Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La silla y tu sombra

Las cenizas se van elevando.
El viento, me doy cuenta,
arroja lo viejo,
me obliga a retroceder.
Usamos la escobilla para simular,
la montañita se forma lentamente.
Te digo que sí
pensando en el silencio perdido.
Soy cruel mirando el sol,
el humo,
la necesidad de huir.
¿Qué preferís?
¿La ilusión de mi caricia,
la leve imaginación que agoniza,
o la realidad?
Le doy otra oportunidad al misterio,
entro a pesar de tanto frío.
Con los primeros pasos,
el ruido de fondo,
la casa deshabitada
y una puerta que otra vez se va a cerrar
conmigo del lado que más duele,
acá, mirando el mismo piso de siempre,
pienso en volver.
Extraño el calor de tu soledad.
La silla y tu sombra quedan
tan lejanas como la última vez.
Tomados de la mano,
no importó todo aquello que,
quizás,
pasó.
7
4comentarios 85 lecturas versolibre karma: 91
registro de eventos del poema
no hay registros
registro de cálculos de karma