Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La noche que me enseñó a temblar

Rodeado de hienas,
Aunque muchos seamos ciervos,
Juntos Dominaremos la noche,
Risas y carcajadas
Ahogamos en esta jarra
Qué se congeló por los hechos,

Observó desde la ventana,
Y la furia de la frenada
Se marca en tu carretera.
Ya puedo oler en el aire
La pólvora que se quemara,
Por el martillazo de ese Lucero.

Quizás no sea el único, son tres...
Los otros apagados oscuramente,
Las crías correrán por la llegada
De los leones de este circo
Ambicioso, macabro y rodeado del mal,
El león agitó su melena ...

Dos estrellas se reflejaron
En el farol de esta esquina,
El eco de los rugidos enmudeció este paraíso,
Arrancaron el dedo con el que señalas,
Atravesó tu pierna trasera,
Y aquel rebote... mi corazón lo vio de reojo,

En shock queda el instante,
Los ojos se secan,
El líquido rosáceo que Barre el suelo
Se convertirá en abono,
Y yo aquí... Solo puedo observar,
Mis piernas no paran de tiritar,
En esta noche, que me enseñó a temblar.

etiquetas: noche, disparos, relato
3
3comentarios 42 lecturas versolibre karma: 32
#1   "Observó desde la ventana,
Y la furia de la frenada
Se marca en tu carretera.
Ya puedo oler en el aire
La pólvora que se quemara"
votos: 0    karma: 20
#2   hermoso poema
votos: 1    karma: 28
#3   #2 ¡Muchas gracias! Un abrazo grande
votos: 0    karma: 8