Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1705, tiempo total: 0.036 segundos rss2

Entre Almedas y Pinos me defiendo

I

Por las arboledas de alamedas rondan los maltrechos
y de tal cantidad de hombres que pelean,
brinca un pino de piñas puntiagudas por despechos
y en sus techos bastean.

Las heridas infringidas rebosan siempre hacia abajo
y resbalan como serpientes sinuosas,
entre tanto las heridas suenan a badajo
de campanas ruidosas.

La sabia huele a bosque y está en el bosque
como la sangre huele a sangre y sabe a sangre,
aquel maltrecho perdido en sotobosque
y se levanta y tiene hambre.

Maltrecho voy, ¿me veis?, necesito ayuda,
poca vida me queda para esta gran faena
y recoger la sabia, que por el tronco fluye menuda
y limpiar la sangre, que mi cuerpo llena.

La alameda es una arboleda de dichosos placeres,
que se transforma en cobijos de heridos maltrechos,
que pasan la noche curando en amaneceres
hinchados de oxigenados pechos.

Si hasta la alameda se agolpan con regocijo
se transforman los álamos y los heridos,
en alamedas y hombres derechos ante el hijo
con mirada de amores sufridos.

II

Entre alamedas y pinos me encuentro
entre alamedas y pinos estuve herido,
como un guiñapo observado por dentro
eso es lo que he sufrido.

Entre alamedas y pinos me siento
henchido mi pecho y la sabia pegada,
en mis heridas sangrantes y mi pelo al viento,
la luz apagada.

Entre alamedas y pinos me defiendo a mordiscos,
de aquellos que cortaron los troncos me hirieron
y me deshago a dentelladas, patadas y a pedriscos,
de los que no me quisieron.

Y si sus ramas fueron cortadas
Y sus troncos fueron talados,
maltrecho mis heridas sanadas,
que por su sabia fui alimentado.

Retornaran los álamos a sus alamedas
y las piñas a sus pinos colgarán frondosas,
restañaras mis heridas mientras puedas
y dejaran de ser maltrechas para ser hermosas.


Alfonso J Paredes
S.C./Copyright
Imagen tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
7
7comentarios 45 lecturas versolibre karma: 111

Goodnight, not bye

It’s been the best day here today.
Nothing more to write,
no more wonders wondered,
no more words to say.

No more plays to play,
no more caves to cave,
no more days to hear
those sweet voices of theirs.

Winning courage,
winning worthiness.
Winning fire in my inside,
and losing fears on my mind.

And, no. No way;
this voice hasn’t given up yet.
I’ll go back on again, like everyone else,
and start one more time,
but not from the beginning.

Neither from the end.

Though every move is the last one.
At least they say so here on the stage.
So let’s go on and on until we all dry, and let’s stay then.

Yeah, that’s the way it is.
We better appreciate it,
because now they can tell us whatever we need,
but later we’ll all be gone and dissappear.

youtu.be/4WX87gR1cgQ
7
3comentarios 58 lecturas english karma: 97

Enquijotado

Lancero ecuestre de valiente corazón,
de gigantes ibas a matar, y molinos eran,
que tan vergonzosa equivocación.

Esbelto paladín, sabio sin parangón,
con Dulcinea esperando a tus aventuras,
y tú huyéndola, en sola habitación.

Protector del inocente, lanza en condición,
ningún león te tema, pues son solo bestias,
bestias que firman miedo desde otra región.

"¡Sancho, agudiza tu visión!",
dices ante tamaño espectáculo:
un carruaje lleno de imaginación.

¡Esclavos, dragones y traición!,
abre ese libro de la magia,
verás en él a un rey sentado en su preocupación.

¡Dulcinea, dónde estás, en qué balcón!,
exclamaría él, caballero impaciente,
dispuesto a toda revolución.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.

etiquetas: lírica, drama, verso libre
3
1comentarios 14 lecturas versolibre karma: 41

Sueltos

Suelto cometas en los senderos
el viento le presta su vientre
quizás besen tus mares
que silentes los hacen versos.

Busco en el reflejo repetido
el rostro pálido de los heridos
cegando cicatrices con palabras
dejo huellas en la arena de tus ríos.

Exiliados mis hijos de tinta
cargando sentires y dagas
fantasmas entre las tormentas
que el devenir les depara.
leer más   
5
2comentarios 63 lecturas prosapoetica karma: 51

Mis primeras lecturas

Mis dos primeras lecturas “La TíaTula” y “Cumbres Borrascosas”,
qué diferencia tan grande entre el Unamuno de la pasión y muerte
y Los brumosos y sombríos páramos de Yorkshire de Émily Brontë,
entre la trágica maternidad y la venganza y odio de pasiones ansiosas.

El Unamuno “Ángel de la nada”, muerte, final inapelable
Los amores desesperados de Émily, más allá de la muerte,
Unamuno lee a Santa Teresa con afán implacable
y en “La Granja de los toros” una cara larga y con suerte.

Miradas que sobrecogen y se le meten a Unamuno en el corazón,
una tormenta de nieve que te obliga a dormir en “Cumbres Borrascosas”
y el alumbramiento y cuidado de una nueva vida por la que pierdes la razón,
aparece un espíritu llamado “Catalina Litón” para meterse entre las cosas.

Qué lecturas, qué recuerdos aquellos dos libros
que de la estantería de un tío mío tomé prestado,
sin su consentimiento y devolví, aun en mi recuerdo vibro.

Son los comienzos de una pasión desmedida,
una pasión por las letras, una por una y así miles
de palabras en tantos libros leídas.
entre historia de fantasmas, héroes, villanos y correveidiles.

Son los principios de mis lecturas,
las letras primeras de mi vida de letras sinuosas,
Unamuno y su “Tía Tula”
Y Émily Brontë con sus “Cumbres Borrascosas”

Alfonso J Paredes
Todos los derechos reservados
S.C/Copyright
Imagen recopilada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
8
2comentarios 69 lecturas versolibre karma: 94

Vivir vidas

Tan solo tengo una vida
que se consume en la hoguera
encasillada en un mundo
con un corazón y un destino

Quisiera vivir en otros ojos
y vestirme de sus secretos
embriagarme de otras pieles
y caminar con sus pies

Bucear por el cauce de otras venas
en barcos que pesquen historias
atracando en cada puerto
envuelta con sus mareas y calmas

Quisiera vivir tantas vidas
como gotas tiene el mar
como estrellas la gloria
y tan solo después
que me busquen los sueños
leer más   
3
2comentarios 12 lecturas versolibre karma: 52

Haiku

Sol de verano,
amanecer del mar
del agua calma.
14
6comentarios 57 lecturas japonesa karma: 105

Recordando otros tiempos "No me llames Extranjero"

NO ME LLAMES EXTRANJERO

Porque tu tierra no me vio parir
no me llames extranjero,
que la tierra que me vio primero
la amé, pero no me dejó vivir.

No me mires con esos ojos
que son los ojos que no me ven,
sólo miran a un extraño que quiere avén
con los hermanos hombres despojos.

No me tomes como un extraño
pues tu destino es el mismo clamor
del que grita pidiendo amor
de la tierra que pisa aledaño.

No me insultes al verme primero
y después preguntes de dónde vengo,
pues sólo pido aquello que menos tengo
hospitalidad y que no me llames extranjero.

El destino del hombre tornasola
en dirección al sol que le cobija
buscando aquello que añora la hija
de la desesperación que me asola.

Es por eso por lo que te pido con esmero
cuando me veas vagar por el mundo
como un poeta vagabundo,
que no me llames extranjero.

Alfonso J. Paredes
Todos los derechos reservados
SafeCreative/Copyright
Imagen tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
10
12comentarios 79 lecturas versolibre karma: 93

Pongamos que hablo de.....

Abres Las puertas de tu historia
sin preguntar señas de identidad
mezcla de multitud de sabores
se cocinan por tus venas castizas

De carnaval se pintan tus uñas
tu boca vergonzosa, reside viajera
vistiendo discreta por el día
aún con la luna desnudas tu piel

Nunca duermes en el lecho
divertida, bailas hasta el amanecer
absorbiendo la vida con ansías
envuelta en las turbulencias de la noche

Luces con señorío tus andares
con tu tez blanca cubierta de tierra
pues tus manos no alcanzan el mar
ni tu cuerpo se broncea bajo las olas

Tus ojos acaparan las estrellas
entre el bullicio de los sueños
y las sonrisas de tus amantes
que te cantan, eso que dicen:
“pongamos que hablo de Madrid”
leer más   
11
16comentarios 85 lecturas versolibre karma: 115

Corazón negro

Corazón de carbón
tu abismo me estremece
la noche duerme en tu regazo
y un mirlo canta bajo tu sombra.
Quietas multitudes incoloras
como cenizas por las venas
sepultan la luz obscura
con un manto de negra arena
herida de amorosa daga
sangra el alma de piedra
un volcán que no se apaga
quema dolores y penas.
leer más   
3
4comentarios 76 lecturas prosapoetica karma: 52

Ciudad eterna

Ciudad de ojos azules
y de máscaras de colores
bañada por multitud de canales
donde sucumbimos a tus encantos
entre susurros de sirenas

Hija del amor y la fortuna
creciste entre ricos pañales
engalanando tus plazas de arte
y tus aguas
de enamoradas góndolas
bailando al son de la luna

Tus manos generosas al mundo
acogen bocas hambrientas
de tu hermosura inigualable
que devoran con ansías tu esencia
con recuerdos sellados en el alma

Aún llegará ese día
que el mar reclame tu nombre
para acaparar todos tus besos
y entonces lloraremos tu ausencia
la ausencia de la eterna Venecia
leer más   
6
sin comentarios 67 lecturas versolibre karma: 80

El tomate escondido

Veía una vez

mil frutas y hortalizas,

todas frías y unidas,

menos dos con vitamina C.

Este misterio me aturdía,

pues, ¿dónde sino en la nevera

iba a estar la roja fruta

que buscaba para comer?

Anduve hurgando

hasta en los rincones

más inhóspitos

e insospechados

de nevera y congelador,

hasta que al fin

la bombilla se incendió.

Llamas por todas partes,

y ningún extintor cerca.

Lo único rojo que había

era el fuego de la heladera.

Sacando la maldición de casa

lo vi claro en mi memoria:

aquellos tomates por los que moría

estaban en la despensa,

junto a las zanahorias.

Ay de mí. La casa en llamas,

el pasillo a cenizas,

la nevera derretida,

y en mi negro cuarto las llaves.

Larga vida al tomate;

corta existencia la mía,

pues cuando piten los oídos

de la casera

no tendré para correr

ni una calle.
11
6comentarios 91 lecturas versolibre karma: 87

Recuerdos

Se agolpan en mi mente los recuerdos
de aquellos tiempos de vinos y rosas
envueltos con cálidos aromas
de añoranzas, vivencias y proyectos

Un camino de largo recorrido
sembrado de sus soles y sus lunas
huellas de sensaciones tan profundas
grabadas en el alma a fuego vivo

Me quisiste de todo corazón
con ternura, cariño y mucho amor
sentimiento que brota sin rubor
entregado a la causa con tesón

Fuiste abrigo de tristes días oscuros
compañero de viaje, de fatigas
que nos sellan apegos con nostalgias
dejando cicatrices como surcos

Quizá no supe amar en la locura
o no pude sentir las mariposas
o no aprecie la fuerza de las olas
o no quise dormir en esa cuna

Amores desprovistos de pasiones
que duermen en un sueño sin latidos
y no existe la magia del hechizo
que encierran los secretos de la noche
leer más   
5
2comentarios 45 lecturas versoclasico karma: 75

El poeta muerto

A mí nunca nadie me echó una mano
lucho contracorriente y siempre zancadilleado
todo lo que tengo lo gané en una tómbola,
la tómbola de la vida que siempre es dura
con quien no nace estrella sino estrellado.

Subo cuestas angostas, empinadas y largas,
con el freno de mano echado,
por si me adelanto una pizca o para que no caigas
hacia atrás, no sea que vuelvas a empezar
a comprar boletos de los que tocan en la tómbola.

Si me ves en algún sitio, porque a empujones aparezco,
entre tanto bombón, caramelo, milonga o dulce mugriento
lleno de babas, pero ahí los tienes siempre, los primeros.

A mi nadie me pone en un pedestal
porque entre otras cosas yo no quiero,
no quiero los favores de los llenos de baba,
esos son caracoles, que se arrastran por un te quiero.

Un saludo si te doy y mis mejores palabras,
mis mejores deseos y reconocimientos;
pero no quiero las milongas ni tampoco las recibo,
pues lo que ves conmigo, es lo que yo trabajo con esmero,
si me ves por ahí, es porque lucho con sombrero.

Si me ves es porque a mi nadie me echó una mano
subí contracorriente el puerto, porque no te has enterado
todavía de que soy un poeta muerto.


Alfonso J Paredes
Todos los derechos de autor e imagen reservados
S.C./Copyright
11
16comentarios 120 lecturas versolibre karma: 88

Cosmología

Imposibles conceptos derribados en
la esencia verdadera de éste loco espacio.
Deslizándome entre cuerdas, salvaje Oeste,
cambia mi comprensión de límites inertes.
Estaticidad, forzado llano y destino,
admitido y aceptado, un lugar de caos.
Mi música entre cuerdas espera paciente
la valentía de asomar a la locura.
Entre partículas concretas explotando
estallan al vibrar de versátiles cuerdas.
Unidas en la sinfonía universal,
menos es más… suceso sorprendente asoma,
paredes de espejos, enfoques de un concepto.
Mágica, Misterio o Matriz de ese cambio….
limitada capacidad de comprenderlo...
y en la comprensión, la certeza ya no importa.
Asomada a dimensiones imposibles…
tiempo, espacio, las invisibles, lo imposible...
Adicionalidad novedad admitida
ondula mi piel y vibra trémula el alma.
Grados de libertad que derriban los límites,
reto de tamaños astrales de membranas,
conteniendo la humanidad ávida de huir,
Poderosa gravedad que me contiene y
a su vez mi voluntad pudiendo vencerla.
Tu sensual voz ridiculiza la apariencia,
extravagante son moviendo la membrana
trasciende formas en apertura de cuerdas,
debilidad aparente, aviva el sentido.
Intercambio de paralelismos endebles.
Desde la diminuta pequeñez de la nada,
hasta esa, la gran explosión de tu mirada.
Las leyes se derrumban, se vuelven ilógicas,
el estallido en sí mismo, explicando el cómo
pero sin poder esclarecer el principio.
Universos paralelos precipitándose,
crasa colisión uniendo realidades.
Y tus huellas y mis huellas en nuevas huellas
supersimetría total de nuestras huellas
dejando marcas cósmicas en las estrellas.

A.B.A. 2016 ©
Amalia Beatriz Arzac
Buenos Aires - Argentina
leer más   
12
4comentarios 82 lecturas prosapoetica karma: 89

Cae el Sol y los Celtas hablan

Cae el sol y el rumor de la noche asoma,
los duendes pululan por la maleza,
hay clamor de fiesta.

Luna llena corona el bosque de las Hadas,
llamadas y aclamadas por la boda Celta
ríos de hidromiel a la vera del Eisteddfod
los Bards iniciados y sentados en reunión.

La lumbre anaranjada chisporrotea
y todos reunidos al calor claman a sus dioses
pueblo de guerreros y aguerridos
pueblo de dulces romances y líricas fiestas.

Invocan a Samahin poder de la fertilidad
pues en nuestro pueblo los enamorados,
han encontrado el momento del ocaso
para celebrar en boda su unión.

En ritos ancestrales piden el consentimiento
a Beltayne para que sus almas sean puras
y los duendes y las hadas limpian de amarguras
el bosque al paso de la procesión.

Piden permiso al mundo invisible de los muertos,
arraigo imprescindible para la unión
y allí está el Dios Lug para eliminar los entuertos
venerado y aclamado por el Celta en reunión.

Cae el Sol y el rumor de los pájaros
se silencia, los gnomos y hadas andan
nerviosos y contentos pues les mandan
que allanen el camino del Celta.

Pueblo druida que se guía por las fases de la luna,
cuarto creciente, luna llena hechizos de magia blanca,
cuarto menguante, luna nueva hechizos de magia negra
mientras cae el sol y el rumor de la noche se acerca.

Y en la noche de Boda se inicia entre los Irish Gaél,
un mes de libertad sexual el mes de Cyann,
una gran cornamenta se une a la Madre Suprema, la Tierra,
y eran los niños protegidos de los dioses los que nacían.

Cae el sol y el rumor de las hojas
que caen silenciosas cubriendo el bosque
acalla los sonidos festivos pues ya llega el alba,
todo termina al amparo del celta hasta que el sol caiga.


Alfonso J Paredes`
Todos los derechos reservados
S.C./Copyright
Imagen tomada de internet, cuya fuente es: arquehistoria.com/historiaslos-celtas-ritos-y-fiestas-494/comment-page
5
sin comentarios 32 lecturas versolibre karma: 83

Renace la poetisa

Fueron muchas las semillas
de las frutas que comí,
las que esparcí en mi jardín
brotando después de enraizar.

Sin regarlas las cuidaba
paseando en mi cantar ,
durante años crecieron
los frutos de mi manjar.

A la sombra de mi pasado
camino sin mirar atrás,
respirando mis suspiros
sintiéndome un árbol más.

Siendo sabia me sentí brote,
desnuda de mi añeja coraza,
víctima del aire y los animales
festín para las ratas.

Cuando sopla el aire
que mueve los molinos de viento,
vuelvo a sentirme dentro
de mi sendero de raíces firmes.

Me alejo de mi misma
y me sorprendo
en la orilla del río cuervo
con la llorona durmiendo.

En ese rincón de la vida
me brotan las raíces
y me devuelven a mi hogar,
a mi misma.

Renace la poetisa,
la loba, la chamana,
la valquiria, la bruja,
el arte y la confianza.

Por fin.La memorizo.
Para no olvidarla.
Para ser yo misma,
mi propia espada.
leer más   
3
sin comentarios 17 lecturas versolibre karma: 45

¿Cómo?

¿Cómo amar sin tus manos
donde se cobija mi desnudez
que tú solo conoces y acaricias?

¿Cómo descansar sin tu boca
donde proliferan tus besos
que empapan toda mi piel?

¿Cómo respirar sin tu aire
donde se ocultan tus secretos
que me confiesas con las lunas?

¿Cómo viajar sin tus ojos
donde residen los universos
que recorres con mis latidos?

¿Cómo vivir sin ti?
Eso es, simplemente morir
leer más   
11
8comentarios 79 lecturas versolibre karma: 98

Poemas ( A vosotros/ustedes Poetas)

Los poemas cruzan confines
navegando por mares de sueños
o volando por cielos de ilusiones
como palomas mensajeras
que acunan el amor en sus alas
para ojos que sienten la vida
algunos ahogados en sombras
otros rebosantes de alborozo

Poemas que paren versos
amamantados por corazones
que crecen entre espinas y rosas
y depositan una indeleble estela
en aquellos nuestros alientos
saboreando su néctar
que embriagan con su esencia
leer más   
10
4comentarios 76 lecturas versolibre karma: 99

Mis gritos al horizonte, 76 versos octosílabos

Tumbado sobre los pinchos
se han torcido en esa hierba
rompo los muebles antiguos
y enarbolo inútil daga
clavada en el corazón
de cadáveres ambiguos.

Mis gritos al horizonte
se oyen en otros lugares
impulsos de mi garganta
atraviesan fácil el monte.

Pues ahora ven y escúchame
tú, tierra que me alimentas
bosque que con tu maleza
por esclavo me retienes
aquí permanezco atado
por amarte, por quererte,
luchar contra tu enemigo
con mi sangre, con mi frente
como una daga silente.

De tus entrañas nací
pariste desde tu vientre
desgraciado y desolado,
fue la excusa para hacerme
cantante de mi desgracia.
Espantapájaros, suerte
desdichada, aquí me tienes,
para volver a mi cantar,
si es que escucharme no quieres
por desgracia, soledad,
también por mi mala suerte.

Ayer desperté al albor
con hambre, con sed, sin agua,
ni pan, sin parar camino,
aunque llueva, porque truene
aunque sangren mis heridas.
Y las espadas blandieron
en dragones convertidos,
para matarse entre sí
y no volver a mi tierra.

Sin defensas ya te ves
sin cadenas, ni sin redes,
que no descansen tus fuerzas
echa fuera al que te hiriere
mientras que fuerzas te queden.
Usa las armas que puedas,
muerde, araña, con los palos,
con las piedras, con el pelo
arranca con las entrañas
asuntos de hombres valientes.
Héroes son fuertes héroes
que defienden con su vida,
la vida de aquellos seres,
los que son amamantados,
por los que por ellos mueren,
defiéndelos con la fuerza
de tu corazón ardiente,
no tengas miedo la muerte.

Mis gritos al horizonte
se oyen en otros lugares
impulsos de mi garganta
atraviesan fácil el monte.
El llanto que lo atraviesa
y grita por sus dolores,
son las penas de su sangre,
son los lloros de su suerte,
son las cuitas que almacenan
y el honor de defenderte.

Aquí vivo, aquí yo moro,
aquí me defiendo solo.
Aquí crecí en este monte
y aquí yo sigo esperando,
hasta que la hora me llegue
muy lejos el horizonte
que de vida está lleno
y en las faldas de mi monte,
solo me espera la muerte.

Alfonso J. Paredes
Todos los derechos reservados
S.C./Copyright
13
17comentarios 117 lecturas versoclasico karma: 93
« anterior1234550