Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

No te equivoques

Soy la mesa del rastrillo
que nunca ofrece nada
abro corazones con pestillo
apago con soplidos velas apagadas

Culmino la montaña cuesta abajo
acabo lo que nunca termino
pienso en ti camino del trabajo
me pierdo siempre en el mismo camino

Cada noche apago mis sentidos
enciendo cigarrillos encendidos
sin empezar, yo ya me doy por vencido
la verdad, no quiero nada más contigo.

etiquetas: pequeña, descripción, de, un, atormentado
10
2comentarios 55 lecturas versolibre karma: 97