Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 69, tiempo total: 0.013 segundos rss2

Este modo de vivir

Libro: Bailar junto a las ruinas (2017)

Este modo de vivir del Siglo XXI
es un culto a la prisa y al cansancio.
Todas las ciudades parecen al fin
de cuentas cortadas con la misma
tijera consumista, por habitantes que
solo mascan resignaciones desechables.

Envilecida, soberbia y vestida de
democrática la mentira campea a sus
anchas en el desecho calendario
de un presente repleto de fugacidad.
Un slogan de sonrisa asustada
desciende por una escalera mecánica.

(La revolución no ha de comenzar
editando artículos en Wikipedia).

Caminos morales incorrectos se clavan
en el corazón de la impotencia.
Los derechos y garantías viajan
dentro de una cantimplora agujereada.
Como en aquel poema de Bolaño,
juntamos las mejillas con la muerte.

Este modo de vivir es la
tormenta, el naufragio y la indiferencia
al mismo precio. Nos deslumbran
con fábulas infames, y zapateando
en el umbral de las quimeras,
el invierno solo reparte besos abatidos.

(Cuando la leche en polvo viene de regalo,
hasta el niño más hambriento desconfía).

Ignorarnos como habitantes de éste infierno
no nos transforma en residentes del paraíso.
Recuerdo con asimétrica nostalgia aquel tiempo
en que creíamos tener un futuro. En
la profundidad del intestino de la amargura,
crecen las raíces de los años encarcelados.

Para saber de una vez quiénes
somos, habrá que seguir escarbando
en los nombres extinguidos por el
ajuste estructural, remake eterna de los
mismos que quieren consolar nuestras
penas ofreciéndonos un pañuelo sucio.

(Esta insensatez de modas derrocadas
parece hecha al gusto de los reptiles).

Como anacrónica práctica se subastan las
más selectas lágrimas de cocodrilo,
mientras, en esta venerable indisciplina que
es levantarse a diario, continuamos
navegando, con los tendones deshechos,
hacia metas que sabemos inalcanzables.

Seguimos regando, con la tinta de un
contrato leonino, las gardenias que nacen
marchitas en la cuneta de la historia. Guerrillas
de iras oscuras ponen armas de guerra
en manos de niños con nombres arrebatados,
y el salvoconducto a una fosa común.

(Resulta que los más sabios de todos se
estrellan contra el futuro igual que los demás).

Es sencillo sentirse felizmente
desgraciado en este tiempo de ojos
cerrados y bolsillos entrelazados
con la incertidumbre...
Más que vivir los días
nos revolcamos sobre ellos.

Con nulos deseos de continuar hincando las
rodillas, los parias gritan su cólera
sin máscaras. Cuando ya solo nos quede
la negación como heredad, habrá que
sentarse a esperar el tsunami, o el
rigor del látigo de una multinacional.

(Hoy son los corderos los
que gerencian el matadero).

No va a ser gratuita emocionalmente
esta sobremesa de desilusiones
sucias y granadas de mano.
6
4comentarios 39 lecturas versolibre karma: 84

Seres vivos

Jugamos a ser seres vivos,
de esos que se autoproclaman
estar en el pináculo de la evolución
(habría que ver que piensan los delfines de eso);
de esos que nacen, crecen, se reproducen y mueren;

y vivimos, ¡ah sí, cuánto nos vivimos!
vivimos uno punto treinta y tres por pi
(1.33 * π) eternidades...
y todas durante aquel breve verano
que transcurrió en nuestra adolescencia,
¿o fue durante la juventud?
ah, ya no me acuerdo bien,
hace tanta eternidad de eso

y también morimos
(no en el orden que lo hace
un ser vivo promedio: al final
),
o al menos yo lo hice
con esa muerte anunciada que deja el adiós,
aunque pensándolo bien
debí morir antes por sobredosis
de primaveras y lunas llenas
vividas contigo

y aún vamos a morir...
cuando se nos acaben los inviernos,
y las hojas ocre ya no tengan ganas de caer
ni flotar en el viento...
aunque cada uno en un distinto universo;

y morir otra vez
(así cada uno en su propio universo),
quizás duela;
ah, pero lo que verdaderamente duele,
es que tú y yo,
nunca nos reprodujimos;
eso, vaya, eso sí que duele.



@SolitarioAmnte / x-17
15
16comentarios 114 lecturas versolibre karma: 87

Sacrificio

Mediodía. Las doce campanadas resonaron desde la torre del templo cercano. Bajo la alocada huida de los pájaros, por primera vez en siglos, los Puros descubrieron el pecho palpitante de un Maldito.

Rápidamente, la carne fue desgarrada con saña por decenas de dientes afilados. Tibios hilos de sangre oscura se escurrieron con lentitud hacia la tierra.

Concluído el sacrificio, los Puros se dedicaron a ocultar los restos bajo el pedregullo y tras los arbustos.

Trabajaron en silencio. Algunos tenían dudas sobre lo sucedido, pero no se atrevieron a hablar sobre ellas ni a hacer preguntas. Ninguno quería transformarse en Maldito.

Siempre habían existido discusiones sobre si los Malditos, estando vivos, resistían la luz del sol, pues la Primera Carta no hablaba sobre ello. Lo que sí afirmaba el antiguo texto es que, luego del sacrificio, los restos de la víctima se esfumarían al contacto con los rayos solares.

Mas lo cierto era que eso no había sucedido.

Mientras emprendían el retorno, un extraño vértigo los envolvió, pues la inocultable realidad era contraria a lo que siempre habían creído. Evidentemente, vivos o muertos, los Malditos eran inmunes a la luz del sol. Pero no a las dentelladas de los Puros.
leer más   
9
1comentarios 76 lecturas relato karma: 70

Vida

Amanece,
comienza la vida y
el aire me limpia
las legañas que la noche
genera en mi sique.
Me desperezo el alma,
desenredo las ideas
y me lavo las ganas de empezar.
Vivo, respiro vida,
(algunas veces).
Vegeto, deambulo y lloro,
(otra veces).

El ocaso,(a lo lejos)
la vida se despide,
el aire se vuelve denso,
pero las cosas se ven
mucho más claras.
La vida te enseña y te pule.
Define lo que si y lo que no.
Te abrazas a lo bueno y
desechas lo que daña.
Es tiempo de cosechar,
de poner cada cosa en su sitio,
y dejar las caretas en el baúl,
donde se guardan los disfraces,
las falsedades y lo que no somos.

Hortensia Márquez (@horten67)
imágenes sacadas de google
12
2comentarios 69 lecturas prosapoetica karma: 84

Revés

Creí escribir poesía
Por amor a la vida

Provocado y enseguecido
Por el embeleco esteta

Ignoré que deambulaba
En tormentoso purgatorio

Habitado por delirios de inframundo
Confrontando el alma de las cosas.
leer más   
5
sin comentarios 27 lecturas versolibre karma: 63

El miedo

El miedo es el mejor distractor para enredar
lo que se arriesga para poder vivir,
es por eso que te engañas creyendo todo
lo que observas desde la ventana del autobús
de la desdicha que te agobia siempre de prisa.

Tal vez no alcanzas a observar a la distancia
los rostros borrosos de cada uno de ellos,
no tienen para ti una cara clara que puedas
recordar el día de mañana cuando necesites sentir.

Nunca podrás desahogar a un Páramo inundado
con más agua.
Nunca podrás vencer al odio con más odio.
¿Dónde termina tu Odio?
Termina en el torrente de fuego que hierve
en las entrañas de la nostalgia que abandonaste
para ya no tener que sentir más dolor.

No te conviertas en ese intento que solo consigue
seguir siendo prisionero de sus propios deseos,
huye de tener que ser tu propio enemigo
aquel que no aborrece el camino marchito
que te lleva a la misma desintegración del no ser.

¿Cómo podrás sanar sin ser magnánimo en un camino de reconstrucción que parece que no aparece?

Nunca la oscuridad podrá expulsar a la esperanza
que brilla en la intensa oscuridad.
Nunca se vence a la oscuridad con más oscuridad.

Solo el amor que florece sin sufrimiento
puede eliminar la necesidad de tener
que resolver a un rompecabezas
que nunca se dará el permiso para unirse así mismo
en un camino que debe andar.

El miedo es el mejor vendedor de promesas falsas,
el miedo siempre tiene hambre
de cada una de tus palabras frágiles
que se tambalean en el intento de no mentir.

Nunca podrás vencer el miedo con más miedo.


Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
14/09/2017.
17
6comentarios 201 lecturas versolibre karma: 90

A pesar de las prisas

Y para cuando empiezas a amar tus imperfecciones
el tiempo se pone exquisito con sus prisas.

Te arrincona en una esquina del cuadrilátero
para devolverte a la lucha que creías ganada.

Y dejas las pretensiones olvidadas encima de la mesa
en la que devorabas tus días sin apenas saborear.

La pena te invade creyendo que su sabor permanecería siempre en tu memoria,
pero lo olvidas...

Como las llaves al salir de tu madriguera...
Como el tacto de su boca rozando la tuya...

Y ya no quieres ser especial, ni distinta, ni impresionarle, ni que te impresionen.

Sólo dormir sosegada.

Sentir que el trabajo está bien hecho, que cumpliste tu cometido.

Vivir a pesar de todo, a pesar de ti misma.
leer más   
15
12comentarios 142 lecturas versolibre karma: 77

Mi pequeña maleta

Esa manía, la mía,
de coleccionar detalles de todo tipo; grandes , pequeños,feos y bonitos
y guardarlos en esa, mi pequeña maleta.
Esa que tiene por costumbre acompañarme en todos y cada uno de mis movimientos
y hay veces que es ligera como una pluma y siento que vuelo
y otras, la siento tan pesada que no soy capaz de levantar mis pies del suelo ...
Y 'entonces desearía poder deshacerme de ella al menos, durante un tiempo, pero en el fondo sé, que jamás sería capaz , porque esa maleta es mi esencia
Y aunque a veces escueza y otra muchas duela, siempre se compensa con todos esos otros momentos de placer y felicidad.
Y si siento todo, es porque lo vivo y si lo vivo hay algún motivo, que casi siempre suele ser el mismo, aprender, aprender de cada viaje , trayecto o movimiento y aprender también con el tiempo a ser capaz de soltar lo malo, para poder disfrutar de esos fantásticos momentos de vuelo.

Y al final de cada viaje al abrir esa pequeña maleta,sentir; que ahí está todo lo que verdaderamente mereció la pena vivir .


@rebktd
leer más   
15
8comentarios 103 lecturas prosapoetica karma: 73

Vuelo

Hoy recordé
que ya no te recordaba
y una sonrisa
se dibujó en mi cara
y sentí que volaba
y como si mi pecho estallara
de tanto aire
como le entraba
y bailaba ,
como una loca danzaba
sin que nadie me parara
sentía la música que entraba
a través de mi ventana,
cada nota que sonaba
un pensamiento llevaba;
vi el vacío con su nada
me sentía acelerada,
creo que el miedo me hablaba
al sentir como temblaba,
pero fue un breve momentoi
un corto espacio en el tiempo;
recuperaba mi aliento;
un pálpito suspiraba
un sentimiento emanaba
y ahí,
comenzaba mi vuelo;
en otro cielo
con otro viento
sobre un mundo paralelo...


@rebktd
leer más   
14
4comentarios 72 lecturas versolibre karma: 89

Colores para mis días

Y me siento frente a ti
caballete de madera
dibujando sentimientos,
pensamientos,
o quizá...
solo recuerdos

Cojo el verde y pinto
un prado con sus tallos
aún sin flores,
aura de paz y de calma ;
y me envuelve su esperanza

Pinceladas de amarillo
voy dando a tallos perdidos
son aromas de optimismo,
felicidad y alegría ;
fragancia para mis días

Cojo azul y pinto un cielo
y me concentro en tu anhelo
el recuerdo, la nostalgia,
el saber que no te tengo;
solo así, de nuevo siento

Pinceladas doy de blanco
pinto nubes de inocencia
sensaciones de pureza
que se elevan, que se llevan ;
mis lágrimas y tristeza

Cojo el negro y su misterio
sus noches y sus inviernos
pinceladas doy al cielo
que de nuevo traen recuerdos;
y me habla tu silencio

Cojo el rojo el guerrero
pinceladas doy al cielo
a las nubes, a las flores y
tambien a tu recuerdo
que me dan la fortaleza,
la pasión y valentía;

y así encaro, el nuevo día ...


@rebktd
leer más   
16
4comentarios 105 lecturas versolibre karma: 85

Morimos cuando olvidamos quienes somos

Morimos con el aire impregnado de noticias negativas
que no se desvanecen con el olor agrio de la orfandad.

Morimos con las palabras oscuras
que endurecen las arterias del espíritu
quebrando los suspiros que anhelan una
segunda oportunidad para seguir viviendo.

Morimos cuando nos rendimos ante
la catástrofe que lo inunda todo,
borrando el camino que seguimos
con ilusión y compromiso.

Morimos cuando dejamos de amar
sin pedir algo a cambio.
Morimos cuando olvidamos quienes somos
en un mundo estéril y descorazonado.

Morimos cuando retenemos las palabras dulces
y preferimos lanzar veneno en vez de rosas.
Morimos cuando preferimos estar despiertos
que seguir soñar al lado de aquel ser humano
que solo desea tu calor limpio y sano.

Morimos cuando queremos que todo suceda
de prisa porque ignoramos lo bello
qué es seguir disfrutando todo con calma.

Morimos cuando nos volvemos insensibles
a la caricia tierna de nuestra única mascota.
Morimos cuando solo pensamos
en cómo seguir viviendo esperando la muerte.
Esa muerte que la tenemos segura.

La vida plena se nos escapa de las manos
sin darnos un poco de cuenta.
Morimos por querer vivir sin sentir.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
14/08/2017.
13
7comentarios 334 lecturas versolibre karma: 86

Si es preciso olvidarlas

Han pasado muchas primaveras
desde que el último invierno te dejo esas cicatrices
que el otoño no ha podido enterrar bajo las hojas secas.

Era muy pequeño para acordarme
pero esas batallas como una maldición
se repitieron con dolor muchas veces
como para poder olvidarlas,
Tal vez solo a mí
no me puedes ocultar esa historia rota.

Ahora sé que reflejas sin querer en tu mirada
esa pérdida en una infancia anunciada
que cultivaste odiando a la impaciencia
y que los años caminaron sin ti con mucha prisa.

Sin tolerar las amarguras te diste cuenta
que ese pasado te pesa tanto
que es un lastre que te sumerge
en las profundidades de la tristeza
que te habita disfrazando el dolor.

Como quisiera que mi amor te alcance
para borrar ese ayer oscuro,
como quisiera poder ser esa manta protectora
que te refugiara del rencor que te acaba.

Nunca he perdido el perdón en una ilusión
efímera y olvidada.
Porque la fe es lo último que se pierde.

Esperaré a esas primaveras venir a ti
con el verano listo en la mirada,
para si es preciso también olvidarlas.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
14/08/2017.
10
2comentarios 243 lecturas versolibre karma: 83

Si no te hubiera conocido

Para conocerte,
dejé abiertas las ventanas
y recé sin creer en nada,
cerré los ojos,
lloré.
Hice todo eso que llaman
VIVIR,
aun sabiendo que tu huella
dolería más que una llaga,
que serías cicatriz
latiendo siempre,
vendaval para el pulmón.

Si no te hubiera conocido,
el crepúsculo habría quedado
en una palabra estéril
y las estrellas no serían
nada más que estrellas.
Van Gogh habría pintado
sin tocarme el alma,
y nunca habría cantado
Marwan, Manolo o Miguel
en mi oreja,
ni sabría de memoria
recitar a Neruda.
O eso creo.
Tampoco me habría fijado
en Salinas, Garfias o Cernuda
y tu tierra estaría en el mapa,
pero no en mi corazón,
al igual que las playas,
las plantas,
las casas blancas de cal.
Estoy segura, amor.

Si no te hubiera conocido,
ahora estaría viva
sin saber lo que es vivir.
16
12comentarios 117 lecturas versolibre karma: 86

Pájaro vs. pez

Cuando nací no sabía
si era pájaro o pez,
desconocía que era yo,
no quisieron decir mi nombre.

Me sacó del légamo una mano
en aquel charco del camino.
Hundieron los dedos
dentro del lodo de mis ojos,
me limpiaron la cara, del limo.

Al tirar de mí,
me llevé, en la cola, la pecina.
Dejé de ser pez.
Mis aletas se mezclaron con la arcilla
y ahora son aladas albardillas.

Finalmente silbé
con todas mis fuerzas,
una sonrisa trazó mi boca en pico.
Ahora, vuelo en el agua y nado en el viento.
11
sin comentarios 123 lecturas relato karma: 91

No es nacer, es vivir


Yo no nací para rendirme.
No moriré rendido.
Que algo quede de tantas noches
De tantos días vividos:
Porque nada agradezco más
Que estar de vez en cuando roto,
Que ser destruido, que vivir varias muertes.

Se ha dicho, si esta vida es cruda
Es cruda la pluma que escribe.
Y si no es así, ¿Para qué vida?
Gustoso pelearé con mis demonios,
Con estas fieras salvajes que se han fijado en mí.
Gustoso, hasta la última gota de sangre,
Hasta el último aliento.

Si pudo el ave fénix renacer y surgir
Después de ser ceniza
¿Por qué yo no puedo?
Si puedo respirar,
¿Por qué no hacerlo?
Si puedo sentir, si puedo amar y llorar
Debo agradecer por ello.

La ciudad es mi volcán de fuego.
Y la luna mi fiel amante.
Seré leyenda, aunque hoy pequeño sea.
Y seguiré en la lucha
Aunque muera en el intento:
No hay que buscar razones por las que vivir,
Hay que encontrar motivos
Para que valga la pena morir.

Como el ave de fuego.
Que aunque muerto
Aún sigue siendo vida en sus cenizas,
Porque no es como te veas,
Es como te sientas.
No es el destino, es el camino.
No es la historia, es la leyenda.
No es el sacrificio, es la causa.
No es la mente, son las ideas.
No es el corazón,
Es lo que lo llena.
No es nacer...
Es vivir.

10
2comentarios 85 lecturas versolibre karma: 80

Origen

Del brillo, aprehende un destello,
del dolor, una lágrima perlada,
de la mar, heridas blancas de espuma,
de los senos, manantiales de amor,
de la cara, miel, de la cruz, hiel,
de la moneda, el interés,
de los sueños, tus fantasías,
del azúcar, un terrón de felicidad,
del azar, la gran ilusión,
del gorrión, el vuelo de la libertad,
de la amistad, el rumor de unos pasos,
de la nada, el infinito que te persigue.
11
2comentarios 163 lecturas prosapoetica karma: 71

Sombras vivas

Las sombras han tomado el poder en esta vida.
Me pregunto si esto debe de ser así...
O cómo ha de ser, si no.

Medito en busca de respuestas,
que me aclaren lo que siento,
pero no veo que esta sea la solución.
Lo que respiro cuando observo lo que veo,
se interna en mí,
y se apodera de mi yo.

No sé qué hacer...
Si cantar alocadamente,
para no oír sus gritos...
O relajarme y disfrutar de su canción.
Sea como sea,
la vida continúa sin mi permiso...
ajena totalmente a mi razón.

Ojalá que todo esto sea un sueño,
que me despierte de esta cruel ensoñación.
6
4comentarios 55 lecturas versolibre karma: 75

Hace mucho que empezaste a volver a vivir

Hay muchos hombres que tiemblan con su voz,
se les cierran los ojos con el stress
que deambula cazando a su pasado.

El silencio se escabulle inquieto
sobre la rendija de un frío húmedo
de una noche que es más que triste.

Una noche que llueve en sus lamentos
porque no sabe consolar con la ignorancia
que arrastra en sus adentros.

El sueño me llama a derramar mis quejas,
llorando en un dolor que nunca cierra,
quisiera poder enseñarle a mi corazón
una lección de amor para que aprenda.

Si vieras la mirada de un rostro
duro y firme no estarías afligido
con esas historias podridas,
tú lo sabes muy bien,
es difícil que una cara fingida
pueda engañar a mí presente,
el aprendió a volar a pesar
de tener las alas rotas.

Siempre quisiste dejarme
una marca imborrable,
que te indicará del poder
que tuviste sobre mis ímpetus al quererme.

No podrás lograrlo una vez más,
he desterrado el dolor
de mis deseos futuros.

Soy la lección más avanzada
del amor que me tengo,
para poderlo regresar al que no lo tiene,
tal como no lo tuve en algún pasado
en el cual el frío se apoderó de mi amor.

El silencio pretende romper
la última esperanza de una noche
que es más que triste.

Lograrás leer estas palabras,
lo sé.
Tal vez te duelan como marcas,
pero no importa.
hace mucho que empezaste a volver a vivir.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
12/07/2017.
23
25comentarios 258 lecturas versolibre karma: 91

Todo tiene dos caras

Que sencillo es vivir solo contando las lágrimas,
hasta qué tiemblan los ojos con la ausencia
que se recuerda en el alba.

El tiempo sigue descansando en tu mirada,
es paciente, sabe muy bien que nunca la voz
saldrá pidiendo ayuda por una garganta agotada.

Es fácil descubrir que todo tiene dos caras,
solo basta con ser indiferente a la misma soledad
y discurrir en el camino
soñando las verdades impacientes
que solas llegan a raudales.

Cuando nací, todo mundo aseguraba que moriría,
era práctico para mí decidir no respirar,
pues nadie me dijo lo valiente que sería,
sí así sencillamente resistía.

Y de mi pecho salió un grito mudo
que despavorido solo vivía,
de modo que mi amor despertó
en unos brazos que de pronto me tomaron cariño.

Fue grandioso sobrevivir de la nada,
que de un suspiro de repente ganes la batalla.
no solo fue el cariño,
simplemente decidí nunca olvidarlo,
ame construir algo distinto,
algo opuesto a lo esperado.

Ahora solo sigo soñando alcanzar
a los años y poder filtrar a mis poesías
en el aire y sin perderme,
escribir sin la nostalgia,
solo seguir con el deseo
de no callar para siempre.

Algún día muy lejano podré morirme,
tal vez me dolerán las manos de tantos versos incompletos,
pero me quedaré con el anhelo tibio de la tarde,
la mirada fija en las estrellas,
la noche nerviosa en la simple ausencia.

Es sencillo vivir y seguir escribiendo poemas,
letras que tal vez nadie extrañara
un día común como mañana,
la verdad es que eso ya no importa,
solo tendré que seguir descubriendo
que todo tiene dos caras.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
08/07/2017
15
3comentarios 332 lecturas versolibre karma: 76

Ardiente

ARDIENTE

En tus manos un suspiro,
en tus ojos la mar abierta,
en tus labios cántaros de agua
derramados en el río.

Dormida la playa seca,
inconsciente el desierto,
bajo tus gráciles pies
caminando a cielo abierto.

El murmullo de tus pasos
en la húmeda fronda
perturba mis sentidos
abrazado a tu sombra.

Envuelto en tus abrazos,
dibujado con pinceles,
soy cuadro en tus lienzos
latón fino de oropeles.

Gélida brisa, nívea flor.
Llovizna de otoño presente,
sofoca esta noche el calor
y serena un corazón ardiente.
12
sin comentarios 97 lecturas versolibre karma: 77
« anterior1234