Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Ha muerto Panero

Ha muerto la boca rugiente,
la mano rebelde,
el poema demente
que hirió a la moral
bajo un cielo de pólvora,
llanto y tiro en la espalda.

Ha muerto la sangre febril
del alma maldita,
la pluma vehemente
mojada en el fuego,
pura estricnina en noches
de rimas y mirlos
e inodoras Flores del Bien.

Ha muerto el loco
que hablaba solo
en su celda psiquiátrica,
el mismo que quiso
hacerle un catéter
al niño de nunca jamás
pretendiendo traer los aromas
que alguien nos roba
a punta de tiempo.

Ha muerto Leopoldo María Panero,
y repiran dudosas conciencias,
molinos de viento,
el traje impoluto de los domingos.

Ha muerto el poeta,
mas no su saliva
llenando las frentes sombrías
de clara verdad
y honesto vivir.

Tras la valla del muro,
alejado,
fue el más sensato
de los desheredados,
el diente afilado,
el miembro erecto
del verso del mundo,
la voz que gritó:

"Hembra que entre mis muslos callabas
de todos los favores que pude prometerte
te debo la locura".
17
8comentarios 106 lecturas versolibre karma: 111
#1   Ha muerto el poeta,
mas no su saliva

Compañero me ha encantado
votos: 1    karma: 29
#2   Muchas gracias, Sarr.
votos: 0    karma: 9
#3   Muy Panero..... me ha gustado mucho. Todo el poema te lleva inevitablemente a él. Buen poema!
votos: 1    karma: 29
#4   ¡Qué grande el "tío" Panero!
votos: 1    karma: 29
#5   Muda me he quedado! Un precioso poema!!
votos: 1    karma: 17
#6   ¡Qué halago, Ana!
votos: 0    karma: 10
#7   Gran poema homenaje, un trabajo para compartir
votos: 1    karma: 27
#8   Me alegro que te guste, Grillo. Un abrazo.
votos: 0    karma: 12