.
El omega.

Un punto.

Vacío.


@SolitarioAmnte / vii-17
15
31comentarios 174 lecturas versolibre karma: 93

Algo en mí

Se me hace raro este vacío.

Vienen días de cianuro
en un solo trago.

Amaba tu voz,
y de repente,
me veo amando una sombra incandescente
que arde en un rincón de mi añoranza.

¿Qué pasión rompió los huesos
al sueño prohibido?
Yo no nací para llorar silencios,
pero he aprendido a hacerlo
sin quejarme.

Mañana quizás vuelvas,
pero esta voz que me resuena en la garganta
ha olvidado tu nombre,
aunque lo sigan gritando mis entrañas.

Algo en mí te odia.
Algo en mí te ama.

Quizás mañana.
15
15comentarios 98 lecturas versolibre karma: 90

Suicidio

¿Para qué despertar del sueño?
Entre brumas y cristales rotos
se siente segura.
Aunque parezca un suicidio.
[Sí, quizá lo sea...]

¿Despertar?
No, no es posible.

Mejor acunar las promesas
que disparan a su vientre
la oscuridad y el letargo.

Para qué despertar...
si todo es en vano.
Para qué hablar con la cordura
ahora, que ya es tarde.

Ya no, ya no, ya no...

Ya no sabe decirle a sus ojos,
que las alas negras de la noche
eran vestigios de su locura.
Ya no caben más destinos,
más ilusiones,
más sueños,
si no es con los ojos cerrados.

Déjala sola,
que ya vendrá la muerte
vestida de domingo
para quitarle la venda
que sostenía el latido
de su corazón cansado.

Vendrá, estoy segura.
Y con un beso frío,
con sus labios eternos
acariciando sus ojos,
despertará sin llanto.

Sí, es un suicidio.
Lo es... pero necesario.
leer más   
14
23comentarios 223 lecturas versolibre karma: 86

Vacío

Oscurece.
El tiempo me mira
con sus ojos inexorables
desde el fondo del reloj,
desde lo hondo del espejo,
desde la repisa
donde está la foto,
donde nos vemos
tan felices en otro tiempo.

Supongo que amanece
en este momento,
en algún lugar,
en alguna ciudad,
en algún pueblo.
Y espero que ahí estés.
Porque aquí,
en el rincón que te reclama,
en el vacío donde desvanece
la llama de tu mirada... oscurece.
leer más   
13
12comentarios 181 lecturas versolibre karma: 72

Duerme mi niño, duerme

Mi vientre se llenó de vida,
con tu presencia se hizo grande,
y ahora que me faltas
ahora que ya no estás,
me siento vacía, perdida y sin razón.
Te has ido, has volado lejos
y no consigo alcanzarte.

Tú, lo más hermoso que he tenido
te pierdes entre mi sangre y mi penar.
Mis entrañas se abren
y escapas a mis manos sin remedio.
¿Será acaso, tal vez...
que Dios andaba escaso de Ángeles
y por eso te llevó a ti?

Imagino tu carita que nunca vi,
tus manitas y tus pies.
Quiero abrazarte y lanzo besos al aire,
todos los que no pude darte a ti.

Me soñé haciendo un arrullo
y cambiando tus pañales,
pero ahora entre mis manos
solo hay pañuelos mojados
de tristeza y de dolor.
Cuatro meses y medio de sueños
se desdibujan ante mí.
Ya todo terminó, la luz se apagó;
duerme mi niño, duerme...
14
11comentarios 148 lecturas versolibre karma: 88

A ciegas

Consomé de días muertos,
vacíos.
Esperando el corazón
en nieblas
una chispa suficiente
con la orden de salida.

Hay una presión continua
que empuja
los compases de los tiempos.
Mis mustias cuencas sin ojos
solo con cambios casuales
aleves,
no miran ningún destino.

No buscan los horizontes,
ni mañanas, ni futuros.
Los ata
el pulsar firme y constante
de silencios y negruras.
leer más   
7
sin comentarios 56 lecturas versolibre karma: 85

Más sobre el silencio

Hay una pequeña pista en la voz del silencio; es como si escuchara el batir de unas alas que todavía no aprenden a saltar sobre el vacío.
leer más   
9
4comentarios 115 lecturas prosapoetica karma: 67

Las venas del vacío

Observar atento con ojo vacuo
cada una de las venas del vacío,
las alas de mil mariposas negras
en nervaduras apartando cuerpos

Como un ángulo forzado palpable
entre las cejas alzadas ceñudas
aunque pudieran parecer sinuosas
descendiendo suaves por el cabello.

Rodean inquietas cada pregunta
y enfrían en el aire cuidadosas
esa palidez de la mente fría.

Venas de ese vacío palpitante
que ya fuera cadaver al momento
en un presente vano y sin futuro.


Reservados todos los derechos de emision
leer más   
8
2comentarios 52 lecturas versolibre karma: 70

Nada de nada

No aflora letra alguna para hacer palabras

Ni una sola asoma
para al menos
dibujar mi verso de amor
de dolor
o de olvido

Hoy no despertaste en mí
ni yo lo hice

Lisemelino
9
sin comentarios 84 lecturas versolibre karma: 61
« anterior123