Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1659, tiempo total: 0.030 segundos rss2

Deja que hablen tus ojos

Calla
no digas nada
con esos labios de besar ardiente,
de besos desesperados e impacientes.

Calla
no digas nada,
déjame callar tus labios
con besos de mis labios rojos
hoy no quiero escuchar a tus labios
hoy deja que hablen por ti tus ojos.

MMM
Malu Mora
leer más   
19
6comentarios 110 lecturas versolibre karma: 107

Sin título...

Tú, eres
como esa
pieza de ese
puzzle, que me
faltaba y encaja
perfectamente,
con mi vida...

© Derechos de autor
Isa García
leer más   
7
sin comentarios 33 lecturas prosapoetica karma: 86

Ouroboros

Entre la incógnita planetaria,
entre los paralelos que sacian el cosmos
con el lácteo de las tierras,
entre sus labios, senos y besos
como anillos protegiendo a Saturno,
aparece mi mente entallada en un cuerpo
semejante al pergamino de Egipto,
las efigies de los Mayas
o el estandarte de una legión de Roma.
Entre tantas líneas invisibles
que enlazan los puntos del universo
para luego salvarlo de la extinción,
a eso que le llaman viento,
yo lo muevo con un suspiro de mi voz.
Una voz que viaja a través del tiempo.
Los orígenes del humano,
el gen de lo onomatopéyico,
del sonido más extraordinario del silencio,
el mutismo de un beso cuando roza lo sagrado,
todo ello se une en el crujir de una rama,
en ese segundo que dura un siglo,
nadie lo escucha, nadie lo aclama,
solo el pie que le deja la huella
al romperla con un camino tan lleno de magia.
Las almas mundanas: el hojaldre de la vida;
los animales: la pólvora de la naturaleza;
los latidos del corazón: la guerra por el amor;
y por la avaricia del infinito:
ella siempre engendra el sueño de mi eternidad,
un dios ataviado con nuestro anillo.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
6
2comentarios 21 lecturas versolibre karma: 93

Deja Vu

Que odias la injusticia, piensas
mientras probando tu café,
clavas la mirada en el desconsuelo
de un alma desconocida.
-como nosotros ahora-

De repente,
tropiezas en sus ojos, con la memoria
de mis tristezas de ti
y reconociéndote juez y verdugo,
giras la cabeza fingiendo indiferencia.
-como aquella tarde conmigo-

¡Dos más de azucar señorita!
pides volviendo, melancólico,
a tu café, ahora amargo y frio.
-como tu vida sin mi-


-De la serie Bitácora de un viaje hacia ninguna parte
7
1comentarios 44 lecturas versolibre karma: 89

¿Qué queda de entonces?

Si te nombro
debo arrancar el hilo
cosido a los labios,
poner hierbabuena en mi boca
y dejar que me escueza la herida,
igual que me arden los ojos
de noche,
cuando aparece el pasado
poniendo un pétreo presente
en las pesadillas.

Catorce guerreros se cuadran
al regreso de junio en el calendario.
Recuerdan la rienda que dimos
tan suelta, tan ciega…
a un par de caballos de trote bisoño
pisando relojes de nubes
sin prestar cuidado.
Ignaros románticos fuimos…
¿Qué queda de entonces?
No lo tengo claro.

Quizá sea la nada de aquello
la que nos defina.
Perdida la huella de toda inocencia,
aumentan las canas e igual crece el fango
que pisa mi suela.
Y, entonces, ¿qué queda?

Maletas vacías contienen los sueños
que un día albergamos.
Los viajes, los planes, los hijos,
la casa, la mano cosida a mi mano
en cada paseo…
Ya todo parece la imagen de un barco
que tapa la bruma.
Tu olor se confunde con otros olores
que ya no recuerdo.

¿Qué queda de entonces?
21
16comentarios 91 lecturas versolibre karma: 122

Dystopia Cash Planet

”Where do you live?” they ask sometimes.
“I live in Dystopia Cash Planet” I answer back.
They call it The Blue Planet, but it is not.
It’s green as money buying everything.
It’s green as our brain looking for excuses.
It’s pale grey as rain writing post-it notes in windows
with words that you forget all the time.
We have a lot of religions, cultures, bad habits,
myths, fairy tales, nightmares, national pride,
we-do-like-this, we-do-like-that,
we-believe-this, we-don't-believe-that,
but we are all green inside
and our hearts are a one-dollar bill.
As all dystopias, ours will end up bad,
like in the movies when the sun collapses
and everything dies.
“Where do you live?” they ask sometimes.
“I live in Dystopia Cash Planet” I always answer back.
leer más   
4
2comentarios 23 lecturas english karma: 64

Piel dormida

Profeta y mago
que predices el dominio
de tu encanto
sobre esta piel dormida...

Con tu beso
asaltas la noche
y del relámpago de tu boca
se quiebran la sombras;
penetras ahora
la trémula estrella
víctima de tu sigiloso paso;
la que sabes tuya
y le reclamas pertenencia.

En el insomne palpitar
al fin obtiene recompensa
el desfallecer de tus anhelos.
Somos como aquellos desesperados
que se llamaban en silencio;
que se encuentran hoy
en el laberinto de sus cuerpos;
que se dicen todas las palabras
que por deuda se arraigaron...
Aquellos palpos serenos
a los que en sus sueños de fuego
y su lecho de rosas,
el deseo en descaro
presto les aflora
y en los secretos tácitos
de Lunas pasadas
encuentran tiernas sus razones perdidas...
y se pierden en las caricias
que desde siglos
les aguardaban.

Arribas y descubres
que el letargo de la tímida zarza
se devora
al sonido de tu voz...
que las cuerdas del arpa
se tensan
para interpretar
infinitas melodías de tus manos.

Ves que el paso
de mis columnas
pretende ser, solo por ti andado...
Que la hiedra del olvido
es en realidad
dulce miel
destilada de mí
al libar de tus labios.

Serás siempre
permisiva y voraz ansia
que consuma mis remansos,
cada vez que al ocaso
te disfraces de alba
y asaltes de nuevo
la nocturna alcoba
de esta, tu trémula estrella
que por ti solloza;
que por ti espera,
al palidecer del día;
al palpitar de tus dedos,
al roce de tu abrazo...




Yamel Murillo



La muerte perdida en el laberinto©
Caleidoscopio©
D.R. 2013
leer más   
13
8comentarios 74 lecturas versolibre karma: 117

Deja, amor, que el rocío te acaricie

Deja, amor, que el rocío te acaricie.
Asciende la escalera del suspiro
que mi pecho levanta al contemplarte
en un aire que es canto y es viento.

Deja que se encuentren tu sueño
y el mío allá donde el olvido
vela con sus lágrimas
los sollozos del amor.

Date a las corrientes y a las flores
que aguardan anhelantes
tu cuerpo entre la niebla.

Desátate tus ropas en el alba
cuando palidecen las estrellas
y deja, amor, que el rocío te acaricie.
leer más   
9
2comentarios 74 lecturas versolibre karma: 99

Mi equipaje

Escondí en mi equipaje
todos esos bellos recuerdos
que día a día la vida me los brindaba
guardados en mi equipaje están
donde no me hace falta nada,
pero si me sobra de todo
para que me acompañen siempre
a donde quiera que vaya.

MMM
Malu Mora



MMM
Malu Mora
leer más   
21
20comentarios 98 lecturas versolibre karma: 98

Feliz sinvivir

Siempre ausente
de la realidad
piensas
que no se puede
sentir felicidad;
mas te digo hoy,
aquí presente,
que es enorme
el error
que cometes.
Quiero que sepas
que si antes que tú
me voy para no volver,
tal vez fui
infeliz en lo sólido,
pero feliz a más no poder
en mis sueños aéreos.
Y que es mía y solo mía
la culpa de mi marcha;
así que no cubras con heridas
tu espalda morada.

Me hago cargo de todo,
a sabiendas de lo que conlleva;
me encargo de las estrellas.
Ánimo, te veré desde ellas.
15
1comentarios 65 lecturas versolibre karma: 103

Sin título...

Aquél momento,
fue tan fugaz,
único y a la vez
precioso...

Qué hasta el
tiempo se
detuvo,
solo para
ellos dos...


© Derechos de autor
Isa García
leer más   
11
8comentarios 56 lecturas versolibre karma: 102

Ready to go

Ready to go
como aquel asteroide interestelar
que confunde a todos en su órbita
y pasa lo más rápido que puede
para volver a un espacio sin tiempo
donde todo es posible,
hasta los besos sinceros,
partir a los confines del universo
donde las reglas son otras
y la gente que queremos
no tiene que morirse ni claudicar,
que son dos caras de la misma moneda.
Mi esperanza no eres tú.
Mi esperanza es un planeta.
leer más   
15
4comentarios 50 lecturas versolibre karma: 110

Alba niña

Alba niña , despertar del sol,
primer rayo que nace
deseando ser resplandor...

Quieres levantar el vuelo
ansiosa de buscar otro cielo
inmenso y díafano para volar

Antes de aletear haces planes, piensas, mides
el tiempo y el espacio que recorrerás

te elevas en vuelo intentando
cruzar a otro cielo dejando
huellas de estelas en el manto estelar

te sientes perdida en la inmensidad
buscando tu corazón otra manera de latir,
recuerda siempre alba niña

que la vida es como tu espejo
sólo devuelve el reflejo de lo que enfrentes en él
no te paralices, no tengas temor

prefiere ser la que aprendió soñar
y siempre sentir ese espacio,
ese goce de ser gaviota en libertad

Soñar es ver el lado hermoso de la vida,
ya realizados los sueños casi nada son
alba niña despertar de sol

quedarse a vivir en ellos
despúes de gozarlos intesamente
y si el sueño termina habrá que volver a soñar .


MMM
Malu Mora
leer más   
14
20comentarios 100 lecturas versolibre karma: 122

Inerte

Inerte,
como el silencio
que hace crujir las palabras.

Inerte,
como tu risa
que se agolpa en el vacío.

Inerte,
como cualquier mañana
refugiada en el último confín
de tu espalda.

Rita.

12.2.18
16
5comentarios 84 lecturas versolibre karma: 115

ᏢᏒᎬᏞuᎠᎥᎾ

Esta noche,
es la misma
en el espacio de dos ciudades:
la tuya y la mía.

La primera la recorro
sin tiempo ni medida...
Viajas discordante
y al arrimarse
tu temblor inminente,
te dejo pacer
como presa
en mis mejillas,
y como miel
descender
para acercarte a mi boca,
dulce cazadora
sin coartada perfecta
ante el suave muro húmedo
de tu respirar...

Eres el hombre-niño
que curioso de lo que supone,
abre para sí
dedicado y salvaje,
estas dos incógnitas
donde le aguarda
una respuesta llorada
y quieta
a punto de ser desvelada...
Chiquillo travieso
que se goza del juego
de la madurez
mirando mi gozo
sobre el brillo
de sus ojos
en esa convergencia
de su día,
y mi noche.

Y me fluyes
como el mar bravío
en el que me has convertido,
a riesgo de contener
todas tus mañanas
y mis movimientos
sobre tu tierra lúdica y sonámbula;
para que me habites
soborno a la encrucijada
de los picos enaltecidos
por las rutas lluviosas,
para que vengas
y tejas sobre mi cuerpo
los colores del tuyo;
para que me seas el rojo abrigo
de los besos perdidos
por el lino de tu piel...

Y al mirarte desnudo
vuelve a mí
el aliento y tu descanso;
mi compañía callada...
mi amante de escritura;
autor de mis notas altas
garabateando mis paredes
con el acorde de tus manos...

Silencio sonoro
que te deleitas
en el doblez de mi carne;
en la rigidez del fuego
y el rigor de su golpe,
que me jura
adolescerse de mí...

Una canción que se toca sola
en nuestra habitación
cuando tu visita se extiende
y este deseo que muerde,
te la arrebata
para hacerme pasión
todas las horas contigo;
solo mías,
diluidas en el café...




Yamel Murillo




Hasta el último baile®
ᏞᎪs ᏒᎾᏟᎪs ᎠᎬᏞ ᏟᎪsᏆᎥᏞᏞᎾ©
D.R. 2017
leer más   
13
16comentarios 128 lecturas versolibre karma: 107

Morir hoy…

Morir hoy
y mañana
y pasado mañana
y…
monótona costumbre
un cadáver ante la indiferencia, el odio
ante el seudoamor
ante ti
frente a un tú inmisericorde
ante el vaso que se quiebra, al caer
soy
somos
la cosa que rompes
armas donde y cuando quieres
3
sin comentarios 10 lecturas versolibre karma: 35

Hasta su cerebro

Casi fue un olvido,

este escrito.



Mañana es un día

do’ el tiempo irá frío

y la piel caliente,

ya que es de un ser vivo.



Dicho ser

pasa un nuevo umbral

para hacer

los años sonar.



Soñará esta vida

desde el nuevo día

con vivirla

conviviendo

con los daños

y los baños.



Nos lo limpiaremos

todo con conciencia,

siendo coincidencia

si algo de detrás

se nos queda.



Bienvenido sea.

Mas, tabula rasa

es lo que intentamos

ser cada año.



De este ya en concreto,

salen buenos

los presentimientos;

que no habrá

ningún resentido

destos que caminan

de la espina erguidos

hasta su cerebro

(en sentido opuesto).
6
sin comentarios 15 lecturas versolibre karma: 91
« anterior1234550