Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

¡Oh, madre!...

¡Oh, madre, dulce madre, del fondo de los tiempos
siento que entre el murmullo de las hojas me llamas!
Sobre la cripta negra de la sagrada tumba,
se deshoja la acacia al soplo del otoño
y sus ramas agita, tu voz acompañando...
Ellas se mecerán y tú dormirás siempre.

Cuando muera, querida, no llores a mi lado;
pero al sagrado tilo arráncale una rama,
ponla en mi cabecera y entiérrala conmigo
y que sobre ella corra el llanto de tus ojos;
un día llegará a dar sombra a mi tumba...
La sombra crecerá y yo dormiré siempre.

Y si acaso ocurriese que muriéramos juntos,
que no nos lleven nunca al triste cementerio,
que caven nuestra tumba al borde de un arroyo,
que nos coloquen juntos en un mismo ataúd;
así te quedarás apoyada en mi hombro...
Siempre llorará el agua y dormiremos siempre.

etiquetas: mihai, eminescu
10
8comentarios 72 lecturas versoclasico karma: 126
#1   ¡Oh, madre, dulce madre, del fondo ... un comienzo magnífico, todo sentimiento a mi entender. un saludo
votos: 1    karma: 39
#2   #1 Gracias.
votos: 1    karma: 39
#3   En este solaz domingo me entregue a tu poema e historia. Saludos y buen día
votos: 1    karma: 39
#4   #3 Gracias.
votos: 0    karma: 19
#5   Ah Eminescu! Investigué un poquito sobre él y recuerdo este poema.... es hermoso. Me pareció muy intenso, con todo el amor que una madre merece. Gracias por compartirlo! Abrazo!
votos: 1    karma: 39
#6   #5 Gracias a ti por leerlo, es muy bueno. Ha sido traducido a más de 60 idiomas entre el cual también el castellano, una suerte la verdad. Tiene muchos buenos, por no decir todos. ¡Un beso!
votos: 1    karma: 39
#7   Me pareció leer a uno de los clásicos. Hermoso poema
votos: 1    karma: 39
#8   #7 Si lo es. Gracias.
votos: 0    karma: 19