Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 3, tiempo total: 0.019 segundos rss2

Sol por cobijo

Sal de mi sombra alma mía,
sé tú misma,
por una vez en tu vida
deja de andar engañandote
¿que no ves que esta vida
es corta e irrepetible?
¡No te mientas, pisa firme!
No cubras el sol con un dedo,
no inventes puertas
que no existen,
porqué no habrá salida,
ni te cubras detrás de otros seres
dale vida, valor
a ese ser que tú ya eres
¡pues eres maravillosa,
fuerte, única!
No te pierdas en invenciones
que solo te dejan más vacía,
más perdida crece de una vez
¡sé valiente!
No te cubras en mi sombra
alma mía deja el rayo del sol
entre en tu vida
que ese rayo sea tu guía
no oscuridad, sino
¡luz de mediodía!
leer más   
18
10comentarios 68 lecturas versolibre karma: 99

Rosetas de culpa y de arrebol

Tus mejillas, mojadas por las penas,
son manchas de rubor en tu alborada,
va manchada tu albura arrebolada
por la culpa que corre por tus venas.

Sangre roja en las blancas azucenas
que confiesa en silencio la estocada,
son como virgen nieve mancillada,
son como dos bermejas lunas llenas.
15
17comentarios 122 lecturas versoclasico karma: 113

Silencios

En noches oscuras, de silencios espesos
vivo, siento y pienso, en silencio,
en silencio oigo como me hablan las palabras
palabras rotas, ahogadas, clavadas
con mil alfileres, que aguijonean mi cabeza
un silencio oscuro, un silencio sordo,
son mis propias palabras que me punzan
y me hablan de guerra, racismo y odio
nacionalismos, sangre, furia y violencia.

Me hablan de la vieja Europa
de sus hijos, que como niños pervertidos,
esclavizan con las sobras de sus mesas,
a los hijos del tercer mundo.
Me hablan del sonido de las monedas
que caen y marchitan las almas de los hombres.

Me hablan en un silencio agudo
en el silencio de silencios
en el silencio de las víctimas, sí victimas,
ahogadas, sí bajas, en la arena tiradas
de niños gaseados, cuerpos mutilados,
los Sirios velan y penan las difuntas almas
de sus bajas, en silencio, me avergüenzo.

Inmundos gobernantes, se reparten
las sobras de un bufete lleno de lágrimas
dragones azules estrellas amarillas
de sus bocas sólo esputos amargos
que sacrifican a los pueblos hundiéndolos
en terribles abismos, infiernos de dolor
en orgías de miedo carne y sangre.
Gobernantes que mienten,
nacionalismos que someten
hombres que despojan
a otros hombres de su humanidad,
un día los silencios se conviertiran
en gritos, en chillidos, chillidos de LIBERTAD.
leer más   
12
5comentarios 177 lecturas versolibre karma: 66