Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 11, tiempo total: 0.019 segundos rss2

Virtualidad postmoderna

El hombre postmoderno,
En su sobreabundancia,
Lo único
Que secretamente
Desea,
Es reventar;
Como un saco de patatas,
O como una paloma
Aplastada contra el asfalto,
Bajo las ruedas de una auto-caravana.

Nuestro dolor,
El máximo sufrimiento,
De los peores, sino el peor,
De los miedos: La Nada.
¿Sensación?
Náusea.

Una vida que se sabe quebrada,
Condenada, paradójicamente,
Por estabilizada, por plana;
Porque sabe menos incluso
Que el agua, y no hidrata;
La nada es la sequedad de un desierto vital
Que te abraza y te reduce a poco menos
Que una mancha de mostaza en una camisa desgastada.

Tienes nombre,
Un empleo,
Un piso,
Un coche,
Un perro,
A alguién,
Y a algunos,
Y aún así, todo lo que sientes,
Es nulo, absurdo, demasiado concreto
Para sentirlo tuyo, perdidos en lo abstracto,
En lo absoluto, soñamos pájaros y practicamos el ayuno,
Soñamos con ir desnudos, y todo, porque una vez, mordimos un fruto.

Estamos hartos de todo esto,
De nosotros mismos,
Y es algo, innegable,
Algo, cercano a la verdad.

Nadie tiene una buena razón
Para amar, cuando sabemos
Que todo esto
Va de la teatralidad
A la irrealidad,
Nuestra "no-vida" virtual.

Y aun así, cada día,
Nos levantamos, desayunamos,
Decimos que nos amamos,
Y hacemos lo posible,
Por volvernos a engañar.


@A. Rheinn
Virtualidad postmoderna.
#RheinnPoetry
leer más   
13
14comentarios 87 lecturas versolibre karma: 100

Olas negras

Rezar
Envueltos en perfume,
Aunque no sepamos
De qué va;
Aunque estemos hechos
De la esencia de las nubes.

Soñar,
Fundirse con las luces,
Aunque nos gobierne la oscuridad.
Cortar nuestras raíces,
Saltar desde las cumbres,
Hacia la inmensidad,
Aunque no sepamos volar.

Girar,
Darle la vuelta
A todas las cruces,
Pues no saben orientar.

Vivir,
En una jungla indisoluble,
Entre lágrimas de vidrio,
Entre edificios de cristal.
Entre el mosaico de las almas,
Que se fragmentan en su diversidad.

Navegar,
Mecidos por el oleaje suave,
Caprichoso, del azar.
Llegar a destino o naufragar,
A lomos de una ballena blanca,
Como Ahab.

Somos monstruos de un sueño,
Sobre un Cielo terrenal.

Océanos amándose,
a orillas del mar.

Olas negras,
Densificadas
Por la sal.

Un océano en las cumbres,
Un vacío pleno,
Desde el que contemplar.


@A. Rheinn
Olas negras.
#RheinnPoetry
leer más   
16
14comentarios 91 lecturas versolibre karma: 113

Tú y el cielo. (Días grises)

Días grises
En que miro
A través de la ventana
Y veo el rostro del invierno.

El cielo es asfalto,
Puro cemento;
Por él corren como galgos
Tus recuerdos.

Estilizados,
Bellos,
Dando caza a un conejo blanco
Obsesionado con el tiempo.
Por él corren tus galgos,
A contra pelo,
Siempre en contra de tus deseos.

Recuerdos de lomo brillante,
De pelaje apagado,
Del mismo color que este cielo nublado;
Dulces y heridos
Como tus besos,
Como tus labios;
Veloces y huidos
Como mis sueños,
Lúcidos y ebrios,
Como mis pensamientos
Como mis quiebros.

Tú y el cielo,
Tú, cielo,
Tu cielo,
Es todo lo que pienso,
Es todo lo que siento,
Es todo lo que tengo.
Un par de galgos libres
Cazando en los márgenes de lo etéreo.

Días grises,
Cielo neutro,
Se detiene el tiempo.
Tu rostro, junto a mi amor,
Sumido en el azul de la melancolía,
Mueren eternos;
Se trazan en cúmulos de sueños,
Sin realizar.

Bello y efímero, frío,
Como los reflejos plata de tu pelo negro,
Una luz pura que brilla
En el oscuro rumor de nuestros deseos.

Frío como el hielo,
Puro como cualquier elemento,
Eres un ángel negro
Caído de este Cielo.
"En concreto".

Eres un Sol azabache
En este día gris.
La belleza del amor
Por la herida en cicatriz.

Caída de este cielo
“En concreto”;
Pagaría cualquier precio
Por que fueras mía,
Llevarte lejos,
Muy lejos.

Como Sísifo,
Me llame quien me llame,
No haré ningún movimiento;
Si no es para morir a la orilla
De tu desierto.

Para dibujarme como un trazo en tus manos
Al morir del firmamento,
En nuestro propio infierno
Al atardecer.

Sé uno de mis cielos,
Otra vez.
Sé mi único cielo,
Para que pueda perderme en él.
Sé tú mi océano,
Para que pueda olvidarme de ser.

Por ti
Soportaré el Infierno,
El destierro,
Me ganaré lo absoluto del negro,
Invertiré el cielo para que podamos caer en él,
Sin remordimientos,
Y borraré el significado de la palabra ayer,
No más recuerdos,
Solo un “viviré”.

Llevar el mundo a cuestas,
O esperar el filo de un “Péndulo”
Descendiendo lento hacia mi pecho,
Ansioso por que rasgue mi piel,
Si eres tú, la que duerme en él al anochecer.
Preso en un oscuro agujero.
Como escribió él.

Todo menos esto.
Todo, menos justo esto,
Justo, lo que estoy viviendo:
Tener que escribirte y describirte
Cada día,
Porque no quiero otra cosa que hacer.

Sabiendo que no te tengo,
Que no te tendré;
Sabiendo que no estás tan lejos,
Que te veo,
Pero estás inaccesible, gris;
Traslúcida y borrosa,
Como este cielo de invierno
En Abril.

Como cualquier día
De todo este inv(f)ierno,
Donde todos los días,
Excepto dos, han sido negros.

¿Los buenos?
Ambos lo sabemos.
Cuando mi vida gira
En torno a que tú y yo
Hablemos,
A poner sobre la mesa todo
Lo que no sabemos,
Nuestros sentimientos
Por ejemplo.

Y de vernos...
Pues ya lo sabemos.
No podríamos hablar
Sin ofender a los cielos,
Sin que se llenen de agua los desiertos,
Sin que tantos otros quieran verse muertos.
No podemos...

Demasiados Dioses, semidioses, titanes;
O tu pareja, por ejemplo,
Se morirían de celos.
Se pondrían violentos...
Yo ya tengo mi sitio en el infierno,
¿Pero ellos?

No los veo muy despiertos.
Pues eso, mejor que nos callemos.
Seguiré amándote mientras duren estos cielos.
Seguiré haciéndolo mientras renuncies a cumplir mis deseos.

¿Cuánto hace que no te veo?
Es verdad, maté al tiempo.
Tanto me has olvidado que ya no tengo ni recuerdos.
Por eso los veo corriendo por el cielo,
Como si fueran tus perros;
Dos galgos bellos, grises,
Cielo...

Pero si quieres, hablemos.
Si quieres, nos vemos.
Si quieres, volvemos.
Cuando se trata de ti,
Da igual si acierto,
O a quien cabreo.
No queda otra que hacerlo.
Obedecer tus sueños.
(Yo también soy uno de tus galgos
esperando su pase de subida al cielo,
esperando a ser libre, fuera de los reinos del recuerdo,
yo también soy solo uno de tus perros,
aunque yo no surco el firmamento;
soy solo el halo del desierto.)

La historia de mi vida,
Mi actualidad,
Cuando sois solo tú y el cielo,
Pues nada importa ya.

Tú y el cielo.
Sobre todo,
Cuando combináis perfecto,
Como hoy,
Bajo el gris,
Bajo el cruce recto,
En paralelo
Del color de mi alma y mi cerebro,
Reflejado en tus "te quieros",
Desechos en tus trazos negros,
Entre las dos formas perfectas que más quiero,
Tú, y el cielo.


@A. Rheinn
Tu y el cielo. (Días grises)
#RheinnPoetry
leer más   
16
18comentarios 121 lecturas versolibre karma: 98

Ocean

Bello fuego...
Profundo océano...
El violento ardor de la aniquilación.
El suave mecer de una destrucción acuática.


Azul y rojo;
las llamas contorsionándose
sobre las sombras de tu rostro.

Negro y azul;
te hundes en las profundidades de un océano
que te ama,
al que amas,
porque sabes que en el fondo,
eres tú.

Un oleaje ígneo,
sobre orillas de marfil;
un sucumbir del destino,
en cada incendio que decides sufrir.

Veo el mástil anclado en el puerto...
Nuevamente, te dispones a salir.
Océano y fuego;
un existir complementario,
un siempre decidir.

Abres tus quemaduras en el fuego;
y luego, vuelves a mí.
Sellas tus heridas en la sal del océano,
y luego, te vuelves a ir.

Una eterna lucha entre el mar y el fuego,
cuando uno vela por tus lunas,
y el otro, incendia tu existir.

Sientes miedo de corrientes subterráneas,
de mareas que siempre fluyen en un ir y venir.
Cuando el azul se vuelve negro,
y ni la Luna, brilla por aquí.

Las profundidades y ritmos del océano;
cuando además de amarte y ser bello,
también puede aterrorizarte,
también te puede hundir.

Si no fuera el océano,
sería el eterno náufrago
de una vida sin ti.

Suerte que hace tiempo,
que decidiste por mí.

@A. Rheinn
Ocean.
#RheinnPoetry
leer más   
16
16comentarios 111 lecturas versolibre karma: 109

Dentro del espejo

Seré.

Una fosa
de hueso
blanco.
Un abismo
en tu piel.
Un trazo,
al amanecer.

Carne podrida,
materia
del ayer.


Seré.

Todo
lo que me queda
por ver.
Los miedos,
que no pueda vencer.
Barreras,
que no pueda
romper.
Las veces,
pendientes,
de vivir el Anochecer
y resbalar en tu piel.

Seré.

Tinta roja,
en un negro papel.
Sangre oscura
sobre cada blanco amanecer.
Un seudónimo,
sólo Rheinn.

Frases,
gritos,
llantos,
vencidos al placer.

Seré.

Vaho
en el espejo.
Goteo de miel.
Sangre seca en el suelo,
Sangre coagulada,
En un desierto.

Seré.

Mi verdadero dueño,
Mi verdadero sueño
es:

Antes de ser,
no enloquecer;
y dentro
del espejo,
desaparecer.

no-ser

Seré humo negro
Vaho en el espejo
El susurro de un reflejo
El recuerdo de una tú
Que era yo, que una vez
Me amó.

O al menos, eso creyó -


@A. Rheinn

#RheinnPoetry

Dentro del espejo.

caos bajo el amanecer]
leer más   
18
6comentarios 164 lecturas versolibre karma: 101

Cartas al sentimiento: Miedo

Escrito al miedo:

Pienso llevarte de la mano al cementerio.
Pienso cavar yo mismo el agujero,
y leeré mis propios versos en tu entierro.

No creo que nadie te eche de menos.
Para ser sincero,
hace tiempo que no te quiero;
será porque no te comprendo.

Será porque eres sólo un agujero en el cerebro,
una masa informe y negra,
que vive dentro.

Yo mismo,
te llevaré de viaje,
de vuelta al infierno.
Y no será del que yo vengo.
Será mucho peor,
por ser sólo un sentimiento.

Quizá te vivas a tí mismo,
te mires al espejo, e igual que al tiempo,
te condene a ser humano,
a odiarte eternamente,
como yo me siento.

Será entonces,
cuando me pidas que tape tu agujero.
Será tarde,
y juro que nadie más que yo,
velará tu entierro.
- no pienso ser blando,
te lo prometo -
Más que nada,
porque no eres cierto.

Sólo queda resolver algo:

De qué flores
quieres el centro.
Creo que mis dalias combinarán perfecto
decorando tu agujero,
pues el negro será la única luz que veas,
para que te acostumbres a tu propio nombre,
para que te sientas reflejado, y completo.

Con cariño,
hasta que te meta dentro.
Siento que cada vez, falta menos.

@A. Rheinn
Cartas al sentimiento: Miedo.
#RheinnPoetry
leer más   
15
21comentarios 104 lecturas versolibre karma: 111

Vértigo

¿Qué es
esto que siento?
¿Porqué
este sentimiento?

Ya no es ardor,
lo que llevo dentro;
Ni sangre, lo que mis venas
está recorriendo.

¿Dónde estás miedo?
Ya no escucho
tus lamentos.
Tampoco alumbras mi camino.

Ahora,
que pareces verte vencido,
No queda nada,
sólo el camino.
Y la verdad...
No sé que hacer con él.

Si andarlo,
ponerme a correr otra vez
- como si me persiguiesen,
fingiéndolo tal vez -
o simplemente,
hacerme a un lado;
la verdad es
que estoy cansado de correr.

A veces
me siento joven,
y otras
producto del ayer.

Olvidarte, y con ello
muere la inspiración.
O al menos,
la motivación.

Escribir
era retenerte,
escribir
era tenerte,
Y ahora que tengo que olvidarte,
tengo que obligarme,
ya no puedo pensarte,
ni dejar entrar a tus imágenes.

Tengo que ser yo.
Me odie,
o quiera cambiarme,
He de ser yo.

La mayoría de los días me aburro.
Ha muerto en mí
la ambición,
desde que rompí con tu canción.

El dinero
se convierte en una mera afición,
Para distraerme de una vida que
salvo por dos o tres cosas,
ya no llama mi atención.

Cansado de la ficción.
Que se quede en las novelas.
Parece que ahora
prefiero el realismo.
Tal vez, porque nunca ha sido tu estilo.
Tal vez, porque necesito,
encarecidamente,
encontrarme a mí mismo.

Tal vez, necesito desnudarme,
inmolarme, sólo por esa tendencia...
ya conocida en mí;
Sólo por ese extraño placer...
Que me produce siempre
Asomarme al abismo.

Parece
Que esta vez,
Saltaré.

@A. Rheinn

Vértigo.
#RheinnPoetry
identity ]
leer más   
17
12comentarios 124 lecturas versolibre karma: 101

Karnak

Ciclos que se cierran.
"Certezas",
cobrando entereza en mi conciencia.
Desaparecen los símbolos,
Las imágenes...
La palabra,
los relega.

Palabras
cobrando entereza en mi conciencia
La imagen desmerece su pureza
Letras, lo único que debe formar la sombra
en mi cabeza.
Lo único que debe expresar,
mi naturaleza.

Ella. El motivo de que la tinta
sea el vino de mi mesa.
Desaparecen los símbolos.
Queda el Blanco
Mi Gris
los colores, me recuerdan demasiado a ella
cada oleo me recuerda demasiado a ti
los recuerdos,
las imágenes,
las escenas, no me dejan existir

Su voz,
sus frases,
susurros fugaces,
en momentos de guerra, de paz, voraces;
auditivas inmensidades,
tras una lengua ¿verdades?
El silencio,
El vacío,
desmerece identidades.
Nos congela en frígorificos,
seres, productos individuales.

Que se borren las escenas,
que se borren los trazos,
no caerá esa breva,
los recuerdos,
seguirán acechando,
en sueños, seguirá acechando,
en recuerdos,
me sigue amando.

IMAGO

No puedo seguir con esta demencia,
reteniendo una vida entera,
múltiples escenas,
obras de teatro, baladas, condenas,
todo,
en mi cabeza,
todo, teñido por las rosas de tu mesa.
Ahora,
ya secas. Por sombras desconocidas envueltas.

Se borran...
Como huellas en la arena
Como el agua en una ciénaga
Como la luz, en la oscuridad
Se borran...
Las escenas
Las imágenes
Se apagan nuestras velas

Mis recuerdos, seguirán...
Mis recuerdos, me atormentarán
Sabores que disfruto en el paladar,
saben a vainilla,
a tequila,
a cerveza,
a salmón,
a tus labios,
rojos, negros, ebrios de pasión.
Siempre entreabiertos, siempre abiertos,
para perderme yo.

Los recuerdos, seguirán.
Se borra Ella.
Me borra ella.
Lo que retengo en mi cabeza no es más que la imagen proyectada de una belleza, de un amor, una personalidad, una proeza, que nunca existió.
Lo que amamos,
no es más que una ilusión.
Metemos en ello
lo que la IMAGO deseó.

Perdemos.

Las palabras,
la tinta,
la expresión de mi condena,
destino sabido,
infierno, reservado el sitio,
va,
quien demonios quiere ascender al olvido.
Nunca mejor dicho,
color rojo,
cito.
Yo ya sé cual es mi sitio.
Está en el bardo,
precioso infinito.

Las curvas, esos círculos, me recuerdan sus caderas,
las vueltas, su sensualidad.
Vuelvo a las rectas,
y no es sólo por cambiar.
Vuelvo a las rectas,
trato de reconstruir un Karnak personal.

@A. Rheinn

#RheinnPoetry

Karnak.

IMAGO] "amar a una imagen de la realidad"
leer más   
16
10comentarios 111 lecturas versolibre karma: 98

Ónice

Vivimos,
amamos,
nos decepcionamos.
Recaemos en los negros y los blancos del hábito,
en los contrastes y claroscuros del pasado.

Vivimos,
amamos,
lloramos.
Y volvemos a intentarlo.

La tenacidad,
nuestro legado.

¿Qué buscamos?

Que la vida sea algo,
Que el corazón sirva para amarlo,
Que la vida corresponda a lo que deseamos.

Vivimos,
amamos,
soñamos.
Y la realidad, se sienta a nuestro lado.
Nos quita la venda y nos coge del brazo,
y nos empuja a la inmensidad, a un universo congelado,
que nos desgarra como un puñal, porque es cierto.

Tras empujarnos,
nos recoge, nos arropa,
y nos vuelve a despertar con un puñetazo.
Tendidos en el suelo,
noqueados,
volveremos a soñar;
con el amor,
con la amistad,
con arraigar,
y seguirán siendo sueños,
nada más.

Nuestro legado,
la tenacidad.

@A. Rheinn

#RheinnPoetry

Ónice.
leer más   
13
10comentarios 107 lecturas versolibre karma: 95

"Arcos de tiempo"

Arcos de tiempo
que traen comprensión.

Disparada en flechas;
directas, al corazón.

Arcos de tiempo,
flechas de comprensión,

golpes de intervalos distorsionados,
que traen luz,
a la razón

@A.Rheinn

"Arcos de tiempo"

#RheinnPoetry
leer más   
15
13comentarios 104 lecturas versolibre karma: 95

"Leitmotiv"

Cielos bruñidos
En oro
Líquido,
Al despertar
Del día.

Mañanas,
Que se incineran
Con intensidad.

El deseo de existir,
Pintado en los cielos.
Dibujado,
En la dispersa línea
De las nubes.

Cielos bruñidos
En oro
Líquido,
Al despertar
Del día.

Y una inmensidad
Anaranjada,
Que aviva el deseo
De vivir.

Como hace tiempo,
Lo hacía el amor,
Lo hacía el deseo
De tus llamas;
Sobre mi.

Constantes
Cambios...
En la estructura
De un leitmotiv.

@A. Rheinn
#RheinnPoetry
13
5comentarios 85 lecturas versolibre karma: 115