Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Idolatrías. (los labios pintados del absurdo)

Decirte lo que no quiero
o contar lo que tu deseas,
que yo diga para por ti
y no por mí, entumecidas
palabras en un cristal roto
y poder satisfacer
a tanto afán
de tantos huesos vanos
indiscriminados y lerdos.

Amantes sin escrúpulos
de mariposas amarillas
de un tal
Mauricio Babilonia*.

Comentarte los entresijos de
brillos en espejismos.
Intríngulis manifiestos
de millones de espejos
hermanos, o primos,
cuando menos.
La mayoría de ellos rotos
y vueltos a pegar
con místicos relatos de amor
o con superglú del todo cien
de la acera de enfrente.

Contarte que conté los platos
del platero de la cocina
de un dios pagano, bien vestido,
habitante asiduo del tubo 6
de Ammonia Avenue.
Y que al octavo día de la semana
siempre vuela por el Barbershop
de Penny Lane Street...

Enredado en sus batallas perdidas.
(Recontando, alegre y saltarín
sus montones de risueños muertecitos)

...y faltaba uno, que no volví
a encontrar en ninguna parte.
Quizá fue ferozmente tirado a la basura
o irremediablemente escapó,
(huyendo de si mismo)
o de los atroces mordiscos del gato-perro,
por debajo de la puerta,
y fue a tomar café, escondiéndose
de mi presencia.

Hablarte por fin, de algo con sentido
(como si me fuera posible)
y explicarme en vago idioma.
No te fijes en la letra escrita.

Viváceos batiburrillos con máscara
diabólica de algún carnaval veneciano.

Recomendarte, querid@ compañer@
de viaje, que fijes tu atención
en el blanco del papel.

Lo estudies, lo pienses o no, un rato,
y saques mis propias conclusiones.

Laberinto amorfo de cuentos sin hadas
para perderse en el rabillo de la Q.
Y encontrar la paz
(aunque no esté permitido)
En el . final.

Pido perdón
al dios pagano de la letra.
Algún día de interminables
horas curvas
le rezaré un soneto esdrújulo,
en una preciosa tarde
de candelabro y requiem.

Ni pagándome con oro
me confieso.

Porque no sé.



* Cien años de soledad.

Imagen: Portada del disco Ammonia Avenue de The Alan Parsons Porject.
11
4comentarios 72 lecturas versolibre karma: 108
#1   Amigo, escribes de una forma que me atrapa. Es difícil no seguir leyendo cuando empiezas.

Comentarte los entresijos de
brillos en espejismos.
Intríngulis manifiestos
de millones de espejos
hermanos, o primos,
cuando menos.
La mayoría de ellos rotos
y vueltos a pegar
con místicos relatos de amor
o con superglú del todo cien
de la acera de enfrente.

Maravilla. Feliz día!!!
votos: 1    karma: 39
#2   Muchas gracias Hortensia. Un honor que te guste. Muchisimas gracias. Un abrazote. y que pases también un buen día!!
votos: 1    karma: 39
#3   Maravilloso poema Jose... es como adentrarse en un viaje por la sinrazón más absoluta. Echaba en falta este fantástico mundo tuyo surrealista que tanto me gusta. Un abrazo.
votos: 1    karma: 38
#4   Me alegro que te guste Carmen. Muchas gracias, saludos.
votos: 0    karma: 19