Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Hacia la mar

Cuando la mar te llame
acógela,
sumerge sus ribetes verdes
en tu regazo blanco de esperanza.

Ella te conoce,
mujer de historias y candelas,
ella te espera,
mujer de cintura encrucijada,
mujer de aire y temporal.

Cuando la mar te llame
contesta a su clamor con tus suspiros,
y resta su agonía
para sumar con tiento
en los resquicios de su costa,
sobre el puerto,
bajo las corrientes que dominas,
mujer de estigmas.

Cuando te acaricie elevarás el vuelo
con el cabello recogido
y la mirada abierta,
con alas de recuerdos
de extremidad de seda,
con la poesía envuelta entre las telas
de tu Mundo cubierto a tiempo lento.

Pintarás con tus dedos huellas
de amante de proverbios,
trazos blancos en tus playas,
rayas que hasta el horizonte alcancen,
pintarás con serenidad tu estela.

Serás tú,
desde tu soledad descalza,
calma entre los nidos de sus grietas,
la que eleve con sus manos
las caídas estrellas,
la ventura de los astros.

Cuando la mar me llame
nadaré con nuevas aletas viejas,
remaré con presentes viejos remos,
ausente en los minutos
fundidos como cera.

Resbalará el agua entre mis manos,
capturaré sus gotas nómadas,
recogeré la brisa tibia
en el horno de mi pecho,
la libertad de temporal alborotando
la oscuridad revuelta
de nuestro vendaval secreto.

Seré yo
longevidad de frases sueltas
entre la sal de marejadas,
con el Sur entre mis cejas,
y tus estrellas
los círculos concéntricos del tiempo.

Seré yo
en la espesura de las algas
enredadas en mis brazos,
cuerda dúctil que me aferra a las ideas
de mil nudos amarrados
a las nuevas experiencias.

Seremos la anciana mar
de pausado nuevo paso,
calmo clamor antiguo renaciendo.

etiquetas: mar, amor, mujer
15
4comentarios 58 lecturas versolibre karma: 122
#1   Bellísimo.Un saludo José.
votos: 1    karma: 40
#3   #1 siempre gracias Alexa.
Un abrazo.
Paz y bien.
votos: 0    karma: 20
#2   Hermoso, se siente como si uno estuviera en algún muelle, contemplando el agua serena, a punto de partir hacia algún lugar remoto o ignoto, como "La isla desconocida", de Paulo Coelho. Mi más sentidas felicitaciones por tan magnífica descripción. Hasta pronto.
votos: 1    karma: 40
#4   #2 el mar es para mí la visión que más se acerca a la idea de infinito y de naturaleza ilimitada. Ante el somos nosotros,. diminutos y también gigantescos.
Un gran abrazo. Siempre me agrada tu visita.
Paz y bien.
votos: 1    karma: 40