Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 10, tiempo total: 0.007 segundos rss2

Me gusta

A mí me gusta que me hables de tus cielos,

de tus bailes.

A mí me gustan tus calles, que nunca vi.

Tu pasión, tu lucha...

Me gustan tus ojos iluminados

hablando de la tierra que te vió crecer.

Y te acompaño en el sentimiento:

También echo de menos.

Me gusta que luego me des el gusto de contarte mi historia

y los olores de unas calles llenas de alegría que me gritaban:

¨¡Te queremos! ¡Regresa siempre!¨

Comparto carcajadas con gente que a veces no me entiende cuando les hablo

(ni yo a ellos)

y también

abrazos de empatía.

Porque yo no creo en fronteras

ni en que alguien es mejor que otro.

A mí me gusta la gente,

el compartir.

Se nos llenaron los pies de raíces

que crecen cuando lloramos por lo que dejamos atrás.

Somos valientes,

somos emigrantes.
13
2comentarios 67 lecturas versolibre karma: 102

El renacido

El fuego se propaga en la niebla de los valientes,
la brisa y la brea se desvanecen en la piel
de los guerreros cuya sepultura será el lodo
y sus únicos visitantes los gusanos.
El gusto de la hiel en la lengua
y metálico derramando el pesado fluido
en la hierba del bosque
pero mi pulso sigue haciéndome temblar.
4
sin comentarios 35 lecturas versolibre karma: 59

Mi búsqueda constante

Soy rara, a veces me explora la médula teatral para engañar ojos ajenos.

El mundo parece no entenderme, ruedo y ruedo sin poder alcanzarlo, siempre mi alma prefiere correr del lado contrario.

Millones de personas habitan esta masa circular y a una sola anhelo encontrar.

A tus ojos yo no puedo engañar, junto a tí quiero escapar, llorar de felicidad y de mis fallas reír sin parar.

Hoy me siento cansada, he vivido poco y me siento abandonada de tus huellas. Esta soledad me atrapa y todo me sabe mal, ya no quiero viajar sola.

Te dibujo en los libros, te disuelvo en mí té, te llamo al alba, te reclamo entre jadeos y simplemente no estás.

Soy tan rara. A veces un poco bipolar.
Mi coraza se gasta y me quedo desnuda de los vituperios de esta sociedad.

Voy andando en busca de la única persona que me entenderá, mi alma gemela. Mi otra mitad.

Estoy a bordo, el camino no parece terminar pero voy por tí, no te muevas, quédate donde estás.

Somos tan raros pero ¡madre mía! Que perfecto es el amor entre los dos, almas desconocidas y en búsqueda constante una de la otra.
leer más   
6
sin comentarios 36 lecturas prosapoetica karma: 78

Remitente osada

Eres como la carta que perdió el rumbo del destino y se creó el suyo con su tinta y papel. Sin ser abierta por nadie, sin ser leída por los ojos del necio. Sin dueño, sin dirección, inventando su propio camino con sus piedras y baches a fin de encontrar un nuevo destinatario que de verdad supiera abrirla lenta y delicadamente, sin romperla ni doblar una de sus esquinas, sin una lágrima caída que borrase la tinta dejando un feo borrón negro. Y entonces se convirtió en remitente osada que arriesgada transformó su cubierta en avión de papel para poder volar hasta él. Pudo ser el azar, lo que la llevó a tan bonita libertad, pero jamás volvió a echar la vista atrás.
13
sin comentarios 78 lecturas prosapoetica karma: 95

Olvidar

Un proceso muy lento y enrevesado con muchos baches que te empujan a volver a caer, y de donde sólo los valientes logran huir. Sientes el peso de las oxidadas cadenas que tiran de ti hasta las profundidades de la noche. El chillido que producen es ensordecedor, pero tú ya no oyes nada, sólo eres vaga niebla en la oscuridad. Y tratas de reptar arañando las piedras, pero la tierra te cubre y ya no puedes ver, ni gritar, ya no puedes ni respirar.

Y te rindes, caes en el frío suelo y dejas que una capa de recuerdos te sepulte eternamente. Pero lloras, y son las lágrimas que humedecen el terreno las que te liberan de la condena. Mueves una mano, la arena se desliza por tus dedos y tus ojos se abren mientras tus pestañas arrojan el polvo al cielo, y exhalas lo que parece aire, pero es la certeza de que ahora todo vuelve a empezar. Te sientes puro e intacto, lleno de ilusión, porque lo que parecía el fin sólo era la metamorfosis, al igual que una mariposa que renace más hermosa.

Olvidar, es un proceso muy lento que te envenena por dentro hasta matar, y de donde sólo los valientes logran escapar.
18
3comentarios 54 lecturas prosapoetica karma: 105

Despierta del sueño

A menudo se siente vencido,
el silencio se ríe cuando él llora.
No tiene miedo de mirarla,
de clavar sus dulces pupilas
de bufón cansado
entre su mandíbula absorta
y el corazón de cuarzo.

¡Qué importa los ladridos de la noche!
Vivir, a veces, cansa demasiado
y parece que en la oscuridad
se acomoda la derrota
y consigue perdonarse.

Mientras tanto...
al otro lado del tiempo,
entre baldosas de sueños
absurdos y delirantes,
la vida se marcha.
Sale por su boca,
que pone sonido a la noche
-lamentos del alma-
y se diluye entre los dedos
inútiles y disecados,
que en otros tiempos
dibujaban virtudes en el rostro.

Por eso,
despierta del sueño
corazón valiente.
Dile que aún conservas
la primera caricia que sentiste,
tan pura y radiante
como el primer día...
dile que todo
será como antes.

En la pared del fondo
colgaréis vuestro pasado,
y será el amor cuando despierte
el que te hable de vosotros.
Entenderás entonces
que es posible,
que queda aliento,
que aún respiras...
que siempre hay tiempo
de volver a enseñarte, corazón,
a vivir con los recuerdos.
leer más   
18
20comentarios 100 lecturas versolibre karma: 99

Batalla

Mente agotada
Diez mil derrotas
El cobarde muere
Mientras el fuerte lo soporta.

No pienso nada
Mientras me cortan
Para el que viene
Solo hay sonrisas rotas.

No hay más amadas
Se fueron todas
En mi mente
Quedaron pocas absortas.

La llamarada
No se controla
Que me incinere
Porque trato de ir en contra.
leer más   
15
sin comentarios 109 lecturas versoclasico karma: 56

Te prefiero

Si me preguntas cómo te prefiero, te diré que valiente para cuando tenga miedo; divertido para cuando esté triste; tierno para cuando esté enfadada; tranquilo para cuando busque calma; y salvaje para cuando busque guerra -que será casi siempre- ; pero sobre todo te prefiero real para cuando sienta que estoy soñando.

Y ahora que lo sabes te cuento que no miento si te digo que eso que prefiero es lo mismo que te ofrezco.
leer más   
3
sin comentarios 97 lecturas prosapoetica karma: 0

Los valientes

Existen sueños recurrentes,
incontrolados.
Gentes, que recurren a los mismos sueños.
Tras mucha lucha, tras muchos años.
Se llaman valientes.
leer más   
2
sin comentarios 35 lecturas versoclasico karma: 12

Solo quiéreme

Quiéreme todo lo que quieras,
a tu lado,
encima de ti,
con tus manos o tus sueños.
Quiéreme con tu mente,
de la cual no voy a salir aunque lo intentes.
Que de tu corazón se encarga el mío.
Los cobardes ya pasaron de moda.
Mira bien, no hay nadie más,
déjate llevar primero por ti y tus deseos,
luego por mi y mis labios.
Yo estoy aquí, sentada viendo como vas a reaccionar.
Cualquiera te toca el cuerpo,
pocos te inquietan el alma.
Quiéreme entonces,
Como quieren los niños a su juguete favorito,
Como una ardilla a su bellota en el parque,
Como velero al mar.
Llévame de tu mano a descubrir
los límites que no tenemos,
a explorar las cuevas de nuestras mentes,
a conocer el mundo.
Llévame a querernos como en los cuentos de hadas, con magia.
#DesdeMiVentana
-AriiA✨
4
sin comentarios 61 lecturas versoclasico karma: 39