Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Email sin remitente

Querida R, A veces al sentarme en esta playa en la que mi espíritu dilapida parte del día y pongo la radio permitiendo a mis pensamientos volar. Algunas veces viajo hacia el futuro, recojo los sueños que todavía anhelo y ansias que gota a gota dejado subyugar. Otras tantas me pierdo por el capítulo de la novela que nunca escribiré, transformando vivencias propias y de extraños en aventuras de héroes y villanos.
Al final de la excursión, alcanzo la puerta de tu recuerdo, acaricio su superficie de su madera mohosa y con herrumbre. Mis manos se posan sobre la cerradura oxidada que no abrí, me siento afuera, en las verjas del jardín que construimos para trazar alguna breve nota destinada a tus pupilas.
Hoy, sin embargo, esta canción www.youtube.com/watch?v=Cj9EWvCBVZE
me impulso a tu mirada y unos profundos deseos de llorar se agolpa en la sombra de mi espectro.

Te amo, aunque me estés olvidando poco a poco.
F.
5
2comentarios 42 lecturas versolibre karma: 72
#1   Graciass.
votos: 0    karma: 20
#2   #1 De nada
votos: 0    karma: 19