Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 2457, tiempo total: 0.048 segundos rss2

A mediodía

Si bajo

la tela traslúcida que envuelve mi cama,

si me escondo

debajo de ella con los pies en la cabeza y la mente…

(Y la mente, ¿dónde?)



Si pierdo

la vista en lo que vi siempre desde que me despierto aquí,

si consigo

por un instante callar cada parte de mí que hoy grita;



Entonces

casi entiendo, por fin,

la orquesta que llevo dentro.



Si voy despacio

me doy cuenta de ti si te veo pasando a mi lado,

y mientras tú clavas el pedal a fondo

yo espero

mirando una nada,

pensando que iba sin ir a ninguna parte

o que me llenaban a medias los lugares.

Y en esa estela de tu paso,

si bajo, si me escondo, si pierdo, si consigo…

deja de tener sentido,

porque entiendo que no valen los logros en sí mismos

sino poder dibujárselos a la gente que elegimos.

Que elegimos, sin saberlo, en un día aleatorio
13
2comentarios 51 lecturas prosapoetica karma: 92

Niebla

Una niebla interna
despliega velos oscuros
en las pupilas,
y nos impide ver
la belleza que nos rodea,
velos oscuros que
ocultan los ardientes ocasos
cargados de silencios,
que nos colman de nostalgias,
y nos sumergen en la tristeza
si van acompañados de ausencias.

Velos oscuros
autoimpuestos por añejas rutinas
de ver lo que queremos
y muchos solo miramos
hasta la punta de nuestra nariz.

mi niña bella, mi Gloria, cada hermosa foto que tomas y me haces llegar nos acerca un poquito...
11
14comentarios 108 lecturas versolibre karma: 97

Entre tus letras

Soy la enredadera de tus letras,
la máquina de tu magia,
una inmaculada secta,
el rímel de tus pestañas.

¿Lloras por nuestra felicidad?
"Esto no es nada",
dice mi boca subliminal
con mensajes de tinta sagrada.

Te avergüenzas de ser niña,
mi dulce enamorada,
se te sonrojan las mejillas,
nerviosas después cuando me amas.

Dicen del corazón que con sus latidos
enamora al poeta más recio,
y será entonces el perfecto veredicto,
pues nuestro amor no tiene precio.

El orgullo de ser tuyo,
sagrado hombre para tu destino,
conquistadas letras son estas aguas,
las que fluyen por hoy domingo.

Tengo tanto que darte,
que cada día no es lo mismo,
cada día quiero enamorarte
hasta que Dios diga: "pronto seréis míos".

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
7
sin comentarios 85 lecturas versolibre karma: 86

Sin título...

Tú, eres
como esa
pieza de ese
puzzle, que me
faltaba y encaja
perfectamente,
con mi vida...

© Derechos de autor
Isa García
leer más   
10
sin comentarios 62 lecturas prosapoetica karma: 87

Monumento a la demencia

Eres ser sin piedad
te empapas de miedos
enloqueces sin saciedad,
te alimentas de nimiedad.

Monumento a la demencia,
a las faltas de congruencias,
a la transparente ignorancia,
a las mentiras rancias.

Inmundicia de la vida,
hilacha en soledad,
retas a la verdad,
con demencia selectiva.

Hombre caótico
inmoral insensato,
tú mismo te pones venda
vistiendo a tu conciencia,
con un cartel que dice “en venta”

Acabaras con el mundo
piensas que te va a durar
cuando la herida esté supurando,
de nada te servirá llorar.

Mientras no protestes,
y mientas siempre te calles,
y como oveja te agaches,
que te muerdan ni reclames,

Las letras de mi alma
leer más   
8
6comentarios 50 lecturas versolibre karma: 101

Decadencia

Que mi mente se apague,

ese es mi mayor miedo;

perder el norte

hasta acabar

naciendo

nuevo.



Perder todo criterio,

dejar de parecer estúpida

para llegar a serlo.

Convertirme en un engendro

vacío, plano

y sin extraños argumentos.



Dejar de desconfiar de los cerdos,

confiar en todo el mundo entero.

Regalar las perlas a los excrementos

y desechar

toda

la magia

que poseo.



Cuánto daño hace lo externo.

Mentira, el daño nosotros

por dentro lo hacemos.

Porque no ofende quien quiere,

pero parece que todos

pueden ofendernos.



Esta mente se apaga,

pero resurgirá de sus cenizas,

porque no considero la opción

de morir

estando

en vida.
13
2comentarios 58 lecturas versolibre karma: 90

Amiga Soledad

¿Cómo empezar cuando solo ves finales?
¿Cómo seguir si no tienes un principio?

¿Cómo voy a soñar si nunca duermo?
¿Cómo voy a encontrarme si no me he perdido?

Te busqué por calles estrechas, llenas de bares,
donde la música sonaba moviendo cuerpos que bailan
—que bailan o solo se mueven—.

Te busqué entre la gente que impedía que pasara.
Nunca quieren que te encuentre.
¿Por qué sueles esconderte?
Tú, vieja amiga, compañera incansable.
Sabía que podría encontrarte en el rincón
donde siempre supiste esperarme.

Últimamente, te he traicionado
con otras compañías, pero tú
no has dejado de abrigarme
los días oscuros, las blancas noches.

Descansa amiga, descansa
que tú siempre estarás para acompañarme.
leer más   
14
10comentarios 66 lecturas versolibre karma: 87

¿Qué es el amor?

Sublime sentimiento,
divino y misterioso y divino,
fundamento de locos enamorados,
le gusta reír y cantar y jugar,
llave del cofrecito mágico que inspira,
científicos locos que no creen en espontaneidad,
el amor:
No se oye,
no se ve,
no se toca,
no se huele,
pero es real.
Dios es loco de locos,
creó amor,
simetría,
mitad y mitad,
reciprocidad.
El amor nace y se propone,
el amor es mi Dios,
motor que mueve el mundo,
más allá de las fronteras va,
¿qué es el amor?
Amor: es el sentimiento pensado…
10
1comentarios 56 lecturas versolibre karma: 93

Un jueves cualquiera

Un jueves cualquiera, una tarde más,
me preguntabas qué pensaba cuando tú
aún sabiendo de antemano la respuesta.
Todavía, puedo recordar
el verde de la botella reflejando verbos,
y una bandada de pensamientos
fugados del baúl
donde mi corazón los había encerrado
hace tiempo
con la llave de un cerebro quemado.

Hablar, escoger, distinguir...
no saber qué decir, ni saber
si valdría la pena perder el tiempo.
Tiempo que transcurría
a la vez que surgían ideas,
bajando la marea de aquella botella
que vaciaba en los versos,
palabras mías.

Un jueves cualquiera, una tarde más,
ver putas maravillas en mis recuerdos.
Interpretando e intentando entender
qué coño llevo dentro.
Buscando en mis gestos
una contestación
que no sé expresar con la voz;
aunque tú, enseguida, comprendes
mis textos, mis verbos, mis pensamientos.
Hasta consigues que el corazón
le ponga un candado al cerebro,
y me empujas hacia un abismo
en el que el fracaso tendrá que ser
el mayor de mis éxitos.
leer más   
10
9comentarios 85 lecturas versolibre karma: 97

Deja Vu

Que odias la injusticia, piensas
mientras probando tu café,
clavas la mirada en el desconsuelo
de un alma desconocida.
-como nosotros ahora-

De repente,
tropiezas en sus ojos, con la memoria
de mis tristezas de ti
y reconociéndote juez y verdugo,
giras la cabeza fingiendo indiferencia.
-como aquella tarde conmigo-

¡Dos más de azucar señorita!
pides volviendo, melancólico,
a tu café, ahora amargo y frio.
-como tu vida sin mi-


-De la serie Bitácora de un viaje hacia ninguna parte
11
2comentarios 95 lecturas versolibre karma: 89

Hasta su cerebro

Casi fue un olvido,

este escrito.



Mañana es un día

do’ el tiempo irá frío

y la piel caliente,

ya que es de un ser vivo.



Dicho ser

pasa un nuevo umbral

para hacer

los años sonar.



Soñará esta vida

desde el nuevo día

con vivirla

conviviendo

con los daños

y los baños.



Nos lo limpiaremos

todo con conciencia,

siendo coincidencia

si algo de detrás

se nos queda.



Bienvenido sea.

Mas, tabula rasa

es lo que intentamos

ser cada año.



De este ya en concreto,

salen buenos

los presentimientos;

que no habrá

ningún resentido

destos que caminan

de la espina erguidos

hasta su cerebro

(en sentido opuesto).
8
sin comentarios 55 lecturas versolibre karma: 86

Retornos

Es mi silencio una canción
olvidada

y este poema

tan solo el escape
de todos

mis retornos
6
2comentarios 60 lecturas versolibre karma: 82

(sin titulo)

Una niña poderosa eres
y te ajitas
¿No la sientes?
Cierra tus ojos con calma
vuela hacía tu adentro infinita.
Abre la puerta y deja que fluya
oye el murmullo del viento que grita.

Eso eres tú
como la llenura de una Nada:
no tiene manos, carece de ojos
suave te choca contra la cara.
Eres como un beso amado
ese, que no se espera
tuyas son las caricias que nacen solas
como sola nace la primavera.

Una niña poderosa tienes
y te habita.
Me preguntas:
¿Cómo sabes a qué saben mis entrañas...
si contigo yo no soy?
me revelas todo mi pasado oscuro
hasta el claro día de hoy.
De dónde vengo, sabes, a dónde voy.

Eso soy yo:
como el vacío de un Todo
no tengo fin, carezco de principio
y en el centro me yace la pausa del ahogo.
Soy como el breve orgasmo
ese que arriba tras la larga espera.
Tengo verano cuando hace invierno;
soy el otoño en primavera.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
13
3comentarios 49 lecturas versolibre karma: 110

hoy ha vuelto...

hoy ha vuelto a posarse como ayer...
tu voz sobre el contorno de la hiedra,
la bronceada mano a acariciar
la piel como un torrente descubierta,

hoy ha vuelto intantáneo aquel temblor
con el aroma a lavanda y a existencia
y en el mordisco a la ciruela atroz
la noche a supurar néctar magenta...

que nadie más que yo guarda la voz
del estridente secreto de tu estrella
hivernando estíos por error
arde en su gravedad este poema...
18
10comentarios 108 lecturas versolibre karma: 114

Las Joyas Ocultas

Hay, dulce Caronte,
cicatrices que son hermosas.

El vientre marcado por cesáreas,
el labio partido por un juego
de patosos chiquillos,
la bala extraída por la patria,
lo que sea patria para tí:
tu casa, tus campos, tus hijos.

El ojo canjeado a la muerte
cruzada la carretera,
la falange que en un descuído
el carpintero sacrificó para comer,
el tatuaje marcado al hierro
sobre la piel del herrero.

Y estas joyas ocultas, tapadas,
¿No han de consolar nuestra sed de belleza?
leer más   
7
sin comentarios 28 lecturas versolibre karma: 85

Cuentacuentos

Estoy perdido como Alicia en el País de las maravillas.
Sigo baldosas que dibujan un camino en círculo.
Intento buscar valor para escapar de aquí,
pero siempre vuelvo al mismo punto
del comienzo.

Me siento y recuerdo aquellos cuentos
que conducían a mundos de sueños,
donde el mar era azul
del azul del cielo.
Aquellos cuentos que decían que eran
tres las hijas de Elena,
tres los cerditos,
tres —también eran tres— Caperucita
el lobo y la abuela.
El gato con botas, el príncipe azul,
la bruja que sabe dónde estás tú,
dónde estás tú.

Sin embargo,
ahora mi mar no es azul de ese azul
del azul de cielo.
Vivo un cuento o como en un cuento
y, al despertar, saber que sigue todo igual,
que no es un sueño.

Que tu historia es una de las de verdad
que miente en los libros, de las que tú escribes,
de las que yo leo.

Quiero despertar...
y pensar como un niño, pensar en un cuento,
buscar la salida a los círculos del laberinto
y sigo
y sigo
y sigo girando
por esas baldosas
por ese camino
que hace que todo final, mi final,
sea como el principio.
leer más   
13
6comentarios 68 lecturas versolibre karma: 101

Desayuno

Me sentía un poco solitario
y desayuné un Bukowski
entre la humedad de las paredes
y la llovizna lamiendo las ventanas,
mareado de alcohol, de putas,
de bares apestando a gatos abandonados,
hermosos escenarios
para los poetas ensiestados sobre las mesas,
me arrojé sobre unas letras desparramadas
sobre la alfombra,
besando el cielorraso con los ojos,
bebí las telarañas y recité un verso,
ya no lo recuerdo, no vale la pena,
ya quisiera yo encontrar a la prostituta
que robó sus poesias, revolcarme en sus carnes
y quitarle del sostén su mayor tesoro,
despúes de todo
en las poesias vive el corazón de
todos los poetas del mundo.
leer más   
16
12comentarios 141 lecturas versolibre karma: 120

Lobo feroz

Una gota amarga
luna de cristal
diamante de dolor
sobre su piel,
recién amanecen
los años
en sus manos
abandonadas,
vacías
heladas,
huérfanas de amor
dejando huellas
floreciendo en la acera,
por la esquina
donde espera
que la encuentre
"el lobo feroz".
leer más   
2
2comentarios 30 lecturas versolibre karma: 35

Estoy viva

Necesito.

Tus labios quemando mi piel,
que me recuerden que estoy viva.

Viva.

Para sentir tus manos infinitas
recorriendo sin rumbo
mi cuerpo.

Y tu voz,
como un río
que dibuja surcos eternos
entre veredas de placer.

Tus labios.

Lava
sobre mi piel,
me van quemando
milímetro a milímetro...


Y yo tan hecha a ti,
tan hecha a tu epicentro.


Con tantas ganas de vivir.



9.4.18 Rita.
15
5comentarios 117 lecturas versolibre karma: 115

El poema

¿Qué es un poema sin rima?
te pregunto.
Un bello canto de vida,
me respondes.
¿Qué es un poeta sin tempo?
me preguntas.
Un viejo silencio ya muerto,
te respondo.
Tú me besas,
el canto bello se une al silencio viejo,
y un poema sin tempo de un poeta sin rima
surge de unos labios muertos
y vuela lleno de vida.
leer más   
13
1comentarios 61 lecturas versolibre karma: 105
« anterior1234550