Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La otra boya

Al inocente que mete la pata
le atiza una legión de samaritanos,
a veces,
tras un buen acuerdo se entierra de silencios,
que en silencio
ha de reconocer dónde vio el baldón de la tarde.

De sus polillas caminan a paso de funeral
armados de una cruz de espinas,
y en retaguardia
una maratón de somnolientas hormigas
desnudan sus hábitos
de costumbre

entonces,
escoger uno a uno,
quemarlos públicamente,
mientras
una lágrima cae de miedo, cuerpo a tierra.

Que después en una hoguera
las almas juntas no se reconocen,
ni siquiera
mirando su pasado;
detrás, a espaldas de lo infinito
un santo funge de secretario
o de traductor
qué más da.
12
8comentarios 69 lecturas versolibre karma: 128
#1   Que gran poema ……… Felicitaciones Martín.
votos: 1    karma: 40
#4   #1 Muchas Gracias Cleme por tu siempre presencia.

saludos

Martín Renán
votos: 1    karma: 40
#2   Magnifico! !
votos: 1    karma: 40
#5   #2 Muchas gracias Marta por estar .

saludos

Martín Renán
votos: 1    karma: 40
#3   Saludos cordiales y felicitaciones por compartir su interesante obra.
Profundidad del tema, estilo flexible, efectividad en su léxico y equilibrio expositivo entre fondo y forma.
Gracias por compartirlo. Reciba usted mi amistad y respeto.
votos: 1    karma: 27
#6   #3 Mi amistad y respeto amigo Joel.

saludos

Martín Renán
votos: 0    karma: 20
#7   Vaya todo lo que dicen estos versos ...

Me encanta cómo lo has bordado

Felicidades !!
votos: 0    karma: 20
#8   #7 Muchas gracias @rebktd por tu visita.

saludos

Martín Renán
votos: 1    karma: 40