Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El Refugio del Poeta

Va agonizando el poeta
y con sangre en el tintero
fundió el alma con sus letras
en sus pergaminos viejos.

Cada palabra libera,
cual puñalada certera,
a su alma prisionera
con grilletes y cadenas.

Por cada vez traicionado
una gota carmesí,
incontables van pasando,
no parecen tener fin.

Olvidando la razón
y por mente el corazón,
va gritándole al papel
todo aquello que guardó.

Maldiciones reprimidas,
emociones refrenadas,
confesiones nunca dichas,
pasiones encarceladas.

Deja que sangren tus poros
y escribe cual alquimista
transmuta el dolor en oro
redactando tu poesía.
19
8comentarios 100 lecturas versoclasico karma: 91