Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Cambia el flujo y otra vez a la contra

El vértigo de mi aliento al tuyo.
Las lágrimas derramadas
son de tristeza y no de rabia.
Ya no odio todo lo que construyo,

no me sienta como una cárcel el mundo
y la salida fácil es la misma entrada.
El vacío del pecho se cambia con la asfixia
que mi cuello sufrió entre los muros

de la cárcel donde soy preso y carcelero
adónde busqué para mí un refugio
que no encontré y fue solamente veneno

en un cristal opaco que se volvió turbio.
Ya no tiro por la borda todos mis remos
aunque no se pueda ir en contra del Danubio.

etiquetas: refugio, veneno, danubio, soneto, rabia, asfixia
4
sin comentarios 48 lecturas versoclasico karma: 44