Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 104, tiempo total: 0.027 segundos rss2

Vivir...

Manos que rozan
la pasión por vivir...
tocan la gloria
deseando un mañana,
venerando el ahora,
anhelando sentir...
leer más   
11
7comentarios 58 lecturas versolibre karma: 102

Creciendo

Hoy se despierta el sol
para abrazarme en mi lecho
y me dice ¡vive!
trémulo me abre el pecho
y hurga en mi interior,
en mi corazón
buscando alguna fragancia escondida
algún mensaje secreto
que emane de mi ser.

De mi ser paleolítico,
de mi ser fecundo
de un nuevo ser que nace
dentro del mío propio
dentro de mí yo diminuto
fugaz y pequeño
¡Algo debe surgir,
algo quiere gritar!

El atroz mimetismo de las sombras
Hace que todo sea lento, lento.
¿Qué quiero expresar?
Solo lo que siento.

Las sombras,
esas que me llegan cada noche
volviéndome cobarde,
incapaz, incoherente,
esas habitan en un lugar exiguo.
Luego de la noche ya no existen
y no me pueden aterrar.

Prefiero, entonces,
el día con sol maravilloso
y a los hombres vivos
aún con toda su ruindad y altanería.

Prefiero los autos
con motores ruidosos
y a las parejas
haciendo el amor
a plena luz, a pleno brillo.

Prefiero ver los niños
gritando por la calle,
ver el agua clara
que corre en la fuente del parque.

Pero no quiero ver
agitados rostros perdidos
ni madres solas llorando
o padres desaparecidos.
No quiero ver como muere
el verdor de mis campos
y el azul de mis mares.

Quiero verme a mí, blanca
y ejerciendo con pleno derecho
sobre mí, mis palabras y mis actos
mi propio juicio y autoridad.

¡Algo debe surgir,
algo quiere gritar!
¡Algo acaba de estallar!

Mi conciencia me invita a crecer
a volver a intentar nuevos métodos
a volver a nacer con fuerza nueva
y renovadora.

Con magistral impaciencia
espero el momento, la hora,
¡Algo debe estar surgiendo,
algo está gritando : Vive!
leer más   
13
5comentarios 82 lecturas versolibre karma: 103

Absorbo

Absorbo.
Absorbo la esencia
de todo lo que respira,
de todo lo que vive,
buscando enriquecer,
crecer,
gozar,
sentir,
(no desperdicio ni un ápice del conocimiento que me rodea y me estimula).

Proceso de vida.
Proceso la vida.

Poema en curso,
poeta en verso.

Imagen viva,
imagen activa.

Pies en movimiento,
danza que cautiva.


Y la música…que envuelve….que arropa…o descoloca y te invita a dejarte llevar……………

Absorbo la vida que me rodea y me empapo de ella.
Crezco.




Hortensia Márquez


Imagen de la película "La dolce vita"
20
20comentarios 155 lecturas versolibre karma: 112

El sol sale para todos

El sol sale para todos. I

En aquellos años él estaba desierto, se sentía niño franquista y explotado, era la época del desespero la agonía y los desengaños, siempre cogía con sus manos, las herramientas de trabajo, aunque muy joven tan solo 9 años ya sabía del dolor y la pena, sus angustias y su soledad le acompañaba, estando junto a sus padres y hermanos, pero triste y recogido en sus pensamientos.

Un ser delicado y bello tierno y deseado, asustado, por su sentir desde hace 3 años, el tiempo cuando su mente empezó a sentir sus primeras emociones y felicidades furtivas, escondiéndose, sintiéndose culpable cada día, tan extraño y extranjero se sentía, que sus delirios e imaginación le transportaba, a un paraíso falso y sin ley.

Allá en los campos extremeños donde vivió de niño, el experimentó la sensaciones más bellas, juegos con sus amigos, ese paisaje lleno de olores salvajes, y ese olor a tierra mojada cuando pasaban las tormentas de verano, el tacto de los cuerpos nocturnos, las primeras caricias furtivas los besos, con los primeros escarceo y primarios del sexo.

Su educación fue mermando pues, no tenía tiempo, y el poco tiempo que fue a las clases, fue maltratado por sus profesores y tutores, tenía pánico ir a la escuela, por ese motivo no aprendió nada en las aulas, estaba el verdugo, con su palmeta y frustraciones, para desahogarse con los más débiles e indefensos. La faena le ocupaba la mayoría de las horas del día, su jefe le daba de comer casi a diario en su casa, era su salario y unas cuantas monedas que llevar, como ayuda a la casa de sus pobres padres.

A los 14 años, cuando aprendió a escribir y leer, se leía todo lo que le caía en sus manos, cuentos, libros, periódicos y revistas, aturdido y sin salida, dormía poco y su diversiones nulas, le gustaba la música, el baile, el arte, la poesía, sintiendo gran dolor por todo los que sufrían a su alrededor. Nunca entendió porqué le pasaba eso, era joven y los de su edad se burlaban de él, jamás le animaron los mayores, al revés se oponían a sus sentimientos más profundos y cotidianos, lo ridiculizaban y marginaban, no era como ellos, amaba a los vecinos, los amigos, hombres y mujeres, animales, la naturaleza y sus paisajes.
Como carne apaleada, muchas preguntas sin respuestas, andaba solitario por las calles de su ciudad, volaba con su imaginación a lugares remotos, lleno de luz con su verdad.

Sentía un amor prohibido sin fronteras ni vallas, ni alambradas, sin barrotes de hierros, que le frenara, él es feliz por dentro en secreto, no puede exteriorizar sus sen tires, está desbordado de amor, bellista por fuera y por dentro, entiende ahora esas miradas furtivas, que esos mayores le dedicaban a su paso, comprende todo lo que sucede a su alrededor, pero sigue su tristeza en soledad, se siente único, cree que no hay nadie, nada mas que él, en esta tierra inhóspita que le ha tocado vivir, con guerras, odios y hambrunas.
Sus herramientas sus manos.
Continuará…
El sol sale para todos.
leer más   
4
3comentarios 68 lecturas relato karma: 66

Os quiero

Os Quiero.

No penséis que no os quiera.
Jamás me enseñaron a dar un abrazo ni un beso.
¡Si os quiero!
pero los sentimientos con los resentimientos se mezclan
no salen los abrazos y los besos
pero os quiero muchísimo.
Salen las rabias y los recuerdos
son mis mayores enemigos
con ellos camino
no me dejan
ni tampoco olvido
la vida liviano tormento vivido.
Ensanchadme la ternura
mis manos os quieren
deseando aprender
las caricias, los besos, los abrazos,
os quiero
mi coraza
es de plástico
romperla de un tirón
de
amor
os quiero.


Piedehierro. Leerlo de arriba a bajo y de abajo arriba. Da una sensación de Paz.
leer más   
10
6comentarios 95 lecturas versolibre karma: 98

La pesadilla fue tan vivida, el sudor me empapa...

La pesadilla fue tan vivida, el sudor me empapa, con el frio que hace…

Siento que algo muy malo ha pasado, es una sensación de opresión en el pecho que me dificulta respirar. Desde pequeña aprendí a hacer caso riguroso de estas sensaciones que llegan de un lugar desconocido de mí misma.

Me siento en la cama, froto mis ojos para ver mejor, tengo mucho frio, trato de encontrar la manta para taparme y volver a dormir, pero no la encuentro, me inclino para ver si está caída en el piso, y en efecto allí está, trato de alcanzarla con la mano, no llego hasta ella, me levanto despacio sin deseos, para recogerla…

…estoy temblando de frio, me acerco al closet a coger otra manta, veo mi reflejo en el espejo de la puerta, doy un respingo pues mi pelo está completamente mojado, la ropa se pega a mi cuerpo, está húmeda.

Vuelvo a la cama muy inquieta por lo extraño del asunto, ya más tranquila miro el reloj, son las 3.33 de la madrugada, trato de recordar toda la pesadilla…

Cierro los ojos y me veo llegando al puente que está cubierto de agua muy clara, bajo del auto y camino hasta la orilla, sin pensarlo me sumerjo en ella, esta tibia por el sol, puedo ver todo, entonces diviso el bulto, es como un saco lleno de algo, al intentar alejarme aquella horrible mano huesuda que sale del bulto me agarra y oigo una voz en mi cabeza diciendo –ayúdame.

Sacudo la cabeza para apartar de mi mente los recuerdos del horrible sueño…

Me levanto envuelta en mi manta para tomar una taza de tilo, la sala está en penumbras, pero logro ver a mi gata Luna subida a la mesita mirando la foto familiar, me acerco despacio y ella no se mueve, me agacho, mi cara casi toca la de la gata y trato de ver qué mira con tanta atención…

Luna mira fijamente la parte de la foto donde estamos todos los primos, tengo la impresión que mira a alguien en específico, uno de mis primos y al acercarme es como si su cara en la foto estuviera húmeda, la tomo rápidamente para mirar de cerca, pues no, solo fue una impresión óptica.

Dejo la foto en su lugar y me dirijo a la cocina a preparar el té, un ruido de cristal rompiéndose al caer me hace dar un brinco, volteo a la sala y veo la foto caída y su cristal roto, miro para ver donde está Luna, no está en la sala ¿dónde se metería?...

sigue en el blog
11
15comentarios 115 lecturas relato karma: 100

Chöka (de palabras)

Tormenta blanca
de voces limpias, claras.
Capricho dulce
que alegras mis mañanas.
Palabras vivas
que alimentan mi esencia.
Vocablos todos
que dan luz a mi vida,
a mi tiempo y a mi cuerpo.
12
13comentarios 88 lecturas japonesa karma: 100

En alguna vida imaginaria

En mi próxima vida imaginaria
tendré un perro grande y juguetón,
y una casa donde quepa
toda la felicidad que no tuve
en mis vidas pasadas.

Tendré tres hijos
y una esposa maravillosa
que me hará crispar la paciencia
de cuando en cuando;
pero sobre todo,
será compañera, amiga, amante,
madre, emprendedora,
siempre jovial;
con sonrisas que iluminan
más que un sol de mediodia.

Mi primer hijo
me va a enseñar que la felicidad
tiene más dimensiones
que la teoria de cuerdas,
con suerte mi corazón
no reventará de alegría
cuando por vez primera,
lo contemple allí;
chiquitito, indenfenso,
en esa cunita que destella
entre tantas
en la sala del hospital
de maternidad;
con esos ojitos
en los que caben
todos los universos imaginarios
que pueden existir.

Mi segundo hijo
me va a enseñar que las travesuras
abren los arcoíris de la alegría,
y que caminar descalzo
y caerse un millón de veces no es malo,
que siempre tendrás la oportunidad
de levantarte, más fuerte y más sabio;
que una vida alocada
plagada
de locuras
trae consigo algo de dolor
pero también
incontables aventuras,
y el valor
para dar la vuelta al mundo
aunque tardes ochenta años
en lugar de ochenta días.

Mi princesa en cambio,
la tercera de mis hijos,
me va a enseñar que el amor
tiene infinitas dimensiones,
que la alegría
se pinta con una paleta
de un billón de colores;
que es lindo andar con el pelo suelto,
y soñar que de grande cantarás
tocando una guitarra,
mientras tararea esa cancioncita
con su sonrisa chimuela;
y soñar también
que sanarás las dolencias de millares
con el conocimiento adquirido a través
de incontables noches de desvelo,
descubriendo
hasta los más íntimos recovecos
de la biología humana.

Trabajaré mucho, eso sí;
¡cómo comen estos niños,
y el perro grande!
pero todo el cansancio
de las miles y miles
de horas de labor,
será cual granito de arena
insignificante, en la inmensidad
de una larga y ancha playa
de granitos de felicidad sin fin.

Francamente
no sé que voy a hacer con tanta felicidad,
y con todas las horas de desvelo
y las lágrimas
y las cóleras
y las arrugas
que sus desatinos me van a causar,
francamente no lo sé...

viviré y viviré
y navegaré por esa vida de emoción
mientras los vientos del tiempo
sigan soplando mi vela.

En mi próxima vida imaginaria,
sí;
el perro grande,
la casa,
la felicidad,
mi esposa,
mis hijos,
vivir, vivir, vivir.



~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-junio-8
leer más   
15
12comentarios 141 lecturas versolibre karma: 96

Tanto he muerto...

He recorrido tantos caminos
con tantas promesa de destino
con tantos trofeos
y tantas preseas prometidas...

he visto soles, tantos soles,
y flores, tantas flores,
y ojos de azul oceánico,
tantos ojos...

he besado bocas, tantas bocas,
tanta miel, tanto ajenjo;
y he dormido arropado
entre tantas pieles ajenas,
bajo tantas lunas;
tanta tibieza, tanto calor,
tanto frío...

he recorrido tus senderos,
tantas veces,
enredado en tus remolinos;
he bebido de tus oasis,
y he saciado la sed
de mil y una vidas...

se me han desgastado,
quizá la mitad
de los tantos granitos de arena
o de las tantas gotitas de clepsidra
de ese reloj con fecha de expiración
que en algún momento,
antes de iniciar esta vida,
me fue obsequiado...

he buscado la felicidad,
tanto la he buscado,
he sido feliz
y desdichado,
he obsequiado alegría
a raudales,
amargura también...

he vivido,
sí, he vivido,
tanto he vivido...

y he muerto,
tanto he muerto,
las mil y una muertes
que cada ser humano
debe morir...

he imaginado universos,
tantos universos...

y he escrito versos...

tantos versos,
tanta vida,
tanta muerte,
tanta dicha,
tanto ajenjo,
tantos ojos,
tanta tibieza,
tanto frío.




~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-jun-4
leer más   
22
20comentarios 136 lecturas versolibre karma: 102

Ladera abajo

De caminar descalza transformé mis pies en raíces. Más aferradas a la tierra que la propia roca.

Entre campos de algodón dejé retales de mi vida. Sin tintes. Al natural.

Encharcado se vio mi pequeño órgano de percusión. Como una batería, late al ritmo de las letras.

Se han caído ladera abajo. El abecedario entero se ha enredado entre la maleza, a veces una "te" se ha quedado prendida de un "quiero", cada una en un arbusto. Entre zarzamoras y brezos.

Tengo espigas entre el pelo. De dormir mirando el cielo al raso. Abrigada con deseos. Desnuda. Sin ropa.

Soy náufraga de promesas. Sin bote salvavidas. Lanzando botellas repletas de mensajes al mar.

Aún bebo miel con hierbabuena. Se me eriza la piel. Mis manos no están muertas.

Con ellas sostengo mi lápiz.

Aún me derrito en versos.

Aún me tatúo con ellos.
leer más   
14
19comentarios 102 lecturas versolibre karma: 106

Tanka

Nuestro caudal,
el avanzar viviendo
y el corazón
cargado de nostalgias
tañe recordándote.
leer más   
15
9comentarios 91 lecturas japonesa karma: 87

El viaje

Y quise saltar de la vida en marcha,
pero la cuneta se me antojaba
más difícil que este viaje.

Algunas paradas son solitarias
y otras bulliciosas como zocos.


Decidí continuar porque me enriquece,
a pesar de que algunos trayectos
son más duros que otros.
No siempre la compañía es la más grata
ni el paisaje el más hermoso.
Pero viajar es madurar,
y madurar evolucionar
y evolucionar crecer.

Necesito sentirme viva,
y el viaje de vivir es vida.

Si miró a tras no lamente nada,
pero si echo en falta mucho de lo que se quedó por el camino.
Sigo teniendo ilusión por lo que me queda de viaje,
y eso es para mí lo más importante.
Si la ilusión muere, el viaje ya no tiene sentido.

Ya no hago maletas, viajo con lo puesto,
un sonrisa, un puñado de deseos,
muchas ganas en los ojos
y los bolsillos repletos de mañanas por vivir.




Hortensia Márquez



Imagen: de la película "EL viaje a ninguna parte"
20
18comentarios 129 lecturas versolibre karma: 118

Ramitas de vainilla

Cuarenta y cinco grados es el ángulo de mis pestañas sobre el horizonte. Posadas en páginas salpicadas de historias.

Rododendros mágicos en bosques perdidos son mis sueños. Nunca mueren. Nunca se apagan.

La imaginación camina de puntillas. Me trae ramitas de vainilla.

Helechos como antifaces entre el sotobosque. Me guardan de garras. Me refrescan los pensamientos.

Caigo entre cascadas con pájaros que las atraviesan, en picado, y con sus alas impermeables rebotan las gotas líquidas.

El vapor fresco inunda mis rizos. Mis hombros. Mi espalda. Recorre mi vientre. Mis dedos. Mis muñecas. Mis huellas.

Huelo a tierra mojada. A marrones rugosos de troncos que desafían las alturas. Líquenes como mantitas colgantes, mullidas sobre sus ramas.

Sabor a clorofila. Es la conexión entre mis neuronas. Pienso en verde. También en añil. En rojo fuego y en amarillo yema. Como la de los huevos de avestruces, enormes. Como los cráteres de la Luna.

Fotografío el universo con cada parpadeo. No quiero perderme el cielo por mirar sólo al suelo. No quiero dejar de abrazar la hierba por mirar sólo atrás. Sólo hay una vida. Una.

Y soy crisol de metales. Burbujas que surgieron en fraguas, incandescentes. Yunque tenaz, retumbo en el silencio de la noche, reluzco en el cenit del día.

A ti, lector, te regalo una página de mi diario que nunca escribo: el que siento y grabo por dentro. Contigo, cómplice lector, comparto un secreto. A ti, fiel amigo, te confieso que vivo.
leer más   
15
15comentarios 100 lecturas versolibre karma: 91

"Que me quiten lo bailao"

Dejé el tacón roto entre tablas desprendidas. Las que se partieron
entre arañazos y fuego.

Ahora bailo al aire.
A las noches con embrujo.
A mi estrella del Norte.
leer más   
21
25comentarios 142 lecturas versolibre karma: 126

Gajos de mandarina

Contando entre la tercera costilla y la primera bocacalle a mi izquierda, se encuentra el Pub de las patadas de harina. El de las naranjas amargas y las pequeñas mandarinas.

Cuando la vida hace zancadillas, me paso un rato, suena mi canción favorita y le digo al camarero que me sirva nuevas facetas, bien frías.

Hielo, hierbabuena y un toque de lima.

En un cuenquito amarillo acompaña ganas mojadas en pica-pica. Y me envuelven en el impulso de saltar más alto, de cantar de noche y de soñar de día.

No hay posavasos en la barra, y sí muchas flores naturales. No importan las marcas de agua, son señales de haber sentido (vivido, sufrido, reído, caído, volado, amado, soñado, luchado, mirado, tocado).

Con cada melodía, una amapola, un alhelí o una horquídea.

Me encanta quedar allí con los amigos. Me envuelven en risas, abrazos y ganas de vida.

[Nota mental número dos millones quinientos veintisiete mil (uno): cuando quieras gajos de mandarina, no esperes a ir a este pub sólo cuando lleguen patadas de harina]
leer más   
17
29comentarios 95 lecturas versolibre karma: 117

Quiero vivir la vida desde adentro

Quiero vivir la vida desde adentro,

ser libre y sentir el beso de la brisa

al volar perdiéndome en el cielo

o saltar y danzar si es lo que quiero.



Quiero vivir mi vida es lo que siento,

no callar las presiones que me asfixian,

quiero soltar las cadenas que me atrapan

con silencios obligados y molestos.



Quiero vivir la vida desde adentro

como vuelan las aves libremente

o posarme en las montañas si quisiere,

o ahogarme de sed en el desierto.



Quiero vivir mi vida desde adentro

sin temores que anuden mi garganta

y compriman cada pensamiento

controlando mi día sin mañana.



Quiero vivir mi vida desde adentro,

quiero saber que se siente alzar el vuelo
17
16comentarios 187 lecturas versoclasico karma: 120

Y Punto

¿Morir por mí?
Yo necesito alguien que viva.


@Natodg
leer más   
4
sin comentarios 48 lecturas versolibre karma: 56

Vivir en estado de Viaje

Intenté hacer un manual para vivir en estado de viaje,
Cuando aplicas tu ser para poder comunicarte con las coincidencias
Que se manifiestan en ese espacio de la vida,
Entender que esta ilusión de moverte de un lado a otro,
No es más que una repetición que se ha dado desde que tuvimos
Que movernos para conseguir alimento por las estaciones del año.

Vivir en estado de viaje,
Es evitar el goce de salir de la zona de confort
Para poder ser tú mismo.
Quiero ser yo mismo aquí,
En este pavimento que se acostumbra en mi sien.
Evitar caer en la pereza,
Incluso la de cama,
Disfrutar como cual habitación
De una vieja hostal en Roma,
Más grande que mi espalda
Acostumbra a no disfrutar de mi hogar.
Eso es, desprender la sensación
De pertenecer a un lugar,
Ya que es solo una ilusión
De esta sociedad.
7
4comentarios 108 lecturas relato karma: 98

Papel y pegatinas (colaboración @sarrd8r y @JanaRivera)

Entre bamboleos de lunares y bombillas pequeñitas, pasa la vida envuelta en papel y pegatinas.

Entre mis zapatillas de paño,
mi alma de cola,
las castañuelas de mis risas,
festejando los versos
alumbrados entre la planta
noble del presente
y el ático del futuro.

Una vida de trabajo, de sacrificio, de carmín en los labios aunque acabe de saltar al precipicio.

Sin dejar que el fango
en el que baila
le ensucie los latidos,
con la barbilla rota
de tanto levantarla,
su pecho, cada mañana,
se llena del ansia
por recordar su horizonte.

¡Y vuelve a la carga! A comerse los días, a jugar con la falda, a sentir que aún puede cumplir sueños, a volar cuando sopla levante.

Vida de canasta de mimbre,
llena de insomnios volátiles,
remango de sentidos como martillos
rompiendo el dolor, la fatiga,
subida en la noria de la certeza
que no hay estación,
solo papel y pegatinas.


(Dedicado a aquellas madres que tienen sueños todavía)
leer más   
12
12comentarios 102 lecturas colaboracion karma: 104

Álbum de carne y verso

Colección de días, colección de risas, de recuerdos, de amores locos y amores cuerdos.

Álbum de carne y verso. Banda sonora de torrentes entre saltos y juncos, entre campos de naranjos y azahar.

Copas llenas de amigos, de cenas con velas.

Piñatas de vuelos que caen y flotan. Caricias que recomponen mañanas rotas.

Recortes de vida, de intensidad. Perfección de navíos llenos de infinitivos, viento en popa, toca abrazar.

Bailes a medianoche, danzas vespertinas, saltos de alegría, rebotes por leñazos. De todo tomo nota.

Tengo un collage de minutos vividos. No llevan título, no se subastan, no tienen precio. Llevan un lazo de sangre en las venas. Con eso, me basta.
leer más   
12
12comentarios 89 lecturas versolibre karma: 92
« anterior123456