Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Insectario

El apartamento es pequeño,
lo sé,
aún así el pasillo parece no tener fin,
lo ando, ando, ando,
siempre girando en ángulo recto,
siempre subiendo y bajando,
aunque no haya escaleras,
andando sobre un suelo de mosaico
sin fregar,
de baldosas arabescas, quebradas,
rotos por los que adentrarse
como por una puerta abierta,
empujado por la curiosidad y el miedo
de visitar la consulta del dentista.
Hace años que vagabundeo
por mi pequeño apartamento
y todavía hoy me confundo,
tres veces he pasado ya por la cocina,
he acabado en el salón,
veinte fotos cuelgan en sus paredes,
alienadas, enmarcadas,
veinte retratos de los propietarios,
antiguos, viejunos,
son rostros verdosos, fluidos,
tienen todos ellos rostros de larvas,
todos iguales, y todos distintos,
los retratos familiares así colgados
parecen pequeños insectarios
de un museo de ciencias naturales.
Sigo caminando,
otra grieta, otra puerta,
escaleras que suben, suben una planta,
una segunda, y hasta una tercera.
El apartamento sólo tiene un piso,
lo sé,
pero yo ya he subido tres,
hasta donde la bruma y vació
gatea sobre las baldosas de arabescos,
donde ronronea el aire espeso,
se acurruca contra mis piernas,
y maulla,
maulla el aire húmedo
repleto de sardinas, que arde,
es una fogata, una barbacoa
de mil escamas centelleantes,
están pegadas como si fuesen cuerpos siameses,
una pared de pescado chamuscado
en un patio de pupitres vacíos
vigilados por la mirada triste de una vaca,
el tubo digestivo desnudado de una paloma disecada
le hace de corbata.
Al fondo un tatuador en traje gris rodeado de papeles
el brazo, me exige,
el brazo le ofrezco,
x1244913S
así me matricula, esta es mi matrícula,
grabada en el reverso de la mano.
Se retira,
me retiro,
me divido
sin multiplicarme
en un intento de existir como juventud sin vejez,
de vida sin muerte,
de cucharas de aceite bajo la lengua,
de días de retención
sin orinar
por probar remedios
contra la nostalgia.
El apartamento es pequeño,
lo sé,
aún así el pasillo parece no tener fin,
lo ando, ando, ando.


*
10
13comentarios 114 lecturas versolibre karma: 92
#1   A través de tus versos he sido capaz de caminar por ese apartamento... Un saludo
votos: 1    karma: 40
#7   #1 Gracias Aurora. Saludos de vuelta.
votos: 0    karma: 20
#2   No me preguntes por qué, no podría responder, pero este poema me ha recordado a la película "The Cube", no sé si la has visto , es claustrofobica, ciclica, y te habla de la condición humana. Tu poema me ha llevado a todo ello..............igual la hora que es me está influyendo jajajaja {0x1f602}
De cualquier forma me ha encantado. Un abrazo {0x1f600}
votos: 2    karma: 59
#8   #2 Ay, si que la vi, pero hace ya de eso muchos años, cuando todavía era jovencito :-) No me acuerdo mucho pero si de la sensación de angustia de tener que salir de ese laberinto al que habían ido a parar sin lógica alguna... a veces la vida se parece un poco a eso, ¿no? Nos encontramos en medio de dilemas y atrapados por situaciones que no sabemos ni de donde vienen.

Un abrazo compañera, buen domingo de tostada, mermelada y zumo de naranja :-)
votos: 1    karma: 40
#3   Es sumamente asfixiante.

Es como un negativo quemado de una fotografía. Es un papel tostado y despegado de la pared. A veces, para hacer arte, no es necesario halagar el gusto y representar algo precioso; el arte arranca sentimientos al espectador/lector, y eso es lo que hacen estas líneas que nos has escrito.

Líneas que enajenan. Líneas que piden salir volando. Que piden brillo a raudales. Que piden renovación. Piden magia.

Alex, para mí a veces llega a ser sobrecogedor. Me dan ganas…   » ver todo el comentario
votos: 2    karma: 59
#9   #3 Gracias Jana por esa puerta a selvas, y campos abiertos por los que corres... que necesarias son esas escapadas, se agradece mucho esa puerta que con el sólo deseo de enviarse ya se ha enviado y se ha abierto :-)

La vida a veces en detalles pequeños, a veces en cosas más grandes, nos atrapa momentáneamente y parece agobiarnos, y nos envuelve en un halo irreal del que parece que no podamos salir, situaciones a las que se llega sin quererlo ni desearlo, e incluso sin comprender como…   » ver todo el comentario
votos: 1    karma: 39
#4   Dios Alex!!!!
Cómo puede haber tanto y tanto en ese apartamento de una planta !!!

Que manera más original de transmitir la angustia de un sentimiento desbordante que se ha multiplicado en infinitas sensaciones y transmitirlas tan maravillosamente entre símbolos y metáforas tan impactantes como brilllantes !!!!

Fantástico !!!!!

Mil aplausos a tu poesía ! {0x1f618}
votos: 2    karma: 59
#10   #4 Jajaja, si pequeñito pero con muchas grietas llenas de mundos pequeñitos, es un piso fractal que puede extenderse hasta el infinito!! :-) Si nos hiciésemos pequeñitos el mundo nos parecería tan inmenso... uno a veces escribiendo se agobia, o se agobia momentáneamente y le da por escribir, a veces es difícil saber que va antes, posiblemente el agobio me precipita a escribir.

Muchas gracias por esos aplausos y besitos, ahí van de vuelta en una mañana de domingo radiante. Que pases un hermoso día!!
votos: 1    karma: 40
#5   Tu avatar dicta: "me resulta usual desconocerme en cada uno de mis intentos escritos, así que he decidido seguir sorprendiéndome y desconocerme aún más si cabe."

Estoy leyendo tu poema al tiempo que digiero un sandwich de queso y un café, y en uno de esos bocados me pasó lo que dice tu avatar, te desconocí o no se si te descubro en cada escrito, pero es tremenda la forma en que clavas con alfileres esas imágenes grises y obscuras a modo de collage... Abrazos hermano... mi sombrero {0x1f3a9}
votos: 1    karma: 39
#11   #5 Ah compañero, me sabe mal que leyeses un texto así mientras disfrutabas de un sandwich, espero que la próxima vez que te pille comiendo sea algo más bello que acentúe el disfrute de la comida :-)

Muchas gracias por tu comentario compañero, se agradece mucho una lectura tan apurada y detallada, aunque sea en compañía de un bocadillo y un café ;)

Abrazo amigo, que tengas un muy buen domingo!
votos: 0    karma: 20
#6   Tremendo, angustioso... agobiante y sin salida.
Has construído y transmitido un pasillo que se estira y que te obliga a caminar por él, asumiendo que no hay otro lugar posible.

Muy bueno! Felicidades!
votos: 1    karma: 38
 *   Galilea Galilea
#12   #6 Gracias Galilea, justo eso que dices, a veces uno se agobia, se encierra y le cuesta ver que existen otras realidades o posibilidades y se queda allí un tiempo, dando vueltas, como un animal encerrado en una jaula, aunque tenga la puerta abierta...

Un abrazo, que tengas un bello domingo!!
votos: 1    karma: 38
#13   Sumamente agobiante... en un pasillo que no te lleva a ninguna parte porque no va a parar a ningún lugar, como cuando entramos en esa desesperación momentanea que decora las paredes de nuestros pasillos interiores con lo peor de nosotros mismos. Pero finalmente siempre se acaba encontrando la puerta entreabierta que nos devuelve el oxígeno y nos reconcilia con nosotros mismos. Muy buen poema!
votos: 1    karma: 39