Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Martes y trece

Frenética explosión de pupilas alargadas, maullidos a la luna sobre sendas vallas, una verde y otra azul.

Ronroneos convertidos en arañazos al aire, les merma la vida que muerden, no importa perderla si es a base de lamer heridas.

Es la suya. De las seis restantes sobran colchones de paja y nidos vacíos. Sobran sombras. Sobran frenos. Sobran veloces caídas.

Dos gatos que se miran. Ocho patas almohadilladas, las que antes tocaban el lomo y hoy, sólo ruinas.

Suavidad de oscura turba en la medianoche. En el filo del muro serpentean los cimientos el uno del otro. Jardines colgantes de Babilonia, terrazas de betún y agua.

Ingrávidos, saltan a la noche. Al espejo cobalto, al martes y trece, a las escaleras de mano, a la sal en la mesa, a sus pechos negros.

No importan las malas lenguas y las supersticiones. Les basta con rondarse, les basta con dilatar pupilas, rozar la piel y erizar el pelo. Les basta con guardar entre maullidos algún "te quiero".

etiquetas: gatos, y, noches
9
12comentarios 101 lecturas versolibre karma: 108